Historia

Argentina. Años 30. Uriburu. Ortiz. Revolución radical. Castillo. Revolución de Junio

  • Enviado por: Coto
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 2 páginas
publicidad

La década del 30 tuvo sus aspectos positivos y negativos:

Políticamente el fraude electoral permanente mancha esos años La política es sucia e hipócrita lo que va a desencadenar luego la Revolución de 1943

Pero al mismo tiempo fue una década de crecimiento en la actividad industrial y presencia en el campo internacional. Se pavimentan caminos lo que da impulso a la industria automotriz, Bs. As se moderniza y embellece. Aparecen escritores importantes como Borges, Eduardo Mallea o Roberto Arlt

Se la llamó la “decada infame” en el plano político.

La Revolución del 30 marcó en nuestro país el fin de una etapa histórica y comienzo de otra. Por primera vez se derrocó un gobierno constitucional a través de un golpe cívico-militar. A partir de allí los argentinos no podrán elegir libremente, en forma transparente y democrática quien rija sus destinos

El golpe del 6 de septiembre de 1930 , derrocó a Hipólito Irigoyen, colocando en su lugar a Felix de Uriburu

Uriburu, 1930-1932: Fue el realizador del primer golpe de estado del país . Su gobierno fue corto. Militar, nacionalista, fascista, quiso instaurar una dictadura, pero no contó con suficientes adherentes y por lo tanto se debilitó. Cuando en 1931 su idea de introducir reformas en el sistema político no tuvo adeptos, su Ministro del Interior diseñó un plan político para retornar al régimen Constitucional. . Las primeras elecciones fueron en la pcia de Bs. As donde triunfaron los radicales (se comprobó que seguían siendo mayoría) por lo que se los proscribió para las elecciones generales, por lo que triunfó Agustín P.Justo, conservador y liberal En el plano económico le duro una grave recesión como consecuencia del crack bursátil norteamericano el año anterior

El régimen llama a elecciones, nomina al Gral. Justo como candidato e intenta influir en la formula radical, colocando en esta a un radical antipersonalista blando. La UCR se niega y nomina la formula Alvear-Guemes que es inmediatamente proscripta. El radicalismo decreta la abstención. En otra fraudulenta jornada es electo presidente Agustín Justo A partir de ese momento el radicalismo vuelve a la abstención, la que se levantará en 1935.

Agustín P Justo: (1932-1938): Con él se instauró un nuevo período con un Estado moderno, creándose organismos reguladores de la actividad económica (Banco Central, Junta de Granos, de Carnes, Leche y Azúcar) Nacieron los impuestos a las transacciones, a los réditos, la unificación , impuestos internos. Impulsó obras viales. En el terreno económico un acontecimiento importante fue el pacto “Roca-Runciman” firmado en 1933 con Gran Bretaña. Consistía en que G.B seguiría comprando carne congelada a los frigoríficos y estancieros, mientras que la Argentina mantendría un control de cambio favorable al envío de ganancias a empresas británicas a sus centrales. La industria progresó ayudada por la caída de las exportaciones, se desarrolló la producción de bienes de consumo. Internacionalmente rompió con el aislamiento y tuvo parte activa en la pacificación entre Bolivia y Paraguay

La revolución radical de 1933 No hace falta agregar que el fraude y la violencia caracterizaban cuanto comicio se realizara, en especial podemos nombrar al gobernador de Buenos Aires, Manuel Fresco, quien se convirtió en un experto en estas técnicas. En 1933 una nueva revolución radical, mejor organizada, fue descubierta La represión es salvaje y se aprovecha la volteada para encarcelar nuevamente a los dirigentes radicales.

El gobierno de Justo fue perdiendo apoyo, debido a que se demostró que el pacto con Gran Bretaña por las carnes, fue un pacto de prácticas monopólicas y evasión de impuestos de las empresas británicas. Sumado a las denuncias de corrupción , fraude electoral.

Se venía las elecciones de 1938 y ante el posible éxito de los radicales se recurrió al fraude u Justo impuso a su candidato Roberto Ortiz.

Roberto M Ortiz: (1938-1940) : Demócrata sincero, sentía que el fraude era mala para el país. Así fue que no le tembló la mano para intervenir Bs. As. Cuando su gobernador, fraguó las elecciones provinciales donde había sido electo el conservador Alberto Barceló. Por ello perdió el apoyo de los conservadores.

Ortiz enfermo fue reemplazado por Ramón Castillo Fue Vicepresidente de la República desde 1938 hasta que en 1940 se hizo cargo del Poder Ejecutivo por enfermedad del presidente Roberto Ortiz y tras renunciar de éste en 1942 asumió la presidencia..

Ramón Castillo: 1942-1943 Durante su gobierno se creó la Flota Mercante Nacional y se nacionalizó el puerto de Rosario (en manos francesas) y el ferrocarril del Estado (en manos británicas). La guerra europea agravó los problemas económicos de nuestro país. A pesar de las presiones diplomáticas de los EUA el  Castillo mantuvo la neutralidad Argentina en el conflicto. No estaba interesado en las reformas de la vida política nacional. Se sucedieron las denuncias sobre corrupción que involucraban a ministros de la Nación y a otros funcionarios. La candidatura de R. Patrón Costas, cuya figura representaba el fraude y la corrupción de los años '30, desencadenó la intervención del Ejército el 4 de junio de 1943. El derrocamiento de Castillo contó también con el apoyo de los radicales y de los Estados Unidos. Con la Revolución de Junio las fuerzas armadas que hasta la muerte de Justo se habían mantenido dentro de la institucionalidad, se reintroducían de lleno en la vida política del país asumiendo el ejercicio directo del poder.

Durante 1930-1943 el Ejército tuvo un participación activa en la política, creían que solo ellos podían reestablecer el orden social. A través del servicio militar obligatorio amplió sus funciones de defensa y se asignó la misión de ser una escuela de ciudadanos.

La Iglesia tuvo un papel protagónico a través de la educación y formación moral.. Los obispos rechazaban cualquier propuesta política que sugiriera la separación entre la Iglesia y el Estado (laicismo escolar, divorcio legal) La Acción Católica tuvo relevancia en la organización del Congreso Eucarístico de 1934.

A partir de 1935 la actividad industrial y comercial se recuperaron y alcanzaron una notable prosperidad por más de una década por lo que los trabajadores se trasladaron del campo a las grandes ciudades, lo que hizo colapsar la infraestructura urbana apareciendo las primeras villas miserias, sociedades de fomento, clubs deportivos y sociales. Esta situación modificó la actividad gremial que comenzó a buscar reivindicaciones. Se creó la Confederación General de Trabajo (CGT), pero que no tuvo en los primeros 5 años perfil combativo