Industria automovilística

Medios de transporte. Mundo del automóvil. Historia. Primeros experimentos. Repercusiones en el medio ambiente. Motores. Henry Ford. Carlz Benz

  • Enviado por: Mafaldita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad

INTRODUCCIÓN

El automóvil es un vehículo indispensable para la sociedad actual, puesto que es el medio de transporte más utilizado para los recorridos diarios de las personas.

Desde que se fabricó el primer prototipo de automóvil con motor de vapor en 1769, este transporte ha ido evolucionando, se puede decir que lentamente, a lo largo de los años, hasta llegar a vehículos con motor diésel y una serie de prestaciones de lujo.

En este trabajo se ve reflejada la evolución antes comentada, remarcando el modelo T de la compañía Ford, ya que fue el primer coche fabricado en serie y de coste asequible, característica muy importante para la sociedad del momento. También explicamos un poco la vida de Henry Ford y las repercusiones que tiene la industria en el medio ambiente.

1. FORD T

En octubre de 1908 el Ford-T inicia una nueva era en la producción de automóviles. Con este modelo, Ford consigue crear el coche universal del cual se venden 15.000.000 de unidades hasta el 1927.

Durante los años anteriores, Ford procura cumplir con sus propias exigencias de calidad mediante una serie de modelos de éxito. De este modo, las prioridades para el modelo T son la fiabilidad y la funcionalidad, mientras que el lujo brilla por su ausencia.

El vehículo se ofrece con diferentes carrocerías y ofrece una amplia gama de modelos, desde el dos plazas deportivo hasta la limusina. En los años sucesivos la gama se completa con una camioneta. Las carrocerías de los primeros años son de madera. Más tarde, se reviste la estructura con placas de aluminio y después acero. Por este motivo, el vehículo es conocido popularmente como Tin Lizzy.

La aplicación de pintura negra en la mayoría de los primeros modelos Ford tiene un sentido práctico: se seca mucho más rápidamente que las otras. Para poder cumplir con las crecientes exigencias de productividad, debe reducirse también el tiempo necesario para el proceso de secado de la pintura.

1.1 Características más importantes del Ford T

• El Modelo T fue el primer coche de fabricación en serie de coste asequible con piezas de serie intercambiables.

• La cadena de montaje para la fabricación del Modelo T en 1913 revolucionó el proceso de fabricación.

• El modelo T popularizó la columna de dirección en el lado izquierdo.

• El diseño del motor, de un solo bloque con culata desmontable se convirtió en el estándar de la compañía.

• El ágil cambio del Modelo T permitía a los conductores inexpertos accionar las marchas, y fue un predecesor de los modernos diseños de transmisión automática.

• El acero al vanadio, una aleación fabricada por la compañía bajo la dirección de Henry Ford, confirió una gran robustez y durabilidad al coche sin añadirle por ello más peso.

• Los avances más innovadores incluían encendido mediante magneto (volante con imanes y muelles estacionarios) y lubricación centralizada.

• La suspensión de tres puntos permitía al coche circular por las carreteras más primitivas del momento.

• El Modelo T fue fuente de inspiración de muchos accesorios que abarcan desde indicadores del nivel de combustible hasta kits para la fabricación de las primeras versiones de trineos motorizados, y ayudó a impulsar el crecimiento de la industria de proveedores.
• En 1912, Ford Motor Company llevó a cabo un estudio de mercado tras consultar a los clientes sobre del motivo por el que habían adquirido su Modelo T.

1.2 Producción del Ford T

En 1913 Ford introdujo en su fábrica la técnica de la cadena de montaje, y empezó a utilizar piezas intercambiables para los coches. Aunque no fue el creador, ni el primero en utilizar estas técnicas inherentes al sistema fabril, sí fue el principal responsable de que estas prácticas se generalizaran, ayudando así a la gran expansión de la industria estadounidense. A principios de 1914 esta innovación, aunque aumentaba la productividad, redundó en una reducción del trabajo mensual en su fábrica de entre el 40 y el 60%, debido sobre todo a la monotonía de la cadena de montaje y a los repetidos aumentos de las cuotas de producción asignadas a los trabajadores. Ford superó esta dificultad duplicando el salario diario medio de la industria, pasando de pagar dos dólares y medio a cinco dólares al día. El resultado neto fue una creciente estabilidad en su fábrica y una reducción importante de los costes corrientes. Estos hechos, unidos al enorme incremento de la producción, gracias a los nuevos métodos tecnológicos, lograron aumentar los beneficios de la empresa desde los 30 millones de dólares en 1914 hasta los 60 millones conseguidos en 1916. En 1908 la empresa de Ford empezó a producir el famoso modelo T. Hasta 1927, fecha en que el modelo T fue reemplazado por otro más moderno, la fábrica produjo y vendió más de 15 millones de vehículos. Sin embargo, en los siguientes años, la posición predominante de la empresa Ford, como máximo productor y vendedor de automóviles de Estados Unidos, fue cediendo a favor de sus competidores, en gran parte debido a su lentitud en adoptar la práctica de crear un nuevo modelo cada año, que se había generalizado en la industria. Durante la década de los treinta Ford adoptó la política de cambiar de modelo cada año, pero la empresa fue incapaz de recuperar su lugar predominante. Muchas de las innovaciones asociadas al Modelo T cambiaron para siempre el proceso de fabricación de la industria de la automoción. La cadena de producción que Henry Ford implantó en su fábrica de Highland Park en 1913, revolucionó por completo la industria, y no sólo en el sector de la automoción. Los rendimientos logrados incitaron a los fabricantes de coches a abaratar sus productos con el consiguiente beneficio para los clientes. Entre las innovaciones que popularizó el Modelo T se encontraba la colocación del volante en el lado izquierdo, permitiendo a los pasajeros entrar y salir del coche fácilmente. El Modelo T fue el primero en incorporar el bloque motor y el cárter del cigüeñal en una sola unidad, el primero en incorporar una culata de cilindros de fácil acceso, y el primero en utilizar ampliamente una aleación tan ligera como resistente conocida como acero de vanadio, fabricada por Ford Motor Company. El propio Henry Ford probó el Modelo T en septiembre de 1908 durante un viaje de cacería por Wisconsin y el norte de Michigan junto a dos de sus miembros del equipo de desarrollo. Tras su lanzamiento, el Modelo T se hizo famoso por las proezas que podía llevar a cabo, como subir por las escaleras del Tennessee State Capitol y llegar hasta la cima del monte Pikes. Hollywood inmortalizó el Modelo T durante su existencia y hasta casi una década después. El modelo fue, con diferencia, el automóvil más popular utilizado por estrellas como Laurel y Hardy, los Keystone Cops, Ben Turpin y Clara Bow, y fue el coche protagonista en algunas de las mejores películas de cine mudo.

1.3 El Fordismo

El fordismo (principios del siglo XX) es la culminación del taylorismo. La realización del trabajo en cadena, la mecanización de muchas faenas, juntamente con la estandarización de las piezas, suponen una paso más en la evolución de los sistemas de trabajo.

* taylorismo: Fin del siglo XIX. Se basa en la separación de los procesos de concepción y ejecución de los materiales fabricados y en la división de las faenas que se dan en el proceso productivo.

El taylorismo supuso un aumento decisivo en el volumen y control de la producción.

2. HENRY FORD

Industria automovilística

Henry Ford, nacido el 30 de julio de 1863, era el sexto hijo de William y Mery Ford. Creció en una granja de la familia, que está en la actual Dearborn, Michigan. Henry gozó de una niñez típica del diecinueveavo siglo rural, pasando días en la escuela y haciendo tareas en la granja. En una edad temprana, mostró gran interés en cosas mecánicas y una aversión hacia el trabajo en la granja.

En 1879, a los dieciséis años salió del hogar hacia la ciudad próxima de Detroit para trabajar como aprendiz de maquinista. Siguió siendo aprendiz durante tres años y después volvió a Dearborn. Durante los siguientes años, dividió su tiempo entre el funcionamiento o la reparación de los motores de vapor, encontrar trabajo ocasional en una fábrica de Detroit, y el reacondicionamiento de los instrumentos de la granja de su padre.

En 1888 se unió a Clara Bryant que le apoyó en la apertura de una herrería.

En 1891, Henry, se hizo ingeniero de la Edison Illuminating Company en Detroit. Este acontecimiento fue decisivo para dedicar su vida a las búsquedas industriales. En 1893 su promoción como ingeniero le dio bastante tiempo y dinero para dedicar la atención a sus experimentos personales en los motores de combustión interna.

Estos experimentos culminaron en 1896 con la terminación de su propio vehículo Quadricycle. El Quadricycle tenia cuatro ruedas de alambre que fueron dirigidas con una sierpe y tenían solamente dos velocidades delanteras sin marcha atrás. Aunque Henry no era el primero en construir un vehículo con un motor a gasolina, era sin embargo, uno de los pioneros que ayudaron al país para hacer una nación de motoristas.

Después de dos tentativas fracasadas de establecer una compañía para fabricar automóviles, apareció en 1903 la Ford Motor Company, con Henry Ford como vicepresidente y principal ingeniero. La compañía produjo solamente algunos coches al día en la fábrica de Henry, en la avenida Mack, en Detroit.

Henry Ford realizó su sueño de producir un automóvil que era razonablemente tasado, confiable, y eficiente con la introducción del Modelo T en 1908. Este vehículo inició una nueva era en el transporte personal. Su funcionamiento, mantenimiento y manejo en caminos difíciles era fácil, cosa que le convirtió inmediatamente en un enorme éxito.

Industria automovilística
Antes de 1918, la mitad de todos los coches en América eran del Modelo T, para resolver la demanda creciente de este modelo, la compañía abrió una fábrica grande en Michigan, en el 1919. Aquí, Henry Ford, combinó piezas estandarizadas, precisión en la fabricación, una división del trabajo (Fordismo), y en 1913, una planta de fabricación móvil continua. Los trabajadores permanecían en un lugar, agregando un componente a cada automóvil. La introducción de la planta de fabricación móvil revolucionó la producción del automóvil perceptiblemente, reduciendo tiempo de producción de vehículos, consiguiendo bajar costes. La producción del Modelo T hizo que la compañía de Ford se convirtiera en la fabricante de automóviles más grande del mundo.

La compañía empezó la construcción del complejo industrial más grande del mundo a lo largo de las orillas del río Rouge en Dearborn.

La planta Rouge incluyó los elementos necesitados para la producción del automóvil: un molino de acero, una fábrica de cristal y una planta de fabricación.

El mineral y el carbón de hierro fueron traídos en ferrocarril de Great Lakes, y utilizados para producir hierro y acero. Los molinos, las fraguas, y los departamentos de ensamblaje transformaron el acero en los resortes y la carrocería de los coches. Las fundiciones convirtieron el hierro en los bloques del motor y culata que fueron ensamblados con otros componentes en los motores.

2.1 Filosofía de la producción de Henry Ford

El objetivo expresado por el industrial Henry Ford es liberar al ser humano de trabajos excesivamente duros gracias a la mecanización y una organización racional de los procesos de trabajo. Persigue aumentar la productividad, y así su ingresos, y mediante la activación de la economía gracias a la reducción de los precios de los productos, amortizar la pobreza y disminuir el paro masivo.

Ford considera como única meta del trabajo la producción. Lo cual en la práctica da lugar a una serie de exigencias aparentemente contradictorias: desea mejorar los productos y alcahazar de este modo tiempos de elaboración menores.

Ford desea reducir los precios de los productos de fábrica de un modo más racional cuanto más madura está su concepción de técnica, y hacer posible así pagar salarios más altos. La reducción de los precios aumenta las ventas, esto permite obtener mayores beneficios y pagar salarios más elevados. Así, elevar el poder adquisitivo, lo que de nuevo repercute en forma beneficiosa sobre las ventas.

Por ultimo la fabricación en masa, hace posible una producción rentable, lo que permite reducir de nuevo los precios de los productos y, de acuerdo con la concepción de Ford, conduce a un aumento de los salarios debido al aumento de las ganancias. Los métodos de fabricación racionales constituyen un beneficio para la empresa. Ford propone una fuerte reinversión de los beneficios y con ello un mayor reparto de beneficios. La filosofía de Ford se reduce a una sola palabra: crecimiento. Ford propone que los productos tengan vidas lo más larga posibles, lo que conduce a un aumento de las ganancias. "No debes despreciar la competencia" es otra de las formulaciones del mismo principio.

Dado que rechaza los monopolios, considerándolos un chantaje a los clientes, una de sus normas fundamentales es no aprovecharse de una posición dominante en el mercado para vincular de este modo a los clientes a sus productos.

3. HISTORIA DEL AUTOMÓVIL

Es arduo sintetizar en una página la historia del automóvil. El primer paso fueron los vehículos propulsados a vapor. Se cree que los intentos iniciales de producirlos se llevaron a cabo en China, a fines del siglo XVII, pero los registros documentales más antiguos sobre el uso de esta fuerza motriz datan de 1769, cuando el escritor e inventor francés Nicholas-Joseph Cugnot presentó el primer vehículo propulsado a vapor. Era un triciclo de unas 4,5 toneladas, con ruedas de madera y llantas de hierro, cuyo motor estaba montado sobre los cigüeñales de las ruedas de un carro para transportar cañones. Su prototipo se estrelló y una segunda máquina quedó destruida en 1771, pero la idea sería retomada y desarrollada en Inglaterra en los años siguientes.

Hasta 1840, se construyeron en este país más de 40 coches y tractores propulsados a vapor. Por 1836, incluso, circulaban regularmente unas 9 diligencias a vapor, capaces de transportar cada una entre 10 y 20 pasajeros a unos 24 km./h.

La búsqueda se concentraba en alguna forma más práctica de mover los coches autopropulsados. Y la solución apareció nuevamente en Europa en 1860, cuando el belga Etienne Lenoir patentó en Francia el primer motor a explosión capaz de ser usado sobre ideas aparecidas en Inglaterra a fines del siglo XVIII. El camino estaba trazado, pero habrían de pasar otros seis años hasta que el alemán Gottlieb Daimler construyera en 1866 el primer automóvil propulsado por un motor de combustión interna. Su prototipo era un gigante de casi dos toneladas de peso que fue presentado en la Exposición de París de 1867 por su patrón, el industrial alemán Nicholas Otto. Fue la base de la nueva industria.

Tras años de trabajo, el mismo Daimler ideó una variante de apenas 41 kg. que sería el precursor de todos los motores posteriores a explosión. Sobre esta planta motriz el ingeniero mecánico Karl Benz (1 844-l 929) diseñó el primer vehículo utilizable impulsado por un motor de combustión interna; era un pequeño triciclo que empezó a funcionar a principios de 1885 y fue patentado el 26 de enero de 1886. El mismo Benz presentó un primer automóvil de cuatro ruedas con su marca en 1893 y construyó un coche de carrera en 1899. Pero si bien su empresa había sido pionera, a principios del nuevo siglo había quedado algo relegada por negarse a incorporar los adelantos más modernos logrados por otros precursores, como Daimler y su socio, Wilhelm Maybach. Todo lo cual hizo que en 1926 se fusionara eón la Daimler Motoren Gesellschaft para integrar la Daimler-Benz, que sería la predecesora de la famosísima Mercedes Benz.

Con los primeros años del siglo XIX se agudiza la competencia entre las nacientes fábricas y también la preocupación por mejorar los diferentes sistemas del automóvil, como frenos, amortiguadores, carburación, transmisión y arranques. La rueda inflable había sido inventada en 1875 por el escocés Robert W. Thompson, pero ya la había mejorado un veterinario compatriota suyo, John Boyd Dunlop, quien en 1888 patentó un neumático que pasa a utilizarse en automóviles y bicicletas. En 1897 y luego de años de esfuerzos, Robert Bosch consiguió desarrollar un magneto de encendido de aplicación práctica y casi simultáneamente comenzó a funcionar el motor de autoencendido de Rudolf Diesel, que no requería de un sistema eléctrico de ignición. De paso, digamos que el combustible para los motores comunes no era problema, porque otro alemán, el profesor de química Eilhard Mitscherlich había descubierto la bencina en 1833, con lo cual ya estaba disponible el hidrocarburo liquido que pasó a llamarse nafta por derivación de un vocablo ruso: naphta.

Era una época prolífica para el automóvil. En las postrimerías del siglo XIX, un joven francés llamado Louis Renault armó su primer auto en un taller instalado en los fondos de la casa de sus padres. En 1892, el norteamericano Henry Ford armó su primera máquina rodante con motor a nafta y en 1908 lanzó el Ford T, pero su nombre acapararía la fama sólo cuando a partir de 1913 disminuyó significativamente los costos al instalar en su fábrica de Highland Park la primera cadena de montaje, denominada así porque realmente consistía en una cadena metálica que se enganchaba en el chasis. Ford vendió 15.000.000 de unidades de su

Ford T entre 1908y 1928 y su marca sólo sería batida en 1972 por otro popular automóvil, el Escarabajo de Volkswagen. Junto a Renault y Ford, sin embargo, habría que nombrar también a otros pioneros que forjaron la historia del automóvil. Por ejemplo, el aristócrata y corredor de carreras Charles Stuart Rolís, Ettore Bugatti, Ferdinand Porsche, Armand Peugeot, André Citroën, Ferrucio Lamborghini, Enzo Ferrari. Con ellos y quienes los siguieron fue construyéndose la era del auto moderno, ése que todavía hoy, más o menos aerodinámico, vemos andando por la calle.

3.1 Los primeros experimentos

El nacimiento del Automóvil, se aproximaba de manera inexorable. Los experimentos aislados que se estaban llevando a cabo por toda Europa, durante las décadas de 1860 y 1870, fueron como antorchas que iluminaron el oscuro mundo de la autopropulsión.

Uno de los intentos mas significativos, fue el del pequeño vehículo impulsado por un motor de cuatro tiempos, construido en Viena por Siegfried Markus, en el año de 1874.

Motor de Vapor.

Los motores de vapor, quemaban su combustible fuera de los cilindros, y fueron los que prepararon el terreno para los motores de combustion interna, la primera vez que el ciclo de cuatro tiempos, se empleo con exito, fue en 1876.

1.2 Los héroes del Automóvil

CARLZ BENZ. Padre del automóvil

Al utilizar como combustible gasolina en vez de gas, se consiguió que el motor dispusiera de un subministro de carburante independiente; a partir de este momento, se le pudo convertir en un objeto móvil. Lo único que faltaba, para que surgiera el automóvil, era la agrupación de todos sus componentes.

Los Héroes del automóvil, fueron los hombres que consiguieron esto. Los primeros fueron CARL BENZ y GOTTLIEB DAIMLER que trabajaron cada uno por su cuenta.

BENZ, que era un mecánico mucho menos emprendedor que Daimler, utilizo siempre el encendido eléctrico por bujías, ideando así un motor de cuatro tiempos el cual instaló en la parte posterior de un triciclo, el cual ya era un motor enfriado por agua.

Industria automovilística

El Benz de 1896.(triciclo)

En 1896, DIMLER había construido un vehículo de cuatro ruedas. Al año siguiente, BENZ, el eterno hombre de negocios, empezó a vender sus triciclos, colocando así los primeros coches. Entre tanto, Daimler daba al mundo el temerario motor que lo impulsaría hasta traspasar los umbrales del siglo XX.

3.3 Hechos acontecidos en la historia del automóvil

4. ÁMBITO Y ESTRUCTURA DE LA INDUSTRIA AUTOMOVILÍSTICA EN LA ACTUALIDAD

La industria automovilística es de ámbito mundial. El dominio estadounidense del sector permaneció desde 1910 hasta 1965, cuando Estados Unidos todavía fabricaba el 50% de los vehículos de todo el mundo. Aunque ese dominio ya no existe, Estados Unidos sigue encabezando la producción mundial.


En 1902, la empresa alemana Daimler adquirió una filial con participación en Austria, lo que la convirtió en la primera empresa multinacional del automóvil. Una multinacional es una empresa que tiene instalaciones de producción importantes en diferentes países, a menudo vinculadas por un tráfico cruzado de suministros. En la actualidad, las empresas multinacionales más desarrolladas son Ford y General Motors, seguidas por las japonesas Toyota y Nissan. Los productores europeos están mucho más ligados a su zona, aunque el alemán Volkswagen y el italiano Fiat tienen instalaciones importantes en México y Sudamérica. Las empresas europeas de carácter más multinacional son los principales fabricantes de piezas y los productores de camiones como Mercedes-Benz o Volvo.

La mayoría de las empresas de vehículos que funcionan en el resto del mundo son filiales de los principales productores estadounidenses, japoneses y europeos. En países como Malaysia, China o la India, las empresas locales se encargan de la fabricación, pero siempre con una ayuda importante de los gigantes grupos extranjeros. A mediados de la década de 1990 parecía que sólo las empresas surcoreanas Hyundai, Daewoo, Kia, Ssanguyong y Samsung podrían convertirse en fabricantes de automóviles independientes, capaces de financiar, diseñar y producir sus propios vehículos.

5. REPERCUSIONES DE LA INDUSTRIA EN EL MEDIO AMBIENTE

Aunque la demanda de vehículos sigue aumentando, y los datos de población por automóvil de China y la India (515 y 264 personas respectivamente) muestran el potencial para una expansión adicional, la industria automovilística se enfrenta a un desafío social. Las dos crisis del petróleo de la década de 1970 y las preocupaciones por el medio ambiente han tenido un impacto importante en el sector.

Las crisis del petróleo de 1973 y 1978 y el consiguiente incremento del precio del barril, supusieron un gran estímulo para diseñar vehículos y métodos de fabricación que permitieran el ahorro de energía. El posterior desarrollo de motores más eficientes, automóviles más ligeros y carrocerías más aerodinámicas fue reduciendo el consumo de combustible. En la mayoría de los países, los gobiernos aumentaron los impuestos sobre la gasolina y el gasóleo, con lo que modificaron las preferencias de los consumidores en favor de la eficiencia energética y proporcionaron un marco seguro a las empresas automovilísticas que invertían recursos para lograr esta eficiencia.

Además, las preocupaciones ecologistas sobre las emisiones de gases de escape, los atascos en las ciudades y el ruido han hecho que en los países más desarrollados se aprueben leyes destinadas a reducir el impacto negativo de los vehículos. El empleo de catalizadores y motores de bajo consumo tiene por objetivo reducir las emisiones nocivas. El desarrollo de automóviles más ligeros y aerodinámicos tiene el mismo efecto, ya que reduce el consumo de combustible. Los sistemas de navegación y las autopistas de peaje o cuota pretenden reducir los atascos y los consiguientes costes sociales, entre ellos la contaminación atmosférica. Las medidas destinadas a aumentar la seguridad de los vehículos, con sistemas como cinturones de seguridad o airbag y mejoras en la construcción de la carrocería, han supuesto otro reto para la industria del automóvil a lo largo de los últimos 25 años.

OPINIÓN PERSONAL

Este trabajo trata de un tema que sigue estando de actualidad aunque pasen los años, por eso a la hora de encontrar información no hemos tenido muchas dificultades, puesto que el material, tanto en bibliotecas como en Internet, es abundante.

La organización del trabajo ha estado muy repartida, las dos componentes del grupo, buscamos la información por separado, también fuimos a la biblioteca, y luego quedamos para estructurar el trabajo y pasarlo a ordenador.

En conclusión, este trabajo no nos ha parecido muy complicado, pero nos ha sido de mucha ayuda y nos ha instruido mucho sobre el mundo del automóvil.

BIBLIOGRAFÍA

18

Objetivos

bjeb

Lucha contra la pereza de los materiales.

Instrumentos

- Parcelación del trabajo de ejecución.

- Medición del tiempo y los movimientos de los procesos ejecutados por las máquinas en la fase de ejecución.

- Trabajo individual en cadena.

- Máquinas específicas.

Aplicación

Series grandes.

Procesos continuos.

Industria automovilística

Evolución del Precio del Ford T en USA // precios en Dolares

1909

850 $

 

1921

355 $

1911

680 $

1922

348 $

1913

550 $

1923

364 $

1914

490 $

1924

265 $

1915

440 $

1925

260 $

1917

345 $

1926

360 $

1920

440 $

1927

360 $