Historia del Abencerraje y la hermosa Jarifa

Literatura española. Literatura del Siglo XVI. Narrativa. Novela morisca. Romances. Obra anónima

  • Enviado por: Silvia Flechoso
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


Historia del Abencerraje y la hermosa Jarifa

Guión de trabajo

  • Resumen de la novela “Historia del abencerraje y la hermosa Jarifa”.

  • Comentario y explicación de cada una de las características de la novela que aparecen subrayadas.

  • Sobre los romances:

  • - Resumir cada uno de ellos.

    - Métrica de un romance a elegir.

    - Clasificación de los romances según su tema y estructura.

  • Personajes: Relación entre ellos y descripción de los mismos.

  • Opinión personal: Indicar si te ha gustado y razonarlo.

  • RESUMEN DE LA OBRA

  • Corrían tiempos del infante don Fernando, que venció a Antequera, en la que Rodrigo de Narváez, notable caballero por su nobleza, honor y hechos de armas fue nombrado alcaide de la villa por su trabajo guerrero contra los moros, siéndole otorgada, también como alcide de ésta, la villa de Álora.

    Salió una noche con nueve guerreros más por el campo con intención de pillar a algún moro desprevenido al que dar ataque. Siendo así marcharon y se dividieron en dos grupos. Se encontraron con un moro a caballo de elegante parecer, al que con mucho esfuerzo hirieron los escuderos y Narváez hizo prisionero al “venir de refresco”.

    Por el camino contóle el moro su historia: Sobre los Abencerrajes de Granada, hombres de renombre en cuanto a caballeros como servidores de damas, cayó un falso rumor que decía que unos cuantos Abencerrajes tramaban matar al Rey de Granada para dividirse entre ellos el reino. Llegó a oídos del Rey, quien ordenó matar a esos Abencerrajes y quemar sus propiedades, y a lo sumo que todo Abencerraje se le exiliara de las tierras de Granada. Abindarráez (que así se llamaba el moro) nació en Granada, y por su padre cumplir el mandato lo dejó a la merced de un buen amigo suyo, el alcaide de Cártama, quien tenía una hija que toda la vida fue como una hermana para Abindarráez. Pero crecieron, y el cariño de hermanos se consumó en amor. Una vexz les fue desvelada que no eran hermanos juráronse clandestinamente los jóvenes amor eterno, antes de que Jarifa y su padre partieran a Coín, siendo el padre el nuevo alcaide de Coín y dejando a Abindarráez como alcaide de Cártama. Un día Jarifa hizo llamar a Abandarráez para casarse con él durante la ausencia de su padre, y fue entonces cuando se encontró con Rodrigo de Narváez, haciéndole prisionero.

    El cristiano sintió compasión por el joven moro y dejóle marchar con la condición de que regresara como su prisionero al tercer día, y el moro muy contento a Coín marchó. Tras justificar su tardanza, se desposó con su amada, y aquella misma noche yacieron juntos. Abindarráez le contó a su Jarifa que se volverían a separar contándole la hazaña y acuerdo con el cristiano. Jarifa le propuso no ir y enviarle una cuantiosa recompensa, pagando así su rescate, pero Abindarráez no lo aceptó, entonces Jarifa decidió acompañarle como otra prisionera.

    Por el camino se toparon con un viejo que les contó una historia del caballero Narváez, que era ejemplo bueno de su gentileza y honor: Rodrigo estaba enamorado de una dama casada, que amaba a su marido y no hacía caso a los coqueteos de Rodrigo. Cuando por fin la tuvo rehusó estar con ella al ser advertido que su amor se debía a los elogios del marido de ésta, prefiriendo respetar la honra del marido que satisfacer sus propios deseos.

    Así llegaron al castillo de Narváez, quien les recibió con los brazos abiertos y no sólo les dejó en libertad, sino que además les ayudó a lograr el perdón del padre de jarifa ante tal acto nupcial. Se fueron a vivir a Coín, enviando a Rodrigo una suma de dinero en agradecimiento a su libertad, quien la renunció haciendo honor a su caballerosidad.

  • COMENTARIO Y EXPLICACIÓN DE CADA UNA DE LAS CARCTERÍSTICAS QUE APARECEN SUBRAYADAS

  • Las Narraciones moriscas son relatos de corta extensión.

  • La historia de abencerraje y la hermosa Jarifa, aparte de que es visible la poca cantidad de páginas de las que consta el relato, es un suceso que transcurre apenas en tres días, donde los hechos ocurren de manera rápida, y en el que hay una introducción, con sus respectivos nudo y desenlace.

  • Recogida del marco espacial y temporal de las luchas entre moros y cristianos, anteriores a la conquista de Granada.

  • Cuando se sucede el relato, el Infante don Fernando (posterior Rey Católico), aun no es rey del reino de Aragón, por lo que se conoce que por aquél entonces permanecían aún los moros en la península, ya que fueron expulsados por lo Reyes Católicos; otro dato que nos permite tener conocimiento de este hecho a través de la lectura de la obra es que la península esta dividida en un terreno de moros (el sur) y otro de cristianos (el norte). En la parte norte reina un rey cristiano y en la parte sur un rey moro, el Rey de Granada. Las luchas entre moros y cristianos son constantes hasta la fecha de la conquista de Granada, que es cuando los moros son vencidos por los cristianos y expulsados de la península, como ya dije antes de la mano de los Reyes Católicos.

  • Estrecha relación con los libros de caballerías y exaltación del heroísmo

  • Tiene las características de las novelas de caballerías: El valiente caballero valiente, honrado, heróico (se pueden observar tales caracteríasticas en Rodrigo de Narváez por un lado y en el moro del Abencerraje por otro); el tema del amor del caballero hacia la dama hermosa (en este caso, de Abinderráez hacia Jarifa); la honra, el valor del caballero, el perdón…

  • Neoplatonismo renacentista; idealización del amor y virtudes guerreras del héroe.

  • Se deja un poco olvidado en esta obra a “la Gracia de Dios” y se centran las hazañas y los sucesos en valores como el amor humano, libre e idealizado hacia una hermosa dama, y las virtudes guerreras del héroe, que lo convierten en mejor persona junto con su honra (tema muy importante en este tipo de novelas), dejando atrás la sumisión a un dios y centrándose más en el logos de la especie humana.

  • Maurofilia en el ecuánime tratamiento ideológico y estético que reciben los moros en pie de igualdad con los cristianos.

  • En esta obra se puede apreciar que, a pesar de la posibles batallas políticas o religiosas que pueda haber entre moros y cristianos en la península, hay entre estos, a nivel personal magníficas relaciones de amistad e igualdad. Esto se ve reflejado en hechos como, para comenzar la mera descripción del moro Abindarráez (tratamiento maurófilo estético): jinete de buena presencia, valeroso, engalanado con caros tejidos que fundamentaban sus ropajes, acompañado por una adarga y una lanza… se describe de modo en que se ensalza al moro, siendo este en ningún momento rebajado frente a los cristianos a quienes se los describía semejante manera; este carácter maurófilo también nos podemos percatar de él en el momento en que el cristiano ayuda y libera a sus prisioneros moros (Jarifa y Abindarráez), y se muestra ante ellos como unos buenos amigos, como siempre a lo largo de la obra en condiciones de igualdad con los cristianos. En cuanto a un trato maurófilo ideológico nos podemos percatar que las costumbres de los moros aparecen muy similar a las nuestras de la época, sin mostrar ese carácter de extremo machismo, o la tradición del matrimonio concertado y más siendo para la hija de alguien importante como podía ser un alcaide, lo que supondría una deshonra según la cultura musulmana.

  • Breve narración de un caso de amor y generosidad.

  • El amor se ve presente a lo largo del transcurso de prácticamente toda la obra: El gran amor apasionado que sienten Abindarráez y Jarifa entre ellos; amor supremo, ideal, clandestino e imposible en un primer momento, que gracias a quebrantar unas pequeñas normas y la ayda del caballero de Narváez se ve posible, aceptado y perdonado al final de la obra.

    La generosidad se ve en todo momento reflejada sobre todo en el personaje de Rodrigo de Narváez: Dejando tres días de libertad a su prisionero para encontrarse con su amada Jarifa, aposentando tras ese tiempo a sus prisioneros (Abindarráez y Jarifa) en su castillo con toda confianza, liberándoles al final de la obra y a lo sumo intercediendo por ellos para que fueran perdonados por su señor padre y alcaide de Coín, rechazando una merecida suma de dinero entregada por Jarifa, su padre y Abindarráez agradeciendo así la libertad otorgada y la ayuda prestada, el relato de la dama ya desposada…

  • Final feliz consumado con la libertad de ambos amantes

  • Aquí, al término libertad lo relaciono yo en dos conceptos diferentes en cuanto a los amantes:

    En primer lugar la “libertad física” que le fue concedida por Narváez poco después de llegar a su castillo por la amistad que surgió primero entre éste y el moro (durante su captura) y después la que siguió al traer consigo Abindarráez a su amada Jarifa.

    Por otro lado veo una libertad que va más allá de lo material, a lo que llamaría “libertad amorosa”; finalmente se desposaron los amantes entre ellos, ya que para uno suponía el otro la persona con la que desearía pasar el resto de su vida. Este amor, o libertad amorosa no hubiera sido posible de no ser por la aceptación, en cierto modo impuesta al padre de Jarifa, la cual en un principio iba en contra de su voluntad, tuvo que aceptar este linaje, pues la boda ya estaba hecha y el Rey de Granada de una manera u otra se lo ordenó.

  • La toponimia de la obra es real

  • Los personajes que aparecen en este relato existieron en verdad, realizando más o menos hazañas, pero eso sí, de manera menos heroica e idealizada como aquí están contados, y siendo estos de una forma más “humana”. Hay que tener en cuenta que en las novelas de caballerías siempre se ensalzan las buenas características del héroe, el caballero, llevándolas hasta un extremo irreal y ficticio, sin tener en cuenta errores reales del héroe, ya que debe ser éste un ejemplo a seguir.

  • ROMANCES

  • Romance I

    Reinaba don Fernando de Aragón cuando ganó a Antequera en gran parte por la colaboración de Rodrigo de Narváez, a quien el rey le nombró por sus victorias contra moros alcaide de Antequera y Álora. Una noche de verano salió junto a nueve de sus hombres para dar emboscada a algún moro despistado que por allí osara pasearse.

    Tema: Enfrentamientos contra moros. Emboscada nocturna con nueve hombres.

    Romance II

    Narváez y los suyos salen al campo a tender alguna emboscada a posibles moros que por allí rondasen. Era media noche, la luna hermosa; Bifurcóse el grupo en dos, la mitad por un camino, los otros por el otro.

    Tema: Enfrentamientos contra moros. En el bosque, división del grupo.

    Romance III

    Se esconden en una arboleda. Aparece un moro de buen porte, engalanado con riquezas y armado con adarga y lanza, valeroso jinete parecía cantando a su amada.

    Tema: Enfrentamientos contra moros. Aparición del moro y descripción del mismo.

    Romance IV

    Advertimiento de que un grupo de Abencerrajes intentan aprovechar su buena fama para matar al Rey moro de Granada y repartir su reino entre ellos.

    Tema: Rumor circulante de los Abencerrajes de Granada.


    Caballeros granadinos, 8-

    aunque moros, hijos dalgo, 8a

    con envidiosos intentos 8-

    al rey moro van hablando, 8a

    viendo que los favorece 8-

    todo el granadino estado, 8a

    hombres, niños y mujeres, 8-

    caballeros y villanos; 8a

    dicen que los Bencerrjes, 8-

    linaje noble, afamado, 8a

    procuran dalle la muerte 8-

    para gozar su reinado 8a


    Análisis métrico del Romance IV:

    Es un romance que tiene una tirada de 12 versos octosílabos de arte menor, que tienen rima asonante en los pares, quedando libres los impares.

  • PERSONAJES

  • Los personajes que aparecen en esta obra son los siguientes:

    Rodrigo de Narváez, Abindarráez el Moro, la Hermosa Jarifa, el rey moro de Granada, viejo campesino, hijos dalgo de la tierra de Narváez.

    Rodrigo de Narváez

    Valiente y honrado caballero, noble y gentil de actos, y heroico en batallas contra los moros. Tiene una estrecha relación con el rey cristiano, a quien le fue de gran ayuda en la batalla de Antequera, pero también con el rey moro; fue nombrado alcaide de Antequera y Álora, a mando de muchos hijos dalgo para defender la frontera que separaba el reino moro del cristiano. Se hizo amigo del moro Abindarráez y de su amada Jarifa, tras la emboscada del mismo y el relato que éste contó a Narváez.

    Abindarráez el Moro

    Valiente y joven caballero moro de buena apariencia y presencia de atuendos y armas. Era un moro de los Abencerrajes de Granada, aunque toda su vida fue criado en Cártama, a manos del alcaide del lugar, con el que el padre tenía excelentes relaciones de amistad. Según va creciendo, crece también su amor hacia la hija del alcaide (que era como un padre para él), su supuesta hermana, hasta que se acaba enamorando perdidamente de ella y ella de él. Desafortunadamente los “hermanos” se tienen que separar, yendo Jarifa y su padre a Coín (donde ejercería el padre como nuevo alcaide), y Abindarráez queda como nuevo alcaide de Cártama. Se acaba casando con su hermana y desea el perdón de su padre (el político), quien finalmente se lo concede. Tiene un final feliz en la obra junto a su amada.

    La Hermosa Jarifa

    Hija del alcaide de Cártama, hermana política de Abindarráez; era de familia de alta clase. Se convirtió en una bella dama que cautivó y enamoró a su hermano y del que se enamoró ella también. Se acaba casando con su hermano, y aunque no le haría mucha gracia a su padre les acabó perdonando.

    Rey moro de Granada

    Piadoso con sus amigos, vengativo con sus enemigos. Castigó a los Abencerrajes de Granada por el rumor de la conspiración que levantaban algunos de ellos en su contra, quienes fueron matados, exiliando al resto de los Abencerrajes fuera de Granada, por las cuestiones de amenaza que llegaron a sus oídos, pero sobre todo por cuestiones de honor hacia su persona.

    Guardaba una relación de amistad con Rodrigo de Narváez. Intercede al final de la obra para que el padre de Jarifa perdonara a los enamorados.

    El padre de Jarifa

    Fue el alcaide de Cártama y tenía una estrecha relación de amistad con el padre de Abindarráez, quien dejó su hijo a su cargo. Era un hombre con grandes riquezas. Tras ser alcaide de Cártama, dejándole como alcaide del lugar a Abindarráez, fue alcaide de Coín. Su hija se casó en su ausencia y sin su consentimiento con el que era por aquel entonces su supuesto hermano, aunque al final del todo, acaba perdonando a los novios por su acto.

    Viejo campesino

    Es un personaje secundario en la obra, súbdito de Narváez, de quien conocía gran cantidad de hazañas heroicas e historias. De camino hacia el castillo de Narváez les cuenta a Jarifa y Abindarráez una de ellas haciendo referencia a su honra y nobleza como hombre y caballero.

    Hijos dalgo

    Súbditos de Narváez y, a lo sumo, grandes caballeros. Diligentes y fieles a su superior, cumplían de mucho gusto las órdenes que éste les mandaba.

  • OPINIÓN PERSONAL

  • La obra “La historia de Abencerraje y la hermosa Jarifa” me ha gustado no sólo por la trama del relato en sí, sino también por el leguaje, que contenía a mi parecer un ritmo y ciertas expresiones que me resultaban objeto de gracia, al igual que ocurría con los personajes, estereotipados todos ellos, lo que es característico de la novelas de caballería de la época. El final de la obra también me ha gustado, pues todo acaba de forma feliz para todos los personajes, teniendo como única cosa a objetar que éste final, a medida que se iba avanzando en la historia, resultaba demasiado obvio, al ser de los típicos cuentos que acaban con la muletilla “y vivieron felices y comieron perdices”, que hace perder intriga e interés al ser leído.