Iluminación y color

Industria. Ley de higiene y seguridad en el trabajo. Iluminación. Confort. Percepción visual. Principios ergonómicos. Luz insuficiente. Resplandor

  • Enviado por: Maggie Escuder
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Programa de especialización en Gestión de Centros Sanitarios
Deusto Salud
Especializate en Gestión de Centros Sanitarios con este curso a distancia de Deusto Salud. Avanza profesionalmente en...
Solicita InformaciÓn

Programa Superior Universitario en Gestión Empresarial
CEAC
Gracias a este programa superior aprenderás las acciones relacionadas con la gestión financiera de una empresa, la...
Solicita InformaciÓn

publicidad

La correcta iluminación de un espacio impacta en :

  • El confort visual al realizar un trabajo.

  • Correcta visión de los objetos (seguridad).

En el Decreto Reglamentario 351/79 de la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo, podemos observar el capítulo 12 - Iluminación y Color, articulo 71 al 84 donde indican las características de una iluminación adecuada y los colores de seguridad (especificados también en la norma IRAM (Instituto de Racionalización) N° 10.005; 2.507 y la IRAM DEF D 1054.

En el mismo Decreto el Anexo IV correspondiente al articulado nombrado contiene la tabla de intensidad media de iluminación para diversas clases de tarea visual.

Para comprender estos conceptos debemos definir algunos ítems.

La sensibilidad de los conos resulta diferente para cada color dependiendo de la longitud de onda de la radiación visible (380-760 mm).

En la siguiente figura se representa la «curva de sensibilidad del ojo humano a las radiaciones monocromáticas de longitud de onda » donde podemos ver que el ojo no es igualmente sensible a la energía de todas las longitudes de onda o colores.

La curva de sensibilidad pone de manifiesto que la sensibilidad máxima tiene lugar en el amarillo verdoso, mientras que la sensibilidad en los extremos violeta, azul y rojo es muy baja.

La percepción visual tiene lugar cuando de los objetos iluminados o con luz propia parten rayos luminosos que, después de atravesar la cornea y el cristalino donde se refractan llegan a la retina, donde se forma la imagen invertida de los objetos que mediante el nervio óptico pasa al cerebro encargado de su interpretación.

En la percepción visual intervienen diferentes factores, tales como:

  • Acomodación.

  • Adaptación.

  • Campo visual.

  • Agudeza visual.

  • Brillo.

  • Contraste.

  • Tiempo.

Acomodación: Es la capacidad que tiene el ojo para ajustarse automáticamente a las diferentes distancias de los objetos obteniendo de esta forma una imagen nítida en la retina.

Adaptación: Es la capacidad que tiene el ojo para ajustarse automáticamente a los diferentes niveles de iluminación. Para ello la pupila adapta su tamaño al nivel de iluminación existente. El paso de un lugar muy iluminado a otro a oscuras requiere de un tiempo de hasta 30 minutos, mientras que de uno a oscuras a otro iluminado requiere de unos segundos.

Campo visual: El campo visual del hombre está limitado a un ángulo de unos 180° en el plano horizontal y unos 130° en el plano vertical, 60° por encima de la vertical y 70° por debajo.

Agudeza visual: Es la capacidad para reconocer detalles pequeños. Aumenta con la iluminación y disminuye con la edad.

Brillo: Constituye un factor de visibilidad y depende de la intensidad de la luz que se recibe y la proporción de luz reflejada.

Contraste: El contraste de brillos o color permite disminuir el esfuerzo visual. Se puede aumentar con la iluminación.

Tiempo: El proceso visual requiere tiempo, de forma que el ojo puede ver pequeños detalles, incluso con bajos niveles de iluminación si se le da tiempo suficiente. El aumento de luz facilita una rápida visión.

Dos elementos intervienen en la técnica de iluminación: el objeto a iluminar y la fuente productora de luz.

Para valorar y comparar las cualidades y los efectos de la fuente de luz se utilizan las siguientes magnitudes lumínicas:

  • Flujo luminoso.

  • Iluminación o iluminancia.

  • Intensidad luminosa.

  • Luminancia.

  • Cantidad de luz.

  • Rendimiento luminoso.

Flujo luminoso: se define como la velocidad de emisión de la luz o como la energía radiante que afecta a la sensibilidad del ojo en la unidad de tiempo ().

Su unidad de medida es el Lumen. (1 Lum = 1/680 W lumínico).

Iluminación o iluminancia: Es la relación entre el flujo luminoso que recibe la superficie y su extensión, o densidad de flujo por unidad de superficie (E).



E =

S

La unidad de iluminación es el lux, que se define como la iluminación que produce un lumen uniformemente repartido sobre una superficie de 1 m².

Intensidad luminosa: Se define la intensidad luminosa de una fuente de luz en una dirección determinada como la relación entre el flujo luminoso contenido en un ángulo sólido, cuyo eje coincida con la dirección considerada y el valor de dicho ángulo sólido expresado en estereorradianes.

Su unidad es la candela (cd) y se representa por la letra I.

Luminancia: Se define como luminancia de una superficie en una dirección determinada, la relación existente entre la intensidad luminosa en dicha dirección y la superficie aparente.

I

L =

S. cos 

Su unidad es la candela por metro cuadrado (cd/m²), denominada stilb.

Rendimiento luminoso: Expresa el flujo que emite una fuente de luz por cada unidad de potencia eléctrica consumida ().

Su unidad es el lumen por watio (lm/w).

Cantidad de luz: Expresa la potencia luminosa o flujo luminoso emitido en la unidad de tiempo (Q).

Su unidad es el lumen por hora (lm/h).

De todas las unidades lumínicas definidas la que resulta más práctica es el lux, ya que es la usada para fijar los niveles de iluminación recomendados en las diferentes normativas.

Existen dos fuentes básicas de iluminación: la natural y la artificial.

La iluminación natural es la suministrada por la luz diurna y presenta indudables ventajas sobre la iluminación artificial.

  • Permite definir perfectamente los colores, y a que en horas de máxima iluminación pueden existir valores de iluminación superiores a 100.000 lux.

  • Es la más económica.

  • Es la que produce menos fatiga visual.

No obstante presenta el inconveniente de ser variable a lo largo de la jornada por lo que deberá completarse con la iluminación artificial.

La iluminación artificial es la suministrada por fuentes luminosas artificiales como lámparas de incandescencia o fluorescentes.

Según el reparto de luz esta puede ser:

General: La luz es repartida uniformemente sobre toda la superficie de trabajo.

Localizada: La luz incide sobre alguna zona no suficientemente iluminada con iluminación general.

De acuerdo con la distribución y colocación de las luminarias la iluminación artificial puede ser: directa, semidirecta, uniforme, semi-indirecta e indirecta, según el porcentaje de luz reflejada, como podemos ver en la figura de la página siguiente.

Los niveles de iluminación dependen de la dificultad para la percepción visual.

Cada tipo de actividad precisa de unos niveles medios de iluminación dependiendo de factores como:

  • Distancia del ojo a los objetos observados.

  • Tamaño de los objetos.

  • Tiempo empleado en la observación.

  • Contraste.

  • Movilidad de los objetos.

  • Reflexión, etc.

Han sido aceptados en numerosos países europeos los cuatro niveles de iluminación, que corresponden a cuatro categorías de actividades, recomendadas por la norma DIN 5035 que se incluye en la siguiente tabla.

INTRODUCCIÓN

Los trabajadores reciben cerca del 85% de su información a través de su sentido visual. Una buena iluminación en el lugar de trabajo es de vital importancia para la salud y la seguridad.

Un buen sistema de iluminación en el lugar de trabajo debe:

  • Permitir ver con mayor facilidad en el lugar de trabajo.

  • Distribuir la luz de modo uniforme, sin producir resplandor ni sombras.

  • Ayudar a crear una atmósfera cómoda.

  • Iluminar por completo las áreas obscuras y hacerlas más seguras.

La iluminación apropiada permite que todas las tareas del trabajo se tornen más fáciles. Esta iluminación, que no produce resplandor ni sombras, reduce la fatiga ocular y los dolores de cabeza. Una buena iluminación elimina las sombras y hace más visible la maquinaria que está en movimiento y otros peligros que atentan contra la seguridad. También disminuye la posibilidad de accidentes y lesiones como resultado de una ceguera momentánea, mientras los ojos se acomodan a los espacios circundantes más iluminados o más obscuros.

La capacidad de ver en el trabajo depende no sólo de la iluminación, son también de otros factores, como por ejemplo:

  • Tiempo que se tiene para centrar la atención en un objeto _es difícil ver los objetos en movimiento.

  • Tamaño de un objeto _es difícil ver los objetos muy pequeños.

  • Luminosidad _es difícil ver los objetos sobre los cuales se refleja la luz con una intensidad excesivamente alta o baja.

  • Contraste entre un objeto y su fondo inmediato _es difícil distinguir un objeto del fondo cuando el contraste es demasiado bajo.

La lista de comprobación que se incluye provee una descripción general de los problemas de iluminación y la forma de detectarlos.

La luz solar está compuesta por todos los colores del espectro del arco iris _rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. La mayoría de las fuentes de luz eléctrica produce sólo algunos de los colores, aun cuando parezca que emiten luz “blanca”. La apariencia del color es diferente bajo la luz eléctrica y la luz natural. Como resultado de esto, solo se puede determinar el color verdadero de un objeto cuando se lo ve bajo la luz natural o bajo una luz que tenga la misma composición del espectro de la luz natural. La iluminación de espectro total reproduce las características del espectro de la luz natural.

La iluminación deficiente puede ocasionar diferentes problemas. El conocimiento de los problemas comunes de iluminación puede ayudar a que el comité de salud y seguridad detecte tales problemas. A continuación se resumen las formas en que un comité que carezca de un entrenamiento formal o instrumentación complicada puede detectar y resolver esto problemas. La Sección 6 describe con más detalle los elementos de un estudio de iluminación.

La luz insuficiente sobre el área de trabajo es el resultado de la luz insuficiente que se difunde desde las luminarias, de los niveles bajos de reflectancia o de las sombras. Un trabajador puede tener una apreciación errónea en cuanto a la posición, forma o velocidad de un objeto debido a la luz insuficiente. Los ojos requieren tiempo para adaptarse a las variaciones abruptas en la intensidad de la luz, en especial cuando pasan de áreas con iluminación muy intensa a aquellas que tienen una iluminación muy tenue. Una persona no puede ver los detalles sino cuando los ojos se adaptan por completo al cambio.

La cantidad de luz que se requiere varía de acuerdo con la actividad del trabajo, las condiciones físicas del trabajo y las características del trabajador. Los factores importantes incluyen el tipo de tarea, las exigencias de la tarea con respecto a velocidad y precisión, las reflectancias de superficie y la visión de cada trabajador.

La cantidad de luz que cae sobre una superficie se mide en unidades que se conocen con el nombre de lux. De conformidad con los facto5res que se mencionaron anteriormente, una iluminación general adecuada está usualmente entre 500 y 1000 lux, medidos a 760 mm por encima del piso*. Un poco más adelante se pueden encontrar ejemplos de tareas propias de la oficina o la industria y los niveles de luz recomendados.

Para obtener niveles de luz apropiados, muchas luminarias están diseñadas para que reflejen la luz fuera de las paredes, techos y objetos. Se puede medir la cantidad de luz que se refleja fuera de una superficie. A continuación se presentan algunas sugerencias con respecto al porcentaje de luz que se refleja fuera de las superficies en una oficina típica. El porcentaje se refiere a la cantidad de luz que una superficie refleja con relación a la cantidad que cae sobre esta.

Las luminarias que tienen un amplio espaciamiento o están ubicadas en forma inapropiada producen sombras. Los objetos que están entre la luminaria y el trabajo impiden el paso de la luz y generan sombras. De manera similar, los trabajadores que se sientan de espaldas a las ventanas, con las luminarias de luz directamente por encima o detrás de ellos, producen sombras que cubren sus propias superficies de trabajo.

  • Limpie las luminarias de luz con un paño ligeramente húmedo a fin de comprobar el grado de limpieza. Es difícil detectar a simple vista la presencia de una capa fina de polvo depositada de manera uniforme.

  • Mida el nivel medio de iluminación en todo el lugar de trabajo. Compárelo con los niveles recomendados.

  • Inspeccione para detectar sombras, en especial sobre las áreas de trabajo y en los pasillos.

  • Pregunte a los trabajadores si tienen que forzar su vista o sufren estrabismo.

Los trabajadores deben mantener posiciones de trabajo normales durante la medición a fin de obtener resultados precisos.

  • Coloque más luminarias en lugares apropiados.

  • Reemplace las lámparas en forma programada. Las lámparas antiguas iluminan menos que las nuevas, por esta razón, cámbielas antes de que se quemen. Siga las instrucciones de los fabricantes.

  • Limpie las luminarias en forma periódica. El polvo que se deposita en las luminarias reduce la cantidad de luz que se genera. Las luminarias que tienen la parte superior abierta permiten que las corrientes de aire desplacen el polvo hacia arriba a través de las luminarias para evitar que el polvo y la suciedad se acumulen en ese lugar.

  • Pinte las paredes y los techos con colores claros para que la luz se pueda reflejar.

  • Use una luz más reflejada e iluminación local para eliminar las sombras. Por ejemplo, una luz cubierta, montada bajo un dispositivo de protección transparente sobre una rueda de trituración, provee la luz adicional que se requiere para ver la tarea con claridad.

  • La estación de trabajo no debe tener luminarias ubicadas directamente detrás del trabajador.

La luz que se refleja desde superficies pulidas, brillantes y satinadas produce un resplandor reflejado.

El resplandor es un problema común de iluminación. El resplandor es una sensación que se produce cuando los niveles de luz son lo suficientemente mayores que el nivel al cual se han adaptado los ojos. El resplandor puede ocasionar molestias e incomodidad y disminuir la capacidad de una persona para ver mientras el resplandor está presente.

La luz que se refleja desde superficies pulidas, brillantes y satinadas (A,B) produce un resplandor reflejado. El vidrio que forma parte del marco de un cuadro, las ventanas durante la noche y las pantallas de terminales de visualización o vídeo (PTV) son fuentes potenciales de resplandor reflejado. La luz muy intensa proveniente de luminarias mal colocadas (C) o la luz solar hace que el resplandor directo que proviene de una luz excesiva llegue hasta los ojos.

  • Para detectar la presencia de resplandor directo, ubíquese en la posición de trabajo, mire desde allí hacia un objeto distante que esté a nivel de los ojos. Coloque ante sus ojos una pantalla que le impida ver las luminarias. Si en esas condiciones puede ver el objeto distante con mayor facilidad, es probable que las luminarias estén produciendo resplandor.

  • Para detectar el resplandor reflejado, mire hacia la tarea desde su posición de trabajo normal. Use una pantalla para impedir que la luz que proviene de adelante llegue hasta la tarea. Si entonces le es más fácil distinguir los detalles, existe problema de reflejo.

  • Coloque un espejo pequeño hacia arriba, sobre la superficie de trabajo. El espejo refleja la luminaria que está produciendo resplandor.

  • Busque los objetos brillantes que reflejan la luz. El vidrio en los marcos de cuadros, las superficies brillantes de las mesas y las PTV son algunos ejemplos comunes.

  • Pregunte a los trabajadores si sus ojos están irritados o cansados, si sufren dolores de cabeza o si necesitan entrecerrar los ojos para ver.

MEDICINA E HIGIENE

ILUMINACIÓN Y COLOR

PERCEPCIÓN VISUAL

UNIDADES UTILIZADAS

TIPOS DE ILUMINACIÓN

NIVELES DE ILUMINACIÓN UTILIZADOS EN LA INDUSTRIA

PRINCIPIOS ERGONÓMICOS DE ILUMINACIÓN

L U Z Y C O L O R

PROBLEMAS COMUNES DE ILUMINACIÓN

LUZ INSUFICIENTE

DETECCIÓN DE LUZ INSUFICIENTE

CORRECCIÓN DE LUZ INSUFICIENTE

R E S P L A N D O R

DETECCIÓN DEL RESPLANDOR