Historia del teatro dominicano

Literatura hispanoamericana y dominicana contemporánea. Evolución histórica. Resistencia. Trujillismo. Intimismo. Dramaturgos

  • Enviado por: Elvis
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

Introducción

Este trabajo habla sobre la historia del Teatro Dominicano y como ha ido revolucionando de siglo en siglo, empezando desde el siglo XVI hasta el siglo XX, también como se divide en Dos Épocas que son La Primera Época y la segunda Época.

También se habla sobre los principales escritores y actores de las Dos Épocas , y también la opinión y relato de Marcio Veloz Maggiolo.

Aquí se habla de las obras que producierón estos autores.

Espero disfrute el Trabajo

Historia del Teatro Dominicano

En Santo Domingo el teatro aparece, en opinión del crítico y autor teatral Veloz Maggiolo , como teatro dominicano. El sentido de esta interesante aseveración implica una profunda reserva respecto de la actividad teatral levada a cabo durante la época colonial o precolombina. El teatro propiamente dicho no se encuentra debidamente establecido en este país hasta el advenimiento de la República Dominicana en 1844.

Durante el siglo XVI hubo representaciones teatrales que se llevaron a cabo en el atrio de los templos, de estas representaciones solamente se conserva un famoso “Entremés” de Cristóbal Llenera. Está obra fue incorporada al expediente de expatriación.

Pedro Henríquez lo incluye íntegro en su obra “La cultura y las letras coloniales en Santo Domingo” (1936), inserta en su antología “Obra critica”

En el siglo XVIII no nos llegó ninguna presencia teatral. La parte que había quedado española de la antigua colonia.

El alborear del siglo XIX contempló una tentativa, más pintoresca que real, el llamado teatro de los náufragos franceses, que fue organizado e instalado en el antiguo Convento de Regina por los supervivientes de una batalla naval con los ingleses, durante el Gobierno de Ferrand.

No vuelve a encontrarse actividad teatral hasta los ultimos años de dominación haitiana. El autor más ilustre de estas actividades fue el propio Padre de la Patria Juan Pablo Duarte, que encontró el escenario improvisado de la cárcel vieja una tribuna propicia para la agitación política y el despertar de la conciencia nacional.

La Primera Época

El primer nombre que registran los anales literarios en nuestro país es el de Félix Maria del Monte ( 1819 - 1899. Poeta y orador destacado es nuestro primer dramaturgo en orden cronológico. Con él aparecen el teatro dominicano. Entre sus obras representadas en el famoso teatro “La Republica”,

Nombre de una sociedad patriótica se destaca “Antonio Duverge” o “Las Victimas del 11 de enero”.

La obra esta destinada a condenar uno de los episodios más execrables de la tiranía santanista, la ejecución de Duverge, un héroe de la independencia y sus compañeros.

Del Monte fue un autor de éxito y presento varias obras entre ellas “ El mendigo de la catedral de León”, “El Vals de Strauss”, “ El premio de los Pichones”, y “ El Ultimo Abencerraje”.

Del Monte presento una obra bastante celebrada: “Ozema o la Virgen Indiana” mas éxito tubo sin embargo el autor del drama “ Iguaniona”, Hijo de una de las familias que emigraron a cuba cuando la anexión a Haití y que en aquel País aprendió a aborrecer la dominación española y al mirar al joven Angulu Guridi fue poeta y periodista muy activo contra los españoles. Su obra Indigenista se une a las “Fantasías Indígenas” de José Joaquín Pérez y al “Enriquillo” de Manuel de Jesús Galban.

El mas destacado y técnicamente conciente de esta época fue Ulises Heureaux hijo autor de numerosas obras de éxitos notables en las tablas. “El grito de 1844”, es un drama patriótico, “ El Jefe, La fuga de Clarita”, un vodevil.

La Segunda Época

La llegada de Trujillo al Poder revela, sin lugar a dudas, un decaimiento rotundo en la producción teatral dominicana. Las nuevas corrientes del teatro dominicano resurgen, ya que las condiciones políticas imperantes no eran propicias para su desarrollo espontáneo de la propia iniciativa del poder ditactorial. El 19 de marzo de 1946 es fundado el Teatro Escuela de Arte Nacional ( TEAN ), hoy llamado Teatro Bellas Artes de cullo ceno van a salir no pocos de los dramaturgos mas destacados de la actualidad,

Franklin Domínguez es el mas prolífico de todos los autores que surgen en ese momento en torno a la TEAN. La primera obra que escribió fue “Éxodo”,

Y la más conocidas internacionalmente son: “Él ultimo Instante”, “ La broma del senador”, y “Un amigo Desconocido Nos Aguarda”. Entre sus piezas premiadas están “ Omar y los Demás”, La cual además del Premio Nacional Cristóbal de Llenera Gano el certamen Internacional de Dramaturgos de Palelmo en 1983. Héctor Incháusteguí Cabral. Poeta destacado escribe dos obras basadas en los modelos griegos que son, además de las ya mencionada “Filoctetes” e “Hipólito”, en las cuales el símbolo sirve para señalar la realidad opresora del régimen operante.

También Marcio Veloz Maggiolo produce aunque no la llevo a escena antes de la muerte del tirano otra obra inspirada en el teatro griego, “Creonte”.

Teatro de la Resistencia

La ocupación Militar norteamericana de 1965 y el posterior proceso de transculturación motivo dos vías de resistencia nacional en el plano de la cultura.

Por un lado se creo la necesidad de identificar nuestros rasgos culturales. El Teatro Dominicano experimento diversas modificaciones en sus estructuras dramáticas en la organización técnica del espectáculo. El naciente movimiento teatral, pues, generaría su propios protagonistas. Se forman nuevos actores, directores, técnicos y aparece una especie de dramaturgia de emergencia en la que se destacan Jaime Lucero, Haffe Serulle, Reinardo Disla, Rubén Echavarria, Ignacio Nova y Ángel Mejia.

Aun asi, abundan textos significativos de este periodo, como “Mi primera manifestación” y “Regina Express”. En cuanto a la autoría individual sobresalen

Jaime Lucero, Haffe Serulle y Reinardo Disla, estos tres dramaturgos lo mas trascendentes de toda la historia del teatro dominicano.

Ultimas Tendencias

La nota predominante del teatro dominicano de los años 80 y principios de los 90 es la dispersión. Deja de expresarse en forma de movimiento porque la sociedad, en general a perdido la mística colectiva.

Guiados por el pragmatismo, los ciudadanos de la nación acuden a la reinauguración de una republica a la que Franklin Domínguez en “Se Busca Un Hombre Honesto” había denominado “Sálvese Quien Pueda”. En medio de este panorama, muchos dramaturgos dejan de escribir, otros desaparecen por muerte o exilio económico y los demás adaptan sus preocupaciones a la nueva situación. Entre los que forjan en este proceso figuran Arturo Rodríguez, Frank Disla, Carlos Castro, Manuel chapuseaux y Giovanny Cruz.

Teatro Intimista

Arturo Rodríguez se interna en la línea psicológica de Rueda. Los montajes de sus obras han sido recibidos con beneplatico por el publico y la critica , a pesar de la fragilidad estructural que sirve de apoyo a sus tramas.

MARGINIDAD Y ABUSO : Los personajes de Frank Disla y Carlos Castro, en cambio, pululan en el anonimato de un universo marginal donde lo absurdo es real y lo cotidiano es pesadilla.

El Acento Español

Como en los ochenta cada cual toma un camino diferente, Manuel Chapuseaux se inspira en España. Construir un teatro popular en Republica Dominicana a partir de la tradición popular española del Siglo de Oro.

A finalizar la década y tras la aparición de varias propuestas aisladas nos encotramos con un nueva intento de dominicanizar el teatro.

Actores y Dramaturgos mas destacados

Marcio Veloz Maggiolo, Pedro Henríquez Ureña, Juan pablo Duarte, Félix María del Monte, Ulises Heureaux hijo, Franklin Domínguez, Manuel Rueda, Iván García, Ángel Mejía, Reynaldo Disla, Haffe Serrulle y Manuel Chapuseaux.

En las generaciones más recientes destacan : Haffe Serulle, Reynaldo Disla , Arturo Rodríguez Fernández y Giovanny Cruz. Este ultimo estrenó con éxito su obra “Amanda” en 1995.

Conclusión

Espero haya disfrutado el trabajo y haber podido leer y saber los escritores y actores mas importantes de tiempos actuales y pasados.

Aprendiendo también la importancia del teatro y como se expresaba y debido a que por ejemplo en los tiempos de
Duarte se representabas obras en oposición a la conquista de los haitianos espero le haya gustado el trabajo y haya podido saber la historia del Teatro Dominicano.