Historia del Reino de Navarra

Historia de España. Invasiones bárbaras. Sociedad feudal navarra. Conquista castellana. Camino de Santiago. Románico. Gótico

  • Enviado por: Rastamintxo
  • Idioma: castellano
  • País: Cuba Cuba
  • 24 páginas
publicidad
publicidad

LA FORMACION DE UN REINO:

Las invasiones bárbaras, árabes y francas:

Tras la caída del imperio romano en el siglo V la presencia del poder de Roma se fue sustituyendo por una serie de tribus venidas del oeste a raíz de las incursiones de los hunos, en Navarra, al igual que en casi toda la península, se instalaron los visigodos que formaron su reino en torno a la capital, Toledo.

En la monarquía visigoda siempre hubo tensiones y traiciones lo que provocaba que los reinados fueran cortos y la inestabilidad reinaba en las posesiones visigodas.

Los visigodos pronto se romanizaron y adquirieron la religión hispana, el cristianismo.

La zona de influencia visigoda llegaba hasta donde estaban sus ejércitos, por lo tanto zonas como el saltas apenas notaban la presencia visigoda

Así que el poder visigodo. Además de en lo militarse basaba en la influencia de la aristocracia que apoyo desde un principio a los visigodos y colaboro en la política del reino toledano.

. En la montaña al haber una tierra cultivable tan escasa, los vascones se veían obligados a realizar saqueos de las zonas fértiles de Navarra y así se arriesgaban a recibir hostilidades de los ejércitos visigóticos o francos.

En una de estas expediciones de castigo comandada por el mismísimo rey Rodrigo en el año 711 desembarcaron en el sur de la península los ejércitos musulmanes que vinieron en un principio a apoyar a un sublevado noble visigodo contrario al poder del rey, pero luego viendo la situación del lugar y la debilidad del reino lo invadieron completamente hasta los Pirineos, donde fueron detenidos en Poitiers por Carlos Cartel.

Tras la ocupación y conquista musulmana en menos de cuatro años, enseguida recibió apoyos de las familias nobles que temiendo el poder perder sus posesiones y poderes pagaban tributo a los nuevos señores, este es el caso de una antigua familia Navarra, los Caxias, que llegaron a tal punto de avasallare que se islamizaron cambiando hasta su propio nombre por el de ZANU Cursi, esta familia domino la Ribera y sus áreas colindantes durante dos siglos.

Pamplona y La Montaña como otros conquistadores hicieron antaño le dieron poca importancia debido a las escasa posibilidades económicas, además Pamplona era una ciudad pequeña y la zona hesitaba poco urbanizada así que la única presencia del poder musulmán en esta zona era una pequeña guarnición guarecida en Pamplona, ya que el emirato de Córdoba solo exigía sumisión y pagar un tributo, a cambio no les imponía sus culturas directamente.

La única persona con suficiente poder para vencer a los árabes durante la Alta Edad Media fue Carlomagno, descendiente de Carlos Cartel y emperador del imperio carolingio que poseía territorios en toda Francia y gran parte de Alemania e Italia. Carlomagno se lanzo a la conquista de Zaragoza en 778, pero no pudo conquistarla así que a su vuelta destruyo las murallas de Pamplona y fue la razón de la batalla de ronces valles, donde un pequeño grupo de vascones (supuestamente ellos solos) aniquilaron la retaguardia del ejercito franco y mato a un general franco amigo del emperador, Roldán.

Un reino cristiano en occidente (SEIS-XIII):

Las relaciones entre los emires cordobesa y la aristocracia pamplonesa se fueron degradando hasta el punto de ser hostiles debido a las tensiones creadas entre las dos facciones, entonces cure cuando surgió el líder que llagaría a Navarra a la independencia, el caudillo y noble local Iñigo Arista, de la familia de los Arista que fue haciéndose fuerte en el norte consolidando su poder con la creación de monasterios para que crecieran los núcleos urbanos a su alrededor.

El nacimiento de un reino propiamente dicho no llego hasta Sancho Garcés I, que proclamo la monarquía y se nombro rey de Pamplona, esto vino respaldado por las conquistas de territorios que hizo por Tierra Estalla, el sur de Alaba y La Rioja, y posteriormente se le unió al reino Aragón, estas victoria se debieron por el momentáneo debilitamiento del emirato de Abr-al-Arman III, estos reaccionarios con una expedición de castigo comandada por su visir Almanzor que acabo con la destrucción de Santiago de Compostela.

Con la crisis del califato años mas tarde llego el momento de mayor poder e influencia de la monarquía pamplonesa con el reinado de Sancho Garcés III también llamado el Mayor que extendió su influencia por todos los reinos cristianos de la península y avasallo a los musulmanes con tributos, esta actitas pacifista le trajo el descontento de los nobles que anhelaban mas tierras para extender su poder hacia el sur, esto se hizo patente cuando el hijo de Sancho III, una vez llegado al trono a la muerte de su padre, fue asesinado en una cacería, además tampoco ayudo a la estabilidad la partición del reino que acabo con la sublevación de Castilla y Aragón.

Tras la muerte de Sancho IV el de Señalen, hijo de Sancho III, fue elegido el aragonés Sancho Ramiro como nuevo rey, esto supuso un periodo de relativa estabilidad pero también supuso la perdida definitiva de Alaba y temporalmente de La Rioja.

Pero esta unión entre Aragón y Pamplona tuvo sus ventajas porque durante el reinado de Alfonso I el batallador se procedió a la exitosa campaña del valle del Vero donde se arrebato a los musulmanes el control de la ribera, y también se conquisto la taifa de Zaragoza que fue posible gracia a la llegada de caballeros de las ordenes militares de las cruzadas, hombres con experiencia curtidos en la batalla de una larga y sangrienta guerra por que Tierra Santa volviera a estar bajo control cristiano, con la excusa de que otra cruzada se estaba dando en la península.

Pero tras la muerte de Alfonso I sin descendencia los reinos una vez unidos se separaron y esto supuso el fin de la expansión Navarra hacia el sur porque el reino de Pamplona ya no tenía frontera con el Islam.

Con la subida al trono de sancho VI el sabio se hizo la propuesta del cambio de nombre del reino de Pamplona, se pretendía el cambio para que todos lo habitantes bajo la soberanía de Pamplona se sintieran identificados con el reino así que se cambian por el del reino de Navarra (nabal-herí -> pueblo del arado) ya que la mayoría de la población trabajaba del campo.

Estas propuestas además de la fundación de nuevas ciudades como Vitoria o San Sebastián no impidieron que, probablemente el rey mas famoso de la historia Navarra, Sancho VII, también llamado el fuerte, perdiera sus territorios guipuzcoanos y alavesas a favor de la emergente Castilla, pero sin duda el episodio por el que es recordado el rey navarro es por el de la batalla de las Navas de Tolosa (1212) en el que una coalición de todos los reinos cristianos, Castilla, Aragón y Navarra vencieron al contingente musulmán en una batalla envuelta de leyenda donde Navarra tomo su actual símbolo, las cadenas.

Transformación de una sociedad feudal:

Aparte de la pequeña ciudad de Pamplona, Navarra era un reino formado por un entramado de pequeñas aldeas dedicadas a la agricultura y la ganadería y no fue hasta que las conquistas por el sur cuando en Navarra se comandaron a dar núcleos de población importantes y fortificados para la defensa de las frontera que aun queda patente en la actualidad, como es el cerco de Artajona.

En la sociedad feudal europea la tierra y todo lo que había en ella pertenecía a los nobles, y en Navarra se daba el mismo caso, la tierra pertenecía a los nobles y la iglesia y debía ser trabajada exclusivamente por los campesinos, que se podían quedar con la cosecha a cambio de rentas, generalmente cobradas en especie, además del diezmo obligatorio que debía ser pagado a la iglesia.

La función de la nobleza que era descendiente de los antiguos propietario de latifundios durante el Imperio Romano y la conquista visigoda, era la de defender el reino, por ello poseían cierto privilegios como el de tener distintos jueces, no pagar impuestos o ocupar los cargos oficiales, como el control de los distritos militares.

Un caso distinto era el de los labradores, que no eran hombres libres, sino que juraban servidumbre a su señor y trabajaban prácticamente como esclavos, además eran asfixiados a impuestos y era la ARNE de canon de los ejércitos de la época. También había pequeños propietarios que eran dueños de sus tierras y por lo tanto no le debían cuentas al noble, de hecho eran tratados como tales pero eran del escalafón mas bajo, los denominados infanzones.

El clero estaba en la mayor estima, eran los encargados de salvar las almas del pueblos y por lo tanto también tenia, al igual que la nobleza, ciertos privilegios y cobraban un impuesto extraordinario que era el famoso diezmo (1/100 parte de la cosecha). También había jerarquía entra el clero, estaban en el escalafón mas bajo los curas de pueblo, mojes y frailes que Vivian de lo que les daban los campesinos y los curas eran los encaramados de enseñar al pueblo la Biblia y los frailes y monjes mantuvieron viva la cultura dentro de los monasterios. Mientras tanto en el alto clero estaban obispos, abades y cardenales que gozaban de grandes privilegios, prestigio, buena posición económica y, al igual que el noble asiento, en las cortes. Esta fue una época de fundación de monasterio y congregaciones religiosas como la de San Benito o la de Couní, que llego a Navarra con la reforma cisterciense en el Siglo XII.

El pilar básico de la economía Navarra era obviamente la agricultura y la ganadería, el comercio era Chi inexistente y la artesanía estaba reducida a un ámbito rural.

En Navarra no se acuño moneda hasta la 2ª mitad del siglo XI y era escasísima, por eso se recurría en muchas ocasiones al trueque.

A lo largo del siglo XI y XII se dio en Navarra un periodo de revitalización económica, la agricultura y ganadería experimentaron grandes avances, y los excedentes en la producción y mano de obra también se desarrollo la agricultura, donde hubo hambres normalmente comerciantes y artesanos que solían vivir en los Burgos que se enriquecieron notablemente y que pasarían a ser un grupo a parte dentro de los no privilegiados que pasarían a ser denominados burgueses. También debido al lugar estratégico donde se encontraba Navarra en el paso entre la península y el resto de Europa así que durante estos siglos se noto la afluencia de emigrares que se instalaban en Navarra principalmente de Francia y que se dedicaban a la artesanía y el comercio.

La nueva situación economía exigía nuevas reformas legales, estas después de ser exigidas por los nuevos emigrantes y los poderosos comerciantes de Tudela y Pamplona principalmente y en Navarra recibieron el nombre de fueros, estas leyes fueron el inicio de lo que posteriormente hicieron y hacen a Navarra tener su singularidad.

La economía experimento transformaciones el comercia experimento un gran desarrollo, sobre todo a larga distancia, esto supuso un crecimiento de la actividad artesana y un gran aumento del uso de la moneda, pero la agricultura continuo siendo el sector mas importante. El capital imprescindible para el desarrollo de estas empresas supuso la aparición de los prestamistas, incluso de los usureros, cutre eran principalmente judíos (ge). El comercio creció en gran parte debido a la proliferación de mercadillos semanales o quincenales y de ferias anuales como la de Pamplona que servia para el intercambio de productos artesanales o excedentes campesinos, estas ferias no solo acudían los naturales del reino sino que también acudían comerciantes de los reinos vecinos para estrechar lazos y crear negocios entre la burguesía locas.

Tanto Europa como Navarra estaban formadas por un crisol de culturas y religiones como eran la cristiana, musulmana y judía e incluso ciertas actividades económicas estaban vinculadas a devotos de ciertas religiones (judíos-usura) hasta el punto de crearse odios entre la gente.

Casi todas las villas Navarra tenían cierto número de población judía, como la comunidad judía de Tudela que era una de las más importantes de Navarra.

También había comunidades musulmanas que se habían negados a abandonar sus casa, y como los judíos Vivian apartados en las juderías, los moros Vivian en las molerías, que eran una especie de ghettos que estaban en la parte exterior de las murallas.

Estas tres religiones estuvieron conviviendo muchos silos juntas no sin tener indiferencias y conflictos que acabaron por despertar los miedos y odios entre las distintas religiones.

LOS CONFLICTOS EUROPEOS Y EL FIN DEL REINO MEDIEVAL (1234-1512):

Conflictos políticos en la Baja Edad Media:

La muerte de Sancho el Fuerte supuso el fin de la monarquía Navarra, pasando la corona a Teobaldo I de Navarra y también duque de Aquitana, que pertenecía a la familia de los Champaña.

Estos reyes no pisaron el suelo navarro apenas ya que se centraban en gobernar sus territorios en Francia que eran mas extensor y les proporcionaban mas beneficios que el suelo navarro, pero el ser gobernantes de Navarra les permitía tener el titulo de rey y así podían ser, por ejemplo al igual que hizo el rey Teobaldo I comandar una cruzada, pero fueron muy importantes ya que revolucionaron el sistema administrativo y económico creando las merindades gobernadas por los merinos que unían función de distrito militar y administrativo.

Con la reorganización de la Hacienda dieron una legislación de carácter universal, el Fuero General, que fueron modificando con el paso del tiempo con los “amejoramientos” que les permitió aumentar su poder.

A finales del siglo XIII la familia de los Capetos, que eran también la familia real francesa, se convirtieron en reyes de Navarra, Navarra no recibió un trato especial sino que fue tratada como un territorio mas del territorio francés, pero fue una gran etapa de paz y estabilidad en Navarra.

En Francia existía la ley salida que impedía la subida al trono de mujeres, así que tras la muerte de Carlos I sin herederos, Juana I de Navarra llego a ser reina de Navarra pero no de Francia y Navarra volvió a ser un territorio totalmente independiente, Juana I estaba casada con Felipe de Everux, y fue el inicio del reinado de esta familia francesa en Navarra., ETA familia participo activamente en la Guerra de los Cien Años, ya que poseían grandes territorios en Narmandia principalmente, que posteriormente los perdería Carlos II el Malo. Para financiar la guerra la guerra los monarcas exigieron unos impuestos muy elevados, y por ello perfeccionaron los sistemas de recaudación, a pesar de ser una época de calamidades sanitarias y climaticaza población disminuyo significativamente por los sucesivos brotes de peste negra que azotaron Europa durante todo el siglo XIV, y hasta el Siglo XVI.

De los Everux el mas belicoso fue Carlos II, pero el mayor símbolo de esta familia fue Carlos III que pacifico la ciudad de Pamplona con la construcción del ayuntamiento, ya que siempre había conflictos entre los barrios de Pamplona y esta era una ciudad bastante conflictiva, así que Carlos III consiguió llegar a una solución por medio del acta de la Unión, además mejoro las relaciones con los pises vecinos e hizo un gran programa de obras culturales como el palacio de los reyes de Olite.

Las guerras civiles y la conquista castellana:

Las relaciones que mejoro Carlos III trajeron a Navarra una nueva dinastía gobernante, la de los Tras támaras, durante el reinado de Juan II se dieron una serie de luchas familiares entre el rey y el Príncipe de Viana, su hijo, que reavivaron las llamas de la rivalidad entre las familias nobiliarias de antaño que anteriormente habían tenido rivalidad, fue el inicio de la guerra civil.

Se formaron dos facciones, los agramonteses, que apoyaban al pretendiente y se podría decir que eran los prona barros, y los beamonteses, que apoyaban al rey. Entre eles hubo un enfrentamiento total que, debido al desgaste de la guerra, redujo al caos económico y de la hacienda publica, lo que dejo al reino dividido debido a la incapacidad del monarca de imponer el orden.

A finales del siglo XV las pretensiones hegemónicas de Castilla, recientemente unida con Aragón, provocaron que Navarra estuviera en un punto de choque entre los dos pretendientes, por un lado Castilla y por otro Francia, estas tensiones tuvieron el resultado final de que el rey aragonés Fernando el católico ordenara la invasión de Navarra, orden que fue ejecutada por el Duque de Alba, que ocupo Navarra en 1512 sin apenas resistencia, pero esto no supuso el fin de Navarra ya que se mantuvo como una región autónoma, no perdió su condición de reino y mantuvo sus propias instituciones y lo que es mas importante en el futura: Los Fueros.

Los reyes huyeron hacia el sur de Francia en sus posesiones francesas acompañados por los agramonteses y se instalaron en la ciudad de EAU. Los intentos por parte de los Aubert para recuperar el reino fueron inútiles y lo mas cerca que estuvieron de hacerlo, fueron detenidos en la batalla de Noain en 1521, y ya no se volvió a intentar una intervención armada, solo consiguieron recuperar la baja Navarra, que fue abandonada por los castellanos por lo costosa que era su defensa.

Las instituciones del reino:

La modernización de las instituciones que supuso la subida de las dinastías francesas al trona de Navarra trajo una estructura administrativa mas compleja, pero a su vez mas eficaz.

Un Consejo Real asesoraba al rey en los asuntos para la política exterior y los asuntos de guerra (el consejo estaba formado por alto clero y alta nobleza).

En Las Cortes de Navarra instaladas en Pamplona se discutían los asuntos sobre los impuestos y cambios en la legislación. Las Cortes estaban formadas por representantes e los tres estamentos, la nobleza, el clero y el pueblo llano, donde sus miembros solían ser cargos del ejército, obispos, abades y gente de la alta burguesía. La Corte era la encargada de la justicia, de hecho era un alto tribunal de justicia, pese a que sus decisiones podían ser apeladas al rey el Consejo real. A nivel regional los alcaldes eran los jueces y jurados. Por ultimo la Cámara de Comptos era la encargada de la recaudación de impuestos y de la Hacienda Foral.

También había delegados del rey que cumplían las funciones de representar al rey pera la recaudación de impuestos o en las guarniciones militares y principales fortalezas.

Los cambios sociales:

A pesar del auge de la burguesía los campesinos seguían siendo el grupo más numeroso, sin embargo tenían una mayor seguridad jurídica y una legislación por escrito que delimitaba sus derechos y obligaciones.

Fue desapareciendo la obligación de trabajar gratuitamente para el señor propietario de las tierras, aunque a cambio las rentas aumentaron. Sobre los campesinos y la burguesa recaía toda la presión fiscal, los impuestos, esto era debido a que el clero y la nobleza obtuvieron la escansión de impuestos.

A finales del siglo XIV y XV los habitantes de las comarcas mas deprimidas de Navarra fueron nombrados francos o hidalgos para evitar el declive de esas comarcas e intentar mejorar su situación, ya que los hidalgos tenían la exención de impuestos, pasaban a ser propietarios, tenían todas las ventajas judiciales y podían llegar a ser gobernantes de su concejo.

La alta nobleza y los altos cargos de la iglesia solían ocupar los cargos más importantes de la administración pública, en el reino los más influyentes eran los consejeros del rey además de tener derecho a escaño en las cortes que además les reportaba sustanciosos beneficios económicos.

A finales del siglo XV las familias aristocráticas se fueron agrupando en facciones que acabaron con la conquista del reino en 1512.

La burguesía se encargaba de hacer los trabajos especializados que en ocasiones aprovechaban para ascender de puesto y de categoría social, y en casos extraordinarios podían incluso recibir privilegios por parte del rey y pasar a formar parte de la nobleza.

Las minorías religiosas fueron reduciéndose progresivamente con la creación de la inquisición y los decretos firmados por los reyes católicos como el de la expulsión de los judíos (1492) o la de los moriscos, además de por las conversiones religiosas y además del rechazo general de la población cristiana.

Los judíos eran odiados por toda Europa porque eran los prestamistas que endeudaban a las personas que les solicitaban algún tipo de préstamo y por ello se dieron oleadas de antisemitismo que desembocaron en los asaltos a las juderías, tanto es así que en el siglo XV solo sobrevivió la judería de Tudela que había quedado diezmada en comparación que etapas de esplendor anteriores.

Luego tras la expulsión de los sefarditas, la mayoría de judíos que quedaron en la península prefirieron convertirse al catolicismo.

LOS CAMINOS A LA CULTURA MEDIEVAL:

El camino de santiago:

Navarra se encontraba en una encrucijada de caminos lo que hacia que el camino de santiago atravesara gran parte de Navarra.

A principios del siglo IX se produjo un hecho en Galicia que cambiaria la historia de la península para siempre, el hallazgo del supuesto sepulcro del apóstol Santiago en la ciudad de Compostela, este hecho tuvo gran relevancia por el inmediato reconocimiento de las autoridades eclesiásticas de la región: el rey de Asturias y el obispo de Iría-Flavia.

En este tiempo las posibilidades de visitar el santuario del apóstol eran pocas debido al clima de inseguridad que reinaba en Europa debido a las guerras entre la nobleza y las luchas entre moros y cristianos que había en la península. Pero a partir del siglo XI apareció un clima de tranquilidad que impulso las peregrinaciones a santiago (debido en gran parte a las disposición que mostró Sancho III el mayor de Navarra por promocionar el camino) lo que provoco una enorme afluencia de peregrinos de todas las partes de Europa.

Con el auge de la peregrinación, Navarra se colapso de viajeros debido a que estaba en mitad del paso de los pirineos por donde entraban los peregrinos extranjeros.

El camino de santiago no solo supuso una vía de entrada para inmigrantes sino que también fue vía de entrada para las corrientes culturales, prosperidad económica y la sociedad, con el camino de santiago llegaron numerosos inmigrantes franceses que pretendían hacer negocio con el camino, también llegaron las corrientes artísticas del románico y el gótico y tan bien, en cierto modo, cambio la sociedad, porque con los extranjeros trajeron nuevos modelos urbanísticos y sociales.

La etapa del auge de la peregrinación se encuentra entre los siglos XI y XIV, pero esta entro en decadencia con los brotes de le peste negra, el inicio de la Guerra de los Cien Años y algo posteriormente también fueron las reformas protestantes que cerraron el flujo de peregrinos de países como Inglaterra o Alemania.

Los principios de la hospitalidad cristiana ordenaban una atención desinteresada a las peregrinos, por eso la iglesia abrió una extensa red de hospitales alrededor de todo el camino para atender a los peregrinos mas humildes, también se abrieron numerosas posadas pero estas solo se podían permitir la gente con recursos que iba a redimir sus pecados, por lo que la peregrinación se convirtió en un gran negocio para algunos, el principal hospital de Navarra es el de Roncesvalles que fue abierto en el S. XII, el camino también contaba con albergues administrados por las cofradías que también ayudaban a los peregrinos dándoles comida y cama.

Para los que no se podían permitir de ninguna manera realizar la larga peregrinación de santiago que podía durar meses, incluso años, se comenzaron a realizar peregrinaciones mas cortas, las llamadas romerías, que se realizaban para venerar a los santos locales a los que se les tenia cierta veneración y devoción, y algunos adquirieron cierto prestigio. Esta tradición ha podido conservarse hasta la actualidad.

Las innovaciones romaicas:

A través del camino de santiago llegaron una serie de innovaciones artísticas que se daban en Europa desde el siglo x y que había sido impulsada por los monjes benedictinos introduciéndolos en el diseño de sus monasterios y en la reforma cristiana. Este arte tenia variaciones regionales pero una base común.

La bóveda de cañón, el arco de medio punto, los capiteles historiados o los ajedrezados jaques son las características básicas de este estilo, que fue imponiéndose poco a poco en Navarra.

Las primeras obras en Navarra son las de San Miguel de Aralary San Salvador de Leire, esta se caracterizan por su sencillez y la tosquedad debido a que esta hechos en la época inicial del románico.

El periodo de de apogeo de este estilo en Navarra es durante el Siglo XII, ya que la esa etapa fue de bonanza económica por lo tanto los pueblos comenzaron a construir nuevas iglesias gracias en gran parte al aumento de los diezmos.

Entre los monumentos más importantes cabe destacar la catedral vieja de Pamplona que fue construida en el S. XII y de la que solo quedan unos pocos restos.

También existen edificios como la catedral de Tudela, Santa Maria de Zanjeas, la eremita de Eunate o el alacio de los reyes de Navarra en Estella que también son de este estilo.

La escultura esta muy influida por la arquitectura, con características como los motivos vegetales o geométricos muy influenciados por la moral cristiana que pretendían representar, plasmados en las imágenes religiosas, dedicadas en su mayoría a la virgen con el niño, estatuas como la Virgen de Irache o Santa Maria la Real son de este estilo.

En cuanto al trabajo con el esmalte, la orfebrería cabe destacar sobre todo el frontal de Aralar, que recoge una galería de personajes bíblicos que bajo unas arquerías y en el centro la virgen con el niño, también cabe mencionar la Virgen de Jerusalén de Artajona.

Surgió la reforma de San Bernardo o cisterciense que pretendían que los monjes llevaran una vida mas austera y disciplinada y quiso reflejar esas reivindicaciones en el arte.

La ornamentación desapareció y el arco de media punta se sustituyo por un arco ojival y las iglesia pudieron ser mas altas iluminadas y espaciosas porque se prescindían de los pilares. Cabe destacar las iglesias de Iranzu, La Oliva o Fitero de este estilo.

El triunfo del gótico:

En la 1ª mitad del siglo XII surge un nuevo estilo que predominara en Navarra durante los siglos posteriores hasta el XV. Surgió en Francia en el siglo XII y se extendió por toda Europa en los siglos posteriores.

Los conocimientos que se tenían en arquitectura como los arcos ojivales, las bóvedas de crucería o los arbotantes permitieron levantar edificios mucho mas altos, debido a que los muros, libres de peso, se elevaban hasta alcanzar alturas impensables siglos atrás, así se pudieron abrir grandes ventanas donde se colocaron coloridas vidrieras muy características del gótico. En muchas ocasiones debido a que las construcciones tardan bastantes años en concluirse, los estilos que se aplican en el edificio van evolucionando, de tal forma que reflejan la propia evolución del estilo.

Muchas iglesias románicas se sustituyeron por otras góticas, que mostraban la prosperidad que se vivía en ese momento en las villas.

Navarra fue uno de los primeros lugares de España donde llego el nuevo estilo de mido al Camino de Santiago y se ve plasmado en la iglesia de Santa Maria del Roncal, levantada al mas puro estilo de Francia. A finales de ese siglo se comenzaron a construir otras iglesias como Sta. Mª de Olite, San Saturnino de Artajona o San Saturnino de Pamplona, también dentro de las influencias francesas.

El edificio más importante del gótico navarro es el de la catedral de Pamplona, que es una de las grandes obras del gótico en Europa. A pesar de haberse contraido en el siglo XV donde el gótico era ya muy complicado, las naves de la catedral se caracterizan por su austeridad y la sencillez de la decoración.

No solo los edificios religiosos recibieron influencias la gótica, también edificios como castillos o palacios, como el palacio real de Olite, se construyeron con las bases de este estilo a comienzos del Siglo XIV por orden de Carlos III. Estas obras no tenían un sentido militar sino de placer.

El estilo gótico influyo también en las torres y casonas, lo que demuestra el porque del éxito de este estilo, ya que perduro hasta bien entrado el siglo XVI.

La escultura en Navarra no tiene mucha importancia, aunque obras como Santa Maria de Olite o Santa Maria de Ge son hermosas obras que apuestan por el naturalismo con resultados extraordinarios. En el gótico a diferencia del románico son menos habituales las imágenes del Crucificado pero destacan las de Puente la reina o Santa Maria de Ge.

También existen de este estilo obras Ho o los sepulcros de reyes y nobles, donde el mas destacado es el de Carlos III y su mujer, en la catedral de Pamplona.

En cuanto a la Pintura y orfebrería, las paredes de las iglesias o palacios se solían pintar con frescos de escenas religiosas o cortesanas.

Algunos retablos se inspiraron en el gótico internacional o en el flamenco, como el de la catedral de Tudela

También existen otras piezas de este estilo como el cáliz de Carlos III, o el ajedrez de Carlomagno, además de otros objetos como relicarios o el Santo Sepulcro que son buenas representaciones de la orfebrería gótica.

Los intelectuales:

En esa época no se destaco por la producción literaria o filosófica, sino que destaca por las cronistas históricas, y solo a fines del siglo XIV y el S. XV, aparecen obras de interés.

La obra mas importante de la Navarra medieval es la “Crónica de los reyes de Navarra”, escrita o encargada por Carlos, el príncipe de Viana, es de intención claramente política, ya que remonta la historia de los reyes de Navarra hasta el mismo Noe.

Dentro de las minorías judías era, junto a los monasterios, el sector de la población más culto, ya que se encargaban de tareas de administración y medicina y existieron personajes judíos muy famosos tales como Benjamín de Tudela, un viajero y escritor que escribió el “libro de viajes”. También esta Deuda-ha-Leva, uno de los grandes místicos del pensamiento hebreo y Abraham Ion-Serra, poeta, dramático, comentarista de la Biblia, filosofo, matemático y astrónomo.

El analfabetismo característico de la Edad Media se debe a que la enseñanza se limito a los escritorios monásticos, pero más adelante se extendió por los miembros de la burguesía a trabes de los estudios.

También los sucesivos intentos por crear centros universitarios fracasaron y los navarros tenían que acudir a ciudades como Toulouse, Paris o Bolonia para realizar los estudios como el derecho o la teología.

LA INSERCION DE NAVARRA EN LA MONARQUIA ESPAÑOLA (SIGLOS XVI-XVIII):

Una unión dinastiíta progresivamente consolidada:

Tras ser el reino incorporado a la Corona de Castilla se procedió a ganarse la fidelidad de la nobleza Navarra para empezar tenían que reducir la tensión social, así que Fernando el Católico confirmo los privilegios de algunos nobles y villas sin preocuparse de su autenticidad con el objetivo de ganarse a la población pero el mayor problema que existía eran las viejas rencillas entre agramontesa y beaumonteses, que tras la subido de Carlos I al trono español proclamo varios indultos para los exiliados prometiendo devolver las tierras a cambio de jurar la fidelidad, así casi toda la nobleza agramontesas volvió a Navarra después de su exilio junto a los legítimos reyes.

Después de ello durante varios siglos los puestos en la cortes se repartieron mas o menos equitativamente entre los agramontesa y beaumonteses para mantener la confianza entre unos y otros hasta que sus disputas desaparecieron. Solo entre los Siglos XVI y XVII se temió una conspiración agramontesa en contra de la monarquía hispana que fue falsa.

Mientras los Albret tras haber recuperado la Baja Navarra seguían considerándose los reyes legítimos de Navarra e instalaron su capital el EAU y allí siguieron gobernando su reino.

La familia Albret participo activamente en la política francesa y se convirtió en los líderes del bando protestante francés contra la nobleza católica y así Juana III se convirtió al calvinismo y Enrique III de Bombo gracias a su matrimonio con la hija del may de Francia se convirtió al catolicismo a la vez que en rey de Francia.

Más tarde Luis XII decreto la unión permanente de los dos reinos pero mantuvo sus instituciones.

Finalmente la Asamblea Nacional surgida después de la Revolución Francesa (1789) suprimió el titulo de rey de Navarra y creo el Departamento de los Bajos Pirineos.

Las relaciones entre las dos navarras se deterioro tras la conversión de la Baja Navarra al protestantismo en el Siglo Zoilos reyes españoles hicieron lo posible por crear una frontera ideológica y así en 1583 las Cortes de Navarra decretaron que los vecinos de la Baja Navarra debían ser tratados como extranjeros.

Las diferencias se vieron mas acentuadas por el acercamiento de la nobleza Navarra a los círculos castellanos, por el contrario los habitantes que Vivian cerca de la frontera mantuvieron las relaciones, pero las diferencias ya se vieren evidentes y el distanciamiento también.

Las rivalidades entre francesa y españoles convirtieron a Navarra en una pieza clave para la defensa de la Panzuda y así se decidió concentrar la defensa del territorio Navarro y dotar a Pamplona de castillos y murallas, así se construyo en Pamplona por orden de Felipe II la Ciudadela.

Pero en Navarra no hubo luchas serias ya que estas, más bien, se realizaron en Flandes o en los territorios italianos de la monarquía hispánica. Se produjeron algunos choques que asustaban a la población pero no tañían ninguna importancia, esto fue debido a que ninguno de los contendientes quería llevar las luchas a su territorio y preferían los combates en tierras ajenas.

Un reino fronterizo (siglo XVII):

La tensión fronteriza se vio mas evidente en el siglo XVI cuando, bajo el reinado de los Austria mayores Carlos I y Felipe II, la etapa del conflicto entre Francia y España alcanzo su máxima expresión. Mientras la monarquía española implicada activamente en todos los conflictos europeos como la Guerra de los Trinita Años comenzaba su lento declive, mientras Francia aumentaba su poder, la guerra entre los dos reinos era ya inevitable.

En esta época de inestabilidad las alarmas por invasiones, ataques y movimientos de tropas eran frecuentes y en el siglo XVII se termino la construcción de la ciudadela que era similar a las construidas a lo largo de todo el Pirineo como en Jaca o San Juan de Pie del Puerto.

Los virreyes movilizaron continuamente tropas de navarros para vigilar la frontera y exigían la colaboración de los pueblos para alojar y dar sustento a los soldados. La mayoría de los soldados del reino eran mercenarios llegados de otros territorios ya que los acabaros dispuestos a orlarse en el Ejercito Real no eran los suficientes y además en los fueros se establecieron el derecho a no intervención en la guerra salvo en caso de invasión.

La guerra entre España y Francia se hizo efectiva en 1635 pero en Navarra es solo destacable el episodio de la invasión del 1638 donde el ejercito francés llego a sitiar Fuente rabia pero fue rechazado por el ejercito navarro.

Pero la mayor parte de los conflictos se dieron como pequeñas rencillas entre los ganaderos jul uno y otro lado de la frontera por el aprovechamiento de los pastos.

En 1625 el conde-duque de Olivares, valido de rey, presento un proyecto de ley de reparto de cargas económicas y de tropas que se llamo Unión de Armas, a causa del coste de la guerra llevada a cabo entre Francia y España.

Los navarros, que habían colaborado en la campaña de Guipúzcoa, pusieron muchas pegas cuando se les obligo a enviar soldados a Cataluña, que estaban consideradas como tierras lejanas y el rey se vio obligado a pactar con las Cortes las condiciones del alistamiento. Aunque Navarra prefería aumentar la ayuda económica a enviar soldados Navarra tuvo que violar los fueros aportando soldados y dinero pero así se gano su derecho a pactar con la corona cosa que aumento su poder y su prestigio.

Esta política de negociación permaneció durante todo el siglo, en ocasiones se solicito la destitución de los virreyes más colectivos, pero la habitual era llegar a pactar. Navarra era un territorio de recursos limitados y la tranquilidad en un espacio con Francia tenia mucho peso.

Las instituciones y los privilegios de Navarra eran un derecho que debían conservarse.

Así obras junto a la obra de Pedro de Agramunt “Historia de Navarra” que no fue publicada hasta el siglo XX, cabe destacar la obra del cronista oficial de las cortes de Navarra, José Loret con su obra “Anales”, una historia que defendía el valor y el prestigio navarro de antaño.

Sistema institucional (siglos XVI-XVIII):

Fernando el Católico y sus sucesores hazte el siglo XIX se comprometieron a mantener el sistema institucional navarro y ese compromiso quedaba consolidado con la jura de los fueros por parte del rey de España y de hecho tenían hasta un numeral distinto al de España.

Este sistema no era exclusivo de Navarra, también otros territorios como la corona de Aragón mantenían sus instituciones y legislación particulares, pero finalmente desaparecieron a diferencia de los fueros que se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XIX.

El margen de actuación del rey no estaba limitado, sino que era muy amplio y así la soberanía de monarca se ejercía de acuerdo con el modelo específico de Navarra.

En Navarra el virrey era al representante del rey que era el encargado de las funciones militares y policiales, de coordinar las labores de la administración y del nombramiento de numerosos cargos.

El Consejo Real era el principal colaborador del virrey y se convirtió en un organismo permanente con funciones muy definidas, se encargaba de la gestión ordinaria de la administración y cumplía las funciones de Tribunal Supremo de Justicia entre otras cosas y sus miembros eran nombrados por el rey.

También había otros dos tribunales importantes como eran la Corte Mayor que revisaba las sentencias y Acamara de Comptos, que además de controlar la hacienda pública juzgaba los delitos fiscales o contra el patrimonio real.

La misión de Las Cortes era la de aprobar los nuevos impuestos y también protestaban contra el may cuando se producía un contrafuero y proponer al soberano la aprobación de nuevas leyes. La única arma que el asamblea tendera lagarse a aprobar los impuestos solicitados. Pero los acuerdos solían ser lo más habitual y se solucionaban por medio de las negociaciones entre las cortes y el rey.

La asamblea representaba el conjunto de la sociedad formado por tres clases, la nobleza, que era el brazo militar de la asamblea, formado por la alta nobleza, el clero, encargado de los asuntos de la iglesia y formado por los obispos y abades, el alto clero y por ultimo estaba el tercer estado que correspondía a las ablaciones con privilegios.

El resto de asistentes solían ser escribanos y como las cortes no tenían sede permanente se celebraban la mariílla en la catedral de Pamplona

Desde 1576 las cortes fueron sustituidas por la diputación cuta misión era la de vigilar el cumplimiento de sus decisiones y representar al conjunto del reino, y así el rey permitió a la diputación ir adquiriendo cada vez mas competencias.

Y sus miembros al igual que en las cortes eran elegidos por los tres brazos de la sociedad.

Por ultimo un símbolo de la individualidad de Navarra era su derecho a la acuñación de moneda, cosa que permaneció hasta la Ley Paccionada de Espartero en el Siglo XIX. En Navarra se acuñaban monedas de baja calidad o de vellón circulaban exclusivamente por el interior de Navarra.

Las acuñaciones se hacían en la ceca y llevaban el nombre del monarca que reinaba en ese momento.

La transición ilustrada (siglo XVIII):

Tras la muerte de Carlos II comenzó una guerra de sucesión en España entre un pretendiente por Perth de los Austria y otro por parte de los monarcas francesa, Navarra tomo parte por el francés, Felipe V, ya que era descendiente directo de los antiguos Albret, y que seria el que finalmente vencería y así logro mantener sus fueros, a diferencia de Aragón que se le arrebato por apoyar al Austria.

La guerra afecto poco a Navarra salvo por alguna escaramuza sin importancia y tras la victoria de Felipe de Anjou Navarra mantuvo su sistema institucional.

El mantenimiento de los fueros no significo que no intentasen llevar a cabo medidas que iban en contra de sus privilegios, pero aun así la Diputación fue adquiriendo cada vez mas competencias, esta situación se logro con la construcción y conservación de los caminos y con una parte de los impuestos.

Las cortes se opusieron de forma rotunda a la desaparición de la cortes ya que suponían grandes beneficios por las actividades del contrabando y finalmente Navarra las mantuvo hasta el siglo XIX.

Sin embargo no se puso ninguna pega por la devolución a Navarra de territorio de Los Arcos que pertenecía a Castilla.

Las circunstancias de la época no impidieron que Navarra se contagiase del espíritu de la época, el espíritu ilustrado que supuso una revolución en el ámbito social, cultural y económico.

Así Navarra experimento una época donde los navarros pasaron a ser miembro de la alta sociedad castellana y a ocupar cargos de Leo en la Corte española, este peroro es conocido como “la hora Navarra”.

Durante todo el siglo las relaciones con Francia fueron cordiales per. Tras la Revolución Francesa (1789) cambio por completo la situación. Y tras Ela ejecución de Luis XVI estallo la guerra entre los países, entones toda la zona norte de Navarra callo bajo control francés y varias circunstancias propiciaron facilidades para la consecución de la invasión del ejército francés más adelante.

También los ministros del rey prescindieron de respetar los privilegios navarros y la ineficacia y lentitud de estos hicieron patente la necesidad de su modernización.

ECONOMIA Y SOCIEDAD DEL ANTIGUO REGIMEN:

Una tradición social muy compleja:

La nobleza era el puesto social más alto, esto ocupaba los puestos más importantes de la administración y el ejército, eran los propietarios de las tierras y estaba exento de pagar impuestos.

En Navarra la nobleza apenas abarcaba 50 familias en Navarra en el siglo XVIII pero estos tenían un puesto reservado en las cortes y tenían gran influencia tanto en el gobierno como en los pueblos donde residían.

Inmediatamente después de la nobleza están los palacianos que eran dueños de un palacio cabo de armería. Hacia 1800 había unos 200 estos también tenían derecho a asiento en cortes y tenían bastante influencia en su entorno local.

Por ultimo estaban los hidalgos que era la baja nobleza, estos trabajaban la tierra como cualquier otro campesino con la diferencia de que estos eran los propietarios de su tierra, pero estaban obligados al pago de los impuestos, se cree que en el siglo XVIII una cuarta parte de la población Navarra era hidalga.

El clero tenía una gran influencia en la sociedad.

Sus miembros más relevantes, el alto clero, tenían asiento en cortes.

Per. La mayoría de los clérigos eran parcos de pueblo, frailes y monjas que solían tener una calidad media de vida, muchos solían ser nombrados por los habitantes de mismo pueblos y solían vivir de los diezmos que estaba obligado a pagar el campesinado.

Los campesinos superaban más de la mitad de la población total de Navarra, para distinguirlos de los hidalgos se les llamaban pecheros, ya que estaban obligados a pagar la pecha, las rentas de los propietarios.

En los valles pirenaicos primaban los propietarios de grandes latifundios, pero en la Ribera predominaban los pecheros y los peones

Luego también existían las denominaciones de vecino y habitante, los vecinos tenían más aprovechamientos de los comunales y podían formar parte de los concejos, pero los derechos de estos dependían de la población que existiera en la zona.

En Navarra también existía una tradición casi milenaria, el mayorazgo, que consistía en que todos lo bienes de una familia eran transmitidos por herencia al primogénito bacón sin tener en cuenta a los de demás miembros de su familia para que no entre en crisis las propiedades de la familia. El esto de los hermanos normalmente elegía caminos como el de la iglesia o el ejército, aunque también ansia alguna que decidían hacer el camino de las indias o también simplemente se dedicaban a trabajar para su hermano mayor ya que este estaba obligada a ayudar a sus hermanos. Esta tradición aun se mantiene en la zona norte de Navarra.

En Navarra existían ciudades oficialmente 9 ciudades en el siglo XVII, pero en realidad por el peso demográfico solo destacaban 3, Pamplona, Tudela y Estella, que superaban los 50000 habitantes, en ellas se desarrollaban actividades económicas diferentes a las del campo como podían ser las actividades artesanales, comerciales e industriales que eran relativamente importantes.

En Pamplona solo una tercera parte de la población se dedicaba a actividades de carácter artesanal o al comercio, sin embargo existía un humero considerable de funcionarios, también había clérigos que habitaban en los conventos de la ciudad, un buen numero de nobles. Por supuesto también habían labradoresca eran tan numerosos como los artesanos o los comerciantes.

Pese a que en Navarra las diferencias económicas entre los ricos y los pobres no rehén tan grandes como en otras zonas de España existían también los grupos marginales que no se debían a diferencias económicas, sino que recibían rechazo por otras cosas como podían ser con los conversos, ya que solían estar mejor preparados que los cristianos y así recibieron odios porque empezaron a ocupar puestos importantes en la administración civil y religiosa, pero estos poco a poco se fueron integrando y la discriminación fue desapareciendo paulatinamente.

También existían en el norte los agotes de los cuales su origen es difícil de conocer pero se cree que eran los que debían sufrir algún tipo de enfermedad infecciosa, estos sufrían un gran rechazo social y marginación que duraría hasta el siglo XIX.

Una economía tradicional:

Las zonas montañosas eran poco adecuadas para la agricultura así que estas tenían la base de su economía en la ganadería bovina o lanar. Estos animales eran adecuados para las condiciones de la montaña, sobre todo las ovejas. En primavera los pastos abundaban en la montaña, pero en el invierno cuando estos escaseaban se realizaba una tradición que aun perdura, la trashumancia, donde el ganado era trasladado desde la montaña hasta los pastos de las Bardenas.

En los valles del noreste donde había pastos permanentes y abundaban los caseríos los propietarias Vivian cerca del ganado, pero en el pirineo oriental donde no se puede pastar todo el año los caseríos no eran lo conveniente.

Hacia el sur donde los terrenos eran propicios para la agricultura, la ganadería era un simple complemento de la agricultura.

La única actividad que no tenia que ver con la ganadería o la agricultura se realizaba en el monte donde se obtenía la leña, se cazaba, se extraía parte de la piedra para la construcción, estos territorios de los comunales eran vitales para los pueblos y luchaban para que fueran mantenidos.

En los valles del noreste la agricultura era escasa así que se solían sembrar únicamente las plenitas forrajeras para el ganado o legumbres, aunque después de la introducción del may fue sustituyendo oca a poca a estos cultivos, y también la patata tifo una gran importancia ya que sus condiciones de cultivo hicieron fácil sacar el mayor partido de este vegetal y así se salvo del hambre incluso millones de vida por toda España, sobre todo Galicia donde soluciono para siempre este problema.

En las cuencas prepirenaicas y en la mitad meridional predominaba el cultivo de la llamada triada mediterránea formada por el cultivo del trigo la vid y el olivo, ya que predominaba el cultivo de secano y así abundaban sobre todo los viñedos.

En las tierras más meridionales de Navarra como la ribera del vero y en los cursos bajos del ECA, el Arga y el Aragón abundaban los regadíos, que constaban el 20% de la tierra total, el regadío se introdujo en Navarra con la llegada de los árabes que introdujeron las técnicas para su desarrollo.

En el siglo XVIII se encargaron los nuevos proyectos páralas nuevas conducciones de agua, y así se construyo el canal de Lodosa a principios del Siglo XX y el Canal Imperial de Aragón, construida en el Siglo XVI y que tuvo un gran éxito.

En Navarra la Revolución Industrial paso de largo y los gremios seguían controlando los precios de los productos y los salarios de los empleados, por ellos se limito mucho la industrialización a gran escala, no solo en Navarra, sino también en toda España y muchos países de Europa.

En los valles del norte existían las herrerías y alguna pequeñas explotaciones mineras, además de las fabricas de munición para abastecer al ejercito afincado en Navarra para su defensa.

La mayor parte del comercio se realizaba por medio de los intercambios de productos entre las comarcas del norte y del sur, pero era un comercio a pequeña escala y las únicas transacciones importantes se realizaban en los mercados semanales o quien canales y también en las ferias, como la de Tafalla o la de Pamplona que solían ser de ganado.

En Navarra se exportaba materias primas y alimentos, y por la carencia de grandes industrias se veía obligada a importar casi todas las manufacturas, los intercambios eran especialmente importantes con las provincias vascas limítrofes y con Francia.

Pero en Navarra buena parte de las importaciones eran de contrabando, sobre todo desde Francia, ya que se eludían las aduanas que había en Navarra y que mantenía con todos los territorios limítrofes pese a pertenecer a Castilla.

LA VIDA RELIGIOSA, CULTURAL Y ARTISTICA (SIGLOS XVI-XVII)

La cultura religiosa:

El catolicismo sobre todo en sus practicas de culto sigue siendo uno de los ejes fundamentales de la sociedad Navarra del Antiguo Régimen, pero la división de la cristiandad en el siglo en el siglo XVI provoco un fuerte enfrentamiento entra la sociedad católica romana y las nuevas reformas.

Así para salvaguardar el catolicismo las cofradías religiosas y las romerías se multiplicaron al igual que las procesiones y otros ritos religiosos, que ahora se hacen más habituales que nunca.

Las principales festividades, como el Corpus Cristo o la Semana Santa, se celebran ahora con más solemnidad que nunca.

Cámbiense produjo una disputa por el patronazgo de Navarra entre San Fermín y San CCO. Javier, que se soluciono nombrándolos a ambos compatronos.

Las grandes órdenes religiosas tienen ahora conventos en las grandes ciudades para atraer a más gente al oficio religioso y así el “fervor religioso” ayuda a que la iglesia controla más de cerca la vida de las personas.

En Navarra dominaba la unidad religiosa del catolicismo, así que el Tribunal de la Santa Inquisición creado por los reyes católicos solo se preocupo por la vigilancia hacia los conversos y los supuestos ritos de brujería que se daban en el norte, estos tan solo eran practicas sanatorios y de conservación de tradiciones que se relacionaban con los ciclos de la naturaleza y que se habían mantenido desde la época prerromana en Navarra, pero la iglesia acabo limitando cada vez mas este tipo de actividades.

Al final fueron considerados como ritos de brujería y de relación con el diablo y se persiguieron de forma implacable, así el proceso inquisitorial por brujería llego a ejecutar y quemar a una docena de personas que Vivian en Zugarramurdi y Urdax.

La cultura educativa:

La enseñanza básica en Navarra consistía en la formación religiosa y la enseñanza de la lectura y la escritura y que era obligatoria hasta los doce años, pero aun así la mayor parte de la población Navarra era analfabeto.

Un grado mas superior a las escuelas eran las enseñanzas de gramática o de las artes, donde se enseñaban gramática, latín o filosofía ara preparar para la universidad o carrera eclesiástica.

En Navarra la educación universitaria era mediocre, debido a que los intentos por parte de las cortes para abrir una universidad habían sido fallidos y las universidades en Navarra solían enseñar pocas disciplinas y eran propiedad de las órdenes religiosas como los benedictinos o los dominicos.

Durante toda la Edad Media en Navarra se habían hablado dos idiomas, el euskera y el castellano, pero Navarra quedo cada vez mas influida por la castilla y el habla de euskera se fue reduciendo cada vez mas creando un paulatino dominio sobre el euskera.

Así que finalmente el habla del vasco se redujo a los ámbitos rurales y/o familiares y cuanto más al norte mayor era su presencia.

Los ambientes intelectuales navarros se resintieron sin duda de esta ausencia de centros universitarios de prestigio y del alejamiento del reino de los círculos literarios y filosóficos.

Pero aun así algunos personajes dejaron una profunda huella en la cultura Navarra y, en algún caso, en la europea, como es el caso de Martín Azpilicueta, también llamado “el doctor navarro”que protagonizo las reformas de la enseñanza en Salamanca y Coimbra, también están otros como Pedro Mahon de Hecha de, autor de “La conversión de la Magdalena”.

También caben destacar filósofos como Juan Huarte de San Juan, Bernart Etxepare y Pedro de Axular.

En el terreno literario destacan escritores como el poeta Jerónimo de Arbolanche o José de Sarabia, y también caben destacar las obras históricas de Diego Ramírez de Avalos de la Piscina y Francisco de Jaso, por ultimo en este campo también se encuentran el tudelano Pedro de Agramunt que escribió su obra “Historia de Navarra” además de los jesuitas José Moret y Francisco de Aleson.

También hay celebres políticos navarros durante el siglo XVIII como son Jerónimo de Ustariz; las inquietudes de la intelectualidad Navarra se volcaran a trabes de las Sociedades de Amigos del País, como las de Pamplona y Tudela.

Por ultimo también existen otros personajes navarros de renombre en estos siglos como puede ser el músico Miguel Navarro, destacado por su música religiosa, o el misionero jesuita San Francisco Javier.

La cultura artística:

El espíritu de racionalidad característico del humanismo renacentista influyo de forma decisiva en el arte, que intenta recordar los modelos clásicos de la época griega y romana.

Pero aun así las obras del estilo renacentista empiezan a introducirse muy lentamente, a pesar de los fuertes cambios sociales, políticos, religiosos, y económicos.

Aun así en algunas localidades navarras se fueron introduciendo las innovaciones arquitectónicas del renacimiento como son el archí de medio punto y las columnas con capiteles, muy características del renacimiento, que se vieron plasmadas en las portadas de las iglesias de Santa Maria, en Los Arcos y Viana y también se pueden apreciar el estilo plateresco, también del renacimiento, en los claustros de las iglesias de Santa Maria de Fitero y Santa Maria de Irache, en ultima instancia también se aprecian los caracteres del estilo herreriano en el claustro de Santa Maria de Roncesvalles.

También hay iglesias completamente renacentistas como la de Leerán, la de Alarga o la de Siga, en el Bastan, pero donde el renacimiento dejo una huella mas profunda fue en los edificios civiles como son por ejemplo el ayuntamiento de Sangüesa y el palacio del Marquies de San Adrián en Tudela, pero también hay que recordar el ayuntamiento de Allo o el Hospital General de Pamplona, el actual Museo de Navarra.

Entre los retablos destacan el de Genevilla o las sillerías de coro de las catedrales de Pamplona y Tudela, realizadas por Esteban de Obray, también destacan las pinturas murales del palacio de los Cruzat en Óriz.

Esta fue una etapa especial porque por primera vez se conocen todos los nombres de los autores de las obras, entre estos destacan Juan de Obara, Esteban de Obray, Andrés de Araoz, Arnaldo de Bruselas y Pedro Aponte.

Navarra fue el lugar donde la corriente de construcción de retablos, el romanismo.

El romanismo era una de las formas mas efectivas de propaganda en el enfrentamiento entre la iglesia católica y el protestantismo, en esa línea, los retablos romanistas son, sobre todo, series de esculturas colocadas en hornacinas y organizadas en pisos verticales y calles horizontal.

Juan de Anchieta fue el autor de las mejores obras del movimiento, los retablos de Caseda y de Tafalla.

Pero el movimiento de la Iglesia Católica en contra del protestantismo se exagera aun mas con el arte barroco, las estructuras arquitectónicas solían ser sencillas en un primer momento, como el convento de las Carmelitas Descalzos de Pamplona de fray Juan de San Jose, pero con el paso del tiempo la ornamentación acabo por sepultar la obra arquitectónica, un ejemplo claro de la evolución de este arte es la capilla de la catedral de Santa Ana en Tudela o la reforma interior de la iglesia de Santa Maria de Los Arcos.

A mediados del siglo XVIII, algunos diseños arquitectónicos introducen ya esta misma sensación de movimiento y ruptura de líneas, como la basílica del Patrocinio de Milagro o la iglesia de la Compañía de Maria en Tudela y San Gregorio Ostiense, en Sorlada.

También son de carácter barroco en algunos ayuntamientos de Pamplona, que pese a ser mas austeros, no les faltan elementos decorativos, los palacios de piedra y ladrillo en el sur, solo son de piefdra en el norte y los retablos son de estructura bastante sencilla, pero la decoración cubre todos los espacios.

El movimiento que mejor recoge los intereses del barroco es el del rococó en el que se reduce parcialmente la decoración, pero compensa ese cambio introduciendo mucha mas inestabilidad y movimiento en la propia estructura, el único autor navarro que destaca en este campo es Vicente Berdusan.

Al igual que el barroco, el movimiento neoclasicista tardo tiempo en asentarse en Navarra, este se caracteriza por su pureza, la austeridad de las líneas y al descargar las obras de decoración quien la consideran innecesaria.

El introductor de este estilo en Navarra fue el propio director de la academia de Bellas Artes de San Fernando, el mismo Ventura Rodríguez, que comenzó con la fachada de la catedral de Pamplona y el acueducto de Noain.

Santos Ángel de Ochandategui construyo la capilla de San Fermín y también el Palacio de Navarra, sin embargo las mejores obras que se conservan en Navarra de este periodo son algunas pinturas de Goya.

LAS TORMENTAS POLITICAS DEL SIGLO XIX

La agonía de un reino:

La compleja situación generada por la guerra de la Convención se complico se complico mucho mas con la política napoleónica, así que este decidió invadir España, y con ella Navarra. La ocupación francesa de Navarra en un principio no tuvo oposición y tras la ocupación de la ciudadela, esta acción no tuvo una reacción inmediata, fue la abdicación del rey Fernando VII la gota que colmo el vaso y España se lleno de movimientos organizados en contra de la ocupación.

Las tácticas empleadas en contra de los ejércitos franceses eran las tácticas de guerrillas que consistían en atacar y acosar a los ocupantes con un reducido grupo de hombres y así evitando grandes confrontaciones.

Entre las guerritas llevada a cabo por navarros destacan la de Javier Mina, y tras su captura la de su tío Francisco Espoz y Mina, que se movían por la Zona Media y este ultimo consiguió organizar todas la guerrillas que se movían por el reino y así se convirtió en un jefe de las zonas navarras no controladas por los franceses.

Los franceses ya habían suprimido las instituciones y privilegios navarros y los habían sustituidos por otros que no eran mas que símbolos sin valor alguno, estas ideas calaron en algunos de los intelectuales reunidos en las cortes de Cádiz y las plasmaron en la constitución de 1812, en la que, entre otras cosas, se suprimían los privilegios y los fueros de Navarra, pero tras la vuelta de Fernando VII al trono de España volvió a reestablecer las instituciones anteriores a la ocupación francesa, incluido el régimen foral de Navarra.

Pero aun así las ideas liberales se mantuvieron en muchos políticos de la época y también militares, esto creo una gran división que marcaría la historia Navarra durante todo el siglo XIX, en contraposición a los liberales estaban los conservadores que señalaban la importancia fundamental del rey y de la religión.

Los liberales navarros se alinearon junto a los sectores mas moderados del liberalismo y esto les hizo partidarios de una refirma profunda de las instituciones navarras que mantuvieran determinadas particularidades, pero frente a estos se encontraban el clero, la pequeña nobleza y pequeños propietarios o arrendatarios que defendían los privilegios fiscales y jurídicos, pero la burguesía y los grandes propietarios de la Ribera veían en el liberalismo unas posibilidades económicas mucho mayores.

Pero Las Cortes, que tenían una ideología muy conservadora y absolutista decían que los fueros eran un símbolo permanente de que la monarquía tradicional debía permanecer.

En los últimos momentos del reinadlo de Fernando VII parecía que la lucha se inclinaba a favor de los liberales , y el problema de la sucesión se convirtió en un problema de primer orden tras la muerte del enarca, así Navarra entro en una situación muy confusa, ya que el panorama se dividió en dos bandos, los absolutistas, que empezaron a llamarse carlistas en honor de su líder Carlos Maria Isidro, y los liberales se empezaron a denominar cristinos o isabelinos en honor de su reina regente y la princesa de Asturias, estos tenían dos formas distintas de ver el sistema político y social y así la guerra no tardo en estallas, en los primeros años del conflicto los carlistas obtuvieron existas importantes, gracias en gran parte al general Zumalacarregui, que consiguió controlar gran parte de Navarra, pero este murió en el sitio de Bilbao, así los generales carlistas se dividieron entre si y la imposibilidad de tomar una ciudad importante llevaron a la desmoralización de muchos de sus dirigentes, y así el jefe del ejercito carlista, el general Maroto firmo la paz en Vergara en 1838, llegando a un acuerdo con el general Espartero, pero aun así el dirigente máximo carlista se vio obligado al exilio.

El convenio de Vergara iba a tener unas consecuencias muy amplias que las estrictamente militares, ya que el acuerdo de paz establecía el respeto al sistema foral, pero siempre de acierto con La Constitución vigente.

Así los liberales navarros querían conservar cierta autonomía. Las Cortes españolas así lo confirmaron, preso con la condición de que el sistema foral no fuera en contra de la Constitución vigente.

La Diputación Navarra tuvo dos objetivos básicos que fueron reformar el sistema y mantener la mayor autonomía posible.

El nacimiento de una provincia:

Las negociaciones para la negociación de los fueron tuvieron problemas y conflictos entre las dos partes del conflicto, pero al final el 16 de agosto de 1841 se llego a un acuerdo y se firmo y aprobó la Ley Paccionada.

La ley de Los Fueros de Navarra transformo el reino de Navarra en una provincia mas del conjunto de España, así desaparecieron las figuras del virrey, el Consejo Real, la Cámara de Comptos, las propias Cortes y las aduanas con Castilla y Aragón.

Pero la ley también garantizaba la singularidad de Navarra en términos de determinados aspectos como el derecho civil navarro, se mantuvo de Diputación, esta vez de carácter provincial y que realizaba funciones como la de controlar los ayuntamientos y conservo la recaudación de los principales impuestos.

La causa absolutista se mostraba en contra de la Ley Paccionada, mientras que los liberales proclamaban sus ventajas, pero el descontento de los carlistas ayudo a atener la situación de tensión durante décadas, en la que la reintegración foral se convirtió en el estandarte de carlismo.

Las tensiones con el gobierno fueron grandes hasta el derribo del régimen de Isabel II en 1668, así los revolucionarios y carlistas se apresuraron a proclamar su apoyo a la reintegración foral, pero los carlistas aun dieron un ultimo asalto al poder liderados por el carismático líder, el pretendiente a la corona Carlos(VII)., este líder instauro la capital en Estella, pero las capitales se resistieron debido a su fuerte defensa, pero posteriormente muchos partidarios de los carlistas se instauraron en las filas alfonsinitas y así los carlistas se vieron obligados otra vez a batirse en retirada.

Consolidación del sistema:

La reintegración foral fue la principal proclama del carlismo.

La Ley Paccionada de 1841 se mantuvo y la Diputación consejo sus competencias, y eso no implico que el nuevo gobierno de la nación impusiera nuevos impuestos que percibiría directamente y finalmente el convenio propuesto por el comisionado gubernamental aumento el cupo de forma considerable.

El principal grupo por la reintegración foral era el carlismo, pro también surgió un movimiento político, el fuerismo, que pretendía la conservación y el empuje de las lenguas y las culturas vascas, pero también la defensa del régimen foral y de su reintegración.

Casi todos estos sectores tenían un periódico más o menos cercano ideológicamente, y así los partidos y la prensa estaban de acuerdo en la defensa del régimen foral.

También Germen Gamazo pretendió acabar con la autonomía fiscal de Navarra, pero las firmas de protesta entre los ciudadanos y las manifestaciones acabaron con la propuesta y los fueros prevalecieron ahora con un nuevo símbolo, la Plaza de los Fueros en Pamplona.

TRADICIONES SOCIALES E INQUIEDTUDES CULTURALES DEL SIGLO XIX

Las lentas transformaciones sociales:

El crecimiento de la población Navarra era muy pausado, y había un evidente estancamiento de la población debido a las guerras y sobre todo a la inmigración. Los habitantes se concentraban en su mayoría en las áreas rurales.

La emigraron solía ser hacia América y la realizaban hombres jóvenes, lo que provocaba un envejecimiento de la población, pero la mayoría fracasaban aunque la imagen que provenía de América era la del indiano que había hecho fortuna.

Se mantuvieron las estructuras familiares tradicionales, y en las tierras de la montaña seguía vigente el mayorazgo.

En el sur se realizaba el reparto de la herencia entre los hermanos, pero allí la emigración se veía favorecida por las crisis agrarias o los cambios en la propiedad.

La llegada de los liberales al poder supuso una serie de medidas para acabar con las manos muertas, la desamortización, que consistió en la intervención de los bienes de la Iglesia y de los municipios.

Desde 1835 con la disolución provocada de numerosos conventos y monasterios hizo que se pusieran en ventas sus tierras y así quedarse el gobierno con los beneficios.

La venta de estos bienes no supuso una mejora inmediata en las condiciones de vida del campo, Asia que la situación de los arrendatarios empeoro y no llagaban las mejoras técnicas necesarias en la época, así que en Navarra predomino la pequeña propiedad y los latifundios nobiliarios, que no se vieron afectados por esta desamortización.

En 1855 otro proceso de desamortización esta vez de los bienes públicos, hizo que la Ley Paccionada permitiera controlar el proceso a la Diputación, así que muchas de las propiedades comunales, sobre todo en el norte, no se vendieron. Se pusieron en venta las zonas de pasto también llamadas corralizas, provocando que la mayor parte de los vecinos se quedara sin pastos para el ganado.

La Iglesia perdió la mayor parte de sus propiedades con la desamortización, pero su influencia en la vida social se mantuvo y así buena parte del clero apoyo a la causa carlista.

En 1870 con el regreso de las órdenes suprimidas hizo que se abrieran numerosos centros educativos, y la preocupación de la iglesia por los problemas sociales provoco el fenómeno de la creación de las cooperativas.

El campesinado seguía con los ritmos de vida muy tradicionales, la burguesía seguía siendo un pequeño grupo de comerciantes e industriales y los obreros eran una minoría social sin grandes inquietudes sociales.

El estancamiento económico:

La producción agraria se basaba en los cultivos de cereal, vid, may y también se introdujo con gran éxito la patata, pero la ganadería empezó a declinar debido a los varapalos de las desamortizaciones. Así la superficie agrícola de Navarra no superaba la cuarta parte del territorio, pero suponía más del 80% de la riqueza regional.

A finales del siglo XIX se roturaron las nuevas tierras y los ayuntamientos y muchos vecinos reclamaron a los coralíferos una devolución, la negativa provoco muchos enfrentamientos violentos, pero el aumento de las tierras de cultivo también aumento la producción.

El viñedo sufrió la peor crisis de su historia con la epidemia de filoxera que azoto toda España y sirvió para modernizar este sector.

En este poca también se experimento la expansión de un nuevo producto agrícola, la remolacha azucarera.

Las reformas liberales habían acabado con los tradicionales sistemas de aduanas que rodeaban todo el reino y así diferenciaban a Navarra de otras regiones.

Navarra seguía exportando poco, sobre todo cereales y vino, pero limitaba también sus importaciones, que en sumatoria eran manufacturas ya que en Navarra había una nula capacidad industrial.

Los intercambios interiores tampoco eran muy importantes y el comercia se desarrollaba principalmente por los mercados y las ferias, aunque también existían en los pueblos y en los barrios de las ciudades las tiendas, pero la actividad comercial mas importante se realizaba con las ferias de ganado.

En Navarra la producción industrial era muy escasa, tan solo las herrerías del noroeste entraron en declive por la competencia de las acerbas vizcaínas, y el alejamiento de las vías de comunicaron importantes de Navarra encarecieron mucho los costes de producción y de traslado.

Las únicas unidades industriales eran un par de industrias textiles, un papelería sobre todo las actividades artesanales y las azucareras también entraron en auge.

Sin una base industrial y comercial tampoco era posible el desarrollo de un sistema bancario y los primeros bancos se instalaron en Navarra se dedicaron sobre todo a dar prestamos a los agricultores.

La red regional de trasportes logro situarse en poco tiempo por encima de la media del nivel nacional a lo largo del siglo, con la llegada a Navarra del ferrocarril de vía estrecha y la Gines de telégrafos, estas reformas en las comunicaciones fueron la base de la modernización económica.

La renovación cultural:

La mayor parte de los navarros seguía siendo analfabeta, pero aun así se creo un colegio para la formación de maestro y se abrieron nuevos centros de enseñanza secundaria, pero la mayor parte de los estudiantes escolarizados en esos niveles solían acudir a centros dirigidos por religiosos.

Luis Luciano Bonaparte hizo el primer estudio de carácter científico sobre el eusquera en el se destaco el retroceso de limite meridional del idioma debido a que la enseñanza se impartía íntegramente en castellano y al hecho de que era un idota de carácter rural y apenas se utilizaba por medio escrito.

La defensa del vascuence será una de las principales reivindicaciones de un buen grupo de intelectuales navarros, la labor de los liberales se plasmo en una en una intensa labor cultural, en ele campo carlista tuvo algunos intelectuales de talla defensores de la integración foral, los llamados fueristas, que crearon la Asociación del Éuskara y desarrollo la lengua y la cultura vasca.

Los literatos mas destacabas fueron Francisco Navarro Villoslada, un romántico tardío que seguía los patrones románticos superados por la literatura europea antaño.

También surgieron compositores e interpretes musicales de gran calidad y popularidad internacional como son Pablo Sarasate y Julián Gayarre.

El movimiento neoclásico siguió marcando las pautas del arte y a partir de 1876 se produjo un cambio en la arquitectura con la aparición del neorrománico y neogótico, que era llamado también el eclecticismo, cuyo principales representantes en Navarra fueron Florencio Ansoleaga y Julián Arteaga.

También se crearon nuevos proyectos urbanísticos como el edificio neomuedejar, sede de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, el modernismo en la Delegación de Hacienda y más clasicista la audiencia.

Vídeos relacionados