Indicadores y osciladores técnicos

Análisis técnico bursátil. Análisis fundamental. Chartismo. Compra venta de acciones. Bolsa de valores

  • Enviado por: Marcos Cáceres
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 93 páginas
publicidad



Indicadores y Osciladores técnicos : Introducción

I

nvertir en Bolsa significa seleccionar sociedades dentro del mercado, es decir valorar los títulos. Para valorar con efectividad los títulos aparte de conocer el marco macroeconómico indispensable para comprender las evoluciones globales del mercado (expansión o recesión en el ciclo económico, variaciones de los tipos de interés, tipos de cambio, etc.), es necesario recoger la información que haya disponible sobre las sociedades y luego analizarla.

La valoración de un título se basa en el estudio de los resultados pasados, presentes y futuros de la sociedad (análisis fundamental); en la relación entre la cotización y los datos contables de la sociedad (análisis bursátil) y finalmente en la evolución de la cotización y en las curvas que forman en los gráficos (análisis técnico).

A corto y a medio plazo, el análisis técnico y el análisis bursátil son las dos técnicas básicas que complementándose con el análisis fundamental, permiten enfocar todos los estudios de análisis y predicción bursátil. Por el contrario a largo y muy largo plazo, el análisis fundamental es la técnica de valoración básica.

Análisis fundamental

Se basa en los datos (balances, cuentas de resultados) publicados por las propias empresas o por las previsiones sobre los mismos obtenidos por las agencias y sociedades de bolsa (previsiones de ventas, beneficios, etc.). Son datos a veces difíciles de obtener a tiempo y siempre dependen de la objetividad de la propia empresa o agencia de análisis (balances falseados, análisis erróneos).

Análisis bursátil

Proporciona indicadores basados en los resultados de las empresas y su relación con la cotización, número de títulos en bolsa, etc. Un ejemplo conocido es el PER que es la relación entre la cotización del día y el beneficio por acción. Son datos fáciles de obtener y que se pueden actualizar con rapidez, permitiendo comparar las diferentes sociedades y seleccionar la mejor.

Análisis técnico

El análisis técnico es un sistema de predicción bursátil que determina la evolución de la cotización de un título en función de su comportamiento en los mercados de valores, es decir valora exclusivamente la cotización pasada y presente para predecir la cotización futura. A veces de forma complementaria también considera el volumen de contratación, así como diversas medias móviles de la cotización.

Análisis gráfico o chartismo:

Generalmente se confunde el análisis técnico con el análisis gráfico o chartismo, siendo este último solo una parte del primero. El chartismo se basa exclusivamente en el estudio de las figuras que dibujan las cotizaciones en un gráfico bursátil (chart). Tiene su origen en los años treinta, ya que la amplitud y profundidad de la crisis de 1929 generaron nuevas reflexiones tendentes a aportar otras técnicas de análisis y predicción en bolsa que mejorasen la información obtenida por el análisis fundamental.

El objetivo de esta técnica de análisis es determinar las tendencias de las cotizaciones e identificar los movimientos que realizan cuando cambia esta tendencia. Para obtener resultados se basa exclusivamente en el estudio de las figuras que dibujan sus cotizaciones. Este conjunto de figuras gráficas se hallan minuciosamente estudiadas y codificadas, indicando cada una de ellas la evolución futura de las cotizaciones con un factor de riesgo determinado.

El chartismo es una técnica muy conocida y de fuerte arraigo, ya que goza de un buen prestigio entre la mayoría de inversores en bolsa, sobre todo en el corto plazo. Pero existen otras facetas menos conocidas del análisis técnico, como pueden ser, las Ondas de Elliot o los indicadores y osciladores técnicos, los cuales se hacen cada vez más populares en el complejo mundo del análisis y predicción bursátil.

Indicadores y Osciladores técnicos

Un indicador u oscilador técnico es la representación gráfica de una relación matemática entre variables bursátiles (generalmente cotizaciones), que según su tendencia, cambio de sentido o corte de líneas de referencia, indica el momento de compra o de venta de un título. Se entiende por oscilador técnico un indicador que varía solo del cero al cien por cien.

La principal ventaja de los indicadores y osciladores técnicos es su sencilla utilización y fiabilidad en la toma de decisiones, destacando la fácil lectura de sus señales de compra y venta, muy claras y concretas, por lo que toda valoración de títulos (principalmente a corto y medio plazo) debería estar complementada por esta vertiente del análisis técnico.

Tipos de indicadores y osciladores técnicos

Existen muchos tipos de indicadores y osciladores técnicos y continuamente se crean nuevos indicadores que desaparecen tan rápido como se crearon. No existe un indicador universal que sirva para cualquier títulos o situación del mercado, por lo que es conveniente utilizar más de un indicador u oscilador técnico para valorar una sociedad en un momento determinado.

En las bolsas españolas, los que dan mejor resultados son el RSI (Relative Strenght Index) y el MACD (Moving Average Convergence-Divergence). Existen otros indicadores que también deben conocerse como son el Stocastico, el Momentum, el Balance de Volúmenes y el de Avance-Retroceso pues son muy efectivos. Una técnica de valoración que complementa perfectamente el análisis de indicadores y osciladores técnicos es el análisis de medias móviles.

INDICADORES Y OSCILADORES TECNICOS

RSI (I)

E

l RSI (Relative Streeght Index), conocido como Indicador de Fuerza Relativa es un indicador que mide en cada momento la fuerza con que actúa la oferta y la demanda. El RSI se expresa en porcentaje, es decir es un oscilador que se mueve entre el cero (cero por ciento) y el cien (cien por cien), siendo cincuenta (cincuenta por ciento) la zona neutra.

Fórmula matemática

Matemáticamente la expresión del RSI es:

Indicadores y osciladores técnicos

RS = suma cotiz. sesiones subidas / suma cotiz. sesiones bajadas

Siendo n el número de sesiones de bolsa que se incluyen en la suma. El valor de n es variable aunque generalmente se usa el RSI construido a catorce días (RSI14), es decir se tiene en cuenta para los cálculos las cotizaciones de las últimas catorce sesiones.

Representación gráfica

El gráfico del RSI se dibuja de forma análoga a los charts tradicionales, pero dibujando en cada sesión el RSI en vez de las cotizaciones. Por ejemplo en el Gráfico 1 se representa en la parte superior el chart del Ibex 35 y en la parte inferior el RSI de catorce sesiones (RSI14) correspondiente del mismo.

Normalmente cuando se dibuja una columna de gráficos en el superior se coloca la cotización y en el inferior el volumen de negocio y en medio se colocan los gráficos de los indicadores técnicos.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 1

Una vez conocido el RSI y su representación gráfica, empecemos a estudiar las señales que nos proporciona. Hemos dicho que el RSI oscila entre el cero (cero por ciento) y el cien (cien por cien) y que en el cincuenta (cincuenta por ciento) está la zona neutra. En esta zona y su entorno se entiende que las fuerzas de la demanda son prácticamente idénticas a las fuerzas de la oferta con lo que el RSI no indica ninguna tendencia definida.

En cambio cuando el RSI se aleja de la zona central o neutra y se aproxima al tope superior (cien por cien) indica que las fuerzas realizadas por la demanda son mayores que las realizadas por la oferta y cuando el RSI está cerca del tope superior del cien por cien la fuerza realizada por la demanda es desmesurada con relación a la fuerza realizada por la oferta, por lo cual en cualquier momento esta fuerza compradora puede extinguirse y convertirse en fuerza de oferta, tirando hacia abajo del RSI. Cuando se produce esta situación se dice que el título está sobrecomprado y es una señal de venta. Por el contrario si el RSI se aproxima al límite inferior (cero por ciento) entenderíamos que los títulos están sobrevendidos, lo cual indicaría una buena situación de compra.

En resumen por encima de cincuenta el título empieza a estar sobrecomprado y por debajo de este nivel se encuentra sobrevendido. Pero esta información no debe tenerse en cuenta hasta que el RSI se aleje suficientemente del centro (zona neutra). Lógicamente cuanto más se aproxime a los extremos más fuerte será la sobrecompra (señal de venta) o la sobreventa (señal de compra).

En la práctica, en el gráfico del RSI se marcan unas líneas horizontales simétricas con respecto al centro (por ejemplo: 50 +- 20) y se considera que el RSI sale de la zona neutra y baja a la zona de compra (de cero a treinta) o sube a la zona de venta (de setenta a cien) cuando supera estos límites. Habitualmente estos niveles se fijan en treinta y setenta, pero debe tenerse en cuenta la volatilidad de los títulos y fundamentalmente los valores máximos y mínimos alcanzados en el pasado por el RSI. Es decir es importante marcar los valores máximos y mínimos a los que ha llegado el RSI en toda la extensión del chart, para saber el nivel máximo y mínimo en el que se mueve históricamente.

Por ejemplo en el Gráfico 1 se observa que aunque el RSI está cerca de la zona de sobrecompra (señal de venta) la línea de resistencia está más alta, alrededor de 75, y por lo que todavía puede seguir subiendo y es pronto para vender. Por el contrario cuando bajó en los últimos meses no llegó a la zona de sobreventa y giró aproximadamente en el centro del gráfico. Luego en este caso la zona de sobrecompra empezaría en el nivel 75 y la de sobreventa aproximadamente en el nivel 50.

Este desplazamiento hacia la parte alta del chart de la curva de RSI es típica de mercado alcista, y por el contrario un desplazamiento hacia abajo es típico de mercado bajista como se puede observar en los primeros meses del Gráfico 1 en los que el Ibex 35 bajaba y el RSI estaba desplazado hacia abajo.

Indicadores y osciladores técnicos:

El RSI (II)

S

iguiendo con el concepto de sobrecompra o sobreventa, es importante establecer los límites de estas zonas y de la zona neutra para cada título y en función de la situación general del mercado, es decir determinando si está en fase alcista o bajista.

Por ejemplo en el Gráfico 2 se representa el Indice General de la Bolsa de Madrid y su RSI.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 2

En el se observa el desplazamiento hacia la parte alta del chart del RSI en los períodos alcistas de la bolsa (octubre 92/febrero 94 y Junio 95/final) y el desplazamiento hacia abajo en los períodos bajistas (inicio/octubre 92 y febrero 94/junio 95). De esta forma el nivel 60 del chart del RSI prácticamente actúa como línea de soporte/resistencia y marca la diferencia entre una bolsa en fase bajista y otra en fase alcista.

Usando el nivel 60 como límite de compra o venta, según el ciclo bursátil, acertaremos en nuestras operaciones excepto en los cambios de ciclo, en que compraremos o venderemos antes de tiempo. Este punto nos lleva a reflexionar sobre el carácter estadístico del RSI, el cual es válido siempre que se mantengan las mismas condiciones para el mercado. En todo caso se puede comprobar que son mucho más numerosos los aciertos que los fallos.

Corto, medio y largo plazo

Para calcular el RSI a corto plazo (15 sesiones), medio plazo (3 a 5 meses) y largo plazo (hasta 1 año) se puede alargar el valor de n (número de sesiones que se incluyen en el cálculo del RSI), aunque lo más habitual es usar las cotizaciones agrupadas en semanas para el medio plazo y en meses para el largo plazo.

De esta forma se construye un chart en el cual en vez de dibujar la cotización de una sesión (máximo y mínimo del día y valor de cierre), se condensan en una sola cotización las variaciones de la semana (máximo y mínimo de la semana y valor de cierre del viernes) o de todo un mes (máximo y mínimo del mes y valor de cierre del último día del mes).

Por ejemplo el Gráfico 1 (capítulo anterior) representa el chart diario del Ibex 35 y sus predicciones se consideran a corto plazo, el Gráfico 2 representa el chart semanal del Indice General de la Bolsa de Madrid y sus predicciones son válidas a medio plazo.

Señales de compra y de venta

Hemos dicho que la magnitud absoluta del RSI nos indica el potencial comprador o vendedor de un título, es decir nos dice si está sobrevendido o sobrecomprado, pero todavía es mucho más importante los cambios de tendencia del mismo, es decir cuando en la gráfica del RSI se dibuja un "pico" hacia arriba o hacia abajo, que puede indicar el final de una tendencia bajista o alcista y que consecuentemente las cotizaciones han hecho un mínimo o un máximo.

Estos cambios de sentido tienen el inconveniente de que muchas veces no tienen continuidad y vuelven a cambiar rápidamente de dirección. En estos casos para valorar su proyección futura se aplica con éxito las técnicas de análisis gráfico o chartismo. Es decir se dibujan soportes, canales, etc., y se analizan como si se tratara de un chart.

De esta forma si el RSI rompe un soporte o un canal se dice que da una señal de venta, por el contrario si rompe una resistencia y empieza a subir se entiende que ha dado una señal de compra. En el Gráfico 3 se observan las señales de compra y venta del chart de Vallehermoso en el último año.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 3

Indicadores y osciladores técnicos:

El RSI (III)

S

iguiendo con el Gráfico 3 correspondiente a Vallehermoso y su RSI, observamos que hemos usado la rotura de las líneas directrices bajistas o alcistas como señales de compra o venta. En algunas ocasiones en que se forman canales es posible operar dentro del mismo a un plazo mucho más corto (comprando cuando rebota en el suelo o vendiendo en el techo). Lógicamente las operaciones dentro del canal tienen un porcentaje de fallos más elevados.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 4

Si operamos a medio, largo o muy largo plazo podemos usar charts más largos como el del Gráfico 4, en el que el RSI del Indice General de la Bolsa de Madrid solo ha dado una señal de venta, en 1987, seis meses antes del crack de octubre de 1987 y otra señal de compra cinco años más tarde, a principios de 1993 y todavía no ha dado la correspondiente señal de venta a finales del 96.

Divergencias

Además de la sobreventa o sobrecompra y de los cambios de dirección del RSI que producen las señales de compra o venta, otro concepto importante para operar con el RSI son las divergencias entre el indicador y la cotización. Las divergencias pueden ser alcista (señal de compra) y bajistas (señal de venta).

Existe divergencia alcista cuando los mínimos de las cotizaciones son cada vez más bajos y en cambio los mínimos equivalentes del RSI son cada vez más altos. En el Gráfico 5 hay un caso de divergencia alcista en el chart a medio plazo de Ence, aunque el escape alcista del RSI (y de la cotización) se ha visto limitado por una fuerte línea directriz bajista del RSI.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 5

Por el contrario existe divergencia bajista (señal de venta) cuando a los máximos cada vez más altos de la cotización le corresponden máximos cada vez más bajos del RSI. En el Gráfico 6 se observa el chart de Iberdrola y como a los máximos crecientes de la cotización en los últimos meses, corresponden máximos decrecientes en el RSI, que finalmente han llevado al RSI a zona de sobreventa.

Las divergencias alcistas y bajistas son una de las señales más fiables del RSI, aunque, a veces el efecto sobre la cotización se retrasa algún tiempo antes de producirse.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 6

Indicadores y osciladores técnicos:

El RSI (IV)

A

continuación veremos algunos ejemplos de análisis bursátil basándonos exclusivamente en el RSI.

Ejemplos

En el gráfico 7 tenemos el chart de Endesa y su RSI, el cual ha caído hasta la zona de

Indicadores y osciladores técnicos

sobreventa. La señal de compra nos la dará la rotura del techo del canal bajista del RSI. Para mayor seguridad podemos esperar a que suba y baje un poco y comprobar si se produce divergencia alcista como en octubre del año anterior. De todas formas el hecho de que un título esté fuertemente sobrevendido es un buen motivo para empezar a comprar y esperar su recuperación, que generalmente no tarda mucho en producirse.

El gráfico 8 representa el chart largo (semanal) de Gas Natural y su RSI. Observamos que en abril de 1995 rompió su larga directriz bajista y dio una fuerte señal de compra y a pesar de que el precio de las acciones se dobló todavía (en el gráfico) no ha dado la correspondiente señal de venta. Desde entonces el RSI se mantiene dentro de un canal horizontal y la rotura del suelo del canal será la señal de venta.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 8

El gráfico 9 muestra la divergencia alcista del RSI con la cotización en el chart largo (semanal) de Asturiana de Zinc. La divergencia es una buena señal de compra, pero dado el carácter especulativo de estos títulos es mejor esperar a que supere el nivel 60 del RSI, (lo que significaría el fin de su fase bajista) para tomar posiciones. Entrar a estos niveles supone comprar más caro, pero no garantiza una mayor probabilidad de éxito en la operación.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 9

En general es conveniente antes de tomar una decisión de compra o venta, esperar a que el RSI nos confirme la primera señal de compra o de venta, mediante una segunda señal. Por ejemplo si está en zona de sobrecompra, se ha de esperar a que tenga una divergencia bajista antes de vender, o si por el contrario si ha roto una directriz bajista se ha de esperar a una segunda señal o que la rotura tenga una profundidad suficiente.

Un sistema todavía más efectivo para asegurar las señales de compra o venta del RSI es utilizar las señales de un segundo indicador u oscilador técnico. En las bolsas españolas un indicador complementario del RSI muy efectivo es el MACD, el cual comenzaremos su estudio a continuación.

Indicadores y osciladores técnicos:

Macd (I)

E

l Macd (Moving Average Convergence Divergence), que se puede traducir como Convergencia-divergencia de medias móviles, es un indicador que mediante el cruce la línea del indicador (Macd) y de su media móvil (Sign) proporciona señales de compra o venta. El Macd se mueve alrededor de una línea central o línea cero, sin límites superior o inferior.

Fórmula matemática

Se basa en el uso de las medias móviles de la cotización y en la diferencia entre dos media móviles concretas. Matemáticamente la expresión del Macd es:

Indicadores y osciladores técnicos

Siendo med(cotz. n) la media móvil exponencial de las cotizaciones últimas n sesiones (en nuestro caso 26 sesiones y 12 sesiones) y med(Macd 9) la media móvil exponencial de las últimas 9 sesiones del Macd.

Representación gráfica

El gráfico del Macd consta de dos líneas: el Macd propiamente dicho (Macd) que se obtiene restando a la media móvil exponencial de las últimas veintiséis sesiones la de las últimas doce sesiones (línea roja) y de otra línea marrón (Sign) que representa la media móvil de las últimas nueve sesiones del Macd. En el gráfico 10 se representa el chart de Prosegur y el Macd correspondiente con las dos líneas que lo componen (Macd y Sign) que oscilan alrededor de la línea cero.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 10

Señales de compra y de venta

Las principales señales de compra y de venta se producen cuando la curva del Macd corta a su media móvil. Las señales de compra se generan cuando la línea del Macd (Macd) corta de forma ascendente a la línea de su media móvil (Sign). Mientras la línea del Macd esté por encima de su media móvil la posición seguirá siendo compradora.

Por el contrario se produce una señal de venta cuando la línea del Macd corta en sentido descendente a su media móvil (línea discontinua Sign). Mientras la línea del Macd esté por debajo de su media móvil la posición seguirá siendo vendedora.

Por ejemplo en el gráfico 11 de Telefónica destacan las dos fuertes señales de compra que dio el Macd cuando la cotización marcó el mínimo de las 1480 ptas. y el de los mínimos de diciembre/96. También destaca la fuerte señal de venta de los máximos de las 2505 ptas. Se puede observar que se producen unos cortes o amagos de cortes entre la línea Macd y la Sign en la zona intermedia entre ambos extremos. Estos cortes sirven, conjuntamente con otros indicadores para actuar a mas corto plazo, aunque estos movimientos carecen de la fiabilidad de las señales en los extremos y en la mayoría de los casos es mejor ignorarlos.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 11

Hay que tener en cuenta que el Macd, al igual que el resto de indicadores genera sus señales de compra o venta después del cambio de signo de la cotización, por lo que no se puede comprar o vender en los extremos máximos o mínimos de la misma si no un poco más tarde cuando el descenso o ascenso de la cotización arrastra al indicador.

Indicadores y osciladores técnicos:

Macd (II)

E

l Macd es un indicador de tendencias que identifica el inicio o el agotamiento de una tendencia, por lo que en los movimientos laterales es mejor ignorar las señales de compra o venta y esperar que se confirmen.

Confirmación de las señales

Para confirmar las señales de compra o venta del Macd (corte de la línea negra Sign, por la línea del Macd) se usan los mismos criterios que hemos usado en el RSI y que pueden generalizarse a la mayoría de indicadores y osciladores técnicos: Sobrecompra y sobreventa; análisis gráfico y divergencias.

Sobrecompra y sobreventa

Hemos dicho que el Macd se mueve alrededor de una línea central o línea cero, sin límites superior o inferior. En esta línea cero se entiende que las fuerzas de la demanda son idénticas a las de la oferta, con lo que el Macd está en zona neutra. Por encima de esta línea cero, el Macd empieza a estar sobrecomprado y por debajo de este nivel empieza a estar sobrevendido.

Pero el concepto de sobrecompra o sobreventa no debe tenerse en cuenta hasta que el Macd se aleja suficientemente de la línea cero, y habitualmente estos límites se fijan por los mínimos o los máximos que ha alcanzado el Macd a lo largo del chart. Por ejemplo en el gráfico 12 se observa como el Macd de Repsol en el chart por semanas, está cerca de sus mínimos históricos y con un buen nivel de sobreventa, aunque todavía no ha dado señal de compra.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 12

Análisis gráfico

Ya hemos visto que la magnitud absoluta del Macd nos indica, en función de su situación histórica, el nivel de sobrecompra o sobreventa y consecuentemente su potencial vendedor o comprador. Pero todavía es mucho más significativo el análisis gráfico de las señales de compra o venta, es decir cuando se forma un "pico" en la línea del Macd, que corta a la línea Sign. En estos casos para valorar su proyección futura se aplica con éxito las técnicas del análisis gráfico o chartismo. Es decir se dibujan soportes, canales, etc., y se analizan como si se tratara de un chart.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 13

De esta forma si el Macd, después de dar una señal de compra o venta, rompe un soporte o un canal se considera que da una señal de venta confirmada. Por el contrario si rompe una resistencia, o el techo de un canal después de dar una señal de compra, la señal de compra se debe considerar confirmada.

En el gráfico 13 se observa el chart por semanas y el Macd de Cortefiel. A pesar de la escasa historia de estos títulos que salieron a bolsa hace tres años, el nivel de sobreventa era importante después de su fuerte caída al romper el soporte y ya nos indica que se debía tener el título en observación e incluso se podían tomar posiciones escalonádamente si se invertía a medio o largo plazo, aunque Cortefiel no había dado ninguna señal de compra todavía.

Finalmente Cortefiel marcó sus mínimos de las 2460 ptas. y el Macd giró rápidamente dando una señal de compra. A continuación empezó a subir y cortó con claridad la directriz bajista, lo que constituyó la confirmación de la señal de compra. En este caso podemos decir que el Macd nos dio dos avisos previos (sobreventa y señal de compra) antes de confirmarnos la señal de compra definitiva.

Indicadores y osciladores técnicos:

Macd (III)

A

demás de la sobrecompra o sobreventa del Macd y de su correspondiente análisis gráfico, otro concepto, para operar con el Macd es el de las divergencias.

Divergencias

El concepto de divergencia del Macd, es semejante al del RSI, es decir existe divergencia alcista (señal de compra) cuando los mínimos de las cotizaciones son cada vez más bajos y en cambio los mínimos equivalentes del Macd son cada vez más altos. Por el contrario existe divergencia bajista (señal de venta) cuando a los máximos cada vez más altos de la cotización, le corresponden máximos cada vez más bajos del Macd.

En el Macd, al contrario de lo que sucede en el RSI, las divergencias son difíciles de formar y tienen escasa fiabilidad, siendo una confirmación de señal de compra o venta de menor importancia que el nivel de sobrecompra o sobreventa o el análisis gráfico.

Ejemplos

A continuación veremos algunos ejemplos de análisis bursátil basándonos exclusivamente en el Macd.

En el gráfico 14 representamos en chart por semanas del BCH, y su Macd. En el gráfico del Macd, se comprueba como el indicador está encerrado entre una línea directriz alcista, que actúa de soporte y una directriz bajista que actúa de resistencia. La rotura de una de estas líneas nos marcará la tendencia futura de la cotización a medio plazo: alcista si rompe la resistencia y bajista si perfora el soporte.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 14

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 15

En el gráfico 15 se representa el chart de Fecsa y su Macd. Se observa lo fácil que es comprar y vender en los últimos meses, comprando cuando llega a su nivel de sobreventa y vendiendo cuando llega al nivel de sobrecompra. Además se puede confirmar la operación esperando que el Macd corte a su línea Sign, teniendo en este caso la señal y su confirmación.

En el gráfico 16 el Macd de Mapfre desde la caída de las 7200 ptas. ha dado señales de compra "laterales" que no se deben tener en cuenta, pues no están confirmadas. Además el Macd ya está en zona de sobreventa, por lo que las señales son más fiables, pero la confirmación se producirá con el corte de la directriz bajista del Macd.

Indicadores y osciladores técnicos

Gráfico 16

Forecast

Indicadores y osciladores técnicos

Metodología de análisis (I)

H

emos dicho que es necesario antes de tomar una decisión de compra o venta, esperar a que el Macd nos confirme la primera señal de compra o venta. Pero un sistema mucho más efectivo es utilizar las señales de un segundo indicador u oscilador técnico.

Batería de indicadores

Para asegurar las señales de compra o venta, se forman las baterías de indicadores. Una batería de indicadores es una columna de charts, con la misma escala de tiempos para todos, en la que al menos hay dos indicadores u osciladores técnicos. El Gráfico 17 (página 28) muestra una batería de indicadores con el chart a largo plazo (chart por meses) del Indice General de la Bolsa de Madrid, el RSI, el Macd y el volumen.

Representación gráfica

En la batería de indicadores, en el gráfico superior de la columna se coloca el chart con las cotizaciones, teniendo habitualmente un tamaño mayor que el reto para destacar su posición de chart principal de la columna. En el gráfico inferior de la columna se representa el volumen de negocio.

Entre ambos charts (cotización y volumen) se colocan los indicadores u osciladores técnicos que forman la batería de indicadores, generalmente en numero de dos o tres indicadores. Los indicadores que se derivan de la cotización (RSI, Macd) se colocan próximos al chart de la cotización y si hay algún indicador derivado del volumen de negocio, se coloca en la parte inferior próximo al chart que representa el volumen de negocio.

Metodología de análisis

Tan importante como conocer y dominar cada indicador de forma individual, es saber analizar de forma conjunta la información que contiene la batería de indicadores, estudiando la convergencia de sus señales de compra o venta, o interpretando sus posibles divergencias. En primer lugar es conveniente disponer de una copia de papel de la batería de indicadores para poder dibujar sobre ella las líneas de tendencia, canales, etc., de cada uno de los gráficos.

El análisis gráfico o chartismo constituye un complemento imprescindible en el análisis de los indicadores y osciladores técnicos. Debe tenerse en cuenta que un indicador señala los momentos de compra o venta, pero no indica la duración o profundidad de un movimiento al alza o a la baja de la cotización. Por este motivo el análisis de los soportes y resistencias en el chart de la cotización es un complemento muy valioso para el análisis de un título.

No se debe olvidar que el análisis gráfico o chartismo y el análisis por indicadores y osciladores técnicos forman ambos parte del análisis técnico y son dos sistemas que se complementan perfectamente.