Infecciones respiratorias agudas

Virus. Neumonía. Otitis. Población en riesgo. Aspectos Clínicos. Diagnóstico. Tratamiento. Complicación. Programa de control

  • Enviado por: Carla Montaño Saavedra
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

IRAS

Definición

Las infecciones respiratorias agudas (IRA) son padecimientos infecciosos de las vías respiratorias con evolución menor a 15 días y en ocasiones se complican con neumonía. Las IRA constituyen un importante problema de salud pública.

Agente etiológico

Estas afecciones pueden ser producidas por Adenovirus y el Virus Sincitial Respiratorio, los virus de influenza, fundamentalmente de tipo A al subtipo H3N2, que pueden producir complicaciones en el adulto mayor y en menores de cinco años.

En los menores de 5 años, el 95% de los casos de IRA son de origen viral, las complicaciones son la otitis media y neumonía se agrega la etiología bacteriana.

Infecciones Respiratorias Agudas
Etiología

Entidades clínicas más frecuentes

Virus

Bacterias

Rinofaringitis

Faringoamigdalitis Congestiva

Rhinovirus

Influenza

Parainfluenza

Adenovirus

 

Faringoamidalitis Purulenta

Adenovirus

S. pyogenes

Otitis media

Influenza

Parainfluenza

S. pneumoniae

H. influenzae

M. catarrhalis

Neumonía

Influenza

Parainfluenza

Adenovirus

S. pneumoniae

H. Influenzae

S. Aureus*

K. pneumoniae*

Huésped

Población en general con predominancia en niños pequeños y ancianos

Vector

La vía de contagio es aérea, pero no existe un vector especifico.

Reservorio

En las infecciones humanas el principal reservorio es el hombre infectado. Las

aves han sido fuente de todas las cepas que circularon hasta el presente y son el

reservorio natural de todos los subtipos que pueden infectar al hombre. Los

cerdos pueden ser intermediarios de nuevos virus influenza humanos.

Fuente de infección

  • Contaminación ambiental dentro o fuera del hogar
  • lugares de concentración como teatros, cines, estancias infantiles, etc.
  • personas enfermas de IRA
  • Piso de tierra en la vivienda

Modo de transmisión

El modo de transmisión es por aerosoles, vale decir por vía aérea, siendo los estornudos una de las rutas de transmisión en el contagio de persona a persona. Recordemos que estas secreciones y las gotitas que se forman en el estornudo son ricas en virus, por ende, se facilita la transmisión Otro modo de contagio es a través de las manos que podrían estar contaminadas con las secreciones llenas de virus.

Periodo de incubación

Este período puede durar de 1 a 3 días

Distribución geográfica y frecuencia

La enfermedad se presenta en forma de pandemias, brotes epidémicos, y

También con casos esporádicos. Las tasas de ataque en períodos epidémicos son

menores al 20% en comunidades grandes, pero de alrededor del 50% en

Comunidades cerradas. En zonas templadas su presentación como epidemia

ocurre durante el invierno. Los virus pueden co-circular o presentarse en

diferentes picos epidémicos

En México en el año de 1997, la neumonía ocupó el 3er lugar como causa de muerte en la población infantil con 5,375 defunciones (tasa de 199.2 por 100 000 NVR), y en los preescolares la tasa fue 12.5 por 100,000.

En Chile, la neumonía es la primera causa de mortalidad infantil tardía y las Infecciones Respiratorias Agudas constituyen la primera causa de consulta y hospitalización pediátrica. Entre estas infecciones, la neumonía y el síndrome de obstrucción bronquial son las más graves y se presentan especialmente durante el invierno, atacando con especialmente a lactantes, niños y adultos mayores.

Población en riesgo

  • Edad. La frecuencia y gravedad son mayores en menores de un año, y especialmente en los menores de dos meses de edad
  • Bajo peso al nacimiento
  • Ausencia de lactancia materna
  • Desnutrición
  • Infecciones previas
  • Esquema incompleto de vacunación
  • Carencia de vitamina A
  • Ancianos

Aspectos clínicos

Generalmente estas afecciones son leves. Principalmente producen fiebre de 38 ó 39 grados, malestar general, dolores articulares, dolor de cabeza y puede llegar hasta una sensación de mucho cansancio, fatiga. Este cuadro dura de cinco a siete días.

Si esta situación se prolonga hay que evaluar algún tipo de complicación en el paciente, o quizás este tiene una base alérgica importante —asma, bronquitis—o está inmunodeprimido.

El cuadro clínico que está produciendo actualmente la gripe está caracterizado por fiebre elevada, malestar general, mucho dolor de garganta, con ardor (sensación de quemazón en la garganta), con mucha tos irritativa al inicio, y dolores articulares generalizados. En las primeros 48 a 72 horas aparece una sensación de la expectoración, con una tos menos irritante y la impresión de que se están desprendiendo todas las secreciones del árbol respiratorio.

En los niños sucede este mismo cuadro de fiebre elevada y malestar general. No existen casos complicados pero sí una tos persistente durante las primeras 72 horas.

Y en el anciano debe tenerse mucha vigilancia porque el cuadro viene modificado, no es como el del adulto más joven, que refiere los síntomas. Aquel empieza a encontrarse adinámico, inapetente, se guarda más de lo habitual en la cama. Entonces hay que pensar en una infección respiratoria que puede estar asociada inclusive a una neumonía.

Diagnostico

Debido a la elevada frecuencia de las IRA y al número de episodios mal diagnosticados y tratados es necesario unificar los criterios que faciliten su manejo.
para el diagnostico las IRA se clasifican en:

Clasificación

Signos y Síntomas

IRA sin neumonía

Tos, rinorrea, exudado purulento en faringe, fiebre, Otalgia, otorrea, disfonía y odinofagia.

IRA con neumonía leve

Se agrega: taquipnea (menores de 2 meses más de 60X', de 2 a 11 meses más de 50x' y de 1 a 4 años más de 40 x')

IRA con neumonía grave

Se agrega: Aumento de la dificultad respiratoria, tiraje, cianosis y en los menores de 2 meses hipotermia.

Diagnostico diferencial

De las infecciones respiratorias crónicas, para esto es primordial establecer el tiempo de aparición de los síntomas.

Tratamiento

Tratamiento para niños con IRA sin neumonía

·  Incrementar ingesta de líquidos

·  Mantener la alimentación habitual.

·  No suspender la lactancia al seno materno.

·  Si hay otorrea: limpieza del conducto auditivo externo con mechas de gasa o tela absorbente, tres veces al día. No aplicar gotas óticas.

·  Control del dolor y el malestar general, con: acetaminofen 60 mg/kg./día por vía oral, divididos en cuatro a seis tomas. No usar ácido-acetil-salicílico o vasoconstrictores nasales

·  Control de la temperatura con medios físicos cuando es menor de 38° C

·  No aplicar supositorios para la fiebre, en menores de un año.

·  No utilizar antitusivos o antihistamínicos

·  Si existen factores de mal pronóstico, revalorar en 48 horas.

·  Instruir a la madre en el reconocimiento de los signos de alarma.

·  Revisar la Cartilla Nacional de Vacunación y aplicar las dosis faltantes.
·  Evaluar el estado nutricional, registrar peso y talla, Cartilla Nacional de Vacunación.

§  Antibióticos: pacientes con rinofaringitis, faringitis congestiva, laringitis y bronquitis (no prescribir antibióticos ya que son de origen viral)
§  Pacientes con faringitis purulenta: administrar penicilina benzatínica combinada, para mayores de 30 Kg. administrar 1 200 000 UI, y en menores de 30 Kg. 600,000 UI I.M. en dosis única

§  Otitis media aguda y sinusitis: administrar trimetoprim con sulfametoxasol 8/40 mg/kg/día V.O. en 2 dosis (cada doce horas por siete días o amoxicilina 40 mg/kg/día V.O. en 3 dosis (cada 8 horas) por 10 a 14 días

·  Revalorar en 24 horas, o antes si se agrava.

Tratamiento de neumonía leve, sin factores de mal pronóstico.

·  Tratamiento ambulatorio (no hospitalizar)
·  Antibiótico: trimetoprim con sulfametoxasol 8/40 mg/kg/día, dividido en 2 tomas, cada 12 horas, 7 días V.O. o bencil penicilina procainíca 400 000 UI, cada 24 horas, por 7 días. I.M

·  Incrementar ingesta de líquidos.

·  Alimentación habitual, en pequeñas fracciones, más veces al día.

·  Control de la temperatura con medios físicos cuando es menor de 38° C. Se administrará acetaminofén 60 mg/kg./día V.O. dividido cada 6 horas sin pasar de 5 dosis al día cuando la temperatura es mayor de 38° C.

·  En caso de sibilancias: salbutamol jarabe 0.2-0.3 mg/kg/día en tres tomas, V.O. En el menor de un año valorar la respuesta en una a dos horas. Si es positiva, continuar con salbutamol; si es negativa, suspender. En mayores de un año continuar

·  Educación a la madre para que sea capaz de reconocer signos de alarma.Si identifica alguno de los signos indicarle que acuda de inmediato a la unidad de salud.

·  Revalorar en 24 horas, o antes si se agrava.

Tratamiento de neumonía leve, sin factores de mal pronóstico.

·  Tratamiento ambulatorio (no hospitalizar)
·  Antibiótico: trimetoprim con sulfametoxasol 8/40 mg/kg/día, dividido en 2 tomas, cada 12 horas, 7 días V.O. o bencil penicilina procainíca 400 000 UI, cada 24 horas, por 7 días. I.M

·  Incrementar ingesta de líquidos.

·  Alimentación habitual, en pequeñas fracciones, más veces al día.

·  Control de la temperatura con medios físicos cuando es menor de 38° C. Se administrará acetaminofén 60 mg/kg./día V.O. dividido cada 6 horas sin pasar de 5 dosis al día cuando la temperatura es mayor de 38° C.

·  En caso de sibilancias: salbutamol jarabe 0.2-0.3 mg/kg/día en tres tomas, V.O. En el menor de un año valorar la respuesta en una a dos horas. Si es positiva, continuar con salbutamol; si es negativa, suspender. En mayores de un año continuar

·  Educación a la madre para que sea capaz de reconocer signos de alarma.Si identifica alguno de los signos indicarle que acuda de inmediato a la unidad de salud.

·  Revalorar en 24 horas, o antes si se agrava.

Tratamiento de neumonía grave o leve, con factores de mal pronóstico

·  Envío inmediato al hospital más cercano, donde se instalará el tratamiento adecuado

·  Traslado con oxigeno si es necesario (4 a 6 litros por minuto)

Complicaciones

Una infección respiratoria aguda mal cuidada, fundamentalmente en niños pequeños y ancianos, puede producir una neumonía y poner en riesgo la vida del enfermo.

Definición de caso sospechoso

Enfermedad respiratoria aguda febril ( mayor de 38 °C), con

mialgia o postración, acompañada de tos y/o dolor de garganta, en ausencia de

otro diagnóstico confirmado: pueden clasificarse.

1.- Caso Leve: La presencia de uno o más de los siguientes síntomas o signos: Secreción nasal, obstrucción nasal. Garganta roja. Tos, Ronquera.

2.- Caso Moderado: La presencia de uno o más de los siguientes síntomas o signos: Dolor y/o secreción de oídos. Garganta con puntos o placas de pus. Ganglios palpables y dolorosos en el cuello. Frecuencia respiratoria de 50 a 70 por minuto.

3.- Caso Grave: La presencia de uno o más de los siguientes síntomas o signos: Aleteo nasal. Retracción (tiraje) Intercostal y/o Subestemal, Quejido respiratorio. Estridor, Cianosis, Frecuencia respiratoria mayor de 70 pulsaciones por minuto.

La presencia de una de las siguientes manifestaciones generales determinan que el caso se clasifique como grave: Niño menor de un mes con IRA moderada. Desnutrición grave. Deshidratación. Rechazo de liquido en últimas doce horas. Agitación (Irritabilidad) interna. Postración intensa. Palidez intensa.

La fiebre puede estar presente en cualquier caso de IRA. No es indicativo de gravedad.

Definición de caso confirmado

Caso sospechoso con confirmación de laboratorio por el

aislamiento de virus de la influenza o detección de antígenos virales de

secreciones faríngeas y/o nasales o por conversión serológica específica entre

sueros de fase aguda y de convalecencia

En Caso de sospechar de una faringitis se puede cultivar un frotis de exudado faríngeo en busca del estreptococo continúa siendo el «estándar de oro»; sin embargo no es del todo adecuado, ya que si bien es un procedimiento sencillo a nivel hospitalario no lo es tanto en el consultorio

Vigilancia epidemiológica

Llevar un control adecuado de casos de infecciones respiratorias, tomando en cuenta que cada edad las necesidades y/o problemas de salud son diferentes por cuanto la de elección temprana de infecciones, tanto leves como graves es primordial en el éxito del Programa IRA

Mejoramiento de conocimientos, actitudes y práctica del equipo de salud que ejecuta el IRA, al igual de la familia que acude a los establecimientos de salud comunitaria.

Involucrar a la comunidad, en especial a las madres en la participación directamente de las actividades del programa es de especial importancia.

Promover entre los organismo Gubernamentales colaboración en labores de masificación de la información para brindar orientación a la comunidad para lograr efectividad en la lucha contra el IRA.

Intensificar los esfuerzos de control ambiental para combatir la contaminación del aire domiciliario a través de estrategias que involucren los organismos gubernamentales, no Gubernamentales.

Recabar la colaboración de médicos y trabajadores de salud de nivel primario, político, planificadores y del público en general para que se adhiera a los principios y práctica de los programas de control de IRA.

Fomentar programas de investigación locales para evaluar y mejorar estrategias del Programa IRA.

Programa de control

  • Promover la lactancia materna durante los primero 4 a 6 meses y complementaria, después de esta edad
  • Vigilar y corregir el estado nutricional
  • Cumplir con el "Esquema Nacional de Vacunación de acuerdo a su edad
  • No fumar cerca de los niños
  • No quemar leña o usar braseros en habitaciones cerradas
  • Evitar cambios bruscos de temperatura
  • En época de frío, mantenerse abrigados
  • Comer frutas y verduras que contengan vitaminas "A" y "C"
  • Tomar abundantes líquidos
  • Evitar el hacinamiento
  • Ventilar las habitaciones
  • Fomentar la atención médica del niño sano.
  • En relación a la influenza existen medidas generales de prevención y otras específicas. Entre las generales enfatizamos las de higiene personal, pues el enfermo debe cubrirse con un pañuelo la boca y la nariz al estornudar y al toser. Y por supuesto, no encontrarse junto a ancianos, embarazadas y niños para evitar que ese contacto estrecho traslade a la otra persona sana el virus de la gripe. Aunque esto es difícil de hacer en el hogar, debemos tratar de evitar el contacto directo con las personas más vulnerables.

    Existen otras medidas más específicas: no deben utilizarse por lo general antibióticos, solo si son indicados por el médico para las complicaciones o en la faringoamigdalitis. También se recomienda tomar mucho líquido y guardar reposo físico durante los primeros dos a tres días.

    La vacunación antigripal se usa en el mundo, especialmente en las personas inmunodeprimidas, con enfermedades que puedan debilitarlas ante el virus.

    También se pueden utilizar antivirales en situaciones de brote para prevenir la infección