Historia de una escalera; Antonio Buero Vallejo

Literatura española contemporánea. Teatro español de Posguerra. Obra dramática. Argumento. Personajes. Estructura. Temas

  • Enviado por: Ruymy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

Antonio Buero Vallejo

Historia de

una escalera

BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Antonio Buero Vallejo nació en Guadalajara en el año 1916. Es un dramaturgo español. La guerra civil le sorprendió siendo estudiante y combatió en el Jarama y en los frentes de Aragón y de Valencia. Al concluir la contienda, acusado de "adhesión a la rebelión", fue condenado a muerte, aunque se le conmutó la pena. En 1946 quedó en libertad provisional. Tras años de difícil supervivencia, su obra "Historia de una escalera" ganó el premio Lope de Vega y cautivó a un público por la forma de expresarse en sus obras

Obras como "En la ardiente oscuridad" (1950), "Madrugada" (1953), "Irene o el tesoro" (1954), "Hoy es fiesta" (1956), "Las cartas boca abajo" (1957), "Un soñador para un pueblo" (1958), "Las Meninas" (1960), "El concierto de San Ovidio" (1962) le confirmaron como un autor de ideas, con personajes mediocres

Buero triunfó tras el éxito de "El tragaluz" (1967), que superó las quinientas representaciones. Fue Conocido y apreciado en el extranjero, en 1971 ingresó en la Real Academia Española. Obras posteriores son "La fundación" (1974), "La detonación" (1977) y "Diálogo secreto" (1985), entre otras.

En 1980 recibió el premio nacional de teatro, y en 1986 los premios Pablo Iglesias y Cervantes por el conjunto de su obra.

Historia de una escalera

Pepe es el hijo de Generosa y Gregorio, y también es el hermano de Carmina. Pepe es mayor que carmina y otros personajes como Urbano, Fernando o Elvira. En el primer acto, Pepe ya tiene treinta años. En este acto persigue a Rosa, que es una mujer joven y guapa de la cual está enamorado. Urbano, el hermano de Rosa, se opone al amor entre los dos y le amenaza a Pepe de tirarlo por el hueco de la escalera. Pepe, se siente humillado por un chico más joven que él. Al cabo de diez años, Pepe y Rosa ya están casados. Rosa está amargada con su marido y es muy infeliz. Pepe se emborracha en el bar y va con mujeres, y sólo va a su casa a comer y a dormir. Además, Pepe tiene la poca vergüenza de ponerse con Trini, su cuñada. Pepe es un borracho y un inútil tanto que mientras el padre se muere no se podía comportar. Desde el principio, ya podemos imaginar como acabará Pepe, ya que, según la acotación, es "un joven acuchado y presuntuoso". Esto desemboca en un borracho y desgraciado, que no piensa en su familia.

Rosa, al principio, es una joven guapa y provocativa. Pero comete un gran error: casarse con Pepe. Esto le destroza la vida, según define ella, cuando ya es mayor: "¡Canalla! Me ha entretenido durante años para dejarme cuando ya no me mira a la cara nadie". Antes de morir, el señor Juan, su padre, está muy disgustado y no quiere saber nada de ella: "Ella no me importa nada. ¿Comprendes? Nada". Pero en realidad aún la quiere, ya que le da dinero a Trini para que le de a Rosa: "Unos durillos ahorrados del café y de las copas... (...) A mí, Rosa no me importa nada. Pero si te sirve de consuelo..., puedes dárselos".

Manolín es el personaje más joven de la historia. Aparece únicamente en el tercer acto, ya que en el primero y el segundo aún no ha nacido. Es hijo de Fernando y Elvira, y hermano de Fernando (hijo). Según su hermano, es el hijo mimado, el "favorito" de sus padres. Con sólo doce años, ya fuma cigarros de escondidas. Le gusta pelearse con su hermano, y le espía cuando éste está con Carmina (hija), su enamorada. Después, se lo dice a sus padres, que no quieren que su hijo mayor se vea con esta chica, y le regañan. Está enamorado de Trini, y se le declara, pero esta le dice que cuando él tenga la edad para casarse ella ya será vieja. Esto demuestra su inocencia e inmadurez.

Carmina es definida en el primer acto como "una preciosa muchacha de aire sencillo y pobremente vestida". Es, en efecto, una mujer con un carácter muy variable. Al principio, es una chica tímida, no sabe como corresponder al amor de Fernando. Desde pequeños los dos habían estado enamorados. Pero la vida los separa: Carmina se casa con Urbano y Fernando con Elvira.

Cuando muere Gregorio, el padre de Carmina, ésta y su madre están muy tristes. Es entonces cuando Urbano se le declara, y ella acepta casarse con él. Pero, cuando ya son mayores, descubrimos que Carmina nunca ha amado a Urbano, a través de unas palabras de éste: "¿Por qué te casaste conmigo si no me querías?".

Al final de la obra, cuando se pelea con Elvira, Carmina tiene una actitud muy atrevida y grosera.

Carmina madre tiene muchas semejanzas con Carmina hija. Podríamos decir que el carácter de la madre cuando era joven es muy parecido al de la hija, sobretodo a la última parte de la obra. Cuando Carmina hija se encuentra con Fernando en la escalera, el chico le dice cosas muy semejantes a las que le dijo Fernando padre a Carmina madre hacía treinta años: le promete que será ingeniero, que ganará dinero y ella será su mujercita. Y Carmina hija le responde lo mismo que le respondió Carmina madre a Fernando padre hacía treinta años: "¡Fernando! ¡Qué felicidad! ¡Qué felicidad!".

En todo el transcurso de la obra, podemos distinguir tres generaciones principales, todas con sus correspondientes personajes:

Primera generación:

Paca: madre de Urbano, Rosa y Trini, y esposa del señor Juan. Es una mujer de clase media. Al principio ejerce bastante autoridad con sus hijos, y cuando ya es vieja se queja de que ya no están por ella (sobretodo su nieta).

Generosa: esposa de Gregorio, madre de Pepe y de Carmina. Es una mujer justa, quiere mucho a su marido y lamenta su muerte. Quiere más a su hija que a su hijo.

Don Manuel: hombre con dinero, el más rico de la escalera. Está dispuesto a ayudar a sus vecinos (con su dinero) y a complacer los caprichos de su hija Elvira.

Doña Bondadosa: madre de Fernando. Quiere mucho a su hijo y a veces lo ensalza un poco. Finge ser una "señora" con dinero, cuando en realidad es la mujer más pobre de la escalera.

Gregorio: padre de Carmina y pepe, marido de Generosa. Cuando murió, su mujer y su hija se pusieron muy tristes.

Segunda generación:

Fernando: chico muy atractivo (cuando es joven). Está enamorado de Carmina, pero al final se casa con Elvira, que le "caza" con su dinero". Es gandul, fanfarrón y le gustan las mujeres. De joven es un "conquistador". Es el padre de Fernando y Manolín.

Elvira: de joven, chica caprichosa. Se casa con Fernando con la ayuda del dinero de su padre. Siempre parece tener envidia de Carmina.

Urbano: hombre grosero. Cree que lo que hace él es lo más correcto, e intenta dar lecciones a los demás. Se casa con Carmina y tiene una hija con el mismo nombre que su mujer.

Carmina: hermana de Pepe, hija de doña Generosa y esposa de Urbano. Al principio es una chica tímida y un poco reservada, pero su carácter va cambiando. De joven está enamorada de Fernando, pero se acaba casando con Urbano.

Rosa: hermana de Urbano y Trini. De joven es guapa y presumida, pero se casa con Pepe. Éste le destroza la vida, y cuando es mayor Rosa se convierte en una vieja gruñona.

Trini: hermana de Urbano y Rosa. Es simpática y guapa, pero se queda soltera.

Pepe: hermano de Carmina. Al principio ya aparece como un chico fanfarrón. Se casa con Rosa. A medida que transcurre el tiempo se va consumiendo cada vez más. Se convierte en un alcohólico y mujeriego, y sólo piensa en ir al bar.

Tercera generación:

Fernando: hijo de Fernando y Elvira. Es muy similar a su padre cuando era joven. Atractivo, gandul, mujeriego, y siempre haciendo planes por el futuro. Está enamorado de Carmina (hija).

Carmina: hija de Urbano y Carmina. Su carácter es muy parecido al de su madre. Está enamorada de Fernando, pero el amor entre estos dos no es permitido por sus respectivos padres.

Manolín: hermano de Fernando. Es un niño un poco mimado. Le gusta pelearse con su hermano.

Creo que los personajes de la obra son seres "de carne y huesos", ya cambian de carácter a medida que pasa el tiempo y no siempre se comportan de la misma forma.

En la disputa final, Rosa le dice a Elvira: "¡Si yo me junté con Pepe y me salió mal, usted cazó a Fernando!". Esto tiene un significado muy claro: las dos se casaron y después se arrepintieron de haberlo hecho. Rosa, como ya hemos dicho anteriormente, sufrió mucho viviendo con Pepe, ya que este no le tenía consideración ni estaba nunca por ella. Además, Pepe era un desgraciado que sólo pensaba en beber e ir al bar.

El caso de Fernando no es tan exagerado como el de Pepe, pero también es similar. De joven, Fernando soñaba en ser ingeniero, escribir un libro de poemas y tener dinero. Pero siempre fue un vago y un fanfarrón. Su mujer, Elvira, lo expresa en las siguientes frases: "Tú ibas a ser aparejador, ingeniero, y hasta diputado. ¡Je! Ese era el cuento que colocabas a todas. ¡Tonta de mí, que también te hice caso! Si hubiera sabido lo que me llevaba...".

En efecto, los personajes de esta historia no son ni positivos ni negativos. Esto se debe a que les suceden tanto hechos buenos como malos. Y también depende del personaje. Hay personajes más positivos y personajes más negativos. Esto depende de la vida que cada uno ha llevado. Por ejemplo, Rosa, que ha estado amargada durante años por Pepe, se convierte en una vieja gruñona. Trini, en cambio, sigue conservando parte de su belleza interior y exterior. Los dos matrimonios Urbano-Carmina y Fernando-Elvira se podrían definir como "testarudos". Por culpa de sus manías, privan del amor a sus hijos. Y esto no es ser positivo, pero tampoco los podríamos definir como negativos.

Creo que esta obra refleja muy bien la sociedad española del momento en que el autor la escribió y la de unos años antes. Es decir, creo que es el reflejo de la sociedad española de la época en qué vivió el autor, desde que era pequeño hasta que se hizo mayor.

SOBRE EL LENGUAJE

Signos no verbales y su significado:

La escalera: es el principal signo no verbal. Es el lugar donde se desarrolla toda la acción. La escalera es un testigo del paso del tiempo y todas sus consecuencias: los hechos de los personajes, los cambios de carácter que sufren estos, las personas que mueren, las personas que nacen, las que envejecen... Y no son las personas las únicas que envejecen, sino que también envejece la propia escalera, deteriorándose con el paso del tiempo.

Los cigarrillos, que se fumaban Fernando y Urbano de jóvenes y que Manolín se fuma, con sólo doce años, a escondidas de sus padres.

El "casinillo": bar donde se reunían Pepe y Gregorio, Urbano y Fernando con sus amigos y novias y, posteriormente, sus hijos.

La leche derramada: símbolo de la ruptura del amor entre Fernando y Carmina. Mientras declaran su amor y hacen planes de futuro, la leche que lleva Carmina se derrama por el suelo. Es decir, sucede una desgracia. De la misma forma, el amor entre los dos jóvenes también se derrama, y conduce a una desavenencia entre los dos durante muchos años.

Algunas de las expresiones que llaman la atención por su peculiaridad son:

  • "Les debía dar vergüenza chuparnos la sangre de esta manera". (Paca).

  • "Menudos pájaros son ustedes". (Paca).

  • "¡Basta de monsergas!". (Cobrador).

  • "Fernando, eres un desgraciado". (Urbano).

  • "Si te vuelvo a ver con mi niña te parto la cabeza de un sartenazo." (Urbano).

  • "Un día me voy a liar a mamporros y le demostraré qué es un hombre..." (Pepe).

  • "Me voy a comer. Abur." (Urbano).

  • "¡Ea!" (Paca).

  • "Bueno, pichón, no te enfades. ¡Cómo te pones por un piropo!" (Pepe).

  • "¡Es una golfa!" (Señor Juan).

  • "¡Pues no me da la gana de serlo, demontre!" (Paca).

  • "¡Que bien trasteas a los padres, marrano, hipócrita! ¡Pero los pitillos te van a costar caros!" (Fernando, hijo).

  • "¡Porque tú has sabido nadar y guardar la ropa!" (Urbano).

CONCLUSIÓN.

He dividido el principio del segundo acto, desde la página 77 hasta la página 86, en seis secuencias:

1.- Se describen los preparativos del entierro de Gregorio. La mujer y la hija de éste están muy tristes y lloran.

2.- Trini y su padre, el señor Juan, hablan. El hombre muestra una visión pesimista de la vida y desacuerdo con la forma de vivir de su hija Rosa. Se lamenta de la muerte de Gregorio.

3.- Generosa y Carmina están muy tristes por la muerte de Gregorio. Generosa dice que ella morirá pronto, y Paca intenta animarle.

4.- Fernando y Carmina discuten. No saben si ir o no a dar el pésame a Generosa y Carmina. Elvira le dice a Fernando que está muy decepcionada con él.

5.- Pepe llega del bar y se va a su casa. Allí, Rosa le riñe. Después, trata desagradablemente a Trini, que se enfada y le contesta mal.

6.- Urbano defiende a su hermana amenazando a Pepe. El señor Juan y Rosa se meten en la discusión. Pepe se queja de sus vecinos.

Análisis de la secuencia 2:

La escena empieza cuando Trini le pregunta a su padre, el señor Juan, si entra dentro. Él, que está recostado en la barandilla de la escalera -fijémonos que esta está siempre presente-, le dice que ya ha visto muchos coches fúnebres en su vida. Aquí ya empieza aludiendo a su edad, y a toda la gente querida o conocida que se le ha muerto en toda su vida. Después habla del entierro de doña Asunción. "Fue un entierro de primera, con caja de terciopelo...", afirma el señor Juan. Entonces Trini dice que se lo pagó don Manuel. Vuelve a aludir al mismo caso de la escena del principio, en la cual don Manuel paga la factura de la luz a doña Asunción. Esto lo hace sobretodo para su hija, que está enamorada de Fernando, el hijo de doña Asunción. La mujer siempre había fingido tener dinero y ser una "señora", mientras que, en realidad, era la más pobre de la escalera. Aunque, según dice el señor Juan, el entierro de don Manuel fue menos lujoso. Y Trini le responde que lo pagaron sus hijos. Con esto podemos diferenciar la generosidad de don Manuel a la hora de pagar el entierro de doña Asunción con la avaricia de sus hijos a la hora de pagar el de su propio padre -los hijos tienen más interés en poseer dinero que en enterrar dignamente a su padre.

El señor Juan se lamenta por Gregorio, y se pregunta cómo ha podido durar los últimos diez años. Según él, Gregorio "no levantó cabeza" desde la jubilación. De alguna forma, nos dice que, con la jubilación, Gregorio se vio convertido en un inútil dentro la sociedad, y se deprimió por esto ("no sé cómo ha podido durar estos diez años"). Después, el señor Juan dice que él morirá pronto. Tiene una visión muy pesimista del tiempo de vida que le queda. Su hija intenta animarlo, pero el hombre lo ve muy claro: morirá pronto. Trini le compara con Gregorio, y le dice que él aún se conserva bien. Pero el señor Juan manifiesta que por dentro está muy mal, porqué no entiende como su hija Rosa puede vivir con Pepe. Después aclara: "esto me matará". Afirma que la causa de su muerte será la desesperanza que tiene cuando piensa en Rosa. Entonces Trini le dice que Rosa es buena. Pero el hombre no quiere cambiar de opinión.

Finalmente, el señor Juan se lamenta otra vez por la muerte de su amigo Gregorio, y recuerda cosas que había hecho con él: "¡Ya no jugaremos más a las cartas, viejo amigo!". Después dice que "se quedan con el día y la noche". El día y la noche, dos conceptos opuestos, son como los dos hijos de Generosa y Gregorio, Carmina y Pepe. Carmina es la niña buena, simpática, bonita; y Pepe es el fanfarrón, el borracho, el malo, el "bandido".