Hominización

Prehistoria. Homínidos. Humanos. Evolución anatómica

  • Enviado por: Alfonso Roldos Kozisek
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Nombre:

Fecha: Lunes, 7 de Octubre del 2002.

Tema:

“La Hominizacion”

Hoy se considera que el lugar donde comenzó la hominización fue la zona central y oriental de África, en torno a la región de los lagos y el llamado Valle del Rift entre 6 millones a 3.700.000 años como parece demostrarlo la aparición de fósiles de Australopitecos en esas regiones. Este primer fósil de la serie ha sido llamado Australopitecos afarensis y otro más al Sur, el Australopitecos africanus.

No olvidemos que hace 200.000.000 de años toda la masa de tierras continentales estaba en una sola pieza, el supercontinente Pangea. Pero en estos 200 millones de años, esa masa de continente único se rasgó, se dividió debido a la deriva continua de las placas tectónicas y fueron apareciendo continentes separados tal como los vemos hoy. Plegamientos, depósitos sedimentarios llevados por crecidas de ríos y la erosión son elementos que favorecen la labor del investigador buscador de fósiles.

El pensamiento sobre el origen y la evolución humana prehistóricos giró durante varios siglos en torno a la mitología y el etnocentrismo, con la invención de seres infrahumanos o suprahumanos de todo tipo, para definir a los pueblos coetáneos o antepasados poco conocidos.

No obstante, ya desde tiempos remotos se dieron ciertas formulaciones paleó antropológicas o de periodización prehistórica, así como el conocimiento de instrumentos o monumentos prehistóricos.

LA APARICION DEL HOMBRE. HOMINIZACION

Hacía muchos millones de años que los cambios constantes y la transformación de unas especies en otras venían anunciando el momento culminante de la historia de nuestra Humanidad. No sabemos a ciencia cierta por qué un buen día un grupo de Primates abandonó los árboles y se fueron a la sabana. Lo cierto es que al tener que caminar sobre superficies planas, la posición del cuerpo cambió, surgiendo el bipedismo.

La hominización humana tiene cuatro principales innovaciones en su haber:

  • La marcha erguida

  • El incremento del tamaño cerebral

  • La reducción de los dientes delanteros y el aumento de los molares

  • La producción de cultura

El primate se irguió poco a poco. Los brazos y las manos que habían sido utilizados para la braquiación o sujeción a las ramas, quedaron libres colgando a los lados del cuerpo. Esto que aquí imaginamos y relatamos en unos minutos debió de tener lugar por cambios sucesivos durante millones de años.

Al bajar de los árboles, cambia el medio de locomoción. Poco a poco dejan de apoyar las extremidades anteriores en el suelo, dejan de ser cuadrumanos. Se van acortando estas extremidades superiores y en cambio se alargan las inferiores que son utilizadas para la locomoción. El pie sufre modificaciones sucesivas, se arquea en forma de bóveda lo que le da equilibrio, resistencia y elasticidad al movimiento. El equilibrio es ahora como la posición, vertical. El centro de gravedad del cuerpo varía también de acuerdo con estos cambios, situándose en la parte baja de la columna vertebral.

La verticalidad hace que varíe la forma del cráneo y el órgano que contiene (cerebro, cerebelo). Hay una cerebralización unida a una girencefalia. Aumenta la capacidad craneal, el volumen craneal y simultáneamente disminuye el macizo facial, el hocico desaparece para tender al ortognatismo.

El neurocráneo predomina sobre el esplacnocráneo. Ello obliga a modificar el tamaño, número y forma de los dientes. Desaparece la forma primitiva, saliente y agresiva de los caninos que ahora se reducen a la altura de los demás dientes. La dentición es ahora menos agresiva. La tendencia al ortognatismo se hace cada vez más clara. La expresión pierde agresividad, pierde brutalidad. La mirada se humaniza. Hay una molarización de los premolares. Los senos frontales y la visera frontal se aplanan considerablemente, hay una menor neumatización.

La posición del agujero occipital que era vertical en el simio, se hace horizontal. Lo exige la nueva forma de locomoción y la posición de la cabeza que ha de mantener el equilibrio sobre la columna vertebral. Esta adquiere unas inflexiones y curvaturas que actúan como muelles que absorben la gravitación del cráneo.

La pelvis sufre también fuertes transformaciones. De la pelvis alargada y estrecha de los animales que les impide enderezarse, se pasa a la pelvis corta y ancha como es la del Australopitecos.

El resto del esqueleto se adapta en cada una de sus partes a la posición erguida y todo el sistema muscular sufre modificaciones paralelas y se acomoda al nuevo tipo de marcha.

Los miembros inferiores se alargan como dijimos porque ahora son el elemento principal de la locomoción. Y los miembros superiores se acortan y como la mano ha perdido su función locomotora adquiere precisión cuando el pulgar y sus músculos se oponen a los cuatro dedos, convirtiéndose en un órgano prensil y sensible, un verdadero instrumento de trabajo, lo que es otro momento cumbre de la hominización.

La cara que substituye al antiguo hocico tiene como característica importante la desaparición de la oblicuidad de la sínfisis mandibular, que ahora es vertical y su parte inferior, retraída en el mono y en los animales en general se hace ahora prominente y aparece el mentón apuntado hacia adelante. En la cara surge una mímica, el gesto, como parte del lenguaje primitivo. El rostro y las manos "hablan". La visión adquiere una percepción del relieve que no tenían los simios. La audición varía también.

Todo el sistema nervioso central y periférico se adapta a la nueva postura. Aparecen zonas en el cerebro, especialmente en las regiones parietales, inéditas en los antepasados del hombre. Se desarrolla la zona frontal, las asociaciones y el número de neuronas es cuatro veces superior al del más desarrollado mamífero. Se ha dicho que si se consiguiera en un embrión de mono duplicar dos veces por medio de dos divisiones consecutivas el número de neuronas, se tendría el cerebro de un ser humano.

La nueva locomoción permite ahora movimientos imposibles de realizar en los árboles. El sistema muscular ha adquirido "libertad". Hay una facilidad para los cambios de dirección también inédita en especies anteriores.

La bipedestación y la marcha erguida han sido uno de los momentos más importantes, si no el más importante de la evolución humana.

La modificación de la laringe fue acompañada de la modificación de ciertas áreas de la corteza cerebral (circunvolución de Broca) que no existe en los irracionales, aunque muchos animales tengan facilidades para emitir sonidos y sonidos muy bellos y variados (formas de comunicación entre especies). Sin embargo la estructura de la laringe de los Póngido (chimpancé y orangután), es más compleja que la nuestra pudiendo emitir gritos muy variados. El cerebro humano se ha duplicado en el transcurso de 1.800.000 años.

No todos son aparentes ventajas en estos cambios morfológicos.

El ser humano al nacer es totalmente inerme y si se le deja sólo no sobrevive mucho tiempo. Al contrario que en los Primates que al nacer están ya listos para enfrentarse a la vida y a la emancipación. Esta indefensión al nacer, obliga a la hembra humana a prodigar al recién nacido una serie de prolongados e intensos cuidados postnatales.

El cerebro no ha desarrollado totalmente al nacer, sino que continuará ese desarrollo posteriormente. Los cuidados de la madre y el padre le proporcionan una enculturación, lo que tiene implicaciones educativas y morales. Mientras estos cuidados tienen lugar, el cerebro alcanza su madurez.

El medio afectivo y cultural además del físico influirán en la conducta futura del nuevo ser. Un largo aprendizaje que a veces no termina nunca será la justificación de su vida.

SENTIDO AMPLIO

SENTIDO ESTRICTO

Sahelanthropus tchadensis

 

Ardipithecus Ramidus

 

Australopitecos Anamensis

Australopitecos Afarensis

Australopitecos Afarensis

 

Australopitecos Aethiopicus

Australopitecos Africanus

Australopitecos Africanus (o Gracile)

Australopitecos Robustus

Paranthropus Robustus

Australopitecos Boisei

Paranthropus Boisei

Homo Habilis

Homo Habilis

 

Homo Rudolfensis

 

Homo Ergaster (Temprano H.Erectus)

Homo Erectus

Homo Erectus

 

Homo Antecessor

Homo Sapiens Arcaico

Homo Heidelbergensis

Homo Sapiens Neanderthalensis

Homo Neanderthalensis

Homo Sapiens Sapiens

Homo Sapiens



Evolución del rostro y el volumen craneal


Cráneo de Australopiteco Grácil


Sinanthropus (Reconstrucción)


Mandíbula de Maüer


Bóveda craneal de un Pitecántropo


Cráneo del Hombre de Chancelade


Hominización

Fuentes Bibliograficas:

World Wide Web:

http://www.artehistoria.com/frames.htm

http://www.artehistoria.com/historia/contextos/51.htm

http://www.econatura.org/revista4/Secciones/Lasedades.htm

http://www.geocities.com/Eureka/3750/icono.htm

http://www.geocities.com/latrinchera2000/hominizacion.html

Universidad de Especialidades “Espíritu Santo”

Samborondon - Ecuador

Pagina 5 de 5

Vídeos relacionados