Ilustración

Historia contemporánea. Racionalismo. Filosofía. Pensamiento. Política. Ciencia. Enciclopedia. Absolutismo. Antiguo Régimen. Independencia de los EEUU (Estados Unidos). Colonias

  • Enviado por: SpeedLourdes
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

Historia Universal Contemporánea.

Comienza a partir del siglo XVIII (siglo de revoluciones o "siglo de las luces"). Dentro de este contexto se van a producir una serie de cambios en el ámbito económico, político y sociocultural entre otros.

Tipos de revoluciones


- Espirituales o Intelectuales

(Mentalidad del hombre)

Surgimiento de ideas

Ejemplo: La Ilustración

- Científicas o Tecnológicas

(Avances en la calidad de Vida)

Bienestar Material

Ejemplo: Revolución Industrial

- Políticas o Sociales

(Nuevas formas de organización)

Mayor democratización, inserción social

Ejemplo: Revolución Francesa, Independencia de EE.UU. e Independencia de las colonias españolas de América


El racionalismo: Instrumento de la Ilustración.

La filosofía racionalista proclamada por René Descartes en el siglo XVII, en la obra titulada "El Discurso del Método" en cual plantea un camino a través de reglas, para hallar la verdad. Descartes afirmaba que el único camino para encontrar la verdad era; pensar. Su postulado se resume en “Gogito, Ergo Sum” o “Pienso, luego existo”. A través de esta obra se plantea una fe ciega en la razón como piedra angular para analizar y comprender las cosas y lograr así un progreso indefinido. Descartes postulaba que sólo a través de la razón el hombre podía alejarse de los defectos, pecados, etc, y tratar de acercarse a la perfección para encontrar la felicidad.

La Ilustración: movimiento racionalista y crítico.

Movimiento intelectual, filosófico y social que hace resurgir a la razón como único medio para hallar el progreso y felicidad del hombre. Tuvo su origen en Inglaterra pero alcanza su mayor apogeo en el siglo XVIII en Francia. Esta ilimitada confianza en la razón desembocó en el desarrollo de un espíritu critico que se convirtió en el “nervio del siglo” y que llevó a poner en tela de juicio todo lo existente (Antiguo régimen), preparándose así el camino para los profundos cambios políticos, sociales, culturales y económicos que caracterizarían a la época contemporánea.

Características:

  • Fe ciega en la razón (racionalismo)

  • marcado espíritu crítico

  • Ideas de progreso indefinido

  • Exclusivo movimiento aristocrático

  • La Enciclopedia: La obra qué causó despertares y aires de cambio

    La Enciclopedia, documento que reunía todos los conocimientos del área del saber ordenadas por orden alfabético fue creada por F. Diderot y J. D´Alembert.

    En esta obra destacan 3 pensadores:

    J.J. Rousseau: En el "El contrato social" sostiene que la sociedad civil se originó a partir de un contrato o acuerdo, por el que las personas ceden sus derechos individuales a la comunidad comprometiéndose a acatar la voluntad de la mayoría. Por este mismo contrato los individuos delegan sus soberanía (poder) a los gobernantes, cuya misión es hacer cumplir la voluntad general.

    Barón de Montesquieu: llamado Charles de Secondant. En su obra "El espíritu de las leyes” , hace un análisis de las formas de gobierno, mostrándose partidario de la monarquía parlamentaria de tipo inglés. Su importancia radica en la formulación de la teoría de la división de poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), única forma de asegurar la libertad del ciudadano. Estos principios se encuentran incorporados en todas las constituciones de nuestra época.

    Voltaire: llamado Jean Maire Arouet, combate con sus ideas al despotismo y la autoridad (absolutismo) y tolerancia religiosa. No cree en la igualdad y le parece beneficiosa la jerarquía social. Considera a la educación como una herramienta fundamental para el progreso, pero esta no debe generalizarse pues considera al pueblo “tonto y bárbaro”

    Ancien Regimé: Europa bajo el poder soberano del Absolutismo.

    Antiguo régimen, sistema de organización político, económico, social y cultural imperante en Europa durante los siglos XVII y XVIII.

    Herramientas al servicio del Absolutismo:

  • Monarquía Absoluta (político)

  • Mercantilismo, monopolio comercial (económico)

  • Sociedad estamental o piramidal con desigualdades sociales y privilegios.. (social)

  • Difusión de ideas conservadoras, rígidas e intolerantes como el tema religioso, la libertad de educación, y de pensamiento (cultural)

  • Independencia de las colonias Inglesas de Norteamérica: Una declaración de Libertad.

    Hacia el siglo XVII llegan a la costa Atlántica norteamericana una serie de familias inglesas huyendo en su mayoría de persecuciones religiosas en sus propias localidades, puritanos, hugonotes, cuáqueros y católicos donde estos últimos su gran mayoría eran de origen irlandés. Estas comunidades a comienzo del siglo XVIII conformaban una población de 2.000.000 de habitantes donde se situaban entre el Atlántico y los Apalaches. A diferencia del modelo de colonización española en América, los inmigrantes anglosajones no tuvieron un proceso de mestizaje con los aborígenes. Por el contrario, los pueblos autóctonos (pieles rojas) del litoral atlántico fueron expulsados de sus tierras, desplazados hacia el oeste o exterminados, por lo que las colonias se constituyen con una absoluta homogeneidad racial de blancos. Los cerca de 400.00 esclavos negros, especialmente dedicados a las labores agrícolas en los estados del sur, representaron un sector marginal de la sociedad norteamericana, carente de todo derecho. Se establecieron trece colonias o estados ingleses; Massachussets, Rhode Island, Nueva York, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Delaware, Virginia, Maryland, Pensilvania, Conneticut y Nuevo Hampshire.

    Desde los inicios dela colonización se fueron perfilando rasgos diferenciadores que a mediados del siglo XIX producirán una guerra de Secesión (guerra civil) entre los estados del norte y los sur. En los estados del norte se establecieron, mayoritariamente colonos puritanos y calvinistas de espíritu tolerante, mentalidad flexible y abierta. Entre ellos no existían grandes diferencias sociales, culturales ni de fortuna; sus preceptos religiosos los instaban a la sobriedad, al trabajo y al ahorro, y su economía se sustentaba en el cultivo de pequeñas parcelas, el comercio y la industria. Preocupados por cultivarse intelectualmente, fundaron las universidades de Harward (1636) y de Yale (1701). No extraña, por lo tanto, que la semilla de los ideales ilustrados y el pensamiento liberal hayan encontrado aquí un terreno fértil.

    En los estados del sur, en cambio, donde el clima era más propicio, se desarrollaron grandes plantaciones de arroz, maravilla, tabaco y algodón, para lo que se ocupó a la población de esclavos negros como mano de obra. De esta manera, especialmente en Georgia y las Carolinas, se fue formando una aristocracia terrateniente conservadora y tradicionalista que solo se sumó a los cambios impulsados desde los estados del norte, cuando les fue estrictamente necesario.

    Pese alas marcadas diferencias entre los estados del norte y los del sur, en todos ellos existía un fuerte principio de lealtad al rey, demostrado en el apoyo prestado a Inglaterra durante la guerra sostenida contra Francia entre los años 1754 y 1763. La Paz de París que puso termino al conflicto, obligó a Francia a ceder a Inglaterra todo el Canadá y a España la región de Luisiana, terminando con sus sueño imperial en América. Los grandes esfuerzos económicos en los que había incurrido la corona, motivaron al rey Jorge III a endurecer el ya rígido modelo mercantilista sobre las trece colonias. El régimen económico imperante obligaba a los colonos a cumplir con una serie de actas de navegación, comercio e industrias que se habían promulgado desde el siglo XVII. Las actas de navegación reservaban para Inglaterra los beneficios del trafico marítimo, de modo que solo sus barcos podían desarrollar la actividad mercante de las colonias. Las actas de comercio ponían a Inglaterra como único referente en la compra y venta de productos de y para las colonias. Y, por ultimo, las actas de industrias prohibían la fabricación de determinadas manufacturas en las colonias para dar mayor protección a los fabricantes ingleses.

    Cuando Inglaterra decretó el alza y la creación de nuevos impuestos, recargando los ya existentes, como el impuesto al , el impuesto a la melasa que se aplicaba a la destilación de alcohol y fabricación de ron y el impuesto del papel sellado en virtud del cual se cobraba a los colonos un derecho de timbre o sello para tramitar cualquier documento jurídico, los colonos reclamaron aduciendo que el Parlamento inglés no tenía derecho de aplicar impuestos, ya que carecían de representantes en él, por ello la consigna de los colonos fue: Impuestos sin representación son muestra de tiranía. Esto motivó que el parlamento eliminara algunos impuestos pero se mantuvo el impuesto a la producción de té.

    A medida que el Parlamento inglés decretaba nuevos impuestos a las colonias, ellas respondían organizando el boicot a los productos británicos. El Estado de Massachussets jugó un rol central al liderar la protesta contra Inglaterra. En su principal puerto, Boston, el abogado Samuel Adams escribió en favor de los Derechos de los americanos y creó una organización llamada Hijos de la Libertad, cuyos miembros estaban convencidos de que no quedaba otro camino que el de la independencia. Como respuesta, tuvieron que enfrentar una fuerte represión por parte de las tropas inglesas a los ciudadanos de ese puerto, lo que motivó la radicalización de las posiciones de los colonos. En 1773, ante la imposición del monopolio inglés sobre el té, los propios colonos del puerto de Boston disfrazados de pieles rojas, asaltaron tres navíos británicos arrojando por la borda todo el cargamento. La corona ordenó el cierre del puerto y nombró como gobernador del Estado de Massachussets al general Gage, comandante de las tropas inglesas en Norteamérica.

    Las relaciones entre las colonias e Inglaterra se endurecieron dando lugar a la organización del Primer Congreso Continental de Filadelfia (1774), donde se adoptaron medidas defensivas que agudizaron la tensión ya existente: bloqueo durante tres meses de todas las exportaciones a los puertos británicos, solidaridad con la oposición de Massachussets a las actas del Parlamento, y acuerdo del uso conjunto de la fuerza armada contra cualquier agresión británica.

    En 1775 se convocó en Filadelfia al Segundo Congreso Continental de los delegados de doce colinas (Georgia no estaba todavía representada), en el que se eligió a George Washington como comandante en jefe del ejercito y de la marina provincial; se enviaron agentes diplomáticos a Europa y se dio la aprobación oficial a la guerra, que había estallado el 19 de Abril con la batalla de Lexington, Massachussets. En julio de 1775, el Congreso aprobó la Petición de la Rama de Olivo, ultimo intento para lograr que el rey detuviera la guerra y derogara las actas coercitivas o represivas.

    En junio de 1776, a un año de comenzada la guerra, la Convención de Virginia adoptó la primera declaración de derechos. El texto redactado por George Mason, se convirtió en uno de los grandes documentos sobre la libertad de todos los tiempos. A Virginia le seguirían más tarde los demás estados.

    El 4 de julio de 1776, en Filadelfia, se firmó la Declaración de Independencia de los trece Estados Unidos (simbolizados en las trece barras de su bandera); el borrador del documento fue redactado por Thomas Jefferson y una comisión en la que se encontraba Benjamín Franklin, famoso por sus actividades en el campo de la ciencia y por sus gestiones como diplomático en Europa. La solemne declaración, inspirada en los postulados de la Ilustración, proclamaba tres principios fundamentales:

    • Todos los hombres, gozan del derecho esencial a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

    • Los gobiernos sostiene la justicia y legitimidad de su poder en el consentimiento de los gobernados.

    • Todos los pueblos tienen el legitimo derecho de rebelión frente a las tiranías.

    Junto con exponer las razones que motivaban la separación de Inglaterra y enumerar las agresiones de la Corona hacia sus colonias, los congresistas empeñaban su honor, sus fortunas y sus vidas en el cumplimiento de las resoluciones firmadas.

    Esta Declaración de Independencia dio un nuevo impulso a la lucha militar de los americanos, obteniendo al año siguiente (1777) una gran victoria en Saratoga, al rechazar un ejercito inglés proveniente de Canadá. Por otra parte, Benjamín Franklin obtuvo para las colonias un importante triunfo diplomático, al conseguir el apoyo de Francia y España preocupadas por debilitar a Inglaterra que los había despojado de los territorios de Canadá y Florida respectivamente. Su inferioridad marítima y terrestre frente a los aliados llevó a Inglaterra a capitular o rendirse en Yorktown, en 1781. en 1783 se firma la Paz de Versalles, donde Inglaterra reconoció la independencia de Estados Unidos de Norteamérica.

    A partir de la rendición de Inglaterra en 1781, las trece colonias organizaron un sistema de gobierno confederado, donde cada estado mantenía sus soberanía, libertad e independencia. El gobierno radicaba en un Congreso con amplias atribuciones, lo que le daba a la confederación un carácter fuerte y eficaz. Las iniciativas de George Washington, Benjamín Franklin y James Madison promovieron la elección de una convención constituyente que en 1787, presentó la redacción de una nueva carta fundamental.

    La Constitución de 1787 fue firmada en Filadelfia por 39 de los 42 delegados asistentes. Se estableció con ella una Republica Federal y Democrática donde cada estado conservaba su autonomía para los asuntos locales, pero se creaban tres instituciones comunes con autoridad sobre todo el territorio:

    • Un Congreso legislativo formado por la Cámara de Representantes y el Senado. Los miembros de la Cámara son elegidos por sufragio universal cada dos años en proporción al número de habitantes de cada estado. El Senado es elegido por votación indirecta en razón de dos por cada estado y con un mandato de seis años.

    • Un gobierno a cargo de un Presidente cuyo mandato era de cuatro años renovables por otros cuatro, y de un Vice-Presidente con el mismo periodo. George Washington fue elegido primer presidente de los Estaos Unidos de Norteamérica en el año 1789.

    • Un poder Judicial a cargo de la Corte Suprema formada por jueces vitalicios, que tenía la facultad de velar por el cumplimiento de las leyes y de resolver los conflictos entre los poderes ejecutivo y legislativo o de los estados entre sí.

    La Constitución estableció, en su articulo V, el procedimiento de las “enmiendas” para suprimir, agregar o modificar sus disposiciones. Con algunas enmiendas adicionales, la Constitución de 1787 está vigente en la actualidad. La independencia de los Estados Unidos demostró en la práctica la factibilidad de establecer un sistema republicano que consideró la división de los tres poderes del Estado. Este modelo, así como la declaración de derechos, se constituyó en ejemplo para la Revolución Francesa y la independencia de las colonias hispanoamericanas.

    Vídeos relacionados