Hormonas y conducta

Células. Tejidos. Órganos. Aparatos. Comunicación neuronal. Glándulas endocrinas. Vertebrados. Hipotálamo. Tiroides. Pancreas. Hormonas sexuales

  • Enviado por: Soryalzola
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

Tema 15 Hormonas y Conducta

Los organismos pluricelulares están formados por un conjunto de células que se van especializando, es decir, adoptan una forma particular que les permite realizar con mayor eficacia un tipo de actividad propia y particular (cambian su estructura) Las células que se han especializado en el mismo sentido forman tejidos, los tejidos forman órganos y los órganos a su vez aparatos (que luego formarán sistemas) El crecimiento y especialización es lo que conocemos como epigénesis.

En un organismo pluricelular, el sistema organizativo y funcional es bastante complejo y, sin embargo, desarrolla una actividad coordinada ¿Cómo consigue esta organización controlada, regulada y equilibrada? Los seres vivos poseen mecanismos para el control y regulación de actividades. Son precisamente el sistema nervioso y el sistema endocrino los que regulan todas las funciones vitales de los organismos: son los sistemas de control y regulación. A su vez, estos dos sistemas están coordinados entre sí, por lo que se prefiere hablar de sistema neuroendocrino (sistema nervioso + sistema endocrino)

Hasta primeros de siglo se creía que era solo el sistema nervioso, aunque se conocían las hormonas. Éstas no se investigaron hasta los años 60 dando lugar a la psicoendocrinología: relación entre las hormonas y la conducta. Beach publicó en 1940 “Hormonas y conducta”, planteando como las hormonas afectan a la conducta y como la conducta afecta a la liberación de hormonas.

El sistema endocrino funciona a través de unos reguladores químicos: las hormonas, que son unas sustancias químicas producidas y segregadas a la sangre por las glándulas endocrinas de secreción interna. La endocrinología estudia las glándulas endocrinas y sus hormonas asociadas. A veces, es una neurona y no una glándula la que libera a la sangre las hormonas a las que se les llama neurohormonas. La neurohormonología estudia estas neuronas.

Las glándulas endocrinas a veces ejercen funciones reguladoras del metabolismo celular, funciones reproductoras, funciones de crecimiento… Las hormonas las distribuye la sangre hasta otros grupos de células: órganos o tejidos diana sobre los que ejerce su función reguladora. Hay también glándulas endocrinas que liberan hormonas que actúan sobre otras glándulas endocrinas, y éstas a su vez, se activan y segregan o dejan de segregar hormonas. Las glándulas están estructuralmente desconectadas entre sí, a través de estas interacciones o conexiones se convierten en un Sistema Endocrino integrado (funcionan como un sistema integrado aunque están dispersas por el cuerpo y desconectadas) La función endocrina opera en conjunción con la regulación nerviosa y, en muchos casos, hay una distribución de funciones.

El Sistema Nervioso suministra la información del medio externo y el Sistema Endocrino proporciona información de las respuestas internas. Estamos recibiendo constante información de cambios. Los organismos reciben esta información y elaboran la respuesta adecuada que les permita mantener un estado de equilibrio u homeostasis en un ambiente cambiante. El equilibrio se logra por la coordinación del Sistema nervioso y el Sistema endocrino. La homeostasis es el equilibrio interno a pesar del constante cambio del ambiente.

No todas las actividades de un organismo se desarrollan de forma aislada, sino que se relacionan unas con otras para producir un funcionamiento armónico. Esto se logra por la actividad coordinada del Sistema Nervioso y el Sistema Endocrino, algo que estudia la neuroendocrinología. Tanto las neuronas como las glándulas endocrinas son segregadoras de sustancias químicas que van a reaccionar con específicos receptores de órganos. El organismo recibe constantemente información de lo que ocurre fuera (Sistema nervioso) y dentro del organismo (Sistema endocrino) a información del exterior se transmite a través de nervios al Sistema Nervioso Central, que en los animales superiores es el cerebro y la médula espinal, y actúan a través de un sistema de nervios que reciben la información y la procesan, elaborando las respuestas que son enviadas por los nervios a los músculos o a las glándulas. El Sistema nervioso central participa en la regulación de las funciones de los órganos.

El Sistema endocrino funciona a través de las hormonas que se transmiten al órgano diana donde ejercen su función reguladora. Las hormonas afectan a la conducta y la conducta afecta a la secreción hormonal. Son segregadas en cantidades o concentraciones muy pequeñas y se produce un desarrollo normal. Cualquier alteración en la secreción de estas hormonas puede producir enfermedades: por ejemplo, una alteración en la hipófisis durante la infancia o la pubertad puede producir enanismo si la secreción es insuficiente y gigantismo si la secreción es mayor de lo normal.

Estos agentes químicos, probablemente los poseen todos los animales, con efectos específicos de coordinación en otras partes del cuerpo. Fue hacia mediados del S XIX (1849) cuando Berthold hizo unos experimentos con polos, demostrando que era necesario un producto de los testículos para que el pollo macho joven se convierta en gallo adulto normal. De esta manera dio el primer paso en endocrinología. Demostró que los efectos de los testículos se debían a que el producto de los testículos era una sustancia que circula por la sangre. Estudios posteriores demostraron el importante efecto de las sustancias segregadas por las glándulas endocrinas. Hoy ya se sabe que este producto secretor del que hablaba Berthold es una hormona (mensajeros químicos producidos y liberados por glándulas endocrinas)

Las hormonas coordinan la fisiología y la conducta de un animal mediante la regulación y el control de su efecto en el cuerpo. Por otro lado, las hormonas tienen una función similar a la de los neutrotransmisores (sustancia química transmitida a través de las neuronas) Aunque el funcionamiento es similar, las hormonas pueden funcionar a una distancia mayor y actúan en un intervalo temporal más amplio. Al ser vertidas a la sangre, no todas las células van a ser influenciadas por todas las neuronas sino que una determinada hormona puede influir solo en algunas células; que tienen unos receptores específicos para estas sustancias químicas llamadas células diana para esa hormona. Como consecuencia de la interacción (de la hormona con su receptor), va a haber una serie de eventos en cadena que pueden tener consecuencias muy varias. A veces, la respuesta que va a provocar es la activación de genes. Las hormonas influyen en la célula diana pero casi nunca afecta a la función de la célula, lo que hacen es alterar el ritmo de funcionamiento normal. Puede afectar cambiando su morfología, al crecimiento, al desarrollo de las neuronas, a la muerte celular, a la muerte neuronal… Las hormonas también pueden afectar a la conducta, pero la relación es bidireccional: la conducta también puede afectar a las hormonas.

¿Cómo pueden afectar las hormonas a la conducta?

Se puede pensar que los animales están constituidos por tres componentes:

  • Sistema de recepción de información (Sistema sensorial o imput)

  • Sistema integrador (Sistema nervioso central)

  • Sistema de respuesta (Sistema muscular o output)

Cuando se segrega una hormona, ésta permanece poco tiempo en la sangre (algunos segundos), ya que es rápidamente degradada y vuelve a sus niveles basales. Solo ligeros incrementos de su acción provocan diferencias en las células diana de forma inmediata o después de horas e incluso días. Las hormonas no causan los cambios conductuales per se, sino que más bien influyen en ellos, son mediadoras. Al efecto sobre los componentes en el contexto social, va a facilitar que determinados estímulos provoquen ciertas respuestas (mediando las respuestas) Cambia la probabilidad de que una conducta concreta se lleve a cabo en un contexto concreto.

Por ejemplo, sólo el pinzón macho canta en estado natural; si se le extirpan los testículos deja de cantar. Si se le reimplantan o si se le proporcionara testosterona recupera la capacidad de canto. El canto es más frecuente cuando los niveles de testosterona en sangre son altos ¿Qué papel jugaría la testosterona en este sistema tripartito?

  • Imput Se podría determinar si la testosterona altera las capacidades sensoriales de las aves, si cambia su percepción. Si este fuera el caso, los machos serían más sensibles a cualquier cambio en el ambiente.

  • Sistema nervioso central La velocidad de procesamiento de la información podría cambiar. Se podría ver si en presencia de esta hormona algo cambiaría en la arquitectura de la neurona o en los procesos nerviosos superiores. Por ejemplo: motivación, atención…

  • Output Si afecta a los órganos efectores, los músculos del órgano vocal estarían más desarrollados cuando los niveles de testosterona fueran mayores. Los músculos de la laringe estarían más desarrollados y tendrían efecto sobre el canto.

En la mayoría de los casos se ha demostrado que las hormonas afectan a la conducta, influyendo en uno, dos o tres de los componentes del organismo. Las hormonas son mediadoras, es muy difícil hablar de causalidad.

¿Cómo afecta la conducta a las hormonas?

La conducta afecta a los niveles hormonales. Por ejemplo, la presencia de un intruso en el territorio del residente puede elevar los niveles de testosterona el plasma del macho residente. Puede estimular la conducta de canto o de lucha, El perdedor de una pelea, días después tiene niveles más bajos de testosterona.

Pruebas para determinar la interacción Hormona - Conducta

Los resultados experimentales han de cumplir tres condiciones:

  • Una conducta hormonalmente dependiente, debería desaparecer cuando se elimina el lugar de origen de la hormona o cuanto se bloquea su mecanismo de acción.

  • Después de que la conducta se interrumpe, el restablecimiento de la hormona perdida debería reinstaurar la conducta ausente.

  • Los niveles hormonales y la conducta en cuestión deberán covariar, observarse solo la conducta cuando los niveles hormonales sean elevados y nunca o casi nunca cuando fueran bajos.

  • En cuanto a las pruebas relativas a este requisito, hay resultados difíciles de obtener por varias razones:

    • Las hormonas tienen una larga latencia de acción

    • Se liberan de forma pulsátil (de golpe) Si se libera en la sangre un pulso de hormona y no se libera otro hasta dentro de una hora, después el nivel de hormonas en un análisis puede ser mayor o menor. Para eliminar este problema se hacen promedios, ya que los resultados varían más cuando los niveles hormonales están en u punto más alto que cuando están en su punto más alto

    • Pequeñas cantidades de hormona son efectivas, lo que hace difícil su medición.

    • Las condiciones de laboratorio pueden producir cambios hormonales o conductuales en un animal que pueden llevar a errores al investigador. Deberían verificarse en el ambiente natural.

    El concepto de hormona proviene del griego Hormon, que significa excitar o estimular, pero no se utilizó como tal hasta 1905. Las hormonas son sustancias químicas segregadas por las glándulas endocrinas. Se liberan en la sangre, que las difunde actuando en células, órganos y tejidos diana.

    Comunicación neuronal

    La comunicación neuronal tiene lugar a través de a sinapsis, que ocurre en milisegundos y está involucrada en procesos que tienen que producirse rápidamente. Por e contrario, los procesos hormonales son mucho más largos (por ejemplo digestión, crecimiento…) Ambos procesos tienen aspectos comunes:

    • Ambas sintetizan sustancias químicas que liberan al espacio exterior bien transmisores, bien hormonas.

    • Los neurotransmisores recorren un espacio mínimo entre dos neuronas (hendidura sináptica), sin embargo las hormonas pueden desplazarse más de un metro.

    • Las glándulas endocrinas pueden ser estimuladas por transmisores nerviosos como por otras hormonas que actúan sobre receptores específicos.

    • Las propias neuronas pueden actuar como células endocrinas que ejercen su efecto porque vierten su contenido al torrente sanguíneo.

    Desde un punto de vista bioquímico, las hormonas son fundamentalmente polipéptidos, proteínas (hormonas peptídicas) o esteroides (hormonas esteroideas), aunque también hay hormonas que son derivados de aminoácidos (monoaminicas o monoaminérgicas) o de base lipídica (hormonas lipídicas)

    • Proteínas la mayor parte de las hormonas en los vertebrados son proteínas, solubles en la sangre, que pueden ser de cadena larga (como la insulina, glucagón, las hormonas del crecimiento…) o de cadena corta (como la oxitocina, hormona segregada por la hipófisis para que contraiga el útero durante el parto)

    • De naturaleza esteroidea En los vertebrados, los lugares de procedencia más habituales de estas hormonas son las glándulas suprarrenales (corteza adrenal, encima de los riñones) y las gónadas. El precursor de las hormonas esteroides es el colesterol que, en respuesta a diversas hormonas de la hipófisis, se transforma en una hormona esteroide. Son liposolubles pero poco hidrosolubles, en la sangre se desplazan unidas a transportadoras. Las hormonas sexuales son también hormonas esteroides (andrógenos y estrógenos) Hay hormonas esteroides que se producen en la corteza de las glándulas suprarrenales (corteza adrenal), siendo las principales el glucotiroides y las mineralcorticoides. Otras serían las de las gónadas, las sexuales (andrógenos, estrógenos y progesterona)

    • Derivados de aminoácidos (monoaminoérsicas) Un derivado del aminoácido tirosina es la tiroxina. La tiroxina es segregada por la tiroides y tiene una importante función en el metabolismo. También son hormonas monoaminérgicas la adrenalina y la noradrenalina, que son catecolaminas segregadas por la médula de las glándulas suprarrenales. Estas, también son conocidas como epinefrina y norepinefrina. Se liberan tras el estrés, el ejercicio físico, la ansiedad, el frío… como respuesta a la lucha y/o huída.

    • De base lipídica Dentro de las hormonas de base lipídica está toda una familia de hormonas que se encuentran en el líquido seminal y ayudan a la contracción del útero: las prostaglandinas (se encontraron en el fluido seminal, en el semen, en 1930) Parece ser que en los invertebrados la acción mediadora con la conducta es más directa que en los vertebrados.

    Las hormonas actúan activando o inhibiendo ciertas propiedades de la célula (procesos bioquímicos, metabólicos…) Actúan en cantidades muy pequeñas, pero con fuertes influencias para mantener la homeostasis o equilibrio, que es la principal unción del sistema neuroendocrino. Otras cumplen además otras funciones.

    En los vertebrados regulan y controlan mucho las funciones vitales buscando mantener la homeostasis. Este sistema endocrino está formado por glándulas endocrinas que son de dos tipos:

    • Glándulas endocrinas propiamente dichas producen y segregan hormonas. Estas serían el tiroides, la hipófisis…

    • Glándulas endocrinas cuya función no es simplemente hormonal cumplen otras funciones en el organismo como la placenta (a través de ella se alimenta al embrión y produce hormonas que controlan el embarazo, estimulan la producción de leche…), el páncreas (que interviene en la digestión produciendo enzimas digestivas, produce también insulina y glucagón que regulan el paso de glucosa a glucógeno y de glucógeno a glucosa)

  • HIPOTÁLAMO Situado en la base del cerebro, en la base del encéfalo. En los vertebrados se llama hipotálamo porque está debajo del tálamo. Pertenece al Sistema nervioso central y es una de las glándulas endocrina de mayor importancia. Esta constituido por un conjunto de varios núcleos o cuerpos celulares. Recibe información de diversas zonas o áreas superiores del cerebro anterior. Es un gran centro de integración de información fundamentalmente de la reproducción y el metabolismo.

  • En la base de hipotálamo hay una serie de neuronas modificadas y especializadas en la liberación de mensajes químicos, es decir, segregan unas sustancias químicas que por estar modificadas o especializadas se denominan neurosecretoras. Las sustancias neurosecretoras funcionan sobre todo como glándulas, aunque morfológicamente son como neuronas. Producen una serie de hormonas denominadas neurohormonas que son activadas debido a mensajes del sistema nervioso central (impulsos nerviosos) Estas hormonas son vertidas a la sangre por diferentes estímulos nerviosos y van a actuar directamente sobre la hipófisis o pituitaria regulando la actividad endocrina.

  • HIPÓFISIS Situada en la base del cráneo, en una depresión ósea conocida como “silla turca”. Está conectada a la base del hipotálamo por una estructura o prolongación en forma de embudo denominada “infundíbulo” o “tallo de la hipófisis” (tallo hipofisario) La hipófisis libera hormonas bajo el control directo del hipotálamo y regula la actividad de otras glándulas endocrinas como por ejemplo tiroides, glándulas suprarrenales y gónadas. Entre el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas endocrinas que controla y regula existe a su vez una interrelación. Así, existirá una constante regulación entre las diferentes glándulas a través de un sistema de retroalimentación o feed-back. El hipotálamo regula la hipófisis y ésta controla a su vez la actividad del hipotálamo utilizando las glándulas endocrinas que son controladas por la hipófisis. El hipotálamo, además de este efecto de retroalimentación, también está influido por diferentes estímulos nerviosos.

  • La unión entre hipotálamo e hipófisis posterior se realiza a través de conexiones nerviosas con el lóbulo posterior de la hipófisis (neurohipófisis) Sin embargo, la unión del hipotálamo con la hipófisis anterior (adenohipóisis) se realiza a través de capilares sanguíneos, lo que se conoce como sistema porta-hipotálamo-hipofisario (sistema porta) constituyendo un sistema o circuito sanguíneo cerrado. Este sistema asegura que la sangre fluya en una dirección del hipotálamo a la hipófisis (adenohipófisis) asegurando que las señales segregadas y transmitidas por el hipotálamo lleguen a la hipófisis descifrándose la información que contengan en lugar de diluirse en la sangre)

    Dependiendo de la concentración en sangre de las hormonas liberadas por las glándulas endocrinas, el hipotálamo se activa (si la concentración es baja) o se inhibe (si la concentración es alta)

    HORMONAS DEL HIPOTÁLAMO

    Generalmente son péptidos pequeños con características o propiedades muy similares a las de los neurotransmisores. Las neurohormonas llegan a la hipófisis a través del sistema porta y actúan sobre la hipófisis anterior. Estas neurohormonas se conocen por diversos nombres, pero en general, se llaman factores liberadores o RH (hormonas liberadoras /Releaser hormone) porque estimulan la liberación de las hormonas de la hipófisis. Son de cuatro tipos (4 RH):

    Hay también una hormona inhibidora de la hormona del crecimiento denominada somatostatina (RH)

    HORMONAS DE LA HIPÓFISIS

    Se encuentra en la base del cerebro y está compuesta por tres partes diferentes, cada una de las cuales actúa de forma específica con una secreción hormonal diferente, constituyendo glándulas endocrinas diferentes:

  • Lóbulo anterior o adenohipófisis Está bajo el hipotálamo y segrega hormonas a través de una región del hipotálamo. Estas hormonas controlan la actividad hormonal de otras glándulas endocrinas (controlan otras hormonas) A estas últimas se las denomina trópicas o tróficas (no actúan sobre células diana, sino a su vez sobre otras glándulas) Las hormonas de la adenohipófisis son:

    • Hormona tirotrópica Son las más importantes y también se denominan hormonas estimulantes del tiroides o tirotropina (TSH). Regulan la producción de hormonas por el tiroides (glándulas tiroideas)

    • Hormona adrenocorticotrópica (ACTH) Actúa sobre la corteza de las glándulas suprarrenales por influencia de la hormona liberadora de la corticotropina procedente del hipotálamo. Las hormonas que segrega la corteza de la glándula suprarrenal se llaman glucocorticoides o mineralcorticoides.

    • Hormonas gonadotrópicas (gonadotropinas) Las gonadotropinas son dos: LH (luteinizante) y FSH (folículo-estimulante) De una manera global, controlan las funciones ováricas y testiculares. Ambas actúan sobre las gónadas y facilitan la secreción de hormonas (estrógenos, progesterona y testosterna)

      • FSH participa en la maduración de los folículos, proporcionando alimento al ovocito que se está desarrollando. Junto a la LH también permite la ovulación

      • LH hormona luteinizante: formación de cuerpo lúteo (en los hombres, síntesis de testosterona)

    Además, la adenohipófisis segrega otras hormonas que no son trópicas:

    • Prolactina (ALTH) favorece y regula la producción de leche en mujeres y su secreción se ve favorecida por la secreción de tirotropina (TRH) por el hipotálamo.

    • Hormona del crecimiento (GH) o somatotropina (STH) actúa estimulando el metabolismo celular y favoreciendo el crecimiento. Se libera por la acción del hipotálamo cuando segrega GHRH, es decir, su secreción está regulada por la hormona liberadora de la hormona del crecimiento. Si durante el desarrollo existen anomalías en la cantidad de la hormona del crecimiento puede producirse el enanismo por defecto y el gigantismo por exceso.

  • Lóbulo intermedio Produce la hormona melanocito-estimulante, encargada de estimular los melanocitos para la pigmentación de la piel. Al lóbulo intermedio se le conoce también como hipófisis intermedia.

  • Lóbulo posterior o neurohipófisis Conocido también como hipófisis posterior. Las neurohormonas típicas son la oxitocina (cadena corta) y la vasopresina (diurética)

    • Oxitocina Regula las contracciones uterinas durante el parto y tiene un papel importante en la última etapa del embarazo. Una versión sintética acelera el parto) Tiene también importancia en la lactancia, segregándose en sangre y desplazándose hacia las mamas maternas. Se libera en la sangre como respuesta a la activación sensorial del pezón (mediante succión)

    • Vasopresina Produce una reducción del volumen de orina. Enlentece el ritmo de filtración de los riñones, reteniéndose agua. El alcohol es un potente inhibidor de esta hormona.

    HORMONAS DEL TIROIDES

    Glándula situada en el cuello, por detrás de a laringe, a ambos lados de la tráquea con forma de H. Produce hormonas tiroideas en respuesta a la estimulación de la tirotrópica (TSH) segregada por la adenohipósis Sintetiza fundamentalmente:

    • Tiroxina (T₄) (regula la velocidad del anabolismo y catabolismo)

    • Triyodotironina (T₃)

    • Calcitocina

    Actúan sobre las células del cuerpo regulando el metabolismo, producen calor y tienen efecto sobre los hidratos de carbono, los lípidos y las proteínas, intensificando los efectos de otras hormonas. Tienen efectos facilitadores de la elaboración de otras hormonas. Por ejemplo, son facilitadotas del crecimiento (relacionadas con la GH)

    La actividad hormonal excesiva del tiroides se llama hipertiroidismo, y produce una gran actividad vital. Un déficit hormonal del tiroides produce hipotiroidismo, que provoca un freno en la actividad metabólica. Si tiene lugar durante el crecimiento, puede provocar enanismo y otras alteraciones. El hipotiroidismo durante la formación y maduración de feto, provoca cretinismo que afecta al sistema nervioso del recién nacido. En los países industrializados, su incidencia es menor por la ingesta de yodo a través de la dieta alimentaria (ya que es un elemento químico fundamental en la dieta) Cuando no se ingiere en la cantidad adecuada, el tiroides crece en exceso y produce una enfermedad llamada bocio. Es una hipertrofia de tiroides que produce la hipertrofia de esta glándula acompañada de otra sintomatología como adelgazamiento, taquicardias, temblores… Las células C, que segregan la calcitocina (hormona de naturaleza proteica) se encuentran en el tiroides. Éstas, tienen un efecto antagonista de la paratohormona.

    PARATIROIDES

    La paratiroides es una glándula endocrina incrustada en el tiroides. Segrega una hormona de naturaleza proteica, la parathormona u hormona parathoidea Actúa sobre el metabolismo del calcio (Ca+), algo que es importante controlar manteniendo la concentración. Gracias a ella la concentración de calcio en sangre es siempre aproximadamente la misma. Si la cantidad de calcio es muy baja, aumenta la secreción de esta hormona y si es muy alta se inhibe la secreción de la paratohormona. A su vez, la concentración del calcio regula la actividad de la paratiroides (feedback)

    GLÁNDULAS SUPRARRENALES O ADRENALES

    Son órganos bilaterales situados por encima de cada riñón. Consta de dos partes diferenciadas: una corteza y una médula con diferentes estructuras y funciones. En repuesta a la hipófisis anterior segregan diferentes hormonas:

    • Corteza adrenal En respuesta a las hormonas de la hipófisis anterior de la ACTH (esta regulada por ella) las glándulas segregan diferentes hormonas. Es de naturaleza esteroidea y segrega corticoides o corticoesteroides. Existen dos tipos:

    • Glucocorticoides (cortisona y cortisol) Están implicados en el metabolismo de los hidratos de carbono, de los glúcidos Son liberados en respuesta a estímulos estresante. Son esteroides.

    • Mineralcorticoides Actúan sobre la actividad de los riñones en el metabolismo de sales minerales. Entre los mineralcorticoides está la aldosterona, que actúa sobre la excreción de sodio (Na+), potasio (K+), Cloro (Cl-), es decir, las sales minerales. Regula especialmente la concentración de sodio y el metabolismo del agua. Un déficit de hormonas de la corteza suprarrenal produce la enfermedad de Addison, bajas concentraciones de agua, sodio y de glucosa en sangre (hipoglucemia) y altas concentraciones de potasio en sangre, lo que produce un estado de fatiga física y psíquica asociada adelgazamiento, trastornos digestivos y genitales, pérdida de vello corporal… Existe un tratamiento hormonal sustitutivo de cortisona que, asociado a una dieta salada, genera una mayor esperanza de vida.

    • Médula suprarrenal En respuesta a señales nerviosas del sistema nervioso simpático produce hormonas monoaminérgicas: adrenalina y noradrenalina (también conocidas como epinefrina y norepinefrina) Son catecolaminas, monoaminas derivadas de aminoácidos. Actúan sobre el metabolismo de los hidratos de carbono y aceleran la transformación de glucógeno para que pase a la sangre en forma de glucosa, aumentando la fuerza muscular , la presión sanguínea, el ritmo cardiaco... como situación de defensa frente a huída, estrés, alarma emocional… Las catecolaminas tienen entonces efectos similares e influyen en el sistema circulatorio y metabólico pero la adrenalina es vasodilatadora mientras que el efecto de la noradrenalina es vasoconstrictor (cierra determinadas venas) Así, la adrenalina afecta y aumenta más el ritmo cardiaco que la noradrenalina. Ambas aceleran el azúcar en sangre.

    HORMONAS DEL PANCREAS

    Es un órgano situado en el intestino delgado que produce el jugo pancreático, útil en la digestión, ya que contiene enzimas digestivas. Actúa como una glándula de secreción interna de dos hormonas de naturaleza proteica pero con actividad opuesta:

    • Insulina es hipoglucemiante, favorece el descenso de glucosa en la sangre y su transformación en glucógeno. Es la única hormona en el reino animal que hace descender la glucosa.

    • Glucagón transforma el glucógeno de reserva en glucosa (hiperglucemiante)

    En cuanto a la insulina y el glucagón, tienen un mecanismo de retroalimentación que equilibra el nivel de glucosa en sangre. Cuando hay un exceso de glucosa, el páncreas segrega insulina, pero cuando hay un nivel bajo de glucosa el páncreas genera glucagón. La diabetes es una enfermedad producida por una degeneración de la actividad hormonal del páncreas, es decir, por una alteración. Produce una falta de glucosa y glucógeno. Los niveles de insulina son tan bajos que se pierde mucha glucosa y no se puede transformar a glucógeno. El organismo metaboliza entonces grasas y proteínas con los consiguientes problemas y lesiones. Al inyectar periódicamente insulina, el paciente recupera los niveles de glucosa normales en sangre y de glucógeno en el hígado.

    HORMONAS SEXUALES

    Las gónadas femeninas y masculinas son los órganos reproductores que producen hormonas que van a afectar sobre los caracteres primarios y secundarios (aparición del vello, complexión física, desarrollo de las manos…) Van a producir los gametos… Ovarios y testículos van a producir hormonas que van a actuar sobre el desarrollo y el funcionamiento del aparato reproductor (caracteres sexuales primarios y secundarios)

    Las hormonas producidas por las gónadas son fundamentalmente esteroides. Las hormonas sexuales están reguladas por las gonadotropinas, que son hormonas trópicas procedentes de la hipófisis anterior: la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Las hormonas producidas por las gónadas son principalmente esteroides.

    En las hembras, bajo la influencia de la hormona folículo estimulante, las células del folículo ovárico, que están alrededor del óvulo y contienen óvulos en desarrollo, son estimuladas para producir estrógenos. Son los responsables de la aparición y desarrollo de los caracteres sexuales femeninos (tanto primarios como secundarios) Los estrógenos promueven el crecimiento del folículo que proporciona alimento hasta que se convierte en óvulo y se inicia la formación del cuerpo lúteo, que evoluciona cuando se ovula.

    El cuerpo lúteo, bajo la acción de la hormona luteinizante, segrega otra hormona: la progesterona (cuerpo lúteo = cuerpo amarillo) El cuerpo lúteo, se desarrolla durante el embarazo segregando progesterona a su favor durante la gestación. Los estrógenos tienen diversas funciones. Así, producen un aumento del deseo sexual y tiene también funciones metabólicas: retención de agua y líquidos, son importantes en el metabolismo del calcio (el Ca+) A mayor concentración de estrógenos, mayor calcificación del hueso. Así, durante a menopausia disminuye la producción de estrógenos y los huesos de empiezan a descalcificar, lo que lleva a la osteoporosis. Los tres estrógenos (además de la progesterona) que se encuentran en sangre son:

    • Estradiol

    • Estrona

    • Estriol

    En los machos, las hormonas sexuales son los andrógenos, que son segregados por los testículos. Los andrógenos son responsables de los caracteres sexuales del macho en el reino animal. La testosterona es el andrógeno más importante.

    También se encuentran bajo la influencia de la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). La hormona folículo estimulante estimula la actividad de la espermatogénesis mientras que la luteinizante estimula los testículos en la producción de andrógenos. Estos andrógenos tienen funciones biológicas relacionadas con la próstata, las vesículas seminales… y también mantienen los órganos sexuales secundarios.

    Tienen un efecto importante sobre la conducta el cortejo, de agresión y de muchos comportamientos sexuales. Los andrógenos afectan a metabolismo respiratorio, al anabolismo de las proteínas, es decir, tienen efectos anabolizantes sobre ellas, ya que producen un aumento de la masa muscular. Existen muchos órganos que tienen receptores de andrógenos, de ahí que pueda darse hipertrofia entre los consumidores de andrógenos con problemas en el hígado, corazón y riñones. Entre estos individuos son habituales problemas relacionados con la reproducción y sociológicos. Sin embargo, éstos andrógenos dan un sentido de invencibilidad y no hacen caso de las advertencias.

    • Testosterona es la más importante y su producción aumenta bajo la hormona luteinizante, sobre todo durante la época del apareamiento.

    • Androsterona

    Tanto ovarios como testículos producen andrógenos y estrógenos, pero en diferente cantidad (los ovarios producen más cantidad de estrógenos y los testículos mas cantidad de andrógenos) Aunque el sexo está controlado genéticamente, si durante el desarrollo hay una alteración en la secreción de estas hormonas, los caracteres sexuales secundarios pueden estar alterados.