Imperialismo

Historia univesal. Expansión colonial. Colonialismo. Guerra de la Independencia española

  • Enviado por: Pablo Cortés
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

Geografía e historia.

% Causas de la expansión colonial:

Las grandes potencias europeas se querían apropiar de colonias por muy diferentes motivos, carácter personal y colectivo, económico, político, cultural y religioso.

  • La iniciativa individual: Políticos como Jules Ferry (Francia), financieros como Cecil Rhodes (Sudáfrica) o exploradores Livingstone o Stanley (Congo) tuvieron influencia decisiva.

  • Factores económicos: El proteccionismo de los estados europeos impulsó a éstos a buscar nuevos mercados y a poner los medios para asegurarse del abastecimiento de materias primas. Igualmente las economías occidentales necesitaban invertir sus capitales en algo. Por ello decidieron emplearlo en la explotación de continentes indefensos ante la superioridad técnica y de armas europea, con zonas muy pobladas y llenas de recursos naturales como son África y Asia.

  • Factores políticos: las empresas coloniales se presentaron como un campo nacionalista, muy vivo, con actividades llenas de prestigio para olvidar alguna derrota y humillación. Fue importante la competencia, cada vez que una potencia comenzaba un proyecto, todas las demás se sumaban al mismo, por miedo al engrandecimiento de una y llegar tarde al botín.

  • Factores culturales: Era como una misión civilizadora, en la que se difundían por otros continentes la cultura occidental, que se juzgaba superior a otras culturas de indígenas (RACISMO)

  • Factores religiosos: La recuperación religiosa se notó en una importante labor misionera, tanto de la iglesia católica como de las protestantes.

% Los grandes imperios coloniales

El imperio colonial británico.

Hacia 1870, Gran Bretaña tenía colonias en América, Australia, África y Asia. La expansión Británica en África empezó en Egipto, que en 1875, se vio obligado a vender a los ingleses la mayor parte de sus acciones del canal de Suez para hacer frente a sus deudas. Algunas revueltas nacionalistas provocaron la intervención del ejército británico y el establecimiento de un protectorado sobre este país. En la colonización de Sudáfrica se produjo la guerra entre los ingleses y los bóers (Holandeses) Colonizaron desde El Cairo hasta Ciudad del Cabo. En Asia la India fue la colonia preferida por los inglese. En 1877 la reina Victoria se auto proclamó “Emperatriz de la India” En 1858 fue vencida la rebelión nacionalista de los cipayos y ya la colonia Británica ejercía mucha influencia sobre zonas próximas. Las colonias Británicas se completaron en 1886, con el protectorado sobre Birmania.

El imperio colonial Francés.

Llegó a ocupar todo el noroeste de África, además de colonia como Madagascar o extensiones en Somalia. En 1898 franceses y británicos se enfrentaron en Fachoda por el control de Sudán, logrando imponerse los Británicos. En Asia Francia llegó a ocupar los actuales Vietnam, Laos y Camboya.

Otros imperios coloniales:

  • Alemania: se incorporó tarde porque el canciller Bismarck era contrario al establecimiento de colonias.

  • Bélgica: se hizo con el gran territorio del Congo

  • Portugal: se hizo con el poder en Angola y Mozambique

Las posesiones de Italia (Eritrea y Somalia) y España (territorios del Sahara y Guinea) fueron menores.

% El Japón Meiji:

La guerra civil y sus consecuencias:

La lucha entre los partidarios de la apertura a los occidentales y los que se oponían a ello dio lugar a una guerra civil que acabó con la victoria de los primeros en 1867. El emperador, que vivió hasta 1912, dio su reinado el nombre de Meiji (paz ilustrada). Japón empezó entonces un camino hacia la occidentalización. Los extranjeros fueron invitados a modernizar los transportes, comunicaciones, industrias. Muchos japoneses fueron a EEUU y a Europa para estudiar sus instituciones políticas, organizaciones militares y sistemas de enseñanza que más tarde copiarían.

La expansión japonesa.

Inició entonces una decidida expansión territorial por las islas próximas y la costa oriental del continente asiático; por razones demográficas y políticas. Esta expansión llevó a dos grandes conflictos: La guerra chino-japonesa (1894/95) y la ruso-japonesa (1904/05)

% El impresionismo

Un Arte del fin de siglo.

El afán por expresar la realidad culminó en el impresionismo como estilo pictórico. El propósito era captar la impresión inmediata que produce la visión de algo, mediante una técnica de pinceladas sueltas y colores puros a los efectos de la luz.

% China en el siglo XIX

Un imperio en crisis:

A comienzos del siglo XIX China se encontraba en un estado de profunda decadencia. El gobierno estaba en manos de la dinastía Manchú desde el siglo XVII.

La guerra chino-japonesa

Aunque había reformadores, prevaleció una actitud de desprecio por los occidentales y de inmovilismo. Pero una rebelión interna (la rebelión Taiping), facilitó la entrada de Gran Bretaña y Rusia, que obtuvieron nuevos territorios, al igual que todas las potencias incrementaron sus ventajas. En 1894 estalló una guerra entre China y Japón, por el dominio de Corea. La rápida derrota del Goliat chino frente al David japonés manifestó la distinta evolución de los dos países en los últimos años.

La guerra del Opio

China vivía casi aislada. La guerra del Opio enfrentaba a China con Gran Bretaña. Los comerciantes ingleses en Cantón habían desarrollado un negocio vendiendo por el sur de China opio. Las autoridades chinas intentaron impedir el tráfico de esta droga, ya que causaba daño físico y moral. Los ingleses no accedieron a una oferta y se declaró la guerra en 1839. La guerra duró tres años y acabó con la victoria inglesa. China fue obligada a ceder la isla de Hong Kong. Otras potencias occidentales impusieron a China la concesión de puertos.

El reparto de China

En los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX, los extranjeros en China fueron atacados por los bóxers (sociedad nacionalista). Las embajadas occidentales en Pekín llegaron a verse asediados por masas de chinos enfurecidos. China fue obligada a pagar grandes indemnizaciones y su debilidad era tal que si las potencias occidentales se hubieran puesto de acuerdo, podrían haberse repartido toda China.

El final del imperio

La oposición a la monarquía surgió de la clase rica, comercial e industrial de los puertos francos (Cantón y Shangai). Entre esta clase se formaron élites cultas de corte occidental que aprovecharon el resentimiento de las masas para crear un poderoso movimiento nacional. Entre los reformistas destaca Sun Yat-sen, fundador del Kuomingtang (Partido Nacionalista Popular) que en 1912 obligó a abdicar a los Manchúes y proclamó la república.

Geografía e historia.

Tema 16: España de 1800 a 1833

% La guerra de la independencia:

La España de Carlos IV

Carlos IV siguió con la política de su padre, Carlos II, y mantuvo como ministros a los ilustrados Floridablanca y Aranda, hasta que el pánico por la revolución francesa hizo que los sustituyera a favor de Godoy, favorito de la reina.

Cuando el rey Luis XVI fue decapitado en Francia, Godoy firmó la Paz de Basilea (1795) por la que la política española quedaba subordinada a la francesa. Estos acuerdos se vieron confirmados con El tratado de San Ildefonso (1796 y 1800) y del tratado de Fontainebleau (1807) en los que España declaraba la guerra a Gran Bretaña.

Los antecedentes de la guerra

El tratado de Fontainebleau autorizaba a las tropas francesas a penetrar en la Península para llevar a cabo la ocupación de Portugal. Entraban por el País Vasco y Cataluña, con la intención de ocupar toda la península y tomar los puertos de Cádiz y Portugal. El príncipe Fernando provocó el Motín de Aranjuez, obligando a Carlos IV a abdicar en su favor. Napoleón secuestró a la familia real española, la trasladó a Bayona y les obligó a abdicar a favor de José I, su hermano (Abdicaciones de Bayona) El día 2 de mayo de 1808, ante la presencia de un ejército extranjero de ocupación y el secuestro del rey, el pueblo madrileño se lanzó a la calle de una manera espontánea, enfrentándose a las tropas del general Murat. Fue una reacción nacionalista en la que apenas participaron militares, sólo Daoíz y Velarde, luego convertidos en héroes nacionales.

La guerra de la Independencia (1808-1814)

  • 1ª Fase: rechazo al invasor: fracaso para las tropas francesas, ya que la ocupación de Levante fue desarticulada gracias a Gerona (dirigida por Álvarez de Castro) y Zaragoza (Palafox) En la toma de Andalucía, dirigida por el general francés Dupont, los franceses sufrieron la derrota de Bailén, siendo las tropas españolas dirigidas por el general Castaños, que provocaron la huída de José I de Madrid y el repliegue de los franceses hasta el Ebro.

  • 2ª Fase: ocupación francesa: Napoleón envió a la Península lo mejor de su ejército, que tras romper la línea defensiva del Ebro entró en Madrid, teniendo sólo que derrotar a la guerrilla (nueva forma de resistencia popular, eficaz en espacios rurales y organizadas en pequeñas partidas de 4 ó 5 personas para pillar por sorpresa al enemigo. Estaban formadas por campesinos y desarrollaban la técnica de la guerra por desgaste, que desmoralizaba al enemigo.

  • 3ª Fase: fin de la guerra. En 1812 se inicia el desastre francés, coincidiendo con las campañas napoleónicas de Rusia y con la victoria de las tropas hispano-inglesas, al mando de Wellington, en Arapiles. La ofensiva final, en las batallas de Vitoria y San Marcial provocaron la salida de los franceses de la Península.

El reino de José I

José I publicó en la Gaceta de Madrid un texto constitucional que se conoce con el nombre de Constitución de Bayona. La constitución imponía una monarquía constitucional que reconocía algunos derechos individuales, como la abolición, tortura y admisibilidad de los empleos públicos.

La revolución política: las cortes de Cádiz

Las instituciones del reino optaron por el colaboracionismo con los franceses. Por eso el bando sublevado no tuvo más remedio que dotarse con nuevos órganos de gobierno, como las trece Juntas Provinciales y una junta Central presidida por Floridablanca, hasta que se reunió una Regencia y se convocaron Cortes constituyentes en Cádiz (1810)

en la que la mayoría de los diputados pertenecían a la clase media.

  • Los liberales, mayoritarios, eran partidarios de implantar en España un régimen similar al Francés

  • Los absolutistas, en minoría, partidarios de mantener los poderes de la corona.

  • Los diputados americanos, que defendían los problemas de sus territorios frente a liberales y absolutistas.

Las cortes tenían dos objetivos: constituir un nuevo régimen político, para lo que se redactó la constitución de 1812 y promover la transformación de la sociedad, para lo que dispusieron de un conjunto de leyes.

La constitución de 1812 ponía fin a una monarquía absolutista e imponía una monarquía limitada: el rey tenía el poder ejecutivo; las cortes, elegidas por el pueblo, el poder legislativo y los jueces el poder judicial.

Las Cortes de Cádiz abolieron los señoríos, suprimieron mayorazgos, se abolió la inquisición y la tortura, se aprobó una ley de libertad de la prensa... Con esto se terminó el Antiguo Régimen y quedó abierto el camino hacia una sociedad liberal