Historia Universal siglo XX

Crisis y crack del 29. Europa de Entreguerras. Hitler. Nazismo. Segunda Guerra Mundial. Fascismo. Primo de Rivera

  • Enviado por: El Flopis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

LA CRISIS DE 1929

El mundo estaba acostumbrado a la existencia de ciclos, fases de expansión seguidas por fases de depresión. Lo que ocurrió entre 1929 y 1923 fue mucho más grave que un período económico descendente. Fue la mayor recesión jamás sufrida por la economía mundial. Esta catástrofe fue en Estados Unidos, pero sus repercusiones fueron mundiales.

Europa terminó la guerra (I Guerra mundial) con una crisis económica. Los aliados europeos debían afrontar el pago de deudas contraídas con Estados Unidos; Alemania solicitó en los años 20 importantes préstamos al país norteamericano. De esta forma se fue recuperando lentamente la economía europea, pero a costa de la economía norteamericana.

En 1918, cuando terminó la I Guerra Mundial, Estados Unidos se había convertido en la mayor potencia económica. Durante años, este país vivió en un ambiente de optimismo, "Los felices años 20".

La producción financiera. Como consecuencia de los enormes avances tecnológicos, hubo una gran expansión de la producción tanto en la industria como en la agricultura. La producción era mayor que la demanda de los consumidores. Para estimular la demanda en USA se recurrió, a la venta a plazos, lo que permitía comprar a quienes aún no tenían el dinero para pagar. No obstante el desequilibrio entre oferta y demanda a favor de la oferta, produjo un aumento de productos que se quedaban sin vender, que acabó produciendo el hundimiento de los precios.

La especulación financiera fue una de las causas de este crac. Durante años el optimismo de enriquecimiento, llevó a mucha gente a invertir acciones en Bolsa (recurriendo al crédito. La primera crisis tuvo lugar en la Bolsa de Nueva York cuando después del alza vertiginosa de las acciones, expertos comenzaron a darse cuenta de que los beneficios de las empresas no sólo no aumentaban al mismo ritmo que la cotización sino que, incluso, comenzaban a bajar.

Cuando los precios comenzaron a bajar, muchos accionistas quisieron vender sus acciones, lo que provocó un descenso en la cotización de los valores bursátiles, dio lugar a venta de acciones en un círculo vicioso que concluyó finalmente en el famoso Crac de la Bolsa de Nueva York (Wall Street) en octubre de 1929, fue el llamado "Jueves Negro".

El hundimiento de la bolsa provocó el llamado "Efecto dominó" que fue derribando la economía norteamericana. Grandes empresas y millares de pequeños accionistas se arruinaron. Los accionistas se vieron obligados a retirar sus ahorros de los bancos. Los bancos no pudieron seguir concediendo créditos, por lo que la actividad industrial se redujo . Las quiebras de bancos y empresas se sucedieron y el paro y la disminución de salarios provocaron un descenso en picado de la demanda.

Pero no sólo la economía norteamericana quedó afectada; la crisis se propagó a otros países. USA retiró sus créditos de Europa, provocando el hundimiento de las economías europeas. Europa, dejó de comprar productos al resto del mundo.

La respuesta del gobierno americano a la crisis fue el New Deal.

La dramática situación de la población Norteamericana obligó al gobierno a intervenir con una política económica para poder solucionar los problemas de la crisis.

Rooselvet, se comprometió a dar un "nuevo trato al pueblo de USA". Su programa, conocido con el nombre de New Deal, proponía una reforma en profundidad del sistema económico norteamericano.

Historia Universal siglo XX

LA EUROPA DE ENTREGUERRAS (1919-1939)

Sistemas políticos fuera de la URSS:

- La democracia liberal:

Se basaba en la alternancia en el Gobierno de conservadores y liberales, manteniendo, mediante el fraude electoral, a las fuerzas de izquierda sin posibilidad de alcanzarlo. Seguían mandando las mismas clases de siempre, aunque en teoría se las podía echar. El desprestigio del sistema amenazaba con su caída, por lo que la clase dirigente decidió hacer ciertas reformas: se concedió el derecho a voto a la mujer y se rebajó la mayoría de edad de los 25 a los 21 años. Al hacerse el sufragio universal, se hizo más difícil cometer fraude, pues había muchísimos más votantes que antes. Sin embargo, la democratización del sistema trajo el ascenso de los partidos no democráticos y el retroceso del partido liberal. En 1939 la mayoría de los países europeos tenían regímenes totalitarios.

- El fascismo italiano :

Fundado por Mussolini en 1919, surge de la desilusión causada por haber ganado la Primera Guerra Mundial y no haber recibido todos los territorios esperados, de la crisis económica que provocó ésta, y del miedo a una revolución comunista. La clase media, arruinada por la crisis, la Iglesia católica, el Rey y los capitalistas, asustados porque se repitiera en Italia lo ocurrido en Rusia, financiarán y apoyarán al Partido Fascista. Éste se nutrirá de los excombatientes en paro que, a cambio de un sueldo, atacarán a las organizaciones de izquierda y romperán las huelgas. En 1922 decide alzarse con el poder convocando a todos sus miembros a una marcha sobre Roma. A pesar del fracaso de ésta, la operación tuvo éxito ya que el Rey nombró primer ministro a Mussolini. Éste formó un Gobierno de coalición con el Partido Papular y obtuvo plenos poderes del Parlamento, para terminar con la crisis económica y el desorden en las calles. A continuación, suspendió el derecho de huelga, impuso la censura de Prensa y reformó la Ley electoral. Gracias a esto y a la intimidación ejercida por las bandas fascistas sobre la población ganó las siguientes elecciones. El jefe del Partido Socialista, Matteotti, denunció esto en el Parlamento y fue asesinado. Los diputados de la oposición se marcharon del Parlamento en señal de protesta. Aprovechando esto, Mussolini logró la aprobación de la dictadura fascista. En las siguientes elecciones, ganó todos los escaños, pues ya sólo podía presentar candidatos él. Ya que su partido no tenía oposición en las instituciones, hizo que el Gran Consejo Fascista, órgano supremo del Partido, se transformase en órgano Supremo del Estado. Además, tendría la función de nombrar a sus sucesor, con lo que se garantizaba la perpetuación del régimen a su muerte. La posible oposición de algunos católicos fue eliminada al firmar los Pactos de Letrán con el Vaticano, por los que éste reconocía al régimen fascista a cambio de que éste reconociera a aquél y financiase a la Iglesia Católica en Italia.

-El nazismo alemán :

Fundado en 1919 en Alemania por Hitler. En 1923 fracasó en un intento de golpe de Estado. La crisis de 1929 hizo que los alemanes retirasen su voto a los partidos democráticos, incapaces de contener el creciente paro, y se lo diesen a los nazis y comunistas. Los capitalistas financian al Partido Nazi para evitar la llegada de los comunistas al poder. En las filas de aquél entran parados y marginados de la sociedad, que, a cambio de un sueldo en las SA (Sección paramilitar), atacan a los comunistas. Finalmente, en 1933 Hitler es nombrado jefe de un Gobierno de coalición con partidos de derecha. Un mes después los nazis queman el Reichstag y acusan a los comunistas. Éstos son ilegalizados y detenidos. Se empiezan a construir los campos de concentración. Hitler convoca nuevas elecciones. El nuevo Parlamento, en el que la derecha tiene mayoría, le concede plenos poderes a Hitler para resolver la situación y se autodisuelve. Posteriormente, se implanta la dictadura. Para evitar la oposición católica, firma un Concordato con el Vaticano. En 1934 liquida las SA en la Noche de los Cuchillos Largos, por medio de las SS (Organización encargada de la policía y el Control Social), que a partir de ese momento constituirán junto con la Gestapo (Policía Política) las bases de un Estado Policial. La muerte de Hindenburg y el apoyo de capitalistas y militares permiten a Hitler convertirse en Presidente. Con todos los poderes en sus manos comienza a organizar Alemania en base a sus ideales. En 1935 dicta las leyes de Nüremberg contra los judíos, en 1936 intenta convertir los Juegos Olímpicos de Berlín en una demostración de la superioridad de la Raza Aria y en 1938 desencadena la Noche de los Cristales Rotos en la que se incendian y apedrean las viviendas y sinagogas judías. Tras esto acusa a las propias víctimas de haberlo hecho y las expulsa del país. Tras ser devueltos, los judíos son internados en 1939 en campos de concentración. En ellos también son internados los gitanos y los homosexuales. Comienza a matar a gente: ancianos, deficientes mentales y personas con enfermedades incurables. Es la eutanasia.

-La situación del resto de Europa :

La llegada de Mussolini al Gobierno también llevó a otros a imitarlo. En 1923 el general Primo de Rivera daba un golpe de Estado en España y comenzaba una dictadura que copió muchas cosas del sistema italiano. En 1926 sucedía lo mismo en Portugal, convirtiéndose Salazar en el jefe de Gobierno. Poco a poco, Hungría, Polonia, Rumanía, Yugoslavia, Albania, Turquía y Bulgaria irán adoptando el régimen fascista. Tras la caída de la dictadura en 1930, España tuvo un corto período de democracia, que termino con la sublevación fascista de 1936. El hecho de que la mayoría de los países tuviesen dictaduras influyó también en el resto del mundo. En los años 30, el fascismo se extendió por Brasil y República Dominicana.

CAMBIOS EN EUROPA

LAS RELACIONES INTERNACIONALES ENTRE 1919 Y 1939

- La distensión :

El Tratado de Versalles acordó la creación de a SDN, organización destinada al mantenimiento de la paz de la que quedaron excluidos los vencidos en la guerra y la Rusia Comunista. Los Estados Unidos no quisieron ser miembros. A pesar de todo, la SDN trabajó por la paz y en 1925 Alemania aceptó en Locarno las fronteras con Bélgica y Francia decididas por el Tratado. En 1926 Alemania entraba en la SDN. En 1927 se firmaba el Pacto Briand-Kellog, por el que la mayoría de las naciones renunciaban a la guerra como medio de resolver sus disputas y aceptaban someterse a la decisión de la SDN.

- El camino hacia la Segunda Guerra Mundial :

Este espíritu de paz y concordia terminó con la crisis de 1929. El paro masivo hace que muchos alemanes voten al Partido Nazi, contrario al Tratado de Versalles y defensor de la conquista de Lebensraum (espacio vital) y de la unidad en un solo país de todos los territorios habitados por alemanes. La misma necesidad de espacio vital donde asentar sus excedentes de población conducirá al imperialismo a Italia y Japón. La diplomacia es sustituida por la política de hechos consumados: en 1931 Japón, dirigido por un Gobierno de militares imperialistas y un Emperador al que su pueblo trata como si fuera un dios, ocupa la región china de Manchuria, rica en materias primas. La SDN condena la ocupación. Japón abandona la organización y crea el Manchukuo, nombrando emperador al último emperador chino. En 1934 el Sarre es devuelto a Alemania, tras un referéndum, y se restablece el servicio militar obligatorio en Alemania. Esta violación del Tratado de Versalles da comienzo a la política de apaciguamiento: Gran Bretaña y Francia se limitan a protestar y Hitler promete que no lo volverá a hacer. En 1935 comienza el rearme alemán, nueva violación del Tratado de Versalles; en 1936 Italia ocupa Etopía. La SDN ordena sanciones económicas. Italia abandona la organización y se alía con Alemania y Japón. Hitler y Mussolini invierten en la Guerra Civil Española en apoyo de los franquistas. En 1937 Japón ataca a China, ocupando Pekín; en 1938 Alemania se anexiona Austria y los Sudetes (región de Checoslovaquia). Éstos le fueron cedidos por la conferencia de Munich, pensando Gran Bretaña y Francia que si se los daban, Hitler no pediría más. Pero, en 1939 disolvió Checoslovaquia, quedándose con Bohemia y Moravia, y ocupó la ciudad libre de Memel (Lituania). Mientras, Mussolini ocupó Albania.

HITLER Y LOS ALEMANES EN LOS AÑOS 30

El nazismo nació del complejo alemán de derrota respecto a la 1ª Guerra Mundial. El Ejercito Alemán Imperial no era capaz de aceptar su capitulación, por el contrario, comenzó a difundir la versión de un ejercito militarmente invicto, pero víctima de una traición. De esta manera nació la leyenda del "Dolchstoss", es decir "puñalada en la espalda". La capitulación del ejercito alemán se debió a una situación de franca desventaja militar en el noviembre del año 1918. Las tropas alemanas tenían 184 divisiones en línea y 17 en reserva de las cuales sólo había dos frescas. Los aliados agrupaban 205 divisiones en línea y disponían de 103 en reserva que refuerzos norteamericanos iban engrosando día a día. Durante el mes de noviembre de 1918 se precipitó un cambio drástico en el Imperio Federal Alemán. El Rey fue depuesto por un motín originado en Munich y el Consejo de Guerra decidió pedir un armisticio mientras que el canciller dimitía y el káiser huía a Holanda. Tres civiles entretanto, fueron los encargados de realizar las conversaciones del alto al fuego. Mientras tanto un social-demócrata proclamó la república, la cual muy pronto se convertiría en la oveja negra de los militares que comenzaban a hablar de traición. Alemania se volvió un caos general, el paro y la miseria dominaban. La disciplina alemana, de la que tanto se enorgullecían, era la causante de todo esto. Durante generaciones, aquella "kadavergehosam" o "rigidez como de cadáver" estaba privando de personalidad a los alemanes manteniéndolos en una especie de sujeción que les hacía miserables. La pirámide jerárquica se había desmoronado y aquellos cadáveres faltos de las órdenes brutales que les animaban, habían quedado sin defensa en manos de los agitadores. Para restablecer el orden, hubo que hacer un llamado a los militares. Ellos habían formado unas milicias que consistían en cuerpos de francotiradores o grupos de combate que no reconocían más jefes que sus superiores. Además de dominar las tentativas de insurrección, iban tomando el poder hasta conformar los orígenes del nuevo ejercito alemán. En ese tiempo, los militares comenzaron a meterse en política y organizaron un servicio de acción psicológica llamados cursos de pensamiento cívico, animados por el capitán Roehm. A principios del verano de 1919, salió de esos cursos un personaje llamado Adolf Hitler, con las bases ya adquiridas de lo que sería en un futuro la doctrina nacionalsocialista. En ese momento, los militares ya habían sentado las bases del nazismo. Los militares aliados con algunos de los grandes empresarios, fundaron o sostuvieron células propagadoras de las ideas antidemocráticas, promovían el militarismo y revivían movimientos antisemitas. En agosto de 1919 se promulga la constitución de Weimar, a la cual el gobierno le tenía tanta fe que ignoraba a las agitaciones nazis. Los enemigos del gobierno prefirieron al ataque frontal, las infiltraciones de sus miembros en el gobierno, fingiendo sumisión republicana. Los militares se reunían a concretar sus doctrinas y las difundían a través de un periódico donde hablaban de la importancia de reconocer el estado en sí mismo de una forma aparente que eran libres de seguir quienes quisieran. Después plantearon la necesidad de ser estrictos con esa forma aparente del estado y rechazarla. El general Roehm y sus amigos, para volver al antiguo orden, iniciaron la creación de infinidad de organizaciones nacionalistas. Este fraccionamiento tranquilizaba al gobierno, impedía todo control eficaz y permitía reunir fácilmente todas las organizaciones aparentemente dispersas en una sola. En septiembre de 1919, ingresa Adolf Hitler al D.A.P. (Partido Obrero Alemán), y rápidamente toma el control de este. Con ayuda de Roehm en 1921 fundó el N.S.D.A.P (Partido Obrero Nacional Socialista) al cual se habían anexado otras dos organizaciones. Gracias a una propaganda basada en brutales eslogans, insistiendo hasta la saciedad en la leyenda de la traición de los "criminales de noviembre" inventada por los militares. La organización creció rápidamente y formó un grupo de "hombres duros" destinado a imponer silencio por medio de la violencia a aquellos que se arriesgaban a oponerse. De esta época data la S. A.(Sturm Abteilungen)- División de Asalto-. Los militares fueron los principales reclutadores de la S.A. que Roehm convirtió en un verdadero ejercito que pronto sobrepasaría en número y potencia al ejército alemán. El ejercito apoyaba a la S.A. a tal punto que en 1923 la S.A. entró en posesión de las armas secretas de este. Las teorías nazis suprimían toa libertad de prensa o de expresión, no reconocían la constitución, justificaban la fuerza y no toleraban los adversarios que atentaran contra el estado. El estado debía ser dirigido por una persona responsable y que consultara al pueblo por medio de plebiscitos, sólo debe contar el interés nacional. El nazismo identificaba su partido con la patria, y para defender la patria todos los métodos eran buenos. A esto se le añadían los principios del racismo, de la superioridad de la raza germánica "Con toda confianza podemos llegar al límite de la inhumanidad si con ello logramos la felicidad de nuestro pueblo" - Adolf Hitler - El 9 de noviembre de 1923, Hitler intento tomarse el poder pero fue controlado. Bandas de partidarios nazis- entre ellos elementos de las SS, las SA y las juventudes Hitleranias- saquearon las comunidades judías en toda Alemania y Austria. Esta hecho pasaría a ser conocido como la Kristallnacht o también como “la noche de los cristales rotos”. Cientos de sinagogas fueron incendiadas mientras los bomberos miraban, con el único deber de asegurarse de que el fuego no se extendiera a otros edificios. Aquella noche mas de 100 judíos resultaron muertos, y 30.000 fueron enviados a campos de concentración. A la mañana siguiente, aquellos que quedaban para recoger los pedazos intentaron restaurar un parecido a un orden en sus saqueadas tiendas y hogares. Pero en la mayoría de los lugares, las casas de culto que habían mantenido viva su esperanza de rendición harán meros cascotes. En una reunión unos días mas tarde, el ministro de propaganda Joseph Goebbels, que había ayudado a coordinar la violencia a instancias de Hitler, alardeo: “En casi todas las ciudades las sinagogas han ardido.” Se apresuro a añadir que a los judíos no se les daría ninguna oportunidad de reconstruir sus templos: “Construiremos aparcamientos en su lugar”.

HITLER

PRIMO DE RIVERA

Muy joven ingresó en la Academia Militar. Su primer destino fue Melilla, donde consiguió rápidos ascensos e incluso la medalla Laureada de San Fernando. De Marruecos se trasladó a Cuba como ayudante del capitán general Arsenio Martínez Campos. A Filipinas se fue en compañía de su tío Fernando Primo de Rivera, al ser nombrado éste capitán general de aquellas islas. Participó por tanto en las últimas guerras coloniales: en la guerra de Cuba, en la que supuso la independencia de Filipinas y en la guerra de Marruecos. En el momento de regresar a España había alcanzado ya el grado de teniente coronel. De nuevo volvió a Marruecos y participó en la guerra de Melilla (1909). El generalato lo alcanzó dos años más tarde, en tierras marroquíes. Regresó a España y se le encargó el gobierno militar de Cádiz.

Durante la I Guerra Mundial participó como observador en algunas campañas aliadas. En 1919 fue ascendido a teniente general y nombrado capitán general de Valencia. Muy pronto lo fue de Madrid. Pero fue relevado de este cargo por haberse declarado abandonista (partidario de la retirada de los objetivos en el norte de África) en Marruecos, frente a la política del gobierno y de amplios sectores militares, una actitud que, ya como dictador, reconsiderará en sentido intervencionista. Heredó de su tío Fernando Primo de Rivera el título de marqués de Estella tras su fallecimiento en el desastre de Annual (1921).

En 1922 se le encargó la difícil capitanía militar de Barcelona, donde se encontró con un clima social y político muy enrarecido, proveniente de la hostilidad del catalanismo más radicalizado, del gran descontento social y del deterioro del orden público con pistolerismo incluido. Su política de firmeza le valió el apoyo del catalanismo conservador de la Lliga Regionalista.

El expediente Picasso, abierto para depurar responsabilidades por el desastre de Annual, así como el pendiente rescate de los prisioneros en manos de Abd-el-Krim creó un clima de gran malestar dentro del Ejército. En otro plano, una serie de actos terroristas sonados, como los asesinatos del presidente del gobierno Eduardo Dato (1921), o del cardenal de Zaragoza, Soldevilla (1923), acentuaron el deterioro social en medio de una situación económica cambiante (fin de la I Guerra Mundial).

Mientras, el gobierno de Manuel García Prieto, por su parte, no conseguía controlar la situación.

El periodo en que Primo de Rivera ejerció el poder en España ha quedado dividido por la historiografía en dos etapas muy bien definidas.

El 13 de septiembre de 1923 Primo de Rivera, tras la consulta al resto de los capitanes generales y con el visto bueno del propio rey Alfonso XIII, proclamó la dictadura, un régimen que partía de una gran improvisación doctrinal, como se trasluce del simplista y negativo manifiesto justificador.

Nombrado jefe de gobierno, formó un Directorio Militar con personas de escaso relieve. En aras del control social sacrificó el sistema democrático mediante el uso de la censura de prensa, la persecución política o el cierre del Parlamento. Otro acto destacado de estos años (1923-1925) fue el desembarco de Alhucemas (1925).

Tras los éxitos militares en Marruecos, Primo de Rivera, en lugar de retirarse, se perpetuó a través de un Directorio Civil instituido el 3 de diciembre de 1925, de entre cuyos miembros destacaban Martínez Anido (Gobernación), José Calvo Sotelo (Hacienda), Eduardo Aunós (Trabajo) y el conde de Guadalhorce (Fomento).

Apoyado por parte del Ejército y por elementos de extrema derecha, Primo de Rivera intentó construir un régimen que sustituyera al caduco parlamentarismo que había tenido lugar durante la Restauración. Una Asamblea, constituida orgánicamente, debería ser la encargada de redactar una nueva constitución así como de aprobar otra serie de leyes fundamentales: Estatuto Municipal, Provincial, etc. Pero dicha Asamblea fracasó estrepitosamente.

Para dar cobertura al régimen, se creó desde arriba un partido, la Unión Patriótica Española (UPE). La idea de Primo era que la UPE funcionara como partido conservador; mientras los socialistas, reconvertidos en laboristas, servirían de alternancia. Fórmula que no llegó sin embargo a aplicarse. En el campo hacendístico y de obras públicas es dónde el régimen consiguió sus mejores bazas. Calvo Sotelo logró aliviar la deuda pública y monopolizó algún sector clave: petróleo (Campsa). En obras públicas, al calor de la bonanza económica, se ampliaron y mejoraron carreteras, puertos y regadíos. Estas reformas fueron, sin embargo, truncadas en sus expectativas con el estallido del crash bursátil de Wall Street en 1929.

FASCISMO

Movimiento político italiano fundado y liderado por Mussolini, que alcanzó el poder en 1922 y lo desarrolló durante los años de su gobierno hasta 1943. Los principios ideológicos que acabaron caracterizando el régimen fascista fueron, entre otros, la desaparición del estado de derecho y la concepción totalitaria del estado, el desarrollo de un nacionalismo imperialista, la sustitución del sistema sindical por el corporativismo, la libre actuación del partido nacional fascista, único legalizado y utilizado como arma persuasiva sobre la población civil, y la concepción jerárquica del poder del estado, en la que la reducida cúspide dirigente detenta todos los poderes. Por extensión, doctrina política que propugna la instauración de una dictadura autoritaria, personalista y de partido único.

A mediados de 1919 Mussolini declaró que "el fascismo no tiene ni estatutos ni reglas", realizando la mejor síntesis sobre los principios ideológicos que lo guiaban. De hecho, el fascismo fue un movimiento político en el que las contradicciones y el oportunismo fueron más abundantes que el seguimiento de una línea ideológica preestablecida, contradicciones producidas por la superposición de las tendencias fusionadas en el origen del movimiento (ex-combatientes desmovilizados, nacionalistas, sindicalistas y disidentes socialistas, legionarios de D´Annunzio, Arditi, industriales temerosos de una revolución...) y oportunismo ideológico para tomar en cada momento una justificación que legitimara la actuación requerida. Los principales ideólogos del fascismo fueron Mussolini, Giovani Gentile y Alfredo Rocco, que realizaron una readaptación y superposición del antipositivismo de Benedetto Croce, el personalismo voluntarista de Max Stirner y Friedrich Nietzche, el antiparlamentarismo de G. Sorel y el nacionalismo de Maurras y D´Annunzio.

Las bases doctrinales del fascismo fueron la oposición a la democracia y el parlamentarismo, el odio al socialismo y al internacionalismo, el rechazo a la creencia de progreso y a la virtualidad del pacifismo, el desprecio por los derechos individuales y la exaltación de estado como suprema entidad histórica. Frente al pluralismo democrático, el fascismo erigió un totalitarismo político que rechazaba toda posibilidad de convivencia con la oposición, aniquilando toda posibilidad de disidencia. Frente a los valores sociales sustentados por los derechos del hombre, el fascismo esgrimió los derechos del estado, crisol de los valores de la unidad moral de la nación. La ausencia de oposición y la omnipotencia del estado, sentaron las bases de un totalitarismo intelectual sustentador y a la vez potenciador de la creencia en la posesión de la verdad; para dictarla en cada ocasión, se conformó una gran infraestructura de propaganda, que comenzaba en el sistema educativo, pasaba por la movilización de la juventud y alcanzaba el monopolio de los medio de comunicación. La suprema consideración de la entidad del estado se plasmó efectivamente en un nacionalismo agresivo y victimista; su materialización se produjo en la autosuficiente aspiración a una aconomía autárquica y en el desarrollo de un imperialismo colonialista que pretendía resucitar la gloria del imperio romano.

Los medios operativos del movimiento fascista se basaron en la organización rigurosamente jeránquica del partido, el mantenimiento de una obediencia ciega y el culto a la personalidad. El partido Nacional Fascista fue fundado oficiaomente el 9 de noviembre de 1921 y su rápido crecimiento en los primeros años hizo que, a partir d e1924 se fuera restringiendo el ingreso. De este modo, si en apenas tres años había conseguido 750.000 militantes, en los ocho años posteriores apenas sumó 250.000 más. El partido estaba dirigido por el Gran Consejo Fascista, órgano en el que estaban integrados los veinte máximos jerarcas del partido; su dirigente supremo era el Duce, quien nombraba al Secretario general y todos los cargos inferiores. Cuando Mussolini alcanzó el poder, el partido se fue conformando como un estado dentro del estado: dispuso de su propia milicia, controló la propaganda, dirigió la policía política (OVRA, Organización de vigilancia y represión del antifascismo) y gobernó los campos de concentración para los prisioneros políticos. El mito de la romanidad se articuló orgánicamente en la organización del partido en diversas formaciones: los grupos de choque(principi), los militantes regulares (triari), organizados en legiones, cohortes, centurias, manípulos y escuadras; las formaciones juveniles (figli della Lupa, balilla y avanguarditi) y femeninas (Piccole italiane). El fascismo se caracterizó por poner una atención especial en el carácter simbólico de la formación, por lo que elementos, uniformes y lenguaje desempeñaron un papel socializador muy importante.

ÍNDICE

- 1,2 -La crisis de 1929

  • 3,4,5 -Europa de entreguerras (1919-1939)

  • Fascismo

  • Democracia liberal

  • Nacismo alemán

  • Situación en el resto de europa

  • 6 -Relaciones internacionales entre 1919 y 1939

  • Distensión

  • Camino hacia la 2ª guerra mundial

  • 7,8,9 - Hitlery los alemanes en los años 30

  • 10,11 -Primo de Rivera

  • 12,13 - Fascismo

  • 14 -Bibliografía

  • 15,16,17 - Ejercicios