Incursiones. Ensayos sobre la colonización computacional; Isaac Álvarez

Sociología de la Tecnología. Computadores. Interrelación computacional. Ensayos sociológicos. Interacción hombre ordenador

  • Enviado por: Ana Quintero
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Apps de iPhone y Android con HTML5 para principiantes
Apps de iPhone y Android con HTML5 para principiantes
A todos se nos ocurren ideas de apps y luego, al poco tiempo vemos que otra persona las desarrolla. Que no te pase de...
Ver más información

Hacking y Seguridad
Hacking y Seguridad
El tema de como ser un hacker siempre es controversial, muy debatido y popular.

Dado que me llegan...
Ver más información


LOS COMPUTADORES ¿LA PLAGA DEL SIGLO XXI?

Ensayo a partir de

“La Colonización Computacional”

Auto: Isaac Álvarez

LOS COMPUTADORES ¿LA PLAGA DEL SIGLO XXI?

¿Son los computadores, el Internet, los videojuegos, y los demás avances tecnológicos de este tipo, el cáncer que está consumiendo nuestra sociedad y sus formas de interrelacionarse?

Si bien es cierto que los computadores han llegado a formar parte de cada uno de los aspectos del diario vivir y que estamos ante una realidad mediática, también es cierto que las nuevas tecnologías han aparecido para facilitar y complementar nuestra vida.

La humanidad ha atravesado grandes procesos de transformación y evolución. Durante el transcurso de esta era cuaternaria. En los periodos del pleistoceno y el holoceno llegamos a convivir con enormes y feroces animales, afrontamos las glaciaciones y hemos sufrido enormes cambios hasta nuestros días. Los hombres aparecieron, se asociaron, se comunicaron a través de lenguajes primitivos, elaboraron utensilios, descubrieron el fuego, inventaron la escritura y todo esto lo que generó fue una mejor calidad de vida.

Con la aparición del trueque, las nuevas formas de asociarse fueron inminentes como lo describen las olas. La primera fue la revolución agrícola del campo a la ciudad, la segunda la industrialización de la casa a la fábrica y la tercera la del conocimiento y la tecnología. Algunos dicen que estamos en la cuarta ola como resultado de la convergencia entre la era de la tecnología de la información y la revolución biológica y genética. Cuando estos dos conceptos converjan a pleno, se desatará una explosión de cambios sociales y económicos tan gigantescos que superarán la imaginación de cualquiera. Se plantearan nuevos esquemas éticos que hagan repensar nuestra sociedad y su actuar.

La industrialización modificó completamente la sociedad, apareció la imprenta pero no por eso se dejó de escribir a mano, apareció el barco de vapor pero no por eso desaparecieron los caballos como medio de transporte. El teléfono tampoco remplazó a la carta ni a la comunicación cara a cara. Estos inventos brindaron mejores condiciones, acortaron distancias, abrieron nuevos horizontes, y redujeron tiempos complementando las actividades de la sociedad.

Isaac Álvarez en su libro “La Colonización Computacional”, formula algunas ventajas pero hace énfasis en las desventajas y problemas que trae consigo la cultura computacional.

Para él Internet es un medio que simplifica todas las formas del lenguaje: La escritura en forma, contenido y complejidad. Para él hemos llegado a la universalización de una escritura digitada a través de un ordenador, despojada de características particulares que no nos permite reconocer ningún rasgo del autor.

Así mismo, la velocidad y el ritmo del Internet y de los aparatos computacionales implican la utilización de lenguajes más simples, planos, fáciles de entender que no invitan a la reflexión ni al análisis. Paralelamente los iconos se han convertido en elementos carentes de significado profundo, no nos permiten apreciaciones subjetivas ni apropiaciones personales, no ofrecen ningún complemento ni aportan un valor agregado pues, ante la globalización, surgió la necesidad de hacerlos entendibles por el mayor número posible de personas. Por eso se han reducido hasta lo más obvio y simple.

Este autor también opina que la educación ha empeorado y perdido calidad gracias a estas nuevas tendencias tecnológicas y llegará el momento en el que dará lo mismo asistir a cualquier centro educativo por la uniformidad de sus contenidos. El empobrecimiento de la educación parte, además, de la reducción de docentes, pues unos cuantos serán suficientes para dictar una materia o tema a varios cursos, inclusive de diferentes grados. La falta de interacción directa, de debates entre compañeros y profesores que compartan la misma ubicación espacio-temporal invitará menos a una reflexión y construcción participativa de ideas.

El aprendizaje infantil también se ha visto afectado porque no se da a través de contacto directo con el mundo, si no a través del ordenador, lo que implica un inequitativo desarrollo de los sentidos.

Álvarez profetiza que un futuro los viajes no serán necesarios pues todo se podrá conocer a través de la computadora. Afirma que en la actualidad planear un viaje no conlleva a la misma emoción y empeño que se imprimía antes, que la duración de tales expediciones es mucho menor, aunque son mas frecuentes y que realizar una excursión o paseo no genera el misma interés.

Isaac Álvarez designa como superficial, facilista, autómata y solitarios aquellos espacios en los que los computadores se convierten en el medio de acceso. La socialización, la creación de relaciones, el compartir con identidades red se fundamenta en conversaciones e intercambios carentes de profundidad y que hasta pueden constituir mentiras. La soledad rodeará a los individuos, quienes no contaran con otro interactor diferente al ordenador.

En pocas palabras, según mi percepción, él considera que los humanos nos convertiremos en extensiones automáticas y superficiales de los computadores.

Pero yo asumo las cosas desde otro punto de vista. Para mí los computadores son una herramienta, un medio que facilita la vida de las personas.

El lenguaje no ha perdido su complejidad, al contrario pueden coexistir todo tipo de formas literarias, apreciaciones, análisis y opiniones a los que cualquiera puede acceder, e igualmente divulgar por medio del Internet.

La forma de escribir, la generación de frases, la gramática, la estructura de los párrafos pueden proyectar la personalidad de los autores. Así mismo existen íconos, imágenes de todos los tipos que complementan o hablan por sí solos. La multimedia es un ejemplo de la alineación armónica y suplementaria de escritos, sonidos e imágenes.

La emoción a la hora de organizar un viaje no se ha reducido, simplemente las condiciones se han facilitado, permitiendo que el individuo tenga más tiempo y se libere de tantas cargas y dificultades innecesarias.

Es cierto que la educación y la socialización se perciben como absorbidas por los computadores. Se ha sabido de adicciones al Chat, al Internet, a los videojuegos, y que estos últimos generan incapacidad de concertación e hiperactividad infantil.

Pero todo extremo es malo. Los sistemas de información, los computadores, etc. son un complemento. Nada puede reemplazar la interacción directa, pero para mí es muy arriesgado afirmar que a través del Internet no se establecen vínculos ni se crean lazos y sentimientos, y es igual de arriesgado decir que de los videojuegos y de los computadores no se puede aprender con calidad.

La vida es un proceso complejo en el cual interactúan multiplicidad de fondos, formas y medios y cualquier extremo es negativo. No podemos asumir actitudes cavernícolas yendo en contra de la tecnología, pues se corre el riesgo de quedar rezagado por el cambio de la sociedad.

Lo más adecuado es encontrar un balance, un equilibrio que permita asumir la tecnología como una ciencia que brinda elementos, herramientas para vivir nuestras vidas como humanos sociales y con capacidad de pensar, reflexionar, de ser individuales, pero con mayor y más fácil acceso a la información y a la interacción con otras culturas, todo en búsqueda del progreso y del incremento de la calidad de vida.