Hortalizas

Horticultura. Cultivo de luffa. Luffa cylíndrica. Semillas. Siembra. Germinación. Fertilización. Plagas. Cosecha. Comercialización

  • Enviado por: Psf
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 16 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


1. INTRODUCCION

Lo que en Chile conocemos como Luffa (Luffa cylindrica), es llamado en otros países esponja vegetal, en Colombia se le conoce como estropajo o pepinillo de esponja, en Venezuela quimgombo, buchados paulistas en Brasil y loofah en Estados Unidos Esta planta es una enredadera de ciclo anual que pertenece a la familia de las cucurbitáceas y está ampliamente distribuida en las zonas tropicales de todo el mundo.

Todas las especies del género Luffa, 4 o 5 según diversos autores, son originarias del Asia Tropical. Por lo mismo, se asume que esta especie tiene su centro de origen en la misma área, probablemente India, desde donde se diseminó a todas las zonas tropicales.

  • IMPORTANCIA DE LA HORTALIZA EN EL MUNDO

  • El cultivo se encuentra más diseminado precisamente en Asia y América Central (Costa Rica), hasta México, donde se ubican las principales zonas productivas, las que son aún reducidas. , el aún escaso desarrollo comercial del cultivo y la poca difusión en occidente hace que este no sea un cultivo de real importancia internacional. Hay algunas variedades de esponja cuyo cultivo tiene una importancia económica creciente. Ellas son: La Luffa acutángula, la Luffa Aegyptica (Cylíndrica) y una variedad de esta última que es la Luffa cylíndrica de metro. Sin embargo es la Luffa Cylindrica de un tamaño comprendido entre los 25 y los 35 cm de longitud la que tiene mayor aceptación.

  • IMPORTANCIA DE LA HORTALIZA EN CHILE

  • El cultivo de luffa en el país es mínimo y de casi nula significación económica. Se desconoce la superficie productiva, existiendo cultivos aislados y pequeños en la Región Metropolitana y V Región que dan origen a la esponja vegetal que se encuentra en farmacias y supermercados.

    1.3 IMPORTANCIA DE LA HORTALIZA EN LA IX REGION

    No se registra superficie sembrada en la region de este cultivo, probablemente se debe a que la planta necesita para su desarrollo condiciones climáticas distintas a las que posee nuestra zona.

    2. POSICIÓN SISTEMATICA DE LA HORTALIZA

    Reino: Plantae

    Philum: Magnoliophyta

    Clase: Magnoliopsida

    Orden: Viólales

    Familia: Curcubitaceae

    Genero: Luffa

    Especie: cilíndrica.

    Botánicamente ha sido descrita con muchos nombres, entre ellos Luffa aegyptiaca, Momordica cylindrica, Momordica operculata y algunos otros; pertenece a una familia que cuenta con 90 géneros y 750 especies.

    El género Luffa cuenta con 7 especies pero solo L. cylindrica y L. acutangula son las más conocidas y comúnmente cultivadas.

    3. DESCRIPCIÓN DE LA HORTALIZA.

    La Luffa es una enredadera vigorosa de ciclo anual cuyo sistema radicular consta de una raíz principal y raíces secundarias con abundante cantidad de pelos absorbentes.

    Los tallos son herbáceos, sólidos cuando jóvenes y huecos al madurar, pueden llegar a medir hasta 15 m de longitud, de características trepadoras, son capaces de alcanzar árboles altos al asirse de ellos por medio de zarcillos que emiten los nudos de cada rama, sus entrenudos tienen longitud variable pues ello depende no solo del manejo, sino también del clima y de las características genéticas de cada planta. De cada nudo, además del zarcillo, también se emite una hoja, una flor femenina, un racimo de flores masculinas y una yema vegetativa.

    Sus hojas alternas y con estípulas, tienen forma triangular, festoneadas, de cinco a siete lóbulos con bordes dentados, la lámina varía de 6 a 24 cm de largo por 8 a 16 cm de ancho.

    Al ser una especie monoica, presenta en forma separada la flores masculinas y femeninas; las flores masculinas se producen en racimos axilares, presentan 5 estambres de color verdoso y una o dos de ellas abren diariamente muy temprano en la mañana, "su vida" es relativamente corta y cierran o caen a media mañana del mismo día. Por su parte las flores femeninas, usualmente solitarias, son de pedúnculo largo, ovario ínfero, cilíndrico, liso, de 2 a 10 cm de largo y un estilo dividido en tres ramas estigmáticas bilobuladas muy cortas; ellas abren durante el día y pueden permanecer abiertas por espacio de dos días y medio, son de gran tamaño (10 cm de diámetro), con corolas amarillas de cinco pétalos y cáliz verdoso (gran cantidad de ellas, alrededor de 70 % se caen o no logran abrirse).

    Una adecuada polinización produce frutos cilíndricos, mientras que una mala polinización por la falta de polen en una de las "ramas" del estigma produce frutos deformes. Ellos en su estado tierno, son suaves y verdes, externamente marcados por líneas longitudinales oscuras. En su interior presentan una red cerrada de fibras, la mayoría son de tres cavidades pero existen de cuatro y cinco, por donde se desprenden y salen las semillas al madurar el fruto. El tamaño es variable, de entre 35 hasta 120 cm de largo y 10 a 15 cm de diámetro, más o menos recto, pudiéndose encontrar frutos que sobrepasan un metro de largo, algunos pueden llegar a pesar 4 kg en su máxima hidratación antes de iniciar el proceso de maduración. Al llegar al final de su desarrollo, el fruto se deshidrata rápidamente y termina de color pardo a negruzco, sin perder su forma, conteniendo una gran cantidad de fibra y las semillas en su interior.

    3.1 ORGANO DE CONSUMO Y VALOR NUTRITIVO

    No existen datos disponibles sobre la composición de Luffa cylindrica pero se puede considerar que esta es igual o similar a la de Luffa acutangula, una especie muy cercana que se utiliza de manera similar en Asia y cuyos principales componentes se detallan en el siguiente cuadro. El órgano de consumo es el fruto, puede ser aprovechado en la alimentación, en estados inmaduros, cocidos, de manera similar al zapallito italiano, o en estado seco como esponja vegetal, filtros, material de relleno o como remedio para algunas afecciones, y para elaborar diversos objetos.

    COMPOSICIÓN NUTRITIVA DE 100 GRAMOS DE LA PARTE COMESTIBLE DE LUFFA ACUTANGULA.

    Componente

    Contenido

    Unidad

    Agua

    93,00

    %

    Carbohidratos

    5,00

    g

    Proteína

    1,50

    g

    Lípidos

    0,10

    g

    Calcio

    28,00

    mg

    Fósforo

    35,00

    mg

    Fierro

    0,80

    mg

    Vitamina B1

    0,04

    mg

    Vitamina B2

    0,05

    mg

    Niacina

    0,50

    mg

    Vit. C

    8,00

    mg

    Caroteno

    0,32

    mg

    4. CARACTERÍSTICAS EDAFOCLIMATICAS.

    En cuanto a los suelos, se conoce una buena respuesta de la planta en aquellos ricos en materia orgánica, con buena fertilidad, especialmente niveles altos de nitrógeno y fósforo son idóneos debido a las exigencias nutricionales de esta planta. Una textura areno-arcillosa para proveer un buen drenaje, es preferible a aquellos muy arcillosos que retienen más humedad de la requerida por el cultivo.

    Es una planta sensible a la salinidad por lo que no es conveniente sembrarla en terrenos muy cercanos al mar; crece mejor en condiciones de suelo con valores de pH entre 6 y 7.

    Esta planta es característica de regiones de clima cálido a templado cálido, con abundante humedad y sin heladas tempranas. No se puede plantar en lugares con sombra y secos.

    A pesar de la exigencia de calor la Luffa se ha adaptado bien en regiones montañosas y en altitudes que varían entre los 900 y los 1200 metros con veranos suaves y de temperaturas medias comprendidas entre los 22 y los 25 ºC durante el día. En esas condiciones está menos expuesta al ataque de plagas y enfermedades que en otras regiones más calientes.

    5. CICLO DE VIDA

    Primera fase: la germinación de la semilla es epígea (los cotiledones emergen sobre la superficie del suelo), inicia a los 4 o 5 días después de la siembra, la cual llega a ser completa a las dos semanas, momento adecuado para realizar el trasplante. Por lo tanto la duración de esta fase es de dos semanas (14 días).

    Segunda fase: las plantas experimentan un crecimiento lento, y a pesar de no haber llegado a la parte alta de la barbacoa inician la producción de flores al finalizar la cuarta semana después de la siembra. Dichas flores son eliminadas de acuerdo a algunas prácticas de manejo locales, así como todas las ramificaciones o guías secundarias. Este período se prolonga a la sexta semana (42 días).

    Tercera fase: crecimiento vegetativo rápido, la planta ha alcanzado la barbacoa y se produce una ramificación acelerada del tallo con producción abundante de follaje; la planta se deja a libre floración. Dicho período llega hasta la décima semana (70 días).

    Cuarta fase: Es un período de selección de frutos y manejo de guías, este período se prolonga hasta la semana 14 (98 días).

    Quinta fase: Comienza con el inicio de la cosecha, la misma se manifiesta claramente alrededor de los 126 días (18 semanas).

    Transcurren aproximadamente 46 días entre la polinización de la flor y la cosecha del fruto maduro (de 6,5 a 7 semanas).

    6. SIEMBRA.

    Existen dos sistemas de siembra: almácigo y siembra directa.

    a) Almácigo: Se recomienda sobre todo en aquellas regiones o épocas donde los factores climáticos provocan suelos resecos que ameritan riego; en un almácigo, el espacio reducido en que se localizan las plántulas facilita el cuido y también asegura una buena escogencia para que solo las mejores de ellas sean llevadas al terreno donde se va a establecer la plantación.

    En forma práctica se ha encontrado el período en que debe realizarse el trasplante; y es simplemente aquel momento cuando los primeros zarcillos tienden a arrollarse, debido a que si se les permite hacerlo, posteriormente será imposible lograr separar una planta de otra sin causarles daño. Por tal motivo el área del vivero debe ser de un tamaño que permita trasplantar todas las plantas de una sola vez y no dejar una parte de él para trasplantarlo en fecha posterior porque los zarcillos se lo impedirán.

    b) Siembra Directa: La siembra se realiza directamente en el área que se ha escogido para establecer la plantación.

    Distancias de Siembra

    A nivel comercial se han utilizado distancias de hasta 1,25 m entre hileras por 0,70 m entre plantas para obtener 11.428 plantas/ha.

    Fecha de Siembra

    En paises tropicales se planta entre los meses de septiembre y octubre coincidiendo con el comienzo de las lluvias y la elevación de la temperatura. La cosecha se realiza desde marzo a mayo.

    7. FERTILIZACION.

    a) fertilización orgánica: Se recomienda entre 24,7 a 37,06 t/h o su equivalente en abonos verdes.

    b) fertilizacion química: inicialmente a la siembra se recomienda aplicar 20 g de nitrógeno, 60 g de fósforo y 20 g de potasio por planta a la siembra, posteriormente,33 g de N cada 30 días hasta los 150 días (5 aplicaciones).

    8. REQUERIMIENTOS HÍDRICOS.

    A pesar de ser una planta que requiere suelos con buen drenaje, no es exactamente resistente a la sequedad, le es necesaria una atmósfera fresca para un adecuado desarrollo, se recomienda riego por lo menos dos veces por semana en estación seca. En general, debe proporcionársele al suelo la humedad suficiente para que las plántulas puedan crecer lo más rápida y vigorosamente posible, sobre todo que es un período de desarrollo delicado (fase de crecimiento lento).

    9. CONTROL DE MALEZAS, PLAGAS Y ENFERMEDADES.

    9.1 MALEZAS

    El manejo de malezas que se ha practicado en este cultivo es una combinación de control mecánico y químico, de esta manera se aplican 19.2 g de ia paraquat por cada 16 l de agua (equivalente a 80 ml de Gramoxone 240 g/l por cada bomba de espalda) o 72 ml de ia glifosato por 16 l de agua (equivalente a 150 ml de Round up 480 g/l por cada bomba de espalda) a los 40 y 120 días después de la siembra, complementado con el desmalezamiento mecánico las deshierbas con una aplicación química a los 80 y 160 días. No obstante, mucho depende de la zona, el tipo de malezas y la época que se trate.

    9.2 PLAGAS

    En general, las plagas típicas de las cucurbitáceas son las que pueden atacar a la luffa., se han identificado como potencialmente dañinos: Teognis conogra, Leptoglossus zonatus, Leptoglossus sp. (Hemípteros de la familia Coreidae), tanto las ninfas como los adultos de estos chinches, perforan la cáscara y chupan la savia de los frutos en crecimiento. Larvas de Diaphania hyalinata y D. nitidalis (Lepidoptera de la familia Pyralidae), atacan el fruto causando en la mayoría de los casos la pérdida total del mismo.

    Se recomienda utilizar el manejo integrado de plagas para el combate de las mismas, esto es.

    - Uso de "variedades" resistentes, es la práctica más efectiva y económica en el control de plagas. Dado que el conocimiento actual es escaso, se debe iniciar por identificar y seleccionar aquellas plantas que sean poco atractivas para los insectos.

    - Una buena preparación de terreno logra eliminar malezas y residuos que albergan poblaciones incipientes de plagas o inóculo de patógenos; se exponen al sol larvas de insectos que son consumidas por depredadores y se airea el suelo eliminando el inóculo de patógenos.

    - La rotación de cultivos es una práctica recomendable, ella permite romper el ciclo de las plagas de las cucurbitáceas cuando se alternan con cultivos de otras familias de plantas, que son atacadas por insectos diferentes. Debe pensarse en cultivos que permitan aprovechar el sistema de tutoraje dado que es uno de los insumos de mayor costo.

    - Semilleros o almácigos permiten mejor control de condiciones ambientales, facilita suplir las necesidades de agua y el control de plagas y enfermedades en las etapas más delicadas.

    - El control biológico basa su funcionamiento en la existencia de organismos benéficos que deben ser considerados en el manejo del cultivo, tratando de no perturbar demasiado sus poblaciones. Muchas especies son depredadores y parásitas que atacan las especies dañinas y mantienen así bajos los niveles poblacionales de las plagas, evitando que causen daño económico.

    - En el caso de tener que aplicar plaguicidas, debe hacerse tomando en cuenta la existencia de los controladores biológicos y evitar al máximo perturbar su labor.

    Para el control de plagas de suelo es posible utilizar clorpirifos o el foxim; por otra parte metamidofos, metomil, deltametrina y oxidemeton metil son alternativas para el control de plagas del follaje; Otras de las típicas plagas de otras cucurbitáceas que podrían afectar el cultivo son: Melittia cucurvitae (perforador del tallo), Agrotis ipsilon y Feltia subterranea (gusano cortador), Aphis sp (afidos), Estigmene acrea (gusano peludo), Aleurodes sp (mosca blanca), Liriomyza sp (minador de la hoja), Ligus sp (chinche), Tretranychus sp (arañita roja), Diabrotica balteata (vaquitas o doradilla), Diaphania sp (gusano del fruto).

    9.3 ENFERMEDADES

    Las principales enfermedades encontradas en el cultivo son: Sclerotinia sp, que produce manchas de color marrón claro distribuidas sobre el fruto, se distingue por sus esclerocios de forma irregular y tamaño variable. Otro es Sclerotium rolfsii, que también causa manchas marrón claro, pero localizadas en la parte distal del fruto, sus esclerocios del mismo color, esféricos y no mayores de 2 mm. Por su parte Fusarium sp, las manchas que produce son grisáceas al inicio y posteriormente cambian a rosado por causa del micelio superficial con sus conidios.

    Entre las prácticas recomendadas para combatir el desarrollo de estas enfermedades se pueden mencionar: una adecuada aireación para evitar exceso de humedad que favorezca el desarrollo de los hongos, la limpieza del terreno por medio de la recolección de restos de plantas y remanentes enfermos para minimizar focos de infección. También se recomienda seleccionar un material sano a la hora de la siembra, desinfectar la semilla y rotar los cultivos con el fin de cortar el ciclo de los patógenos.

    Algunos fungicidas utilizados para el manejo de muchas de las enfermedades mencionadas son: mancozeb, clorotalonil, captan y, como protectores en el follaje y como sistémico benomil.

    Existen varios géneros de nematodos que afectan el cultivo, Meloidogyne sp, Pratylenchus sp y Helicotylenchus sp, son los más frecuentes. Prácticas culturales como la rotación de cultivos y buen drenaje para evitar los excesos de humedad, reducen poblaciones y la posibilidad de daño económico, además el uso de algunos nematicidas como: carbofurán, fenamifos y otros se han utilizado para su control.

    10. COSECHA.

    Una vez iniciada la fructificación deben escogerse los frutos rectos y bien desarrollados según las exigencias del mercado.

    La recolección del fruto es manual, el momento de corte se inicia cuando el fruto empieza a ponerse amarillento, sin que llegue a color café, cuando el extremo distal se torna de color anaranjado, lo cual ocurre normalmente después del cuarto mes.

    11. COMERCIALIZACION

    Lo que se puede decir de comercialización es relativamente poco, lo que se sabe es que el futuro de este rubro está en la exportación, de hecho existen algunos productores mayoritarios y otros profesionales que mantienen contactos con empresas extranjeras interesadas en este producto especialmente en países de Centroamérica. En cuanto a la forma de comercialización investigaciones han demostrado que los tallos y hojas tienen uso medicinal, especialmente para enfermedades de la piel, se dice que las hojas molidas han sido aplicadas para, atacar parásitos y aliviar conjuntivitis. Por otra parte, se ha encontrado en Japón que el ácido bryonólico aislado de esta planta, posee una actividad antialérgica, con un efecto fuerte sobre la reacción anafiláctica sin mostrar alguna toxicidad visible en pruebas con ratas y ratones. También la savia del tallo es usada en la elaboración de cremas de tocador. La fibra de Luffa tiene múltiples usos, entre ellos se pueden citar: suelas para zapatillas, rellenos para las industrias mobiliarias y textiles, base para cierta variedad de papel, filtros para piscinas, filtros para agua y aceite; en Norte América y Japón es considerada como excelente filtro en calderas de buques, locomotoras y en grandes fábricas con equipos a vapor. También se utilizan para la elaboración de artículos de artesanía y floristería; como pulidor, para producir cartón, como aislante, y hasta para la salud e higiene personal, ya que al frotar la piel con la fibra permite no solo su limpieza sino la reactivación de la sangre, e incluso se ha mencionado que puede reducir la celulitis. También se dice de los frutos que tienen propiedades diuréticas, emolientes y expectorantes. De las semillas se extrae un aceite fino, el cual se compara con el aceite de oliva y podría ser sustituto del mismo; en ellas también se ha encontrado dos proteínas que tienen un potencial efecto terapéutico sobre cáncer y SIDA; no obstante, hace falta investigación en este particular ya que las semillas de algunas luffas (las muy amargas), han mostrado cierta toxicidad. Por otra parte, el subproducto que resulta del proceso de extracción del aceite sirve como fertilizante, dada la riqueza en nitrógeno y fósforo del remanente de dicho proceso.

    12. ANEXOS

    Hortalizas

    FRUTO (ORGANO DE CONSUMO)

    FLOR

    PLANTA INICIANDO RAMIFICACION

    UNIVERSIDAD CATOLICA DE TEMUCO

    FACULTAD DE Cs. AGROPECUARIASY FORESTALES

    ESCUELA DE AGRONOMIA

    SEMINARIO Nº 1

    (Luffa cylíndrica)

    Curso: Hortalizas

    13. REVISIÓN BIBLIOGRAFICA