Identidades asesinas; Amin Maalouf

Literatura universal contemporánea. Siglo XX. Narrativa histórica. Narrativa de ficción. Cultura mediterránea. Defensa culturas minoritarias

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

Una lectura de
«Identidades asesinas»

Amin Maalouf habla en Identidades asesinas de los elementos dispares que han formado su modo de ser, los lazos que le unen a sus semejantes y lo hacen singular, para desarrollar esta única e irremplazable identidad del ser humano que no es solo va de ser "árabe", "francés", "serbio". El índice del libro nos habla de las identidades asesinas (mi identidad, mis pertenencias; cuando la modernidad viene del mundo del otro; la época de las tribus planetarias; domesticar a la pantera...).No nacemos con una identidad, la construimos y transformamos a lo largo de nuestra vida. La concepción tribal de la identidad lleva por costumbre a crear grandes males y nuestras grandes tragedias de la humanidad. Pretender pertenecer a una sola "cosa" lleva implícito una actitud parcial, intolerante, sectaria, dominadora, que acaba por convertir a las personas en asesinos o partidarios de los que asesinan.
¿No es característico de nuestra época haber convertido a todos los seres humanos, de algún modo, en migrantes y minoritarios?,Amin Maalouf comenta al lector con la certeza de que las sociedades seguras de sí mismas se reflejan en una sociedad y en una religión serena, confiada, que líneas después, nos desvela insistiendo en que «para ir con decisión al otro, hay que tener los brazos abiertos y la cabeza alta, y la única forma de tener los brazos abiertos es llevar la cabeza alta. Nos dice que si a cada paso que da una persona siente que está traicionando a los suyos, que está renegando de sí misma, el acercamiento al otro estará viciado».
Cuando la modernidad lleva la marca del otro, no extraña que algunos enarbolen los símbolos del arcaísmo para afirmar la diferencia. El autor propone saltar desde la pertenencia a una tribu planetaria hacia una identidad que se perciba como la suma de todas nuestras pertenencias, remarcando la universalidad y no la uniformidad:
Cada uno de nosotros somos depositarios de dos herencias: una, vertical, nos viene de nuestros antepasados, de las tradiciones de nuestro pueblo; la otra horizontal, es producto de nuestra época, de nuestros contemporáneos. Es esta segunda la que a mi juicio resulta más determinante, y lo es cada día un poco más; sin embargo, esa realidad no se refleja en nuestra percepción de nosotros mismos. No es a la horizontal a la que nos adscribimos sino a la otra.
Amin Maalouf anima a todo ser humano a asumir la propia diversidad y que la entienda como la suma de diversas pertenencias. No dejamos de ser hombres y mujeres que formamos parte de la aventura humana:
«La identidad es en primer lugar una cuestión de símbolos, e incluso de Identidades asesinas; Amin Maalouf
apariencias», advierte el autor y sigue líneas des pués: «todos los seres humanos deberían poder asumir, con la cabeza alta, sin miedo y sin resentimiento, todas y cada una de sus pertenencias». «¿A quién pertenece el mundo? A ninguna raza en particular, a ninguna nación en particular. Pertenece, más que en otros momentos de la Historia, a todos los que quieren hacerse un sitio en él».
El deseo de la identidad no hay que convertirlo en objeto de persecución, ni de condescendencia. Hay que observarlo, comprenderlo, domesticarlo, como se domestica a la pantera que «mata si se la persigue, mata si se le da rienda suelta, pero lo peor es dejarla escapar en la naturaleza después de haberla herido».

Posiblemente, el sueño de Amin Maalouf sea el sueño de muchos de nosotros: «un día en el que la región que me vio nacer siga ese mismo camino, dejando atrás el tiempo de las tribus, el tiempo de las guerras santas, el tiempo de las identidades asesinas, para construir algo común; sueño con el día en que podré llamar patria a todo el Oriente Próximo, igual que llamo así a Líbano, a Francia y a Europa, y compatriotas a todos sus hijos, musulmanes, judíos y cristianos de todas las denominaciones y de todos los orígenes» (Identidades asesinas está editado por Alianza editorial, Madrid 1998)

«Identidades asesinas» es una denuncia apasionada de la locura que incita a los hombres a matarse entre sí en el nombre de una etnia, lengua o religión. Una locura que recorre el mundo de hoy desde Líbano, tierra natal del autor, hasta Afganistán, desde Ruanda y Burundi hasta Yugoslavia, sin olvidar la Europa que navega entre la creación de una casa común y el resurgir de identidades locales en países como el Reino Unido, Bélgica o España. Desde su condición de hombre a caballo entre Oriente y Occidente, Maalouf intenta comprender por qué en la historia humana la afirmación de uno ha significado la negación del otro. Pero al mismo tiempo rechaza la aceptación resignada y fatalista de tal hecho. Su mensaje es que se puede ser fiel a los propios valores sin verse amenazado por los de los demás. Ejemplos históricos, filosóficos y religiosos ilustran su teoría. Cuando a Maalouf se le pregunta si se siente más libanés o más francés él responde que por igual. Y no lo hace por diplomacia: "Lo que me hace ser yo mismo y no otro -dice Maalouf- es que estoy a caballo entre dos países, entre dos o tres lenguas, identidad...". «Identidades asesinas» es un canto al ciudadano frente a la tribu, una llamada a la tolerancia.

http://ciudadredonda.org/misionabierta/numeros/2001/0101/dosier5.htm

 «Identidades asesinas» es uno de los libros más famosos de Amin Maalouf.
Un manifiesto en contra del sectarismo. Una apología de la mezcla vital. El artículo es una lectura rápida de los núcleos de esta obra.

Amin Maalouf siempre se ha distinguido por su lucha en pos de la libertad y de la tolerancia. Su última novela, "Identidades asesinas", sigue en esa línea de denuncia contra todos los fanatismos, provocados por razones étnicas, religiosas o nacionalistas.
Javier Reverte no tiene que dar ya muestras de su enorme valía literaria y por ello cualquiera de sus libros es una apuesta segura. Su más reciente lanzamiento es "Todos los sueños", una obra que hará que sus lectores rían, lloren y sobretodo, que piensen.

Actitud del Autor

La actitud del autor en su libro es completamente objetiva exponiendo siempre casos y situaciones reales sucedidas en diversos lugares del mundo. Nos muestra una posición en contra del capitalismo, del fascismo y el fanatismo, siempre en contra de del derramamiento de sangre sea por ideologías políticas, económicas, religiosas o culturales.

Tiene sus ideas muy claras pero lo mejor es que siempre están fundamentadas en casos reales que ha padecido o esta padeciendo en la actualidad nuestra humanidad, y algunos de estos ejemplos son conocidos y comentados por la mayoría de nosotros, pero que a lo mejor nunca habíamos pensado en profundidad en estos.

Técnica

El libro esta escrito en primera persona, de una forma lineal y muy frecuentemente se esta haciéndose preguntas así mismo de modo que formula la pregunta y luego la responde extendiéndose en ella según la importancia que el cree que tiene esta.

IDENTIDADES ASESINAS
Autor: Amin Maalouf
Edición: 1999
Edita: ALIANZA

Identidades asesinas; Amin Maalouf

Biografía

Amin Maalouf

Amin Maalouf (1949- ), escritor libanés de lengua árabe y formación francesa. Nació en Beirut, donde cursó estudios de Economía y Sociología. Escribió artículos sobre temas de política internacional en Al-Nahar. En 1976, en el momento de la guerra civil en Líbano, fijó su residencia en Francia, país en el que continuó su actividad periodística como redactor en jefe de Jeune Afrique.

Comenzó su carrera literaria en 1983 con Las cruzadas vistas por los árabes. Después de esta obra ha publicado León el Africano (1986), basada en la vida de un viajero del siglo XVI; Samarcanda (1988), sobre el poeta persa Omar Jayyam; Los jardines de luz (1991), que recupera la trayectoria de Mani, fundador del maniqueísmo; El primer siglo después de Béatrice (1991); La roca de Tanios (premio Goncourt 1993), libro en el que desarrolla el tema del exilio y la memoria colectiva; Las escalas de levante (1996), una exhortación a la paz entre árabes y judíos; e Identidades asesinas (1999), que ha recibido el premio europeo de ensayo otorgado por la Fundación Charles Veillon. A propósito de este libro, el autor ha manifestado que "la escritura tiene como papel esencial desarrollar mitos positivos" y que "la primera religión del ciudadano es la de la coexistencia".

Además de los textos citados, también se han publicado en lengua castellana La invasión (1994) y El viaje de Baldassare (2001).

Enciclopedia Microsoft ® Encarta ® 2002. © 1993-2001 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Recensión

I. Mi identidad, mis pertenencias

Maalouf nos cuenta en el primer capitulo de su libro que desde 1976 cuando dejó el Líbano por causa de la guerra para instalarse en París, le preguntan reiteradamente que si se siente "más francés" o "más libanés". El responde sin mentir que las dos cosas. Explica con paciencia que en árabe conoció a Dumas, Dickens y los Viajes de Gulliver y fue en su pueblo natal donde aprendió los valores de sus antepasados y escuchó las historias en las que después se inspiró para escribir sus novelas. Nos dice que no se puede separar de los lazos que lo unen a Líbano, pero al mismo tiempo, dice que al beber el agua y vino franceses, acariciar sus piedras, pisar su tierra y escribir en francés sus historias, cómo podría considerarse un extranjero en Francia. No se tiene una identidad compartida, dice Maalouf, sino una única identidad que se complementa de otras, se complementa de de nuestras vivencias y creencias recogidas a través del tiempo.

Habitualmente, cuando nos preguntan sobre nuestra identidad respondemos diciendo nuestro país de origen, nuestra lengua natal o la religión a la que pertenecemos, y efectivamente pertenecemos a estas “características” pero no definen completamente nuestra identidad. El problema es que nuestra identidad no esta constituida solo por nuestra lengua, la religión a la que pertenecemos o según el país del que procedamos, nuestra identidad esta constituida por cantidad de experiencias y situaciones vividas, que sin darnos cuenta nos han podido cambiar nuestra forma de vida o de pensar.

Maalouf nos da ejemplos como el de la clonación, exponiéndonos que efectivamente dentro de poco tiempo se llegara a clonar a los seres humanos y que ciertamente estos clones serian idénticos a la hora de nacer, pero después de sus primeros momentos, estos empezarían a ser diferentes porque no vivirán de la misma forma que sus originales y por supuesto no vivirá sus mismas alegrías y penas, y no tendrá sus mismos estímulos.

Otro ejemplo escrito textualmente del libro:

Lugar Sarajevo. Hagamos allí mentalmente una encuesta imaginaria. Vemos en la calle, a un hombre de cincuenta y tantos años. Hacia 1980, ese hombre habría proclamado con orgullo y si reservas: “¡Soy yugoslavo!”; preguntando un poco después, habría concretado que vivía en la Republica Federal de Bosnia-Herzegovina y que venia, por cierto, de una familia de tradición musulmana.

Si lo hubiéramos vuelto a ver doce años después, en plena guerra, habría contestado de manera espontánea y enérgica: “¡Soy musulmán!”. Es posible que se hubiera dejado crecer la barba reglamentaria. Habría añadido enseguida que era bosnio, y no habría puesto buena cara si le hubiésemos recordado que no hacia mucho afirmaba orgulloso que era yugoslavo.

Hoy preguntado en la calle, nos diría en primer lugar que es bosnio, y después musulmán; justo en ese momento iba a la mezquita, añade, y quiere decir también que su pais forma parte de Europa y que espera que algún día se integre a la Unión Europea. ¿Cómo querrá definirse nuestro personaje cuando lo volvamos a ver en ese mismo sitio dentro de veinte años? ¿Cuál de sus pertenencias pondrá en primer lugar? ¿Será europeo, musulmán, bosnio…? ¿Otra cosa? ¿Balcánico tal vez?

Continuando con la identidad podemos decir que nos hace completamente diferente a todas las demás personas, incluso muy deferentes a nuestros padres o hermanos ya que en una situación de peligro, religiosa o política reaccionaremos deferente. Compartimos una parte d nuestra identidad con muchas personas pero cada que nos vamos adentrando mas esa cantidad de personas con las que coinciden nuestros perfiles disminuye.

Indiscutiblemente muy a menudo y por comodidad englobamos los comportamientos de unos tantos a toda esa comunidad o sector atribuyéndoles males y crímenes. (Ejemplos del libro); “los serbios han hecho una matanza”, “los ingleses han saqueado”, “los judíos han confiscado”, “los negros han incendiado”, “los árabes se niegan” etc. O que tal pueblo es “trabajador”, “hábil” o “vago”, “desconfiado” o hipócrita”, “orgulloso” o “terco”.

La identidad no se nos es definida de golpe cuando nacemos si no que se va construyendo a y trasformando a lo largo de nuestra vida. Cuando nacemos, lo hacemos con un color de piel y un sexo definido, pero eso tampoco nos condiciona, porque podemos nacer con sexo masculino, pero en el desarrollo de nuestra personalidad podemos tomar “un camino diferente” y ser gay. Además tampoco es igual una mujer nacida en Afganistán a una nacida en Paris porque no viven igual y la sociedad en la que viven las ve de distinta forma. Lo mismo pasa concerniente a la religión, al color de piel etc. Según el lugar donde nos encontremos se vera esto de manera muy distinta.

Lastimosamente con frecuencia vemos en los telediarios y los periódicos a unos ciudadanos alzados en armas contra otros sea por cuestión de tipo religioso, político o cultural y nos sorprendemos enormemente por la forma de actuar de esas personas y de la sangre fría que tienen e incluso pensamos que están locos, pero lo que no pensamos es el porque de esas acciones, y es que para eso tendríamos que ponernos en el lugar de personas que constantemente son atacadas y a las que les son violados sus derechos, personas que han visto morir familiares en enfrentamientos, que han visto como se derrumban sus hogares por culpa de bombas o tanques de guerra. Pero lo peor es que muchas veces por ejemplo en el caso de las guerras de EE.UU. contra países árabes, siempre por medio de la información intentan vendernos a estos países más desfavorecidos como los culpables de todo, como si fueran una plaga, no siendo así verdaderamente, siendo en realidad los países que se dan como victimas las causantes de los problemas y es que obligan a estos otros países a hacer estas cosas ya que estos sienten amenazada su identidad, su cultura, sus tradiciones e incluso su lengua.

Y es que dentro de todos nosotros tenemos una pequeña parte mala pero que sale de forma distinta en jóvenes como nosotros que hemos tenido “todo” lo que hemos necesitado a en un joven que desde que nació se ha sentido amenazado y ha visto morir amigos y familiares en guerras absurdas. Y es que la actitud de estas personas su sociedad la considera completamente lícita e incluso los consideran héroes y se extrañas cuando los llaman criminales pues están protegiendo a sus mujeres e hijos, además de su religión, etnia y nación.

Ahora avanzamos al tema de la migración, algo que vivimos miles de personas en la actualidad y que nos es nada fácil. Y es que antes de ser un inmigrante se es un emigrante, antes de llegar a una nueva tierra se ha tenido que abandonar otra. Ser nuevo en un país desconocido no fácil pero por esto no hay que encerrarse en si mismo, hay que abrirse a ese nuevo mundo en el que se vive, conocer y aprender y así mismo enseñarle a las personas de este país que también existen otros países, otras lenguas y tradiciones. Para algunas personas es menos complicado que para otras adaptarse a una nueva sociedad sea por el tipo de piel, lengua o religión, algunas incluso llegan a adquirir el acento del país de acogida. Y es que cada país donde hay inmigrantes también hay unos que son mejor aceptados que otros y esto lo digo también por experiencia, pues son mucho mejor aceptados los latinos que los magrebí o los de la Europa oriental por lo menos en España. Pero siendo de donde sea, una persona en un país nuevo debe intentar integrarse a esa nueva forma de vida pero claro nunca olvidando su país de origen y sus tradiciones, porque es distinto abrirse al país de acogida que cerrarse al país nacimiento.

II. Cuando la modernidad viene del mundo del Otro

En este capitulo comenzamos con el mundo Islam donde se habla de las acciones de este. Siempre cuando escuchamos sobre las barbaries de esta sociedad nos horrorizamos pero no pensamos que no todas las personas musulmanas están de acuerdo con eso y es que unas si lo pueden estar pero otras no. Unas creen que lo que hacen estas personas esta en contra de sus sagradas escrituras pero otras en cambio piensan que es la voluntad de su Dios.

Y es que no podemos juzgar una doctrina por las acciones hechas en el presente o en un pasado muy cercado, para comprender un poco mas esos actos debemos remontarnos a los hechos de a lo largo de la historia. Si hacemos esto podemos ver que en el presente el cristianismo es tolerante y respeta las libertades y la democracia y que el Islam es todo lo contrario, pero hace unos siglos era completamente diferente, el cristianismo era autoritario, aceptaba el comercio de esclavos, el sometimiento a la mujer, las peores dictaduras o la Inquisición. Y al contrario el Islam difundía la tolerancia y el respeto y era abierto el mundo cuando el cristianismo no lo era para nada. Lo que tenemos que pensar es el porque de estos cambios tan radicales y lo que pasa es que la sociedad cristiana ha sabido adaptar o hacer amoldar la religión a sus necesidades lo que no pudieron hacer los musulmanes con su religión.

Y es que el caso del Islam es muy complicado y creo yo que esta actitud en estos países no se debe porque en el oriente sean musulmanes y en occidente cristianos, creo que se debe porque oriente es pobre y occidente es rico, por la actitud dominadora y dictatoria de occidente contra su pueblo, porque los han intentado someter a sus ordenes e igualmente para que dejaran sus tradiciones y creencias, algo que me parece que valoran mas ellos que nosotros.

Párrafo 2 pagina 78:

¿A partir de cuando ese predominio de la civilización se hizo prácticamente irreversible? ¿A partir del siglo VI? No antes del XVIII. Desde el punto de vista que hoy me interesa, poco importa. Lo que es seguro, y capital, es que un día una civilización decidida tomo en sus manos las riendas del carro del planeta. Su ciencia se convirtió en la ciencia, su medicina en la medicina, su filosofía en la filosofía, y desde entonces ese movimiento de concentración y “estandarización” no se ha detenido; muy al contrario, no ha hecho sino acelerarse, extendiéndose por todos los ámbitos y por todos los continentes al mismo tiempo.

Desde que accidente comenzó su avance no ha parado de modo que todo lo que hoy conocemos; la medicina, la televisión, las bombas, la informática, todo, absolutamente todo, lo bueno y lo malo viene creado por occidente. Y esto no es igual para todas las personas en el mundo, no toman de igual manera el avance tecnológico una persona en EE.UU. o Europa occidental a como lo toman el mundo árabe, Turquía, Rusia o China, pues una persona nacida en el mundo occidental a medida de que avanza la tecnología se siente mas a gusto, en cambio una persona no nacida allí se sentirá cada vez mas obligada a dejar algo de si misma con la llegada de estos avances.

Hablando de ya de la globalización podemos también ver que no solo irrita a las personas en el mundo árabe sino que por el contrario también en países muy modernos como Francia les afecta igualmente esta idea, y es que por ejemplo en Francia consideran la globalización como sinónimo de americanización y piensan, que será de su lengua, de su forma de vida etc. Y les molesta cuando ven en sus barrios un burguer y critican y hablan mal de CNN, Disney o Microsoft. Y es que si esto es lo que piensan en Francia, un país accidentalizado y moderno desde siempre, ¿que pensaran en estos países que siempre han estado alejados de occidente?

Y es que podríamos pensar que sentarían en el pasado hace unos siglos mientras occidente tomaba las riendas del mundo esas otras culturas que también querían hacerse un camino. Que sentirían al ver que sus medicinas ya no era la mejor y estaba superada por otra, que su forma de cultivo era menos eficaz que otra y que sus ejércitos podían ser ahora fácilmente vencidos por las modernidades del ejército de otra cultura. Y que sentían y sienten incluso ahora cuando tienen que aprender otras lenguas para contactar con el exterior y se dan cuanta que su lengua solamente les sirve para comunicasen familiarmente y poco mas.

También tenemos que tener en cuenta que las acciones de occidente para llegar al dominio no fueron nada gloriosas pues para ello hicieron matanzas, saquearon y esclavizaron. Y podemos poner el ejemplo de Egipto que cuando estaba modernizándose, imitando a los países europeos, entre todas las potencias del momento mandaron una coalición común para derrotarle. Y es que occidente siempre ha sido egoísta y no ha querido nunca que se fortalezcan otras naciones a parte de ellas. En el caso de Egipto fue por el peligro que les suponía a los países occidentales, principalmente a Inglaterra por el camino que tenían a la india. Y también con China que la atacaron igualmente todo porque no quería traficar con opio.

III. La época de las tribus planetarias.

Todas esas personas que han buscado en el mundo Islam un refugio, es porque han sentido la necesidad de identificasen con un grupo de personas y compartir unas mismas necesidades comunes aunque sean difíciles. Pero la gran mayoría de estas personas son personas pobres que no se pueden dar ningún lujo pero que ven que en occidente lo tienen todo, y es que por ejemplo en jeque árabe no tiene estas necesidades que tienen los demás, pues ellos pueden reproducir todo lo de occidente en su palacio.

Un historiador británico expuso que la historia de la humanidad esta dividida en tres partes. La primera que correspondía a la prehistoria donde la comunicación era muy lenta pero el conocimiento avanzaba aun mas despacio, por eso era que las sociedades tenían un desarrollo muy parecido. La segunda es la que llamamos historia y es donde los conocimientos comienzan a avanzar mucho mas rápido que la comunicación, entonces es cuando comienzan a haber grandes diferencias entre las sociedades del momento. Y la tercera que ha comenzado hace muy poco donde los conocimientos avanzan muy deprisa pero las comunicaciones lo hacen a una velocidad mayor de forma que las sociedades cada vez están menos diferenciadas.

La mundialización hacia la que nos dirigimos nos lleva a buscar una identidad sea de tipo política, de religión o de lengua. Pues es que cada vez el mundo se parece más y a veces se siente la necesidad de diferenciarse en algo.

Actualmente el principal factor con el que se identifican las personas es la religión, pero esto cada vez será menos y las personas dejaran de identificasen con la religión, y esta pasara cada vez mas a un segundo plano pues estamos en una sociedad cada vez mas laica. Pero esto no significa que la religión valla a desaparecer porque creo que las personas siempre deben pensar en algo superior para seguir con fe y tener esperanza en algo, aunque lo que puede que cambie son los tipos de religiones pues algunas se esfumaran y otras nacerán.

La mundializacion nos podría levar a lo peor pero también nos podría llevar a lo mejor si sabemos como utilizar los medios de comunicación actuales para hacerlo. La vida nos da un guía para seguir, pero nosotros la podemos modificar si sabemos tomar ventaja de lo que se nos presenta. Maalouf nos da como ejemplo en su libro el caso del velero que será guiado por el viento pero ese rumbo podrá ser modificado orientando la vela.

Aunque pensemos que somos muy diferentes a nuestros contemporáneos, no es así pues cada vez somos más parecidos en nuestra forma de vestir, de andar, y de vivir además de nuestra forma de pensar y valores morales. Y somos muy diferentes a nuestros antepasados y nos podemos dar cuenta solo con hablar con nuestro abuelo o si es posible con un bisabuelo para darnos cuenta de cómo han cambiado nuestros valores en el transcurso del tiempo.

Hay muchas personas que se sienten amenazadas por la mundializacion pues creen que solo lleva a un empobrecimiento de la cultura y de la persona. Y es que si seguimos al paso que vamos lo que va a pasar es que todos hablaremos una misma lengua y tendremos una misma religión, por que lo vemos en la actualidad, cada vez es mas necesario el ingles y se enseña y exige mas, mejor dicho en la actualidad es prioritario saber ingles para tener espiraciones profesionales. También cada vez vivimos de una forma más parecida, con unos principios casi iguales sino es que lo son.

Pasando al concepto de universalidad que es aceptar las creencias, tradiciones etc. Y poder elegir. Pero cuando hay una carta de derechos universal no puede también existir una carta para cada religión y es que una cosa es aceptar la religión y tradiciones de un pueblo y otra es aceptar las barbaries que pueden hacer por ejemplo en nigeria con las mujeres cuando son lapidadas sea esa una tradición o no porque son cosas que no deben existir en la actualidad.

A pesar de la mundializacion que hace que todo sea cada ves igual en muchas partes del mundo, también hay cosas como la comida que cada vez salen mas de su país de origen para internacionalizasen y es cada vez mas poder ver un restaurante mexicano, marroquí o coreano en las principales ciudades del mundo.

Con el derrumbamiento de la Unión Soviética occidente impuso su sistema político y económico. Con lo que también el mayor favorecido de este derrumbamiento fue EEUU que se pudo establecer como la gran potencia ante las otras naciones. Ahora nos a impuesto su forma de vida y cada vez mas, las personas quieren hablar, comer, y vestir como los americanos o por lo menos como nos los presentan.

Esta mundializacion o americanización en la que estamos, entraña algunos peligros como la perdida de la lengua, la religión y las costumbres. Y que los portadores de esas culturas amenazadas se podrían hacer cada vez más radicales y suicidas. Por eso conociendo todo lo que conocemos debemos hacer algo y por lo menos dejarles un mensaje a nuestros descendientes para que no cometan los errores que hemos cometido nosotros.

IV. Domesticar a la pantera

En este cuarto y ultimo capitulo el autor nos habla de que el mundo no le pertenece a ninguna nación o raza en particular, nos explica que la tierra pertenece a todas las personas que quieren estar en ella y que lo hacen adaptándose a unas normas que se nos imponen, a esas personas que quieren aprenderlas y respetarlas. El mundo no es de nadie en particular, ni de los EEUU, ni de Europa, ni de los blancos, la tierra es de todos nosotros que la respetamos y la cuidamos.

Luego nos habla de la era tecnológica en la que estamos ahora, una tecnología tan compleja, amplia y complicada que ni siquiera estados unidos puede controlar. De esta tecnología ya no es cosa de la que solo pueden disponer unos pocos, ahora somos muchos los que la podemos utilizar y sacarle provecho.

Aprovechando esto podemos evitar la desaparición de nuestra lengua, cultura o religión utilizando todos nuestros medios disponibles y uniéndonos contra los malvados y es que se a demostrado a lo largo de la historia que cuando un pueblo se uno pude conseguir sus metas y en nuestra época seria incluso mas fácil, ya que las personas que tienen una idea la pueden exponer sin problemas y hacerla a conocer a miles de personas de todos partes del mundo en tan solo unos minutos. Lo único que necesitamos es ganas de hacer las cosas e imponerse una meta para cumplirla.

Y es que de no hacer esto muchas culturas podrían comenzar a estar en peligro de extinción como muchas especies animales. Y es que si se da tanta importancia a una especie en peligro de desaparición que por supuesto se la merece por que también no le damos la misma importancia a la desaparición de las culturas.

Lugo desviándose otra vez un poco del camino, el autor nos señala la diferencia que hay entre las lenguas del mundo. En nuestra época el ingles es fundamental para salir al extranjero, pero hay otra lenguas que podemos decir que sirven para nada, solo para comunicarse en su comunidad. En esta época indiscutiblemente el ingles es muy necesario pero también lo es cada vez más saber otras lenguas a parte de nuestra lengua natal y el ingles, por que el ingles es tan fundamental que ya es casi obligada y normal.

Ahora cambiamos al tema de la democracia, que no siempre es total. El poder nunca debe estar en un grupo sea mayoritario o minoritario por que siempre habrán injusticias muy grandes. Si el poder lo tiene un grupo minoritario, serán unos pocos los privilegiados y si el poder esta en un grupo mayoritario serán estos unos tiranos contra los pocos restantes.

Y es que las grandes matanzas que hemos visto a lo largo de nuestra historia han sido en nombre de los más bellos pretextos; justicia, igualdad, independencia, derechos de los pueblos, democracia, lucha contra los privilegiados etc.