Historia romana

Historia universal antigua. Roma. Familia. Matrimonio. Educación. Casa. Vivienda. Religión. Educación religiosa. Culto privado. Termas. Circo. Teatro

  • Enviado por: Anusca
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

FAMILIA Y MATRIMONIO

LA FAMILIA

La familia romana estaba constituida por los padres, hijos, demás parientes, esclavos y otras personas sometidas a la autoridad del pater familias.

En las familias de carácter patriarcal el pater o dominus era a la vez una especie de soberano absoluto y de pontífice máximo. Tenía derecho de vida y muerte sobre sus siervos e incluso sobre sus hijos (filius) a los que, para distinguirlos de los esclavos, se les llamaba liberi. El padre también realizaba los sacrificios rituales en honor de los dioses familiares (Lares y penates)

LA INFANCIA

Cuando nacía un niño en un hogar romano, la comadrona lo depositaba en la tierra, si su padre lo tomaba en sus brazos era señal de que lo reconocía como hijo legítimo, si en cambio, le volvía la espalda y no lo levantaba, el recién nacido era abandonado a la puerta de su casa.

Pasados ocho días para las niñas y nueve para los niños tenia lugar la lustratio, acto de la purificación, ante el altar doméstico, se colgaba de su cuello un pequeño estuche (bulla) con amuletos pare darle suerte y se le imponía un nombre. Este constataba normalmente de tres nombres: el nombre personal (praenomen), apellido o nombre de la familia (nomen), y un sobrenombre (cognomen. Estos últimos derivan de alguna particularidad física, espiritual o moral o los de algún antepasado.

Pero esto solo podía ser perpetuado por la descendencia masculina, por eso a los padres sin hijos varones, la ley les permitía adoptar al hijo de otro y que este llevara su nomen. Las niñas sólo tenían un nombre, por lo general el del padre.

Los niños vestían una túnica corta de lana o lino con un cinturón, y sobre ella una toga praetexta bordada de púrpura que se cambiaba por la toga de los ciudadanos al llegar a los 17 años.

Jugaban a juegos como construir casitas, pares y nones para distraerse. Imitaban a los soldados y jugaban a ser magistrados, jueces... Otras veces a caballos, pelota cara o cruz etc.

LA EDUCACIÓN

En la roma de los principios eran los padres los encargados de la educación. La madre les enseñaba a leer y a hacer cuentas. El padre les orientaba y educaba en los deberes cívicos.

Pero una vez empezaron los contactos con Grecia la educación empezó a ser más compleja. Por ello la mayoría tenía un maestro para sus hijos, generalmente griego, o las enviaban a la escuela.

Había varios grados en la enseñanza. En el primero bajo la dirección de maestros elementales, el niño aprendía a leer, escribir y a hacer operaciones aritméticas.

El sistema educativo se basaba en el lema “la letra con sangre entra”y por eso el profesor y utilizaba frecuentemente una palmeta.

Terminados los estudios elementales comenzaba la educación media. Aprendían literatura, historia, geografía, física...

LA MUJER EN ROMA

La mujer era una compañera y colaboradora y no ocupaba ningún aposento especial.

Tomaban parte con su marido en recepciones y banquetes, aunque en estos permanecían sentadas, no bebían vino y se retiraban antes de la comissatio. Comparte su autoridad sobre los hijos y sirvientes y dirige las tareas domesticas.

Al acabar los estudios primarios eran instruidas en sus casas por preceptores con los que aprendían literatura griega y latina, música, danza...

EL MATRIMONIO

El fin primordial del matrimonio era tener hijos para perpetuar la familia y los cultos familiares.

En roma el matrimonio era un acto privado para el que n o se requería ninguna autoridad civil ni religiosa, y, por tanto, disoluble.

La edad mínima para casarse era de 12 años en las mujeres y de 14 para los hombres.

La boda les devolvía la libertad a las mujeres ya que podían salir a comprar, hacer visitas, acudir a espectáculos...

La boda era uno de los acontecimientos más importantes en la vida familiar e iba acompañada de un ritual. Previos al matrimonio tenían lugar los esponsales, un compromiso ante los testigos en el que los novios se intercambiaban regalos o se ponían un anillo en el dedo anular.

El día de la boda la novia vestía el traje nupcial: una túnica recta blanca ceñida por un cinturón y un velo blanco anaranjado. La novia iba acompañada de una madrina. El padre ofrecía sacrificios y a continuación se tomaban los auspicios. Si eran favorables se procedía a la boda. En presencia de 10 testigos se firmaba el contrato de boda y la madrina les unía las manos. Después se cenaba y a continuación tenía lugar el rapto de la novia en la que la mujer se refugiaba en brazos de su madre y el novio fingía arrancarla con violencia. El marido se la llevaba a su nueva casa y la metía en brazos.

LA CASA ROMANA

La domus tenia un núcleo formado por un patio interior cuadrado llamado atrio, al que daban las diferentes dependencias de la casa.

Las paredes exteriores de la casa carecían prácticamente de ventanas. Las habitaciones estaban cubiertas por un tejado inclinado hacia el interior que dejaba abierta la parte central del atrio, este espacio se llamaba compluvium y por el se recogía el agua de la lluvia que iba a caer a una especie de estanque, el impluvium.

En un lugar destacado de la casa estaban pintadas o esculpidas las imágenes de los dioses de la familia ( el Lar domestico, los Penates familiares, el genius protector del dueño)

En lugares apartados se encontraba el retrete, o latrina, y el baño. Los suelos podían ser

de mármol o de tierra apisonada o de mosaico en las habitaciones nobles. Estas eran el comedor, triclinio, y los dormitorios, cubículos.

La casa también tenia un amplio jardín rodeado de columnas llamado peristilo decorado con fuentes y estatuas.

RELIGIÓN ROMANA

LA RELIGIÓN ROMANA

Los romanos eran un pueblo tremendamente religioso, aunque su religión se limitaba a la practica de ritos, ceremonias, fórmulas y otros actos de culto puramente exteriores. No emprendían nada sin consultar a sus dioses de origen indoeuropeo.


En un principio la religión romana giró en torno a al idea de numen, divinidad que carecía de representación humana y no necesitaba templo.

De entre un amplísimo número de divinidades, destacaron desde muy antiguo tres: Marte, Júpiter y Quirino, que formaron la primera tríada del mundo romano.

La religión romana acepto la influencia de otros pueblos. La religión etrusca introdujo el antropoformismo y con la conquista de la Magna Grecia los dioses romanos acabaron por asimilarse con los griegos. También asumieron sus leyendas.

Los romanos no amaban a sus dioses, sólo los temían y procuraban mediante ritos aplacar su ira o atraer su favor.

EVOLUCION RELIGIOSA

Primitivamente los romanos rindieron culto a los llamados Dii indigentes. Mas tarde se fueron incorporando a esta lista otros dioses de origen itálico.

Desde la Segunda Guerra Púnica se va produciendo la invasión paulatina de los dioses griegos.

GRIEGOS

ROMANOS DIOS DE...

Zeus

Júpiter Poder supremo

Hera

Juno Matrimonio

Atenea

Minerva Inteligencia

Apolo

Apolo Sol, artes

Artemisa

Diana Caza, luna

Hermes

Mercurio Comercio

Hefesto

Vulcano Fuego

Hestia

Vesta Hogar

Ares

Marte Guerra

Afrodita

Venus Amor, belleza

Deméter

Ceres Tierra

Poseidón

Neptuno Mar

Dioniso

Baco Vino, teatro

DIOSES ORIENTALES

Entre los cultos procedentes de oriente que tuvieron alguna repercusión en Roma, alcanzaron una mayor difusión los cultos a la diosa Cibeles, a los dioses Isis y Osiris, y al dios Mitra.

Cibeles: Este culto de origen asiático se conocía en roma desde el S lll a. C. En un principio se la adoraba bajo la forma de una piedra negra. En sus ritos, sus sacerdotes llamados galos, llegaban a automutilarse presos de un furor religioso.

Isis y Osiris: Estos dos dioses son de origen egipcio. Es un culto de muere y resurrección. Osiris dios de la fertilidad es muerto por el dios de las tinieblas Set. Isis logra reunir sus restos y lo devuelve a la vida, convirtiéndose en el dios de los muertos.

Mitra: Antiguo dios iranio. En las representaciones aparece como un joven dando muerte a un toro, de cuya sangre derramada surge toda vida vegetal y animal. Sus ritos guardan una enorme similitud con los del cristianismo: su fiesta se celebraba el 25 de diciembre, practicaban el bautismo, etc.

CULTO PRIVADO

Cada familia tiene su propio culto, sus sacra, de los que es sacerdote el pater familias. También lo tiene cada curia y cada gens.

La casa tiene, como dioses tutelares, una especie de genios, los Lares y Penates. Cuando en un festín se iniciaban los brindis se ponían sobre la mesa las imágenes de los Lares y cuando un joven tomaba la toga viril colgaba junto al Lar la bulla de su niñez. También se les invocaba en las bodas para pedir ayuda para los recién casados.

Los penates son los dioses de la despensa. Sus imágenes se conservan en el tablinum, en un armario (sacrarium), junto al que arde siempre una llamita. Cuando la familia cambiaba de domicilio los penates la acompañaban. La gran familia romana tiene también sus Penates: Júpiter, Minerva, Juno, Vesta, Mercurio.

CULTO DOMESTICO

En el hogar romano se rinde culto doméstico a tres clases de dioses. Los Lares son los protectores de la casa, espíritus benéficos de los antepasados, cuyas imágenes se conservan en un armario en forma de capilla llamado lararium que se encuentra en el atrio. Si la familia abandona la casa al Lar familias se queda en ella.

En los días de fiesta se corona su imagen y se les ofrece vino, incienso y cereales.

Los penates eran los dioses de las provisiones, divinidades tutelares de la salud y del bienestar. La gran familia del Estado tenía sus propios Penates.

El culto a los manes constituye la parte más importante de los ritos religiosos que incumbe al pater familias y está íntimamente relacionado con el culto de los muertos.

LOS FUNERALES

En los funerales se colocaba al agonizante en tierra, uno de los mas allegados recoge con un beso su último suspiro y le cierra los ojos. Los presentes llaman en voz alta al difunto. Después de lavado, ungido y amortajado con los vestidos de gala, el cadáver es expuesto en el atrium sobre un féretro rodeado de lámparas, flores y cintas.

En las familias aristocráticas esta exposición se prolonga a veces hasta una semana. La gente humilde, en cambio, es enterrada el mismo día y sus funerales, así como los de los niños, son sencillos y se hacen de noche. Los demás funerales se hacen de día.

Avanza el cortejo fúnebre precedido de tocadores de flauta, trompeta y tuba. Detrás los portadores de antorchas. Las plañideras lanzan agudos gritos de dolor.

Ante el féretro, llevado a hombros por parientes avanzan los portadores de las imágenes de lo antepasados y tras ellos los esclavos. El cortejo se detiene en el Foro, mientras un amigo del muerto pronuncia su elogio fúnebre. Después el cadáver es quemado sobre una pira y las cenizas son encerradas en una urna y depositadas en un sepulcrum.

EDIFICIOS

LAS TERMAS

En la Roma clásica había en casi todas las casas un balneum, y el que no lo tenía podía acudir a los baños públicos, que abundaban en todas las ciudades importantes; unos construidos por particulares, para explotarlos como negocio ( balnea meritoria) y otros de mayor tamaño y lujo, construidos por el Estado: las tremas.

Las termas eran propiedad del Estado, pero este solía arrendarlas a particulares por una determinada cantidad. Otras veces un magistrado abonaba al arrendador y obsequiaba al pueblo con entrada libre durante un año.

Las termas eran una de las distracciones favoritas. Allí había bibliotecas donde poder leer, salas donde poder reunirse en animada conversación, jardines donde pasear y palestras donde poder realizar todo tipo de actividades deportivas.

Las termas tenían varias salas diferentes:

Tabernae: Tiendas adosadas a las salas de baños donde se vendían bebidas y comida.

Apodyterium: Habitación próxima al pórtico de la entrada donde dejaban los bañistas sus ropas. Había un banco corrido y en la pared unas hornacinas sin puertas, donde se depositaba la ropa y los objetos personales, que quedaban vigilados por un esclavo.

Caldarium: Baño de agua caliente. Era la habitación más luminosa y adornada. En las grandes termas había incluso piscinas donde poder nadar. A veces al caldarium se le añadía, para tomar baños de vapor, el laconicum, una habitación más pequeña fuertemente calentada.

Tepidarium: Habitación de temperatura tibia que preparaba al bañista para la de agua caliente

Frigidarium: Era la sala destinada a los baños de agua fría. En las grandes termas estaba descubierto e incluya una piscina donde poder nadar.

CIRCUS MAXIMUS (Circo)

Uno de los espectáculos preferidos por los romanos fueron las carreras de carros tirados por caballos. Se celebraban en circus maximus.

E origen de las carreras de carros se remonta a la época de Rómulo. Cuenta la leyenda que al no haber mujeres en roma, Rómulo organizo unos juegos en honor al dios Conso e invito a sus vecinos sabinos. Aprovecho la ocasión para raptar a sus mujeres, lo que se conoce como el rapto de las sabinas. En recuerdo de este acontecimiento desfilaban ante el dios Conso caballos, mulos, etc., y al hacerlo de un modo muy rápido acabo siendo una competición.

Los conductores, llamados aurigas, eran casi siempre esclavos o libertos. Había cuatro equipos ( rojo, blanco, azul y verde)

El circus maximus tenia cuatro partes fundamentales: Carceres, Arena, Spina y meta.

Había dos tipos de carreras, con tiros de dos caballos (bigas) y de cuatro (cuadrigas)

COLISEO (Anfiteatro)

Los combates de gladiadores también apasionaban a los romanos.

El primer combate de gladiadores tuvo lugar e Roma (246 a.C ). Los hijos de junio Bruto quisieron honrar la memoria de su padre haciendo luchar a tres parejas de esclavos. A lo largo de los siglos lll y ll a. C el numero de combates fue aumentando. Estos espectáculos no recibían el nombre de ludi, juegos, sino el de munus, regalo.

Hasta que se construyo el primer anfiteatro de piedra los munera se celebraban en el circo. A partir de entonces su lugar fue el anfiteatro.

Los luchadores podían enfrentarse entre sí uno contra uno, en parejas o en grupos. Al comenzar el espectáculo, desfilaban dando una vuelta al recinto, y al llegar a la tribuna donde se encontraba el emperador le dirigían este saludo: Ave, Caesar, morituri te salutant.

EL TEATRO

Era una adaptación de los teatros griegos. Tenia un graderio semicircular escalonado (cavea) de varios pisos, y unos accesos a los asientos llamados vomitorios. La zona semicircular al pie de la cavea era conocida con el nombre griego de orchestra. El escenario (scaena) estaba un poco elevado sobre un podio (pulpito) y dominado por un gran muro, tan alto como la cavea, al que se le llamaba frons scenae, que simulaba ser la fachada de un gran palacio. Detrás de él solía haber un jardín rodeado de columnas (pórtico), donde se paseaba, se tomaba algo o se iba al servicio entre acto y acto.