Historia de la química y la biotecnología

Química. Biotecnología. Investigación química. Descubrimientos. Manipulación de sustancias. Mezclas

  • Enviado por: Oskr
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

2007

¿UN CAMBIO PARA BIEN?

Desde que el hombre descubrió que podía manipular las sustancias de su medio, ha venido experimentando con ellas, para producir mezclas, las cuales adquieren nuevas propiedades, diferentes de las iniciales.

La química y la biotecnología han aportado a la humanidad una serie de elementos que se pueden utilizar para mejorar el nivel de vida de los seres humanos. Sin embargo, algunos de estos adelantos han sido utilizados para perjudicar al mundo.

Los seres humanos debemos aprender a diferenciar entre lo que nos sirve y lo que debemos desechar, teniendo en cuenta que somos nosotros quienes directamente debemos actuar para mejorar el medio ambiente. Evitar la erosión, disminuir el calentamiento global, clasificar los desechos tóxicos, no contaminar las fuentes hídricas, son algunas de las medidas que podemos adoptar para ello.

IT'S A GOOD CHANGE?

Since the human beings discovered that they could handle the substances in their environment, they had been experimenting with them, to produce mixes, which acquired new properties, different from the initials.

Chemistry and Biotechnology had contributed to the humanity a series of elements that can be used to improve the human standard of living. However, some of these advances had been used only to damage the world.

Human beings must learn to discriminate between the things that are good for them, and the things that they have to throw out, taking in account that they are the directly responsible of this. We must act to improve the environment. To avoid erosion, reduce the global warming, classify the toxic waste, don't pollute the source water, they are some of the measurements that we can adopt for that.

¿UN CAMBIO PARA BIEN?

A través de los tiempos el hombre ha buscado por todos los medios facilitar sus tareas, o mejorar su estilo de vida, por lo cual ha desarrollado ciencias como la química.

El primer gran descubrimiento hecho por parte del hombre primitivo fue el fuego, el cual le permitió iluminar los caminos que por la noche no podía atravesar por causa de la oscuridad. También le ayudo a descubrir que al poner al fuego los alimentos, adquirían mejor sabor y además se podían consumir más fácilmente.

Luego, cuando el hombre descubrió los metales, reveló que estos podían ser mezclados con ayuda del fuego, generando “nuevos metales”, con nuevas propiedades, entre las cuales se encuentran la dureza, la maleabilidad y la resistencia.

En la Antigua Grecia los filósofos desarrollaron teorías en las cuales le daban la explicación a la creación, dando algunas bases para el desarrollo de nuevas teorías químicas. Por ejemplo, Tales de Mileto afirmó que toda la creación tuvo su origen en el agua; esto dio paso a “investigaciones” sobre este elemento que dieron como resultado descubrimientos de tipo científico.

Siglos más adelante la química se volvió a manifestar; exactamente en el siglo XI, en el cual se desarrollaron nuevas técnicas para poder saber de que estaban hechas las cosas. Una de estas técnicas es la alquimia, en la cual los experimentadores, también llamados alquimistas, buscaban por todos los medios una sustancia llamada La Piedra Filosofal, que permitía convertir cualquier metal en oro. A pesar de tantos años de investigación, esto nunca tuvo resultados satisfactorios, lo cual dio paso a nuevas hipótesis que explicaban la composición de las cosas. Más adelante se desarrollo una teoría llamada la “Teoría del Flogisto”, la cual trataba de explicar el fenómeno de la combustión.

El concepto de elemento cada vez era más acertado. En el año de 1661, el científico Robert Boyle escribió todas sus experimentaciones y los resultados obtenidos en el libro llamado The Skeptical Chymist, el cual dio los principios básicos de la química moderna. En el siglo XVIII, la química adquirió finalmente las características de una ciencia experimental, llevando a cabo nuevas técnicas de medición muy precisas, gracias a las cuales el científico Antoine Lavoisier descubrió el oxigeno, y sentó finalmente los pilares fundamentales de la química moderna.

Posteriormente, se fueron desarrollando infinidad de nuevas técnicas y métodos de preparación de compuestos químicos, los cuales nos han ido facilitando las labores diarias, nos han permitido darnos lujos y además nos han posibilitado el responder muchas de las preguntas que nos inquietan aún en la actualidad.

Lamentablemente, los científicos se preocuparon principalmente por avanzar y evolucionar en esta materia, pero no se preocuparon por evitar la generación de residuos tóxicos, los cuales, poco a poco han ido destruyendo nuestro medio ambiente.

A medida que pasó el tiempo fuimos creando muchas tecnologías nuevas, las cuales eran, en su época, un avance impresionante. Sorprendidos por su habilidad de crear tecnología, los humanos no nos deteníamos, debíamos seguir creando sin descanso, costara lo que costara. Sin importarnos nada nos creímos dueños y señores de la creación, por lo que nos sentimos con autoridad de destruir lo que fuese, solo por el placer de saber que eso podría dar lugar a un nuevo descubrimiento. Arrasamos con los árboles, los animales y las demás fuentes de alimentos; sentenciándonos a un futuro carente de estos elementos. Pero esto no se quedo así.

Al acabar con los árboles, se redujo el potencial de creación de oxígeno puro, y esto mezclado con la contaminación producida por nuestras industrias, es en la actualidad un problema enorme. La contaminación del aire está aumentando progresivamente, perjudicando a los animales y a nosotros mismos. Al arrojar los residuos orgánicos e inorgánicos a las fuentes de agua, estamos contaminando a gran escala nuestros ríos, lagunas, mares y océanos; y como consecuencia de esto, estamos provocando reacciones de la tierra como la erosión, el calentamiento global, el efecto invernadero, los tifones, tsunamis, e incluso erupciones volcánicas.

Estamos buscando nuestro propio final, por lo que algunos de los hombres y mujeres empezaron a desarrollar técnicas libres de contaminación, las cuales reciben el nombre de “biotecnología”.

La definición exacta de biotecnología es: Cualquier aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para uso específico.

Esto quiere decir que es aquella técnica en la cual intervienen organismos vivos, que ayudan a evitar la contaminación, o brindan nuevas propiedades a un organismo. Entre sus usos mas conocidos se encuentran las hormonas que se le inyectan a las gallinas y a los pollos para acelerar su crecimiento, debido a que este es muy extenso; también para darle propiedades de otras especies a los cultivos, creando vegetales más nutrientes y mas duraderos.

Esta nueva ola de la tecnología se manifiesta por estar tratando de beneficiar a la humanidad sin perjudicar la naturaleza, ya que debido al grave estado de deterioro de esta misma, nuestra salud y nuestro bienestar están siendo afectados negativamente.

En la actualidad se están haciendo múltiples investigaciones para alterar definitivamente el ADN de algunas plantas y animales, con el fin de encontrar la forma de corregir ciertos defectos y errores en la cadena del ADN, ya sean enfermedades congénitas, o incluso para reforzar las defensas y el sistema inmunológico, protegiéndonos de diversas enfermedades que hoy en día nos atormentan cada vez mas.

La Iglesia Católica se ha encargado de hacer cumplir a cabalidad la palabra de Dios plasmada en la santa Biblia, defendiendo sus postulados y los mandamientos. Lamentablemente, esta iglesia es excesivamente conservadora, por lo cual me atrevo a decir que se opone a casi la totalidad de las investigaciones y medidas que se han tomado en la actualidad, debido a que supuestamente atentan contra la voluntad de Dios. Prohíben los métodos de planificación, las investigaciones sobre el ADN, el proyecto del genoma humano, la fertilización in Vitro, en fin, todos los procedimientos que no sean naturales.

La iglesia debería abrirse un poco a las nuevas investigaciones, las cuales nos pueden traer muchos beneficios, así como pueden darnos respuestas a las preguntas que nos hacemos diariamente. El límite sería el momento en que las investigaciones perjudicaran la integridad de los humanos y de los animales, o que les provocaran sufrimiento y dolor.

Una de las más recientes investigaciones realizadas por la biotecnología, permitió aislar el gen de una medusa fluorescente, e introducirlo en una especie de topos sin pelo, lo cual permitió que esa raza de topos adquiriera una piel fluorescente muy llamativa. En un futuro los científicos deberán empezar a experimentar con humanos, dándonos la capacidad de acelerar el crecimiento, fortalecer nuestros huesos, incrementando la posibilidad de ver por la noche, en fin, permitiéndonos hacer todo lo que alguna vez han soñado los científicos.

Estas prácticas son la mayoría benéficas, debido a que estamos rompiendo todas las barreras de investigación que alguna vez nos hubiésemos imaginado.

Aunque existen algunas personas que dirigen sus investigaciones a la creación de nuevas enfermedades y virus reforzados, los cuales solo buscan destruir y perjudicar a la población, generando epidemias incurables las cuales reducen a gran escala la población mundial. También se han adelantado investigaciones para la creación de armas con poder destructivo muy grande, utilizando la energía nuclear y adaptándola a dispositivos como proyectiles, bombas, granadas, e incluso armas, las cuales adquieren un poder destructivo muchas veces mayor que las armas tradicionales.

Lo que debemos hacer es no dejarnos llevar por el poder, sino más bien preocuparnos por lo que realmente nos concierne, que es recuperar nuestro entorno y evitar que el mundo se siga contaminando, para lograr que nuestros hijos, nietos e incluso nosotros, podamos disfrutar de un ambiente sano y libre de contaminación.

Existe un proyecto en el cual los científicos pretenden crear una especie de bacteria benéfica que se alimente de contaminación y sea apta para vivir en el agua, medio en el cual vivirá y purificará el agua de forma lenta pero segura, demostrando así que las investigaciones realizadas sí pueden dar resultados efectivos y totalmente benéficos, refutando los alegatos hechos por la oposición.

Como ciudadano, busco y espero lo mejor para la sociedad, por lo cual apoyo todas las acciones que de una u otra forma beneficien a nuestro mundo moderno, especialmente cuando se trata de enfermedades o del medio ambiente, por lo cual estoy de acuerdo y apoyo las investigaciones químicas y biotecnológicas, siempre y cuando estas no sean con propósitos destructivos.

En conclusión, el desarrollo químico y biotecnológico no se puede detener, pero sí encaminar hacia la búsqueda de soluciones a problemas de salud, de medio ambiente y en general, a mejorar el nivel de vida de los seres humanos. La labor de los medios masivos de comunicación es muy importante en este proceso, por cuanto son los encargados de dar a conocer al mundo entero los grandes adelantos y especialmente, las soluciones, para enseñarle a los seres humanos que desde su posición pueden colaborar al mejoramiento del medio ambiente, por medio del reciclaje, de la disposición correcta de las basuras, del no uso de productos que deterioren la capa de ozono y creando conciencia en el resto de los humanos acerca de los problemas que afectan hoy en día nuestro medio ambiente y de las soluciones que en la mayoría de los casos, están en nuestras manos.