Iglesia Anglicana

Religión. Cristianismo. Historia de las religiones

  • Enviado por: Axelius
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


¿QUIÉNES SOMOS LOS ANGLICANOS?

Los anglicanos pertenecemos a una gran comunidad mundial. Hay aproximadamente 70 millones de anglicanos distribuidos en todos los continentes del mundo, es actualmente una de las iglesias que tiene una alta tasa de crecimiento, en la década de los setenta la tasa de crecimiento mundial era de más de un millón de nuevos miembros cada año.

La Iglesia Anglicana se ha convertido en la cuarta denominación más grande del cristianismo (detrás de la Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Luterana).

LA RELACIÓN CON OTRAS IGLESIAS

Gozamos de buenas relaciones con todas las iglesias cristianas que creen en las doctrinas bíblicas que nos une bajo el Señorío de Cristo.

Por eso no prohibimos la participación de cristianos de otras iglesias en la Santa cena.

LA FUENTE DE NUESTRA FE

Dios es la fuente de nuestra fe a través de su revelación en la Biblia. La iglesia, a través de su larga historia juega el rol de testigo y custodia de la revelación divina interpretándola y promoviéndola a todas las naciones.

¿DÓNDE COMENZÓ LA IGLESIA ANGLICANA?

Sus raíces están en Gran Bretaña en el Siglo III. La iglesia Anglicana tiene una herencia teológica y bíblica muy rica, su reforma no fue causada por el divorcio de Enrique VIII como algunos sugieren. Eso proporcionó la ocasión pero de ninguna manera fue la razón

¿EN QUÉ CREEMOS LOS ANGLICANOS?

Los anglicanos como cristianos, creemos en las doctrinas y las creencias fundamentales de la fe Cristiana como la Santa Trinidad y la obra reconciliadora de Cristo en la cruz.

LOS MINISTROS EN LA IGLESIA ANGLICANA

Según la Biblia, todos los creyentes somos ministros con dones dados por Dios y ejercemos estos dones tanto en la iglesia como en la sociedad.

Los Obispos, Presbíteros y Diáconos sirven dentro de la Iglesia como líderes consagrados para guiar a las congregaciones, equipándolas para que puedan cumplir el llamado de Dios en el mundo.

¿CUÁL ES LA RELACIÓN ENTRE ANGLICANISMO Y NUESTRO ROL COMO DISCÍPULOS DE CRISTO?

El Anglicanismo enriquece y madura nuestro testimonio como discípulos de Cristo.

La iglesia Anglicana existe como el asta de una bandera que declara el nombre de Cristo. En este sentido, sirve como una herramienta para desarrollar nuestra identidad Cristiana. Es decir, las doctrinas de la iglesia y la manera de adorar a Dios no son para subrayar la importancia de la Iglesia Anglicana sino para profundizar nuestro rol como discípulos de Cristo en el mundo.

Una constante lectura de la Biblia, una participación regular en la eucaristía, un compromiso a un ministerio dentro de la congregación son elementos de un discípulo fiel de Cristo.

UNA IGLESIA RECONCILIADORA

Los rasgos centrales de la Iglesia Anglicana apuntan a la unidad de las iglesias. Ya en el siglo XVI, la Iglesia Anglicana no tenía la intención de iniciar una nueva con una revolución sino reformar la iglesia en Europa conforme a los principios bíblicos. Por eso, al reconocer el elemento unificador (Efesios 4:5; 1Cor 12:13) en el bautismo de otras iglesias, evitando la práctica de rebautizar personas que ya han sido bautizadas en la iglesia católica romana u otras iglesias evangélicas.

Iglesia_Anglicana.

HISTORIA

El Rey de Inglaterra, Enrique VIII, pidió al Papa Clemente VIII, la anulación del matrimonio con su legítima esposa, Catalina de Aragón, para casarse con Ana Bolena. El Papa rehusó, fiel al mandato de Cristo: "Lo que Dios unió, no lo separe el hombre" (Mc 10,9).

El rey, obstinado en su propósito de divorcio, en el año 1534 forzó la separación de la iglesia en Inglaterra de la comunión con Roma. Se declaró a sí mismo como único y supremo jefe de la iglesia inglesa.

DOCTRINA

- El rey o la reina de Inglaterra es la autoridad suprema de la iglesia anglicana (anglicana-inglesa).

- Como la separación fue por razones de política e interés personal del rey, al principio los cambios en la doctrina se limitaban al rechazo de la primacía del Papa y a las siguientes doctrinas respecto a los sacramentos:

- El matrimonio no es indisoluble, se admite el divorcio.

- La confesión es una mera declaración del perdón concedido por Dios. Mientras que la Iglesia Católica enseña que el ministro perdona en nombre de Dios: "A quienes perdonen los pecados, queden perdonados, y a quienes no los perdonan, queden sin perdonar" (Jn 10, 23).

- Jesús está espiritualmente presente en el pan y vino consagrados. Mientras que la Iglesia Católica enseña que Jesús está real y substancialmente presente con Su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, aunque sea bajo las formas del pan y del vino.

- Los anglicanos, separados de Roma, continuaron teniendo verdaderos obispos, ya que la gran mayoría de ellos prefirió ceder ante el rey para no sufrir el martirio. Una notable excepción fue el obispo mártir San Juan Fisher. Los obispos y sacerdotes, apóstatas, aunque actuaban ilícitamente, eran ejercían sacramentos válidamente. Sin embargo, después que el Rey Enrique VIII nombró a Tomás Cranmer, que no era obispo, como titular de la sede de Caterbury y como su representante sobre la Iglesia Anglicana. No siendo obispo, no podía validamente consagrar a sacerdotes y obispos ni tener autoridad sobre ellos. Estos llevó a que, después de estudios históricos, el Papa León XIII el año 1880, declaró interrumpida la sucesión apostólica en la iglesia anglicana, por lo cual sus obispos y sacerdotes no son ni lícitamente ni válidamente consagrados.

Los que permanecieron fieles a la Iglesia católica fueron ferozmente perseguidos, produciéndose numerosos mártires, uno de los más famosos, el gran amigo de San Juan Fisher, Santo Tomás Moro.

Anglicanismo

El anglicanismo es una religión monoteísta basada en el catolicismo, diferenciándose del mismo en algunos puntos:
A diferencia de la iglesia cristiana, que tiene sus raices y centro espiritual en Roma, la iglesia anglicana tiene sus raices (históricas) en Inglaterra. De todos modos, ambas parten de la misma raíz.
También, difiere en cuanto a organización. La iglesia católica romana se organiza en forma monárquica bajo el liderato absoluto del obispo de roma, el Papa. La iglesia anglicana, por su parte tiene una estructura más democrática, por así decirlo, ya que en ella todos los obispos tienen igual rango y comparten el liderato de la iglesia, con la participación del clero y los laicos en todas las decisiones, siendo los obispos los pastores principales.