Impulso y cantidad de movimiento

Mecánica. Dinámica. Fuerzas. Choques. Sección eficaz de choque

  • Enviado por: Fernando Dehne
  • Idioma: castellano
  • País: Bolivia Bolivia
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Ejercicios Resueltos Cálculo Diferencial
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Diferencial Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
En este curso se resuelve una serie de problemas muy interesantes relacionados con la recta tangente a una curva. Ver más información


Impulso y Cantidad de Movimiento

Existen varias aplicaciones para el impulso y seguramente todos usamos siquiera alguna vez alguna de estas aplicaciones o simplemente no nos damos cuenta de todo la que sucede en realidad, por ejemplo al jugar billar, el taco transmite energía a la bola mediante un choque y a su vez, la bola también transmite energía potencial al chocar con otras bolas.

Una gran parte de nuestra información acerca de las partículas atómicas y nucleares, se obtiene experimentalmente observando los efectos de choque entre ellas. A una mayor escala cuestiones como las propiedades de los gases se pueden entender mejor en función de choques de las partículas, y encontraremos que de los principios de la conservación de la cantidad de movimiento y de la conservación de la energía, podemos deducir mucha información acerca de los fenómenos de choques.

Impulso y cantidad de movimiento.- En un choque obra una gran fuerza en cada una de las partículas que chocan durante un corto tiempo; un bat que golpea una pelota de béisbol o una partícula nuclear que choca con otra son ejemplos típicos. Por ejemplo, durante el intervalo muy corto de tiempo que el bat está en contacto con la pelota se ejerce sobre esta una fuerza muy grande. Esta fuerza varía con el tiempo de una manera compleja, que en general no se puede determinar. Tanto la pelota como el bat se deforman durante el choque. Fuerzas de este tipo se llaman fuerzas impulsivas.

Supongamos que la curva de la figura 2 muestra la magnitud de la fuerza que realmente obra en un cuerpo durante un choque. Supongamos que la fuerza tiene una dirección constante. El choque comienza en el tiempo t1 y termina en el tiempo t2, siendo la fuerza 0 antes y después del choque.


De la ecuación I podemos escribir el cambio de cantidad de movimiento dp de un cuerpo en el tiempo dt durante el cual obra una fuerza F así:

dp = F dt

Podemos obtener el cambio de cantidad de movimiento del cuerpo durante un choque integrando en el tiempo del choque. Esto es,

p2 - p1 = I dp = I F dt

La integral de una fuerza en el intervalo durante el cual obra la fuerza se llama impulso de la fuerza. Por consiguiente, el cambio en la cantidad de movimiento de un cuerpo sobre el cual obra una fuerza impulsiva es igual al impulso. Tanto el impulso como la cantidad de movimiento son vectores y ambos tienen las mismas unidades y dimensiones.

La fuerza impulsiva representada en la figura 2 se supone que es de dirección constante. El impulso de esta fuerza I F dt. está representado en magnitud por el área de la curva fuerza-tiempo.


Fenómenos de choque.- Consideremos ahora un choque entre dos partículas, tales como partículas de masa m1 y m2, durante el breve choque, esas partículas ejercen grandes fuerzas una sobre la otra. En cualquier instante F1 es la fuerza ejercida sobre la partícula 1 por la partícula 2 y F2 es la fuerza ejercida sobre la partícula 2 por la partícula 1. En virtud de la tercera Ley de Newton esas fuerzas son iguales en cualquier instante, pero en sentido contrario. además, cada fuerza obra durante el mismo período de tiempo, est es, el tiempo del choque,

dt = t2 - t1

Dos “partículas” m1 y m2 en choque, experimentan fuerzas iguales y puestas en la dirección de la línea de sus centros, acuerdo con la tercera ley de Newton.

El cambio de la cantidad de movimiento de la partícula resultante del choque es:

Impulso y cantidad de movimiento

En esta expresión Impulso y cantidad de movimiento
es el valor medio de la fuerza F1 durante el intervalo de tiempo.

El cambio de cantidad de movimiento de la partícula 2 atribuible al choque es:

Impulso y cantidad de movimiento

En esta expresión Impulso y cantidad de movimiento
es el valor medio de la fuerza F2 durante el intervalo de tiempo.

Si no actúan otras fuerzas en las partículas, entonces Impulso y cantidad de movimiento
y Impulso y cantidad de movimiento
dan el cambio total de la cantidad de movimiento para cada una. Pero hemos visto que en cada instante F2 es igual a - F1, de modo que Impulso y cantidad de movimiento
es igual a -Impulso y cantidad de movimiento
, y por consiguiente:

Impulso y cantidad de movimiento
.

Si consideramos las dos partículas como constituyendo un sistema, la cantidad de movimiento total del mismo es:

P = p1 + p2.

y el cambio total de cantidad de movimiento del sistema como resultado del choque es cero, esto es:

Impulso y cantidad de movimiento

Por consiguiente, en ausencia de fuerzas externas, la cantidad de movimiento total del sistema es constante. Las fuerzas impulsivas que obran durante el choque son fuerzas internas que no tienen efecto en la cantidad de movimiento total del sistema.

Si consideramos después un sistema de 3, 4, o, de hecho de un número cualquiera de partículas que sufren colisiones entre si por una simple extensión del método usado para dos partículas, podemos demostrar que la cantidad del movimiento del sistema se conserva. El único requisito es que no obren fuerzas externas sobre el sistema.

Ahora el estudiante se preguntará por qué los fenómenos de choque se han discutido en función del impulso. De echo, el principio de conservación de la cantidad de movimiento ya se ha deducido antes. Todo lo que debemos reconocer para sistemas en los cuales ocurren colisiones, es que las fuerzas de choque son fuerzas internas, y para tales sistemas surge inmediatamente el principio de la conservación.

Una razón para considerar la naturaleza de impulso de un choque es que ilustra a una clase importante de problemas sobre como ocurre la conservación de la cantidad de movimiento. Sin embargo, una razón más importante es que nos permite explicar por qué casi siempre suponemos conservación de cantidad de movimiento durante un choque, aun cuando obren fuerzas externas sobre el sistema.

Cuando un bat le pega a una pelota de béisbol un bastón de golf le pega a una pelota de golf, o una bola de billar le pega a otra es evidente que obran fuerzas externas sobre el sistema; por ejemplo, la gravedad o la fricción ejercen fuerzas sobre esos cuerpos; esas fuerzas externas pueden no ser las mismas sobre cada cuerpo que choca, ni necesariamente se anulan por otras fuerzas externas durante el choque y suponer conservación de la cantidad de movimiento con tal que, como es casi siempre cierto,

Las fuerzas externas sean insignificantes en comparación con las fuerzas impulsivas de choque. Como resultado de ello, el cambio de cantidad de movimiento de una partícula que sufre un choque, cambio que provenga de una fuerza externa, es insignificante en

En la figura a la izquierda se puede observar,

que durante un choque la fuerza impulsiva, Fimp es

generalmente mucho mayor que cualquiera de las

fuerzas externas Fext que puedan sobre el sistema.

Comparación con el cambio de cantidad de movimiento de una partícula producido por la fuerza impulsiva de choque.

Por ejemplo, cuando un bate le pega a una pelota de béisbol el choque dura sólo una fracción de segundo, ya que el cambio de cantidad de movimiento es grande y el tiempo de choque es mas pequeño, se deduce de:

Impulso y cantidad de movimiento

que la fuerza impulsiva media Impulso y cantidad de movimiento
es sumamente grande. Comparada con esta fuerza externa de gravedad es insignificante. Durante el choque podemos impunemente pasar por alto esta fuerza al determinar el cambio de cantidad de movimiento de la pelota.

Si llamamos J al impulso entonces tenemos:

Impulso y cantidad de movimiento

De tal manera que tratamos de conservar J constante conforme Impulso y cantidad de movimiento
se hace más pequeña. Esto se puede lograr suponiendo una fuerza F más y mas grande, o seaImpulso y cantidad de movimiento
. En el límite, cuando Impulso y cantidad de movimiento
para que J sea constante para un valor finito. Si los choques ocurren en el tiempo cero dado que las fuerzas externas son inapreciables comparadas con la fuerza de choque infinita.

En la practica, por consiguiente, todo lo que se requiere para justificar el uso del principio de la conservación de la cantidad de movimiento de un sistema de partículas, poco antes de que choquen, es igual a la cantidad de movimiento del sistema, poco después de que las partículas han chocado.

Choques en una dimensión.-

El problema de determinar el movimiento de los cuerpos después del choque, conociendo el movimiento antes del mismo, puede moverse solamente si conocemos exactamente las fuerzas de choque y podemos resolver las ecuaciones del movimiento. A menudo esas fuerzas no se conocen. Sin embargo el principio de la conservación de la cantidad de movimiento debe ser valido durante el choque, así como el de la conservación de la energía total. Aun cuando podemos no conocer los detalles de la interacción, esos principios pueden usarse para predecir los resultados del choque.

Los choques o están limitados a casos en los cuales dos cuerpos entran en contacto en el sentido usual. También se puede decir que chocan cuerpos que no entran en contacto por que ejercen fuerzas entre si y que alternan mutuamente sus movimientos. Los átomos pueden interactuar mediante fuerzas eléctricas o magnéticas que ejercen entre si, los núcleos pueden actuar mediante fuerzas nucleares y los cuerpos astronómicos pueden actuar mediante fuerzas gravitacionales tratando los cuerpos que interactuan como un sistema, podemos usar los principios de conservación para estudiar el movimiento de esos cuerpos.

Las colisiones ordinariamente se clasifican de acuerdo con lo que se conserve o no durante el choque la energía cinética. Cuando se conserva la energía cinética durante un choque, se dice que el mecanismo es elástico; si no es así, el choque es inelástico. Las colisiones de las partículas atómicas y subatómicas, a veces son elásticas. De hecho estas son las únicas colisiones verdaderamente elásticas que se conocen. Sin embargo, a menudo podemos tratarlas como aproximadamente elásticas, como en el caso de choques de bolas de marfil o de vidrio. La mayoría de los choques son inelásticos. Cuando dos cuerpos quedan unidos después de un choque se dice que este es completamente inelástico. Por ejemplo el choque entre una bala y su blanco es completamente inelástico cuando la bala queda ahogada en el blanco. Él termino completamente inelástico no significa que pierda toda la energía cinética inicial; Como veremos; quiere decir también que la perdida es tan grande como lo permite la cantidad de conservación de la cantidad del movimiento.

Aun cuando las fuerzas de colisión no se conozcan, el movimiento de las partículas después de la misma puede determinarse a partir del movimiento antes del choque con tal de que este sea completamente inelástico, o bien, si es elástico, con tal que se efectúe en una sola dimensión el movimiento relativo después de este es a lo largo de la misma línea que el movimiento relativo antes del mismo.

Consideremos primero un choque elástico en una sola dimensión.

Podemos imaginar dos esferas lisas, que no rigen, moviéndose inicialmente en la dirección de la línea que une sus centros, chocando frente a frente y moviéndose en la misma línea recta sin rotación después del choque. La situación se ilustra en la figura que tenemos de abajo.

Debido a su forma esférica, esos cuerpos ejercen fuerza entre sí, durante el choque, que están a lo largo de la línea inicial del movimiento de tal manera que el movimiento final esta también él la misma línea.

Las masas de la esfera son m1 y m2 siendo las velocidades componentes u1 y u2 antes del choque y v1 y v2 después del choque.

m1 m2 m1 m2

u1 u2 v1 v2

u1-u2 v2-v1

Antes del choque Después del choque

Llamamos la dirección positiva de la cantidad de movimiento y de la velocidad hacia la derecha. Entonces del principio de la conservación de la cantidad de movimiento obtenemos

m1u1 + m2u2 = m1v1 + m2v2

y de la conservación de la energía cinética obtenemos

1/2 m1u12 + 1/2 m2u22 = 1/2 m1v12 + 1/2 m2v22

La ecuación de la cantidad del movimiento se puede escribir

m1(u1 - v1) = m2 (v2 - u2) (1º)

y la ecuación de la energía se puede escribir

m1(u12 - v12) = m2 (v22 - u22) (2º)

dividiendo miembro a miembro la ecuación 2º entre la 1º obtenemos

u1 + v1 = v2 + u2 (3º)

Nótese que en un choque elástico en una dimensión, la velocidad mínima de acercamiento antes del choque es igual a la velocidad relativa de separación después del mismo porque la ecuación 3º se puede escribir también así.

u1 - u2 = v2 - v1

Para determinar las velocidades v1 y v2 después del choque a partir de las velocidades u1 y u2 antes del choque, podemos usar dos de las tres ecuaciones numeradas anteriormente. Así de la ecuación 3º

v2 = u1 + v1 - u2

reemplazando este valor en la ecuación 1º y despejando v1, obtenemos

v1 = (m1 - m2) u1 + (2m2) u2

(m1 + m2) (m1 + m2)

Análogamente poniendo v1 = v2 + u2 - u1 en la ecuación 3º despejando v2, obtenemos

v2 = (2m1) u1 + (m2 - m1) u2

(m1 +m2) (m1+ m2)

Hay varios casos de especial interés. Por ejemplo, cuando las partículas que chocan tienen la misma masa, m1 es igual a m2 las dos ecuaciones anteriores se transforman en

v1 = u2 v2 = u1

Esto es, un choque elástico de una dimensión de dos partículas de igual masa, las partículas simplemente intercambian sus velocidades durante el choque.

Otro caso de interés es aquel en el cual una partícula m2 esta inicialmente en el reposo. Entonces u2 es igual a cero y

v1 = (m1 - m2) u1 v2 = (2m1) u1

(m1 +m2) (m1 +m2)

Por supuesto que, sí m1 =m2 también, entonces v1 = 0 y v2 = 0 como era de esperarse. La primera partícula se “para en seco” y la segunda “arranca” con velocidad que tenia la primera originalmente. En cambio, si m2 es mucho mayor que m1, obtenemos

v1 " -u1 y v2 " 0

Esto es, cuando una partícula ligera choca con una de mucha mayor masa que esta en reposo, la velocidad de la partícula ligera aproximadamente se invierte y la partícula de gran masa permanece aproximadamente en reposo. Por ejemplo, supongamos que una pelota se deja caer verticalmente sobre una superficie horizontal fija a la tierra. Esto es de hecho un choque entre la pelota y la tierra. Si el choque es elástico, la pelota botara con una velocidad invertida y llegara a la misma altura a la de la cual caerá finalmente, si m2 es mucho menor que m1, obtenemos

v1 " u1 v2 " 2u1

Esto significa que la velocidad de la partícula incidente de gran masa casi no cambia con el choque contra la partícula ligera fija pero la partícula ligera rebota con una velocidad aproximadamente doble de la velocidad e la partícula incidente. El movimiento de una bola de boliche casi no es afectado porque choca contra una pelota de plástico del mismo tamaño inflada con aire pero la pelota rebota rápidamente.

Los neutrones producidos por un reactor por la fisión de los átomos de uranio se mueven muy aprisa y tienen que ser frenado si se quiere que produzcan mas fisiones. Suponiendo que se efectúan choques elásticos con los núcleos en reposo, ¿qué neutrón debe escogerse para moderar los neutrones en el reactor?

Sabemos de las consideraciones anteriores, que si los blancos estacionarios fueran núcleos de gran masa, como el plomo, los neutrones simplemente rebotarían con una velocidad casi igual a la que tenían inicialmente. Si los blancos estacionarios fueran mucho más ligeros que los neutrones, como los electrones, los neutrones aun seguirían de frente con la misma velocidad que tenían inicialmente. En cambio, si los blancos son partículas de masa casi igual. Los neutrones quedarían casi al reposo al chocar con ellos. Pos consiguiente, el retardador más efectivo será él hidrogeno cuyo núcleo (el protón) tienen casi la misma masa que el neutrón. Hay otras consideraciones que afectan la elección de un moderador para neutrones, pero no teniendo en cuenta las condiciones de cantidad de movimiento, la elección se limita a los elementos más ligeros.

Si un choque es inelástico ya no podemos practicar el principio de la conservación de la energía cinética. La energía cinética inicial puede ser menor al valor inicial, convirtiéndose finalmente la diferencia en calor o en energía potencial de deformación en el choque. En todo caso, el principio de la conservación de la cantidad del movimiento sigue siendo valido. De cualquier modo, debemos usar el principio de la conservación de la energía total y del de la conservación de la energía cinética.

Consideremos finalmente un choque completamente inelástico. Las dos partículas permanecen en contacto después del choque, de modo que habrá una velocidad final común v. usando el principio de la conservación de la materia.

m1u2 + m2u2 = (m1 + m2)v 4º

Esta ecuación determina v cuando se conocen u1 y u2.

Ejemplo 1. Una pelota de béisbol que pesa 1.56 [N] recibe un golpe de un bat al ir moviéndose horizontalmente con una velocidad de 43 m/seg. Como consecuencia del golpe la pelota sale con una velocidad de 33. 52 m/seg. En una dirección opuesta al movimiento original. Determinar el impulso del golpe.

No podemos determinar él impulsó mediante la definición J =Impulso y cantidad de movimiento

Porque no sabemos la fuerza ejercida sobre la pelota en función del tiempo. No obstante hemos visto que el cambio de cantidad de movimiento de una partícula sobre la cual obra una partícula sobre la cual obra una fuerza impulsiva es igual al impulso. Por consiguiente,

impulso = cambio de cantidad de movimiento = P2 + P1

La magnitud del impulso es entonces:

El signo menos indica que la dirección del impulso es opuesta a la de la velocidad original que arbitrariamente escogimos como positiva.

Impulso y cantidad de movimiento
La fuerza del choque no puede determinarse con los datos que se proporcionan. De hecho, cualquier fuerza cuyo impulso sea -9.79[N*s] producirá el mismo cambio de cantidad de movimiento, por ejemplo, si el bat y la pelota estuvieran en contacto durante 0.001[s] la fuerza media durante ese tiempo sería:

Para tiempos de contacto más cortos las fuerzas medidas serían mayores la fuerza real tendría un valor máximo mayor que este valor medio por tanto caería la pelota debido a la gravedad durante el tiempo de choque.

Ejemplo 2. ¿En qué fracción disminuye la energía cinética de un neutrón (masa m1) durante un choque elástico de frente con un núcleo atómico (masa m2) que está inicialmente en reposo?

La energía cinética inicial Ki es 1/2m1u12. La energía cinética final es 1/2m1v12. Por consiguiente la fracción de disminución de energía cinética es:

Pero para ese choque

de modo que

Encontrar la fracción de disminución de energía cinética de un neutrón cuando choca de esta manera con un núcleo de plomo, un núcleo de carbono y un núcleo de hidrógeno. La relación de la masa nuclear a la masa del neutrón es 206 para el plomo, 12 para el carbono y 1 para el hidrógeno.

Para el plomo, m2=206m1

Para el carbono, m2=12m1

Para el hidrógeno, m2=m1

Estos resultados explican por qué los neutrones son retardados muy poco por una placa de plomo de 50[cm] de espesor, mientras que son completamente absorbidos por una capa de parafina de 20[cm] de espesor.

Ejemplo 3.

El péndulo balístico se usa para medir la velocidad de las balas. El péndulo, que consiste de un gran bloque de madera de masa M cuelga verticalmente de dos cuerdas. Una bala de masa m, que avanza con una velocidad horizontal u, choca contra el péndulo y se incrusta en él. Si el tiempo de choque (el tiempo requerido para que la bala quede en reposo con respecto al bloque) es muy pequeño en comparación con el tiempo de oscilación del péndulo, las cuerdas que lo sostienen quedan aproximadamente verticales durante el choque. Por consiguiente no obra ninguna fuerza externa horizontal sobre el sistema durante el choque y se conserva la componente horizontal de la cantidad de movimiento. La velocidad v del sistema después del choque es mucho menor que la de la bala antes del choque. Esta velocidad final se puede determinar fácilmente de modo que la velocidad original de la bala se puede calcular mediante el principio de la conservación de la cantidad del movimiento.

La cantidad de movimiento inercial del sistema es la de la bala mas la cantidad de movimiento del sistema apenas terminado el choque, de modo que:

Una vez que termina el choque, el péndulo y la bala oscilan hasta una altura máxima y, en donde la energía cinética que quedó después del impacto se convierte en energía potencial gravitacional.

Entonces, aplicando el principio de la conservación de la energía mecánica para esta parte del movimiento, obtenemos:

Por consiguiente, se puede determinar la velocidad inicial de la bala si se miden "m" "M" y "y".

La energía cinética de la bala inicialmente es 1/2mu2 y la energía cinética del sistema (bala+péndulo) inmediatamente después del choque es 1/2(m+M)v2. La relación es:

Por ejemplo, si la bala tiene una masa m=5[gr] y el bloque tiene una masa M=2000[gr], la cantidad de energía cinética que queda es apenas de 0.25% aproximadamente; más del 99% se convierte en otras formas de energía, por ejemplo calor y sonido.

El movimiento del centro de masa de dos partículas no es afectado por su choque, por que el choque no cambia la cantidad de movimiento del sistema de dos partículas, sólo cambia la distribución de la cantidad de movimiento entre las dos partículas. La cantidad de movimiento del sistema se puede escribir así P=(m1 +m2 )vcm. Si no obran fuerzas externas sobre el sistema, entonces P es constante antes y después del choque y el centro de masa se mueve con velocidad constante todo el tramo.

Si escogemos un sistema de referencia ligado al centro de masa entonces en este sistema de coordenadas del centro de masa vcm =0 y P=1. Hay una gran simplicidad y simetría al describir los choques con respecto al centro de masa, y se acostumbra hacerlo así en física nuclear. Para decir que los choques sean elásticos o inelásticos, se conserva la cantidad de movimiento y tomando coordenadas referidas al centro de masa, la cantidad de movimiento total es igual a cero. Estos resultados son válidos en dos y en tres dimensiones lo mismo que en una porque la cantidad de movimiento es una cantidad vectorial.

Como ejemplo, consideremos el choque de frente entre dos partículas m1 y m2. Sea m2=3m1, y consideremos a m2 en reposo, de modo que u1 es igual a cero en el sistema de coordenadas del laboratorio. La cantidad de movimiento total de las dos partículas es simplemente la de la partícula incidente m1u1 de modo que:

Después del choque m1 tiene una velocidad v1=1/2u1, y m2 tiene una velocidad v2=1/2u1. La cantidad de movimiento total de las dos partículas es la misma que antes del choque, y el movimiento del centro de masa no se altera.

  • Un choque elástico referido al sistema de coordenadas del laboratorio.

  • El mismo choque referido al centro de masa.

  • Sección eficaz de choque.-

    Cuando se conoce la fuerza de interacción de las partículas que chocan, podemos encontrar el movimiento resultante directamente a partir de las condiciones iniciales. La misma ley de las fuerzas en una cuarta ecuación que se aplica al movimiento. El parámetro de choque es entonces una condición inicial que debe especificarse. Ejemplos que frecuentemente se encuentran en física son choques entre cuerpos astronómicos, tales como el movimiento de un cometa cerca de un planeta, en el cual la fuerza es la conocida fuerza de gravitación, o choques entre partículas eléctricamente cargadas, en las cuales la fuerza es también la conocida fuerza de Coulomb entre partículas cargadas. Esas fuerzas son de gran alcance, de modo que los cambios en el movimiento de unos cuerpos que chocan y que están sometidos a tales fuerzas de interacción son graduales y no repentinos como lo son los choques por contacto.

    Hay otras fuerzas, tales como las fuerzas nucleares, que obran sólo a corta distancia. En tales casos debemos decir que tan débil puede ser una interacción para que se llame choque. Es equivalente a estipular que tan grande puede ser el parámetro de impacto a fin de que , para los objetivos del problema de que se trata, ocurre una desviación suficientemente grande para que la interacción se llame choque. Si el parámetro de impacto excede ese valor, decimos que no hay choque. Este procedimiento determina el alcance efectivo de la fuerza de interacción. Por consiguiente, podemos definir un área alrededor de la partícula blanca, tal, que ocurra un choque si la línea inicial del movimiento de la partícula incidente pasa por esa área y no ocurre si pasa fuera de esa área. A esta área le llamamos sección eficaz de choque . Debido a que una partícula de rápido movimiento interactúan con el blanco durante un intervalo de tiempo más comúnmente que una partícula lenta, la sección eficaz de choque generalmente depende de la velocidad (o energía) de la partícula incidente.

    A menudo, como ocurre en la física nuclear, la naturaleza exacta de la fuerza de la fuerza no se conoce. Entonces determinamos la sección eficaz experimentalmente y usamos los resultados para introducir algo acerca de la naturaleza de la fuerza. En física nuclear, la sección eficaz de choque se determina experimentalmente disparando un haz de partículas a una hoja delgada de material que mantenga un gran número de núcleos blancos. No podemos regular el parámetro de impacto por que la distancia de un núcleo blanco en la trayectoria de un proyectil puede ser diferente para cada par de partículas “chocadoras”. Los parámetros de impacto están distribuidos al azar y debemos analizar la interacción estadísticamente.

    El área de la hoja expuesta al haz es A y el espesor de la hoja ............ Si hay n partícula blanco por unidad de volumen de la hoja el número total de partículas blanco disponibles es nA s. Si cada partícula blanco ofrece una reacción eficaz  al choque, el área general disponible para el choque es (nA s) . Por consiguiente la probabilidad de que ocurra un choque cuando una partícula pase por la hoja es la relación de esa área al área total de la hoja expuesta al haz, o sea n s . Para determinar o experimentalmente medimos la fracción de las partículas incidentes que chocan e igualamos n s . Esto es, N/N es igual a n s. Conociendo el espesor de la hoja y la densidad de la partícula blanco obtenemos .

    En vez de la sección eficaz para que ocurra un choque cual quiera, llamada sección eficaz total, a menudo estamos interesados en la sección eficaz para ciertas clases especiales de choque. Por ejemplo, en choques moleculares la molécula inicialmente puede ionizar la molécula blanco; pueden simplemente pasar energía a la molécula blanco; pude disociar la molécula blanco, y así sucesivamente. Para obtener la sección eficaz par una clase especial de choque, simplemente medimos la fracción de la partícula incidente que hace esta clase de choque con las partículas blanco. La sección total eficaz de choque es la suma de todas esas secciones eficaces parciales.

    La medida “verdadera” de una fuerza.-

    La distinción entre energía cinética y cantidad de movimiento y las relaciones entre esos conceptos y las fuerzas no se entendía diariamente sino hasta muy avanzado el siglo XVIII. Los hombres de ciencia se preguntaban si la energía cinética o la cantidad de movimiento eran la verdadera medida del efecto que actúa en un cuerpo. Descartes arguia que cuando que cuando interactuan los cuerpos todo lo que puede ocurrir es que pase cantidad de movimiento de uno a otro, porque la cantidad total de movimiento del universo permanece constante; por consiguiente, la única medida verdadera de una fuerza es el cambio en la cantidad de movimiento que produzca en un tiempo dado. Liebnitz ataco este punto de vista y concluía que la verdadera medida de una fuerza es el cambio que produce en la energia cinética.

    En su tratado de mecánica, D'Alembert abandono la discusión por pareserle inútil y por que provenía de una confusión de terminología. El efecto acumulativo de una fuerza puede medirse por su efecto integrado en el transcurso del tiempo Impulso y cantidad de movimiento
    , que produce un cambio de la cantidad de movimiento, o bien por su fuerza integrada en el espacio, Impulso y cantidad de movimiento
    , que produce un cambio de la energía cinética. Ambos conceptos son útiles y validos. Según lo ilustra al estudio que hemos hecho de los choques, frecuentemente usamos ambos conceptos en el mismo problema.

    Choque en dos y en tres dimensiones .-

    Con excepción del choque completamente inelastico, el uso de las leyes de la conservacion solas, no permiten determinar el movimiento de las particulas despues de un choque apartir del conocimiento del movimiento antes del choque es bi o tri-dimensional. Por ejemplo para un choque elástico bi-dimensional, que es el caso más sencillo, tenemos cuatro incógnitas a saber, las dos componentes de la velocidad para cada una de las dos particulas despues del choque; pero solo tenemos tres ecuaciones conocidas entre ellas, una para la conservacion de la energía cinética y una relación para la conservación de la cantidad de movimiento, para cada una de las dos dimensiones. Por consiguiente, necesitamos mas información que las puras colisiones iniciales. Cuando no conocemos precisamente las fuerzas de interacción, como es a menudo el caso, la información adicional debe obtenerse del experimento. Lo más simple es especificar el ángulo de retroceso de una de las partículas que chocan.

    Consideremos lo que ocurre cuando una partícula es disparada sobre una partícula blanco que esta en reposo. Este caso no es tan restringido como parece, porque siempre podemos escoger nuestro sistema de coordenadas de tal manera que la partícula blanco este en reposo antes del choque. Además, hay mucho trabajo experimental en física nuclear que consiste en disparar partículas nucleares a un blanco que esta fijo en el sistema de coordenada referido al laboratorio. Entonces el movimiento esta en un plano determinado por las líneas de retroceso de las partículas que chocan. El movimiento inicial no esta forzosamente en la línea que une los centros de las dos partículas. La fuerza de interacción puede no ser una fuerza de contacto, sino una fuerza que actúe a distancias, eléctricas, gravitacionales o nucleares.

    La distancia entre la línea inicial del movimiento y una línea paralela a ella que pase por el centro de la partícula blanco, se llama parámetro de impacto. Este valor es una medida de que tan directo es el choque, si b = 0 se trata de un choque de frente. La dirección del movimiento de la partícula incidente m1 despues del choque. Aplicando el concepto de la conservación de la cantidad de movimiento tenemos:

    m1 u1= m1 v1 cos1 + m2 v2 cos2

    y para la componente y

     = m1 v1 sen1 - m2 v2 sen2

    Supongamos que el choque es elástico. Entonces se aplica la conservacion de la energía cinética y obtenemos una tercera ecuación.

    ½ m1 u1 u1= ½ m1 v1 v1 + ½ m2 v2 v2

    Si conocemos las condiciones iniciales (m1, m2 y u1), nos queda cuatro incógnitas (v1, v2, 1 y 2) pero solo tres ecuaciones relacionandolas. Podemos determinar el movimiento despues del choque solamente si especificamos un valor para alguna de esas cantidades

    Y

    v2

    m2 2

    m1 v1 o X

    1

    v1

    H h He

    he He  He

    He He He  He

    (a)

    (b)

    He Cl

    He  He He  Cl

     F1  He

    F1 He

    (c) (d)

    En la figura se muestra fotografías de cuatro colisiones nucleares. En cada una la partícula incidente es una partícula (núcleo del átomo de helio) y el núcleo que sirve de blanco esta en reposo antes del choque. Nótese que conforme aumenta la masa del núcleo, aumenta el ángulo entre las partículas después de chocar. En el caso (b), en que el blanco es también una partícula alfa, las partículas después de chocar se mueven en direcciones perpendiculares.

    La mayor de las colisiones son inelasticas, en escala microscópica. Los átomos, las moléculas y aun los núcleos, tienen energía interna relacionada con las posiciones y los movimientos de ambas partes constitutivas. Por consiguiente, esas partículas pueden sorber o ceder energía cinética en los choques.

    Fig. 2

    F1

    m2

    m1

    F2

    

    Vídeos relacionados