Iglesia de San Pedro de la Nave

Arquitectura. Iglesia. Situación geográfica. Decoración. Estilo. Estructura. Decoración

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

Iglesia de San Pedro de la Nave

San Pedro de la Nave es una iglesia de estilo arquitectónico visigodo, probablemente de finales del siglo VII o principios del VIII d.c. La iglesia fue construida cerca de un poblado de origen romano donde existía una pequeña iglesia de la que se utilizaron diversos materiales. Aunque del mismo estilo que otras iglesias de la época como pueden ser San Juan de Baños de Cerrato, Santa María de MelqueoSanta Comba de Bande, San Pedro de la Nave tiene una estructura muy peculiar puesto a que fue construida en dos etapas diferentes.

La iglesia está situada a unos 22 kilómetros de distancia de la localidad de El Campillo, Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Sin embargo, este no es su emplazamiento original. Estaba previamente situado a orillas del rio Esla. La construcción del embalse de Ricobayo amenazaba con inundarla. El arquitecto Alejandro Ferrant llevó a cabo el traslado piedra a piedra que se produjo entre los años 1930- 1932.

La gran ventaja del traslado fue que la iglesia había sido construida a base de piedra sillar perfectamente escuadrada y ajustada. Esto quiere decir que los sillares, que en esa época se utilizaban en estas construcciones como si fueran modernos ladrillos, estaban moldeados tan lisos por los canteros de la época, que encajaban perfectamente y no era necesario utilizar argamasa. La argamasa es una mezcla de cal, arena y agua que se utilizaba en obras de albañilería y tenía la utilidad del cemento de hoy en día.

La edificación de la iglesia se sitúa a finales del siglo VII o principios del VIII. En esta época el norte de la península Ibérica estaba dominado por los Visigodos. Los Visigodos fueron el último pueblo germánico que llegó a la península Ibérica por el norte, consiguiendo establecer un reinado con continuidad que duraría. El reino Visigodo, sin embargo, desapareció tras ser derrotado militarmente por la invasión musulmana procedente del norte de África en el año 711.

Los visigodos llegaron a España en 411. Eran el último pueblo del norte de Europa que llegaría a España. Al llegar, expulsaron algunos pueblos que ya estaban en la península como eran los vándalos y los alanos. Estos habían invadido España en el 409. El imperio visigodo se extendía por la mayor parte de la península Ibérica y por una pequeña parte de la Galia. En el año 507, fueron derrotados por los francos en Vouille.

Tras esta derrota, los visigodos retrocedieron y se asentaron solo en la península, convirtiendo a la actual Toledo (Toletum) en su capital. De ahí en adelante, el reino visigodo se convierte en el primer estado político independiente y unificado de España. La principal debilidad del sistema visigodo era que su monarquía era electiva. Esto quiere decir que el poder del reino residía en la Asamblea de Hombres Libres, quienes después elegirían al rey, produciendo graves conflictos sobre la sucesión.

En el reinado de los visigodos, que duro casi tres siglos, hubo 34 reyes. Muchos de ellos llevaron a cabo hazañas importantes para la historia de España. Una de las más famosas seria la conversión del rey Recaredo al catolicismo. Otras, también conocidas, serian la expulsión de los suevos de la península por Leovigildo, o la expulsión de los bizantinos por Suntila. Sin embargo, el hecho más conocido fue la derrota de los visigodos por los musulmanes en 711 con Rodrigo como rey. San Pedro de la Nave fue construida durante los reinados de Wamba (672-680), Ervigio (680-687), Egica (687-700) y Witiza (700-710).

Aunque la iglesia data de uno o dos siglos antes, las primeras referencias documentales no sitúan a San Pedro de la Nave hasta 907. Esto es cuando el rey Alfonso III le dona al templo el pueblo de Perdices. Se nombra a la iglesia como San Pedro de Estula por al estar junto al río Esla. También llaman, en el mismo documento, Tunis al lugar donde la iglesia se ubicaba.

La iglesia de San Pedro de la Nave posee una decoración excepcional, que utilizaba esculturas e iconos, para la época. Se decoraban muchos las impostas (unión del arco toral, se encuentra en columnas y arcos torales) y los capiteles (parte superior de la columnas inferiores a las impostas), un toque de un estilo muy visigótico para la iglesia.

La decoración de la iglesia tiene, que digamos, tres estilos perfectamente diferenciables. El primero, muy popular en el arte español, consta de decoraciones básicas con frisos () de sencillas decoraciones geométricas y tallos ondulados con racimos. Con este estilo están decorados la capilla mayor, los capiteles y cimacios (parte con forma de tabla que remata los capiteles) de los arcos torales y unas fajas que recorren los muros de la nave central y del crucero.

El segundo estilo es mas de tipo bizantino, con figuras de frisos con hojas y racimos, mascaras, cuadrúpedos y aves, todo labrado muy detalladamente. Este estilo se observa en las impostas de arranque de las bóvedas de las naves laterales y en las cuatro columnas del crucero.

Imposta

Imposta (de columna)

Capitel (de columna)

El tercer estilo basado un poco más en la iconografía del arte español se encuentra en dos de los capiteles del crucero que contienen historias religiosas como el sacrificio de Isaac (foto 1), Daniel en el foso de los leones(foto 2) o figuras de los apóstoles (foto 3).

Foto 2

Decoración en Imposta



Decoración en Capitel





Foto 1



Foto 1

Foto 3 (decoración en lateral de ccapitel)

Como ya mencione antes, la estructura de la iglesia San Pedro de la Nave es bastante peculiar. Esto es porque se construyo en dos etapas diferentes. La primera etapa seria la que construyo la edificación en forma de cruz griega inscrita. Este se detiene por un error de cálculo en el replanteo de las medidas basadas en el pie romano de 30 cm. De aquí retoma un segundo equipo que construye una planta de estilo basilical alrededor. Lo que queda es una planta rectangular con tres aditamentos, uno hacia Oriente, que es la capilla mayor, y dos hacia Norte y Sur, que son pórticos laterales. La imagen final es como el plano de la derecha. Esta estructura es bastante común en iglesias visigóticas.

La nave de la parte occidental está dividida en tres naves, separándolas dos columnas a cada una, siendo la central más ancha que las laterales. La parte oriental se divide en una nave central y dos cámaras a los lados. El cimborrio, la torre -normalmente cilíndrica o cuadrada- que sirve de base a la cúpula, está situado en la intersección de la nave central con la del crucero. El cimborrio se alza directamente sobre arcos torales, que son cada uno de los cuatro arcos que sostiene la elevación del crucero. La iglesia tiene buena iluminación proporcionada por ventanas con arcos de herradura (en la cual el arco mide más que media circunferencia) situadas en las naves laterales, el cimborrio, la cabecera, y el muro occidental.

Naves occidentales laterales

Cimborrio

Nave occidental central

Cúpula

Pórtico Sur



Aunque tiene una compleja estructura, la verdad es que San Pedro de la Nave solo tiene un área de 11,20 metros por 16,80 metros la nave central, 4,80 metros por 4,00 metros el ábside en la parte oriental, y 4,80 metros por 3,20 metros los pórticos de norte y sur. Los muros del templo solo constan de dos capas de sillares, sin haber un núcleo intermedio. El modulo (sillar) media 40 cm de anchura, y todos los utilizados son múltiplos de este. Esto quiere decir que la anchura del muro es de 80 cm. Como dato curioso, en el desmonte del traslado se encontraron pequeñas grapas de madera que unían sillares con elementos lígneos.