Historia del Mundo Actual

Acontecimientos históricos del siglo XX. Descolonización Asia y África. Neocolonialismo. Guerra fría. Telón de acero. Nuevo orden mundial

  • Enviado por: Cma
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

EL MUNDO EN LA 2º MITAD DEL SIGLO XX

(EL MUNDO A PARTIR DE 1945)

La descolonización de Asia y África

Después de la Segunda Guerra Mundial empezó el proceso de descolonización. Los británicos tuvieron que prometer la independencia de la India, cuando los japoneses ocuparon algunas colonias asiáticas contaron con la colaboración de algunos dirigentes nacionalistas. La carta fundacional de la ONU reconocía el derecho de los pueblos a la autodeterminación y Estados Unidos y la URSS se manifestaron favorables a que las colonias se independizaran. La independencia de los territorios coloniales fue un proceso inevitable, pero no se produjo al mismo tiempo en todos los lugares. Las colonias asiáticas y de Oriente Próximo fueron las primeras en proclamar su independencia. Su ejemplo fue seguido a lo largo de los años sesenta por los territorios coloniales del África negra.

La India era la joya de la corona del imperio británico. Antes de la segunda Guerra Mundial, el Partido del Congreso, que lideraba Gandhi, reivindicaba la independencia de la India y había organizado una oposición pacífica al dominio británico. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido logró mantener el control de la colonia con la promesa de que, una vez acabada la guerra, la India se convertiría en un estado independiente. Pero, al acercarse el momento de la independencia, surgieron en la India tensiones y enfrentamientos, a veces muy violentos, entre hindúes y musulmanes. Los británicos decidieron dividir la India en dos estados independientes: la India, y el Pakistán. Los dos países siguieron vinculados a Gran Bretaña y formaron parte de la Commonwealth. En Malasia la existencia de una poderosa guerrilla comunista obligó al ejército británico a intervenir para evitar la instauración de un gobierno que se proponía nacionalizar las propiedades británicas.

La colonia francesa de Indochina fue ocupada por Japón durante la Segunda Guerra Mundial. En Vietnam surgió una guerrilla de inspiración comunista- el Vietminh- que, bajo el liderazgo de Ho Chi Minh, se enfrentó a los japoneses. Terminada la guerra, Ho Chi Minh proclamó la independencia, pero Francia intentó recuperar el territorio e inició una guerra, el ejercito francés sufrió una humillante derrota en Dien Bien Phu. Francia tuvo que reconocer la independencia de Laos, Camboya y Vietnam, y el sur, con un gobierno por occidental (acuerdos de Ginebra)

Un caso relativamente similar se produjo en Indonesia. Los japoneses ocuparon el territorio y el líder nacionalista Sukarno proclamó la independencia. El gobierno norteamericano concedió la independencia a las Filipinas pero se reservó el derecho a mantener una importante presencia militar en el país.

Finalizada la Primera Guerra Mundial, Turquía perdió sus dominios en Oriente Próximo. En Palestina, la población mayoritaria era de religión islámica y había minorías de religión hebrea y cristiana. Desde finales del siglo XIX, algunos grupos de judíos europeos emigraron a Palestina con la esperanza de fundar algún día en el territorio bíblico hebreo un nuevo estado, Israel, que pudiera acoger a los judíos de todo el mundo(sionismo). La emigración hizo que, poco a poco, la población judía en Palestina fuera cada vez más numerosa, con lo que surgieron los primeros enfrentamientos entre judíos y musulmanes.

La ONU previó la creación de un Estado judío y de un Estado palestino, y el Reino Unido abandonó el territorio, hecho que David Ben Gurion aprovechó para proclamar el Estado de Israel. Inmediatamente empezó la primera guerra entre árabes e israelíes que terminó con una clara victoria judía, lo que permitió que Israel doblara su territorio inicial. Los enfrentamientos continuaron en forma de nuevas guerras: (crisis de Suez), (la guerra de los Seis Días) y (invasión del Líbano)

A lo largo de los últimos años se han originado distintas revueltas populares palestinas (intifada)

Francia ocupaba Argelia desde 1830. Los franceses consideraban que Argelia era una continuación de Francia, finalizada la Segunda Guerra Mundial, las cosas empezaron a cambiar. Los nacionalistas árabes partidarios de la independencia del país fundaron el Frente de Liberación Nacional, que en 1954 inició la lucha armada contra el ejército francés. Argelia proclamó la independencia y la mayor parte de los colonos de origen francés volvieron a Francia.

La primera colonia del África negra que obtuvo la independencia fue Sudáfrica, que lo hizo dentro de la Commonwealth y bajo un gobierno de minoría blanca. El líder del Congreso Nacional Africano, Nelson Mandela, que había pasado 27 años en la cárcel por su lucha contra el apartheid, fue elegido presidente de la República en las primeras elecciones multirraciales. El proceso general de independencia del África negra empezó con la independencia de la colonia británica de Ghana. En el Congo Belga la descolonización fue muy cruenta porque, una vez que se proclamó la independencia, los belgas, para defender sus intereses económicos, impulsaron el estallido de una guerra civil que desangró el país. Finalmente, las colonias portuguesas, se independizaron tras una larga guerra contra el ejército portugués.

El Neocolonialismo

Los nuevos estados surgidos de la descolonización se encontraron en una situación de clara dependencia económica y tecnológica respecto de su antigua metrópoli o de otros países desarrollados. Con frecuencia ejercía una tutela sobre la política interna de la antigua colonia, favoreciendo a los partidos o líderes que consideraba más favorables para sus intereses, aunque este hecho provocara inestabilidad política e incluso conflictos armados. Todo esto hacía que la independencia de las antiguas colonias fuera, en realidad, limitada. Este hecho se conoce con el nombre de neocolonialismo. En el momento de acceder a la independencia las economías de las antiguas colonias estaban poco desarrolladas y tenían un alto grado de dependencia comercial y tecnológica del exterior. Eran, pues, países subdesarrollados o países del Tercer Mundo. La necesidad de crear infraestructuras, y a menudo también el elevado gasto militar, ha obligado a la mayor parte de estos países a solicitar préstamos a los grandes bancos internacionales, de modo que el volumen de la deuda exterior de los países del Tercer Mundo es tan elevado que muchos se hallan en una situación de quiebra financiera que les impide incluso pagar los intereses de los créditos.

El aspecto más negativo del subdesarrollo es la ínfima calidad de vida que tienen los habitantes de estos países. En todos estos lugares el crecimiento demográfico de los últimos cincuenta años ha sido excesivamente elevado y la población ha abandonado en masa el campo para ir a la ciudad con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida.

Las ciudades del mundo subdesarrollado han crecido de modo desorbitado y la población pobre se ha refugiado en unas barriadas que no tienen ninguna condición sanitaria ni social, y donde la miseria es aterradora.

La población infantil y juvenil es muy numerosa, a menudo es víctima de la violencia extrema en que viven la mayoría de las ciudades de América del Sur, África o la mayor parte de Asia.

Como consecuencia de ello, en la mayoría de los países subdesarrollados la mortalidad infantil es muy elevada y el analfabetismo aún supera el 50% de la población adulta. En muchos lugares, las mujeres sufren una clara discriminación social. Las condiciones creadas por el imperialismo y por el neocolonialismo, han provocado que la mayoría de la población mundial haya vivido en los últimos cincuenta años en unas condiciones muy precarias, de modo que las diferencias entre los países ricos y los subdesarrollados no sólo no se han reducido, sino que en muchos casos han aumentado.

La política de bloques y la Guerra fría

La Unión Soviética ejerció un liderazgo mundial desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta 1989, cuando la Unión Soviética inició un proceso de descomposición que culminaría con la desaparición del régimen soviético y de la URSS.

La colaboración entre los aliados durante la guerra se rompió en cuanto finalizó el conflicto, porque los vencedores defendían modelos económicos y sociales antagónicos: el capitalismo y el socialismo (la Unión Soviética). El mundo se dividió en dos grandes bloques: el occidental, liderado por EEUU, y el bloque comunista, liderado por la URSS: Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, se establecieron los regímenes comunistas, llamados democracias populares, en los países de Europa Occidental que habían sido liberados por el ejército soviético o por los partisanos de ideología comunista. Se situaron bajo la órbita soviética y prohibieron cualquier forma de oposición interna.

EEUU impuso un plan de reconstrucción de Europa, el Plan Marshall, preveía la concesión de importantes ayudas económicas a los países europeos para reactivar su economía. Aprobó la denominada doctrina Truman, se comprometía a ayudar económica y militarmente a cualquier país que estuviera en peligro de caer bajo el comunismo. Empezaba de esta forma la guerra fría, un estado de tensión permanente entre las dos superpotencias mundiales, nunca llegaron a enfrentarse de forma directa.

La primera de las grandes crisis de la guerra fría fue el bloqueo de Berlín, cuando Stalin ordenó el cierre de todos los accesos terrestres que unían Berlín con la Alemania ocupada por norteamericanos y británicos preparados para un puente aéreo que abasteció Berlín de toda clase de mercancías. En 1949 se crearon la República Federal de Alemania (ocupado por EEUU, Reino Unido y Francia) y la República Democrática Alemana, en la zona de ocupación soviética. Las autoridades de esta última república construyeron el muro de Berlín para impedir la huída de ciudadanos de esta república al sector occidental de la capital.

Corea fue ocupada por los norteamericanos, el sur, y los soviéticos, el norte. Se proclamó la República de Corea, en el sur, con un régimen pro occidental, y la República Democrática Popular de Corea, en el norte, con un sistema comunista.

El ejército de Corea del Norte invadió Corea del Sur.

La dictadura de Fulgencio Batista cayó con la guerrilla que lideraba Fidel Castro. Impuso un programa de nacionalizaciones de bienes norteamericanos. La Unión Soviética instaló en la isla misiles que apuntaban hacia el territorio de EEUU. Cuando descubrieron las instalaciones, el presidente John F. Kennedy decretó el bloqueo marítimo de Cuba y amenazó con utilizar la fuerza si los soviéticos no retiraban los misiles. La Unión Soviética retiró los misiles. Se abrió un canal de comunicación directa, el llamado teléfono rojo. Llegaron a algunos acuerdos, como la prohibición de pruebas nucleares en la atmósfera, la no proliferación de armas nucleares y la limitación del arsenal nuclear, de modo que la guerra fría entró en una fase de menor intensidad (distensión).

La carrera por el control del espacio. La conquista del espacio fue un reto técnico-científico, pero también militar. Los soviéticos tomaron la iniciativa y fueron los primeros que construyeron un satélite espacial (Sputnik) y los primeros que enviaron un ser humano al espacio. EEUU pronto superó a los soviéticos y logró llevar un hombre a la Luna (Apolo 11).

Fin de la Guerra fría y Nuevo orden Internacional

Mijail Gorbachov inició unas reformas con el fin de mejorar el sistema socialista. Se llamaba Perestroika y proponía:

  • Democratización del sistema político y la transparencia informativa (glasnost).

  • Descentralización de la economía y la apertura de nuevas inversiones extranjeras para aumentar la producción y el consumo.

  • El fin de la carrera de armamentos con EEUU, cuyos gastos ahogaban la economía.

Desencadenó un proceso que no pudo controlar. La introducción de aspectos de la economía de mercado hizo aumentar las desigualdades sociales y desmanteló el sistema económico socialista. Asimismo, la apertura del sistema político evidenció las ansias democratizadoras de buena parte de la población. Además, la presión popular llevó a la independencia de las repúblicas que constituían la URSS.

Los sectores comunistas contrarios a las reformas dieron un golpe de estado que fracasó. El PCUS fe ilegalizado y en diciembre de 1991 los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, disolvieron la URSS. Surgieron 15 estados independientes, once de los cuales formaron la Comunidad de los Estados Independientes (CEI). Rusia ha heredado buena parte del poder militar y del armamento nuclear soviético. Se ha producido guerras por la independencia de Chechenia, territorio de mayoría musulmana, que han terminado con la victoria del gobierno central.

Los cambios producidos en la URSS tuvieron importantes repercusiones en toda Europa. La apertura política soviética y húngara condujo al gobierno de la República Democrática de Alemania a una difícil posición, las autoridades de Hungría abrieron las fronteras y hubo un flujo constante de alemanes del Este que pasaban al Oeste a través de Hungría y Austria.

Hubo en la antigua RDA manifestaciones multitudinarias y pacíficas a favor de la democracia. Este movimiento popular y la no intervención del ejército soviético provocaron la caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989. Se inició un proceso que acabó con la absorción de la RDA por parte de la República federal de Alemania.

La URSS retiró su ejército de la antigua RDA y aceptó que la Alemania reunificada formara parte de la OTAN.

Se establecieron regímenes democráticos: Polonia, Hungría, donde se iniciaron reformas y convocaron elecciones democráticas, o Bulgaria donde cayó el dirigente comunista Zhivkov y se celebraron elecciones democráticas al año siguiente.

En Checoslovaquia se produjo la denominada “revolución de terciopelo”, puso fin al régimen comunista. Checoslovaquia se disolvió, para dar paso, de forma pacífica, a dos nuevos estados, Eslovaquia y República Checa.

En Rumanía, hubo una violenta revuelta popular contra el régimen comunista de Ceausescu.

Es desmembramiento de la antigua Yugoslavia fue especialmente dramático, debido a la voluntad expansionista de los dirigentes ex comunistas serbios. Se libraron diversas guerras: Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina y Kósovo. Las dos últimas ha sido decisiva la intervención de los países occidentales, en el marco de la OTAN y liderados por EEUU.

El fin de la guerra fría coincidió con una época en la que la economía de EEUU se hallaba en crecimiento. La supremacía norteamericana se puso de manifiesto en diferentes ámbitos. Destacan principalmente lo militar y las industrias de armamento, la investigación y las nuevas tecnologías, las industrias culturales y los medios de información y comunicación de masas, como el cine y la televisión.

En el aspecto militar, hay que señalar que en 1991 se disolvió el Pacto de Varsovia. La OTAN, en cambio, se ha mantenido e incluso se ha ampliado hacia el este de Europa. Se incorporaron Hungría, Polonia y la República Checa.

La guerra del Golfo se inició cuando el presidente de Irak, Sadam Hussein, ordenó a su ejército la invasión de Kuwait. De este modo, Irak pasaba a controlar buena parte de las reservas mundiales de petróleo. Con el fin de obligar a Irak a retirarse de Kuwait, Estados Unidos, con el acuerdo del Consejo de Seguridad de la ONU, lideró una coalición internacional.

La guerra de Afganistán se produjo como reacción de Estados Unidos a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington. El régimen talibán de Afganistán, de carácter integrista islámico, apoyaba ala organización terrorista Al Qaeda, liderada por Bin Laden, responsable de los atentados. Tras intensos bombardeos aéreos, los talibanes fueron derrotados y se instaló en Kabul un régimen pro occidental. En el año 2003, las fuerzas estadaounidenses y británicas invadieron Irak con el objetivo de derrocar el régimen de Sadam Hussein.

Estados Unidos cuenta con una serie de instrumentos que le permiten ejercer la hegemonía política y militar. En primer lugar, sus fuerzas militares, que utilizan una tecnología cada vez más avanzada, como los satélites y los misiles. Asimismo, tienen permanentemente distribuidas por los diferentes océanos del planeta poderosas flotas navales que cuentan con portaaviones. También disponen, por todo el mundo, de múltiples bases e instalaciones militares. Por otro lado, EEUU ha establecido tratadosmilitares y políticos con diferentes países y organizaciones regionales de distintas partes del planeta.

Vídeos relacionados