Historia de las Telecomunicaciones

Unión Internacional de Telecomunicaciones. Telégrafo. Teleimpresión. Servicios telegráficos modernos. Télex. Banda ancha. Comunicación. Nuevas tecnologías. Inventos. Telegrafía. Teléfono. Radiodifusión. Móvil. Celular. Correo postal. Ferrocarril

  • Enviado por: Dolo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Asociaciones: la Diversidad Actual. Análisis Sociológico y Jurídico. Cuestiones Prácticas
UNED
La realidad asociativa presenta en la actualidad una importante vigencia social y pujanza. Su diversidad, su...
Solicita InformaciÓn

Máster Multimedia e Internet
ArtesVisuales.com
¿Quieres especializarte en Abode Premiere, After Effects, MySQL, CSS, Google Adwords y mucho más? Artes visuales te...
Solicita InformaciÓn

publicidad

HISTORIA DE LAS TELECOMUNICACIONES

  • Telecomunicación, transmisión de palabras, sonidos, imágenes o datos en forma de impulsos o señales electrónicas o electromagnéticas.

  • Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), 'Historia de las telecomunicaciones'
    organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), fundado originalmente en París en 1865 con el nombre de Unión Internacional de Telégrafos. En 1934 la UIT se constituyó para sustituir a todos los organismos ya existentes especializados en el campo de las telecomunicaciones y, en 1947, quedó integrada en la ONU. La UIT no tiene un estatuto permanente, pero su existencia es renovada de forma periódica por acuerdo de sus miembros.

  • Telégrafo en España 1800-1936

Telégrafo, sistema de comunicación basado en un equipo eléctrico capaz de emitir y recibir señales según un código de impulsos eléctricos. En un principio, la palabra `telegrafía' se aplicaba a cualquier tipo de comunicación de larga distancia en el que se transmitiesen mensajes mediante signos o sonidos.

-Los primeros equipos eléctricos para transmisión telegráfica fueron inventados por el estadounidense Samuel F. B. Morse en 1836, y al año siguiente por el físico inglés sir Charles Wheatstone en colaboración con el ingeniero sir William F. Cooke. El código básico, llamado código Morse, transmitía mensajes mediante impulsos eléctricos que circulaban por un único cable.

-El aparato de Morse, tenía forma de conmutador eléctrico. Mediante la presión de los dedos, permitía el paso de la corriente durante un lapso determinado y a continuación la anulaba. El receptor Morse original disponía de un puntero controlado electromagnéticamente que dibujaba trazos en una cinta de papel que giraba sobre un cilindro. Los trazos tenían una longitud dependiente de la duración de la corriente eléctrica que circulaba por los cables del electroimán y presentaban el aspecto de puntos y rayas.

-En el transcurso de los experimentos con dicho instrumento, Morse descubrió que las señales sólo podían transmitirse correctamente a unos 32 Km. A distancias mayores, las señales se hacían demasiado débiles para poder registrarlas. Morse y sus colaboradores desarrollaron un aparato de relés que se podía acoplar a la línea telegráfica, a fin enviarlas otros 32 Km más allá. El relé estaba formado por un conmutador accionado por un electroimán. El impulso que llegaba a la bobina del


electroimán hacía girar un armazón que cerraba un circuito. Algunos años después de que Morse hubiera desarrollado su equipo receptor y lo hubiera exhibido de forma satisfactoria, los operadores telegráficos descubrieron que resultaba posible diferenciar entre los puntos y las rayas por el simple sonido, cayendo en desuso el aparato de registro de Morse. Sin


embargo, los demás principios básicos del sistema Morse se siguieron utilizando en los circuitos de telegrafía por hilo.

-el telégrafo solo lo podían usar los militares, cortesanos, políticos y todos los de las clases altas que eran usuarios exclusivos de estas tecnologías.

  • Teleimpresión

  • En la teleimpresión, el mensaje se recibe en forma de palabras mecanografiadas sobre una hoja de papel. Cada letra del alfabeto viene representada por una de las 31 combinaciones posibles de cinco impulsos electrónicos de igual duración, siendo la secuencia de intervalos utilizados y no utilizados la que determina la letra. El código de impresión de arranque-parada utiliza siete impulsos para cada carácter: el primero indica el comienzo y el séptimo el final de cada letra.

    • Servicios telegráficos modernos

    En las décadas de 1950 y 1960, las diferentes operadoras comenzaron a comercializar diversos servicios telegráficos de carácter privado y público.

    1. Télex

    En 1958 apareció un sistema de intercambio de teleimpresión de llamada directa, denominado télex, que en el plazo de diez años contaba con más de 25.000 abonados. El sistema télex permite a sus abonados enviar mensajes y datos directamente a otros abonados y, a través de redes de operadoras internacionales, a otras muchas partes del mundo. Los abonados de télex también pueden enviar mensajes a los no abonados a través de centros especializados de comunicaciones que hacen llegar los mensajes en forma de telegramas.

    -La primera central de conmutación para el servicio Télex se instaló 'Historia de las telecomunicaciones'
    en Madrid y se establecieron dos circuitos de alta frecuencia, con Irún y Badajoz para enlazar respectivamente con Francia y Portugal. El servicio con Francia y Alemania se inauguró el 8 de febrero de 1954, mediante circuitos directos a París y Frankfurt del Main, el 17 de febrero se abrió el servicio con Portugal, por circuitos directos Madrid-Lisboa, extendiéndose las comunicaciones por Télex a Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Gran Bretaña, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Suecia, Suiza, Estados Unidos, Congo belga y Túnez a través de las posiciones de París y Frankfurt del Main al no disponer en 1954 de circuitos directos. En ese año el servicio Télex disponía de una Central-télex automática en Madrid. La centralita de posición internacional tenía una capacidad para cien abonados, pero sólo contaba con 18 en el momento de su inauguración..

    -El servicio télex mantuvo un crecimiento sostenido hasta 1987. De los 4.405 abonados de 1968 y los 11.161.000 de minutos tasados se pasó en 1975 a 12.020 abonados y 54.808.000 minutos tasados, alcanzándose en 1987 el máximo en la utilización del servicio con 41.956 abonados y 120.758.000 minutos tasados. Desde entonces el servicio Télex no hizo sino disminuir, debido a la creciente competencia de las comunicaciones por fax

    -Al finalizar el siglo XX la telegrafía había dejado de ser, como consecuencia del desarrollo y socialización del servicio telefónico acaecido durante la segunda mitad del siglo XX y de la revolución de las telecomunicaciones registrada en el último tercio del mismo, el sistema de comunicaciones más rápido y eficiente que desde su introducción en 1855 había desempeñado durante cerca de un siglo. La progresiva expansión del servicio telefónico en España, acelerada a partir del decenio de los sesenta, la aparición de nuevos sistemas de comunicación a través de las redes de telefonía, como el fax y las redes de transmisión de datos, a partir de los años setenta, y ya en el decenio de los noventa la expansión de Internet y consecuentemente el desarrollo del correo electrónico, disminuyeron la importancia de las comunicaciones telegráficas, manifestada en la sostenida reducción del tráfico telegráfico.

    -En el año 2000 la red telegráfica española utilizaba como sistemas 'Historia de las telecomunicaciones'
    de transmisión las tradicionales líneas de tendido de cable telegráfico (tanto aéreo como subterráneo), aunque ya de una forma marginal, otros sistemas de transmisión eran los radioenlaces, la fibra óptica y los VSAT (comunicaciones por satélite utilizando el sistema Hispasat), asimismo para la transmisión de los telegramas se utilizaban las comunicaciones por teléfono. En el año 2000 estaba en fase de ensayo e instalación el sistema X-400, que permite las transmisiones telegráficas mediante terminales informáticos conectados a las redes telefónicas. Todos estos sistemas de comunicaciones quedaron integrados en la nueva unidad de negocio de Correos y Telégrafos, Postal Telecom, por la que quedaban enlazadas las 1.785 oficinas.

  • Servicio de intercambio por banda ancha

  • Este servicio, aparecido en 1964, ofrecía a los abonados una serie de canales de radio de alta calidad para la transmisión a gran velocidad de datos en diversos formatos, para facsímil y otros tipos de comunicaciones, voz incluida. Las diferentes mejoras del sistema permitieron alcanzar transmisiones de alta velocidad —hasta 5.000 caracteres por segundo— entre computadoras y máquinas de oficina.

  • Sistemas privados de cableado

  • Estos servicios, que se emplean para intercambiar datos a gran velocidad, los contratan las empresas o los organismos públicos con oficinas en muchos lugares del mundo. Funcionan a través de centros automáticos digitales en base a tarjetas perforadas, cintas de papel o magnéticas. El sistema mayor y más avanzado es la Automatic Digital Data Network (AUTODIN), al servicio del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Hay otras redes privadas para grandes empresas mercantiles y bancos.

  • Centros computerizados

  • Para hacer frente a la demanda de los abonados en cuanto a diversos servicios de telecomunicaciones e información, se han creado centros de `bibliotecas computerizadas' a fin de facilitar el intercambio de datos y la recopilación de información de cualquier tipo posible. Los centros computerizados son accesibles por los abonados a través del sistema télex y líneas telefónicas ordinarias.

    • La telegrafía 1900

    La telegrafía eléctrica fue el segundo gran pilar del sistema de comunicaciones del siglo XIX. España no fue una excepción. En aquella época no existía alternativa posible al telégrafo en términos de velocidad de la transmisión de la información. A pesar de la modernización del Correo decimonónico, las ventajas del telégrafo resultaban indiscutibles.

    'Historia de las telecomunicaciones'
    La introducción durante el primer tercio del siglo XX de la telegrafía sin hilos y la rápida incorporación de los inputs tecnológicos, mostraron el enorme interés, tanto del Estado como de la sociedad civil, por un medio fundamental en la transmisión de información, que en los albores del siglo XX comenzó a encontrar la competencia de los primeros proyectos del sistema telefónico.

    el decenio de 1880 la red telegráfica mundial unía los cinco continentes. Una red mundial con un marcado carácter monopolístico, a través de acuerdos tipo cartel, que aseguraban el reparto del mercado internacional de las comunicaciones telegráficas entre los Estados y las más importantes agencias de noticias -que nacieron con la telegrafía eléctrica como las norteamericanas New York Associated Press, Harbour News Association, o las europeas Wolf, Reuter, Havas o la española Fabra-. Desde entonces los Estados y las grandes agencias de noticias pudieron establecer comunicaciones inmediatas con sus diplomáticos, sus colonias, sus agentes y sus clientes. El conocimiento casi inmediato de los movimientos bursátiles permitió operaciones a escala internacional. El telégrafo se convirtió en elemento básico de la estructuración de la economía-mundo, a la vez que los periódicos de la época podían ofrecer a sus lectores las noticias acaecidas el día anterior en cualquier parte del globo, haciendo posible el nacimiento de la prensa moderna, con los periódicos de noticias. Durante la segunda mitad del siglo XIX fue tal el grado de desarrollo y la importancia alcanzada por el telégrafo que una brusca paralización del mismo era capaz de provocar una importante distorsión en la marcha regular de cualquier país desarrollado.

    • Aparición del teléfono 1877-1936

    Teléfono, Instrumento de comunicación, diseñado para la transmisión de voz y demás sonidos hasta lugares remotos mediante la electricidad, así como para su reproducción. El teléfono contiene un diafragma que vibra al recibir el impacto de ondas de sonido. Las vibraciones (movimiento ondulatorio) se transforman en impulsos eléctricos y se transmiten a un receptor que los vuelve a convertir en sonido.

    -En el lenguaje coloquial, la palabra `teléfono' también designa todo el sistema al que va conectado un aparato de teléfono; un sistema que permite enviar no sólo voz, sino también datos, imágenes o cualquier otro tipo de información que pueda codificarse y convertirse en energía eléctrica.

    • Evolución del teléfono

    En 1854, el inventor francés Charles Bourseul planteó la posibilidad de utilizar las vibraciones causadas por la voz sobre un disco flexible o diafragma, con el fin de activar y desactivar un circuito eléctrico y producir unas vibraciones similares en un diafragma situado en un lugar remoto, que reproduciría el sonido original. Algunos años más tarde, el físico alemán Johann Philip Reis inventó un instrumento que transmitía notas musicales, pero no era capaz de reproducir la voz humana. En 1877, tras haber descubierto que para transmitir la voz sólo se podía utilizar corriente continua, el inventor estadounidense de origen inglés Alexander Graham Bell construyó el primer teléfono capaz de transmitir y recibir voz humana con toda su calidad y su timbre.

    • Teléfono magnético de Bell

    El conjunto básico del invento de Bell estaba formado por un emisor, un receptor y un único cable de conexión. El emisor y el receptor eran idénticos y contenían un diafragma metálico flexible y un imán con forma de inducía una herradura dentro de una bobina. Las ondas sonoras que incidían sobre el diafragma lo hacían vibrar dentro del campo del imán. Esta vibración corriente eléctrica en la bobina, que variaba según las vibraciones del diafragma. La corriente viajaba por el cable hasta el receptor, donde generaba fluctuaciones de la intensidad del campo magnético de éste, haciendo que su diafragma vibrase y reprodujese el sonido original.

    -En los receptores de los teléfonos modernos, el imán es plano como una moneda y el campo magnético que actúa sobre el diafragma de hierro es de mayor intensidad. Los transmisores modernos llevan un diafragma muy fino montado debajo de un rejilla perforada. En el centro del diafragma hay un pequeño receptáculo relleno de gránulos de carbono.

    'Historia de las telecomunicaciones'

    • Telefonía por satélite

    En 1969 se completó la primera red telefónica global en base a una serie de satélites en órbitas estacionarias a una distancia de la Tierra de 35.880 Km. Estos satélites van alimentados por células de energía solar. Las llamadas transmitidas desde una antena terrestre se amplifican y se retransmiten a estaciones terrestres remotas. La integración de los satélites y los equipos terrestres permite dirigir llamadas entre diferentes continentes con la misma facilidad que entre lugares muy próximos. Gracias a la digitalización de las transmisiones, los satélites de la serie global Intelsat pueden retransmitir simultáneamente hasta 33.000 llamadas, así como diferentes canales de televisión.

    • Teléfonos y radiodifusión

    Los equipos de telefonía de larga distancia pueden transportar programas de radio y televisión a través de grandes distancias hasta muchas estaciones dispersas para su difusión simultánea. En algunos casos, la parte de audio de los programas de televisión se puede transmitir mediante circuitos de cables a frecuencias audio o a las frecuencias de portadora utilizadas para transmitir las conversaciones telefónicas. Las imágenes de televisión se transmiten por medio de cables coaxiales, microondas y circuitos de satélites.

    • Videoteléfono

    El primer videoteléfono de dos vías fue presentado en 1930 por el inventor estadounidense Herbert Eugene Ives en Nueva York. El videoteléfono se puede conectar a una computadora para visualizar informes, diagramas y esquemas en lugares remotos. Permite así mismo celebrar reuniones cara a cara de personas en diferentes ciudades y puede actuar de enlace entre centros de reuniones en el seno de una red de grandes ciudades. Los videoteléfonos ya están disponibles comercialmente y se pueden utilizar en líneas nacionales para llamadas cara a cara. Funciones análogas también existen ya en los ordenadores o computadoras equipadas a tal fin.

    • Comunicación móvil celular

    Los teléfonos celulares, que se utilizan en los automóviles, aviones y trenes de pasajeros, son en esencia unos radioteléfonos de baja potencia. Las llamadas pasan por los transmisores de audio colocados dentro de pequeñas unidades geográficas llamadas células. Dado que las señales de cada célula son demasiado débiles para interferir con las de otras células que operan en las mismas frecuencias, se puede utilizar un número mayor de canales que en la transmisión con radiofrecuencia de alta potencia. La modulación en frecuencia de banda estrecha es el método más común de transmisión y a cada mensaje se le asigna una portadora exclusiva para la célula desde la que se transmite.

    Correo 1900

    Institución pública que asegura el transporte y distribución de cartas, paquetería y todo tipo de mensajes.

    • Historia

    Los orígenes del correo (o servicio postal) se remontan a los tiempos del Imperio Medio en Egipto, pero su precedente institucional más significativo fue el cursus publicus, creado por el emperador Augusto para asegurar la efectividad en el porte de mensajes por todos los territorios del Imperio romano. Durante la edad media, los reyes, los grandes señores feudales y las instituciones religiosas dispusieron de sus propias organizaciones postales.

    • 'Historia de las telecomunicaciones'
      Ferrocarril

    Desde su mismo nacimiento el ferrocarril apareció estrechamente vinculado al correo, la Real Orden de 31 de diciembre de 1844, que autorizó la creación de empresas ferroviarias, establecía la gratuidad del transporte de la correspondencia. Superadas las dificultades en el desarrollo del ferrocarril a partir de 1855, las cláusulas de concesión de líneas férreas fijaron o bien el principio de gratuidad o el establecimiento de tarifas preferenciales para el arrastre de los vagones-correo. Con ello aparecieron las oficinas ambulantes de ferrocarril, cuya red de acción creció de manera sostenida a lo largo del último tercio del siglo XIX, desde los 11.334 kilómetros de 1870 a los 54.615 de 1900.

    - El ferrocarril desempeño un papel esencial. En 1974 las expediciones ambulantes por ferrocarril fueron 327, en general en régimen diario, que recorrieron a lo largo del año 25,8 millones de kilómetros. A partir de ese momento el ferrocarril fue cediendo terreno al transporte por carretera, hasta que finalmente el 30 de junio de 1993 dejo de circular la última expedición ambulante, en el trayecto Madrid-Málaga. El transporte de correspondencia por carretera fue creciendo progresivamente desde las 16 expediciones de 1960, con un recorrido de 175.330 kilómetros, frente a los 31.284.793 kilómetros recorridos por las 335 ambulantes por ferrocarril de ese año. En 1974, las expediciones por carretera, se elevaron a 111, que recorrieron 6,1 millones de kilómetros. Desde 1993, el grueso del tráfico postal interior se realizó por carretera, hasta alcanzar 888 conducciones en 1999, existiendo dos conducciones por ferrocarril a través del Ave para correspondencia urgente.

    -La decisión de abandonar el medio tradicional de transporte de la correspondencia, el ferrocarril, fue debida a los estrangulamientos que en su distribución provocaba la anticuada red ferroviaria española

    • Servicio postal español

    En 1718, bajo el reinado de Felipe V, se organizó en España el correo como servicio oficial, pero fue en el siglo XIX cuando adoptó su actual estructura. Todo comenzó al aumentar las expediciones entre Madrid, la capital, y las principales ciudades españolas. En relación al franqueo se produjeron tres hechos notables: en 1845 se estableció el pago de acuerdo con el peso, sin tener en cuenta la distancia, luego se extendió el franqueo previo obligatorio, proceso ligado a la introducción del sello postal adhesivo en 1849 con carácter voluntario. El primer sello español se puso en circulación en 1850 y era un sello de 6 cuartos, negro, con la efigie de la reina Isabel II. A su vez, el ferrocarril y los buques de carga favorecieron la rapidez en el servicio, que a su vez se veía complementado por los telégrafos.

    -El servicio postal español actual, Correos y Telégrafos, es un organismo autónomo que depende de la Secretaría de Comunicaciones. Sus funciones consisten en la administración, clarificación, curso, transporte y distribución de cartas y paquetes; así como los servicios de telegramas, giros y télex postal y telegráficos y la emisión, junto con el Ministerio de Hacienda, de sellos y la prestación de otros servicios oficiales de Telecomunicación.

    -El volumen del tráfico postal alcanzó la cifra en 1935 de 800.862.304 objetos postales circulados. A los servicios postales existentes en 1900 se le añadió desde 1911 el giro postal, los reembolsos desde 1917 y los paquetes postales desde 1903. El considerable incremento del tráfico 'Historia de las telecomunicaciones'
    postal interior registrado entre 1900 y 1935 no cambio las pautas en cuanto a su composición. Los impresos continuaron ocupando la primera posición por volumen de objetos postales circulados, con 393.424.700 (que representaba el 49,13 por ciento del total del tráfico postal interior), le seguían las cartas franqueadas con 320.040.100 (el 39,96 %), la tercera posición era ocupada a considerable distancia por las muestras comerciales con 25.943.800 (el 3,24%), seguida por las tarjetas postales con 19.788.700 (el 2,47%), los certificados 16.275.000 (2,03%), las cartas con franquicia 16.083.400 (2,01%), los giros postales 7.714.754 (0,96%), los valores declarados 737.991 (0,09%), los paquetes postales 233.833 (0,03%), los papeles de negocios 166.200 (0,02), los reembolsos 8.238 (0,001%) y los paquetes postales de valores declarados 6.288 (0,001%.

    -En el periodo que media entre 1900 y 1935 el tráfico postal interior se había multiplicado por 2,58, un crecimiento que nos informa del mayor dinamismo alcanzado por la sociedad española y que refleja la propia transformación del servicio de Correos, capaz de absorber y gestionar el creciente volumen del tráfico postal, en una secuencia que se mantiene desde las reformas iniciadas en el siglo XIX. El tráfico postal internacional alcanzó la cifra de 126.610.578 objetos postales circulados, 62.149.384 expedidos y 64.461.194 recibidos. El tráfico postal internacional se multiplicó por 2,34 entre 1900 y 1935.

    • Correo de voz

    El correo de voz permite grabar los mensajes recibidos para su posterior reproducción en caso de que la llamada no sea atendida. En las versiones más avanzadas de correo de voz, el usuario puede grabar un mensaje que será transmitido más adelante a lo largo del día.

    -El correo de voz se puede adquirir en la compañía telefónica como un servicio de conmutación o mediante la compra de un contestador automático. Por lo general, es un equipo telefónico ordinario dotado de funciones de grabación, reproducción y detección automática de llamada. Si la llamada entrante se contesta en cualquier teléfono de la línea antes de que suene un número determinado de veces, el contestador no actúa. Sin embargo, cumplido el número de llamadas, el contestador automático procede a descolgar y reproduce un mensaje grabado previamente, informando que el abonado no puede atender la llamada en ese momento e invitando a dejar un mensaje grabado.

    -La mayoría de los contestadores automáticos y todos los servicios de operadora permiten así mismo al usuario recuperar los mensajes grabados desde un lugar alejado marcando un código determinado cuando haya obtenido respuesta de su equipo.

    Correo aéreo, correo transportado en avión durante parte de su trayecto o sistema para realizar este tipo de transporte. El primer servicio de este tipo en el mundo tuvo lugar en 1911 entre dos ciudades inglesas situadas a 'Historia de las telecomunicaciones'
    pocas millas de Londres.

    -Las primeras líneas aeropostales españolas vieron la luz a partir del Decreto de 5 de julio de 1920, por el que se establecieron las líneas Sevilla-Larache, Barcelona-Palma de Mallorca y Málaga-Melilla.

    -Durante los años de la guerra civil las conexiones internacionales en la zona republicana fueron mantenidas por Air France. Durante toda la contienda Air France mantuvo abierta la ruta con América del Sur, con escalas en Barcelona, Alicante y Tánger, tras la caída de Barcelona esta escala fue sustituida por Valencia; también mantuvo operativa la línea Barcelona-Marsella, y a mediados de 1937 abrió la línea Marsella-Mahón-Argel. De forma intermitente, otra compañía francesa, Air Pyrénnées, mantuvo comunicaciones aéreas entre Toulouse-Biarritz-Bilbao.

    Tras la finalización de la guerra civil el tráfico postal acusó los efectos de la contienda, frente a los 800.862.304 objetos postales circulados por el servicio interior en 1935 se pasó a los 521.938.000 de 1940. Por lo que respecta al tráfico postal internacional el brutal descenso de la inmediata posguerra fue debido a la radical alteración de las comunicaciones postales fruto del estallido de la Segunda Guerra Mundial. En 1942 el tráfico postal internacional fue de 42.523.010 objetos circulados, frente a los 126.610578 de 1935. La infraestructura de Correos también se resintió por los efectos de la guerra, de las 1.377 Administraciones Principales, Centrales, Especiales y Estafetas de 1935 se pasó a las 760 de 1940 y las 7.867 carterías rurales de 1935 se redujeron a 7.372 en 1940. Otro tanto ocurrió con el personal de Correos, los 5.717 funcionarios técnicos y auxiliares de 1935 disminuyeron a 4.978 en 1940 y los 4.300 carteros urbanos pasaron a 3.814; sólo se incrementó ligeramente el número de carteros rurales que de los 14.284 de 1935 llegaron a los 14.720 de 1940

    • nuevas formas de transporte

    El 1 de junio de 1981 entró en funcionamiento el servicio Postal Exprés, para la recogida, transporte y entrega rápida de envíos, tanto para el tráfico nacional como internacional. En octubre de 1983 comenzó a funcionar el Postal Exprés Internacional (EMS), el servicio de mensajería internacional de los Servicios Postales, especializado en el transporte urgente de documentos y mercancías

    La puesta en marcha del Plan de Organización Industrial de Correos y Telégrafos 1992-1995, siguiendo las recomendaciones del Libro Verde Postal -Libro Verde sobre el Desarrollo del Mercado Único de los Servicios Postales- aprobado por la Comisión Europea el 13 de mayo de 1992, supuso una transformación radical de la red postal española, mediante la reorganización de los sistemas de encaminamiento de la correspondencia. Se establecieron catorce zonas operativas, constituidas por las capitales que más volumen de correo generaban, en torno a las cuales se agruparon los distintos centros provinciales. Estas 14 zonas operativas se concibieron como centros nodales de transporte y clasificación de correspondencia, localizadas en Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Granada, Sevilla, Mérida, Valladolid, Santiago, Oviedo, Bilbao, Zaragoza, Baleares y Canarias. Además, el Plan contempló una nueva estructura de la clasificación de la correspondencia, a través de doce cajas directas, con el fin de minimizar el correo ciego, eliminando las segundas mesas de clasificación. La primera de estas doce cajas aglutinaba todo el correo local o urbano; la segunda recogía todas las poblaciones de su propia ruta provincial, oficinas auxiliares y rurales dependientes; la tercera caja correspondía a la capital de provincia; la cuarta para el resto de la provincia; la quinta era para la capital cabecera de cada zona; la sexta estaba destinada para el resto de los envíos de la provincia de la propia cabecera de zona; la séptima estaba reservada a Madrid cartería; la octava para el resto de la provincia de Madrid; la novena correspondía a Barcelona cartería; la décima para el resto de la provincia de Barcelona; la décimoprimera correspondía al correo con destino a las diferentes capitales de provincia, y, finalmente, la duodécima estaba destinada al resto de las provincias y al extranjero.

    • Correo electrónico (E-mail) 'Historia de las telecomunicaciones'

    El correo electrónico se ha convertido en elemento imprescindible en las redes de comunicación de la mayoría de las oficinas modernas. Permite transmitir datos y mensajes de una computadora a otra a través de la línea telefónica, de conexión por microondas, de satélites de comunicación o de otro equipo de telecomunicaciones y mandar un mismo mensaje a varias direcciones. El correo electrónico se puede enviar a través de la red de área local (LAN) de la empresa o a través de una red de comunicación nacional o internacional. Los servicios de correo electrónico utilizan una computadora central para almacenar los mensajes y datos y enviarlos a su destino. El usuario de un PC que desee enviar y recibir mensajes escritos o hablados sólo necesita suscribirse a una red de correo electrónico pública y disponer de un módem y un teléfono. Dado el enorme volumen de correo electrónico potencial que puede generarse, se han desarrollado sistemas capaces de particularizar el correo para cada usuario.