Historia de las mujeres

Historia universal. Siglos XVIII, XIX, XX. Trabajo. Familia. Casa. Igualdad de género. Derechos de la mujer

  • Enviado por: Tabby Rope
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Condición social de la mujer en los siglos XVIII, XIX y XX

Índice:

Introducción

En el siglo XVIII: trabajo, familia y nuevas ideas

  • Familia, casa y trabajo

  • Las ideas de la Ilustración

  • En el siglo XIX: del trabajo en la casa a las fábricas

  • De trabajadoras a obreras

  • Las ideas sobre las mujeres

  • La respuesta de las mujeres

  • En el siglo XX: hacia la igualdad de derechos

  • La segunda ola de feminismo

  • El reto del futuro: la igualdad de hecho


  • Introducción: El género olvidado

    Las mujeres desde el nacimiento de la humanidad hasta bien avanzada la historia se han encontrado relegadas a un segundo plano, quedando al margen, salvo puntuales excepciones, del proceso histórico. Superando en muchas ocasiones en número al sexo masculino. A partir del siglo XVIII esta situación ha comenzado a cambiar y todavía en el siglo XXI las diferencias entre mujeres y hombres en los ámbitos laborales y cotidianos aun no son nulas.

    Siglo XVIII: trabajo, familia y nuevas ideas

    A partir del siglo XV hubo algunas mujeres que se involucraron en procesos de reivindicación sobre los derechos femeninos como la querelle des femmes. Reivindicaron reformas sociales asi como el acceso a la educación. Este movimiento se extendió hasta finales del siglo XVIII.

  • Familia, casa y trabajo

  • En la casa se producía la mayor parte de lo necesario para subsistir. Todos los miembros, según su edad y colaboraban en beneficio del grupo.

    En el campo las familias vivían de lo que sus campos podían ofrecerles, siendo una esta una situación bastante insegura, ya que el fruto de los huertos era el resultado de situaciones metereologicas favorables y eso no simpre se podia asegurar.

    En las ciudades la vida de la familia giraba alrededor de las factorias y talleres. Y sobre todo en esta situación las mujeres no solo se encargaban de lo quehaceres familiares sino que paralelamente trabajaban en los talleres, sobre todo en las manufacturas textiles.

    Pese a tener condición de trabajadora, la mujer seguía siendo regida por leyes morales y clasificada según su condición de estado civil, los casamientos seguían siendo de elección paterna de conveniencia. El que una mujer estuviese soltera estaba moralmente mal visto en aquella época, en cambio la viudedad era el estado que mas respeto se ganaba.

  • Las ideas de la Ilustración

  • Con el movimiento de la ideología y la cultura elaborada por la burguesía europea en su lucha con el absolutismo y la nobleza, la Ilustración trajo consigo principios de igualdad y libertad.

    Las mujeres aprovecharon el acontecimiento de la Revolución Francesa para reivindicarse e incluso participaron activamente en los asi denominados motines de subsistencia. Ademas existian organizaciones de mujeres como los clubes de mujeres de la nobleza que apoyaban la causa. Una mujer destaca entre las demás, es Olimpia de Gouges que escribe en 1791 los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana que le llevaron a la guillotina dos años más tarde. Este ejemplo ilustra muy bien la represión a la que estaban sometidos los revolucionarios.

    Más adelante en 1804 Napoleón Bonaparte dicta el Código Civil en el que se les exime a las mujeres de derechos que hoy entendemos fundamentales. No fue un caso aislado, pues el contenido y la ideológica de este Código se extendió por Europa y Estados Unidos.

    Siglo XIX: del trabajo en la casa a las fábricas

  • De trabajadoras a obreras

  • Cada vez había más trabajo en los tallleres y se hacía más difícil la compaginación entre casa y trabajo remunerado , sobre todo al implantarse la doble jornada laboral. Esto provoco que sólo las solteras pudiesen llevar ese ritmo de vida, las mujeres casadas y con hijos tuvieron que optar por una de las dos posibilidades aunque si lo miramos bien no les quedaba elección puesto que los hombres no estaban dispuestos a trabajar en las labores de ama de casa. Además los trabajos de las mujeres sólo lo podian hacer las mujeres, por lo que estaban sometidas a una segregación.