Influencia de color y música en centros de trabajo

Gerencia de personal. RRHH (Recursos Humanos). Entorno laboral. Condiciones laborales. Ambiente. Efectos psicológicos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


UNIVERSIDAD DE VIÑA DEL MAR

CONTADOR AUDITOR

INFLUENCIA DE LOS COLORES Y LA MUSICA

EN EL LUGAR DE TRABAJO

Influencia de color y música en centros de trabajo


Introducción

La música puede ser una fuente de sonido del entorno laboral. Este factor es uno de los menos estudiados en los ambientes laborales. Hay que destacar que la música puede ayudar a crear ambientes favorables de trabajo y en otros puede ser motivo de distracción, de abandono de la tarea, de la disminución en el rendimiento.

Algunas personas disfrutan con sonidos de alta intensidad al escuchar música, pero en general un sonido evaluado como excesivo resulta molesto. La música es considerada como ruido solamente si no gusta.

Los colores, así como la música tienen un papel muy importante en la manera como se concibe nuestro entorno más próximo, de modo que este aspecto no puede ser desatendido en el ambiente laboral. Examinar la incidencia que tiene en el entorno laboral, sin embargo, no ha suscitado mucho interés a lo largo de estos últimos años. La exposición cotidiana a todo tipo de colores y de sus usos más o menos apropiados favorece o dificulta una atmósfera laboral más segura, más equitativa, y más eficiente, hechos que inducen a pensar que el estudio de este factor es muy importante.

El color en las artes es el medio más valioso para que una obra transmita las mismas sensaciones que el artista experimento frente a la escena o motivo original; usando el color con buen conocimiento de su naturaleza y efectos y adecuadamente, será posible expresar lo alegre o triste, lo luminoso o sombrío, lo tranquilo o lo exaltado, etc.

Nada puede decir tanto ni tan bien de la personalidad de un artista, del carácter y cualidades de su mente creadora como el uso y distribución de sus colores, las tendencias de estos y sus contrastes y la música que en ellos se contiene.

El color en la arquitectura y decoración se desenvuelve de la misma manera que en el arte de la pintura, aunque en su actuación va mucho mas allá porque su fin es especialmente especifico, puede servir para favorecer, destacar, disimular y aun ocultar, para crear una sensación excitante o tranquila, para significar temperatura, tamaño, profundidad o peso y como la música, puede ser utilizada deliberadamente para despertar un sentimiento. El color es un mago que transforma, altera y lo embellece todo o que, cuando es mal utilizado, puede trastornar, desacordar y hasta anular la bella cualidad de los materiales más ricos.

El color, como cualquier otra técnica, tiene también la suya, y esta sometido a ciertas leyes, que conociéndolas será posible dominar el arte de la armonización, conocer los medios útiles que sirven para evitar la monotonía en una combinación cromática, estimular la facultad del gusto selectivo y afirmar la sensibilidad.

El hogar de nuestros días no solo requiere color para embellecer y animar, sino color que resuelva las necesidades psicológicas de quienes vivan con él. La elección del color esta basada en factores estáticos y también en los psíquicos, culturales, sociales y económicos.

El nivel intelectual, el gusto de la comunidad, la localización y el clima también influyen en la elección del esquema y asimismo la finalidad o propósito de cada pieza. Pero entre todos estos factores del color, quizás sea el más importante el psicológico, ¿por qué nos alegra, inquieta, tranquiliza o deprime un determinado conjunto o combinación cromática? Un ejemplo: El color de un edificio es como el envase o presentación de un producto que actúa en estimulo de la atención y para crear una primera impresión, favorable o negativa.

Los colores del interior deben ser específicamente psicológicos, reposados o estimulantes porque el color influye sobre el espíritu y el cuerpo, sobre el carácter y el animo e incluso sobre los actos de nuestra vida; el cambio de un esquema de color afecta simultáneamente a nuestro temperamento y en consecuencia a nuestro comportamiento.

El color es luz, belleza, armonía y delicia de la vista, pero es sobre todo, equilibrio psíquico, confort y educación.

Los Colores

1. Colores, Seguridad y Trabajo.

Los colores pueden ayudar a identificar las zonas de peligro, proyectos de tráfico, equipos de incendio y seguridad (color rojo para equipo de protección contra incendios, color amarillo para equipos de seguridad y primeros auxilios). También puede ser de gran ayuda para enfocar la atención sobre los elementos críticos del campo visual; influyendo en el conocimiento de las zonas de peligro y la fácil identificación de los equipos contra incendio, reduciendo indirectamente la frecuencia de los accidentes y la gravedad de las desgracias. El equipo de trabajo puede pintarse con diferentes colores, la parte móvil que trabaja con un color que contrasta con el resto de la máquina, las áreas de peligro que pinten de forma más destacada (rayas de color brillante), los cuerpos de las máquinas se deben combinar con el color del fondo de las paredes o del techo. Los aparatos de control deben mantener un agudo contraste con el cuerpo de la máquina de manera que el usuario pueda localizarlos y usarlos con la mínima dificultad. Los colores asimismo deben proporcionar una luz sin resplandor. Las paredes y los techos deben reflejar una cantidad adecuada de luz sin producir resplandor ni un contraste indebido, dependiendo del trabajo y de la adecuación de la iluminación. También depende del color del material con el cual se trabaja. Los tonos más oscuros producen la ilusión de acercar las paredes a los techos. Los tonos más claros producen la impresión de mayor espacio y ventilación. Y, por último, proporcionar un descanso visual a quienes están trabajando, permitiéndoles apartar momentáneamente la vista de su trabajo.

A menudo la fatiga excesiva de los ojos, que puede causar gran tensión nerviosa y otros desórdenes serios, proviene del esfuerzo involuntario y constante del ojo por adaptarse a contrastes de color perjudiciales. No basta que haya luz suficiente en una sala de trabajo. Es preciso que tanto la luz como los colores estén debidamente dispuestos.

En numerosas industrias en las que el blanco y el gris dominaban sobre los muros, al pintarlos de color verde pálido se ha comprobado que la atención visual de los obreros se hacía más regular, con menos fatiga, lo que significaba mayor producción y mejores resultados económicos.

En cierta oficina en que predominaba el color verde todo allí era equilibrio, productividad y buen talante, pero bastó pintar las paredes de color rojo para que surgieran discusiones, agresividad y descendiera la eficacia del personal.

Al parecer, existe una relación entre los colores y los ruidos. Bioquímicos rusos han realizado experiencias sobre el comportamiento de ruidos y colores en el organismo y una de sus conclusiones es que determinados colores reducen el impacto del ruido ambiental. Según ellos, los colores fríos, como el azul y el añil, presentan una capacidad de absorción de ruidos fuertes e intensos, por lo que tales colores debieran ser preferidos en talleres excesivamente ruidosos.

El Instituto de Investigaciones del Color, de Estados Unidos, ha llegado a sugerir que algunos colores favorecen las ventas. Así, el color rosa es el mejor para los cosméticos; el verde, para la joyería, y el rojo, para los juguetes.

En unas escuelas suizas se sustituyo el encerado negro y el yeso blanco por una pizarra verde y clarión amarillo. Además del efecto calmante obtenido, fue notable el progreso en la retención de las explicaciones desarrolladas en aquella.

En la mayor parte de clínicas y hospitales, el color blanco o marfil de las paredes y de las prendas de vestir de médicos y enfermeras ha sido sustituido por el color verde. Con ello el ambiente es más clamado e incluso los cirujanos trabajan con mayor seguridad.

Pero hay más: La "Panamerican Airways" descubrió que se daba una mayor proporción de mareos en los pasajeros de aviones cuya decoración era de color amarillo o naranja. El problema fue resuelto adoptando el azul o el verde pálido tanto para asientos y almohadones como para la pintura interior de los aparatos.

El ejemplo ha sido seguido por los diseñadores de autobuses y vagones de ferrocarril.

En todos los ambientes, la buena disposición de luz y colores es de mayor importancia.

2. Color y Rendimiento

No hay mucho conocimiento sobre el efecto que provoca este factor sobre el rendimiento. Recogiendo las aportaciones de algunos teóricos, se indica que un gran contraste de colores en los ambientes laborales puede afectar directamente el rendimiento visual cuando se diferencian colores. Estos pueden influir en el estado de ánimo de las personas. Si se relacionan con el rendimiento, este aspecto puede tener efectos negativos en la realización de la tarea. Los colores se asocian con un estado de ánimo concreto. Los que se encuentran del lado rojo se consideran calientes, excitantes, los del lado verde y azul, frescos, tranquilizadores. Las personas se mueven con mayor rapidez, hablan con mayor animación en un ambiente en que predomina el color rojo.

3. Clasificación de los colores

Los colores están clasificados en grupos de cálidos (amarillos y rojos) y fríos (verdes y azules). El fundamento de esta división radica simplemente en la sensación y experiencia humana más que en una razón de tipo científica.

Colores cálidos:

Los colores cálidos en matices claros: cremas y rosas, sugieren delicadeza, feminidad, amabilidad, hospitalidad y regocijo y en los matices oscuros con predominio de rojo, vitalidad, poder, riqueza y estabilidad. Por asociación la luz solar y el fuego al rojo-anaranjado, al amarillo, etc.

La distinción entre colores cálidos y colores fríos es bastante corriente. Los términos "cálidos" y "fríos" apenas se refieren a los tintes puros, parecería que el rojo es un color cálido y el azul es frío. Los dos términos parecen adquirir su significado cuando se refieren a la desviación de un color dado en la dirección de otro color.

Un amarillo o un rojo azulado tienden a ser fríos, como también un rojo o un azul amarillento. Por el contrario un amarillo o azul rojizo parecen cálidos. El que determina el efecto no es el color principal, sino el color que se desvía ligeramente de él. Un azul rojizo parece cálido, mientras que un rojo azulado, parece frío. La mezcla de dos colores equilibrados no manifestaría claramente el efecto. El verde, mezcla de amarillo y azul, se aproximaría más al frío, mientras que las combinaciones del rojo con el azul para dar el púrpura, y con el amarillo, para dar el anaranjado , tenderían a la neutralidad o a la ambigüedad.

4. Test De Los Colores

Los psicólogos están de acuerdo en que los colores afectan la sensibilidad e influyen en el comportamiento. La preferencia por un color o por otro, o por las diferentes combinaciones de unos y otros, permite hacer un retrato psicológico bastante fiel. Basado en este principio, el siguiente test trata de revelar el carácter, según edad y sexo.

Color Preferido y Valoración

Hombres de menos de 30 años:

VIOLETA Seductor y, a veces, indiferente. Fácil éxito entre las mujeres.

INDIGO (café) Audaz. Facilidad desconcertante para ganar y gastar dinero.

AZUL Inventivo. La indolencia impide obtener el éxito bien merecido.

VERDE Jugador. Espíritu práctico que permite crear rápidamente una buena situación.

AMARILLO Espíritu brillante pero superficial. Necesidad de una mano que le dirija firmemente.

NARANJA Artista. Gusto por la decoración. Afeminamiento.

ROJO Mal dominio de las pasiones. Capacidad de sacrificarse por los amigos.

BLANCO Brusco e intransigente. Prejuicios. Generosidad.

NEGRO Nerviosismo pero autodominio. Espíritu de iniciativa.

Hombres de más de 30 años:

VIOLETA Idealista. Desarmado ante la vida. Habla poco pero escucha bien, calidad bastante rara.

INDIGO Orgullo. Sangre fría. Buen amigo y temible enemigo.

AZUL Extravagancia, sobre todo en las artes. Extrema independencia que a veces perjudica.

VERDE Irritabilidad. Aparente maldad, debida a no saber dominarse.

AMARILLO Buen conversador que se apropia de las ideas ajenas. Sentido de los negocios.

NARANJA Autoritarismo y orgullo. Desarrollado sentido de la justicia.

ROJO Voluntad tenaz. Dedicación plena al hogar o al trabajo.

BLANCO Galantería. Excelente mayordomía. Viviendo en el presente, permanece atado al pasado.

NEGRO Egoísta que sabe dominarse. Eterna interrogación por todo.

Mujeres de menos de 30 años:

VIOLETA Distante pero fiel. Espíritu más formado que las mujeres de esta edad.

INDIGO Equilibrio pero a veces arranques súbitos. Capacidad mediumnica.

AZUL Afectuosidad, adicción. Independencia extremada que a menudo perjudica

VERDE Desorden. Muchas ideas pero sin saber realizarlas adecuadamente.

AMARILLO Espontaneidad y audacia. Necesidad de prudencia en momentos graves.

NARANJA Celos. Gusto muy pronunciado por la familia y la infancia.

ROJO Exuberancia. Extroversión. Afición por la danza y la música rítmica.

BLANCO Soñadora, sentimental. La timidez impide vivir los sueños.

NEGRO Orgullo. Necesidad de ser notada. Gran sinceridad de sentimientos.

Mujeres de más de 30 años:

VIOLETA Avidez por la cultura. Independencia. Preferencia por los hombres mayores.

INDIGO Inteligencia y facilidad de asimilación. Poco interés por los hombres.

AZUL Coquetería y algo de misticismo. Preferencia por los intelectuales más que por la gente sentimental.

VERDE Impulsividad. Entrega profunda, pero desgraciado quien nos engañe.

AMARILLO Glotonería, sensualidad y alegría. Buenas disposiciones para el teatro.

NARANJA Originalidad. Gran actividad que conduce a amar a varios hombres a la vez.

ROJO Despilfarro y pasión. Rechazo de la infidelidad en cualquier dominio.

BLANCO Espíritu lógico. Examen del pro y el contra antes de emprender cualquier cosa.

NEGRO Cinismo y diplomacia. Elegancia y distinción.

5. Los colores como tratamiento

Mucho antes que la ciencia reconociera la influencia que ejercen sobre los cuerpos los rayos ultravioleta e infrarrojos, hubo terapeutas que trataron ya a sus pacientes con la ayuda de los colores.

Decía Hipócrates que "el ser humano debe armonizar espíritu y cuerpo". Hoy, algunos adeptos de la Medicina Natural, los cromo terapeutas, siguen este precepto procurando devolver a sus pacientes el equilibrio alterado. Para ello utilizan la Cromoterapia, método suave que es como si pulsaran las diversas "cuerdas" del arco iris, según las necesidades de cada caso.

Estando, según Albert Einstein, en estrecha relación la energía y la materia, no debería sorprender que las longitudes de ondas emitidas por los colores puedan tener efectos tanto psíquicos como físicos.

En el límite de lo psicológico y lo fisiológico, es decir, en toda la serie de fenómenos nerviosos que se traducen por disposiciones e impresiones psíquicas, es bien sabido que el color azul induce a la relajación y al reposo; el verde, a la calma y al equilibrio; el rojo, al trabajo y a la acción.

En una clínica maternal de Mónaco se ha observado que los nacidos prematuros prosperan de manera más satisfactoria cuando son mantenidos en una incubadora iluminada con color rojo-morado, es decir, el color del medio prenatal.

Diversas observaciones permiten llegar a la conclusión de que los colores pueden muy bien jugar un papel importante, como en realidad así hacen, en el dominio de la salud y la enfermedad.

Otro hecho conocido es que la luz solar es un agente terapéutico, un bactericida de primer orden y que las superficies iluminadas con sus rayos son rápidamente liberadas de los microbios que podrían contener.

Es bien sabido que la luz del día, incluso velada por las nubes, se halla compuesta por todos los colores, armónicamente reunidos para ejercer poderosos efectos vivificantes sobre todos los organismos. Es por esto que toda materia viva, para mantenerse en buen estado, necesita mucha luz. Sin embargo, no es prudente exponer el cuerpo a todas las radiaciones solares sin tomar algunas precauciones. Debido a las condiciones poco naturales en que los seres humanos nos hemos acostumbrado a vivir, hemos adquirido una sensibilidad que nos obliga a dosificar las intensidades a las que nos exponemos, a fin de no desencadenar reacciones capaces de comprometer el equilibrio físico o psíquico. Por ejemplo, para tomar baños de sol hay que hacerlo progresivamente y, en algunos casos, incluso pueden estar contraindicados.

Del mismo modo, la aplicación de diversos colores puede tener indudables repercusiones que, debidamente dosificadas, serán de gran efectividad.

Técnicas de Cromoterapias

A menudo combinadas, las herramientas que utiliza el cromo terapeuta son los rayos de luz coloreada, el agua solarizada, la elección de alimentos según su color, la coloración ambiental, los vestidos, etc.

Luz Coloreada

Como se comprenderá, el color es sensación, pero sobre todo luz, es decir, energía radiante que viaja por el espacio en forma de ondas electromagnéticas variables en dimensión, intensidad y frecuencia.

En un departamento a oscuras, el paciente es expuesto a la luz coloreada de una lámpara cromoterápica o de un simple proyector de diapositivas, relajándose y concentrándose a la vez sobre el color aplicado y sobre la parte tratada.

Pero su aplicación, los crome terapeutas disponen de diversos dispositivos ópticos provistos de filtros especiales con los que es posible utilizar las distintas longitudes de onda de los diferentes colores del espectro luminoso visible, al objeto de tratar problemas estéticos o relacionados con el estrés y las deficiencias energéticas.

En el campo de la medicina estética se obtienen efectos óptimos sobre acné, estrías, piel grasa, arrugas, eritrosis, etc. En el caso de la celulitis, el masaje bajo luz azul resulta menos doloroso y se obtienen resultados inmediatos y controlables desde la primera aplicación.

Cromoterapia Medica

Desde el punto de vista médico, tres colores son eficaces en el tratamiento de enfermedades crónicas: rojo, azul y amarillo.

El color rojo, color cálido, debe ser utilizado cuando hay atonía del organismo; es excitante y estimula la circulación sanguínea. Puede ser beneficiosamente empleado para activar el aparato digestivo y contra depresión nerviosa, hipocondría, melancolía, neurastenia y parálisis parciales o totales. En cambio, agravaría las enfermedades contraídas por mala aplicación del color azul.

El amarillo y el naranja, dos colores alegres y vitales, son igualmente estimulantes, eficaces y se utilizan en problemas de hígado, intestino, asma, bronquitis crónica, estreñimiento debido a vida sedentaria, hemorroides, gota y reumatismo crónico.

El verde es un color analgésico, que se puede utilizar para calmar todo tipo de dolores y neuralgias. Ayuda a tratar la hipertensión, la gripe, y las inflamaciones genitales. Ha logrado notables efectos en ciertas psicopatías, así como en la furunculosis, la incontinencia de orina, la sífilis y el cáncer.

El azul, color frío, refrigerante, sedante, antibiótico y astringente es preconizado en los estados febriles e inflamaciones producidas por gérmenes: sinusitis, laringitis, amigdalitis, así como para combatir insomnios, terrores nocturnos en la infancia, neuralgias intercostales, cefaleas, disentería y cólera.

El color violeta tiene las mismas indicaciones que el azul. Además es eficaz contra la anemia.

El púrpura tiene su principal acción sobre los riñones y pulmones.

El índigo, mezcla de azul y rojo, está indicado en los problemas respiratorios.

Se recomienda en la neumonía, las bronquitis con tos seca, asma y dispepsia crónica.

El ultra-violeta, de reconocidas propiedades antimicrobianas, es utilizado para la esterilización de algunos alimentos y del agua. Puede ser útil en hiperexcitabilidad nerviosa.

Otro punto a considerar es el de la intensidad de la fuente luminosa, al mismo tiempo que el color, y esto es particularmente importante en el tratamiento de los tumores. El color azul es el que posee un mayor poder de inhibición. En la oscuridad, aplicando luz azul, los tejidos normales se desarrollan moderadamente, mientras que los tejidos neoplásicos dejan de desarrollarse.

La Cromoterapia ha sido y es todavía una técnica empírica, pero gracias a estudios serios se están elaborando medidas precisas para poder sacar de los colores todo el partido terapéutico que es de esperar.

6. Cromoterapia Ambiental

Es innegable que el entorno donde se vive, del que los colores forman parte integrante, actúa grandemente sobre la calidad de vida. De ahí la conveniencia de aprovechar las reglas de la Cromoterapia para contribuir también en el aspecto ambiental a la necesaria armonía. Por esto, los decoradores que conocen bien su profesión toman en cuenta los consejos de los psicólogos, a fin de proporcionar el más armónico ambiente en las instalaciones de sus clientes. Algunos de estos consejos son los siguientes:

En La Vivienda

Lo primero que se tiene en cuenta es la división de los colores en cálidos y fríos, considerándose opuestos o complementarios entre sí:

  • Amarillo y azul ultramar.

  • Naranja y azul turquesa.

  • Rojo y verde esmeralda.

  • Violeta y verde vegetal.

En decoración es imprescindible no olvidar este efecto: el amarillo, por ejemplo, adquiere más intensidad al ser colocado junto al azul; el rojo, junto al verde; por lo que no se debe tomar un color considerándolo aisladamente, sino estudiando la intensidad que adquirirá según tenga que ir junto a una u otra tonalidad.

No todas las habitaciones admiten el mismo tono de color. Ello depende de la orientación y del uso que se vaya a hacer de las mismas. En general, se aconseja lo siguiente:

  • Pasillos: Deben predominar los colores cálidos.

  • Comedor: Mezcla de colores cálidos y fríos.

  • Estancia: Deben predominar los colores cálidos.

  • Dormitorios: Deben predominar los colores fríos.

  • Cocina: Mezcla de colores cálidos y fríos.

Hay una cierta tendencia a que las paredes y el mobiliario de la cocina sean de color blanco. El blanco evoca orden y limpieza, pero es un color frío, monótono, desmoralizador.

¿Significa esto que tendrían que usarse en la cocina vivos colores? No, esto sería caer de un exceso a otro: los colores cálidos, demasiado excitantes, pueden provocar a la larga fatiga nerviosa. Lo mejor es una combinación armónica de tonos claros, luminosos y suaves. Por ejemplo, si las paredes son blancas o de color crema, el mobiliario podría tener matices pastel (verde, amarillo y azul). Inversamente si las paredes son de color pastel, el mobiliario podría ser blanco. No es aconsejable que las baldosas de las paredes tengan contraste de colores, como por ejemplo blanco y rojo o blanco y negro; la persistencia de estos dos valores opuestos se traduce en fatiga ocular.

Por los que respecta a las habitaciones, algo que hay que tener muy en cuenta es la personalidad de quienes vayan a utilizarlas. Si se trata de personas nerviosas o irritables, deberá darse preferencia a matices pálidos y colores calmantes. Si por el contrario tienen que habitarlas personas indolentes y melancólicas, un exuberante rojo o una mezcla de colores brillantes podrá animar su espíritu.

La elección del color para el cuarto de baño es particularmente delicada. El tono del maquillaje puede ser alterado por el reflejo de unas paredes de color demasiado vivo. Si el suelo es de color claro, las paredes y puertas podrían ser de color rosa y dejar los colores vivos para cortinas, toallas y demás accesorios. Si el suelo es de color oscuro, las paredes y puertas podrían ser de color amarillo, y blancos los aparatos sanitarios y demás accesorios.

Iluminación

Es así mismo de gran interés para el decorador tener en cuenta, al elegir los colores que se han de combinar, los cambios de intensidad de luz que se producirán en cada habitación, pues según la intensidad de luz cambiará el color. He aquí el coeficiente de reflexión de diversos colores a la iluminación natural media:

  • Cadmio: 80%

  • Amarillo y verde: 60%

  • Salmón: 40%

  • Siena: 35%

  • Naranja 32%

  • Púrpura y carmín: 30%

  • Bermellón: 25%

  • Rojo y escarlata: 20%

  • Azul: 16%

  • Violeta: 12%

No es lo mismo que la iluminación sea natural o artificial y, en esta última variaran los colores según la clase de foco que los ilumine.

La Música

Este aspecto se relaciona directamente con el enmascaramiento auditivo. Se habla de enmascaramiento auditivo cuando una señal auditiva es enmascarada, tapada o disfrazada por otra. Algunos autores sostienen que el enmascaramiento auditivo viene a ser una buena explicación de los resultados de los estudios que indican que el ruido continuo puede causar disminuciones en el rendimiento humano. Un autor ilustra uno de los posibles efectos del enmascaramiento sobre el rendimiento, a saber, que el ruido puede enmascarar al discurso interior de la persona. De la misma la manera, que el ruido se superpone a las palabras habladas también puede ocultar el diálogo interior, en que las personas se inmiscuyen al ejecutar tareas de índole verbal.

Se subraya la posibilidad de que la música afecte positivamente en ciclos de trabajo cortos y repetitivos, convirtiéndose en un factor de agradabilidad ya que provoca en los trabajadores la sensación de un transcurso de tiempo más rápido. De otro modo, el mismo autor apunta la relación directa que existe entre las actitudes hacia la música y el rendimiento en periodos musicales. Hay que indicar que existe la posibilidad de que haya personas a quienes les puede molestar este tipo de factor en el trabajo. Por consiguiente, en ese momento, la música hará que se desarrolle de forma incorrecta la tarea a realizar. Cuando la música distrae a quien trabaja y esta persona no desea trabajar, la gente describe esta distracción como deseable.

Se dice que algunas investigaciones mostraron que cantar y escuchar música con un ritmo dinámico incrementa la productividad. También se encontró que la música agradable hace que las personas estén más alegres y que el entorno laboral sea más divertido. Otras investigaciones indican que en las fábricas la música puede o no puede aumentar la productividad.

En las oficinas la música puede facilitar las tareas de vigilancia, aunque puede ser distractora para algunos; de cualquier modo, las personas dicen que la música ayuda a crear una atmósfera agradable, lo que asegura que estará siempre presente en lugares de trabajo.

Influencia de color y música en centros de trabajo

Se puede concluir con certeza cuál es el tipo de música deseada para la producción. A un grupo de personas que se les hizo el estudio eligieron la música popular. En otros estudios se consta que el tipo de música no incide directamente sobre el rendimiento, ya que, aunque se estudiaron diferentes ambientes musicales, los efectos provocados sobre la ejecución de las tareas no difirieron demasiado, existiendo en primer lugar una preferencia por selecciones vocales de los Beatles o los Brother Fores (1966).

Conclusión

Pude comprobar que para trabajar, además de considerar lo básico en cuanto a seguridad, ambiente (ventilación e iluminación), etc. los colores y la música tienen una importancia relevante, parece increíble pero de acuerdo a las investigaciones éstos pueden influir en los estados de ánimo.

En algunas investigaciones se pudo determinar, que para algunas personas la música hace que se vuelvan más productivas, si ésta es agradable y alegre, y con volumen moderado.

La iluminación y el color son en locales industriales o comerciales y en lugares públicos, donde más se ha reconocido su influencia. Hoy se admite que hay colores que ayudan y dan seguridad en el trabajo. El acondicionamiento del colorido de las fábricas disminuye muy notablemente el número de accidentes industriales.

2