Infarto agudo de miocardio

Psicofisiología. Salud. Cardiología. Enfermedades coronarias. Factores de riesgo. Desencadenantes psicológicos. Repercusiones. Rehabilitación cardiaca

  • Enviado por: Yeb
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 18 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Infarto Agudo del Miocardio

Psicofisiología

Contenidos

Introducción.........................................................................................................3

Infarto agudo del miocardio..............................................................................4

Factores de riesgo...............................................................................................5

Desencadenantes psicológicos y el infarto agudo al miocardio.................7

Repercusiones psicológicas y psicosociales después del IAM......................9

La reincidencia en el IAM ................................................................................11

La rehabilitación después del IAM y consejo cardiológico.........................13

Intervención integral post-infarto.....................................................................13

Rehabilitación física post-infarto agudo al miocardio..................................14

Beneficios de la rehabilitación cardiaca.......................................................16

Actividades a evitar..........................................................................................16

Conclusión..........................................................................................................17

Bibliografía..........................................................................................................18

Introducción

“Cualquier sensación psíquica que se acompaña de dolor o gozo, esperanza o temor, causa una emoción que llega a afectar al corazón”.

Al corazón se le ha atribuido casi una personalidad propia, convirtiéndose en “el órgano rey”, siendo el lugar donde radican las emociones y los sentimientos, le damos la cualidad de amar y odiar. Siendo así sería ilógico pensar que los aspectos psicosociales no llegan a afectar tanto nuestro funcionamiento, como su enfermar y también con en las intervenciones terapéuticas.

Por ello la psicología se ha preocupado cada día mas por la salud cardiovascular y la relevancia de los factores psicológicos en la etiología, mantenimiento, recaída y mortalidad cardiovascular, así como la importancia de que la mayoría de estos determinantes se pueden prevenir. .

La rehabilitación cardiaca es un proceso multifactorial que incluye entrenamiento físico, educación y consejos con relación a la reducción del riesgo y cambios en el estilo de vida, y uso de técnicas de modificación de la conducta. La rehabilitación cardiaca debe ser integrada dentro de los cuidados integrales de los pacientes cardíacos. Los objetivos principales de la rehabilitación cardiaca son mejorar el estado fisiológico y psicosocial del paciente.

Infarto Agudo del Miocardio.

La cardiopatía isquemica es la causa de mortalidad más común en el mundo occidental. En Costa Rica en los últimos años, las enfermedades del aparato circulatorio se han convertido en un problema de salud pública. Para 1998 la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares fue de 11,2 por 10 000 habitantes. El primer lugar por causa específica lo ocupa la enfermedad isquémica cardiaca con una tasa de 5,4 por 10 000 habitantes, donde el infarto de miocardio ocupa cerca del 50% de las muertes en este grupo. Casi la mitad muere antes de llegar al hospital cada año.

El Infarto Agudo al Miocardio (IAM) es una necrosis producida por la falta de irrigación sanguínea al tejido. El corazón, al igual que los demás músculos del cuerpo, necesita oxigeno, este obtenido a través de  los vasos sanguíneos, los cuales le proveen sangre oxigenada.  Los vasos sanguíneos que llevan sangre al corazón se conocen como arterias coronarias. El flujo sanguíneo de las coronarias se regula casi exactamente en porción a la necesidad de oxigeno de la musculatura cardiaca.

La mayor parte de los infartos al miocardio se debe a trombosis de la arteria coronaria. Un coágulo de sangre en una de estas arterias puede bloquear el flujo de sangre al corazón. La falta de sangre y de oxígeno dañan al corazón. Si el bloqueo dura por muchos minutos u horas, parte del corazón se muere y deja de trabajar, bien por la necrosis que se inicia de 20 a 30 min. después de la oclusión de la arteria coronaria o la muerte del músculo.

La aterosclerosis previa desempeña una función importante en la presentación de trombosis coronaria. El espasmo vascular y agregación de plaquetas pueden contribuir a la oclusión de arteria coronaria, pero pocas veces son la única causa de la oclusión.

En alrededor de 2/3 de los casos se registra una trombosis espontánea de manera que al cabo de 24 horas solo se encuentra una oclusión trombótica en aproximadamente el 30% de los casos.

En raros caso el IAM es también causado por una embolia arterial. Se han descrito casos de IAM en pacientes con espasmo coronario y arterias coronarias por lo demás normales. La cocaína provoca un intenso espasmo de las arterias coronarias. Los cocainómanos pueden manifestar tanto angina de pecho como IAM inducidos por la droga.

Factores de riesgo

Desde los estudios en los años 50 indican que las cardiopatías se deben principalmente a un estilo de vida Aterogénico (que produce ateromas o placas). Los factores constitucionales incluyen edad, sexo y antecedentes familiares.

  • Edad: La tasa de muertes por cardiopatías isquémicas, se agrava con el paso de los años, incluso en las personas de edad avanzada. Por ejemplo, desde los 40 hasta los 60 años la incidencia de IAM se incrementa más de cinco veces.

  • Sexo: Los hombres son mucho más susceptibles a padecer enfermedades cardiovasculares en comparación con las mujeres; todos los demás factores son iguales. Pero después de la menopausia la frecuencia de IAM llega a ser la misma en ambos sexos (alrededor de los 70 u 80 años de vida).

  • Predisposición familiar: Hay una predisposición familiar a las patologías cardiovasculares y aterosclerosis. En ciertas ocasiones implica trastornos genéticos hereditarios bien establecido en el metabolismo de las lipoproteínas que resultan en concentraciones muy altas de lípidos en sangre ( hipercolesterolemia familiar).

Los principales factores de riesgo adquiridos susceptibles a control, al menos en parte son: hiperlipidemia, hipertensión, tabaquismo y diabetes.

Otros Factores: Estos se refieren a factores de riesgo menores o “leves”, por su relación con un riesgo menos notable y difícil de cuantificar. Entre estos encontramos:

  • Insuficiente actividad física regular.

  • Estilo de vida competitivo, estresante, con conducta “Tipo A”

  • Obesidad

  • Empleo de anticonceptivos orales

  • Hiperuricemia

  • Ingestión abundante de carbohidratos

  • Hiperhomocistineimia

Desencadenantes psicológicos y el infarto agudo al miocardio

La característica esencial de los factores psicológicos que afectan al estado físico es la presencia de uno o más factores psicológicos o comportamentales específicos que afectan de un modo adverso al estado médico general. Los factores constituyen un riesgo adicional para la salud del individuo o precipitan o exacerban los síntomas de la enfermedad al provocar respuestas fisiológicas relacionadas con el estrés como lo es el infarto agudo al miocardio. Se enfatiza el papel que juegan las emociones con como se inician los IAM.

En la mitad de los casos de IAM, las muertes relacionadas con la patología cardiaca se producen a los pocos minutos de haberse iniciado los síntomas. En la mayoría de estos individuos parece que la muerte se debe a la influencia del sistema nervioso en los mecanismos que controlan los ritmos cardiacos. Se ha determinado en varios estudios la relación entre las enfermedades cardiacas y ciertas conductas psicológicas y sociológicas, por tanto se ha afirmado que las causas últimas de la patología coronaria son conductuales.

Estos factores conductuales se podrían clasificar en:

  • Estímulos ambientales estresantes: insatisfacción laboral, preocupaciones económicas, exceso de trabajo, elevados niveles de responsabilidad, infelicidad familiar (estos aumentan el riesgo de IAM por medio de la activación de los ejes neuroendocrino y endocrino)

  • Características personales: en especial la conducta tipo A.

  • Varios estudios indican que los individuos de tipo A presentan una incidencia y una prevalencia de enfermedades cardiacas coronarias, sustancialmente superiores a los demás tipos de personalidades. También se han constatado niveles mas altos de adrenalina y noradrenalina en sangre durante el estrés en las personas tipo A.

    Las personas tipo A se caracterizan por una acusada necesidad de control de su entorno, que les lleva a percibir con más frecuencia e intensidad que otras personas, estímulos amenazantes que ponen en peligro estas aspiraciones de control. Es posible que su mayor riesgo coronario se deba a la mayor probabilidad de aparición de reacciones de estrés, ya que para estas personas existe un mayor número de situaciones potencialmente estresantes.

    La conducta tipo A se caracteriza por:

    • Un excesivo impulso competitivo

    • Impaciencia

    • Hostilidad

    • Aceleración en el habla y movimientos

    • Esfuerzo intenso y mantenido hacia el logro de los objetivos autoseleccionados y por lo general pobremente definidos

    • Deseo persistente de reconocimiento y prestigio

    • Constante implicación y diversas actividades que exceden la disponibilidad de tiempo del sujeto

    • Propensión habitual a la aceleración en la realización de actividades diversas

    • Extraordinario nivel de alerta física y mental

    3- Hábitos comportamentales: Es la realización habitual de determinadas conductas, así como también la ausencia de ciertos hábitos.

    4- Trastornos emocionales: La Ansiedad y la Depresión son otras influencias negativas del estrés sobre el IAM.

    Repercusiones psicológicas y psicosociales después del IAM

    En primer lugar el IAM representa un impacto en la estabilidad psicológica del enfermo, consistente en una reacción de miedo y temor a la muerte, a la futura invalidez y tendencia a la sobreestimación de los síntomas y en cambio otros niegan la enfermedad.

    La gravedad de las repercusiones de un IAM, depende en realidad del tamaño de zona afectada, es decir la cantidad del músculo cardiaco que dejo de funcionar; aunque normalmente la parte del miocardio que no ha sido afectada le permite al corazón realizar su función adecuadamente sin afectar el desarrollo de las actividades habituales de la persona, pero aun así varios estudios demuestran que después de que la persona es dada de alta, su recuperación del nivel de funcionamiento habitual es un fracaso mas que todo debido a un deterioro emocional sumado al ya deterioro físico, psicológico y social.

    Entre los problemas postinfarto más comunes encontramos:

  • Trastornos emocionales: entre estas se destacan la ansiedad, depresión, la negación de la enfermedad o la excesiva percepción de esta.

  • Dificultades en la reincorporación al trabajo: las tasas de reincorporación laboral varían de un país a otro, pero según la mayoría de los datos, existe un grupo que de pacientes que no se reincorpora al trabajo luego de un IAM, de estos un 25% no se reincorpora debido al problema cardiaco, mientras que el otro 75% no lo hacen por motivos psicológicos o sociales

  • Cambios en la actividad sexual: Estos están más relacionados con los factores psicológicos que con la severidad de la cardiopatía en si. Entre un 10% y 15 % de los pacientes infartados presentan impotencia y entre un 40% y 70% indican una disminución de la frecuencia y /o calidad de las relaciones sexuales.

  • Cambios en las actividades sociales y de ocio: Estos al igual que los cambios en la actividad sexual, están mas relacionados con factores psicológicos que con la gravedad del IAM. El paciente se vuelve retraído, pasivo, dependiente y adopta un papel de enfermo.

  • Síntomas somáticos funcionales: aunado a todo lo anterior la excesiva preocupación por la enfermedad tras el IAM, causa que más del 40% de los pacientes presenten síntomas funcionales, además asociados a problemas del corazón.

  • Los trastornos pre y post-infarto, el patrón de conducta tipo A, las cogniciones disfuncionales del sujeto y la falta de apoyo social y psicológico se convierten en factores de riesgo para un nuevo IAM.

    La Reincidencia en el IAM

    Los pacientes que sobreviven a un evento isquémico agudo tienen mayor riesgo de padecer otro evento en el corto plazo, y en ellos se deben aplicar estrictas medidas de prevención secundaria. Durante el primer año fallecerán después de un IAM, el 27% de los hombres y el 44% de las mujeres. Además viven actualmente, cerca de 11 millones de pacientes, con angina de pecho o IAM.

    El factor mas agravante o el más influyente en un nuevo ataque al corazón es la tensión emocional con un 24%, el segundo factor es la actividad sexual con un 21%. En el tercer lugar de importancia se encuentra los medicamentos y la actividad física ambos con un 17%, seguido por la dieta con un 11% y por ultimo el fumado con un 10%.

    La Rehabilitación después del IAM y Consejo Cardiológico.

    Comúnmente los programas de rehabilitación cardiológico tienen un escaso énfasis psicológico, al paciente se le dan ciertos consejos acerca de cómo debería cambiar su estilo de vida, estos con énfasis en los factores fisiológicos y no acerca de cambios en su conducta. Los componentes de estos programas son el ejercicio físico y el consejo cardiológico (sesiones de grupo con énfasis en la dieta, ejercicio…)

    Por lo general este tipo de programas no evita la reincidencia de un IAM, pero si mejoran la calidad de vida del paciente, permitiéndole una mejor reincorporación laboral, un mejor estado anímico y condición física.

    Intervención integral post-infarto

    La OMS describe la intervención integral postinfarto como “la suma de todas la medidas necesarias para proporcionar al paciente post-infarto de miocardio las mejores físicas, psicológicas y sociales que le permitan recuperar una posición normal en la sociedad y una vida tan activa y productiva como sea posible”

    Se han desarrollado varios modelos de programas específicos para cumplir con estas expectativas psicosociales.

    Programa de tipo: Combina distintas estrategias de entrenamiento, entre las que se incluyen:

    • Información sobre la enfermedad cardiaco-coronaria y sus factores de riesgo (incluyendo los cognitivos).

    • Entrenamiento en relajación. (manejo del estrés)

    - Relajación muscular progresiva.

    - Relajación mental.

    • Apoyo emocional.

    • Modificación de factores influyentes en la aparición del IAM y que puedan contribuir a la recurrencia de trastornos coronarios. (modificación de la conducta tipo A en algunos o en todos sus componentes, cambios en la vida de tipo aterogénicos)

    - Reconocimiento y modificación de reacciones de activación elevada

    - Adiestramiento en técnicas de auto-observación y auto-evaluación.

    - Reestructuración del ambiente (Eliminación de la actividad diaria excesiva y modificación del entorno laboral y social)

    • Aprendizaje Cognitivo- afectivo.

    Rehabilitación Física post-infarto agudo al miocardio

    Además de la rehabilitación ya anteriormente descrita, el paciente post IAM debe también seguir una rutina de ejercicios y actividades físicas con el fin de evitar un nuevo IAM. La actividad física en pacientes cardíacos debe ser individualizada y la progresión debe ser lenta y gradual con relación a la intensidad y duración del ejercicio.

    Durante la hospitalización el paciente incrementara gradualmente su actividad física y su fuerza. Este programa de rehabilitación se podra realizar siempre y cuando no haya complicaciones del IAM.

    Dia

    Actividad

    1

    Reposo absoluto

    2

    Sentado en una silla 15 minutos 2 veces al día

    3

    Sentado en una silla 30 minutos 2 veces al día

    4

    Sentado en una silla 45 minutos 2 veces al día

    5

    Camine 50 pasos 2 veces al día

    6

    Camine 100 pasos 2 veces al día

    Luego de la hospitalización, el paciente debe seguir con su rutina de ejercicios:

    • Debe caminar diariamente aumentando la distancia y el tiempo según lo indique el médico

    • Vigilar su pulso durante la actividad y suspenda la actividad si es mayor a 120 pulsaciones por minuto o menor de 80 por minuto

    • Alterne la actividad física con periodos de descanso.

    • Realice actividades dinámicas como: caminar, trotar, correr, nadar, aserrar y martillar.

    • Reducir horas de trabajo al iniciar de nuevo la actividad.

    Realizar ejercicios dinámicos mejora el trabajo del corazón, pulmones y otros órganos.

    Beneficios de la rehabilitación cardiaca

    • Mejoría de la tolerancia al ejercicio.

    • Mejoría de los síntomas.

    • Mejoría de los niveles lipídicos.

    • Abandono del habito de fumar

    • Mejoría del bienestar psicosocial y reducción del estrés.

    • Reducción de la mortalidad

    Actividades a evitar

    Hay una serie de actividades que se deben evitar, ya que incrementan las posibilidades de un nuevo IAM:

  • Actividades que produzcan tensión muscular y gasto rápido de energía.

  • Ejercicio físico inmediatamente después de las comidas.

  • Toda actividad que produzca dolor en el pecho, dificultad para respirar o fatiga excesiva.

  • Evite el calor o frío extremos.

  • Comidas abundantes y todo apresuramiento durante las mismas.

  • Situaciones que le produzcan gran tensión emocional

  • La rehabilitación cardiaca en un paciente que ha sufrido un IAM le amplia y mejora la calidad de vida.

    Conclusión

    La intervención psicológica ante un IAM no es un tema muy trabajado aun, pero como vimos anteriormente definitivamente hay una gran cantidad de componentes psicológicos en un IAM, no solo factores que lo pueden desencadenar, sino también agravar y aumentar la incidencia. La rehabilitación cardiaca debe ser integral y abarcar todos los aspectos de la vida del paciente, tratando de eliminar aquellos factores negativos y reforzando los aspectos positivos.

    El seguimiento de una rehabilitación cardiaca ayuda al paciente a alcanzar niveles de funcionamiento aceptables en las áreas familiar, social, laboral y sexual, además de un mejor estado de animo.

    De aquí la importancia en la creación de nuevos y mejores programas para la rehabilitación cardiaca integral.

    Bibliografía

  • M. Calvo, V. Spence. Desarrollo de un programa de rehabilitación integral y seguimiento al paciente post infarto y su grupo familiar. Tesis 0062, AnexoXXIV, BINASS. 1986.

  • Christian Barnard. El infarto, como evitarlo. Editorial Ayama S.A.. Barcelona, España, 1975.

  • R. Berkow, A. J. Fletcher. El manual Merk de diagnostico y terapéutica. Editorial grupo Oceano. Barcelona España, 1994

  • Guyton-Hall. Tratado de fisiología medica. Editorial McGraw-Hill Interamericana, México DF, México 2001.

  • Kumar, Cotran y Robbins. Patologia humana. . Editorial McGraw-Hill Interamericana. México DF, México. 1999.

  • M, Rosenzweig y A. Leiman. Psicología Fisiológica. Editorial McGraw-Hill. Madrid España, 1992.

  • Referencias de Internet:

    1- H. Robles, L. Gómez, Mª. Perez. Programa de rehabilitación psicológica del paciente coronario: primera experiencia en un hospital de Granada. Consultado el 30/10/04. Disponible en:

    http://copsa.cop.es/congresoiberoa/base/clinica/ct123.htm

    2- F.C. Gala, M. Lupiani, C. Guillén, A. Gómez Sanabria, Intervención cognitivo-conductual en pacientes post-infarto de miocardio. Consultado el 30/10/04. disponible en :

    http://www.editorialmedica.com/Cuader%2058_59-Trabaj1.pdf

    3- Dr. Jorge O. Sanagua, Dr. Guillermo Acosta, Dr. Ricardo Rasmussen, La rehabilitación cardíaca como prevención secundaria, Consultado el 01/11/04. Disponible en :

    http://pcvc.sminter.com.ar/cvirtual/cvirtesp/cientesp/ceesp/cem3901c/csanagua/csanagua.htm

    4- Rosselo Araya, Marlene y Guzmán Padilla, Sonia. Implementación de un programa de rehabilitación cardiaca (Fase II) en el Hospital Max Peralta. Consultado el 02/11/04. Disponible en:

    http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?pid=S0001-60022003000100005&script=sci_arttext&tlng=es

    5- Ana Bueno. Tratamiento del estrés post-infarto de miocardio. Consultado el 02/11/04, Disponible en:

    http://copsa.cop.es/congresoiberoa/base/clinica/cr298.htm

    6- Anónimo. Programa de rehabilitación cardiaca. Consultado el 02/11/04. Disponible en :

    http://www.portalesmedicos.com/portalcardio/cardio/foroabierto/rehabilitacion_cardiaca/02.htm

    7- Dr. Juan Ramón Rey Blas y Dra. Esther Pérez David, Cardiopatía isquemica: infarto de miocardio. Consultado el 02/11/04. Disponible en :

    http://www.secpyr.org/libro_pdf/cap_7.pdf

    8- S. Espinosa, J. C. Bravo, Juan J. Gómez, R. Collantes, B. González, M. Martínez y E. de Teresa. Rehabilitación cardiaca postinfarto de miocardio en enfermos de bajo riesgo. Resultados de un programa de coordinación

    entre cardiología y atención primaria. Consultado el 02/11/04. Disponible en: http://db2.doyma.es/pdf/25/25v57n01a13056508pdf001.pdf