Impacto Socio-económico de la Legalización de las Drogas

Narcotráfico. Economía sumergida. Drogadicción

  • Enviado por: Cony
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Máster en Dirección y Gestión de Proyectos (Project Management)
INSA - Business Marketing & Communication School
La actividad industrial, de servicios, urbanística, etc necesitan de profesionales que gestiones y supervisen todos...
Solicita InformaciÓn

UF0318: Auditoría de las áreas de la empresa (Sin tutorías)
Grupo Adams
Las empresas necesitan ayuda de profesionales que les ayuden y aconsejen a decidir en los aspectos contables. Estos...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Impacto Socio-económico de la Legalización de las Drogas.

Un tema que ha estado en discusión los últimos días en nuestro país es la legalización de las drogas no sólo en México, sino en todo el continente.

Hay muchos puntos a analizar sobre la legalización de las drogas, pues la aceptación o no, tendrán una gran influencia en la sociedad y en la economía del país.

El gobierno tiene la obligación de evitar que nos hagamos daño nosotros mismos, por eso es la prohibición de las drogas, pues es considerada como una sustancia que causa daños al cerebro y un trastorno en el comportamiento.

Las personas que están a favor de la legalización asumen que el gobierno no puede evitar que nos hagamos daños, si nosotros mismos no podemos hacerlo.

Agregan que si no quieren legalizar las drogas, entonces por qué legalizaron el alcohol y el tabaco, los cuales también hacen daño y pueden ocasionar la muerte.

Ellos coinciden que el gobierno no debe de prohibir nada si no causa algún daño a terceros.

El tema de la legalización y reglamentación del consumo de drogas tiene que ver con la siguiente pregunta: ¿qué debe hacer el gobierno? En primer lugar, el gobierno puede evitar que nos hagamos daño los unos a los otros, es decir, puede evitar que vayamos por la vida matando (violando el derecho de vida), secuestrando (violando el derecho a la libertad), o rogando (violando el derecho a la propiedad), al prójimo, todo lo cual implica, en esencia, garantizar la seguridad e impartir justicia, que son las dos legítimas funciones del gobierno.

Las personas que están a favor de la legalización dicen que la prohibición atenta contra la libertad de consumir, y afirma que es más confiable correr el riesgo del mal uso de la libertad, siempre y cuando no atente a terceros, que confiar en las promesas que rara vez cumple la acción gubernamental.

Se afirma que el narcotráfico es causa de la prohibición de las drogas y para que el narcotráfico, que se convierte en narcopolítica, desaparezca, es necesario legalizar y reglamentar el consumo de drogas, haciendo hincapié de que esto no acabará con la drogadicción pero si con el narcotráfico, el cual es considerado como un problema de seguridad nacional.

Hay que distinguir entre narcotráfico y drogadicción, la drogadicción que es un problema de salud y otra cosa muy distinta es el narcotráfico, que es un considerado como un grave problema de seguridad nacional.

Legalizando y reglamentando el consumo de drogas no se resuelve el problema de la drogadicción, pero si se elimina al narcotráfico, lo cual puede ayudar, en cierta medida, a reducir el problema de la drogadicción, y ello por dos razones. La primera: los recursos que el gobierno destina a combatir (sin resultados proporcionales), al narcotráfico, podrían destinarse a combatir más eficazmente (prevención y rehabilitación), la drogadicción. La segunda, más importante que la primera: eliminando al narcotráfico se elimina una importante fuente de oferta de drogas, que se encarga de "promocionar" el producto entre las capas más desprotegidas de la sociedad: los niños y los jóvenes, con quienes los narcotraficantes hacen el esfuerzo por "engancharlos". A los narcotraficantes (oferentes), les conviene que aumente la demanda por su producto (drogadictos), y se esfuerzan para que así sea. Si se elimina al narcotráfico se elimina esa fuente de oferta, que está muy interesada en que la demanda crezca cada vez más.

El narcotráfico se ha convertido en una actividad que reporta ganancias multimillonarias, ­en dólares, que alcanzan para corromper a medio mundo, y para transformarse de narcotráfico a narcopolítica, y de narcopolítica a narcocracia. Y el narcotráfico se ha convertido en una actividad de ese tipo por la simple y sencilla razón de que está prohibido, prohibición que lo convierte en una actividad de alto riesgo que reclama, para su realización, ganancias suficientes. Si desaparecen las ganancias desaparecerá también el narcotráfico. ¿Qué se debe hacer para desaparecer esas ganancias multimillonarias? Legalizar y reglamentar el consumo de drogas. Dado que es una actividad prohibida, el narcotráfico es un negocio que reporta ganancias multimillonarias, lo cual lo convierte, para gente sin escrúpulos, en una actividad sumamente atractiva, de la cual se benefician, entre otros, quienes desde el poder protegen a los narcotraficantes.

Algunos de los beneficios que se obtendrían en la legalización de las drogas serían:

  • El consumidor deja de ser víctima de los traficantes y los que controlan el mercado.

  • Los campesinos humildes mantienen sus cultivos y su cultura y obtienen precios justos.

  • Una alianza entre gobierno, empresarios e intituciones termina con la patética guerra en contra de los más empobrecidos.

  • Se reconfigura la demanda de drogas aumentando para las menos dañinas y disminuyendo para las demás.

  • El narcotráfico dejaría de existir y por consiguiente el ingreso económico al distribuir drogas podría aumentar.

  • Disminuirá el índice de robos, pues hay personas que roban por conseguir la droga.

  • Ahora analicemos algunas de las causas del por qué no se deben de legalizar las drogas

    La legalización de las drogas pondría una mayor disponibilidad de estas sustancias sobre todo a niños y adolescentes.

    Aparte, la tolerancia del consumo de drogas, causaría el aumento de su consumo y los daños que ocasionan, hasta cierto punto aumentaría la drogadicción en niños y jóvenes.

    Estudios han revelado que la mayoría de los ilícitos se realizan bajo el efecto de las drogas, esas acciones delictivas no son causas de que las drogas son ilegales, y demuestran que el consumo de drogas lleva un riesgo inaceptable de causar daños a los demás.

    Aunque las personas digan que se ha perdido la guerra contra las drogas, la realidad es que las políticas han logrado que el consumo de las drogas disminuya con el paso de los años, por ejemplo, no es la misma cantidad de personas que consumían drogas en los años 70 a los que la consumen en la actualidad.

    En cuanto a la legalización, el debate se centra en última instancia en la cuestión del riesgo.  Los estudios muestran que a mayor disponibilidad y legitimidad de las drogas, mayor será su consumo.  Si se legalizaran las drogas, el costo para las personas y para la sociedad aumentaría en proporciones astronómicas.  Quitar la etiqueta de delito a la venta y consumo de drogas no hará que esas actividades fueran menos criminales cuando el abuso de las drogas tenga como resultado arruinar la vida de cualquier persona, en especial de los niños y los jóvenes.   Es criminal que se gaste más dinero en las drogas que en la educación superior, es criminal que haya niños que nazcan adictos al crack, es criminal que muchos adolescentes pierdan su salud y la libertad de labrarse un futuro brillante.

    Impacto Socio-económico de la Legalización de las Drogas
    Los que promueven la reducción de daños consideran el uso de las drogas como parte de la condición humana y, por lo tanto, siempre tendremos este problema.  Lo cierto es que hay muchos problemas y actitudes como el racismo, el robo, la agresión que no podemos acabar por completo y, sin embargo, seguimos considerándolos como delitos.  Nadie argumenta que debamos legalizar tales acciones.

    Las drogas son ilegales porque causan daño a la persona que las usa. Muchas personas piensan que son malas por el hecho de que son ilegales y no saben el daño que causan.

    Paquetes de droga. / Foto: ARCHIVO

    En la IV Conferencia de Tráfico de Cocaína que se celebró en la ciudad de Acapulco se consideró que se debe de seguir persiguiendo como delito el tráfico de sustancias prohibidas.

    Los representantes de los diferentes países coincidieron que se debe de luchar contra las drogas, pues causan un daño irreparable al consumidor. Llegan a comparar el dejar de c0mbatir a las drogas como si se dejara de hacer investigación contra el cáncer y se dejara morir a la gente.

    Drogadicción de menores en México

    227

    delegaciones y municipios existen en el país con alto riesgo de consumo de estupefacientes para los adolescentes y jóvenes.

    En 3 mil 600

    colonias se encuentran concentrados estos focos rojos de drogadicción.

    La 4a. parte

    de esas comunidades aún no cuenta con los servicios de atención ni de prevención.

    Tan sólo los CIJ* (que atienden a menores con problemas de drogadicción en México) requieren aumentar en un 50% su cobertura, con la creación de 22 nuevos centros.

    A los 10 años de edad los mexicanos ya son susceptibles del consumo de drogas:

    El 90% de las personas que recibieron la atención en los CIJ inició el consumo de drogas entre los 10 y los 19 años.

    Los adolescentes escolares y sus escuelas son el sector más vulnerable de la sociedad en la cadena del narcotráfico:

    La 5a. parte

    de los pacientes en los CIJ eran estudiantes.

    66%

    de los adictos se acercaron a los enervantes entre los 13 y los 16 años.

    Con respecto al cuadro anterior, se nota muy claramente que la legalización de las drogas afectaría de manera notable al sector juvenil, pues tendría de forma sencilla el acceso a estas sustancias, y por consiguiente aumentaría la drogadicción.

    En mi opinión la legalización de las drogas no acabaría con ningún problema, pues al tener el público el acceso a estas sustancias a un precio de forma legal, el narcotráfico se vería la tarea de darlas más baratas para seguir obteniendo ganancias, sería muy difícil acabar ya con una mafia bien establecida.

    Económicamente hablando si conviene la legalización de las drogas, pues una buena parte del dinero destinado al combate del narcotráfico se destinaría a otras cosas, pero ¿quién nos garantiza que el narcotráfico va a desaparecer con la legalización de las drogas?.

    Este tema es muy complicado pues tiene puntos a favor y contra y la verdad nunca vamos a llegar a ningún acuerdo, hasta que los legisladores tomen una decisión.

    Bachilleres de Veracruz Diurna

    Impacto Socio-económico de la Legalización de las Drogas

    Alumno:

    Materia:

    Estructura Socio-económica de México

    Grado:

    5 A

    No. De Lista

    48

    Maestro:

    H. Veracruz, Ver., a 21 de noviembre de 2000