Independencia de los EEUU (Estados Unidos)

Historia universal. Captura de Saratoga. Trece colonias. Congreso de Filadelfia

  • Enviado por: Hombre d
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Diseño y Producción de Exposiciones.
Instituto Superior De Arte - I/art
Horas antes de la inauguración de una exposición, se produce el momento mágico en el que el diseñador recorre, solo...
Solicita InformaciÓn

Rupturas y Tendencias en los Albores del Constitucionalismo. Cádiz 1812
UNED
Con la presente propuesta se intenta abordar la ruptura de concepciones ideológicas, jurídicas y económicas que se...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Independencia de Estados Unidos

Independencia de los {EEUU}
Hacia el año 1700 Estados Unidos estaba compuesto por trece colonias dirigidas por Inglaterra.

La política aplicada por los Ingleses, especialmente el rey Jorge III, era muy severa y los obligaba a pagar altísimos impuestos por todas las cosas. Esta fue agravándose cada vez más y las colonias comenzaron a rebelarse organizándose para exigir más libertad.

En 1775 un congreso reunido en Filadelfia recibió la noticia de un sangriento combate entre los norteamericanos y los ingleses. Este hecho motivó que decidieran formar un ejército general de colonias. Su comandante fue Jorge Washington.

Las tropas coloniales estaban formadas por 17 mil hombres mandados por oficiales improvisados. Los soldados no tenían uniforme y su edad oscilaba entre los dieciocho y los setenta años. En el birrete llevaban una inscripción, "Libertad o Muerte". Su entusiasmo era grande, pero a Washington le repugnaba la falta de disciplina. Los hombres se presentaban sin afeitar, hablaban en las filas y se tratan como camaradas. "Todos actúan como general y ninguno como soldado", les recriminaba Washington.

En 1775 se inició la guerra. Un año después el Congreso declaró la Independencia, pero la lucha se prolongó hasta 1783.

Los americanos tenían a su favor el inmenso teatro de operaciones de América del Norte, con caminos intrincados y en mal estado, ríos sin puente y extensos bosques inexplorados.

Los episodio de la guerra -captura de Boston por las tropas de Washington en marzo de 1776, ocupación británica en Nueva York, retirada de las tropas coloniales en Nueva Jersey y Pensilvania, sorprendentes triunfos de Washington en Trenton y Princeton-, entregaban un saldo favorable a los ejércitos del rey de Inglaterra.

En octubre de 1777 un ejército inglés que descendió del Canadá por el Lago Champlain agotó sus provisiones en interminables marchas a través de los bosques. Su expedición se vio dificultada por lluvias torrenciales. Bloqueado Saratoga, sin víveres más que para tres días, el ejército ingles tuvo que rendirse sin combate.

La Captura de Saratoga aseguró el triunfo de los insurrectos, como se llamaba en París a los colonos sublevados. El gobierno francés decidió aliarse con ellos y comenzó a facilitarles, secretamente, dinero, armas y equipos. Un año más tarde España adhería al pacto.

Jóvenes nobles europeos, entre ellos el marqués de LaFayette, viajaron a América para luchar junto a las tropas coloniales.

Un cuerpo del ejército francés al mando de Rochambeau, y una escuadra francesa al mando del almirante de Grasse, ayudaron al comandante Washington a bloquear en Yorktown -pequeña plaza del estado de Virginia- al principal ejército inglés y el 19 de octubre de 1781 lo obligaron a rendirse. La victoria americana definió la Independencia de los Estados Unidos.

La Gran Declaración

En un sesión memorable, representantes de las trece colonias americanas aprobaron la declaración de la Independencia de los Estados Unidos. Era el 4 de julio de 1776.

Esta surgió luego que los representantes de las colonias decidieron formar un comité, cuyos miembros serían John Adams, Thomas Jefferson y Benjamín Franklin, para que prepara la declaración de la Independencia. Luego de mucha incertidumbre en la votación, las colonias la aprobaron. Ese día 4 de julio de 1776, las campanas parroquiales replicaron jubilosamente hasta el anochecer en Filadelfia, Pensilvania.

Durante los días siguientes, ese clamor repercutió desde Delaware hasta Nueva York, y desde allí hasta Nueva Inglaterra. La noticia se difundía con velocidad.

Días más tarde, el 9 de julio, el general George Washington ordenó que la "Declaración fuese leída a su ejército, como estímulo oficial para continuar la lucha hasta la victoria final".

De los cincuenta y seis delegados que firmaron la declaración, catorce no alcanzaron a vivir para ver la Independencia convertida en realidad. Fallecieron antes de que el Gabinete británico aceptara reconocer la independencia definitiva.

Entre los congresales que suscribieron el acuerdo había dos futuros presidentes: Thomas Jefferson y John Adams. Ambos morirían el 4 de julio de 1826, cincuenta años después de la aprobación en el Congreso de Filadelfia.

Vídeos relacionados