Historia de la fotografía en Chile

Cámara oscura. José Antonio de Rojas. Daguerrotipistas. Carlos y Jacobo Ward. William Helsby. Soportes gráficos

  • Enviado por: Emperatrix
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

Colegio Santo Domingo

Depto de Artes

Artes Visuales

Los inicios de la fotografía en Chile

Introducción

Al igual que los nuevos estilos y movimientos en el arte contemporáneo, nuestro país incorporó la fotografía como lenguaje de imágenes a través de fotógrafos europeos y norteamericanos. Este nuevo soporte abrió un campo para retratar nuestra historia y con el pasar del tiempo, se fue arraigando en la cultura y sociedad chilena.

El presente trabajo de investigación, no pretende otra cosa que el descubrir cuáles fueron los precursores de la fotografía en Chile y el cómo se masificó en sus inicios el trabajo de éstos hasta conformar grupos ya instaurados y con diversas temáticas de trabajo (la prensa o el arte).

Chile no cuenta con un acervo de material impreso que relate la historia la llegada de la fotografía nuestro país, escaso son los registros que hablan de ello. No obstante, es necesario hacer una revisión de los escritores de los que sí se tienen publicaciones, para entender el fenómeno de la masificación y compenetración del arte fotográfico hasta nuestros días y además para relacionarlo con nuestra historia e identidad nacional.

HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA EN CHILE

La llegada de los daguerrotipos a Chile hacia 1840, en el puerto de Valparaíso, marcan los inicios de la fotografía en nuestro país; sin embargo, anteriormente a este hecho es posible encontrar algunos precedentes a la invención de la máquina fotográfica.

José Antonio de Rojas, uno de los precursores de la independencia, probablemente fue el primer chileno que trajo una cámara oscura desde Europa, invención que además tiene sus principios en la antigüedad Griega (Aristóteles), logrando un mayor desarrollo en el Renacimiento (Leonardo). Motivado por sus inquietudes intelectuales y tras su permanencia durante los años 1771 a 1779 en España, Rojas empleo parte de su fortuna en la adquisición de objetos , instrumentos y libros, entre los que se dice haber existido una cámara oscura cuya llegada desde Cádiz a Valparaíso debió haber acontecido hacia el 79.

Otro probable dueño de la mencionada caja, fue Manuel de Salas, quien también fue reconocido en su época por su espíritu ilustrado; Salas viajó por el viejo continente entre los años 1779 y 1784 estudiando e informándose de todo lo que tuviese relación con ciencias o arte y aunque no se sabe que objetos trajo desde Europa, fue él quien creó la Real Academia San Luis en 1797, lugar en donde se dictó clases de matemáticas y dibujo siendo docentes de estas ramas el arquitecto Joaquín Toesca y el retratista italiano Martín de Petris, para lo que se habilitaron talleres no quedando algún registro de un inventario.

Puede que esta invención haya llegado con la expedición científica que realizó la corona española, al mando de Alejandro Malaspina, quien recorrió las costas del Pacífico desde 1789 a 1793 con numerosos artistas y científicos, los que supuestamente podrían haber traído una cámara oscura entre un instrumental embarcado en Europa.

Uno de los precursores de la pintura en Chile, el peruano Gil de Castro, quien se formó con uno de los miembros de la expedición de Malaspina, José del Pozo, se presume utilizó la caja oscura para la creación de sus obras, muestra de ello pueden ser su firma o la composición de sus retratos, en los cuales se repetía la pose ¾, bastante común en la fotografía de personas; respecto de su firma personal, esta sugería mayor conocimiento técnico que el de un común pintor.

Dentro de otro grupo de artistas que transitaron por nuestro país y provenientes del extranjero, están los que sin lugar a dudas aprovecharon de la técnica de la caja oscura. Entre estos podemos destacar a: Wood, Searle, Herve. y Rugendas. Los tres primeros, ingleses de nacimiento, la usaron en sus obras de paisajismo y retrato; en tanto que Rugendas, el más importante entre los que residieron en Chile , trajo una cámara oscura hecha por Alphonse Giroux en París con la que arribó en Valparaíso hacia el año 1834.

'Historia de la fotografía en Chile'

Para cierto grupo de chilenos cultos, no eran desconocidos los nuevos medios tecnológicos que estaban a disposición del arte; por lo que se explica el hecho que el Mercurio de Valparaíso en el año 1842 ofreciera una cámara oscura portátil y un año más tarde, se publicitó una cámara lúcida fabricada en París por Charles Chevalier, con la finalidad de que los aficionados al arte dibujaran retratos y paisajes.

Antes de que la fotografía mecánica se masificara, el público se había acostumbrado a ir al Cosmorama, espectáculo realizado en Santiago o Valparaíso que consistía en una exhibición de imágenes proyectadas, éste fue estrenado en el año 1839 y también constituye un antecedente a la fotografía.

En Mayo de 1840, habría desembarcado en Valparaíso una cámara lúcida parecida a la que habría dado a conocer al mundo su creador en París, Jacques Mandé Daguerre en Agosto de 1839; este objeto venía en la llamada corbeta Oriental, este barco fue una especie de Buque-Colegio oganizado por Francia y Bélgica para educar a hijos conflictivos de familias adineradas. Dentro de sus profesores venía Mr. Sauvage que traía la invención del fisonotipo, técnica para fijar un perfil sobre yeso; además de Luis Compte que traía un daguerrotipo que fue exhibido en Montevideo y Río de janeiro y que lamentablemente se perdió a poco de zarpar desde el puerto de Valparaíso tras naufragar la corbeta oriental.

También el 2º daguerrotipo llegado a Chile corrió con similar suerte, enviado desde Francia por Francisco Javier Rosales, en su trayecto en carreta desde Valparaíso hasta Santiago se destruyó a golpes y fue imposible de reparar.

El 3º daguerrotipo fue el único que prosperó en nuestro país, éste fue traído en el año 1843 por el retratista francés Philogone Daviette; aunque su trabajo no convenció a todo el público, ya que hacia el año 1844 el mismo avisaba que finalmente podría conocerse la verdadera imagen del daguerrotipo.

'Historia de la fotografía en Chile'

Al año siguiente llegaron a Chile los hermanos norteamericanos Carlos y Jacobo Ward, fueron los primeros en obtener el reconocimiento en Chile por su trabajo, los anteriores daguerrotipistas debieron su fracaso, quizás al mal manejo de aparatos mecánicos o por no tener una máquina adecuada; así lo expresó el Mercurio de Valparaíso en el año 1845. Con la llegada de estos hermanos, se inicia realmente la producción de daguerrotipos de calidad en las ciudades de Santiago, Valparaíso y Copiapó y se calcula que unas 500 personas fueron retratadas por éstos hacia la primavera del mismo año de su llegada.

Durante los años posteriores, arribaron a Chile muchos daguerrotipistas europeos o norteamericanos, los que desplazaron a los antiguos pintores retratistas, dando a conocer la nueva tecnología.

Pero, lo que hoy en día conocemos como fotografía, llegó a nuestro país (también al puerto) en el año 1851, con los alemanes Alexander y Boehme, quienes ofrecían retratos utilizando la invención de Fox Talbot, a través de un novedoso soporte, el papel.

Como sucedió en Europa, los retratistas mecánicos se dividieron entre los daguerrotipistas y los fotógrafos, que se disputaban además del público, la discusión estética acerca del verdadero soporte en la reproducción mecánica de retratos.

Ya abriéndose el campo a la utilización de nuevos soportes, hacia el año 1851 salió el ambrotipo, que utilizaba como soporte el vidrio en vez del metal y el ferrotipo en 1853, que reemplazó a la placa de cobre por una de hierro de menor costo y finalmente el panotipo que utilizó el paño como soporte.

El fundador del primer establecimiento en Chile de daguerrotipos en el año 1846 y al mismo tiempo su mayor defensor, fue William Helsby; en este espacio se lograron muchas obras de excelente calidad realizadas en placas de finos materiales y estuches.

'Historia de la fotografía en Chile'

En tanto, que el daguerrotipo sobre papel fue realizado por Víctor Deroche, quien había estudiado en Francia con Mayer y Disderi; en el año 1854 publicitaba su establecimiento el que no tardó en ser la nueva moda de la clase acomodada. Atrás quedaron los estuches de los daguerrotipos y ambrotipos, iniciando una forma innovadora de presentación, el álbum.

Posteriormente a este período de incorporación de los diversos formatos y de la masificación del retrato a través de las distintas cámaras, surge en Chile una serie de fotógrafos que hacen los primeros registros de nuestra historia: reporteros gráficos, fotógrafos periodísticos o camarógrafos, nos dan cuenta de los acontecido a más de 160 años de la incorporación de la cámara fotográfica en nuestro país.

En el campo de las bellas artes, inicialmente el daguerrotipo desplazó a la labor del pintor retratistas, para luego convertirse en un arte en sí, incorporaron do en el año 1933 a los salones oficiales del Museo de Bellas Artes (estos salones se realizaban desde la fundación del museo en el año 1910). También se inauguran los salones oficiales de fotografía en el año 1937 y la Unión de Reporteros Gráficos en 1938.

'Historia de la fotografía en Chile'

'Historia de la fotografía en Chile'

Conclusión

La fotografía en Chile se ha derivado de la incorporación de nuevos soportes gráficos a los medios de reproducción de imágenes, su llegada al país ha sido un tanto difusa, al igual que su instauración en éste. Numerosos fueron los intentos de traer un objeto que representara mecánicamente lo que se observara, y tras varios sucesos fallidos, logran instalarse los primeros daguerrotipistas y fotógrafos, trabajando en la producción de retratos principalmente de personajes adinerados.

Con el pasar del tiempo, este oficio fue buscando diversas áreas de empleo, surgiendo así la fotografía de prensa que nos muestra nuestra historia más contemporánea y la que busca el soporte fotográfico como medio de expresión artística.

En nuestros días, la fotografía es un medio ya internalizado en nuestra sociedad y hace bastante que ha dejado de ser un considerada “moderna”; aún así, ha dado el pie para que se desarrollen otros medios de reproducción mecánicos y digitales, es por ello que es valorada dentro de los soportes como el pionero en dejar atrás la plástica y utilizar la máquina para obtener una imagen, de ahí su importancia como objeto tecnológico.

No obstante, a nivel de patrimonio nacional, su verdadero aporte está en el podernos narrar visualmente como eran los lugares donde nosotros hoy día habitamos y a los personajes que hicieron nuestra historia; su valor está en otorgarnos una anterior inexistente memoria visual de nuestro país.

Bibliografía:

Historia de la fotografía en Chile. Antonio Quintana

Historia de la fotografía en Chile. Hernán Rodríguez Villegas

www.fotoamerica.cl

Vídeos relacionados