Historia del Trabajo Social en España

Orígen. Movimientos de reforma. Integración. Profesionalización e institucionalización. Etapas. Tipos de trabajadores sociales. Profesiograma. Formación y puestos de trabajo

  • Enviado por: Zak
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

HISTORIA DEL TRABAJO SOCIAL EN ESPAÑA

INTRODUCCIÓN

Trabajo social, actividad profesional cuyo objetivo suele ser enriquecer y mejorar el desarrollo individual y de grupo, o aliviar condiciones sociales y económicas adversas.

Antiguamente, todas las formas de filantropía y de caridad (como las realizadas por personas sin formación pero con conciencia social) eran consideradas como un trabajo social. El principal objetivo de estas actividades era resolver los problemas inmediatos de los necesitados sin modificar sus causas. Posteriormente, el gran volumen de estudios sociales realizados ha permitido analizar los desajustes sociales y económicos de la sociedad moderna y coordinar las actividades de los trabajadores o asistentes sociales en un esfuerzo por beneficiar al máximo a las personas necesitadas y a toda la comunidad.

En muchos países, los asistentes sociales están teniendo que ampliar su ámbito de actuación para ayudar a controlar formas antisociales y delictivas de conducta, sin menosprecio, lógicamente, de los derechos civiles de los pacientes. En los países en vías de desarrollo, donde hay pocos asistentes sociales en relación con el número de habitantes, su ayuda es solicitada para obras de beneficencia y gestión de ayudas económicas orientadas a este fin.

En España, el Trabajo Social ha tenido una estrecha vinculación con las fuerzas religiosas. El Trabajo Social ha conseguido en España una evolución paralela a los acontecimientos sociopolíticos.

El Trabajo Social es diferente en cada contexto, dependerá de la realidad de cada lugar. También hay que tener en cuenta que el Trabajo Social está influenciado por el método.

El plano histórico-cultural y el método serán el marco de referencia del Trabajo social.

La diferencia entre culturas existe en la sociedad, y también en Trabajo Social, como es la ideología de Occidente y de Latinoamérica.

Uno de los fallos del Trabajo Social es que se pensaban que las mismas técnicas podrían ser útiles en cualquier contexto, para cualquier realidad. Para trabajar hay que estudiar la teoría y la realidad existente.

La profesión de Trabajo Social promueve el cambio social, la resolución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación del pueblo para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de teorías sobre comportamiento humano y los sistemas sociales, el Trabajo Social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los Derechos Humanos y la Justicia Social son fundamentales para el Trabajo Social.

El Trabajo Social debe impulsar la política social.

ORIGEN DEL TRABAJO SOCIAL

Los 3 grandes eventos revolucionarios (Inglaterra 1688, EE.UU. 1776, Francia 1789) y la promulgación en 1781 de los derechos humanos significa el triunfo de la Burguesía, la cual se consolida como la clase hegemónica del S.XIX. Estos cambios son muy importantes para comprender la aportación de la burguesía a la filosofía política y social. En lo reciente a las necesidades desde principios del S.XIX hasta las primeras décadas del S.XX, el pobre no era propietario y obrero, tienen los mismos problemas y son considerados de la misma manera.

En esta época existen también figuras relevantes como Thomas Charles que se oponía al Socorro Público y al que ofrecía la iglesia por considerar a ambos poco eficaces; este autor propone el sistema de atención por pequeño distrito, en cada uno de los cuales debía nombrarse a un diácono para coordinar sistemática e individualmente cada caso en el que se debía estudiar:

  • La causa de la pobreza y la posibilidad de salir de ella.

  • Como encontrar alguna familia capaz de responder a las necesidades no cubiertas.

  • La intervención directa del diácono tan solo debía producirse en los casos en que no se encontrase otra solución.

El origen específico del trabajo social se remonta a la época de la industrialización de la sociedad occidental en un clima de problemas sociales provocados por la Revolución Industrial y por el Liberalismo económico y político. Así en la aparición inmediata del Trabajo social influyen las siguientes cuestiones:

  • Los movimientos de reforma social: En ésta época se critica duramente la legislación vigente. Algunos autores como Octavia Gil patrocinan asociaciones y cooperativas. El movimiento sindicalista contribuye a que la clase obrera se convierta en fuerza de presión.

  • Los movimientos de integración social: Se realizan estudios que atraen la atención del público y despiertan la conciencia de filantrópicos. Charles Bcoth realiza en 1869 una encuesta social en la que demuestra que el verdadero problema no era la pobreza sino la incapacidad de la gente para vivir con sus propios medios por razones ajenas a su voluntad.

  • Las iniciativas organizadas: De acuerdo con los resultados de los primeros estudios los enfoques teóricos sobre el tema de la asistencia y ante la necesidad de progresar en la solución de problemas cada vez más elevados empiezan a surgir nuevas iniciativas más organizadas que se ocuparán más de la atención directa a las necesidades. Cada situación será estudiada por una encuesta que será valorada por una Comisión. Dicha Comisión elaborará unas listas con las ayudas prestadas para formar ficheros centralizados con el fin de evitar abusos y repeticiones de ayudas por parte de las necesidades. Así funcionó la C.O.S (Comisión de Organización de Sociedad) fundada en Inglaterra en 1869.

PROFESIONALIZACIÓN E INSTITUNALIZACIÓN DEL TRABAJO SOCIAL

Las secuelas de la Primera Guerra Mundial potenciaron el sistema público de acción social. Las situaciones de carencias emergentes y la crisis del periodo posbélico requirieron personas cualificadas en la intervención asistencial. Se incrementaron así en Europa y América el número de centros académicos orientados a la formación del trabajo social incorporados frecuentemente a las universidades, por lo tanto puede afirmarse que en estos años cuando se revaloriza esta disciplina y se impone a nivel internacional.

Esta etapa se califica como etapa técnica, la cual, representa un avance en la acción asistencial que deriva en el Servicio Social.

La primera Conferencia Internacional del Servicio Social celebrada en Paría en 1928 definió al Servicio Social como el conjunto de esfuerzos encaminados a aliviar los sufrimientos causados por la miseria, a devolver a los individuos y a las familias las condiciones normales de existencia, a prevenir las plagas sociales y a mejorar las condiciones generales sociales con las personas, grupos o comunidades que se encuentran en estado o situaciones problemáticas. Por lo tanto, el servicio social precisa de un método utilizado por los profesionales que cuenten con un conjunto de conocimientos sobre el hombre y la sociedad y con una preparación practica dirigida a proporcionar un conocimiento de los problemas sociales. No se trata de un método propio, específico y original, consiste en utilizar un conjunto de teorías diversas de conocimientos, de métodos, para formar el concepto de trabajo social. De aquí que el profesional de trabajo social a la búsqueda de tal método haya tenido que asimilar conocimientos de sociología, psicología, derecho, medicina, organización de empresas y estadística. Es cierto que suele situarse la etapa de servicios sociales entre la Segunda Guerra Mundial y mediados de los años 60, reservando la denominación del Trabajo Social propiamente dicho a la acción social que se realiza desde esa fecha hasta la actualidad.

El Trabajo social desde sus orígenes está relacionado con los derechos humanos y eso lo podemos ver en la referencia tan importante que hace la Carta de las Naciones Unidas (1945), en la que se proclama del derecho internacional de establecer garantías para proporcionar protección a individuos, grupos y comunidades, siendo desarrollada esta garantía en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) en la que se recogen estos derechos en los artículos 22 y 25.

De hecho el Código Deontológico de los Trabajadores Sociales recoge como principios básicos de actuación profesional valores íntimamente relacionados con los medios necesarios para conseguir el avance en trabajo social.

Los trabajadores sociales asumiendo su responsabilidad acordaron conveniente crear asociaciones y celebrar reuniones periódicas. Aunque se celebraran en varios países, solo algunas de ellas tuvieron repercusión internacional como por ejemplo:

  • El Servicio Social Internacional (SIS): Se creó en 1921 y tiene su sede en Ginebra. Esta primera asociación se creó para dar respuesta a todas aquellas personas desplazadas como causa de la Primera Guerra Mundial.

  • La Unión Católica Internacional del Servicio Social (UCIS): Se creó con sede en Milán en 1925 y contribuyó a la expansión de centros de formación de Trabajo Social por América del Sur, Asia y Oceanía.

  • La I Conferencia Internacional de Servicio Social (CISS): Tuvo lugar en París en 1928 con asistencia de representantes de 42 países estableciendo su sede en Nueva York. Es además miembro de la Organización Mundial de la Salud.

  • Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social (IASSW): Se creó en 1929 y es miembro de las Naciones Unidas y participa en el Consejo Económico y social (ECOSOC), en la UNICEF y en la UNESCO.

  • Federación Internacional de Trabajo Social (FITS): Creada en Munich en 1956. Dicha federación publica la Revista Internacional del Trabajo Social.

Todo este movimiento motivó la proliferación de Escuelas de Trabajo Social en todo el mundo de forma que en 1950 Naciones Unidas señaló la existencia de 373 Escuelas de Trabajo Social en 46 países distintos. A tal fin surge un gran interés en la formación de los Trabajadores Sociales, para la potenciación de los Servicios Sociales.

Un paso importante es la Carta Social Europea (1961) que España no firma hasta abril de 1978. Si bien dicha carta habla en la mayoría de sus artículos de los derechos de los trabajadores, también reconoce el derecho de todo individuo de los países firmantes a la asistencia social, médica y de servicios sociales.

Si ya descendemos a lo que ocurre en España los servicios sociales a partir de los años 60 se concreta únicamente en prestaciones técnicas previstas para las áreas de higiene y seguridad en el trabajo, medicina preventiva, reeducación y rehabilitación. La primera vez que aparece el término “bienestar social” es en el año 1965 y no será hasta 1977 caundo aparezca en el Instituto Nacional de los Servicios Sociales (INSS), el INSALUD y el INSERSO. En 1978 aparece nuestra Constitución y donde los servicios sociales son un derecho.

Con la transición política se produce una dinámica acelerada en los servicios sociales producida por 4 fuerzas de actuación que son la administrativa, la supresión de las instituciones del franquismo, reforma de la seguridad social y la configuración el estado de autonomía.

Los servicios sociales no aparecen dentro del catálogo de los Derechos Fundamentales.

TRABAJO SOCIAL EN ESPAÑA

NATIVIDAD DELA RED

En España, los fundamentos teóricos de la intervención social en la respuesta a las necesidades se basa en la caridad, en la filantropía, en las exigencias de la convivencia cívica, en el control ante el peligro que puede representar la pobreza,...

Para comprender la evolución del Trabajo Social resulta imprescindible tener presentes dos diferencias: una contextual, definida por la evolución de los derechos sociales, las medidas de la política social y el desarrollo de los servicios sociales, y otra conceptual, representada por las relaciones del mismo Trabajo Social con las ciencias sociales.

- ORÍGENES Y EVOLUCIÓN DEL TRABAJO SOCIAL EN ESPAÑA

- Primera etapa del Trabajo Social en España (1930-1970): El Trabajo Social nace y se desarrolla, también en nuestro país, con una estrecha vinculación a la medicina. Durante la Segunda República se presta especial atención a la medicina social mediante la coordinación de campañas higiénico-preventivas a través primero de la Dirección General de Sanidad.

La población excluida del régimen de seguro continúa recurriendo a la asistencia privada, a los seguros libres o a la beneficencia, gestionada por las diputaciones provinciales.

El Estado social se va imponiendo con más retraso en España que en los países europeos, aunque también se percibe cierta influencia de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.

Superada la etapa de posguerra y el aislamiento internacional, se inicia en España la reactivación económica y el proceso de industrialización y, con ello, un importante éxodo de la población rural a las ciudades, lo que produce alteraciones y cambios en la estructura social (aparecen nuevos problemas).

La evolución del Trabajo Social en España se vio frenada por la Guerra Civil. Los profesionales debieron asumir un papel asistencial dirigido a paliar las consecuencias del conflicto bélico.

A partir de los años 50 se produce en España una fase de expansión y desarrollo que tiene su expresión en un considerable avance del Trabajo Social.

La formación del Trabajo Social en España encuentra su primera expresión en Barcelona, en 1932, en un momento político y social lleno de transformaciones, tensiones, incertidumbres y esperanzas que caracterizaron la Segunda República española.

Cabe destacar que en 1937 surge la primera escuela de formación social en San Sebastián.

Los cambios sociales que se vienen produciendo y el avance y reconocimiento de la actividad profesional influyen en la consolidación de la formación para un intervención menos benéfica y de carácter más social y comunitario.

- Segunda etapa del Trabajo Social en España (1970-1990): Se distinguen 2 fases:

  • Fases de estabilización técnica (1970-1980): El incremento de las escuelas continúan de tal manera que en 1970 existían 42 por toda España. Hay también un factor que influye en el avance del Trabajo Social en España, y es la apertura progresiva de España y la ampliación de relaciones con otros países.

La revisión sobre Trabajo Social que entre 1965 y 1970 se inicia en todo el mundo llega también a España.

A partir de aquí se garantiza una formación técnica y científica de calidad para los trabajadores sociales siguiendo las directrices de la Ley de Reforma Universitaria.

  • Avances del Trabajo Social a partir de 1980: Desde los años 80, se da un avance del Trabajo Social constituido por el nuevo marco de derechos y deberes para el ciudadano en un sistema político más adecuado a las realidades y necesidades sociales.

Destacará la relación de la política social con el Trabajo Social y los servicios sociales sobre una base psicosocial. Además, se insiste en que el Trabajo Social ha de preocuparse por sistematizar su propia producción teórica y práctica.

Como resultado de este amplio proceso es la consecuencia del avance y sistematización teórica y de una progresiva interacción entre las escuelas de Trabajo Social y la propia realidad de las instituciones de servicios sociales en las que los alumnos realizan sus prácticas.

Durante estos años se realizaron 6 Congresos Estatales de Trabajadores sociales con la intención de conseguir el reconocimiento de los estudios de formación de Trabajo Social como estudios universitarios, ampliación de las funciones de los Trabajadores Sociales, incorporación de los Trabajadores Sociales en los programas de acción social,...

- Tercera etapa: el Trabajo Social a partir de 1990: Los años finales de la década de los 80 y los primeros de la de los 90 se caracterizan por la presencia de contradicciones que se plasman en el hecho de que los gastos sociales por parte de la Administración central no crecen al ritmo necesario para poner en marcha adecuadamente las medidas que se legislan.

Son años relevantes para la consolidación de la estabilidad democrática en España y su ubicación en el contexto europeo, pero también una etapa en la que asistimos a dos huelgas generales contra el recorte de las pensiones y las condiciones del mercado laboral y a favor de la instauración del salario social y de las pensiones no contributivas.

España atraviesa un período del que cabría esperar una política socialdemócrata, un desarrollo del Estado del bienestar, la consolidación y ampliación de los sistemas asistenciales.

La realidad demuestra que en España, en muchas ocasiones, se desarrolla una dependencia de los poderes públicos y que con ella se encubre, a veces, el abandono de responsabilidad por parte de éstos.

La llegada al Gobierno del Partido Popular en 1996 supone una continuidad de las políticas marcadas en el periodo anterior, continuidad que se rompe a partir del año 2000.

Durante este periodo el Trabajo Social se enfrenta a un escenario polifacético y con varias dificultades. Ha conseguido alcanzar cierta consolidación y una mayor presencia en la sociedad a través del incremento de profesionales en el mundo laboral, pero se encuentra con la necesidad de revisar planteamientos de la etapa anterior. La integración laboral se hace en gran parte precariamente, lo que sin duda debe mucho a la política desarrollada desde los años 80.

Es necesario recordar que a lo largo de este periodo sigue siendo la Administración pública la principal empleadora de trabajadores sociales, aunque se observa un claro desplazamiento de la Administración central a la autonómica y local como consecuencia del proceso de transferencias y del propio desarrollo de los servicios sociales básicos.

Los trabajadores sociales como profesionales de la ayuda mantienen en sus discursos las funciones tradicionales que permiten considerarlos como tales y por ello son conscientes de la necesidad de recuperar determinadas tareas y de profundizar en otras que permitan articular respuestas más adecuadas a las carencias y problemas sociales.

En los tres Congresos Estatales de Trabajadores sociales organizados por el Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales durante esta década, el interés se centra en conseguir que el Trabajo Social se desarrolle como disciplina y como intervención.

Por último destacar que la profesión sigue siendo desarrollada fundamentalmente por mujeres, con una incorporación progresiva pero limitada de varones, y que la edad media de los trabajadores sociales es relativamente joven, de forma que parece haberse detenido el progresivo envejecimiento que se apuntaba en la mitad de los años 70.

En el desarrollo y consolidación del Trabajo Social no es ajeno el reconocimiento en el ámbito universitario, que plantea numerosos retos y que genera diversas críticas que van desde la denuncia sobre la escasa consideración de la especificidad del Trabajo Social hasta la constatación de la ausencia de la disciplina en los planes de estudios de otras carreras.

TIPOS DE TRABAJADORES SOCIALES

La profesión de Trabajo Social se inserta de forma global, canalizando e interrelacionando, mediante métodos y técnicas propias, todo tipo de necesidades y recursos, de forma que las personas, grupos y comunidades no encuentren parcializada la atención que sus necesidades requieren, posibilitando el cauce apropiado para cada tipo de problemática, y en defecto del mismo, contribuyendo a su promoción.

El trabajador social debe participar en actividades de investigación social y en el desarrollo de la política social dando a conocer las necesidades de la población y haciendo crítica sobre los medios para afrontarla. Deberá desarrollar una función constructiva en la actuación de sus intervenciones sociales.

Los trabajadores sociales pueden trabajar en puestos muy diversos. Los asistentes sociales de familia tratan directamente con el cliente como miembro de una familia determinada y solicitan la participación y colaboración de todos sus miembros. Trabajan en el sector público (asociaciones de servicio a la familia, hospitales médicos y psiquiátricos, organizaciones públicas o clínicas de desintoxicación), aunque en las dos últimas décadas se viene observando en algunos países una tendencia hacia el trabajo en el sector privado. Una vez determinada la naturaleza del problema, el asistente social de familia intenta ayudar a la persona que lo necesita a superar estas dificultades y a conseguir una asistencia adecuada. También intenta que las personas necesitadas encuentren solución a sus problemas por ellas mismas. En los últimos años han aumentado considerablemente las áreas de especialización del trabajo social.

Los trabajadores sociales de grupo planifican o dirigen las actividades de grandes grupos de personas. Este tipo de trabajo social se realiza en centros terapéuticos y hospitales.

Los planificadores sociales son asistentes o trabajadores sociales que investigan y diseñan políticas de bienestar social, que con frecuencia son presentadas como anteproyectos de leyes sociales. Los organizadores comunitarios actúan como coordinadores de área para conseguir que los programas de las diferentes organizaciones cubran al máximo las necesidades de servicios médicos y de bienestar social. También colaboran en programas de autoayuda de grupos locales con intereses comunes como, por ejemplo, programas de formación para dirigentes locales que permitan analizar y resolver los problemas de su comunidad. Los organizadores comunitarios participan de forma activa, como todos los asistentes sociales, en consejos locales de organizaciones sociales y en grupos de acción comunitaria. A veces, el papel de los organizadores comunitarios se solapa con el de los planificadores sociales.

PROFESIOGRAMA

Lo que caracteriza al trabajador social es la praxis social; es el contacto directo, cotidiano y continuo con la realidad social; su actuación con el hombre en su realidad histórica presente y la planificación de cara al futuro:

  • Definición profesional: En un país en que la política social sigue unas líneas definidas, y una planificación medianamente adecuada, El Trabajo social debe ser definido con claros perfiles.

  • Reconocimiento universitario: Esto sitúa al trabajador social en un status de igualdad y hace de su voz un voto de importancia en cualquier problema social.

  • Autoempleo: Un pequeño tanto por ciento (menos del 50%) de los trabajadores sociales titulados tienen un puesto de trabajo fijo y de este la mitad se encuentran en condiciones de subempleo y contratos eventuales. El resto no desempeña la profesión. Esta realidad, enfoca la profesión hacia el autoempleo y la creación de Sociedades Cooperativas.

  • Intrusismo profesional: Se sigue considerando, en algunos ambientes, al Trabajo Social como una disciplina o profesión de buena voluntad que cualquiera puede desempeñar sin una preparación.

  • Confusión del Trabajo Social con la dedicación a la marginación social: Por falta de una política de acción social dirigida al conjunto de la población, se ha enfatizado la relación Trabajo Social-marginados.

  • Feminización del Trabajo social: La incorporación de la mujer al mundo laboral ha aumentado las filas de estudiantes en esta profesión, considerada una actividad no productiva y fácil para la mujer, a quien se ha denominado mano de obra barata y se ha marginado de un desarrollo profesional a una intervención caritativa. Pero la trabajadora social ha sabido profesionalizar esta disciplina y trabajando en equipos multiprofesionales ha hecho que le reconozcan el valor de su trabajo y la eficacia de su profesión.

ORGANIZACIONES SOCIALES

El trabajo social se realiza principalmente en organizaciones públicas y también en entidades privadas, cuyos fondos están destinados a servicios de adopción de niños abandonados, maltratados o que sufren abusos, atención de orfanatos, instituciones infantiles, escuelas de formación de jóvenes y centros de comunidades locales. Además, también se atiende al trabajo social en escuelas, clínicas psiquiátricas y de enfermos mentales, programas de rehabilitación de drogadictos, programas de mejora de relaciones intergrupales y de planificación social. Muchas organizaciones de voluntariado, por ejemplo, conceden ayudas para programas similares.

FORMACIÓN Y PUESTOS DE TRABAJO

Para poder trabajar como asistente social se requiere cursar estudios universitarios o una formación profesional o laboral equivalente. En los planes de estudios destaca el análisis sociológico de los problemas sociales, aunque el derecho y la psicología social también son asignaturas muy importantes. Esta amplia formación refleja los diferentes enfoques de esta profesión, ya que la labor de asesoramiento de los asistentes sociales se basa en los cambios de actitud del individuo o en las causas sociales y económicas, según se considere más adecuado. Para casi todos los puestos de trabajo social se pide un periodo de prácticas, es decir, una formación supervisada en una organización operativa.

CONFERENCIA IMPARTIDA POR MILAGROS MONTILLA

En el año 1979 tiene lugar las primeras elecciones democráticas donde desembocan una serie de decisiones en las cuales se convocan distintas clases de asistentes sociales.

Los antecedentes son:

    • Siglo XIX: se aprueba la Iª Ley de Beneficencia

Más tarde uno de los gobiernos liberales se basará en mejorar esta ley de Beneficencia.

    • Principios del siglo XX: se aprueba el Instituto Nacional de Previsión, basado en los principios de Beneficencia y Asistencia Social.

    • II República: Reconocimiento de la Asistencia Social por los movimientos obreros.

    • Etapa final del Franquismo: Se puede hablar de Estado Social y de Estado de Derecho.

    • Transición Democrática: Se elabora la Constitución de 1978 donde se reconoce los derechos de los servicios sociales, colectivos de ancianos, discapacitados,...

    • Año 1985: Se aprueba la Ley de Bases del Régimen Local.

Se produce el desarrollo el Estado del Bienestar a través de una serie de propuestas:

        • Se tiene en cuenta la participación de los usuarios.

        • Se recopilan datos de los distintos organismos.

        • Se plantea la garantización de la Beneficencia.

    • Año 1982: Caracterizado por las II elecciones: Contacto de los Trabajadores Sociales con los políticos para realizar propuestas para los Servicios Sociales:

        • Se crea un Centro de Atención

        • Se abre un campo de asistencia social donde se consigue que se incorpore el Trabajo Social como actividad.

    • Antonio Millán: Concejal de Asistencia Social, con su discapacidad física estuvo presente en Granada para debatir sobre el Trabajo Social. Posee medalla de oro concedida por la ciudad.

    • Los presupuestos empiezan a mejorar a medida que van avanzando los años.

    • Los Servicios Sociales toman parte del ayuntamiento con nuevos indicadores,...

    • Se diseñan los primeros estudios:

        • Estudio de la Comunidad Autónoma

        • Planteamiento del problema de Drogodependencia

    • Comienzan a ponerse en marcha órganos de participación

    • Se cierra la Casa de Socorro

    • Se empiezan a atender de manera profesional a los transeúntes, indigentes,...

    • Se establece el Bonobús para pensionistas.

    • Año 1984:

        • Ayuda a mayores

        • Se solicitan subvenciones para los discapacitados.

        • Se incorpora un asesor jurídico

        • Se aprueban 2 centros de Servicios Sociales

        • Se pone en marcha un comedor social

    • Año 1985-86:

        • Potenciación de los centros municipales de Servicios Sociales.

        • Valoración sobre necesidades sociales.

        • Contacto con otros ayuntamientos

        • Participación ciudadana constante a través de voluntarios.

        • 15 Trabajadores Sociales, 4 Psicólogos, 2 Médicos, 1 Asesor Jurídico y muchos administrativos.

        • Aumenta el número de demandas.

    • Año 1986-87:

        • Aumenta el programa de Servicios Sociales

        • Siguientes elecciones municipales.

        • Se aprueba el área de Servicios Sociales como un área exclusiva donde la jefatura de área es llevada por un Trabajador Social especializado.

    • A partir de 1990: Se irá produciendo una estabilidad en los Servicios Sociales

BIBLIOGRAFÍA

  • Rubí, Carmen. Origen histórico de los métodos de Trabajo Social. Ed.Hamilton. Pág: 77-100

  • De la Red Vega, Natividad y Brezmes Nieto, Milagros. Trabajo Social en España. Pág: 131-149

  • Fernández García, Tomás y Bracho, Carmen. Introducción al Trabajo Social. Ed. Alianza S.A. Madrid 2003

  • Barbero García, José Manuel. Trabajo Social en España. Ed. Mira Editores. Pág:16-107. Zaragoza 2002

  • www.google.es

  • Payne, M. Teorías contemporáneas del trabajo social. Una introduccióncrítica. Ed. Paidós. Barcelona 1995

Ç

INDICE

Pagina

  • Introducción 2, 3

  • Origen del Trabajo Social 3, 4

  • Profesionalización e Institucionalización del Trabajo 4, 5, 6

Social

  • Trabajo Social en España. Natividad de la Red 6, 7, 8, 9, 10

  • Tipos de Trabajadores Sociales 10, 11

  • Profesiograma 11, 12

  • Organizaciones Sociales 12

  • Formación y Puestos de Trabajo 12

  • Conferencia impartida por Milagros Montilla 13, 14

  • Bibliografía 15