Historia romana

Monarquía. República. Imperio. Emperadores. Persecución de cristianos. Apostasía. Calendario romano. Aspectos políticos, económicos y sociales. Desintegración de Roma. Constantino. Teodosio el Grande. Rómulo Augusto. Juliano

  • Enviado por: Mary Isabel Osorio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


MONOGRAFIA SOBRE ROMA

El origen de los antiguos pobladores de la Península Itálica nos remite al Paleolítico Superior, cuando la Península Itálica ya estaba habitada por grupos humanos vinculados estrechamente con el hombre de Cro-Magnon, originario del centro de Francia. Durante el Periodo Neolítico arribaron 12 distintas migraciones de pueblos del Mediterráneo, desde el norte de África hasta España y Galia, y así se formaron los primeros grupos itálicos, con influencia céltica y germana.

Desde la Edad del Bronce el desplazamiento de pueblos indoeuropeos ocuparon los Alpes, al norte de la península, y la región de Lacio, donde introdujeron el uso del caballo y el carro de ruedas, utilizados al principio en las labores agrícolas y ganaderas, y después en la industria militar. También desarrollaron el uso del hierro a partir del año 1000 a.de C.

Hacia el siglo VIII a. de C., los etruscos originarios del Asia Menor, se establecieron entre los Alpes y los Apeninos para aprovechar la cuenca del río Po, además para controlar el comercio marítimo en el mar adriático y en el mar tirreno. Dos siglos después impusieron su poder en el norte de la península itálica y Nápoles en el suroeste, y en la isla de Sicilia en calidad de colonias autónomas.

Veamos detenidamente cada uno de los periodos de la historia de roma. Según la leyenda, roma fue fundada por los hermanos Rómulo y Remo, quienes fueron abandonados cerca del río Tibet, y una loba los amamanto. Cuando estos niños crecieron fundaron una ciudad en la ribera de dicho río. Lo cierto es que los fundadores de roma fueron pueblos latinos, quienes hacia el año 753 a.de C., se establecieron al sur del río Tibet, en las siete colinas del palatinado de la región del Lacio y eligieron un rey. Desde entonces se distinguen tres periodos de la Historia de Roma:

  • La Monarquía (753-509 a.de C.), durante la cual gobernaron siete reyes. El primero fue Rómulo, quien llego a unificar las siete aldeas iniciales de Roma. Los tres siguientes fueron los reyes sabinos Numa Pompilio, Tulio Hostilio y Anco Marcio, quienes se impusieron sobre los latinos, y los tres últimos fueron los reyes etruscos Tarquino el Antiguo, Servio Tulio y Tarquino el Soberbio, quienes habían invadido el Lacio y dominado Roma.

En este periodo surgió la asamblea y el senado, que para finales del siglo VI a. De C., formaron un sentir nacionalista romano en contra de los reyes de origen etrusco, al grado de producirse una revuelta aristocrática que puso fin al dominio etrusco y la instauración de la republica romana.

  • La República (509-27 a. de C.), luego de la expulsión de los etruscos, la aristocracia o patriciado romano tomó el poder político, se entabló la lucha entre patricios y plebeyos, se consolidaron las instituciones republicanas, se produjeron sublevaciones de esclavos, y se inició la expansión territorial de Roma por la Península Itálica, el Mediterráneo y Asia Menor.

  • El Imperio (27 a. de J.C.-476 d. de J.C.), el cual llegó a ser el más extenso del mundo, al agregarse a los territorios anteriormente conquistados, la Dacia (actual Rumania), al sur de Gran Bretaña, Siria y Palestina. El imperio está encabezado por el príncipe, que era máximo jefe militar y religioso, revestido con el título de imperator. La muerte del emperador, generalmente causaba conflictos entre grupos rivales, periodos de anarquía y de dictadura militar, por no existir un sistema sucesorial claramente definido. El imperio romano, como cualquier otro imperio, sucumbió en el momento en que parecía eternizarse.

Emperadores Romanos.-

Los emperadores romanos fueron: Rómulo, Numa Pompilio, Tulo Hostilio y Anco Marcio

Roma y la Biblia.-

Los romanos rendían culto a muchos dioses, desde las extrañas divinidades veneradas en pequeñas aldeas, hasta los poderosos dioses del Olimpo que los griegos adoraran. Para obtener el favor de los dioses, les ofrecían toros, ovejas, cabras y otros animales. A veces, les hacían ofrendas muy simples, como flores, vino, leche o incienso. Cuando viajaban por el Imperio, los romanos conocieron y empezaron a venerar a muchos dioses extranjeros, como Isis, de Egipto, y Mitra, un dios de Persia que era especialmente popular entre comerciantes y soldados.

La Gran Apostasía.-

La persecución de la iglesia cristiana fue provocada en primer lugar por la roma pagana, y luego por una gran apostasía dentro de sus propias filas.

Durante su ultimo discurso formal, Jesús amonestó a sus discípulos acerca del engaño venidero. “Mirad que nadie os engañe-les advirtió ....porque se levantarán falsos cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañaran, si fuere posible, aun a los escogidos”. Sus seguidores experimentarían un periodo de “gran tribulación”, pero sobrevivirían.

Por su parte, el apóstol Pablo advirtió lo siguiente : “Después de mi partida entran en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonaran al rebaño. Y de vosotros mismos se levantaran hombres que hablen de cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Esos “lobos” llevarían a la iglesia a “la apostasía”.

¿Cómo surgió este sistema de apostasía?

El surgimiento del “Hombre de Pecado”. Al dejar la iglesia su `primer amor', abandonó su pureza doctrinal, sus elevadas normas de conducta personal, y el invisible vínculo de unidad que proveía el Espíritu Santo. La popularidad y el poder personal pasaron a determinar con creciente influencia la elección de los dirigentes, los cuales primero asumieron autoridad cada vez mayor dentro de la iglesia local, y luego procuraron extenderla sobre las iglesias vecinas.

Trágicamente, la iglesia asistida por el estado procuró imponer sus decretos y enseñanzas sobre todos los cristianos. Muchos abandonaron sus creencias por temor a la persecución, mientras que los que decidieron permanecer fieles a las enseñanzas bíblicas experimentaron severa persecución. El mundo cristiano se convirtió en un campo de batalla. Durante los 1260 años de persecución, millones de fieles creyentes experimentaron grandes sufrimientos y muchos debieron sellar con la muerte su lealtad a Cristo. Cada gota de sangre derramada pasó a ser una mancha en el nombre de Dios y de Jesucristo. La visión terriblemente distorsionada del carácter de Dios que proveen estas acciones de la iglesia, y las doctrinas del purgatorio y el tormento eterno, llevaron a muchos a rechazar por completo el cristianismo.

Finamente, 1260 a los después del año 538 D.C., la Iglesia Católica Romana recibió una herida mortal. La victorias espectaculares de Napoleón, colocaron al Papa a la merced del gobierno francés, el cual considera que la religión romana era el enemigo irreconciliable de la República. El gobierno francés ordenó a Napoleón que tomara preso al Papa. Bajo sus órdenes, el General Berthier entro a Roma y proclamó el fin del poder político del papado.

El derrocamiento del papado fue el acontecimiento culminante de una larga serie asociada con su declinación progresiva. Este suceso marca el fin del periodo profético de los 1260 años. Muchos protestantes lo interpretaron como el cumplimiento de la profecía.

La Reforma.-

Entre los principales factores que causaron el clamor del pueblo por reformas dentro de la iglesia establecida, se hallan las doctrinas sin base bíblica cuyo fundamento es la tradición, la persecución enconada de los disidentes, la corrupción y la decadencia espiritual manifestada en gran numero de los miembros del clero.

Puntos Doctrinales.-

Se ofrecen a continuación algunos ejemplos de las doctrinas extra bíblicas que ayudaron a impulsar la reforma protestante, ya que todavía separan a los protestantes y los católicos.

La cabeza de la iglesia en el mundo es el vicario de Cristo.-

Esta doctrina pretende que únicamente el obispo de Roma es el vicario o representante de Cristo en el mundo, y la cabeza visible de la Iglesia. En contraste con la visión bíblica del liderazgo eclesiástico, esa doctrina se basaba en la suposición de que Cristo nombró a Pedro como la cabeza visible de la iglesia, y que el Papa es el sucesor de Pedro.

Arte de Roma.-

El arte romano se desarrolla aproximadamente desde el año 200 a.de C., hasta el año 400 d. de C. Su apogeo corresponde a los primeros dos siglos después de Cristo.

El carácter mas destacado del arte romano es “la grandiosidad, la funcionalidad o carácter utilitario”. Esto es reflejo de la sabiduría legislativa, del poder del placer de la vida de los romanos.

El arte romano fue una imitación y continuación del arte griego; sin embargo, como veremos, tuvo también sus manifestaciones y sus aportes propios originales.

Las Ciencias y el Calendario Romano.-

Durante el gobierno de cesar augusto se implanto el denominado calendario juliano, donde el año constaba de 12 meses y cada cuatro años , se incluía uno bisiesto; con un error de un día cada 128 años. Los cismáticos griegos y los musulmanes siguen usando este calendario.

La ciencia geográfica llego a desarrollarse a tal punto, que se elaboraron mapas del Imperio, se realizaron censos y catastros de la población y de las riquezas romanas, y se llevó un compendio de toda la información censal del imperio en el Brevarium Totius imperii.

El pensamiento practico del romano favoreció el desarrollo de la ingeniería y los conocimientos que conlleva la construcción de obras urbanas y de caminos que interconectaban los territorios del imperio, con la ciudad de Roma.

Luego Hipócrates, considerado el padre de la medicina, entre finales del sigo V y principios del IV a. de J.C., estableció su teoría de enfermedades por causas naturales, y las interpretaba a partir de su idea de la existencia de cuatro humores (bilis amarilla, bilis negra, sangre y flema), que al excederse en proporción alguno de ellos, causaba la enfermedad. Hipócrates descubrió el fenómeno de las crisis en el proceso de curación y perfeccionó la practica de la cirugía.

Así fue como los iatromantes (iatros= médicos curanderos y mantis= adivinos) pasaron a ser médicos más rigurosos, hasta convertirse en conocedores de la práctica médica. La ciencia médica romana cuenta entre sus más destacados especialistas a Plinio el Viejo y Séneca, quienes escribieron una voluminosa enciclopedia a la que titularon Historia Natural.

Aspecto político, social y económico.-

Organización política: Roma es ahora capital de un imperio, más la estructura republicana se mantiene, aunque, por actitud del pueblo y no por leyes, se da excesiva importancia a cónsules y senado, a aquellos por ser héroes de guerra. Era el anuncio del personalismo y el olvido de la democracia como causa directa y de tipo emocional ante la presencia del inmenso mundo romano.

Economía y aspecto social: La agricultura y los trabajos domésticos no constituyen ya la fuente de sustento del romano. Ahora está de moda el comercio dentro de la propia Italia y con todas las provincias. Los campos cultivables pertenecen a pocas manos y entran en gran parte a constituir latifundios: no hay trabajos para los antiguos agricultores, no hay tierras para los pequeños propietarios; las han perdido al enrolarse en el ejército e irse lejos de Roma.

La desintegración de Roma.-

La desintegración del Imperio Romano se inició cuando Constantino fundó en la antigua Bizancio, la ciudad de Constantinopla, y promulgó en el año 313 d. de C., los edictos que permitieron la existencia del cristianismo y el fin de la persecución de los cristianos en el imperio.

Luego Juliano, quien gobernó entre los años 361 y 363 d. de J.C., trató de restaurar los ritos paganos, pues era devoto admirador de la cultura helenística, por lo que los historiadores romanos de aquel entonces le dieron el nombre de Juliano el Apóstata. A él se debe el haber establecido el calendario egipcio de 365 días al año, con un nuevo ordenamiento de los meses y días, al cual se le conoce como el año juliano, utilizado durante mucho tiempo por los pueblos europeos.

Finalmente, Teodosio el Grande quien gobernó del año 39 al 395 d. de J.C., realizó uno de los actos más trascendentales del imperio. En el año 380 d. de J.C., decretó que todos los ciudadanos romanos debían convertirse en cristianos ortodoxos.

Para el año 475 d. de J.C., Rómulo Augusto y un jefe bárbaro asumieron el poder de Roma. El imperio no resistía las invasiones bárbaras, la rebelión de las provincias y las luchas internas por el poder político, lo que condujo a su división y posteriormente a su desintegración definitiva.

La división del Imperio Romano.-

1. Los sucesores de Constantino:

Constantino no nombró sucesor. Dejo su poder en manos de sus hijos (Constancio II, Constantino II y Constante) el cual se lo repartieron, quedando como emperador Constancio II entre 337 y 361.

Constancio II había llamado como colaborador al sobrino de Constantino, Juliano, el cual después se irá en su contra, pero Constancio muere antes de que estalle una guerra civil.

Cuando Constantino fundó la antigua Bizancio, la ciudad de Constantinopla, promulgó en el año 313 d. de J.C., los edictos que permitieron la existencia del cristianismo y del fin de la persecución de los cristianos en el imperio.

Juliano gobierna sólo dos años, entre el 361 y el 363. era cristiano pero renegó de su religión haciéndose pagano y pretendiendo imponer nuevamente el paganismo como único credo del imperio. Se le conoce con el nombre de Juliano el Apóstata, por su actitud de renegado en materia religiosa.

Joviano (363), Valentiniano (364 a 375) y Valentiniano II (375 a 379), junto con Teodosio, son emperadores colocados por decisión de los ejércitos.

2. Teodosio (379 a 395)

Teodosio, emperador de origen español, pasa a la historia por dos hechos resaltantes:

  • En el 380 lanza el siguiente edicto: “Es mi voluntad que todos los pueblos sometidos a mi cetro abracen la fe que la Iglesia Romana ha recibido de San Pedro”. Con esto proclamaba que en el Imperio no habría otra religión aceptable que la de los cristianos, y unía el poder político y religioso en lo que se ha llamado el “Cesaropapismo”: el jefe absoluto del gobierno lo es también de la religión.

  • Acosado por las invasiones bárbaras, antes de morir, en el 395, dividió definitivamente el imperio entre sus dos hijos: Arcadio en el Oriente, con residencia en Constantinopla, y Honorio en Occidente, con residencia en Roma.

  • Roma caería en manos de los bárbaros germanos en el 476 y Constantinopla en manos de los turcos diez siglos más tarde, en el 1453.

    3. Causas de la desaparición del Imperio Romano:

    La desmembración del Imperio Romano tiene causas complejas, entre las cuales algunas con comunes a las del Imperio Macedónico. Son ellas:

  • La falta de un régimen sucesoral adecuado que fuera cumplido por todos los emperadores. Augusto no dejó sobre el punto nada establecido. Los antoninos hicieron un ensayo que tuvo éxito pero su penúltimo representante, Marco Aurelio, no lo cumplió, por lo cual Roma se fue directamente hacia su desaparición como potencia imperial. Por esta causa cayó el gobierno en manos de muchos incapaces, que más se preocuparon por las glorias personales que por las del Imperio.

  • La fuerza del ejército frente a los cambios de emperadores: la guardia pretoriana y las legiones eran, de hecho, parte en las escogencias, por lo cual tuvo que hacérseles numerosas concesiones a fin de que no se sublevaran contra los gobernantes. En consecuencia hubo la distribución desequilibrada del erario publico. Se gastaban grandes sumas en el ejército y en la corte, lo que trajo como resultado el olvido del pueblo, la carencia de fe de éste en sus gobernantes, y por ende, su falta de interés en defender fronteras en cuya existencia habían visto muy pocos beneficios.

  • La extensión y heterogeneidad del imperio: como en el Imperio de Alejandro, había numerosas lenguas, grupos raciales, creencias y rasgos culturales. Pese a los esfuerzos de algunos emperadores por hacer un imperio unificado, esto no se logró. En esta forma, no se defendió una patria común, ni unos gobernantes a los que todos vieran como los suyos.

  • Introducción.-

    Este trabajo trata sobre Roma, una ciudad interesante, de la cual hay mucho de que hablar.

    Les mencionaremos a continuación, las principales características del Imperio Romano, las cuales son:

    • Historia de Roma

    • Emperadores Romanos

    • Roma y la Biblia

    • Arte y ciencia en Roma

    • Organización social, política y económica

    • Desintegración del Imperio Romano.

    Bibliografía.-

    HISTORIA UNIVERSAL 8º

    EDUCACIÓN ARTÍSTICA 8º

    ENCICLOPEDIA HISPANOAMERICANA

    HISTORIA DEL MUNDO (CD ZETA MULTIMEDIA)

    ANEXOS

    Vídeos relacionados