Hobbes

Teoría política. Estado y sociedad. Materialismo y derecho natural. Individualismo

  • Enviado por: Juanjo Riesco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

HOBBES

La evolución hacia el poder de un gobierno centralizado y dominado por un único poder soberano se debía a causas sociales y económicas universales y este debía explicarse en la creación y aplicación del derecho. Los grandes cambios de corte intelectuales en Europa exigían cambios radicales en la teoria política. Todas las anteriores corrientes de pensamiento se entrecruzaron en Hobbes con escritos motivados por las guerras civiles y su intención de ejercer la influencia del lado del rey. Creía en la monarquía como la forma más estable de gobierno aunque sus principios eran contrarios a los de los Estuardo como a los revolucionarios. Su influencia positiva no se entenderá hasta el siglo XIX.

El materialismo científico.

Esa defensa del absolutismo monárquico constituye solo una pequeña parte de sus tesis filosóficas. Fue el primero que intentó conectar la teoría política con el pensamiento moderno intentando explicar los hechos sociales. Hay algo en el que puede clasificarse como ciencia política. Su base era un sistema omnicomprensivo de filosofía sobre la base de principios científicos. Comenzar con los movimientos más simples para llegar a los más complejos y así concibe un sistema de filosofía en tres partes:

  • Se ocupa de la geometría y mecánica.

  • Fisiológica y psicológica de los individuos humanos.

  • Sociedad o estado.

  • Su filosofía era un plan encaminado a asimilar la psicología y la política a las ciencias físicas exactas. No concebía sus conclusiones como resultado de una observación sistemática. Al basarse en la geometría construye con solidez ya que no da por supuesto una estructura piramidal y el movimiento es el hecho sempiterno de la naturaleza. La conducta humana es una forma de movimiento y la conducta social es la anterior en relación con los demás. No quería demostrar que es el gobierno sino lo que tiene que ser para poder controlar con fortuna a los demás. Postulaba un axioma para la conducta humana en general y de allí partirá para los casos particulares. Un método fundamentalmente deductivo.

    Materialismo y derecho natural

    El procedimiento seguido por Hobbes y el de la teoría del derecho natural pretenden derivar sus principios básicos de la naturaleza humana y deducir de ella ciertas normas a las que deben ajustarse el derecho y el gobierno. Par él lo que controla a la vida humana no es un fin, sino el mecanismo psicológico del ser humano y de allí surge la sociedad con una union generalmente cooperativa. Su sistema ser el primer intento de considerar la filosofía política como parte de un cuerpo mecanicista de conocimiento científico. Conservo el concepto de leyes naturales y les dio un lugar importante en su teoría política. Un sistema deductivo tiene que tener sus postulados y los postulados no tienen otra prueba que ser evidentes por sí mismos. Para él las leyes de la naturaleza significaban un conjunto de normas. Un ser razonable buscaba su propia ventaja. No expone valores, determinan razonablemente y causalmente que es aquello a lo que se puede dar valor en temas jurídicos.

    Instinto de propia conservación.

    La realidad consiste en el movimiento de cuerpos que transmiten al sistema nervioso central donde aparece como sensación. El órgano del movimiento vital es el corazón y según este se vea favorecido o perjudicado aparecen dos sentimientos:

  • Deseo.

  • Aversión.

  • De aquí derivan todas las emociones más primitivas. Es una pura dualidad. La voluntad es el último apetito. Trata de hacer del egoísmo una explicación fundada en la conducta. Su procedimiento es deductivo. En su teoría no se evita o desea el dolor o el placer per se, lo principal es el estímulo y respuesta. Todo estimulo afecta a la vitalidad y así el principio fisiológico es la conservación, la continuación biológica del individuo. El deseo es seguridad, una necesidad de poder de toda especie. El poder civil regula una conducta individualista de guerra todos contra todos.

    Propia conservación racional.

    El aumento de la vitalidad fuente de los deseos humanos y la duración de la vida son dos cosas distintas. Deseo con el impulso de tomar para sí lo que otros desean y razón que les enseña a huir de toda disolución antinatural. La razón añade un poder regulador para que la búsqueda de la seguridad sea más eficaz. El egoísmo más calculador lleva al hombre a la sociedad. Para el natural puede ser aquello que un hombre hace espontáneamente como aquello que hace guiado por la razón. Esto lo utiliza para contrastar estados presocial y social. La materia prima con la que se debe construir una sociedad se compone del deseo y la aversión de las cuales surge la razón que puede encauzarse hacia la finalidad de la propia conservación de lo cual surge el paso de la vida salvaje hacia la vida social. La precisión aporta la unión de los hombres. Todas sus leyes equivalen a que la paz y cooperación tienen mayor utilidad para la conservación que la violencia y el hombre debe esforzarse por la paz mientras tiene la esperanza de poder conseguirla. Toda la ley descansa sobre si los demás consienten también, mutua confianza y cumplimiento de los pactos. Tiene el defecto de aislar aquellas cualidades competitivas y despiadadas que son incompatibles con la confianza mutua y con ellas es imposible la sociedad. El equilibrio se restablece mediante las leyes naturales. La sociedad debe ser considerada como un medio para el egoísmo individual. El bienestar social desaparece para dejar paso a una suma de intereses egoístas, la sociedad es un cuerpo artificial. Disuelve la lealtad en la monarquía por un racionalismo claro de cabeza y frío de corazón.

    Soberanía y persona ficticia.

    Su teoría parte de la inclinación antisocial de los hombres y por ello debe existir un gobierno que pueda castigar el incumplimiento y garantizar la seguridad. Es el temor al castigo y la autoridad del derecho solo llega por su imposición forzosa. Entiende que la razón da una base suficiente pero es débil para superar la avaricia de la masa. Identifica gobierno con fuerza. Justifica la fuerza con un pacto entre individuos que renuncian a tomarse la justicia por su mano y la dejan al soberano. Esto le ayudo a introducir la noción de obligación moral en las relaciones sociales. Decir que el cuerpo social actua colectivamente es decir que algún miembro actúa como su representante colegiado. Es la unión, no el consentimiento, el que constituye la asociación y la unión es sumisión de las voluntades a uno, sin soberano no hay sociedad. El Estado es único porque no tiene superior y las demás personas jurídicas existen porque él lo permite.

    Sin gobierno tangible no existe nada. Derecho y moral no se distinguen, solo hay una voz, un soberano que es un dios mortal. Un cuerpo social solo tiene existencia a través de sus autoridades y miembros. La autoridad debe concentrarse en el soberano, solo él permite la existencia de otras autoridades, sin el solo reina la anarquía. Los demás poderes son inherentes al soberano. Destaca asimismo que nunca puede justificarse la resistencia a la autoridad pero puede producirse siempre que el gobierno no pueda garantizar la seguridad de sus súbditos. No hay legitimidad sin poder, algo inaceptable para los monárquicos. Considera que existen mas posibilidades que el poder monárquico sea el más eficaz contra otras formas, pero es valida la teoria para cualquier otra forma de gobierno que pueda conservar la paz y el orden. No hay forma mixta de gobierno ni ilimitado puesto que el poder soberano es indivisible. La aspiración a una mayor justicia y equidad le parecía una confusión intelectual. De esta teoría de la soberanía hay un paso hacia el derecho civil, el mandato de la persona y la obligación que tiene el ciudadano de obedecer. Separa el derecho civil del natural. Hace valido el precepto de poder imponer las normas en nombre del rey pero no es contrario a la soberanía del parlamento. Desaparece el derecho natural que limita la competencia del soberano.

    Estado e Iglesia.

    Considera un error la creencia en substancias no materiales como creer que la Iglesia es el reino de Dios y por tanto posee una autoridad distinta del Estado. Hacia las consecuencias externas la libertad de creencia es totalmente inoperante y toda actitud religiosa es la autorizada por el soberano y debe estar bajo su voluntad así ola iglesia resulta una mera asociación con el soberano a la cabeza y por tanto no se distingue del Estado. No puede haber conflicto entre ley humana y divina.

    Individualismo.

    Su teoría es mas una descripción de lo que tienen que ser a la luz de los principios generales. Una construcción racional de lo complejo a partir de lo simple. La justificación de un gobierno tiene que ser sus beneficios tangibles. El poder absoluto del soberano es el complemento adecuado para el individuo y no se admiten las ricas variedades de asociaciones.

    Mandato.

    Razón.

    5

    5

    Tema 4. Hobbes