Historia moderna de las Islas Británicas

Historia universal. Tudor. Restauración de los Estuardo. Cromwell. Guerra de las dos rosas

  • Enviado por: Yooho
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 36 páginas
publicidad
publicidad

1º BACHILLER C

Historia Moderna de las Islas Británicas.

Introducción.

A principios del siglo XV hay dos monarquías, la monarquía de los Tudor (desde 1485) y la de los Estuardo (escocesa, establecida en escocía, es más antigua, fue establecida en el siglo XIV).

También hubo un principado, el de Gales, constituido en el Siglo XIII, también hubo algunos señoríos, más o menos reacios a acatar la autoridad de los Tudor y los Estuardo.

Hay también territorios: “las marcas galesas”, están entre la frontera Anglosajona y las Islas Hebridos (ver mapa). También hay regiones enteras que se pueden considerar autónomas, ya que no obedecen a ninguno (Tudor y Estuardo).

Regiones enteras: la mayor parte de Irlanda, las Highlands y la Isla Maní y además los reyes ingleses poseen el territorio francés: Calais.

A comienzos del SXVI, se puede decir que en la práctica, casi la mitad de las Islas Británicas hacían caso omiso a las disposiciones de los reyes o a los Parlamentos de Edimburgo o Westminster.

En Inglaterra hay algunos condados que no están representados en el Parlamento y que no contribuyen a las necesidades fiscales de la monarquía, es decir, no pagan impuestos.

Escocia Parlamento de Edimburgo: constituido por gente del Sur.

Irlanda Parlamento de Dublín: sólo tiene autoridad sobre la zona gris (ver mapa).

En el País de Gales no hubo representación Parlamentaria hasta 1543, en ese año por fin se le reconoció a la gentry el derecho de enviar representación. Esta representación fue legal y eclesiástica; en el ámbito legal dominaba el derecho anglo-normando que predomina en Inglaterra, en el Sur de Escocia y en las marcas galesas (territorio fronterizo). En el resto (Irlanda, Norte de Escocia) predomina el derecho de raíz celta o gaélico.

El derecho anglo-normando: establecido firmemente la iglesia romana o católica (obispos & párrocos).

El derecho céltico o gaélico: la iglesia depende de la labor pastoral de las órdenes religiosas (no depende de los obispos y párrocos).

Hasta cierto punto se puede decir que cada uno de los cuatro entes británicos (Inglaterra, Escocia, Irlanda y Gales) está constituidos por un núcleo anglo-normando y una periferia celta.

El momento álgido de este proceso, es decir, cuando Inglaterra se impone a los demás, fue en 1649-60 fue el periodo de la República de Cromwell, que se impuso militarmente a Escocia e Irlanda (unificación política con Cromwell, pero esa unificación política no dio paso a una unificación cultural porque cuando terminó la República, con la restauración de los Estuardo se terminó la unificación política hasta el siglo XVIII).

  • Se constituye el Reino Unido de la Gran Bretaña (Inglaterra & Escocia).

  • Irlanda se incorporó a la Gran Bretaña por la Ley de la Unión.

  • Las cuatro fases cruciales fueron:

    a) El reinado de Enrique VIII hasta 1546 (1534-1546).

    Se convierte en cabeza de la Iglesia de Inglaterra, rompe con Roma. Obtiene mayor poder que sus antecesores en el trono.

    Durante este periodo por el Acta de Gales, Gales se incorpora a Gran Bretaña.

    Enrique VIII se convierte en rey de Irlanda en 1541.

    b) Entre 1603-1610.

    Dos cosas básicas:

    1. Aunque no salió bien, Jacobo I trató de integrar en una sola elite soberana (casando aristocracias) a la elite escocesa e inglesa.

    2. Jacobo fomentó la ocupación de los poblados de Ulster con colonos ingleses y escoceses presbiterianos. Esto originó:

    Origen de la militarización.

    Conversión de Irlanda en protestante.

    c) Entre 1639-1660.

    Momento álgido de la unificación, Guerra civil o Revolución Inglesa, o Guerra de los Tres Reinos, por que hay en conflicto tres concepciones diferentes entre los reinos británicos.

    · Escoceses: quieren una monarquía confederal, en la que ingleses y escoceses estén en pie de igualdad, es decir, que ingleses y escoceses dominen por igual a los irlandeses.

    · Irlandeses: quieren verse libres de cualquier sumisión.

    · Ingleses: Cromwell quiere liberarse de los lazos que hay entre ingleses y escoceses y reforzar la sumisión de Irlanda, someter íntegramente Irlanda a Inglaterra. La negativa de los escoceses a la abolición de la monarquía obligará a los ingleses a invadir Escocia. Sin embargo, no va a quedar huella constitucionalmente hablando.

    d) Entre 1684-1707.

    Hay que subrayar dos cosas:

    1ª. Los colonos descendientes de ingleses y escoceses afianzaron su control sobre Irlanda (aplastamiento de los católicos por el rey Guillermo).

    2ª. En 1707, por fin se alcanza la unión de Inglaterra y Escocia a cambio de participar de los beneficios del imperio marítimo y colonial inglés pero con condiciones: los escoceses conservarán sus leyes y su Iglesia (presbiteriana); la Kirk.

    En el siglo XVIII se puede hablar de un estado unificado.

    Tema I. La Epoca de los Primeros Tudor.

    Las Guerras de las Dos Rosas y el Advenimiento Tudor. El Legado de Enrique VII.

    Enrique VII se cree que es un momento de ruptura con los reinados anteriores, sin embargo, por otro lado se cree que es una continuidad del tipo de reinado anterior de Ricardo III.

    Hay dos teorías sobre el reinado de Enrique VII y de lo que significó:

    - Polidoro, historiador dice que hubo ruptura.

    - Ross: Tesis de la Ruptura, comienzo de la nueva monarquía.

    La Guerra de las Rosas hay que ver el reinado de Enrique VII desde esa perspectiva.

    La monarquía inglesa nunca se vio tan vulnerable como el periodo que va desde la primera batalla de St. Adams (1455) hasta la última, Bosworth (1485).

    En esos 30 años, de los cuatro predecesores de Enrique VII, tres murieron violentamente. Además hubo muchas rebeliones entre la corona que fueron fomentadas por la idea de que era muy fácil destronar al rey. Contra Enrique VII hubo conspiraciones Yorkistas, pero supo resistirlas y la corona nunca llegó a peligrar seriamente. De este modo, la monarquía inglesa dejó de ser vulnerable.

    Con independencia de querer subrayar la importancia de su reinado, este hecho de ser vulnerable fue el cambio principal.

    ¿Cómo llegó a ser rey Enrique VII?. Era el Conde de Richmond. En Abril de 1483 con la muerte de Eduardo IV de York, le sucedió su hijo Eduardo V que estaba sometido a la presión de dos facciones:

    Woodville (su madre y su tío, el Conde de Ryvers).

    Gloucester (su tío paterno, Ricardo).

    A su favor, Ricardo de Gloucester tiene: la simpatía del reino del Norte (había ejercido el cargo del Norte) y la antipatía por Woodville no lo querían en el Norte. Ricardo fue nombrado Lord Protector por su hermano.

    Gloucester aceleró los acontecimientos. A finales del mes de Abril, Ricardo preparó una entrevista con Ryvers y se apoderó y secuestró al rey. Con el rey en su poder marchó a Londres donde fue reconocido protector del reino.

    Elizabeth, la reina madre, huyó y se refugió con su segundo hijo, el Duque de York, en Westminster, al ser lugar sagrado, las tropas no podían entrar. A su madre, Elizabeth, le interesa que su hijo sea rey lo antes posible y a Gloucester demorarlo lo más posible. En Junio, Ricardo pudo por fin separar al Duque de York de los brazos de su madre (que también lo secuestró). Y con ambos hijos en sus manos hizo que el Parlamento lo proclamara rey (26 de Junio de 1483). En la coronación de Ricardo influyó Henry de Buckingham, éste le ayudó a ganarse el apoyo de la nobleza del Norte. Sin embargo, sorprendentemente, en Octubre de 1483, Buckingham lideró una sublevación contra el rey. Algunos autores piensan que Buckingham se sumó a una conspiración ideada por Margaret Beaufort la madre de Enrique Tudor (Conde de Richmond).

    Conspiración ideada por Margaret.

    Los conjurados pretendían restablecer a los descendientes de Enrique IV (hijo de Margaret). El que perdió más fue el Duque de Buckingham, ya que el rey aplastó a los rebeldes y Buckingham fue ejecutado (en Octubre).

    Esta victoria de Ricardo, parecía fortalecer su autoridad y de hecho en la primavera del 84, el Parlamento ratificó la legitimidad de la coronación de Ricardo III. Y cuando todo parecía indicar que Ricardo se consolidaría en el trono, se empezaron a notar las discrepancias. A principios de 1485 muere la mujer de Ricardo (Anne Neville), y se expandió el rumor de que la había envenenado para poder casarse con su sobrina de York (hija de Eduardo IV), también están convencidos de que sus dos sobrinos han muerto (Eduardo y su hermana).

    Donde mayor fue la oposición al rey fue especialmente en el Sur de Inglaterra. En Agosto de 1525 llega a Gales Enrique Tudor con unos 2000 hombres como ejército, compuesto por exiliados ingleses, mercenarios… . A estos se unieron otros 3000 hombres y al llegar a Borsworth Field hay un ejército contrario que los dobla en número.

    ¿Cómo es posible que Enrique venciera?. La deserción; en el mismo campo de batalla; la nobleza que estaba a favor de Ricardo se pasó al lado del otro pretendiente a la corona (Enrique) los Stanley y los Percy cambiaron de bando.

    ¿Porque esperaron hasta el último momento para cambiarse de bando?. Porque querían asegurarse de que Ricardo III iba a morir y por que preferían a un candidato débil a seguir viviendo sometido a un rey tiránico como Ricardo III. La aristocracia inglesa prefirió respaldar a un supuesto rey manipulable, ya que era un rey joven (28 años).

    ¿Fue Enrique VII manipulable?. En absoluto.

    En su trato con la nobleza, Enrique utilizó más la palabra que la zanahoria por tres razones principalmente:

  • Al terminar el reinado de Enrique VII habían menos títulos nobiliarios que al comienzo de su reinado. Contuvo el proceso de concesiones nobiliarias, hubo títulos que al morir (los nobles), sus títulos quedaban variantes (no sucesores). Restricción de los títulos nobiliarios.

  • Enrique VII usó el derecho que tenía a tutelar a los herederos menores de edad; ejerció ese derecho para evitar los enlaces matrimoniales entre ellos, y de esta forma, las fusiones de sus matrimonios.

  • Cuando moría un noble, si su heredero era menor de edad, el rey podía tutelar (wardship) al menor, para evitar los enlaces matrimoniales. Conteniendo las concesiones y los enlaces distanciaba a los nobles del círculo del rey, para ser él más de los mases.

  • El instrumento fundamental fue la represión: política penal (recognizances) el rey imponía multas, sanciones, a la nobleza cada vez que algún noble convocaba las Huestes sin la autorización del rey Ley de la Guerra Privada sin la autorización del Rey: aprobó por tres veces leyes que sancionaban con multas a la nobleza por hacer la guerra. Con esto consiguió:

  • Aterrorizar a la nobleza.

  • Dinero, mejorar las finanzas reales.

  • No todo fue coacción. La nobleza del Sur se sublevó a Ricardo ya que éste había beneficiado a la nobleza del Norte. Enrique VII aprendió la lección (de lo que le había ocurrido a Ricardo, rompió el equilibrio dividiendo la nobleza) y trató de integrar a toda la nobleza en el gobierno local de los condados. Las conspiraciones Yorkistas no fueron tan grandes como en los periodos anteriores.

    Era un rey temido y admirado al mismo tiempo.

    Enrique siempre que pudo se decantó por controlar el reino desde la corte, para ello empleó medidas tradicionales:

    • Envió a las provincias a miembros de la familia real como delegados en los condados.

    • incrementó el número de jueces de paz (que no cobraban)

    Enrique VII intentó convertir a la corona en el principal foco de lealtad del reino, que fuera leal al rey.

    El último factor de su reinado fue la armonía en el seno de la familia real. (Sólo un miembro, el hermano de su padrastro William Stanley, el segundo marido de Margaret B., participó en conjurar contra Enrique VII). A esta estabilidad familiar contribuyó el matrimonio de Enrique VII con Elizabeth de York (hija menor de Enrique IV), casi evita que otros reivindiquen el poder.

    Sobre esos poderes efectuó su política. Objetivos políticos:

  • Fortalecimiento de la consolidación regia.

  • Mejorar las finanzas reales.

  • La seguridad externa.

  • El hecho más sistemático fue la creación en 1485 del “Council Learned in Law”, su función se reunían al margen del consejo real. Se encargaba de velar por los derechos de las coronas. Organismo encargado de recaudar las multas que se les imponía a la nobleza. Cuando moría un noble, encargaban a este tribunal los derechos del fallecido, por si el rey tenía algún derecho pesquisas post-morten (para ver sí el rey tenía derechos a la herencia del fallecido).

    Una de las manifestaciones, o signo de esta voluntad de fortalecer la autoridad del rey, fue la restricción, limitación de los privilegios de la Iglesia; recortar el privilegio de santuario o de refugio sagrado y también redujo la jurisdicción de los tribunales eclesiásticos.

    Se ha dicho muchas veces que Enrique VII convocó pocas veces al Parlamento de Inglaterra, por que este quería reforzar su autoridad, gobernar al margen del Parlamento, pero nunca gobernó al margen de éste. Lo que sí es cierto es que convocó pocas veces al Parlamento (sólo se reunieron 7 veces desde 1485 hasta 1509). También reunió en asambleas plenarias a la nobleza, para recobrar el sentimiento de nobles para su consentimiento; convocaba el “Great Council” elite dirigente del rey.

    Enrique VII se planteó alcanzar tres objetivos y asegurar la dinastía frente amenazas externas.

    · Aumentar los ingresos del tesoro real y reforzar la hacienda.

    El aumento de ingresos se logró por tres vías:

  • Incorporación al patrimonio regio los bienes confiscados a sus enemigos.

  • Mejorando la administración de esos patrimonios, responsabilidad que encomendó a los General Surveys, expertos gestores, estas fincas rústicas proporcionaban 40000.

  • Incremento ingresos arancelarios o por derechos de aduanas. El parlamento hizo cesión vitalicia del vino y otras cosas, Enrique VII reforzó la administración de la hacienda, consintió en transferir la administración del Exchequer (erario) a una oficina más privada, menos ruidosa y más secreta: La Cámara de Palacio, “Chamber”, en concreto, la persona encargada de velar por el tesoro real era el “groom of the stool”.

  • El mayor logro de Enrique VII, según algunos historiadores, fue dejar a su hijo una hacienda saneada, con superávit. En este hecho fue fundamental su política exterior, porque siguió una prudente política exterior, evitó entrar en conflictos internacionales mientras no estuviera en peligro el futuro de su dinastía. Sólo envió tropas al continente una vez con el fin de evitar en vano la anexión de Bretaña por la monarquía francesa, y para evitar mayores peligros por parte de Francia, (puesto que partieron las mayores conspiraciones Yorkistas) Enrique VII se empeñó en alcanzar un acuerdo matrimonial con los Reyes Católicos, firmó un acuerdo con Fernando para casar a su hijo Arturo (primogénito) con Catalina de Aragón. Pero Arturo murió poco después de que Catalina llegara a Inglaterra, y Enrique VII se empeñó en que se casara con su segundo hijo.

    Los Primeros Años de Enrique VIII y la Epoca de T. Wolsey, 1509-1529.

    Enrique VIII sucedió a su padre en 1509, con 18 años. Obsesionándose en convertirse en el arquetipo de monarca renacentista. Con el fin de acrecentar su popularidad quiso ganarse otros atributos, el de rey magnánimo y el de héroe militar.

    Rey Magnánimo: para mostrar su voluntad de ruptura con la severa política penal de su padre, procesó a los dos jueces más odiados del reino: Empson y Dudley, quienes alegaron que habían seguido las leyes del rey, la respuesta de Enrique VIII fue adulterar las pruebas para ejecutarlos. Tras la ejecución dejó en suspenso muchas de las multas impuestas a la nobleza.

    Héroe Militar: se calcula que costó 600000. Ese fue el precio de las guerras entre 1513-1516. Los rumores decían que el trono real tenía 200000, Enrique VIII comprobó que era falso. Así pues tuvo la necesidad de convocar al Parlamento para solicitar ayuda financiera (1512). El Impuesto Ordinario de la época se llamaba Fifteenth & Tenth (unas 30000). Pero el Parlamento era remiso a solicitar más de una subvención ordinaria. Además el rey podía contar con los donativos de la Iglesia y de la nobleza. Pero aún así no bastaban, Enrique VIII logró que el Parlamento aprobara un nuevo impuesto, el Subsidio, impuesto proporcional a la riqueza mueble de los tributantes (en teoría), a razón de 1 Chelín por 1 5% del valor de los bienes muebles. Este impuesto aportó entre 1513-1516 unas 170000.

    170000 + 3 ·(30000) + 40000 = 300000 La mitad de lo que costó la guerra. La otra mitad se sufragó con el dinero del tesoro real.

    Los resultados de la guerra fueron nulos, los esfuerzos exigidos a los súbditos fueron en vano ya que:

  • Envió 10000 soldados a los Pirineos para ayudar a Fernando en la conquista de Navarra (1512), no entraron en guerra, se acuartelaron en los Pirineos.

  • Enrique VIII envió al Norte de Francia 30000 soldados para conquistar Calais. Los asesores del rey le aconsejaban que esos hombres fueran empleados en la conquista de la ciudad de Boulogne y consolidara su dominio en Calais. Enrique VIII no hizo caso y tomó Tournau, porque se había comprometido con Maximiliam I. La retuvo bajo soberanía inglesa hasta 1518, invirtió mucho dinero y soldados en la ciudad, soldados que le podían haber sido muy útiles, y luego en 1518 se la dio a Maximiliam I.

  • La enemistad angloescocesa se tradujo en la alianza de Escocia y Francia contra Inglaterra. En Flodden murió Jacobo IV (rey de Escocia), batalla provocada por la necesidad francesa. Jacobo IV dejó como heredero a Jacobo V. La muerte de Jacobo en 1513 no fue aprovechada por Enrique VIII para establecer mecanismos efectivos sobre sus rivales.

  • La persona que hizo posible la campaña militar en Francia y de la Paz posterior fue Thomas Wolsey (eclesiástico), que incluyó el matrimonio de Luis XII con la hermana menor de Enrique VIII, María. Como recompensa Wolsey fue nombrado Obispo de Tournai en 1513, en 1514 Arzobispo de York, en 1515 Cardenal y sobre todo Canciller del rey (ministro de asuntos exteriores), en 1518 Legado a Pontificio, o a latere.

    La acumulación de una serie de cargos y el hecho de ser legado pontificio tiene diferentes perspectivas según historiadores: Elton & Guy.

    Elton piensa que Wolsey se valió de la confianza del rey para acumular fortuna y en el terreno político subordinar la política anterior inglesa a los intereses del Papado.

    Guy piensa que Wolsey fue un sirviente de Enrique VIII mucho más leal de lo que se pueda pensar, de lo que afirma Elton. ¿En qué se basa?.

    - Enrique VIII fue quien dictó las directrices nacionales de la política exterior inglesa y no Wolsey.

    - El rey y el canciller (Wolsey) mantuvieron contacto diario.

    - El rey interceptaba su correo de vez en cuando.

    - La incompatibilidad de cargos. ¿Cómo es posible si no fuera que Wolsey tenía la confianza del rey se amigara siendo Canciller y aceptara ser Pontificio y que podía sufrir una acusación de traición?, ¿Cómo sino se entiende eso?. No niega Guy que Wolsey fuera un tipo codicioso, la primera parte de la acusación no puede negarse. Wolsey retuvo cuatro obispados cosa contraria al derecho canónico. También se aseguró que lo nombraran abad de St. Albans. Aprovechó la confianza del rey para cometer todo tipo de abusos. Pero ¿Porque se le permitieron sus abusos y porqué el clero aceptó su conducta?.

    Desde la perspectiva del rey: Enrique VIII quería conseguir a través de Wolsey un control de la Iglesia de Inglaterra parecido al que Francisco I tenía sobre la Iglesia de Francia (por la firma de un Concordato). (Aún así fue el artífice de la Paz de 1514 entre Inglaterra y Francia.)

    Desde la perspectiva del Clero: porque preferían obedecer a un eclesiástico que al rey.

    A pesar de lo mal que terminó esa campaña (1ª campaña militar), Enrique VIII no renunció a convertirse en rey de Francia. Para que su sueño se hiciese realidad, Wolsey volvió a ponerse en marcha en 1521, ordenó una encuesta fiscal sobre la riqueza, armas y hombres de Inglaterra. Con los resultados, en 1522 Wolsey solicitó al Parlamento la aprobación de un subsidio sin precedentes. Un subsidio de 4 chelines por Libra (el 20% del valor de la riqueza mueble de los tributantes).

    Wolsey no consiguió que la aprobaran, pero su brazo derecho, T. Moro, logró que el Parlamento aprobase el cobro de 4 subsidios ordinarios sucesivamente. Estando a medias de estos cobros fue cuando Wolsey exigió un donativo extra-Parlamentario al que bautizó como Amicable Grant, proporcional a la sexta parte (1/6) de los bienes muebles de los laicos y la tercera parte (1/3) de los bienes muebles del clero. (Marzo de 1525).

    La oposición provocada por la Amicable Grant hizo que dos meses después se cancelara, la oposición fue especialmente fuerte en Kent, Norfolk, Suffolk y Cavenham.

    ¿Porqué fracasó la Amicable Grant?. Hay diferentes teorías:

    Norfolk & Suffolk algunos historiadores hablan de deslealtad hacia Wolsey de los duques de estas ciudades encargados de cobrar los impuestos en sus condados.

    Kent otros señalan el odio que sentía hacia Wolsey Warham (Arzobispo de Canterbury), que le había llevado a incitar a la rebelión en el condado de Kent.

    Otros historiadores dan especial crédito a las crónicas de la época y subrayan como fundamental el carácter extra-Parlamentario del Amicable Grant.

    Otro historiador, G. W. Bernard (en su libro: Wolsey & Amicable Grant) enumera como factores básicos del fracaso los siguientes:

    - pobreza de la gente agravada por el cobro de varios subsidios consecutivos.

    - la escasez de moneda de buena ley.

    - sobre todo en Cavenham por la crisis de la Industria textil.

    Por todo ello y sin dinero para seguir con la guerra contra Francia, Wolsey tuvo que firmar una nueva Paz en 1526 con Francia, pero no fue este fracaso la causa de su caída.

    Durante 18 años de matrimonio Catalina sólo tiene una hija, la princesa María (Tudor). El rey estaba convencido de que si moría dejando como heredera una hija desencadenaría una guerra civil, hasta tal punto estaba convencido que pensó en casarla con su hijo bastardo Henry Fitzroy. Al final confesó a Wolsey su angustia (decía que estaba maldito por la Ley Levítica), y como estaba convencido de ello se planteó como solución la anulación de su matrimonio, que se la encargó a Wolsey.

    Elton dice que los primeros pasos dados por Enrique VIII para conseguir su divorcio dan una muestra de su ineptitud y ceguera política.

    1er paso: está casado con su cuñada y el Papa le tuvo que dar una dispensa para poder casarse, entonces pidió a Wolsey que negara el derecho del Papa para dar dispensas matrimoniales.

    En 1527. (Año del Saqueo de Roma). El rey de Inglaterra pide al Papa (Clemente 7º, que era rehén de Carlos V) dispensa para divorciarse de la tía de Carlos V.

    Por eso, Enrique VIII trató de que Wolsey fuera habilitado para dictar en Inglaterra una sentencia inapelable a Roma. Wolsey estuvo a punto de lograrlo. En 1528 llegó a Inglaterra con la habilitación el Cardenal Campeggio, habilitación que le permite dictar la sentencia. En el verano de 1529 estaba a punto de dictar sentencia cuando Campeggio pidió vacaciones y se fue a Roma dejando la causa en suspenso, esto fue lo que supuso la condena de Wolsey. Enrique VIII lo acusó de traición y firmó su condena (1529). No se le ejecutó inmediatamente porque T. Cromwell le salvó la vida con una brillante actuación en el Parlamento, pero en Noviembre de 1530 fue al patíbulo, de camino a éste murió.

    Del Divorcio a la Supremacía Real. El Gobierno de Thomas Cromwell.

    La muerte de Wolsey abrió la lucha por el poder entre dos facciones que Elton llama: aragonesa y radical.

    - Facción Aragonesa: defiende la validez plena del matrimonio de Catalina con Enrique y los derechos al trono de María Tudor. Esta facción estaba compuesta por: el embajador imperial E. Chapuys, el obispo Fischer y el nuevo canciller T. Moro (cabeza más brillante del reino, aceptaría el cargo con la condición sine quanum de que él no quiere tener nada que ver con la cuestión del divorcio).

    - Facción Radical: compuesta por Ana Bolena (Anne Boleyn, amante del rey), T. Cromwell, T. Cranmer. Sus objetivos: eran más ambiciosos que los aragoneses, pretender aprovechar la crisis matrimonial para reforzar la autoridad de la corona a expensas de la Iglesia y provocar la reforma religiosa (convertir Inglaterra en protestante). En última instancia quieren emancipar por completo Inglaterra de Roma.

    En este tira y afloja salieron ganando los radicales porque fueron los que ofrecieron la solución al problema del divorcio: marginar al Papa y resolver la cuestión del matrimonio en Inglaterra.

    El primer paso fue la convocatoria de la asamblea del clero para exigirles dinero (el rey les convocó y coaccionó), les amenazó con juzgar todas las transgresiones cometidas por la Iglesia desde tiempos inmemoriales. Les arrancó 118000 (100000 de Canterbury y 18000 de York en 1531).

    En 1532 Cromwell consiguió que el Parlamento aprobase la Ley de las Anatas (Anatas' Act), impuesto que pagaba el clero de cualquier país a Roma. Prohibía, suspendía para siempre el pago de las Anatas.

    Cromwell logró que el Parlamento aprobase dos documentos;

    · El primero con el título de Súplica de los Comunes contra los Ordinarios. Este texto proclama el rechazo de los comunes a la independencia jurisdiccional de la Iglesia en Inglaterra.

    · El segundo: Sumisión del Clero, propugna la sumisión del clero de Inglaterra a la corona, aprobado por la Cámara de los Comunes fue luego presentado a la Asamblea del Clero de Canterbury para que lo confirmaran. Un día después de su aprobación, T. Moro presentó su dimisión.

    A partir de la sumisión del clero los acontecimientos se fueron sucediendo vertiginosamente. En 1533 Cranmer fue consagrado por el Papa Arzobispo de Canterbury. Antes de que acuda a Roma para su consagración se comprometió en secreto a no hacer nada contra las leyes y el rey de Inglaterra.

    Poco después el Parlamento aprueba el Acta de Limitación de Apelaciones. Ley que prohibe apelar sentencias a tribunales extranjeros.

    Una vez aprobada, Cranmer anuló el matrimonio de Enrique VIII con Catalina, lo declaró nulo en Mayo de 1533, e hizo válido el matrimonio que había contraído en secreto Enrique VIII con Ana Bolena, estando embarazada, pero con independencia del sexo del bebé la cuestión política estaba a medio camino.

    En 1534 Cromwell impulsó las leyes fundamentales del proceso de reforma. A este Parlamento se le llama el Parlamento de la Reforma. Cromwell consiguió que aprobasen las Leyes de Sucesión, Sumisión del Clero y la Peter's Pence.

    Ley de Sucesión declara válido el matrimonio con Ana Bolena y en consecuencia declara el derecho de sus descendientes al trono real.

    Ley de Sumisión del Clero convierte en ley suprema la sumisión del clero.

    Peter's Pence Act priva al Papa de la única renta que percibía de la Iglesia inglesa.

    A finales de 1534 en la siguiente sesión del Parlamento Cromwell logró que el Parlamento aprobase tres leyes importantísimas:

    - Act de Supremacía Real. (Ver fotocopia).

    - Act de Traición. Condena a muerte a todo aquel que ose poner en cuestión la ruptura con Roma y/o el derecho a la corona de los hijos del nuevo matrimonio de Enrique VIII.

    - Act de las Primicias y Décimas (First Fruits and Tenths). Establece que en adelante la Iglesia pagará a la corona la primera anualidad de cada beneficio eclesiástico (durante el primer año) y la décima parte del ingreso anual (en los años siguientes).

    Cromwell las aplicó en persona, y en virtud del Acta de Traición fueron procesadas desde 1535 hasta 1539 400 personas, de las que 65 fueron condenadas a muerte. De todas estas víctimas la más famosa fue T. Moro. Condenado a muerte por una artimaña política y ejecutado en 1535.

    Estas leyes dan cuerpo a la reforma por parte de Cromwell, pero también había otras partes. Cromwell tenía en mente alcanzar dos objetivos importantes: la uniformidad territorial y la remodelación de los órganos centrales de gobierno.

    - Por lo que atañe a la integración de los territorios, las cuatro medidas más importantes fueron:

    1) En 1535 se aprobó el Acta de Calais. Pretende reformar la administración del reducto inglés en suelo francés, pero por falta de dinero y otros mecanismos se quedó en nada.

    2) En 1536 se aprobó el Acta de la Unión. Cromwell estaba convencido de que los instrumentos empleados tradicionalmente para hacer sentir en el País de Gales la autoridad del rey no servían de nada. Como no era suficiente fue más allá. El Acta de la Unión contiene las siguientes medidas:

  • División del territorio de Gales y de las marcas galesa en condados, y la introducción de comisiones de justicia a la manera inglesa (de circuito).

  • La difusión del derecho común inglés en detrimento de las costumbres y leyes célticas.

  • El derecho de representación parlamentaria en Westminster. Se da a los nobles y a la gentry galesa el derecho a ser representados en el Parlamento de Inglaterra.

  • Supone la integración de Gales en Inglaterra.

    La aplicación de las leyes no fue inmediata, pero en 1543 una nueva ley ratificó el contenido del Acta de Unión.

    3) En 1537 Remodelación del Consejo del Norte. Cromwell dió más competencias al Consejo del Norte para que la autoridad del gobierno al Norte del Río Trent fuera mayor.

    4) En 1539 Creación del Consejo del Oeste. Pretende lo mismo que el anterior consejo pero en los condados del Oeste: Cornualles, Devon, Dorset y Somerset.

    Irlanda. No es una parte de Inglaterra, es un territorio independiente y hostil. Cromwell era consciente de ello y era utópico hacer allí lo que se hizo en Gales, así que se fijó objetivos más concretos:

    • Fortalecer las instituciones de gobierno en el área bajo control inglés (Pale y condados).

    • Someter a obediencia a los grandes señores irlandeses y especialmente a los Condes de Kildare, líderes de la oposición política a la monarquía inglesa.

    • Rendir, pacificar y debilitar a los grandes clanes irlandeses.

    Lo único que consiguió fue provocar una guerra. En 1534 se sublevó el Conde de Kildare y en 1539 los grandes clanes irlandeses se alzaron en armas en la Guerra de la Liga Gaélica, arrasaron Pale.

    - Remodelación de los órganos centrales de gobierno. Cromwell tomó medidas que afectaron a tres parcelas fundamentales:

  • Al ámbito de la toma de decisiones. Creó el Consejo Privado (Privy Council), se desgaja del Consejo Real, toma las grandes decisiones.

  • Al ámbito de la justicia. Consolidó la Star Chamber. Alto tribunal al que se traspasan las causas judiciales más importantes.

  • Al ámbito fiscal. Cromwell dividió la gestión de la hacienda del reino entre 6 departamentos especializados:

  • Exchequer: se encarga de administrar los derechos de aduanas, las propiedades antiguas del patrimonio real y los impuestos que aprueba el Parlamento.

  • Lancaster: administraba los bienes que pertenecieron a la casa de Lancaster cuando fueron reyes de Inglaterra.

  • General Surveyors: oficina de los procuradores generales, administran las rentas de los bienes confiscados por Enrique VII y Enrique VIII a los enemigos de la corona.

  • The Court of First Fruits and Tenths.

  • The Court of Wardships, (tutelas). Velaba por los derechos feudales del rey.

  • The Court of Augmentations, (creces). Velaba por los ingresos derivados de la disolución de los monasterios a partir de 1536.

  • Disolución de los monasterios. Peregrinación de Gracia.

    Comenzó a planearse en 1535, para conocer los valores de la Iglesia se hizo una encuesta fiscal, Valor Ecclesiasticus, acabada la cual Cromwell mandó que se hiciera una visita de inspección de todos los monasterios y conventos de Inglaterra, al término de ésta comenzó la disolución, se hizo en dos fases:

    • 1536, el Parlamento aprobó la disolución de los monasterios cuya renta no superara las 200 al año.

    • 1537-1540, tuvo que retrasarse por la Peregrinación de Gracia (rebelión), una vez reprimida la rebelión comenzó la disolución. Se liquidaron todos los grandes conventos y monasterios restantes negociando uno por uno con los superiores de cada uno de ellos, la corona se comprometió a pagar una pensión vitalicia a laos superiores de cada convento o monasterio.

    Así fueron cediendo uno por uno sus bienes a la corona.

    ¿Por que la disolución?. Por tres razones:

    - índole social: se llevó acabo porque de esta forma Cromwell pudo recompensar a la nobleza y gentry que había apoyado su política de reforma religiosa.

    - índole política: Cromwell pensó que acababa con el principal obstáculo a la reforma religiosa con la disolución.

    - índole económica: gracias a la venta de los bienes expropiados, la corona se embolsó entre 1536-1546, 1.300.000.

    Al margen de esto, desde 1536 hasta 1540, Cromwell se enfrentó a una serie de problemas.

    El primero, una crisis matrimonial. En enero de 1536 Ana Bolena abortó y la facción conservadora quiso aprovechar esta oportunidad para establecer los derechos sucesorios de María Tudor, por eso colaboraron en una campaña de difamación contra Ana Bolena que la llevó al patíbulo y ella y su hermano fueron ejecutados. Pero las cosas no salieron como pensaban los conservadores, ni un día después de la ejecución, Enrique VIII se casaba por tercera vez con Jane Seymour, la facción conservadora era burlada. Enrique VIII hizo aprobar una segunda Ley de Sucesión que le facultaba para elegir sucesor a la corona en su testamento. María vuelve a quedar relegada a un segundo plano.

    Mucho más grave fue la crisis religiosa provocada por la peregrinación (1535). Estalla la Peregrinación de Gracia. Comenzó en Lincoln y se extendió hacia el Norte del reino, donde fue bautizada con ese nombre. La reivindicación de los sublevados quedaba reflejada en el texto conocido como Los Artículos de Pontefract. Aunque se reivindicaron cuestiones de tipo económico o social el fondo es religioso. Los rebeldes están en contra de la reforma religiosa. Una vez reprimida (1537) Cromwell tuvo que resolver tres cuestiones: una nueva crisis matrimonial, una cuestión política y otra religiosa.

    En 1537 cuestión matrimonial. Seymour murió al dar a luz al hijo varón de Enrique VIII, y éste encargó a Cromwell una nueva esposa. Cromwell encontró una esposa perfecta en términos políticos, Ana de Cleves, porque era hermana del Duque de Cleves que ha roto con la obediencia a Roma y está en la misma situación religiosa que el rey, pero en términos personales fue un fracaso total.

    En lo político Cromwell sacó adelante el Acta de Decretos (Proclamations Act, 1539), da a los decretos reales el mismo rango que las leyes aprobadas en el Parlamento. Es un refuerzo considerable de la potestad del rey.

    Cuestión religiosa. Cromwell se vio obligado, a su pesar, a sacar adelante una ley que ratificase las creencias católicas del rey: el Acta de los Seis Artículos, confirmaba la validez de las creencias doctrinales que más preocupaban al rey:

    - Dogma de transubstanciación.

    - comunión en una sola especia.

    - voto de castidad.

    - validez de las misas privadas.

    - validez de la confesión auricular.

    - prohibición del matrimonio a los sacerdotes.

    Cromwell está en contra de todo esto, lo hace por su rey, y a pesar del éxito obtenido con la Ley de Decretos y la de los 6 Artículos no compensó el fracaso del matrimonio del rey, por lo que Enrique VIII dió como válida la acusación de que Cromwell negaba los sacramentos, fue condenado y ejecutado, eso le sirvió al rey para divorciarse de Ana de Cleves para casarse con Catalina Howard.

    El Gobierno de Enrique VIII, 1540-1556.

    En los últimos años de reinado de Enrique VIII no hubo nadie que ocupara el puesto de Cromwell, por lo que gobernó Enrique VIII, un gobierno autoritario y personal. La facción conservadora podía haber aprovechado para ocupar ese vacío, pero el rey no quiso, ni siquiera los conservadores aprovecharon para reforzar los derechos de María Tudor a la corona. Lo máximo que consiguieron fue que el rey reforzara su espíritu ortodoxo del Acta de los 6 Artículos con la publicación del King's Book (1543), el cual confirmaba las creencias católicas tradicionales del rey. En virtud del King's Book el rey satisfizo las exigencias de los conservadores prohibiendo la lectura de la Biblia a las mujeres y plebeyos. Aquí se detuvieron los conservadores.

    ¿Por que? En gran medida por culpa de una nueva crisis matrimonial del rey con Catalina Howard, año y medio después la ejecutaba por adúltera y se casaba con Catalina Parr, mujer de espíritu erasmista, cercano al protestantismo moderado cercana a las creencias religiosas de Cranmer. Posiblemente la influencia de Parr sobre el rey y sobre Eduardo (heredero) fue lo que impidió a los conservadores ganar más posiciones.

    El rasgo básico de los últimos años de Enrique VIII fue el rasgo belicista, reanudación de guerras. En 1542 Enrique VIII firmó un acuerdo con Carlos V para invadir Francia, y para impedir que los escoceses se aprovecharan del desplazamiento de tropas a Francia para atacar Inglaterra, Enrique VIII se adelantó a los escoceses agrediéndoles, se encontraron (ingleses y escoceses) en Solway Moss en Octubre de 1542, la batalla se saldó con victoria inglesa, la derrota de los escoceses hizo que un mes después Jacobo V muriese dejando por heredera a María Estuardo que en ese momento tenía 6 días de vida. Para someter a Escocia poco después se firmaron los Tratados de Greenwich que contemplaba el matrimonio de María Estuardo con Eduardo. Sin embargo estos tratados no fueron confirmados Por el Parlamento escocés, por lo que Enrique VIII ordenó que sus tropas arrasaran el Sur de Escocia en 1544, los ingleses comandados por Eduardo Seymour, saquearon el Sur de Escocia y tomaron Edimburgo, como los escoceses seguían negando la ratificación en el Parlamento hubo otra segunda devastación de Escocia en 1545.

    Mientras esto ocurría en Escocia, en Europa, concretamente en Francia, desembarcaban los ingleses, 40000 soldados, el objetivo era París, un pacto secreto entre Enrique VIII y Carlos V, pero lo que en realidad hicieron los soldados fue tomar Boulogne, reforzar el dominio inglés en Calais, incumpliendo la palabra dada a Carlos V permanecieron allí durante dos meses para nada.

    Enrique VIII comprendió que la campaña militar en Europa no había servido para nada:

    · No hay unión matrimonial.

    · No hay ganancias territoriales.

    · Gasto económico de la guerra muy elevado.

    La guerra le costó a Inglaterra 2000000. Su financiación:

    - El Parlamento aprobó subsidios y préstamos por valor de 650000.

    - El rey tomó a título personal préstamos por valor de 100000.

    - La venta de propiedades monásticas les proporcionó 40000.

    - El resto se consiguió depreciando la moneda. En los años 40 Enrique VIII puso en circulación moneda por valor de 4300000 pero rebajó el contenido de plata u oro en la moneda, la diferencia del valor real y el nominal para acuñar moneda fue el beneficio con el que sufragó la guerra.

    Irlanda. Desde la muerte de Cromwell.

    La Liga Gaélica Dureza de los oficiales encargados de aplicar el programa político de Cromwell.

    Resentimiento de la nobleza anglo-irlandesa por la forma en que se estaba llevando a cabo la reforma religiosa.

    Este fracaso de Cromwell convenció a Enrique VIII de la necesidad de tomar una nueva política en Irlanda. El responsable de ese giro en la política irlandesa fue Anthony St. Leger. La nueva política consistió en la negociación, en la conciliación. Leger convenció a muchos señores irlandeses para que introdujeran voluntariamente en sus territorios el derecho inglés en perjuicio de las costumbres gaélicas, ofreciéndoles a cambio garantía de que sus derechos jurisdiccionales no serían puestos en duda por la monarquía inglesa. Además convenció a Enrique VIII para que dejara de llamarse Dominus Hibernae y se llamara Rex Hibernae. En 1541 Irlanda se convierte en reino.

    El nuevo programa político funcionó hasta 1546 (muerte de Enrique VIII), después de la muerte los intentos de extender la reforma religiosa a Irlanda por la fuerza desataron un nuevo periodo de conflictos.

    Guerra e inestabilidad sucesoria en Escocia, 1513-1542. El Reinado de Jacobo V.

    En primer lugar ninguno de los Estuardo tuvo sobre la Iglesia de Escocia un poder similar al que los Tudor tuvieron sobre la de Inglaterra, y no se pudieron aprovechar, como lo hicieron los Tudor, en beneficio propio de la Iglesia.

    En segundo lugar, la monarquía escocesa sufrió repetidas crisis sucesorias y largas minorías de edad de los reyes Estuardo. Estas minorías de edad fueron aprovechadas por regentes que no estaban dispuestos a reforzar el poder de la monarquía a costa de debilitar los privilegios de la nobleza.

    En tercer lugar, la debilidad económica de la monarquía escocesa, la precariedad financiera hizo que a su vez, la corona dependiera de la ayuda exterior -a veces francesa, inglesa- y la hizo sensible a los cambios de coyuntura y política exterior o internacional.

    El reinado de Jacobo V ilustró estas debilidades, pero además de estos nos permite ver cuales eran los límites que no podía sobrepasar la monarquía de Escocia sopena de perder el apoyo fundamental de la nobleza.

    Cuando Jacobo V sucedió a su padre, tenía sólo 17 meses. En el orden sucesorio los siguientes eran John Steward, Duque de Albany y James Hamilton, Conde de Arran.

    El Duque de Albany fue nombrado gobernador hasta que el rey cumpliera la mayoría de edad (13 años). La estabilidad del gobierno se vio amenazada por el matrimonio de la reina viuda con el Conde de Archivald. Albany arrancó a Jacobo de las manos de su madre y desterró a Margaret, y su marido.

    Al utilizar la fuerza, la nobleza escocesa se levantó en contra del gobernador de Albany. Alianza nobiliaria.

    En este conflicto, repercusión exterior porque Albany era partidario de la alianza con Francia y Arran era un peón de Enrique VIII. (Estaba en juego que Escocia fuera aliada de Inglaterra).

    A pesar de tener la alianza con la nobleza, Albany derrotó a sus enemigos, no los reprimió, sino que se reconcilió con Arran, permitió que volviera Margaret, su marido y apaciguó loa ánimos. Gracias a esta prudencia se mantuvo en el poder hasta la mayoría de edad de Jacobo V.

    A medida que se acercaba la fecha de coronación de Jacobo, crecía la hostilidad entre las dos facciones cortesanas y por fin Arran, con el respaldo de Margaret Tudor proclamó rey a Jacobo unos meses antes de lo que estaba previsto. Pero en realidad el joven rey Jacobo V siguió sin regir su propia vida porque en la coronación se acordó que por riguroso turno el rey permaneciera bajo tutela de los grandes señores del reino de Escocia (así nadie influía mucho tiempo en él), el turno se mantuvo hasta que le llegó la hora al Conde de Angus.

    En 1525 le llegó el turno a Angus, y durante 2 años mantuvo al monarca en su poder y se sirvió de él para detentar (poseer sin derecho algo que no le pertenece a alguien) el mando. Durante dos años Angus hizo y deshizo a su antojo.

    Tanta concentración de poder acabó por levantar la oposición del resto de la nobleza, provocaron su caída en Julio de 1528.

    La nobleza derribó a Angus y el rey pudo comenzar a gobernar por sí mismo (16 años). El objetivo del rey: el eje de su política fue incrementar los ingresos de la corona, el fortalecimiento de su poder dependía del crecimiento de la hacienda real. Acrecentó sus ingresos por tres vías:

  • Donativos arrancados a la Iglesia. En 1531, Jacobo V obtuvo una bula de Clemente VII, autorizándolo a percibir el 10% de las rentas anuales de la Iglesia escocesa. Negoció con el Papa para casarse con una Medici. En 1535 convenció a Pablo III para que le reconociera la facultad de nombrar los candidatos que debían cubrir las sedes vacantes y haciendo uso de ese derecho (tenía 23 años) colocó al frente de las abadías más ricas de Escocia a algunos de sus seis hijos bastardos, parte de cuyas rentas fueron al tesoro real (20000 al año).

  • Las dotes de sus esposas. Jacobo V se marcó la meta de casarse con una princesa francesa. En 1535 alcanzó un acuerdo con Francisco I para casarse con Magdalena, su hija. El matrimonio se celebró a comienzos de 1537, y por dote Magdalena aportó 100000, murió y poco después se casó don María de Guisa, hija del Duque de Lorena, que aportó otras 150000.

  • Política penal: Las multas impuestas a la nobleza y al clero. Jacobo V impuso muchas multas a la nobleza escocesa y al clero por abusar del `derecho de sagrado' entre otras cosas. Se calcula que gracias a las propiedades confiscadas a los nobles díscolos se triplicó la renta del patrimonio real de 5000 a 15000 anuales. A largo plazo, la voracidad fiscal de Jacobo V le costó la pérdida del apoyo de la nobleza justo cuando más lo necesitaba, cuando Escocia entró en guerra con Inglaterra en 1542.

  • A raíz de esto Jacobo V se dio cuenta de la brecha que le separaba de la nobleza y en el mismo campo de batalla la nobleza le abandonó retirando sus tropas. El rey no sobrevivió a esta humillación y murió tres semanas después, dejando por heredera a una niña de 6 días de vida.

    Tema II. El Periodo Isabelino.

    Avances Calvinistas y Reacción Católica: los Reinados de Eduardo VI y María Tudor.

    En los últimos meses de 1546 la decadencia física de Enrique VIII era muy evidente y crecía la pugna entre las facciones cortesanas. La facción conservadora quedó marginada totalmente. El gran beneficiado de la decrepitud de Enrique VIII fue el tío de Eduardo (príncipe heredero); E. Seymour.

    El 26 de diciembre de 1546 Enrique VIII modificó su testamento y estableció el siguiente orden sucesorio:

    • Príncipe Eduardo.

    • Princesa María.

    • Princesa Isabel.

    Excluye a los Estuardo (Jacobo V). Además el testamento prevé un consejo de regencia al que da libertad de gestión y autoriza a compensar a aquellos que les ayuden. Con ese testamento en la mano E. Seymour tomó el poder cuando el rey murió y se apresuró a beneficiarse de todo cuanto pudo.

    El reinado de Eduardo VI va desde 1547 hasta 1553, en realidad fue el reinado de sus consejeros (9 años y muere a los 15). El consejo de regencia nombró s Seymour protector del reino y le concedió el título de Duque de Somerset.

    Somerset se trazó dos objetivos básicos muy ambiciosos:

    • Unir las coronas de Escocia e Inglaterra en la cabeza de su sobrino.

    • Extender el protestantismo en Inglaterra.

    La idea de Somerset era hacer ampliar los Tratados de Greenwich a cualquier precio. Envió a sus ejércitos repetidas veces contra los escoceses para nada. A pesar de algunas victorias iniciales (Batalla de Pinki), los ingleses no pudieron vencer a la facción francófila que gobernaba en Escocia y tuvo que cesar en su empeño de la unión de coronas. Así pues fracasó en su primer objetivo.

    En la segunda cuestión, durante el reinado de Eduardo VI Inglaterra se convirtió en un refugio de protestantes europeos; llegaron muchos teólogos protestantes europeos, entre ellos seguidores de Zwinglio (los más radicales). El talante moderado de Cranmer bastó para contener la reforma, pero aún así hubo reforma. En 1549 Somerset consiguió que se aprobara el Book of Common Prayer (1ª Liturgia), era un intento de compromiso entre Católicos y Protestantes, pretendía reconciliar sus diferencias pero no satisfizo a los reformistas, que lo veían como una liturgia demasiado moderada, por lo que no llegó a tener un verdadero efecto real a pesar de su aprobación en el Parlamento. La ley que convirtió en oficial la Liturgia fue el Acta de Uniformidad (1ª Acta).

    Los vaivenes de los protestantes religiosos de Somerset y el fracaso de la guerra de Escocia hizo de Inglaterra una caldera a punto de estallar. El detonante fue las malas cosechas de los años 48 y 49, en el 49 se produjeron grandes rebeliones contra el gobierno de Somerset:

    • Western Rebellion.

    • Kett's Rebellion.

    Ambas son confusas, se mezcla todo, el hambre, penuria, oposición a la política religiosa de Somerset, carestía, fracaso en la guerra. La facción conservadora aprovechó las dos rebeliones, en las que murieron 1500 y 2000 personas respectivamente, para provocar la caída de Somerset y anular el Protestantismo.

    La trama que acabó con Somerset fue compleja. En el fondo era una conjura conservadora, pero el principal personaje de ésta fue un personaje difícil de clasificar: John Dudley, en adelante gobernaría con el título de Duque de Northumberland.

    Dudley impulsará más aún que Somerset la expansión del protestantismo, dio un impulso decisivamente a la reforma. ¿Porqué?. Dos razones:

    1ª. Sabiendo que el rey Eduardo VI era protestante, quería congraciarse con él.

    2ª. Northumberland impulsó la reforma protestante porque estaba interesado personalmente en apropiarse de los bienes que conservaba el clero secular.

    Sea como fuere, a partir de 1550, los obispos católicos empezaron a caer y los protestantes se hicieron con el control del gobierno.

    El hito fundamental de su gobierno fue el segundo Prayer Book en 1552, confirmado por una segunda Acta de Uniformidad. El Prayer Book supone la llegada de la Iglesia Anglicana al protestantismo, es una llegada efímera.

    El Acta de Uniformidad obligaba a todos los ingleses y galeses a asistir a los servicios religiosos y remplazar el primer Prayer Book por el segundo. Para asegurar el cumplimiento de la segunda Acta de Uniformidad, la ley castigaba con cadena perpetua a quién vulnerara por tres veces la norma. La vigencia del Prayer Book fue muy corta, en 1553 enfermó y murió el rey Eduardo VI. Northumberland era consciente de que con la muerte de éste terminaría la reforma protestante y su propia vida, la sucesora sería María Tudor, católica, por eso intentó sin éxito convencer al rey para que modificara el orden sucesorio, declarando ilegítimas a sus hermanastras y concediendo la corona a Jane Grey, sobrina de Enrique VIII. Tras su muerte María Tudor le sucedió, en Julio de 1553 comenzó su reinado a los 37 años, eligió como marido a Felipe II. ¿Por qué a Felipe II?. Lo eligió porque supuso que era el mejor defensor de la Iglesia Católica que podría encontrar.

    Esto por un lado y sus depresiones por tener un hijo varón fueron la causa de constantes tensiones. En cuanto subió al trono María remodeló el gobierno, ejecutó a Northumberland, expulsó a los partidarios de éste del consejo privado y los sustituyó por cortesanos que le habían sido fieles, en su mayoría católicos. De entre ellos destacó S. Gardiner, encargado de restablecer los vínculos con Roma. El Parlamento se reunió en 1553 y revocó el Acta de Uniformidad y otras leyes de contenido protestante, aunque no todas. La cámara de los comunes discutió el asunto del matrimonio con Felipe II y puso condiciones para impedir que Inglaterra quedara subordinada a los intereses estratégicos de España. Condiciones que se reflejarían en las capitulaciones matrimoniales.

    A medida que se concretaba el matrimonio creció la oposición a esta alianza entre los antiguos gobernantes protestantes del reinado de Eduardo VI. Empezaron a fraguarse conjuras para asesinar a la reina. Sólo una se puso en práctica. El líder de la rebelión contra la alianza Anglo-Europea fue Sir Thomas Wyatt, (había sido el hombre de confianza de Somerset) en Enero de 1554 reunió 3000 soldados y avanzó sobre Londres con el objetivo de destronar a María y entregar la corona a Isabel. Pero la rebelión fracasó y Wyatt fue ejecutado. El fracaso dejó libre definitivamente el camino a la celebración del matrimonio. Felipe II llegó a Inglaterra en Julio de 1554 y se casó cinco días después. Como deseo de ambas partes se dio máxima prioridad a la reconciliación con Roma.

    Problema: el destino de los bienes expropiados a la Iglesia. Para solucionar este problema en el seno del gobierno se dan dos posiciones antagónicas: la de propietarios de bienes confiscados que se niegan a devolverlos y la de los obispos católicos nombrados por María que consideran la devolución algo fundamental.

    A finales de 1554 desembarcó en Inglaterra la persona que resolvería este problema, el Cardenal R. Pole, enviado por Roma con la misión de restablecer la obediencia de la Iglesia de Inglaterra a Roma. No por casualidad su regreso (había sido exiliado) coincidió con la anulación por parte del Parlamento del Acta de Supremacía Real y de las condenas de los católicos exiliados desde los años 30. A cambio Pole trajo consigo la dispensa Papal que garantizaba la legitimidad de títulos de propiedades a los dueños de bienes confiscados a la Iglesia.

    Una coas era restablecer las relaciones con Roma y otra restablecer el Catolicismo en Inglaterra, pero la primera no implica la segunda de forma automática. Aunque Pole quería hacer las cosas de forma pacífica, negociando, la urgencia de la reina le llevó a recurrir a la fuerza. Desde su llegada hasta la muerte de la reina fueron quemados 300 protestantes y otros muchos murieron en la cárcel.

    Debido a esta represión muchos protestantes se exilian a Europa y desde allí empiezan una campaña de propaganda contra el catolicismo, María y España.

    Para acabar de complicar las cosas, en 1555 se produjeron 2 hechos que agravaron la tensión en Inglaterra:

    • La elección como Papa de Pablo IV.

    • La abdicación de Carlos V a favor de su hijo.

    Eso significaba:

  • Que Felipe II es rey de España. A partir de la abdicación, la política exterior queda supeditada a los intereses de España.

  • Pablo IV, elección de un Papa antiespañol, lo que deterioró las relaciones entre Roma y España.

  • La obsesión antiherética del nuevo Papa, le llevó a tomar como buenas las acusaciones de luteranismo hechas contra el Cardenal Pole.

  • Esta obsesión antiherética empeoró más en 1557.

    Felipe II regresó a Inglaterra para asegurarse la colaboración inglesa en la guerra contra Francia. El pretexto que le sirvió para obtener esa ayuda fue un temerario intento de invasión de Inglaterra por un protestante: Stafford. Como resultado de esta guerra los ingleses perdieron para siempre Calais y además dejó en estado calamitoso la hacienda del rey. El déficit del tesoro, la pérdida de Calais y en general el fracaso de la guerra hicieron empeorar rápidamente la salud de la reina, y también que menguara el apoyo popular hacia ellos.

    Finalmente en Noviembre de 1558 murió. 12 horas después murió el Cardenal Pole. Con ello termina el intento de restauración del Catolicismo en Inglaterra.

    El Reinado de Isabel I. Refuerzo y Límites del Poder Real.

    Isabel sucedió a María Tudor con el entusiasmo general. No es posible determinar exactamente sus creencias religiosas. Era protestante y tendía a la moderación. Sin embargo, su personalidad política era muy diferente a la de su hermanastra. Si había un rasgo que definiera a Isabel era el pragmatismo y la prudencia. De ello hizo su mejor arma política, también le ayudó mucho a consolidar el régimen su primer ministro, Sir W. Cecil, quién se aseguró de rodearse de gente fiel en los puestos claves del gobierno y no permitía nunca que tomasen decisiones por sí mismos. Cuando Isabel subió al trono su atención recayó en el ajuste religioso (Isabelithm Settlement), por su parte los protestantes promovían motines antipapistas e iconoclastas. Lo que llevó a la reina a decretar silencio a la Iglesia y que dejasen de trabajar los tribunales contra la herejía establecidos por María Tudor, hasta que el Parlamento tomara la decisión sobre que religión debería regirse.

    A Isabel se le plantea un dilema: ¿debía abjurar de la religión de María o no (el Papa de Roma no le reconocía legitimidad) y en caso de rechazar la religión de María, debía optar por la posición doctrinal de Enrique VIII o por la de Eduardo VI?.

    El Parlamento se reunió en Febrero de 1559 para resolver la cuestión religiosa. Cecil presentó un proyecto de ley que establecía la Supremacía Real y el Prayer Book de 1552 (opta por Eduardo VI, el protestantismo). No se aprobó. La Cámara de los Comunes si lo hizo pero la detuvo la Cámara de los Loores (que eran obispos Católicos de María Tudor). Eso obligó a Cecil a purgar la Cámara de los Loores y en Abril volvió a presentar las propuestas de Ley que esta vez sí se aprobaron, con una ligera modificación, y una tercera Acta de Uniformidad.

    Ligera variación: dice que el rey es el gobernador supremo de la Iglesia Anglicana. Esto sirvió para contentar a los rigurosos que decían que sólo Jesucristo era cabeza de la Iglesia.

    La 3ª Acta de Uniformidad reintroduce la de 1552 con pequeñas variaciones:

    Relativas al sacramento de la Eucaristía.

    Relativas a los ornamentos del clero.

    No habían acabado de solucionar la cuestión religiosa, cuando se vio metida en un nuevo problema. Cuando disolvió el Parlamento en Mayo de 1559 España y Francia habían firmado la Paz y entonces Isabel pudo negociar un acuerdo de Paz con Francia, el acuerdo era ventajoso para Inglaterra, contemplaba la devolución de Calais, pero después de haber firmado el acuerdo murió el rey de Francia (por lo que quedó en papel mojado) y a Enrique II lo sucedió Francisco II, casado con María Estuardo (reina católica de Escocia y pretendiente a la sucesión en el trono de Inglaterra). Isabel se ve atrapada en dos frentes. Cecil le hizo ver las ventajas que se podían obtener si invadían Escocia, bloquear las aspiraciones de convertirse en reina de Inglaterra y convertir Escocia en un país satélite inglés. Isabel decidió enviar tropas a Escocia en 1560 pero para entonces ya habían zarpado refuerzos franceses hacia allí. Los barcos franceses naufragaron, Francisco II estuvo a punto de ser capturado por los protestantes franceses (hugonotes); en Junio de 1560 murió María De Guisa y en Diciembre murió Francisco II. Todo eso hizo que los franceses abandonaran Escocia y que María Estuardo tuviera que tolerar el triunfo protestante en Escocia.

    Una vez liquidada la amenaza católico-franco-escocesa el gobierno isabelino se centró en los años 60 en dos cuestiones:

  • Cuestión Sucesoria. Isabel no tiene hijos, ni siquiera marido. Los pretendientes a la corona eran María Estuardo, Margaret Douglas (Condesa de Lennox) y Lady Catherine Grey. El consejo privado estaba dividido. María Estuardo era la mejor solución, pero su tozudez y catolicismo la hacían difícilmente designable como heredera. Para otros la mejor era C. Grey (porque era protestante). María Estuardo, para reforzar sus posibilidades se casó en 1565 con el hijo de la Condesa de Lennox, Lord Darnley (su primo) fundiendo dos coronas en una sola, esta maniobra política tuvo resultados positivos, nació Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra. Sin embargo, en Julio de 1567 su marido fue asesinado y se casó con el que se suponía el inductor del asesinato de su marido el Conde de Bothwell (error político). Así pues la nobleza escocesa le obligó a abdicar en favor de su hijo. La cuestión sucesoria quedó aparcada hasta el final del reinado de Isabel.

  • Consolidación de la Autoridad de Isabel. Isabel y Cecil eran conscientes de que la adhesión con el Norte de Inglaterra a la reforma protestante era muy débil. Para reforzar la autoridad del gobierno en el Norte de Inglaterra Cecil separó a los grandes aristócratas de aquella región. La nobleza del Norte reaccionó organizando un levantamiento militar contra Isabel (Northern Rising). 5000 católicos tomaron las armas para destronar a Isabel y ofrecer el trono a María Estuardo (1569), eliminar a Cecil y reconciliarse con Felipe II. El Northern Rising fracasó y el gobierno Isabelino aprovechó el fallido levantamiento para ejecutar a 700 rebeldes y arrasar cerca de 300 poblaciones fronterizas, después Isabel confiscó las propiedades de los nobles de los rebeldes y los redistribuyó entre personas que le eran fieles, favoreciendo la reforma protestante en el Norte de Inglaterra.

  • Los apéndices inmediatos fueron:

  • Excomunión de Isabel (1570).

  • En 1570 el Papa excomulgó a Isabel, pero no tuvo consecuencias positivas, sino todo lo contrario. No ayudó a los rebeldes, ya había sido reprimido el levantamiento, pero a los ojos de la reina hizo ratificar su visión de la realidad:

    Católicos traidores; protestantes fieles a la corona.

    Por eso, en Abril de 1571, se reunió el Parlamento y aprobó nuevas leyes contra los católicos. Tres leyes, una nueva Acta de Traición, una segunda ley que castiga la posesión de bulas y documentos emanados de Roma y una tercera que permite confiscar e incorporar al patrimonio regio los bienes de los católicos exiliados.

  • Complot de Ridolfi (1572).

  • Fue el resultado de la ejecución de estas leyes contra los católicos. Ridolfi era un banquero italiano que tenía relaciones financieras con Felipe II. Organizó una conspiración encaminada a conseguir que un ejército español desembarcara en Inglaterra para destronar a Isabel y otorgar la corona a María Estuardo. En esta conjura estaban implicados además de Ridolfi y Felipe II, el Papa Pío V, María Estuardo y algunos aristócratas ingleses, especialmente el Duque de Norfolk.

    En Enero de 1572 se descubrió a tiempo la trama y la conjura fue desactivada. Norfolk fue decapitado y a punto estuvo de serlo María Estuardo.

    En Agosto de 1572 se produjo la célebre Masacre de Saint Bartolomé; fueron asesinados 13000 hugonotes. La masacre tuvo consecuencias inmediatas en Inglaterra. Pensaron que se podría producir una alianza entre los católicos contra los protestantes, lo que provocó que se adoptaran medidas en el gobierno y en la política exterior.

    En el gobierno empezaron a entrar en el consejo privado personas de marcado carácter protestante (radical), entre ellos: Walsingham (puritano) y Dudley (Duque de Leicester).

    En la política exterior también se produjeron cambios (1572-1585). La política exterior estuvo presidida por tres ideas básicas:

    Prestar ayuda indirecta a Holanda contra España.

    Presionar diplomáticamente a Felipe II para que conceda un cierto grado de autonomía política a Holanda.

    Firmar una alianza con los hugonotes franceses.

    En 1585 los triunfos conseguidos por los españoles en los Países Bajos hicieron temer a Isabel la invasión de Inglaterra. A partir de 1585 se entra en una fase de pre-guerra. La 1ª víctima de esta nueva atmósfera fue María Estuardo. En 1586 se descubrió que María Estuardo estaba mezclada en un nuevo complot contra la reina, el Complot de Babington. En Diciembre de 1586 María Estuardo fue condenada a muerte y aún así, Isabel se resistió a dar la orden de que se ejecutara la sentencia. Sin embargo, cuando se difundieron los rumores de que los españoles habían desembarcado en Gales, Isabel no pudo resistir mas la presión y dio la orden de ejecución.

    Para entonces (1586-87), la tensión entre España e Inglaterra era de total crisis. Sobre todo a raíz de que Leicester, sin conocimiento de la reina, aceptase el nombramiento de Gobernador General de Holanda (equivalía a reconocer la autoridad inglesa sobre Holanda). Para Felipe II era la declaración de guerra. Desde 1586 empezaron los preparativos para invadir Inglaterra.

    La Armada Invencible. En 1586, los preparativos ya casi estaban acabados. En 1587 ya estaban listos para empezar, pero el Corsario Drake hundió 30 barcos de guerra, lo que retrasó el ataque un año más, hasta Julio de 1588.

    Unos 120 barcos españoles preparados para partir y llegar a Flandes, donde esperaban 17000 hombres, españoles, flamencos, alemanes. Con el objetivo de conquistar Inglaterra, pero si no se conseguía una victoria decisiva, al menos el objetivo secundario era levantar en pie de guerra a los católicos ingleses (Norte de Inglaterra) y a los irlandeses de manera que Isabel se viera obligada a tolerar el culto católico en Inglaterra.

    La Armada Invencible.

    El 19 de Julio fue vista por primera vez al sudoeste de Inglaterra en las Islas Seilly, fueron atacados por los barcos de guerra ingleses (más pequeños y manejables, pero menos veloces), y se perdieron dos barcos españoles, siguieron y llegaron a Flandes. Embarcaron todas las tropas. El 28 de Julio zarpan hacia Inglaterra y son abordados por los ingleses en el Canal de la Mancha. El 29 de Julio, con tres barcos más huyen al Norte perseguidos por los ingleses que se van retirando poco a poco. Llegan al Norte de Inglaterra y se encaminan hacia Irlanda, pero al llegar a las Islas Orkney les sorprendió una galerna (tormenta muy grande) y al no tener anclas (las habían cortado para no ser apresados) la mayoría chocaron contra los arrecifes, murieron 5000 hombres, el resto volvió a casa.

    La Afirmación del Anglicanismo.

    Se puede decir que hay dos grandes visiones de este problema: aquellos que dicen que Inglaterra se convirtió rápidamente en un país protestante y los que afirman que fue un proceso lento.

    Dentro de los que afirman que triunfó rápidamente están los que afirman que el triunfo de la reforma se produjo gracias sobre todo a la presión de la corona (Elton), y otros como A.G. Dickens que piensan que fue más por efecto de la conversión espontánea del pueblo que por la presión de la corona.

    Elton concibe la reforma como una pieza más del programa de reformas políticas de T. Cromwell (años 30). Según esta, el pueblo de Inglaterra aceptó los cambios religiosos movidos por las acciones de propaganda y de represión del gobierno de Inglaterra.

    La acción de la corona a favor de la reforma habría culminado en el reinado de Eduardo VI. ¿Porqué la aprobación de la Liturgia Protestante, las campañas de destrucción de símbolos católicos, etc.…?. La visión de Elton encuentra el respaldo de P. Clark, un historiador que publicó un libro sobre la reforma en el estado de Kent, que pertenece a la diócesis del Arzobispo de Canterbury (Cranmer). Según Clark, en Kent se puede comprobar por efecto de las campañas de predicación, impulsadas por Cranmer que las gentes del condado se habían convertido antes al protestantismo antes incluso de la muerte de Eduardo VI. Y aún va más lejos, el rey se habría mostrado partidario del protestantismo. Nadie pone en duda la tesis de Clark sobre Kent, pero se hacen tres observaciones (hay tres circunstancias que la hacen especial a Kent, por lo que no se puede generalizar):

    1.Kent está muy cercano a Londres, la gentry de Kent era especialmente sensible a las órdenes emanadas de la Corte.

    2.Kent, era un condado marítimo en el que la influencia de los protestantes europeos era mucho mayor que en otros condados.

    3.La cabeza de la iglesia de Kent era Cranmer, máxima autoridad después del rey.

    Dickens cree que Inglaterra se convirtió muy pronto en protestante como resultado de la conversión espontánea y voluntaria de las gentes del pueblo. Los Lollards (lollardos) eran una secta medieval caracterizada por su interés por la lectura de la Biblia. Según Dickens es la influencia de los lollardos junto con los protestantes europeos llegados a Inglaterra lo que facilitó la difusión del protestantismo.

    La tesis de Dickens ha sido aplaudida por C. Cross. A pesar de tener su respaldo, los historiadores de la reforma han puesto muchas objeciones a la tesis de Dickens, básicamente presentan dos problemas fundamentales:

    Sólo una minoría sabe leer, en un país de analfabetos como es Inglaterra en el S.XVI es posible que la difusión del protestantismo fuera rápida en las ciudades pero no en las zonas rurales (lo que supone la mayoría de la población).

    Dar por supuesto la rápida conversión de Inglaterra al protestantismo es negar la influencia de la Iglesia Católica sobre la gente. Falso, se puede comprobar mediante los sufragios por las almas de los difuntos, herencias a la Iglesia etc.…

    Se demuestra que el caso de Kent es un caso excepcional.

    La historiografía más reciente defiende la conversión más lenta. Con matices distinguiremos entre:

    Importancia a la acción de la corona (sobre todo represiva y punitiva). Aquellos que destacan la importancia de la acción de la corona, las medidas de castigo fueron: Williams y Haigh.

    Importancia del pueblo. La última palabra la tenían los fieles, el pueblo. En este sentido destacan M. Bowker. Estudio sobre la Diócesis de Lincoln. Esa diócesis reunía características enormemente favorables para una temprana difusión de la reforma protestante:

    • En esa diócesis estaba la Universidad de Cambridge.

    • En esa diócesis había ciudades populosas: Leicester.

    • Esa diócesis había sido un área de fuerte tradición Lollarda, los lollardos habían alcanzado un gran peso.

    A pesar de todo eso, apenas se detectan cambios religiosos profundos hasta muy entrada la segunda mitad de la centuria (80-90).

    Inglaterra se convirtió en un país protestante tarde, pero, por un lado sin la acción de la corona (impulso inicial) y su tenacidad no se habría convertido jamás. Por otro lado, sin la participación de los predicadores protestantes, especialmente puritanos, los fieles no habrían abandonado sus creencias para abrazarse al protestantismo.

    Si afirmamos que se convirtió tarde, habrá que ver de qué forma contribuyó el régimen Isabelino para su conversión.

    La primera piedra que puso fue el Establecimiento Isabelino en 1559: restablecimiento del Acta de Supremacía Real y el Acta de Uniformidad; que ratifican el Acta de Liturgia de 1552.

    El Establecimiento Isabelino fue seguido de un conjunto de leyes para reformar la adhesión del pueblo a la nueva liturgia real, que contempla lo siguiente:

    • Se obligó al pueblo a acatar la Supremacía Real, mediante el juramento en dos tribunales (Al Norte en York y al Sur en Canterbury).

    • Se suprimieron formas de devoción tradicionales (P.Ej.: sufragios por el alma de los muertos, o las reliquias).

    • Se ampliaron las competencias de los jueces de paz para perseguir a los disidentes religiosos.

    • Se intentó someter al control de la corona la predicación.

    • Se crearon tribunales para censurar las ediciones de libros religiosos.

    Los efectos de estas leyes se dejaron sentir muy pronto. Posiblemente el ámbito donde más se hizo sentir fue en el de las vocaciones sacerdotales. La Liturgia Anglicana de 1559 (la de 1552) no reconoce al sacerdote el poder de consagrar. El sacerdote es predicador de la palabra de Dios, pero no consagra, porque la liturgia no reconoce el carácter milagroso de la misa, ésta es un acto de reflexión de la palabra de Dios, de las escrituras. Como resultado se produjo una pérdida por las vocaciones sacerdotales.

    El régimen Isabelino siguió aprobando leyes contra los Católicos. Isabel, en los años 80, hizo aprobar nuevas leyes deliberadamente crueles:

    • Act to Retain the Queen's Majesty's Subjects in their Due Obedience (1581). Convierte en traición la conversión voluntaria al catolicismo o el intento de convertir a alguien en Católico.

    • En 1585, el Parlamento aprobó el Acta Por/Para la Seguridad de la Reina, destinada a reprimir a los misioneros católicos enviados desde Roma a Inglaterra (Especialmente jesuitas). En virtud de esta ley, fueron ejecutados desde 1585 hasta 1603 alrededor de 123 clérigos.

    ¿Porqué enviaba el Papa misioneros?. Por que se morían los sacerdotes católicos ingleses y no habían sustitutos. Se ha estudiado muy bien esto y en los condados del norte de Inglaterra (Yorkshire & Lancashire) se ha calculado que en 1571 continuaban en activo unos 200 párrocos católicos. En 1591 sólo seguían 50. La nobleza y la gentry podían permitirse el lujo de ocultar en sus casas a sacerdotes católicos (misas privadas, etc.…). Por eso durante el reinado de Isabel la religión católica fue quedando arrinconada al ámbito de la vida privada exclusivamente. No fue suficiente el envío continuo de misioneros para que siguiera siendo algo público. Se calcula que durante la época Isabelina llegaron a Inglaterra unos 470 misioneros católicos.

    Para convertir a los ingleses en católicos utilizaron medios de persuasión y adoctrinamiento. Las iniciativas extragubernamentales fueron más importantes. En 1560 se publicó la Biblia de Ginebra, redactada por calvinistas ingleses exiliados en Ginebra durante el reinado de María Tudor.

    Tenía algunos puntos especiales: aparte de una cuidada traducción al inglés, tenía notas que explicaban los pasajes más confusos siempre en un sentido calvinista.

    Para contrarrestar el efecto de esta Biblia, la jerarquía anglicana tuvo que dictar su propia Biblia La Biblia de los Obispos, 1568, a pesar de tener el respaldo de la corona no pudo competir con la Biblia de Ginebra ya que era más leída.

    Además se dictaminaron tanto por parte de la Iglesia Anglicana catecismos y tratados divulgativos caracterizados por su contenido antipapista y antiespañol.

    En 1563 para precisar la doctrina de la Iglesia Anglicana se aprobaron los llamados 39 Artículos (el anglicanismo está basado en estos 39 artículos hechos por Cranmer). En esencia el fondo de la doctrina es protestante pero conserva restos católicos. Confirma los dogmas:

  • Justificación por la Fe (te salvas por tu Fe).

  • Las escrituras como norma suprema.

  • Rechazo de mediaciones.

  • Liturgia en lengua inglesa (vernácula).

  • Fondo Protestante + restos Católicos estructura de la Iglesia: a lo Católico exceptuando el Papa.

    Esta combinación de elementos no satisfizo a los católicos y tampoco a los puritanos, de forma que los puritanos se dedicaron a predicar por su cuenta al margen de las directrices del gobierno.

    ¿Hasta que grado el éxito del protestantismo se debe a los puritanos?

    Puritanos define a aquellos que desean depurar todos los residuos católicos de la Iglesia Católica. Los puritanos se niegan a reconocer la autoridad de los obispos y quieren construir una Iglesia lo más fiel posible al espíritu evangélico. Fieles pastores en igualdad (no jerarquías).

    Diferencia entre puritanos y anglicanos: no pasaron del terreno doctrinal, Isabel no actuó contra ellos. Cuando los primeros 70 puritanos se organizaron como grupo político (su propio grupo dentro de la Cámara de los Comunes) Isabel decidió desarticularlos como fuerza política. La fecha más importante es 1577, “El Canto del Cisne” del movimiento Puritano.

    Frindal era tolerante con los puritanos, Isabel lo sustituyó por Whitgoift.

    Los puritanos querían convertir la Iglesia anglicana, querían un modelo calvinista (en el S.XVI); pero el puritanismo fue desarticulado.

    Las Contradicciones del Final del Periodo de Isabel.

    De manera casual después del fracaso de la Armada Invencible, fueron muriendo los consejeros de la reina que habían postulado por una política exterior intervencionista. Leicester murió pocos meses después de la Armada Invencible. Cecil (mano derecha de Isabel) tuvo las manos libres para promover a personas adictas a su orientación política, y especialmente a su hijo Robert Cecil. En los años 90, Robert Cecil con el apoyo de su padre concentró un nuevo poder y monopolizó el poder, pero provocó que sus enemigos se aglutinaran en torno al último de los amantes de la reina Isabel.

    Debe Reaux Conde de Essex. Este Conde era un _____ caprichoso que se convirtió en el nuevo “aladí” de los protestantes, tomó el relevo de Leicester, y así la última década del S.XVI se convirtió en un pulso personal entre Essex y Robert. La lucha por el poder alcanzó su punto álgido en el verano de 1598. En 1598 la reina se enojó con él por una discusión (___________y le dio la espalda a la reina) y le retiró su apoyo y poder. Essex se lo jugó todo a una carta, consiguió que la reina lo nombrara Lugarteniente de Irlanda; parte hacia Irlanda con una campaña propagandística, pero seis meses después lo único que trajo consigo fue la rebelión de los irlandeses.

    En Septiembre de 1599 irrumpió por sorpresa en el dormitorio de la reina para pedirle perdón (por ausentarse de Irlanda sin su permiso) y fue procesado por negligencia y por abandonar el cargo sin el consentimiento de la reina. Fue privado de todos sus privilegios y arrestado durante el tiempo que la reina consideró necesario.

    En 1600 Isabel le levantó el arresto pero le dejó sin privilegios (monopolio) sobre el vino dulce, lo condujo la reina. Essex explotó y decidió asesinar/secuestrar a la reina. En Navidad de 1600 tenía el plan ya diseñado pero alguien sospechó algo y en Febrero se dobló la guardia de la reina, Essex modificó sus planes para que hubiera una manifestación en Londres, así la reina le daría el gobierno. La sublevación fracasó y Essex fue juzgado y condenado. En esos 2 años Robert Cecil garantizó la sucesión pacífica de Jacobo Estuardo (VI de Escocia y Iº de Inglaterra).

    Jacobo era el candidato indiscutible. Robert Cecil le preparó el camino a la sucesión. Las negociaciones entre Jacobo y Cecil se hicieron en estricto secreto y sin forzar las cosas.

    Cuando Isabel enfermó en Febrero de 1603, Robert Cecil preparó el texto de la proclamación de Jacobo de Escocia. Isabel murió el 24 de Marzo de 1603.

    La reforma en Escocia. Los Reinados de María Estuardo Y Jacobo VI.

    Durante la segunda mitad del S.XVI, la monarquía escocesa se enfrentó a dos de los problemas más graves con que se podía encontrar cualquier casa reinante: La inestabilidad sucesoria (provocada por la minoría de edad), y la disidencia religiosa.

    Cualquiera de estos dos problemas por sí mismo podía ser causa de colapso de una dinastía, y sumados ambos podían ser letales.

    Lo peculiar del caso escocés es que a largo plazo los efectos fueron duraderos, provocó la reforma en Escocia, sin embargo estos dos problemas no acabaron con los Estuardo.

    En 1542 murió Jacobo V, le sucedió una niña: María Estuardo. En su testamento Jacobo confió el gobierno a un consejo de regencia presidido por el conde de Arran en calidad de gobernador. A comienzos del 1543, Arran dio un inesperado giro a la política escocesa: compartía las labores de gobierno con el Cardenal Beaton (además era canciller), que durante el reinado de Jacobo V había confeccionado una lista negra de nobleza herética encabezada por Arran.

    La respuesta de Arran:

    • En primer lugar, ordenó la deportación del Cardenal Beaton por la edición de la lista negra.

    • En segundo lugar permitió el regreso a Escocia de los nobles exiliados durante el reinado de Jacobo V: el Conde de Angus y otros miembros de la familia Douglas.

    • En tercer lugar devolvió los bienes de los exiliados confiscados.

    • En cuarto lugar inició las negociaciones con Enrique VIII que culminaron con la firma de los Tratados de Greenwich.

    • En quinto lugar, el Conde de Arran fomentó el progreso del protestantismo. Básicamente estimuló la lectura de la Biblia en lengua inglesa (Traductor: Tyndale) y permitió algunos ataques a las propiedades de las órdenes religiosas.

    ¿Porqué hizo lo redactado en quinto lugar?

    No está claro. La versión más difundida es la de J. Knox. Según Knox (predicador protestante), Arran estimuló la reforma protestante principalmente por una finalidad política: acrecentar su poder y su prestigio. Por otro lado, se sabe que Arran siguió en este campo las directrices del embajador inglés en Escocia, Sadler R., quién le dio a Arran la lista de libros en inglés que él pensaba idóneos para difundir el protestantismo en Escocia.

    Hay que decir a favor de Arran que estas medidas fueron muy bien acogidas por la gentry y la nobleza escocesa.

    Paradoja: Inglaterra y Escocia en constante rivalidad, pero la energía de la reforma en Escocia viene de Inglaterra.

    Si la reforma no avanzó más deprisa en los años 40 fue por la intervención de María Deguisa, la reina madre. Antes de que acabe el 43, María Deguisa conseguirá dejar sin efecto la deportación de Beaton, que el Parlamento rechace los Tratados de Greenwich y además es la artífice de que el Parlamento rechazara el despliegue de 5000 soldados ingleses en las frontera Inglesa-Escocesa.

    En 1544-1545, por dos veces saquearon Escocia las tropas inglesas. Sin embargo estos saqueos no sirvieron para establecer la hegemonía inglesa en Escocia. Los efectos fueron los contrarios de los que deseaba Enrique VIII: creció el odio hacia los ingleses en Escocia e hizo que la facción anglófila perdiera poder en la corte.

    En 1547 tras la muerte de Enrique VIII, los ejércitos ingleses volvieron a invadir Escocia, Somerset consiguió una gran victoria en la batalla de Pinkie. La nueva invasión provocó un cambio de alianzas, volver a la alianza tradicional con Francia. A cambio a Arran se le da un Ducado en Francia (Châtelherault), Arran firmó la alianza con Francia que contempla dos puntos fundamentales:

    • El acuerdo matrimonial con Enrique II (de Francia) de María Estuardo con Francisco.

    • Entrega de diversas fortalezas al ejército francés.

    En 1548 se firma el primer punto y llegan soldados franceses que se establecen en las fronteras angloescocesas. Como consecuencia de esta alianza, los predicadores protestantes empezaron a abandonar Escocia para refugiarse en Inglaterra, entre ellos J. Knox.

    La regencia de Arran concluyó en 1554. En este año empezó a gobernar Escocia la reina madre María Deguisa, pero paradójicamente el traspaso de la regencia no supuso un endurecimiento del control sobre los protestantes escoceses, sino todo lo contrario, al menos en un inicio. ¿Porqué? María Deguisa tenía dos objetivos:

    · Persuadir al Parlamento escocés de que era mejor mantener la alianza con la Católica Francia que firmar una nueva con la Católica Inglaterra.

    · Conseguir la ratificación parlamentaria del matrimonio de su hija con el Delfín francés.

    Para conseguir ambas cosas era necesario ganarse el voto de los protestantes en el Parlamento. Por ello durante unos años más María Deguisa siguió una política de tolerancia con la nobleza protestante. Prueba de esta voluntad de tolerancia religiosa fue que permitiera el regreso a Escocia de los predicadores protestantes exiliados en Inglaterra, entre ellos Knox. Knox predicó en la corte y convirtió a algunos grandes aristócratas a su fe calvinista, entre ellos incluso a uno de los hijos bastardos de Jacobo V, James Stewart, Conde de Moray. Los nobles convertidos por Knox fundaron en 1547 “The Band of the Lords of the Congregation”. La formación supone un hito en la difusión del protestantismo en Escocia. Esta banda se formó en Diciembre de 1557.

    En el 58 las cosas empezaron a cambiar bruscamente. En primer lugar, en Abril se casaron por fin María Estuardo y Francisco. Sólo cuatro días después de la boda, María Deguisa ordenó que quemaran en la hoguera a un predicador protestante (Myln).

    Es el símbolo de que se acabó con la tolerancia. Lucha absoluta contra los protestantes. La respuesta de la Banda en el verano del 58, se produjeron los primeros actos iconoclastas, de saqueo de ingleses en Escocia.

    Para acabar de radicalizar la lucha, en Noviembre de 1558, tras la muerte de María Tudor, María Deguisa temió que se formara una alianza protestante entre Inglaterra y otros países para acabar con el catolicismo en Escocia.

    Desde 1559 hasta 1560. Estos años marcaron el antes y el después.

    En Enero del 59 los conventos escoceses amanecieron con un mensaje clavado en sus puertas: el requerimiento de los mendigos (“Beggar's Summons”), que amenazaba a los frailes a dejar sus propiedades antes del Domingo de Pentecostés. En Mayo estallaron en diversas ciudades escocesas revueltas protestantes. Especialmente en Perth, Edimburgo y Dundee. En Edimburgo incluso los protestantes se apoderaron de media ciudad. En la parte controlada por los protestantes se prohibieron las misas, expoliaron las iglesias y se introdujo el Prayer Book de Eduardo VI.

    En Julio murió Enrique II de Francia y María reina de Escocia se convirtió en reina consorte de Francia, lo que aseguraba la plena coordinación entre Francia y Escocia.

    María Deguisa murió en 1560, y la reina María Estuardo no tuvo más remedio que firmar con el Parlamento el Tratado de Edimburgo por el que se acordó la retirada de tropas extranjeras y la garantía de las leyes de Escocia.

    El 1 de Agosto de 1560 comenzó el que llaman en Escocia el Parlamento de la Reforma, para entonces la nobleza ya era mayoritariamente protestante.

    El Parlamento aprobó la Confesión de Fe redactada por J. Knox, confesión de fe calvinista. Dos puntos básicos:

    • Reconoce sólo estos dos sacramentos: bautizo y comunión.

    • Negación de la transubstanciación.

    La Confesión de Fe fue acompañada de una ley que abolía la autoridad del Papa en Escocia y otra que prohibía las misas.

    Contradecir por primera vez las nuevas leyes pérdida de bienes.

    Contradecir por segunda vez destierro.

    Contradecir por tercera vez muerte.

    A pesar de que el Parlamento aprobó estas medidas, la mayoría de los obispos se negaron a acatarlas, y no se hizo nada con relación a los bienes de la Iglesia.

    En Diciembre de 1560 murió Francisco II y planteó un nuevo reto para los protestantes escoceses porque María Estuardo ya no es reina consorte de Francia y la obligan a volver a Escocia, los protestantes temían que se paralizara el proceso de reforma.

    Regresó en Agosto de 1561, de inmediato se supo que venía acompañada de un sacerdote católico y que celebraba misas en privado. Su actitud provocó un enorme reto, para tranquilizar a los protestantes más rebeldes, María prometió resolver con el Parlamento las diferencias religiosas, pero mientras tanto amenazó con ejecutar a aquellos que la acusaran de celebrar misas privadas, esto sirvió para calmar los ánimos de la nobleza y bloquear las reivindicaciones calvinistas.

    En Noviembre la nobleza rechazó un proyecto de ley de los protestantes para que la reina no pudiera celebrar misas privadas.

    Para acabar de confundir a los calvinistas en los meses siguientes, la conducta de la reina en la cuestión religiosa, sirvió para aumentar el número de partidarios entre la nobleza indecisa.

    A pesar de seguir celebrando misas privadas:

    Permitió que el Arzobispo de Saint Andrews fuese procesado por celebrar dichas misas.

    Reprimió un motín encabezado por su Canciller G. Gordon que tenía por objeto restaurar el Catolicismo en Escocia.

    No envió delegados a la clausura del Concilio de Trento.

    Estas tres medidas restringieron el apoyo de los Calvinistas e impidió que estos le dieran un impulso a la reforma y le dieran a la Iglesia un carácter presbiteriano.

    Entre 1563 y 1567.

    Lo que obligó a abdicar María Estuardo fue su conducta privada (sexual). María contrajo segundo matrimonio con H. Stewart (Lord Darnley) con el fin de reforzar sus posibilidades de suceder a Isabel I en el trono inglés.

    Bien por unas cosas o por otras entregó su favor a David Rizzio, embajador de Saboya en la corte escocesa. La fulgurante ascensión política de Rizzio provocó muchos enojos, los aristócratas escoceses se sintieron postergados, y enfureció a los Calvinistas que denunciaron que era en realidad un agente católico papista, no sólo lo acusaron de ello sino que también era el padre de Jacobo VI.

    Finalmente Lord Darnley viéndose marginado de poderes y además engañado sentimentalmente, decidió acabar con el problema: Darnley pacto con la Banda de los Señores de la Congregación una colaboración para asesinar a Rizzio a cambio de impulsar el triunfo de la reforma.

    En efecto, lo decapitaron en presencia de la reina, el rey consorte y algunos nobles en Enero de 1566. Año en el que nació Jacobo VI, y para entonces la reina de nuevo volvía tener otro amante, era acompañada por Bothwell frecuentemente, que aunque era partidario de la reforma protestante era enemigo de Inglaterra, por ello había respaldado a María Deguisa.

    En Enero de 1567, la reina supo que estaba embarazada y que no era hijo de Darnley. Para cubrir las apariencias María Estuardo visitó a Lord Darnley (enfermo de sífilis), vivía en un palacio a parte y convivió con él cinco días. Días después Darnley fue asesinado dinamitado. Sólo cuatro meses después, el 15 de Mayo María se casó con el Conde de Bothwell. Lo que fue su fosa política. Los señores de la Congregación la obligaron a disolver el matrimonio y a abdicar a favor de su hijo Jacobo VI.

    Un año después escapó y permaneció en Inglaterra hasta que fue decapitada.

    Entre 1587 y 1603.

    De 1567 a 1587 hubo cuatro regentes, tres de ellos fueron ejecutados, lo que mostraba la debilidad de la monarquía escocesa. Hasta el año en que María Estuardo fue ejecutada, Jacobo VI no fue dueño de sus actos. La reforma en Escocia (protestante) sufrió muchas idas y venidas. Estos vaivenes fueron fruto de la pugna entre dos facciones o partidos que competían por el poder; una facción protestante y la otra “tradicional” porque no está claro que todos fueran católicos.

    La facción protestante pretendía el entendimiento con Inglaterra, Isabel Tudor. Estaba compuesta sobre todo por la nobleza del Sur. Anglófila del Sur. Heredera del Espíritu de 1560, de la reforma, y que también dio un golpe en 1567. Sus líderes son: Ruthren, la familia Douglas y el rector de la Universidad de Glasgow Andrew Melville.

    La facción tradicional, partidaria hasta 1587 de la restauración de María Estuardo. Partidarios de una alianza con España, estaba compuesta mayoritariamente por la nobleza del Norte.

    ¿Qué hizo Jacobo VI?. Hasta 1587 fue prácticamente un títere. En la medida de sus posibilidades, Jacobo VI intentó mantenerse en la vía media. Por un lado porque había sido educado en las creencias protestantes pero a pesar de eso no podía olvidar las vivencias traumáticas sufridas por su madre (ya que su madre fue católica y lo pasó muy mal). También influyó en él el Conde de Morton (el último regente de Escocia).

    A pesar de pretender estar en el punto medio, no pudo estar siempre al margen. En 1581 con 14 ó 15 años fue obligado a dar valor de ley (sancionar) la llamada Confesión Negativa. Que más que afirmar los puntos cardinales de la religión protestante, niega los dogmas católicos. Una vez modificado el cambio de poderes, en 1584 (18 años) fue obligado a firmar las Black Acts: refuerzan el poder de los obispos y rechazan las exigencias de los presbiterianos, muchos de las cuales decidieron exiliarse en Inglaterra.

    A partir de 1587, Jacobo VI da sus propios pasos según sus prioridades. Hasta el fin de siglo fueron dos sus prioridades.

  • Someter a la nobleza católica, lo consiguió entre 1594 y 1596 por la fuerza de las armas.

  • Controlar a los radicales presbiterianos. Le costó más, fue más complicado porque las diferencias ideológicas entre el rey y los presbiterianos eran profundas. Los principios básicos de la doctrina presbiteriana fueron expuestos por Andrew, quien los resume en tres puntos:

  • Total separación entre estado e iglesia (Iglesia y poder civil). En consecuencia la máxima autoridad eclesiástica no reside como en Inglaterra en la corona ni tampoco en el Parlamento, sino en una Asamblea General constituida solamente por gente de la Iglesia (por ministros, párrocos, clérigos, …).

  • La Igualdad entre los ministros de la Iglesia. La igualdad debe ser inviolable, por lo tanto la Iglesia no puede ser gobernada por obispos, sino por comités de ministros o presbiterios.

  • Todas las rentas de la Iglesia han de ser administradas por diáconos en beneficio de la Iglesia reformada. La corona no puede disponer de las rentas de la Iglesia.

  • El programa de Melville fue adoptado por la Iglesia reformada en 1578 pero ni los regentes ni el Parlamento dieron un paso por transferir la autoridad de los obispos a los presbiterios.

    Sabemos que además reforzaron las competencias de los obispos. Jacobo VI necesitaba la ayuda de los presbiterianos para derrotar a los católicos, por eso en 1592 aprobó las Golden Acts que legalizan el sistema presbiteriano y dan fuerza legal estos pero no derogan el sistema episcopal, la prueba de que Jacobo VI hizo esto para derrotar a los católicos pero dio marcha atrás en el 97. Jacobo VI consiguió que el Parlamento le reconociera el derecho de convocar a la Asamblea General de la Iglesia. Dividió además a los presbiterianos al proponer que los ministros de la Iglesia reformada se sentaran junto a los obispos y amplió nuevamente las competencias episcopales, pero en realidad la cuestión de la Reforma siguió pendiente. A partir de 1602 las miras de Jacobo VI estuvieron puestas en la sucesión del trono.

    Tema III. El Fracaso del Absolutismo Estuardo y la Caída de las Monarquías Británicas.

    La Sucesión de Jacobo I y la Erosión del Legado Isabelino.

    Cuando Jacobo I se convirtió en rey de Inglaterra se encontró con una herencia política muy poco envidiable, recibió de Isabel un legado envenenado, tres problemas muy graves:

    Un país en guerra; España e Irlanda.

    En esas difíciles circunstancias, dada la precariedad del tesoro, esta sola razón habría bastado para recomendar el fin de la guerra. Sin embargo, además de estas deudas, Jacobo se veía a sí mismo como un rey pacificador, veía la guerra como último recurso, por eso en su primera comparecencia ante el Parlamento proclamó su voluntad para firmar la paz. Pero no una paz a cualquier precio, sino con condiciones. Jacobo era consciente del odio ingles por los españoles, además del odio, Jacobo no podía dejar en la estacada a los holandeses, por eso la Paz de Londres de 1604 puso fin a la guerra con España sin comprometer la posibilidad de en el futuro seguir prestando ayuda a Holanda.

    La ascensión de Jacobo al trono coincidió con la rendición del Conde de Tyrone, líder de la rebelión iniciada en el Norte de Irlanda en los años finales del reinado de Isabel Tudor y que en vano había intentado sofocar Essex. La rendición de Tyrone no acarreó el final inmediato de la rebelión en Irlanda, pero tras la Paz de Londres los irlandeses dejaron de recibir ayuda de España y finalmente se alcanzó la paz en el Ulster.

    Una vez restablecida la paz, Jacobo reemprendió la política de asentamiento de colonos en el Ulster iniciada por Isabel I. Los objetivos eran muy claros:

    -. Pretendía expulsar a los nativos irlandeses del Norte de la isla y trasladarlos al Oeste (interior de la isla), y poblar la región del Norte con colonos ingleses y escoceses.

    -. Estos colonos estaban obligados a fortificar sus propiedades (sus tierras) e impedir que ningún irlandés se quedara en ellas.

    -. El plan de colonización preveía además la creación de una serie de ciudades (hoy en día Londonderry, Belfast, etc.…) y la creación de un sistema vial que permitiera el rápido desplazamiento militar de la región.

    Así a partir de 1610 el Ulster fue poblándose de colonos Ingleses y Escoceses, la mayoría de ellos presbiterianos, que echaron raíces y se convirtieron en ricos hacendados.

    Un país dividido sobre la religión, sobre el modelo de realización que debía tener la Iglesia Anglicana.

    Jacobo tuvo que enfrentarse al problema de la disconformidad religiosa. Teniendo así dos retos: el católico y el puritano. Debía dar respuesta a la condición de los católicos y por otro lado debía hacer frente a lo que por error interpretó como un desafío puritano: la Petición Milenaria (Millenary Petition).

    El reto católico: Jacobo estaba en principio dispuesto a ser tolerante con ellos, tenía un sentimiento antipapista muy arraigado, y por eso, para tranquilizar a los protestantes hizo que se aprobaran algunas medidas contra los católicos más radicales. Estos, al verse defraudados planearon asesinarlo en el Gunpowder Plot (Conspiración de la Pólvora). A raíz del fracaso de esta conjura, el rey consiguió lo que buscaba: por un lado contentó a los protestantes con estas medidas pero luego en la práctica no hizo nada para que se ejecutaran estas leyes, permitiéndoles que siguieran con sus tradiciones.

    El reto puritano: más complejo, Jacobo convocó a una junta de teólogos para discutir la Millenary Petition. A pesar de que las reivindicaciones eran bastante moderadas, la junta de teólogos decidió rechazar la mayoría de sus solicitudes y el rey estimó que esa decisión era casi un ajuste religioso similar al de Isabel I en 1559, y por ello en 1604 nombró Arzobispo de Canterbury a R. Bancroft con el objeto de que aplicara este acuerdo y castigara a los disidentes. El número de puritanos expulsados fue suficiente para que el rey se ganase la enemistad de la minoría puritana. Jacobo se dio cuenta de que había mal interpretado la Millenary Petition años después, y en los siguientes años moderó su política religiosa, la mejor prueba la podemos encontrar en el hecho de que Jacobo, a diferencia de su hijo Carlos, no se sumó a la reacción anglicana contra la doctrina de la predestinación que se dio en aquellos años (primer tercio del S.XVII).

    En síntesis puede decirse que Jacobo, pasados los primeros años de reinado siguió en Inglaterra la misma política religiosa que había intentado observar como rey de Escocia: mantenerse en la vía media doctrinal.

    También fue ese su criterio en el gobierno de la Corte. Igual que Isabel Tudor, Jacobo trató de estar al margen de las rivalidades faccionarias. Nunca entregó el poder a una sola facción, ni siquiera en la fase culminante de su relación homosexual con el Duque de Buckingham G. Villiers, le confió todo el mando. Por eso favoreció a la familia Howard con el fin de que no tuviera todo el poder Robert Cecil (hijo de William Cecil). Buscaba un equilibrio entre facciones.

    Sin embargo, para satisfacer a todos y asegurarse la colaboración de ambas facciones, Jacobo derrochó el dinero en la distribución de cargos, títulos etc. Y eso a medio-largo plazo agrandó el agujero de la deuda de la corona.

    Un país enojado por los impuestos extra-Parlamentarios exigidos por Isabel Tudor para hacer frente a los gastos de la guerra.

    La firma de la Paz contribuyó a no agrandar el agujero que era de 400000£. Sin embargo, el despilfarro en el manejo de distribución de honores elevó la deuda a 600000£.

    La empresa de sanear el tesoro estaba más allá de las posibilidades de Robert Cecil. Intentó mejorarla reduciendo los gastos y aumentando los ingresos mediante la venta de propiedades del patrimonio regio. Pero no bastó. Cecil sometió a la consideración del Parlamento un proyecto de financiación a la corona: el Great Contract. Proyecto por el que la corona podía obtener 200000£ anuales recaudadas a través de diferentes impuestos. La Cámara de los Comunes pareció en principio dispuesta a aceptarlo pero sus posteriores reticencias y negativas irritaron al rey hasta tal punto que disolvió el Parlamento y no volvió a convocarlo en 11 años.

    El rey gobernó al margen del Parlamento. Los problemas los resolvió usando mecanismos tradicionales y creando otros nuevos.

    Mecanismos tradicionales:

    · Solicitud de préstamos a los banqueros de la City Londinense.

    · Establecimiento de monopolios sobre el comercio de determinados productos.

    Mecanismos nuevos:

    · Venta de títulos nobiliarios.

    · Creó un nuevo título: `baronet' (1611). Gracias a la venta de este título obtuvo estimables ingresos, pero no fue suficiente.

    En 1612 murió Cecil, la situación empeoró. La facción rival (familia Howard) fue incapaz de detener el crecimiento de la deuda, es en esta coyuntura en la que se entiende la ascensión de G. Villiers.

    Año 1621.

    Lo que hizo que el rey convocara el Parlamento no fue tanto la precariedad del tesoro como la inminencia de la guerra en Europa.

    El elector palatino era protestante y se había convertido en 1618 en rey de Bohemia.

    En 1621, el elector palatino Federico fue destronado por las tropas católicas. Al perder el trono, Jacobo convocó al Parlamento de Inglaterra para pedir ayuda y enviarla a Alemania, ayudando a su yerno. Pero el Parlamento tenía muchas deudas pendientes y motivos de queja: 11 años de marginación, la inflación de honores, venta de títulos nobiliarios, de la corrupción generalizada en la corte,… en definitiva, los parlamentarios propusieron que primero se solucionaran estos problemas y después el tema de la ayuda. Fue imposible llegar a un acuerdo.

    El rey tuvo que convocar de nuevo el Parlamento en 1624, esta vez la causa: las tropas imperiales de Habsburgo invadieron la región del palatinado.

    Problema: no sólo se mantenían las discrepancias entre Parlamento y corona, además había un problema añadido: la estrategia militar. El Parlamento estaba dispuesto a prestar ayuda, pero ¿qué estrategia se iba a seguir?. El rey quería una guerra terrestre (de mucho más coste), su hijo y Buckingham querían una guerra marítima (de menor coste), postura mayoritaria en el Parlamento. Por eso fue posible el entendimiento entre los Comunes y el heredero. La guerra fue por vía marítima. Carlos defraudaría las expectativas de los parlamentarios. Poco después en Marzo de 1625 muere Jacobo.

    Carlos I y la extensión de la prerrogativa regia. La cuestión del arminianismo o del laudianismo. Los expedientes financieros de los “años tiránicos”. La rebelión escocesa y la crisis constitucional.

    Poco antes de morir, Jacobo firmó un acuerdo matrimonial con Francia. Ese acuerdo llevaba implícitos compromisos de tipo militar:

    Inglaterra debía dejar de prestar ayuda a los hugonotes franceses.

    Mejora de las condiciones de vida de los Católicos en Inglaterra.

    Envío de tropas al continente.

    Así que en virtud del acuerdo de matrimonio, Carlos se desdijo de lo dicho y envió soldados a Europa para combatir a los Habsburgos y traicionar a sus aliados parlamentarios.

    En esos círculos no es extraño que la primera reunión del Parlamento con Carlos I acabara en fracaso. No le dieron el dinero que pedía porque le había traicionado. En lugar de suavizar las discrepancias Carlos alimentó la oposición parlamentaria con su ceguera política; desde el principio favoreció a una sola facción (la del Duque de Buckingham) y a una sola corriente religiosa, la de los arminianos. Los arminianos niegan la doctrina de la predestinación. Favoreció en concreto a dos teólogos arminianos: R. Montagne (lo hizo confesor real) y a W. Land (lo hizo predicador de la corte). Sin la ayuda del Parlamento y teniendo que enfrentarse a la guerra con España, Carlos usó procedimientos de emergencia para financiarse. A finales de 1626 ordenó que se recaudara un préstamo forzoso en el reino equivalente a 5 subsidios. Como había mucha gente que se oponía a pagarlo el rey coaccionó a los jueces del King's Bench para que reconocieran el derecho del soberano de encarcelar sin juicio previo a quienes se negasen a pagar.

    Poco después, a comienzos de 1627, Inglaterra entró en guerra con Francia, por el incumplimiento del acuerdo militar. Como consecuencia de esta guerra, el rey ordenó el alojamiento de tropas en los condados litorales, para defender la costa. Ante la resistencia de las gentes de la costa decretó la Ley Marcial.

    Todo esto para nada. Al frente de la guerra estaba el Duque de Buckingham. Todos los esfuerzos de los ingleses estaban siendo desperdiciados por él. Fue incapaz de conseguir un solo éxito. Todos estos abusos agrandaron la brecha entre los parlamentarios y la corona. Cuando el rey convocó al Parlamento en 1628 para pedir la aprobación de un subsidio, los parlamentarios condicionaron la votación a la aprobación por el rey del documento Petition of Right obliga al rey a reconocer que sus actos han sido ilegales, arbitrarios. Reconoce su culpa en todos sus actos.

    El rey acuciado por la necesidad lo aprobó, pero una vez aprobado y obtenido el dinero, volvió a las andadas. Al nombrar obispos a Montagne y Land volvió a encender los ánimos de sus opositores políticos que respondieron asesinando al Duque de Buckingham. El rey replicó disolviendo el Parlamento y gobernando sin éste durante 11 años. Los llamados “Años Tiránicos”.

    1629-1640. Los Años de Tiranía. (Gobierno Autoritario).

    Durante este periodo Carlos I insistió en aquellas cosas que mayor oposición despertaban en el reino:

    1. La arbitrariedad fiscal.

    Sin la colaboración del Parlamento Carlos no tuvo más remedio que poner fin a las guerras que mantenía con Francia (1629) y España (1630), firmando sendas paces. Pero el final de la guerra no bastaba para solventar el grave problema de la deuda de la corona. Era necesario también aumentar los ingresos. Carlos I usó una estratagema; con el pretexto de impedir ataques de los piratas a las poblaciones del Sur de Inglaterra (en los condados marítimos, litorales), en 1634 ordenó que se cobrara el Ship Money: impuesto especial que sólo podía recaudarse en casos de extrema urgencia para defender la costa, pero dado el éxito de la operación, en 1635 hizo extensivo el Ship Money a todo el reino, y a pesar de las protestas de la población siguió recaudándose hasta 1639 sin haber amenaza de invasión, ni piratas ni nada.

    2. La política de uniformidad religiosa.

    Tanta oposición o más que la arbitrariedad fiscal causó su política de uniformidad religiosa. Carlos I era contrario a la doctrina de la predestinación. La lectura de la obra de J. Arminio le hizo ratificarse en sus convicciones. Su arminianismo le llevó a perseguir a los puritanos, pero no sólo por cuestiones puramente doctrinales, sino también por cuestiones relativas a la organización de la Iglesia. El encargado de perseguir a los disidentes religiosos fue W. Laud, Arzobispo de Canterbury, quien cómo el rey era arminiano. Laud fue el encargado de aplicar la política de uniformidad religiosa. Tomó una serie de medidas que provocaron la unión de minorías perseguidas y un general rechazo hacia los obispos anglicanos:

    • Nombró obispos a teólogos reputadamente arminianos.

    • Persiguió y procesó a los puritanos desde el Tribunal de la Alta Comisión (High Commission).

    • Incautó Biblias calvinistas.

    • Monopolizó las fuentes de renta de la Iglesia Anglicana.

    Todo lo que irritó a los disidentes. Esto ocurrió entre 1629 y 1637.

    Lo que puso fin al gobierno autoritario de Carlos I no fue la oposición a su política fiscal ni a su política religiosa en Inglaterra, sino el temerario propósito de extender esa política de uniformidad religiosa en Escocia. Carlos I cometió un inmenso error al intentar convertir a los obispos escoceses en instrumentos de la monarquía, ello provocó el rechazo de aquellos que hasta entonces habían tolerado la existencia del episcopado en Escocia. El catalizador de la rebelión escocesa fue la introducción del Prayer Book anglicano. Laud propuso al rey que implantara la liturgia en Escocia en 1629, muy pronto, pero no se introdujo hasta 1637. Inmediatamente después de la introducción se produjeron las primeras alteraciones en Edimburgo. Pero el verdadero reto se planteó en 1638 con la constitución del National Covenant. El objetivo inicial era derogar el Prayer Book, pero a finales de 1638 el National Covenant declaró abolido el episcopado en Escocia, lo que equivalía a declarar la guerra al rey. Carlos I se encontró con una sorpresa, sus súbditos ingleses no estaban dispuestos a rebelarse contra los rebeldes escoceses, por eso firmó en 1639 una tregua con los Covenanters por la que se comprometió a convocar al Parlamento escocés para discutir el asunto de la religión a cambio de que los Covenanters disolvieran su ejército. No se disolvió el ejército y además aprovecharon la convocatoria del Parlamento para liquidar las competencias que la corona tenía en materia religiosa.

    En esas condiciones era imposible seguir gobernando al margen del Parlamento y en 1640 Carlos I convocó al Parlamento de Inglaterra. Fin de los 11 años de tiranía. A este parlamento se le conoce como el Short Parliament, sólo duró un mes porque el rey no pudo vencer la oposición del Parlamento y lo disolvió.

    Mayo. La idea de convocar al Parlamento fue propuesta por T. Wentworth (Stafford), quien había sido un líder de los Comunes y también fue suya la idea de usar el ejército irlandés para aplastar a los parlamentarios, pero el rey no le hizo caso.

    Agosto. Los escoceses cruzaban la frontera, Carlos I intentó impedir la invasión negociando por separado con la nobleza y con los grandes financieros de Londres. Todos le dijeron que nada podría hacerse sin la colaboración del Parlamento. Por eso en Noviembre volvió a convocar al Parlamento, que se conoce como el Long Parliament porque estuvo reunido 13 años. En principio todos estaban de acuerdo en las cosas que había que exigir al rey:

    • Revocar las innovaciones fiscales y religiosas que el rey había introducido en los 11 años anteriores por cuenta propia.

    • Juzgar y castigar a los responsables de sus abusos: Laud y al Conde de Stafford.

    A comienzos de Mayo de 1641 Stafford fue juzgado y ejecutado. Laud no lo fue hasta 1645. Hecho esto, el Parlamento empezó a derogar la actuación anterior del rey. Abolió el Tribunal High Commission y el Ship Money, y luego para asegurarse su independencia respecto al rey aprobó dos leyes que fortalecían su autoridad:

  • El Acta Trienal: establece que el Parlamento se ha de reunir al menos cada tres años.

  • El Acta de Disolución: atribuye al propio Parlamento la facultad de disolverse.

  • Inmediatamente después empezó a dividirse el Parlamento. La principal causa de discrepancias fue la cuestión religiosa. Una vez eliminado Laud había que decidir que modelo de religión tenía que adoptar la Iglesia Anglicana. Algunos parlamentarios, los más radicales, eran partidarios de acabar con el episcopado; otros, los más moderados, querían mantener a los obispos pero limitando su autoridad. El mayor ejemplo de estas discrepancias fue el Proyecto de Exclusión (Exclusion Bill), con el que los comunes querían excluir a los obispos de la Cámara de los Loores. La pararon los Loores.

    El rey Carlos debió pensar que estas discrepancias eran el signo de que podía resolver la crisis. De hecho los moderados fueron reconciliándose con el rey. Pero si no cuajó esta reconciliación fue por los sucesos que ocurrieron en Escocia e Irlanda en 1641. En el Verano de 1641, Carlos I intentó aprovechar las desavenencias que había en el seno de los Covenanters para restablecer el episcopado. Sin embargo, sus planes se vieron frustrados por los excesos de sus seguidores más extremistas que tramaron una conjura para capturar a los líderes del Covenant. Esta conjura fracasó, pero entonces en Inglaterra se dieron cuenta de lo poco que podían confiar en el rey. En Irlanda las cosas fueron aún peor, en Octubre de 1641, los católicos irlandeses aprovecharon las dificultades de la monarquía para rebelarse. Unos 4000 colonos protestantes de origen inglés fueron asesinados por los rebeldes. Lo que hizo que se extendiera inmediatamente un gran pánico en Inglaterra.

    Teniendo en cuenta estas dos cosas, se entenderá que en Noviembre el Parlamento inglés aprobara el texto conocido por la Gran Amonestación; declaración condenatoria del absolutismo de Carlos I. En virtud de esa condena el Parlamento aprobó también, a comienzos de 1642, una nueva ordenanza de milicia, que ponía al ejército bajo control parlamentario y la exclusión definitiva de los obispos de la Cámara de los Loores. Estas dos medidas fueron el detonante de la discordia, a partir de este momento ambos bandos decidieron resolver sus diferencias en la guerra. La guerra civil.

    La guerra civil y la instauración de la Commonwealth.

    Lo que pretenden los `realistas' es establecer el equilibrio entre la corona y el Parlamento y en el ámbito religioso defienden una Iglesia con obispos y una liturgia común y uniforme.

    Los parlamentarios quieren la garantía de las libertades constitucionales en contra del absolutismo del rey, y en lo religioso quieren una reforma en profundidad, mayor libertad de culto, se oponen por completo al episcopado.

    Tras los primeros combates, en 1642, el Parlamento acordó restablecer negociaciones con el rey, pero los triunfos del bando `realista' en 1643 hicieron que se abandonara la vía del diálogo. Estas victorias hicieron que en el bando parlamentario se formaran tres grupos diferentes;

    • El primero deseaba la guerra total;

    • El segundo, más moderado, era partidario de una estrategia puramente defensiva;

    • El tercero liderado por J. Pym, era un grupo entre dos aguas, fue el que tenía la manija, el que podía inclinar la balanza de un lado u otro. Finalmente dieron su apoyo a los radicales para aprobar en el Parlamento las medidas necesarias para resolver los tres problemas del ejército parlamentario: dinero, organización y alianzas.

    Con el apoyo de Pym, el Parlamento aprobó una serie de instrumentos fiscales de urgencia; el secuestro de los bienes de los enemigos, préstamos forzosos y la creación de un nuevo impuesto de la propiedad. El Parlamento trató también de resolver el problema de la organización, hasta entonces el ejército era la suma de grupos dispersos por todo el país, no había un ejército organizado central. No se resolvió inmediatamente esto, pero al menos se intentó. Pym consiguió que el Parlamento firmara una alianza con los Covenanters escoceses en 1644. El resultado de todo esto fue la primera gran victoria del bando parlamentario (Marston Moor). Si este triunfo no fue definitivo fue porque la organización militar parlamentaria seguía adoleciendo de grandes defectos. Los básicos eran la elevadísima deserción de los soldados y la desconfianza entre escoceses e ingleses. Esas diferencias son las que explican la creación del New Model Army en 1645, fundado por Cromwell y FairFax. Fusión de todas las fuerzas parlamentarias en un solo ejército de 20000 hombres.

    Cromwell dotó al New Model Army de una serie de mecanismos que hicieron posible su éxito. Sobre todo lo dotó de disciplina y de un sistema de nombramiento de oficiales basado en el talento militar y no en la cuna. A partir de la creación del New Model Army el bando parlamentario obtuvo su primera victoria importante, la de Naseby. Las victorias encadenadas por el New Model Army a partir del verano de 1645 obligaron al rey a rendirse, pero se entregó a los Covenanters (en Escocia) en la primavera de 1646.

    Dos factores explican que la guerra no concluyera definitivamente tras la rendición de Carlos I. Estos dos factores van a producir una inestabilidad duradera hasta 1648, y son:

    1. Las diferencias en materia religiosa cada vez más profundas.

    Bando de los radicales contra el de los moderados. Los radicales con O. Cromwell a la cabeza, eran partidarios de la libertad de culto, en la que están incluidos los católicos. Los moderados se inclinaron por establecer algún tipo de control parlamentario sobre la iglesia.

    2. La cuestión de los salarios impagados al ejército.

    El Parlamento adeudaba en 1646 a los soldados 3000000£. La deuda con el ejército fue la causa de que éste acabara aliándose con el bando radical.

    Pero además encontraron el respaldo de una nueva fuerza política, los Levellers, cuyos líderes eran J. Lilburne y R. Overton. Los Levellers creían que el Parlamento se había convertido en una fuerza tan tiránica como el propio rey. Los Levellers controlaban la ciudad de Londres y encontraron el inmediato respaldo del ejército. Las protestas de los Levellers se intensificaron en 1647. El Parlamento controlado por los moderados momentáneamente aprobó en primer lugar purgar el ejército y expulsar a los oficiales más radicales, pero pocos meses después ordenó la disolución del New Model Army, porque esperaban que eliminándolo fuera posible llegar a un acuerdo con Carlos I. Pero la orden de disolución tuvo efectos imprevistos.

    La primera consecuencia fue que Cromwell y el resto de oficiales del New Model Army se negaron a deponer las armas y el ejército tomó el Parlamento.

    La segunda fue la total politización del ejército. El mejor ejemplo fue el texto escrito por el General H. Ireton; The Heads of Proposals. Afecta al rey: se le ofrece un acuerdo con las siguientes condiciones:

    • Reunión del Parlamento al menos cada dos años.

    • Control parlamentario del ejército.

    • Plena libertad de culto para las iglesias protestantes.

    • Aceptación de los obispos siempre y cuando sean privados de sus competencias represivas.

    La oferta de Ireton era generosa, pero tropezó con los Levellers que la consideraron demasiado ventajosa para el monarca. Pero si no fue aceptada fue porque el rey se fugó de Escocia en Noviembre de 1647 y la guerra se reanudó en 1648.

    El rey se fugó y firmó una alianza con los Covenanters escoceses. ¿Qué hizo posible la alianza? Se comprometió a restablecer el sistema presbiteriano en la Iglesia Anglicana (a cambio de la ayuda escocesa). Por eso, firmada la alianza con los escoceses invadieron Inglaterra en Julio de 1648. Y a pesar de que eran mas, fueron derrotados por el ejército de Cromwell (NMA). A finales de 1648 estaba todo decidido.

    ¿Y qué pasó entre finales de 1648 y principios de 1649 para que el Parlamento que en su mayoría estuviera dispuesto a firmar un acuerdo con el rey acabara firmando su condena a muerte?

    Desde el punto de vista político la conducta del rey desde su fuga dio a Cromwell y a los parlamentarios radicales la prueba irrefutable de que era imposible alcanzar un acuerdo con el monarca. Los responsables de la ejecución del rey y la abolición de la monarquía fueron una minoría de parlamentarios. En Noviembre de 1648 Ireton convenció a la oficialidad del ejército de que era imposible depurar el Parlamento y condenar al rey por traición.

    Los Levellers secundaron su propuesta. En Diciembre, el ejército rodeó el Parlamento de Westminster por segunda vez. El Parlamento fue purgado. 100 miembros fueron expulsados y otros 250 lo abandonaron voluntariamente. Quedaron muy pocos parlamentarios. Se le conoció como el Parlamento de la Rabadilla (The Rump Parliament). Esa minoría de parlamentarios fue la que condenó a muerte al rey en Enero, la que abolió la Cámara de los Loores, y la propia monarquía en Febrero y proclamó la República en Mayo de 1649.

    El Rump Parliament actuó de una manera conservadora. No aprobó medidas como las que esperaban los Levellers: la libertad de culto. Lo que provocó la inmediata respuesta de estos últimos. El Parlamento, para evitar que los Levellers aprovecharan el descontento de los soldados confiscó los bienes de la corona y los entregó al ejército para saldar las deudas con los soldados. Gracias a esta hábil maniobra, el Parlamento dejó fuera de juego a los Levellers en 1649.

    El Rump Parliament aprobó medidas claramente conservadoras. En 1649 aprobó una ley que restringía la libertad de prensa y creó un cuerpo de censores para examinar todos los libros publicados (Censor ilustre: J. Milton).

    En 1650, el Parlamento hizo obligatorio guardar el Sabbath y aprobó leyes que castigaban muy seriamente pecados como el adulterio y la fornicación.

    En parte esto se explica porque el Rump Parliament era mucho menos radical de lo que pudiera pensarse. De hecho, seguramente sin la presión del ejército, el Rump Parliament jamás habría aprobado la ejecución del rey y la abolición de la monarquía. En parte también, esta obsesión por el orden se debió a los retos que la República Inglesa tuvo que resolver en el exterior, en concreto rebeliones en Irlanda y Escocia.

    El primer reto se planteó en Irlanda. La Confesión Católica del Ulster estuvo a punto de expulsar a todos los protestantes del Norte de la isla. Ante esta amenaza, el Parlamento encargó a Cromwell que pusiera fin a la rebelión. Cromwell los venció y permitió que los poblados de Drogheda y Wexford fueran exterminados por sus soldados.

    El segundo reto fue en Escocia. En Escocia había sido proclamado rey el hijo de Carlos I: Carlos II. Y Carlos II firmó una alianza con los Covenanters para invadir Inglaterra y ser restablecido en el trono. Pero de nuevo, a pesar de contar con menos tropas que los escoceses, el ejército de Cromwell derrotó a los escoceses finalmente en Septiembre de 1651. Tras esta victoria inglesa, Carlos II se exilió en Francia y Escocia al igual que Irlanda fueron sometidas e incorporadas a la Commonwealth.

    Durante nueve años no hay monarquía en ningún reino británico, desde 1651 hasta 1660.

    La República y el Protectorado de Cromwell.

    El periodo de protectorado de Cromwell abarca desde 1653 hasta 1659.

    La primera pregunta que hay que explicar es porqué terminó el gobierno del Rump Parliament. El Rump Parliament era víctima de un dilema insuperable; era demasiado conservador para el ejército y las confesiones protestantes radicales, y demasiado radical para las clases dominantes. Esa indefinición fue la causa de su disolución en Abril de 1653.

    En lugar del Parlamento, Cromwell y los demás oficiales crearon una Asamblea General que debía redactar un nuevo ordenamiento constitucional. Estaba compuesta por 138 miembros, mayoría inglesa. Esta asamblea se constituyó en Parlamento, conocido como: el Parlamento Barebone. Tampoco resolvió el problema del gobierno. Algunas decisiones tomadas por el Parlamento Barebone no gustaron a Cromwell (por ejemplo: aprobó los matrimonios civiles), lo cual fue la causa de su disolución en Diciembre de 1653. Ese mismo mes, O. Cromwell con el respaldo del ejército se convirtió en Lord Protector.

    El régimen de protectorado quedó jurídicamente definido por un texto: The Instrument of Government. El texto establece:

  • La colaboración del Parlamento con el Protectorado en las tareas de gobierno.

  • Control parlamentario del ejército.

  • Renovación de la Cámara (Parlamento) cada tres años.

  • Los historiadores ofrecen una imagen muy dispar de cómo calificar el régimen de protectorado. Para algunos fue una época de anarquía, para otros fue una auténtica dictadura militar. Lo cierto es que la realidad parece alejarse de ambas posiciones extremas. La prueba es que Cromwell contó con el apoyo mayoritario de la población (de las elites) que anhelaban el restablecimiento del orden. Cromwell garantizó el orden social. Todas las conspiraciones de los años 50 encaminadas a restaurar la monarquía fracasaron por no haber adhesión popular.

    ¿Porqué esta imagen dispar? Sobre todo por la forma en que Cromwell resolvió la cuestión de la reforma religiosa. Cromwell actuó siempre movido por dos grandes aspiraciones:

  • La voluntad de dar la mayor libertad de culto posible a las diferentes Iglesias.

  • Siempre y cuando no se viera amenazado el orden social, la paz pública.

  • Cromwell es un hombre extremadamente religioso pero está obsesionado por la paz. Esta obsesión explica la dureza con que reprimió a algunas corrientes religiosas, sobre todo a los cuáqueros.

    ¿Porqué a los Cuáqueros? Fox era el jefe de estos y amigo de Cromwell. La razón de que los persiguiera se halla en la defensa cuáquera de la plena igualdad social. Esta insistencia en la igualdad social, hacía que los Cuáqueros rechazaran la limitación del sufragio y el pago de los diezmos (base de financiación de la Iglesia Anglicana).

    Estas dos cuestiones los convertían en elementos subversivos. Además, los Cuáqueros a veces reclamaban las expropiaciones de la Iglesia para socorrer con ese dinero a los pobres, y aunque sean cuestiones simbólicas: se niegan a tomar las armas.

    Estas eran cuestiones de fondo, las había de forma también:

    • Algunos líderes Cuáqueros gustaban de ir semidesnudos por la calle imitando a los profetas del Antiguo Testamento.

    • Idolatría.

    Por ambas cosas, fueron objeto de una dura represión por parte de Cromwell. Durante el protectorado, de 1654-58, Cromwell encarceló al menos 2000 Cuáqueros, murieron en prisión 21.

    A medida que pasaba el tiempo fueron creciendo las diferencias entre el Parlamento y Cromwell. Cromwell no se sentía a gusto con el Instrument of Government porque le impedía controlar a su antojo al Parlamento. Por eso convenció al ejército de la necesidad de restaurar una segunda Cámara que actuara como contrapeso de la Cámara de los Comunes. Cámara de hombres poderosos elegidos por Cromwell con el respaldo del ejército. Cromwell consiguió que se aprobara un nuevo texto constitucional: Humble Petition and Advice. El Parlamento aceptó. Con este texto se restablece la segunda Cámara, cuyos integrantes eran designados directa o indirectamente por Cromwell. El Parlamento ofreció la Corona a Cromwell. Propuso restablecer la monarquía. Cromwell declinó ambos.

    ¿Sirvió de algo la creación de una segunda Cámara? No, a pesar de la reforma constitucional, Cromwell siguió teniendo graves problemas con el Parlamento y sólo el firme apoyo del ejército le permitió gobernar con cierta tranquilidad hasta su muerte en Septiembre de 1658.

    La nueva constitución le permitía designar sucesores en su testamento. Nombró sucesor a su hijo Richard Cromwell. Pero éste carecía de varias cosas para poder prolongar el régimen de Protectorado. Carecía:

    • Del apoyo incondicional del ejército.

    • Del carisma paterno.

    Por eso, las elites de la nación se dieron cuenta de que la República había llegado a su fin, y empezaron a calibrar la posibilidad de restaurar la monarquía.

    Lo primero que hizo el ejército fue forzar la vuelta de los antiguos miembros del Rump Parliament, consideraban que éste era la institución depositaria de la verdadera legitimidad republicana.

    Con este acto, en Abril de 1659 se acabó el Protectorado, pero no acaba la República, gobierna el Parlamento. Sin un líder ni una dirección definida lo que hizo el Rump Parliament fue prolongar la agonía durante unos meses. Finalmente en Febrero de 1660, el General Monck llevó sus tropas hasta Londres y obligó al Parlamento a convocar elecciones y a disolverse. El Parlamento nuevo es conocido como el Parlamento Convención, restaurará la monarquía de los Estuardo.

    Tema IV. De la Restauración de los Estuardo a la Creación del Reino de Gran Bretaña.

    Restauración de la monarquía y de la Iglesia Anglicana. La reacción de Carlos II.

    El Parlamento que reinstauró la monarquía fue el Parlamento Convención en la primavera de 1660.

    La cuestión era muy difícil porque los miembros de este Parlamento estaban divididos por razones políticas y religiosas. En lo religiosos habían anglicanos, presbiterianos y radicales. En lo político no había unanimidad. Había algunos que habían sido siempre fieles a la monarquía y otros que defendían la República. Para estos últimos, la restauración de los Estuardo era una solución de urgencia.

    Se pusieron de acuerdo en lo prioritario: La Restauración.

    El Parlamento Convención restauró la monarquía, los Estuardo y el sistema bicameral: Cámara de los Comunes y Cámara de los Lords.

    Esta decisión de restaurar la monarquía vino facilitada por una declaración de Carlos II de gobernar con la ayuda del Parlamento. De este modo, en Mayo de 1660, Carlos II recuperó el trono de Inglaterra. Esto era lo prioritario. Una vez alcanzado, ya fue muy difícil llegar a otro acuerdo. Los únicos logros a parte de éste, por parte del Parlamento Convención, fueron aprobar una ley que concedía el perdón a los colaboradores de Cromwell, del que sólo quedaron excluidos los responsables directos de la ejecución de Carlos I, y otra ley por la que se devolvían a la Iglesia y a la Corona los bienes que les habían sido confiscados desde 1649.

    Ante la falta de acuerdo, el Parlamento Convención se disolvió en 1660. Se convocaron nuevas elecciones. El Parlamento resultante, en 1661, fue llamado peyorativamente el Parlamento Cavalier (partidarios del rey durante la guerra civil). Este Parlamento tenía una clara mayoría de anglicanos y monárquicos. El Parlamento Cavalier devolvió al rey las prerrogativas que había perdido desde la guerra civil:

    • Derecho de veto.

    • Capacidad de convocar y disolver el Parlamento.

    • Nombramiento de cargos civiles y eclesiásticos.

    • Control del ejército.

    Además el Parlamento aprobó una ley que castigaba con la confiscación de los bienes a aquellos que se atreviesen a defender el derecho del Parlamento a legislar sin rey.

    Años después, el Parlamento Cavalier redondearía esta vuelta al pasado con la aprobación de una nueva Acta Trienal. El Acta Trienal de 1661, se eliminan los mecanismos para que el Parlamento se renovara cada tres años.

    Además el Parlamento compuesto en su mayoría por anglicanos, estaba decidido a imponer la hegemonía de la Iglesia Anglicana. El primer paso es esta dirección fue reintegrar a los obispos en la Cámara de los Lords.

    Corporation Act, 1661, obliga a los miembros del Parlamento a jurar su adhesión a la Iglesia Anglicana, pero no sólo a los miembros del Parlamento, también a todos los parlamentarios y aquellos que ocupan cargos públicos.

    Estos dos pasos mas otros muchos formaron el Código Clarendon (Clarendon era Canciller de Carlos II).

    En 1662 se aprobó la Uniformity Act, ley de uniformidad que sanciona la nueva liturgia anglicana (de 1661) y reservaba todos los cargos eclesiásticos y los puestos de profesor en las Universidades y escuelas a los anglicanos.

    En 1664 el Acta de los Conventículos, prohibe la reunión de mas de cinco personas que no sean anglicanas para discutir de temas religiosos.

    En 1665 la Five Miles Act, prohibe a los profesores y párrocos expulsados de sus antiguos cargos acercarse a menos de cinco millas a sus antiguos lugares de trabajo.

    Clarendon comprendió las ventajas de la alianza entre la Corona y la Iglesia. La jerarquía anglicana también. ¿Por qué no lo entendió Carlos II? ¿Porqué puso en práctica una política diferente a la de su canciller?

    En parte, parece ser que Carlos II se había convertido en secreto al Catolicismo (en su lecho de muerte proclamó su conversión). Seguramente, Carlos II no quiso depender en exclusiva del apoyo de los anglicanos y quiso tener un apoyo más amplio. Pero al poner en práctica una política que no se ajustaba fielmente a las aspiraciones del Parlamento, lo que hizo fue agraviar sus relaciones con el Parlamento.

    La otra cuestión que enturbió sus relaciones con el Parlamento fue la guerra con Holanda en 1665-1667 (la primera fue en 1652-1654). ¿Porqué reanudó la guerra? Fundamentalmente por razones económicas. Inglaterra y Holanda eran rivales mercantiles, competían por el control de negocio mundial. En 1651 se había aprobado una primera Acta de Navegación que protegía los intereses mercantiles ingleses.

    En 1663, el Parlamento Cavalier aprobó la Staple Act, se obligaba a todos los importadores ingleses a introducir en el país las mercancías en barcos ingleses. Consecuencia fue la declaración de guerra de Holanda de 1665.

    El problema fue la torpe dirección de la guerra. Después de la primera batalla (victoria inglesa) lo demás fueron todo derrotas. En 1666 perecieron en el Canal de la Mancha 8000 marinos ingleses. El curso de la guerra convenció a Carlos II de que era imposible vencer y cometió el error garrafal de negociar con Holanda sin tomar medidas que garantizaran la seguridad de la costa. Los holandeses se aprovecharon para entrar en el estuario del Támesis y hundir los barcos ingleses en Julio de 1666.

    Después de esta rotunda derrota, Carlos II firmó la paz con Holanda y ofreció al Parlamento la cabeza de Clarendon, quien se fugó a Francia.

    Después de la guerra y la caída de Clarendon, Carlos II tenía ante sí dos grandes opciones:

  • Seguir una política de unidad religiosa.

  • Seguir una política de tolerancia religiosa.

  • Ambas tenían sus consecuencias en la política exterior. La primera le conducía a una alianza con países protestante. La segunda favorecía una alianza con Francia.

    La guerra acabó en 1667. En 1668 Carlos II resolvió de qué bando se inclinaría. Empezó a negociar con Francia, con Luis XIV (rey sol). Las negociaciones se cerraron en Mayo de 1670 con el Tratado de Dover: establece la colaboración entre Francia e Inglaterra para bajar los humos a Holanda. A cambio Luis XIV pagaría una pensión anual a Carlos II. Pero además el Tratado contenía una clausula secreta que se ocultó a la opinión pública: el rey Carlos II proclamaba su adhesión a la fe católica, su firme decisión de ofrecer obediencia a Roma y restablecer el catolicismo en Inglaterra.

    ¿Porqué?.

    Probablemente la firmó porque deseaba vengarse de los pésimos resultados de la segunda guerra Anglo-Holandesa, y de paso acabar con la rivalidad comercial holandesa.

    Quizás lo que buscó el rey inglés comprometiéndose a restaurar el catolicismo fue crear un vínculo de confianza con Luis XIV, un vínculo que obligara al rey de Francia a cumplir lo prometido.

    Ambas cosas son difíciles de entender. La opinión pública no lo supo entender. Pero más difícil de entender todavía fue la Declaración de Indulgencia publicada por Carlos II en 1672: texto que mejora las condiciones de vida de los católicos, deja en suspenso las leyes que castigaban a los católicos y también anulaba las prohibiciones que pesaban sobre los protestantes disidentes.

    ¿Porqué la Declaración de Indulgencia?

    Algún ministro de Carlos II dijo que lo que buscaba el rey era garantizar la paz en el interior del país mientras en el exterior se entraba en guerra con Holanda. Pero lo único que Carlos II consiguió fue enfrentar a la nación con el gobierno. La Declaración de Indulgencia no agradó a la clase política y el Parlamento se opuso al rey y al gobierno.

    Además, la guerra desde el principio fue mal. No obtuvo ningún beneficio de esta tercera guerra con Holanda (1672-74).

    El principal beneficiario fue Luis XIV que con la ayuda inglesa pudo recuperar algunas provincias de los Países Bajos.

    Inglaterra está en guerra contra Holanda.

    Los holandeses contraatacaron montando una campaña de propaganda que caló en los ingleses. Insistían en que el objetivo principal de la alianza con Francia era implantar el catolicismo en Inglaterra.

    El impacto que tuvo la noticia en el país de que Jacobo de York era católico (heredero) y que pensaba casarse con una princesa católica, María de Módena, la conmoción causada provocó una alarmante preocupación en Inglaterra especialmente en el Parlamento.

    El Parlamento como repuesta criticó la alianza con Francia votando una declaración condenatoria del matrimonio de Jacobo con María de Módena, prohibiendo a los católicos que se sentaran en el Parlamento y tomando medidas que limitaran la autoridad del rey si Jacobo llegaba a convertirse en soberano.

    Para tranquilizar al Parlamento, Carlos II decidió cancelar la Declaración de Indulgencia y firmar la paz con Holanda, pero eso no detuvo la histeria anticatólica.

    ¿Por qué no?

    Los historiadores ingleses estiman que en esos momentos en Inglaterra que como mucho el 5% de la población era católica (66000) y que no suponían ninguna amenaza.

    Los agentes papistas (misioneros) como mucho eran 500. No parece que hubiese base real para ese sentimiento.

    ¿Cuáles eran las razones?

    Hay que buscarlas en otras parte, en la corte, en Irlanda y en Francia.

    - En la corte porque el heredero proclamaba su fe católica abiertamente.

    - En Irlanda porque los irlandeses católicos, mayoría clara, habían visto relajadas las limitaciones que pesaban sobre ello. Se les permitía en los años 70 ocupar cargos públicos.

    - En Francia. La causa fundamental fue porque en Francia desde 1679 Luis XIV inició una campaña de persecución del protestantismo que acabó con la revocación del Edicto de Nantes de 1685. Lo que se teme en Inglaterra es que se produzca algo semejante.

    La noticia de la conversión y el matrimonio provocó además una crisis de gobierno. Una purga en el consejo privado. El personaje más favorecido fue el Conde de Danby, primer ministro. Intentó restablecer la armonía entre la corona y el Parlamento, pero los obstáculos eran demasiado grandes. Danby en primer lugar no podía cambiar el hecho de que el heredero fuese católico, por otro lado, la alianza con Francia, incluso queriendo romperla, era algo difícil de conseguir, porque ¿lo permitiría Luis XIV?.

    Lo máximo que consiguió Danby fue el matrimonio de María Estuardo (hija de Jacobo y su primera mujer Anna Hyde) con Guillermo de Orange (estatúder capitán general de las fuerzas armadas de Holanda) en 1677. Fue vista con buenos ojos por parte de los ingleses. Este matrimonio contrarrestaba los efectos de la alianza entre Inglaterra y Francia. Un año después se renovó la alianza. Los efectos del matrimonio quedaron anulados.

    La noticia de la renovación en 1678 fue la causa de que ese clima anticatólico llegase a su punto más alto. Movido por esa atmósfera, el rey destituyó a Danby y disolvió el Parlamento Cavalier en 1679. Desde entonces hasta el final de su reinado, 1685, la cuestión fundamental fue la sucesión.

    1679-1681 Periodo de la Crisis de la Exclusión.

    1681-1685 Como resultado de la crisis ya no hay Parlamento, gobernó el rey sólo.

    En el contexto de la crisis de la Exclusión se produjo el nacimiento de dos fuerzas políticas:

    Whigs partidarios de excluir a Jacobo de la sucesión al trono y en lo religioso partidarios de la tolerancia con los protestantes.

    Tories defensores de la sucesión al trono de Jacobo y en lo religioso apostaban por la uniformidad anglicana.

    Los Whigs proponían otros candidatos a la sucesión, pero los Tories veían preferible a Jacobo. Los candidatos posibles eran:

    • James Scott (hijo bastardo de Jacobo),

    • el Duque de Monmouth,

    • María (protestante) " Guillermo de Orange (holandés). Esta opción tenía un problema, la posible política contra Francia y que Guillermo subordinase los intereses de Inglaterra a los de Holanda.

    Por dos veces la Cámara de los Comunes aprobó la exclusión de Jacobo como heredero y por dos veces la Cámara de los Lords bloqueó la exclusión.

    Finalmente en 1681 por tercera vez la Cámara de los Lords aprobó la exclusión de Jacobo. Carlos II disolvió el Parlamento para no convocarlo ya más hasta su muerte.

    En ese contexto se produjo la sucesión de Jacobo II al trono de Inglaterra.

    El reinado de Jacobo II y el favorecimiento del catolicismo. La intervención de Guillermo de Orange y la revolución de 1689. La obra constitucional del Parlamento Convención.

    Jacobo se convirtió en rey en Febrero de 1685.

    La imagen que la historiografía liberal ofrece del rey Jacobo II es la de un soberano que pretendió imponer el catolicismo en Inglaterra e intentó acabar con el protestantismo. Sin embargo esta imagen es falsa. En realidad tuvo unas aspiraciones más limitadas. Lo único que pretendió fue devolver a los católicos la libertad de culto y restituirles sus derechos civiles (derechos de participar en la vida política). El problema estriba en que para la mayoría de la gente el catolicismo era igual a monarquía absoluta.

    La sucesión de la corona de Jacobo II fue recibida con sendas rebeliones encabezadas respectivamente por Monmouth (en Inglaterra) y el noveno Conde de Argyll (en Escocia). Ambas rebeliones fueron reprimidas con severidad pero no bastó para que hubiera plena calma y asegurar la paz en las islas Británicas. No bastó porque en su primera comparecencia ante el Parlamento, Jacobo II manifestó su deseo de cancelar las leyes que castigaban a los católicos. A partir de este momento los Tories empezaron a exponer sus discrepancias contra el rey (antes lo habían apoyado, también eran mayoría en el Parlamento).

    Intranquilidad que aumentó además por las noticias que llegaban del exterior (Irlanda y Francia). Desde el principio del reinado Jacobo favoreció a los católicos en Irlanda. El líder de los católicos irlandeses se llamaba Talbot, y Jacobo lo hizo Conde de Tyrconnell. Tyrconnell purgó el ejército irlandés, en sólo un año el 40% de los oficiales eran católicos. Lo que preocupó mucho a la opinión pública de Inglaterra.

    En 1685 Luis XIV revocó el Edicto de Nantes y empezaron a llegar a Inglaterra hugonotes exiliados que informaron de las atrocidades cometidas por la monarquía francesa.

    En este contexto volvió a crecer la histeria anticatólica.

    El rey, año y medio después, dio un giro a su política e intentó ganarse la confianza de los protestantes con una Declaración de Indulgencia (1687) que dejaba sin efectos el Código Clarendon. Pero no funcionó porque a pesar de ser un bocado tentador, los disidentes protestantes no colaboraron con el rey, teniendo en cuenta que a largo plazo esa indulgencia desembocaría en la reinstauración del catolicismo.

    A finales de 1687 el cuerpo político de la nación, Whigs y Tories, anglicanos y protestantes, todos recelaban de las intenciones del rey.

    En 1688 el rey tuvo un hijo varón (con María de Módena), que tenía preferencia sobre las mujeres a la sucesión: el príncipe Jacobo.

    La sola perspectiva de que se perpetuara en Inglaterra una dinastía católica acabó de unir a los protestantes ingleses que cursaron su ayuda a Guillermo de Orange si se atrevía a desembarcar en Inglaterra para destronar a Jacobo II.

    ¿Porqué aceptó Guillermo?

    Por los propios intereses de Holanda. Desde 1672 la prioridad de Guillermo era contener el avance francés. Se había casado con María para aliarse con Inglaterra y luchar contra Francia (fue imposible porque Carlos II se alió con Francia).

    En principio Jacobo II había permanecido neutral y ahora se producía la coyuntura idónea para luchar contra Francia.

    Antes de que se le ofreciera la ayuda, Guillermo de Orange ya estaba planeando invadir Inglaterra.

    Un factor que favoreció la invasión fue la coyuntura política en Europa, así pues Guillermo destronó a Jacobo II.

    La invasión podía haber acabado con un simple cambio de monarca, pero no acabó ahí, hubo un cambio de orden constitucional.

    ¿Porqué?

    Un hecho que allanó el camino para un cambio del orden constitucional fue la huida de Jacobo II a Francia (se exilió), incluso los Tories más fieles a él tuvieron que reconocer que el trono estaba vacante y debía ser ocupado, pero ¿por quién? ¿María, Jacobo, Guillermo?

    Dos posibilidades: Crear un consejo de regencia que gobernara hasta que Jacobo alcanzara la mayoría de edad u ofrecer la corona a María.

    Guillermo de Orange dio la solución al afirmar que no estaba dispuesto a gobernar ni como regente ni como rey consorte, sino como rey de pleno derecho.

    Esa fue la solución definitiva en parte.

    Guillermo impuso al Parlamento su nombramiento como rey. El Parlamento en 1689 ofreció la corona conjuntamente a Guillermo y María, y a Guillermo como rey de pleno derecho.

    Para los Whigs no supuso ningún problema, pero los Tories tuvieron que recurrir a todo tipo de argumentos para tranquilizar sus conciencias. Algunos Tories invocaron el derecho de conquista, otros afirmaron que como garantía del orden público merecía fidelidad y por último, los más fieles a Jacobo distinguieron un rey de facto y otro de jure.

    Una vez ofrecida la corona a Guillermo III el Parlamento aprobó reformas políticas y religiosas.

    En lo político aprobó una Declaración de Derechos en 1689 que anuló el veto real, prohibió la recaudación de impuestos sin consentimiento parlamentario y prohibió el mantenimiento de un ejército permanente en tiempo de paz.

    En el campo religioso, las cosas eran favorables a una reforma con profundidad. Guillermo III es calvinista, pero a pesar de la unión de los protestantes y su calvinismo, la única reforma que se produjo fue la concretada en una ley, el Acta de Tolerancia (1698); sólo ofrecía libertad de culto a las confesiones que declarasen su adhesión a la Supremacía Real y rechazaran el dogma de la transubstanciación, a las demás no. Quedaron en vigor algunas leyes del Código Clarendon que castigaban la disidencia.

    Se puede concluir que la reforma de la religión fue tan incompleta como la política.

    Los reinados de Guillermo III y Ana I. La política bélica de Guillermo. La cuestión sucesoria. La unión de 1707.

    Desde 1689 hasta 1702 dura el reinado de Guillermo III.

    La Revolución Gloriosa llevó a Guillermo al trono de Inglaterra. Un rey que estaba por la idea de mantener el equilibrio entre los Borbones y los Habsburgo. Eso suponía la garantía de la independencia holandesa. Pero además el advenimiento de Guillermo III provocó un gran cambio en la política exterior inglesa, porque Inglaterra pasó de la alianza con Francia a la alianza contra Francia.

    En 1689 Inglaterra se sumó en una gran coalición europea contra Francia.

    Potencias Católicas.

    España, Saboya, Austria.

    Potencias Protestantes.

    Países Bajos.

    Otras.

    Países Germanos.

    Sin embargo, al mismo tiempo que Guillermo III lograba la incorporación de Inglaterra a la alianza contra Francia, Jacobo II llegó a Irlanda y originó la insurrección de Irlanda con la ayuda de Tyrconnell. Irlanda proclamó su independencia. Los católicos irlandeses expulsaron a los presbiterianos del Ulster y fue necesaria la intervención del ejército inglés. Desde 1689 hasta 1691 Guillermo III fue cruelísimo en la represión de los irlandeses. En 1692, el Parlamento de Dublín, controlado por los protestantes canceló todas las leyes aprobadas durante la insurrección y aún fue más allá, dejó sin efecto todas las medidas que pudieran dañar los intereses económicos de Inglaterra. Irlanda pasó a ser una semi-colonia de Inglaterra.

    El levantamiento irlandés retrasó la entrada en guerra de Inglaterra en Europa contra Francia, pero contribuyó a convencer a los ingleses de la necesidad de entrar en guerra contra Francia.

    Aún así, el Parlamento reconoció la necesidad de entrar en guerra pero sin demasiado entusiasmo, por tres razones:

    • Porque el enemigo era temible, y las consecuencias para el comercio inglés podían ser muy negativas.

    • Porque la guerra implicaba un enorme esfuerzo fiscal.

    • Porque la alianza con países católicos despertaba todo tipo de recelos y sospechas.

    En efecto, Inglaterra entra en guerra y todos estos temores se concretan durante el curso de ésta.

    El consejo de ministros aliados estaba en La Haya. Allí nunca llegaron a establecer unos criterios comunes. Allí reinaba un sentimiento de desconfianza, por el contrario Luis XIV tenían un mando unificado. Tanto es así que Leopoldo de Habsburgo y Luis XIV mantenían negociaciones secretas para establecer en Inglaterra a Jacobo en el trono mientras estaban en guerra.

    La falta de criterios claros en la dirección de la guerra contribuyó a prolongarla y crecieron los gastos bélicos. El Parlamento aprobó la recaudación de cuantiosos impuestos para sufragar los gastos de la guerra pero fue necesario recurrir a nuevos instrumentos financieros. El principal de esos instrumentos fue la creación del Banco de Inglaterra en 1694. Se creó con un capital inicial de 1'2 millones de al 8% de intereses anuales, la corona puso por garantía los impuestos que se recaudaban para devolver este dinero a los prestamistas iniciales, entre ellos numerosos hugonotes franceses, judíos, protestantes ingleses residentes en Europa y holandeses.

    Durante la guerra, los ataques a la flota inglesa fueron constantes. La más grave fue el hundimiento de un convoy mercante anglo-holandés de 100 barcos.

    En 1697 todas las fuerzas estaban suficientemente gastadas para que se firmara la paz. En efecto, Luis XIV firmó la paz con Inglaterra y reconoció el derecho a la corona inglesa de Guillermo III, y se comprometió a dejar de prestar ayuda d Jacobo II.

    La paz duró muy poco y Luis XIV siguió prestando ayuda a Jacobo II y a los Jacobitas.

    El reinado de Guillermo III empezó con una guerra y acabó con otra mayor todavía. En 1697 se había firmado la paz porque la opinión pública clamaba por la paz, los costes eran muy elevados. Todo cambió en 1700 con la muerte del rey de España Carlos II, Felipe de Anjou (Felipe II) se convirtió en rey de España. Desde la perspectiva de Guillermo III esta sucesión amenazaba gravemente la legitimidad de Holanda, no podía consentir que los Países Bajos se convirtieran en territorio neutral (el rey de España es un Borbón y se podía aliar con Luis XIV que también lo era y además los Países Bajos pertenecen a España).

    Desde el punto de vista económico a Inglaterra no le convenía que Francia tuviera un trato de favor en el comercio con América.

    Por esas razones Inglaterra se sumó a la gran alianza de La Haya en 1701 encabezada por el Archiduque Carlos (candidato al trono de España). Los objetivos de la coalición eran tres:

    • Impedir que se unieran los tronos de España y Francia.

    • Evitar que los franceses se apoderaran de los Países Bajos.

    • Expulsar a los franceses de los dominios italianos de la monarquía española (Milán, Sicilia, Cerdeña y Roma).

    Los ingleses consiguieron que se añadiera un cuarto objetivo.

    • Una clausula por la que los aliados se comprometían a proseguir la guerra contra Francia hasta que Luis XIV reconociera la sucesión al trono de Inglaterra de un protestante y no del príncipe Jacobo.

    La cuestión de la sucesión fue el gran problema del final del reinado de Guillermo III. Guillermo III estaba casado don María Estuardo (hija del primer matrimonio de Jacobo II), María murió sin hijos. Debía suceder a Guillermo III Ana, la hermana de María (no tenía hijos). En 1701 el Parlamento aprobó el Acta de Settlement; en esta ley sucesoria se decidió que la corona pasase tras la muerte de Ana a los hijos de Sofía, nieta de Jacobo I, casada con el elector de Hannover (protestante).

    En 1702 murió el rey Guillermo III.

    Posible pregunta de Examen.

    Vídeos relacionados