Ideales revolucionarios del siglo XIX

Historia universal. Política. Nacionalismo. Liberalismo. Socialismo. Romanticismo. Rerum Novarum. Actualidad

  • Enviado por: Naii
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Los ideales de la primera mitad del siglo XIX.

Durante la primera mitad del siglo XIX tuvieron vigencias ideales que promovieron movimientos revolucionarios frente al estado de cosas que pretendía imponer la Restauración europea. Entre ellos se destacaron el Nacionalismo, el Romanticismo y los principios del Liberalismo y el surgimiento del Socialismo.

Nacionalismo: ideología política que considera la creación de un Estado Nacional, condición indispensable para realizar las aspiraciones sociales, económicas y culturales de su pueblo. El Nacionalismo se caracteriza ante todo por el sentimiento de comunidad de una nación, derivado de unos orígenes, religión, lengua e intereses comunes.

Desde el punto de vista histórico, las reivindicaciones nacionalistas se generaron a raíz de diversos avances tecnológicos, culturales, políticos y económicos. Las mejoras en las comunicaciones permitieron extender los contactos culturales más allá del ámbito del pueblo o la provincia. La introducción de las constituciones nacionales y la lucha por seguir derechos políticos otorgaron a los pueblos las conciencias de intentar determinar su destino como nación.

Al mismo tiempo, el crecimiento del comercio y de la industria preparo el camino para la formación de unidades económicas mayores que las cuidades o provincias tradicionales.

Las campañas napoleónicas desataron en Europa este movimiento. Napoleón conmovió con su dominio a alemanes, polacos e italianos y despertó el fermento nacional. Iba tomando forma la idea de la razón: se integraban e identificaban las comunidades que tienen, idioma, historia y tradiciones en común, y aspiraban a lograr independencia política.

El surgimiento del Nacionalismo tambien puede vincularse con el inicio de la Revolución Industrial, que favorecía el desarrollo económico nacional y, ligado a este, la aparición de una clase burguesa que no tardaría en reclamar gobiernos representativos sancionados por constituciones liberales.

Este gran movimiento de nacionalización se oponía a los grandes estados autocráticos como el Impero Austriaco y era considerado subversivo por los monarcas absolutos porque exaltaba la soberanía nacional y la autonomía como expresión de libertad.

El Nacionalismo se convirtió en una de las expresiones políticas más poderosas del siglo XIX. Pero hacia fines del siglo sufrió una transformación. Sus componentes democráticos se atenuaron y dieron paso a la intolerancia frente a otros grupos nacionales, a los sentimientos de superioridad colectiva y a una rivalidad entre estados que condujo a guerras.

Las revoluciones de 1848 marcaron el despertar de la conciencia nacional de distintos pueblos europeos. Ese año, alemanes, italianos, y otros grupos sometidos a estados plurinacionales, como los imperios austriacos, ruso y otomano, iniciaron sus primeros pasos hacia la unidad y el establecimiento de sus respectivos estados nacionales. Aunque las experiencias revolucionarias de 1848 fracasaron, sus ideales y objetivos se afianzaron en la mentalidad de los pueblos con el paso de los años.

Tras dos complejos procesos de unificación, Italia y Alemania lograron verse constituidos como entidades políticas independientes con los nombres de Reino de Italia (1861) y de Impero Alemán (1871). Otros pueblos de Europa Central que combatieron por su independencia nacional en 1848 fueron los Polacos, los Checos y los Húngaros y los pueblos cristianos de la península de los Balcanes.

Liberalismo: doctrina económica, política y hasta filosófica que aboga como premisa principal por el desarrollo de libertad individual y, a partir de ésta por el progreso de la sociedad.

Entre los siglos XVII y XIX, los liberales lucharon en primera línea contra la opresión, la injusticia y los abusos del poder, al tiempo que defendían la necesidad de que las personas ejercieran su libertad de forma práctica, concreta y material.

Pensadores.

Uno de los pensadores y mas influyentes liberales fue el filosofo ingles John Locke. En sus escritos políticos defendía la soberanía popular, el derecho a la rebelión contra la tiranía y la tolerancia hacia las minorías religiosas.

Según el pensamiento de Locke y de sus seguidores, el Estado no existe para la salvación espiritual de los seres humanos sino para servir a los ciudadanos y garantizar sus vidas, su libertad y sus propiedades bajo una constitución.

Thomas Jefferson tambien se adhirió a las ideas de Locke en la Declaración de la Independencia y en otros discursos en defensa de la revolución, en los que atacaba al gobierno paternalista y defendía la libre expresión de las ideas.

En Francia la filosofía de Locke fue rescatada y enriquecida por la Ilustración francesa y de forma más destacable por el escritor y filosofo Voltaire, el cual insistía en que el Estado era superior a la Iglesia, y pedía la tolerancia para todas las religiones, la abolición de la censura, un castigo mas humano hacia los criminales y una organización política sólida que se guiara solo por leyes dirigidas contra las fuerzas opuestas al progreso social y a las libertades individuales. En España y Latinoamérica, a comienzos del siglo XIX se generalizo entre pensadores y políticos ilustrados una poderosa corriente de opinión liberal. La propia palabra liberal aplicada a cuestiones políticas y de partido se utilizo por primera vez en las sesiones de la Corte de Cádiz.

En Latinoamérica, las nuevas ideas de los ilustrados de los siglos XVII y XIX ejercieron notable influencia y tanto los escritores franceses, como los ingleses y los padres de la independencia de Estados Unidos, además de los liberales españoles, fueron conocidos, estudiados y leídos con gran fricción, generando una profunda influencia en su proceso de emancipación e independencia respecto de España.

La crisis respecto al poder económico era aun mas profunda. Una parte de la filosofía liberal era el modo de detener la economía de los llamados economistas clásicos como los británicos Adam Smith y David Ricardo.

En economía los liberales se oponían a las restricciones sobre el mercado y apoyaban la libertad de las empresas privadas. Pensadores como el estadista John Bright se opusieron a legislaciones que fijaban un máximo a las horas de trabajo basándose en que reducían la libertad y en que la sociedad, y sobre todo la economía, se desarrollaría mas cuanto menos regulada estuviera. Al desarrollarse el capitalismo industrial durante el siglo XIX, el liberalismo económico siguió caracterizado por una actitud negativa hacia la autoridad estatal, las clases trabajadoras consideraban que estas ideas protegían los intereses de los grupos económicos mas poderosos, en especial de los fabricantes, y que favorecían una política de indiferencia e incluso la brutalidad hacia las clases trabajadoras. En estas clases, que habían empezado a tener conciencia política y un poder organizado se orientaron hacia posturas políticas que se preocupaban más de sus necesidades, en especial, hacia los partidos socialistas.

A pesar de la transformación en la filosofía liberal a partir de la segunda mitad del siglo XIX, todos los liberales modernos están de acuerdo en que su objetivo común es el aumento de las oportunidades de cada individuo para poder llegar a realizar todo su potencial humano.

Socialismo: término que desde principios del siglo XIX, designa aquellas teorías y acciones políticas que defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal de los sectores económicos, lo que se oponía frontalmente a los principios del capitalismo. Aunque el objetivo final de los socialistas era establecer una sociedad comunista o sin clases, se han centrado cada vez mas en reformas sociales realizadas en el seno del capitalismo. A medida que el movimiento evoluciono y creció, el concepto de socialismo fue adquiriendo diversos significados en función del lugar y de la época donde arraigara.

Si bien sus inicios se remontan a la época de la Revolución Francesa, el término comenzó a ser utilizado de forma habitual en la primera mitad del siglo XIX, por los intelectuales radicales que se consideraban los verdaderos herederos de la ilustración tras comprobar los efectos sociales que trajo consigo la Revolución Industrial para muchos pensadores socialistas y se oponían al capitalismo por razones éticas y practicas. Según ellos el capitalismo constituía una injusticia: explotaba a los trabajadores, los degradaba transformándolos en maquinas o bestias, y permitía a los ricos incrementar sus ventas y fortunas aun mas, mientras los trabajadores se hundían en la pobreza. Mantenían tambien que el capitalismo era un sistema ineficaz e irracional para desarrollar las fuerzas productivas de la sociedad, que atravesaban crisis cíclicas causadas por periodos de superproducción o escasez de consumo no proporcionaba trabajo a toda la población y generaba lujos, en vez de satisfacer necesidades. El socialismo suponía una reacción al extremado valor que el liberalismo concedía a los logros individuales y a los hechos privados a expensas del bienestar colectivo.

Romanticismo: La Revolución Francesa, el triunfo y la caída de Napoleón, el intento de restaurar las monarquías autoritarias, las revoluciones liberales…Este panorama de principios del siglo XIX alumbro una nueva forma de pensar, en la que primó un individualismo que, por encima de las escuelas o estilos, favoreció el nacimiento del movimiento romántico.

Los valores del neoclasicismo, el orden y la razón, fueron sustituidos por el sentimiento y la libertad. Se proclamo la libertad del artista y su espontáneo desenvolvimiento contra la rigidez clásica. El arte dejo de girar en torno al hombre, y la naturaleza se convirtió en fuente de inspiración. Comenzó una revalorización de las religiones, de las tradiciones populares, de las costumbres primitivas, de los instintos. Nació un interés nuevo por civilizaciones y culturas no occidentales, cuyas diferencias se valoraron como una demostración de la riqueza del género humano. En el terreno del arte, la primacía de la antigüedad grecorromana se sustituyo por la de la Edad Media; comenzó el interés por la historia particular de cada nación y por el mundo oriental, sobre todo musulmán, que satisfacía plenamente el deseo de huir de la realidad.

Los artistas románticos buscan exaltar los sentimientos nacionalistas.

Posición de la Iglesia

Rerum Novarum

Encíclica publicada por el papa León XIII el 15 de mayo de 1891. Dedicada a la cuestión obrera, intentaba proponer una solución que se oponía tanto a las planteadas hasta entonces por el Liberalismo externo (cuya consecuencia había sido el capitalismo) como a las expuestas por el Socialismo. Su espíritu recogía el pensamiento de distintas corrientes surgidas en el entorno católico durante años anteriores, de forma muy especial el procedente de la obra del prelado alemán Willelm Emanuel Kettelercel y el resultante de los trabajos de la unión de Friburgo.

La encíclica reafirmaba el derecho natural a la propiedad privada pero subrayaba, sin embargo, su valor social. Atribuía al estado la misión de promover el bien público y el privado, confiriéndole, no obstante, un carácter suplementario respecto de la iniciativa privada. Condenaba el materialismo y la lucha de clases pero reconocía el derecho de los trabajadores a un salario justo y a constituir sus propias asociaciones. La publicación de esta encíclica tuvo como consecuencia más importante el nacimiento de una nueva ideología política, la democracia cristiana, en torno a cuyos principios católicos se formaron numerosos grupos políticos.

ACTUALIDAD

ARTICULO PERIODISTICO: “LA IZQUIERDA INTERNACIONAL SE REUNIO EN CHILE PARA INTENTAR SALVAR EL CAPITALISMO”; PERFIL-DOMINGO 29 DE MARZO DE 2009.

LOS GOBERNANTES DE LA IZQUIERDA Y CENTROIZQUIERDA QUE SE ENTREVISTARON EN VIÑA DEL MAR EXIGIERON UN MAYOR ROL DEL ESTADO EN LA SOLUCION DE LA CRISIS INTERNACIONAL, PERO TAMBIEN FUERON CRITICOS DEL AUMENTO DEL PROTECCIONISMO.

A CINCO DIAS DE QUE SE REALICE LA CUMBRE DEL G-20 EN LONDRES, DESTINADA A BUSCAR SOLUCIONES A LA CRISIS GLOBAL, LIDERES PROGRESISTAS REUNIDOS EN CHILE PIDIERON AYER UNA OPORTUNIDAD PARA DECLARAR LA DEBACLE, AL TIEMPO QUE ABOGARON POR UNA NUEVA ECONOMIA QUE PERMITA COMPARTIR LA PROSPERIDAD.

EN LA DECLARACION FINAL DE LA CUMBRE, SE ABOGO POR UNA NUEVA ECONOMIA QUE PERMITA LA PROSPERIDAD SEA AMPLIAMENTE COMPARTIDA. LOS LIDERES PIDIERON ADEMAS REFORMAR LA REGULACIÓN DOMÉSTICA DE LAS INSTITUCIONES FINANCIERAS, EVITAR POLÍTICAS PROTECCIONISTAS Y MEDIDAS COORDINADAS PARA ESTIMULAR LA ECONOMÍA.

El capitalismo es un sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados.

En las democracias liberales se entiende muchas veces el capitalismo como un modelo económico en el cual la distribución, la producción y los precios de los bienes y servicios son determinados en la mayoría de las veces por alguna forma de libre mercado. Generalmente, el capitalismo se considera un sistema económico en el cual el dominio de la propiedad privada sobre los medios de producción desempeña un papel fundamental

El capitalismo se basa ideológicamente en una economía en la cual el mercado predomina, esto usualmente se da, aunque existen importantes excepciones además de las polémicas sobre qué debe ser denominado libre mercado o libre empresa. En éste se llevan a cabo las transacciones económicas entre personas, empresas y organizaciones que ofrecen productos y las que los demandan. El mercado, por medio de las leyes de la oferta y la demanda, regula los precios según los cuales se intercambian las mercancías (bienes y servicios), permite la asignación de recursos y la distribución de la riqueza entre los individuos.

La doctrina política que históricamente ha encabezado la defensa e implantación de este sistema económico y político ha sido el liberalismo económico y clásico del cual se considera sus padres fundadores a John Locke, Juan de Mariana, Adam Smith y Benjamin Franklin.

Es decir, las declaraciones hechas en la cumbre remiten al hecho de que el capitalismo es una de las mejores formas para superar la crisis como consecuencia de lo que el capitalismo sugiere y ayuda a construir.

artículo periodístico número 2: “el socialismo del presidente genera temor en la derecha de EE.UU.”; perfil-domingo 15 de marzo, 2009.

desde que barack obama dispuso la intervencion estatal en la economia para rescatar algunos bancos e impulsar un fuerte plan de infraestructura, muchos conservadores empesaron a preguntarse si peligran los cimientos del capitalismo estadounidense.

la derecha esta preocupada en EE.UU., ellos piensasn que estamos viviendo en u.s.s.a. ocurre que el debate sobre las tendencias izquierdistas o el socialismo de barack obama inundó las redacciones periodisticas y los ambitos politicos de washingtong para sacudir los simientos del capitalismo en su pais más emblemático.

tan fuerte es la discución sobre la ideologia que motoriza al nuevo gobierno norteamericano que dos periódistas de new york times aprovecharon la primer entrevista que obama concedió como presidente al diario newyorkino para preguntarle, directamente, si era socialista o si por lo menos comulgaba con esas ideas. en la entrevista, el presidente negó cualquier vinculo con el socialismo, el marxismo y también el leninismo.

“el hecho de que estos tomando algunas medidas extraordinarias no es ninguna indicación de mis preferencias ideológicas”, advirtió obama.

obama pertenece a una nueva generación de políticos de estadounidenses que interpreta el mundo en términos distintos a los que marcaron los años de la guerra fría. pero aunque el hombre jura que su gobierno no es socialista, en los estados unidos son cada vez más los que se preguntan: ¿OBAMA es, o se hace?

El socialismo es una ideología de economía política que defiende principalmente un sistema económico y político basado en la socialización de los medios de producción, o control administrativo colectivista, que puede ser no-estatal (propiedad comunitaria) o estatal (nacionalización), así como puede ser democrático o dictatorial. Por ello al socialismo se lo asocia desde las ideas de búsqueda del bien común e igualdad social hasta los proyectos de Estado socialista o al intervencionismo, definiciones de socialismo o de sus métodos que pueden variar drásticamente según el interlocutor.

En resumen apoderar a quienes realizan la vida social y economía de una sociedad en lugar de darle poder sólo a aquellos que las puedan comprar o concentrar el control de ella (e incluso elaborar mecanismos para evitarlo de raíz), de ahí su carácter originalmente anticapitalista. En principio es a esto a lo que en el siglo XIX, en el contexto de un proceso de proletarización masivo producido por el ascenso del capitalismo industrial, se denominó movimiento socialista y en algunos lugares movimiento de reforma del trabajo.

En estados unidos el temor se da por el hecho de caer en un estado socialista, que intervenga en absolutamente todo. Por eso las fuertes criticas al presidente Obama, que se cree piensa que esta es la mejor forma de superar la crisis viéndolo desde el punto de vista de lo que el neoliberalismo ha hecho en el mundo durante los últimos años.

Conclusión:

Con los artículos mencionados podemos llegar a una conclusión: el capitalismo liberal se cree que es la mejor solución al problema de la crisis internacional que el mundo esta padeciendo pero el socialismo, aunque este impuesto en otros países como china, cuarta nación mas poderosa económicamente del mundo y cuya obra se ha generalizado por el mercado mundial, es temido por aquellos partidarios del liberalismo económico.

Cabe destacar que la geopolítica neoliberal, que se supone seria causada por la globalización, ha provocado tales daños sociales y económicos a muchos países tanto desarrollados como del Tercer Mundo (también se atribuyen a la corrupción y autoritarismo de partidos políticos y gobiernos), que habrían provocado no solo un despertar de un nuevo tipo de socialismo democrático, sino la caída y desprestigio del sistema democrático.

Bibliografía:

  • Clarín, “Gran Enciclopedia Universal”; tomo número 34; Espasa Calpe; Buenos Aires, Argentina, 2005.

  • Fernando Vásquez; “Desde los tiempos de la Modernidad, hasta el mundo Contemporáneo”; Estrada; Buenos Aires, Argentina, 2005.

  • Enciclopedia Encarta 2007

Vídeos relacionados