Imperialismo europeo

Historia universal contemporánea. Siglos XIX y XX. Capitalismo. Colonialismo. Expansión colonial. Reino Unido. Francia. Rusia. Primera Guerra Mundial. Causas

  • Enviado por: Helen Duque
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas

publicidad

DEFINICIONES

  • Capitalismo:

Es un sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados. Aunque tiene sus orígenes en la antigüedad, el desarrollo del capitalismo es un fenómeno europeo; fue evolucionando en distintas etapas, hasta considerarse establecido en la segunda mitad del siglo XIX. Desde Europa, y en concreto desde Inglaterra, el sistema capitalista se fue extendiendo a todo el mundo, siendo el sistema socioeconómico casi exclusivo en el ámbito mundial hasta el estallido de la I Guerra Mundial, tras la cual se estableció un nuevo sistema socioeconómico, el comunismo, que se convirtió en el opuesto al capitalista.

  • Características Fundamentales:

  • A lo largo de su historia, pero sobre todo durante su auge en la segunda mitad del siglo XIX, el Capitalismo tuvo una serie de características básicas:

  • Los medios de producción - tierra y capital- son de propiedad privada. En este contexto el capital se refiere a los edificios, la maquinaria y otras herramientas utilizadas para producir bienes y servicios destinados al consumo.

  • Bajo el sistema capitalista el control del sector privado por parte del público debe ser mínimo; se considera que existe competencia, la actividad económica se controlará a sí misma; la actividad del gobierno sólo es necesaria para gestionar la defensa nacional, hacer respetar la propiedad privada y garantizar el cumplimiento de los contratos. Esta visión decimonónica del papel del Estado en el sistema capitalista ha cambiado mucho durante el siglo XX.

    • Colonialismo:

    Es la influencia o la dominación de un país por otro más poderoso de una forma violenta, a través de una invasión militar o sutil, sin que intervenga la fuerza. Esta dominación puede ser política, militar, informativa, cultural o económica.

    Durante el siglo XX y principios del XXI ha persistido el colonialismo de países más poderosos sobre otros más débiles.

    El colonialismo podría decirse que empezó a llevarse a cabo en Grecia, con colonias en la Magna Grecia y en la península de Anatolia (Turquía).

    El Colonialismo nació como consecuencia de la búsqueda de mercados y materias primas para mantener activa la revolución industrial, las potencias europeas se lanzan a la conquista de mercados fuera de Europa, naciendo una nueva fase de la historia europea caracterizada por una calma política en las relaciones internacionales y por una consolidación y crecimiento en los aspectos económicos.

    Se pueden señalar como motores de la expansión colonial causas:

      • Económicas: Son varias las causas de este tipo. Tenemos la crisis del 1873, con un descenso de los precios que inclina a las potencias al proteccionismo, suscitando la necesidad de encontrar nuevos mercados que no estén protegidos. Por otro lado, Inglaterra, Holanda, Bélgica buscan materias primas para sus industrias ya que los recursos del continente se han agotado.

      • Técnico-Políticas: También llamados factores de prestigio que hagan olvidar la vergüenza de otras derrotas (tenemos como ejemplo a Francia). Otro factor gira en torno a la navegación. Los barcos de vapor que han ampliado su capacidad y pueden ir más lejos, exigen el tener depósitos de carbón distribuidos por todo el mundo para poder avituallarse. Así necesitan puntos costeros en diferentes partes del mundo (inicio de la colonización).

      • Ideológicas: Todas las potencias quieren salir de Europa, crecer, hacer olvidar todos los problemas y engrandecerse. Algunos, para conseguir dicha meta ponen la religión como pretexto. Hay sociedades que salen de Europa para cristianizar a los indígenas del mundo perdido. La misión evangelizadora la dirige en un primer momento, y de la forma más aplastante, la iglesia luterana. Va con la intención de mejorar el nivel de vida de los demás indígenas. Se cree que el hombre blanco tiene la responsabilidad de hacer que los otros, los indígenas avancen. Todo este movimiento luterano lo contrarresta la iglesia del Vaticano, que durante mucho tiempo se retrajo de dicha práctica (sobre todo en la primera fase del colonialismo y debido a la imagen dejada tras el descubrimiento de América), aunque posteriormente se lanzó a la aventura. No consiguió nada sólo empeorar la situación.

    • Imperialismo:

    Se aplica a la intención de un país que aspira a imponer su influencia política, cultural y económica sobre naciones o pueblos más débiles. La tendencia de los pueblos a lograr su expansión territorial y su dominio político, se ha manifestado claramente desde el comienzo de la historia, presentando, en el transcurso de ésta, formas diversas, y obedeciendo a distintas causas.

    El imperialismo europeo de comienzos de la era moderna (1400-1750) se caracterizaba por ser una expansión colonial en territorios de ultramar. No se trataba de un país que intentaba unificar el mundo sino de muchas naciones que competían por establecer su control sobre el sur y sureste de Asia y el continente americano. Los sistemas imperialistas se estructuraron de acuerdo con la doctrina del mercantilismo: cada metrópoli procuraba controlar el comercio de sus colonias para monopolizar los beneficios obtenidos.

    Las razones por las cuales los estados han aspirado a crear imperios a lo largo de la historia son de diversa índole, y podrían clasificarse, en términos generales, dentro de tres grupos: económicas, políticas e ideológicas. Asimismo, pueden distinguirse diversas teorías en razón del elemento al que se dé más relevancia.

    Lo que resulta evidente es que el efecto del imperialismo ha sido desigual: unas naciones han obtenido mayores ventajas económicas que otras de su contacto con potencias más ricas. India, Brasil y otros países en vías de desarrollo incluso han comenzado a competir económicamente con sus antiguas metrópolis.

    CARACTERISTICAS DEL IMPERIALISMO

    • Imperialismo Británico:

    Fue el mayor, en poderío y en extensión. La época de máximo esplendor se conoce como la “Época Victoriana”, denominada así en honor a la reina Victoria, cuya gestión monárquica cubrió casi todo el siglo XIX.

    En Asia, el Reino Unido se apoderó de Afganistán, Birmania e india. Se libró la guerra del Opio con China. Hong Kong es un enclave británico todavía sobreviviente en el litoral chino. En combinación con Francia financiaron la construcción del Canal de Suez. Tal punto está en línea con el Peñón de Gibraltar, que, como se sabe, le fue arrebatado a España al comenzar el siglo XVIII.

    En África, para resguardar el canal de Suez, Londres estableció un protectorado sobre Egipto y luego de una cruenta guerra, les arrebato a los colonos holandeses, conocidos como “Bóers”, el sur de África.

    Ello hizo posible un “Continente Africano” británico desde el Cairo hasta el Cabo (Sudáfrica). Su artífice seria el colonizador y político Cecil Rhodes.

    También Nigeria, Somalia, Kenia y Uganda se transformaron en “perlas” (como entonces se expresaba) del Imperio Británico.

    En América, perdió las trece colonias que convirtieron en los Estados Unidos de Norteamérica, pero conservaron el Canadá, la Guayana Británica, las Islas Malvinas, Jamaica, las Honduras Británicas y las Indias Occidentales Británicas.

    En Oceanía, se apoderaron de Australia, Nuevas Hébridas, Nueva Guinea Británica, Islas Salomón y Nueva Zelanda y, desde este siglo, alega títulos de soberanía sobre un sector de la Antártica.

    • Imperialismo Francés:

    En la fase inicial, apenas si cubre un segmento del Canadá y algunos enclaves en la India. En el siglo XIX se apodera de Argelia, Marruecos y Túnez. Senegal, Guinea, Costa de Marfil, Benin y Chad son espacios franceses en el África ecuatorial. En 1896, ocupa Madagascar.

    En Asia, se enseñorea sobre Indochina (Laos, Vietnam, Cambodia) y en Oceanía, de archipiélagos como Nueva Caledonia y Tahití.

    El imperialismo francés comenzó con la caída de la monarquía, los estados generales estaban divididos en tres, la clase alta, media y baja. Los de la clase alta eran la gente que tenía dinero y eran los privilegiados. Más tarde, la Asamblea Nacional Constituyente, el 4 de agosto, abolió los privilegios feudales, donde el rey y la clase alta estaban en contra de esta abolición, por que no les convenía que ahora toda la gente pudiera tener privilegios, obviamente no como los de la clase alta, pero si mas de los que ya contaban. El 26 de Agosto de 1789, aprobó la “declaración de los derechos del hombre y del Ciudadano”.

    Más tarde se convocó una ceremonia de Federación, a la cual se le considera como La Carta Constitutiva de la Nación Francesa, ya existía desde antes, ésta hizo que las regiones que temían por las guerras fueran unidas posteriormente, aceptaban ser libremente francesas, lo anterior le beneficiaba al pueblo, ya que estos podían disponer de estas regiones libremente, esto era un derecho republicano y no monárquico.

    En 1791-1792, estuvo dominado por proposiciones de guerra y paz.

    Las guerras napoleónicas fueron las primeras en recurrir al patriotismo del pueblo, puesto que fue el primer ejército nacional y no mercenario, contratado por el rey. El ejército de Napoleón luchaba por su propia patria y no por el dinero de los reyes.

    La expansión del dominio francés se inició durante el II Imperio y se estableció en Argelia, en Gabón y en los archipiélagos oceánicos.
    Entre los años 1859 y 1869 se extendió por el Sudeste Asiático, sur de Vietnam y Camboya. En 1877 fundó Dakar, capital de Senegal. No obstante, no fue hasta la III República cuando se formó el auténtico imperio colonial francés, pues en esa época Francia se constituyó como un gobierno republicano y democrático.

    • Imperialismo Ruso:

    Se trata de un colonialismo atípico. No utilizó las vías oceánicas ni tampoco las fluviales. Su expansionismo fue terrestre. Los rusos superan la barrera de los Urales y se abalanzan sobre el Cáucaso. A mediados de siglo, alcanzaron la ribera del Océano Pacifico, fundando Vladivostok.

    Luego, se vuelcan sobre el Asia central sureña, ocupando extensos territorios de población Musulmana. Posteriormente, intentan apoderarse de la Manchuria, Japón los detiene, produciéndose la guerra Ruso-Japonesa de 1905

    • Relación entre Imperios

    Todos los imperialismos que hemos analizado tienen fundamentalmente 4 elementos en común: la necesidad o ambición de nuevos territorios, los intereses económicos (si un país es imperialista va a tener grandes ganancias), el nacionalismo de los países conquistados, los conquistadores y el poder que del imperialismo mismo surge. Las guerras y enfrentamientos que de estas causas se generen se consideran como consecuencias.

    I GUERRA MUNDIAL

  • Causas:

  • A comienzos del siglo XIX el proceso de industrialización empezó a acelerarse en Europa de tal forma, que llevó a que ésta se desarrollara ampliamente. Al industrializarse, los países necesitaban materias primas para usar en este proceso, y la única forma de conseguirlas a un costo mínimo, era obteniendo colonias en los lugares donde se encontraban éstas materias. La mayoría de los países de Europa occidental poseían colonias en América desde la conquista y la colonia. Hacia esta misma época conquistaron las colonias en el pacífico sur, pero en el siglo XIX había una gran zona virgen, con gran cantidad de materias primas: África. Por esta razón comenzó el imperialismo en los países Europeos, donde todos querían obtener colonias en distintas regiones.

    Los verdaderos factores que desencadenaron la I Guerra Mundial fueron el intenso espíritu nacionalista que se extendió por Europa a lo largo del siglo XIX y comienzos del XX, la rivalidad económica y política entre las distintas naciones y el proceso de militarización y de vertiginosa carrera armamentística que caracterizó a la sociedad internacional durante el último tercio del siglo XIX, a partir de la creación de dos sistemas de alianzas enfrentadas.

    A principios del siglo actual las potencias Europeas estaban divididas en dos grandes bloques: la Triple Entente, formada por Francia, Rusia y Gran Bretaña, y la Triple Alianza, constituida por los imperios Alemán y Austro-Húngaro e Italia, si bien ésta se fue separando cada vez más de sus aliados para aproximarse a Francia y Gran Bretaña, con las que incluso llegó a concertar tratados secretos.

    Como consecuencia de tantas tensiones, las naciones europeas adoptaron medidas tanto en política interior como exterior entre 1871 y 1914 que, a su vez, aumentaron el peligro de un conflicto; mantuvieron numerosos ejércitos permanentes, que ampliaban constantemente mediante reclutamientos realizados en tiempo de paz, y construyeron naves de mayor tamaño.

    Gran Bretaña, influida por el desarrollo de la Armada alemana, que se inició en 1900, y por el curso de la Guerra Ruso-japonesa, modernizó su flota bajo la dirección del almirante sir John Fisher. El conflicto bélico que tuvo lugar entre Rusia y Japón había demostrado la eficacia del armamento naval de largo alcance. Los avances en otras áreas de la tecnología y organización militar estimularon la constitución de estados mayores capaces de elaborar planes de movilización y ataque muy precisos, integrados a menudo en programas que no podían anularse una vez iniciados.

    Las causas fundamentales de este conflicto armado, aparte de las diferencias ideológicas y políticas entre ambos bloques, fueron: la rivalidad comercial entre alemanes e ingleses, el temor de estos últimos a perder la supremacía naval, amenazada por el creciente poderío de la flota alemana, los deseos de revancha del pueblo francés después de la derrota de 1870 y su afán de recobrar las provincias de Alsacia y Lorena, que en aquella ocasión, le fueron arrebatadas por Alemania; así mismo, lo fue la rivalidad entre Rusia y Austria en los Balcanes y la de ésta e Italia por la cuestión de Trieste y Trento.

    La causa inmediata que provocó el estallido de la primera guerra mundial fue, como ya sé mencionó, el asesinato del archiduque de Austria-Hungría, Francisco Fernando y a su esposa Sofía, en Sarajevo Serbia, el 28 de Junio de 1914, por el estudiante Gavrilo Princip.

  • Desarrollo:

  • Tras un periodo de tensión y momentos de graves crisis, el 28 de Junio de 1914 se produjo el chispazo que originó el conflicto: este día fueron asesinados en Sarajevo por un estudiante servio los príncipes herederos de Austria-Hungría. En consecuencia, el Gobierno austro-húngaro dirigió a Servía una durísima nota, que equivalía a un ultimátum, haciéndola responsable del asesinato; al no considerar suficientes las explicaciones recibidas, el 27 de Julio Austria declaró la guerra a Servía. Entonces los acontecimientos se sucedieron vertiginosamente: Rusia, defensora de los pueblos esclavos, movilizó su ejército en apoyo de Servia (31 de Julio); Alemania, fiel a su alianza con Austria, declaró la guerra a Rusia (1 de Agosto); Francia respondió ese mismo día decretando la movilización general, lo que motivo que Alemania le declarase también la guerra. El Gobierno Alemán exigió al Belga el paso libre de sus ejércitos para invadir Francia y ante la negativa las tropas Germanas invadieron Bélgica; inmediatamente, Gran Bretaña, defensora de la neutralidad belga, declaró la guerra a Alemania (4 de Agosto).

    El primer ataque lo hizo Austria-Hungría a Servia; después vino el ataque ruso, defendiendo a los servios que eran eslavos como ellos. Después de esto se desarrollo el ya hablado “Plan Schlieffen”. La marina británica hizo un bloqueo naval al norte de Alemania para bloquear la entrada de materias primas provenientes de otras partes, pero Alemania, al no tener muchas colonias, podía sobrevivir de las materias que salían de dentro de su territorio. De todas formas era algo incómodo para los alemanes estar bloqueados en el norte, así que iniciaron la campaña de los submarinos. En uno de esos hundimientos, el 15 de agosto de 1915 los alemanes hundieron el barco británico “Lucitaria”. Éste se hundió en menos de 20 minutos frente a la costa meridional de Irlanda, y fallecieron 1.198 civiles, entre los que se encontraban 128 estadounidenses. El incidente estuvo a punto de anticipar la intervención de Estados Unidos en el conflicto mundial, que se produjo en 1917.

    Esto hizo que las relaciones Alemania-EE.UU. se acabaran. Hasta ese momento lo único que hacía EE.UU. en la guerra era mandar provisiones a los Aliados por intereses económicos, luego de esto comenzaron a pensar que debían ir a la guerra. A los Alemanes no les convenía que EE.UU. entrará en al guerra directamente, (Hasta ese momento los alemanes estaban dominando la guerra). Así que crearon un plan para que EE.UU. se quedara en su tierra, y no fuera a Europa. El plan consistía en mandar un telegrama al embajador alemán en México, en el cual le dicen que si EE.UU. declara la guerra, le diga a México que Alemania le promete los territorios en Texas, Arizona y Nevada que EE.UU. le había quitado. Este telegrama fue interceptado por los británicos, y publicado. Por esta razón los EE.UU. le declararon la guerra a Alemania el 6 de abril de 1917. Este fue el comienzo del fin para Alemania, ya que la ayuda de EE.UU. a los Aliados, comenzando en marzo de 1918, fue de suma importancia, y provocó la derrota de los alemanes en poco tiempo, después de esto llegaban 250.000 soldados americanos a Francia cada mes. Hasta cuando EE.UU. entró en la guerra, los Poderes Centrales estaban ganando.

    En 1917 se hicieron varias protestas en Rusia, porque el costo de la guerra no estaba dejando dinero para comer. La gente se estaba muriendo de hambre por la guerra. En 1917 se hizo la revolución, y en octubre se retira Rusia de la guerra. En marzo de 1918 se firmo el tratado de Brest-litovsken, en el cual se declara la paz entre Rusia y Alemania, el líder de las Potencias Centrales.

    Desde que los americanos llegan a Europa, los Poderes Centrales empiezan a ser atacados por todos los lados, menos por Rusia. Los atacan por Italia, por Bélgica, por Francia y por África. Bulgaria abdicó el 4 de octubre de 1918, Turquía abdicó el 31 de octubre, y Austria el 3 de noviembre. Alemania se quedó sola. El 9 de noviembre abdicó el Káiser Wilhelm, y el 10 de noviembre renuncio Guillermo II al trono alemán. El 11 de noviembre, a las 11:00 de la mañana se firmó el Armisticio por parte de los generales de todos los países, y se dio la guerra oficialmente por acabada.

    La primera guerra mundial fue una guerra prolongada porque era una nueva forma de guerra. Se utilizaron nuevas estrategias, se incremento la tecnología, y se utilizaron las trincheras, que no dejaban que los soldados se movieran, y así tampoco se movía la guerra. Estas trincheras eran cunas de infecciones. Algunos soldados se quedaban en trincheras por meses, y allí guardaban muertos, y además habían ratas e insectos que venían y se comían los cuerpos en descomposición. Eran cunas de virus y enfermedades. Los aviones, los tanques y las armas de largo alcance fueron una innovación tecnológica en la guerra, al igual que las armas químicas (gases venenosos) que eran lanzadas a las trincheras.

  • Consecuencias:

  • El 27 DE Octubre de 1918 Alemania consintió en aceptar las negociaciones de paz, Guillermo II debió entregar el poder, se extendía por toda Alemania una revolución proletaria que fue posteriormente sofocada. En Europa comenzaron los preparativos para conferencia de Versalles.

    En 1919 se reunieron en Versalles los representantes de los países vencedores para preparar el tratado definitivo de paz. En ese mismo año, Alemania firmó el Tratado de Versalles, por lo que quedaba obligado a reducir drásticamente su ejército y armamento y a pagar fuertes sanciones económicas como reparación por los daños causados a los aliados durante la guerra. Además, Alemania perdió su imperio colonial y numerosos territorios en Europa.

    Tras la derrota de Alemania en la I Guerra Mundial, los vencedores no llegaban a un acuerdo sobre las reparaciones de guerra que debía pagar la nación vencida. Los líderes de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia e Italia celebraron la Conferencia de Paz de París en 1919 y elaboraron el Tratado de Versalles. Éste imponía a Alemania una serie de medidas restrictivas y compensatorias que incluían su desmilitarización a gran escala y el pago de indemnizaciones.

    Los representantes de la reunión fueron el primer ministro británico Lloyd George, el ministro de Asuntos Exteriores italiano Giorgio Sonnino y Víctor Manuel Orlando representante de Italia, el jefe de gobierno francés Georges Clemenceau y el presidente de Estados Unidos Thomas Woodrow Wilson.

    A pesar de que todas las naciones confiaban en que los acuerdos alcanzados después del conflicto restablecerían la paz mundial sobre unas bases estables, las condiciones impuestas promovieron un conflicto aún más destructivo. Los Imperios Centrales aceptaron los catorce puntos elaborados por el presidente Wilson como fundamento del armisticio, esperando que los aliados los adoptaran como referencia básica en los tratados de paz. Sin embargo, la mayor parte de las potencias aliadas acudieron a la Conferencia de Versalles con la determinación de obtener indemnizaciones en concepto de reparaciones de guerra equivalentes al coste total de la misma y de repartirse los territorios y posesiones de las naciones derrotadas según acuerdos secretos.

    Durante las negociaciones de paz, el presidente Wilson insistió en que la Conferencia de Paz de París aceptara su programa, pero finalmente desistió de su propósito inicial y se centró en conseguir el apoyo de los aliados para la formación de la Sociedad de Naciones.

      Se puede puntualizar que las principales consecuencias de tan nefasta guerra fueron:

    • La muerte de más de 12 millones de personas y varios millones de heridos, en su mayoría jóvenes, principalmente de Rusia, Alemania, Francia y el Reino Unido.

    • Las pérdidas materiales fueron enormes se supone que pasó los 186.000 millones de dólares.

    • En tan sólo las tres primeras semanas de la guerra, los alemanes perdieron 600.000 hombres.

    • El territorio de Turquía se redujo. El imperio austrohúngaro desapareció y dio lugar a cuatro nuevos Estados: Austria, Checoslovaquia, Hungría y Yugoslavia.

    • La Primera Guerra Mundial marcó el fin de la supremacía de las potencias de Europa y fortaleció la posición de los Estados Unidos y de Japón.

    • En casi toda Europa los medios de comunicación, el transporte, los cultivos, los edificios, etc. quedaron destruidos.

    • Todas las pérdidas ocasionaron una disminución de la producción industrial y agrícola. Las reservas de oro y las inversiones se redujeron, toda Europa entró en una grave crisis económica.

    • Por el contrario, la contienda generó un intenso desarrollo de los instrumentos y técnicas de guerra: fusiles de repetición, ametralladoras, gases asfixiantes dando origen a la guerra biológica y química, hubo tanques, dirigibles y aviones, también se practicaron los bombardeos a las ciudades. La artillería multiplicó los calibres, aumentó el alcance y mejoró los métodos de corrección. El transporte motorizado se generalizó.

    • Hubo una intensa participación de la sociedad civil implicándose en operaciones bélicas, de igual forma participaron instituciones como la Cruz Roja donde la mujer desempeñó una gran labor.

    • A pesar de la labor desempeñada por la Cruz Roja, se desataron grandes epidemias de enfermedades infectocontagiosas.

    • A pesar de los esfuerzos realizados para provocar la paz mundial con el Tratado de Versalles, las potencias vencedoras permitieron que se incumplieran algunos de los términos establecidos lo que provocó el resurgimiento del militarismo y del nacionalismo agresivo de Alemania y de los desórdenes sociales en gran parte de Europa, agudizó la crisis económica, hubo una fuerte agitación social y hubo el resurgimiento de movimientos bélicos producto de graves disputas que quedaron sin resolver.

    • Extensas provincias del antiguo Imperio fueron incorporadas a Servia y Rumania. El imperio Turco quedó reducido a Constantinopla y Asia Menor y perdió todos los territorios Árabes.

    • La Guerra Moderna se había convertido en un peligro para loa supervivencia de la civilización y de la humanidad misma. Había que encontrar medios para poner fin a ala guerra por siempre y resolver posibles nuevos conflictos internacionales por medio de las negociaciones. Con este fin se propuso la creación de una “Liga de las Naciones”, una institución internacional que debía servir de foro para que todos los Estados pudiesen debatir y resolver allí sus problemas.

    Vídeos relacionados