Hongos

Hongos ameboides. División Myxomycota. División Acrasiomycota. División Plasmodiophoromycota

  • Enviado por: Rommel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

T6- Hongos ameboides

Aquí se agrupan las divisiones Myxomycota, Acrasiomycota y Plasmodiophoromycota. También pueden formar parte de los protozoos como los filum Myxostelida, Dyctiostelida y Plasmodiophorida.

El interés del estudio de los hongos ameboides radica en las relaciones evolutivas, pues tienen tanto rasgos animales como fúngicos. Otros son importantes en biología celular y bioquímica, por tener genomas pequeños o por ser posible estudiar su ciclo de vida en menos de 24h.

  • División Myxomycota

  • Todos los organismos de esta división están en la clase Myxomycetes. Hay unas 500 especies, cosmopolitas (en casi todo el mundo siempre que las condiciones sean las adecuadas); aunque prefieren los bosques templados y con mucha humedad.

    Tienen nutrición fagotrófica: liberan enzimas con las que se alimentan de bacterias, esporas, otros protozoos… Esto recuerda a los hongos (por liberar enzimas) y a diversos protozoos. También pueden realizar movimientos ameboides, motivados por la ausencia de luz o la presencia de ciertos nutrientes o de ciertas sustancias químicas (quimiotaxia, fototaxia).

    Sus formas vegetativas se llaman plasmodios, que carecen de pared celular y por tanto de forma definida.

  • Ciclo de vida

  • Desarrollan tres tipos de células uninucleadas y haploides:

    • Esporas: con paredes rígidas.

    • Mixamebas: con capacidad de movimiento ameboide, normalmente se desarrollan con baja humedad. En condiciones más duras se pueden transformar en gametociste.

    • Células flageladas: 1 a 4 flagelos; se forman con alta humedad (solución acuosa)

    Al germinar, las esporas darán mixamebas o células flageladas según el grado de humedad. Además, a lo largo del ciclo de vida un myxomicete puede transformarse de célula flagelada a mixameba y viceversa según la humedad que soporte.

    Con el tiempo llegan a fusionarse dos mixamebas, dos células flageladas o incluso una célula flagelada con una mixameba; y se produce la plasmogamia. Continúa su desarrollo hasta un cigoto donde sus núcleos se fusionan (2n). Sufre divisiones exclusivamente nucleares y forma una masa de citoplasma muy grande con muchos núcleos: es la fase de plasmodio, el cual se encarga de la alimentación. Se puede transformar en una estructura llamada esclerocio ante condiciones ambientales adversas (luego vuelve a plasmodio).

    Continúa el desarrollo (hasta plasmodios de varios cm) hasta llegar a la fase reproductora, en la cual el plasmodio se transforma en esporóforos (esporangios y etalios). En su interior se produce meiosis y se forman núcleos n que se rodean de pared celular para transformarse en esporas, y se reinicia el ciclo.

  • El plasmodio

  • Formado por una masa de citoplasma con núcleos 2n, sin pared y que se mueve por la presencia de alimento, la ausencia de luz y la presencia de sustancias (quimiotaxia, fototaxia). Los hay microscópicos o de varios centímetros, los más grandes tienen colores llamativos (amarillo, blanco); y todos se alimentan por fagotrofia.

  • El esporóforo

  • Estructura en la que se transforma el plasmodio. Hay cuatro tipos:

  • Esporangios

  • Etalios

  • Pseudoetalios

  • Plasmodiocarpos

  • La zona basal del plasmodio (la que está en contacto con el sustrato) se llama hipotalo. Cuando entra en la fase de reproducción, existe la posibilidad de que se transforme en unidades que tengan cada una su hipotalo, llamados esporangios. (Género Physarium).

    'Hongos'

    En otros grupos todo el conjunto del hipotalo se mantiene y por encima de éste se forma el esporóforo, llamado etalio (género Lycogala).

    'Hongos'

    Los pseudoetalios son como los esporangios pero todos sobre el hipotalio común. Tienen distintas unidades pequeñitas e individualizadas. Finalmente los plasmodiocarpos mantienen la morfología del plasmodio; simplemente aumentan de tamaño y acumulan en su interior las esporas.

  • División Acrasiomycota

  • Células ameboidales que se alimentan por fagotrofia y que se mueven gracias a pseudópodos, dejando en la superficie una sustancia viscosa (como los caracoles). Se pueden transformar en células llamadas microcistes que constituyen fases de resistencia.

    En esta división las células ameboidales pueden llegar a fusionarse al llegar a la etapa reproductiva en un agregado llamado pseudoplasmodio, que no tiene capacidad de movimiento. Después se transforma en sorocarpo, una estructura erguida y con “cabeza” (su correspondiente esporóforo) en cuyo interior se producen la meiosis y las esporas. No hay reproducción sexual en esta división (no se fusionan núcleos, haploide).

    Dentro de la división Acrasiomycota distinguimos dos clases: Acrasiomycetes (con pseudópodos redondeados) y Dictyosteliomycetes (pseudópodos puntiagudos).

    Algunas especies son muy importantes en la investigación, como Dictyostelium discoideum. En él podemos estudiar procesos en poco tiempo, su genoma es 100 veces menor que el del hombre y se reproduce fácilmente en distintos medios. En un día puedes ver todo su ciclo de vida y tiene gran importancia en estudios relacionados con el reconocimiento, el movimiento y la adhesión celulares.

  • División Plasmodiophoromycota

  • Es una división pequeña, con pocas especies. Todas son microscópicas, y se caracterizan por su división nuclear cruciforme, que sólo poseen ellos. Consiste en que el nucleolo es rodeado durante la división por cuatro cromosomas que se disponen en cruz.

    Son parásitos endógenos de células de plantas vasculares, algas y algunos hongos acuáticos. Si está dentro de la célula, al dividirse ésta se divide con ella. En plantas producen fenómenos de hiperplasia (aumento del número de células, equivalente a tumores) y de hipertrofia (aumento del tamaño celular).

    A lo largo de su ciclo de vida desarrollan dos “fases plasmodiales”, pero no son plasmodios verdaderos porque no se mueven y no fagocitan. Se les llama fases plasmodiales porque no hay otro nombre que darles. Estas dos fases plasmodiales son el plasmodio esporangial (esporas) y el plasmodio cistógeno (fase de resistencia a condiciones adversas).

    Un ejemplo es la hernia de la col.