Historia de la Educación en Colombia

Evolución en la Enseñanza. Sistemas educativos colombianos. Ley General de Educación

  • Enviado por: Ana Paola Díaz
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

INTRODUCCIÓN:

En los últimos años, se ha estado llevando a cabo una disputa bastante importante frente a la educación, y si esta debería ser considerada un derecho fundamental o uno social.

Pero en sí, ¿Qué es la educación? ¿Qué se entiende por derecho fundamental o social de la educación?

La educación, en pocas palabras es aquella capacidad de los hombres para desarrollarse en un campo que les permita conocerse a sí mismos y con criterios propios, para así poder darle un rumbo a su vida con lo que de verdad quiere y anhela en la vida.

Asimismo el derecho fundamental de la educación en el hombre es aquel que viene con su esencia y hace que se maneja de distintas maneras según la libertad de cada individuo; mientras que el derecho social de la educación de los hombres es el que desempeñan las distintas personas en la sociedad y sus implicaciones en ella, por lo que es un deber del Estado proporcionarla para el bien de la misma.

Es aquí donde se genera la disputa, ya que esta en debate si el Estado sólo debe regular y garantizar dicha educación, ya que muchos sostienen que así el Estado no reconozca este derecho, el mismo seguirá existiendo, por el simple hecho de ser la única manera en la que la persona en calidad de ser humano podrá desarrollar sus capacidades en las que se cree y se considera más apto de ejercer, cultivándose así un camino que seguirá en un futuro, y que se irá formando de acuerdo a los criterios obtenidos en el transcurso de dicha educación.

De acuerdo con lo dicho anteriormente, se busca una posible respuesta en Colombia con respecto a este debate, para cuya finalidad se llevó a cabo este trabajo, el cual pretende sacar una conclusión final después de haber analizado la educación desde los siguientes aspectos: la histórica a nivel Colombiano y la normativa, según la Ley General de Educación de la constitución política de 1991.

HISTORIA DE LA EDUCACIÓN EN COLOMBIA:

Según Antonio Prada Cacua, el interés por la educación ha sido una constante a todo lo largo de la historia Colombiana, que va desde los remotos tiempos precolombinos hasta su existencia como nación independiente.

Esto se daba ya que así fuera tanto en la época de la colonia como en la época prehispánica, siempre ha existido la necesidad de conservar y transmitir los conocimientos adquiridos por dicho grupo, y el único modo de que sobreviva al tiempo es por medio de la educación, lo cual conservaría la supervivencia de la sociedad en cuestión.

Cabe afirmar que la educación avanza progresivamente debido a los cambios tanto políticos, económicos y sociales del país. Un ejemplo de estos cambios se puede observar claramente a finales del siglo XVIII, donde empiezan a germinar las ideas liberales gracias a la traducción de los derechos humanos del francés al español por Antonio Nariño, y la propagación de dichos textos entre los intelectuales de la época, concluyendo así con la independencia de Colombia de las manos del General Simón Bolívar.

De la misma manera, con este breve relato de la historia de la independencia del país se puede llegar a percibir la importancia de la educación para el ser humano tanto como individuo como la de un ser perteneciente a una sociedad, ya que además de la formación integral de la persona a nivel ético, físico, cultural, etc., se crea un criterio capaz de cuestionar las acciones de los demás y las de la persona en sí, logrando que cada persona sea autónoma en sus decisiones, y por lo tanto dueña de sí misma.

Esto no permitiría la generalización de los seres humanos como una gran masa entes al servicio de unos pocos, sino que por el contrario garantizaría, en el mejor de los casos, que tanto personas a nivel individual como a nivel grupal supieran qué es lo que más les conviene, según los intereses de cada uno; Logro, que como dicho anteriormente, sólo puede conseguirse con la educación, que es el motor de la mente.

Sin embargo, es importante que se entienda lo indispensable del criterio de un país como Colombia a la hora de tomar decisiones con respecto a su rumbo en la sociedad y la civilización de hoy, regida por naciones capitalistas. Es de esta manera como hay que entender que “progresar” no es lo mismo que “modernizar”, ya que este último es un fenómeno social ligado estrechamente con el desarrollo de la sociedad capitalista, y que gracias a que este concepto fue adquirido por algunas mentes acá en nuestro país, Colombia quedó reducida a la etiqueta de país tercer- mundista y por ende subdesarrollado.

Lo que se quiere puntualizar aquí, es que si en ese momento de la historia de Colombia las personas hubiesen estado más preparadas a nivel educacional, y por consiguiente en criterio, se habrían dado cuenta de cómo los países con regímenes capitalistas lograron ser de la clasificación de primer-mundistas y que les había llevado un largo proceso de evolución económica que el país no había ni siquiera empezado.

Y para terminar una frase del libertador Simón Bolívar que resume todo lo dicho anteriormente:

“Las naciones marchan hacia el término de su grandeza, con el mismo paso con que camina la educación."

LEY GENERAL DE EDUCACIÓN:

Debido a que nos encontramos en un mundo reformista, es lo propio del país acogerse al desarrollo capitalista y a la demanda democrática de la sociedad; con lo cual la presente ley hace que estas demandas sean satisfechas a medida que se va globalizando más la economía y el Estado.

Asimismo, durante el gobierno del presidente Cesar Gaviria se reformó la constitución de 1886 por las razones explicadas anteriormente, y con lo cual se consagro la Constitución de 1991.

En la Carta de Derechos que se encuentra en la Constitución, se logró que tanto la educación como la cultura fueran de primera importancia en la agenda nacional, y que la educación fuera proclamada como un derecho fundamental para todos los colombianos.

Haciendo caso de lo que dice la ley 115 de 1994, en la cual se expidieron dichos datos, se sostiene que la educación, reconociendo los derechos humanos aceptados en todo el mundo, generará dicha educación democrática basándose en los preceptos de estos derechos. Además de esto sostiene que sin los parámetros previamente contemplados, es imposible recrear un estado de derecho junto con una sociedad democrática, siendo que en esta se tenga un acceso real a la educación, al saber científico, tecnológico, artístico y político, a nivel de la sociedad y como propósito de Estado.

Dejando a un lado las causas de esta ley y sus objetivos tanto económicos como socio-políticos, entremos a ver cuáles son los alcances de esta ley.

Aparte de definir las funciones y la estructura de la educación en nuestro país, la ley busca por medio del respeto a la multiplicidad de etnias y consciente de que existen tanto escuelas públicas como privadas romper con la falta de criterio y de opinión, para así dejar de producir estudiantes consumidores y no creadores de conocimiento, regulando la organización de dicha educación de manera común.

Es así como se puede entender lo que persigue la ley general de educación y entender de esta forma para donde va la educación en nuestro país.

CONCLUSIONES:

Por último, y después de toda la consulta teórica hecha al respecto, me di cuenta que la educación, tal cual lo dice la Constitución de 1991 debe ser un derecho fundamental, por lo que no debe estar sujeto a posibilidades económicas ni limitado según parámetros impuestos por países tales como los capitalistas, que sólo buscan el beneficio propio aprovechándose de la ignorancia de lo que ellos llaman países tercer-mundistas.

Se me hace muy importante que cada persona como individuo dotado de la capacidad de razonamiento, como también de los dotes que quiera desarrollar más adelante ya que se siente a gusto con lo que el futuro en cuanto a lo que va a ser la va a brindar la calidad de vida y la satisfacción personal del individuo, debe tener la capacitación más avanzada y tecnológica en cuanto a el campo escogido.

Por esta razón es por la cual se me hace una contradicción lo que hay en la Ley General de Educación en cuanto a la democracia de la enseñanza, ya que sostiene que por el mismo hecho de que el Estado como tal es democrático tiene que asegurarse y regular de que todos los individuos puedan tener acceso a esta y garantizar su cubrimiento, así como la calidad y el mejoramiento de la misma, dotando de recursos, educadores, docentes, etc., que desgraciadamente, si vemos los índices de analfabetismo del país(8,7% en 1996), y que al parecer han ido en aumento en la última década no son muy alentadores y dejan mucho que pensar en cuanto a la efectividad del Estado.

Es entonces cuando hay que preguntarse hasta donde en Colombia sí se está respetando la posición que había asumido en cuanto a que la educación era un derecho fundamental o no, porque a decir verdad lo es, sólo que de vez en cuando parezca un derecho social, pero eso sería condicionarlo a los parámetros políticos, sociales y económicos del mundo, con lo cual no estoy de acuerdo, por que todos tenemos derecho a recibir una educación que nos identifique como cultura, nación, grupos e individuos destacados en algo que son buenos y que disfrutan.

BIBLIOGRAFÍA

ALZATE, Carlos Enrique. MADERO, Yolanda. Ley General de Educación. Editora Lite técnica Ltda. 1995. Págs. 7-12

HERNANDEZ DE ALBA, Guillermo. Documentos para la historia de Colombia. Bogotá: Editorial Kelly .1953. Tomo V. págs. IX-XV

PRADA CACUA, Antonio. Historia de la educación en Colombia. Editora Guadalupe Ltda. 1997. págs. 13-14, 302-304

RODRIGUEZ, Manuel Guillermo. Colombia, intelectualidad y modernidad. Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio.1995. págs. 147-151

SANCHEZ, Ricardo. Introducción a la Ley General de Educación. Bogota: Editorial Empresa.1994. Págs.7-15

“La historia de la educación en Colombia” 1997, Pág. XIII.

Manuel G. Rodríguez “Colombia, intelectualidad y modernidad” 1995. Pág. 148.

Ricardo Sánchez “Introducción a la ley general de educación.” Bogotá, 1994. Pág.8

Ibid. Pág. 9

Véase pág. 4

Art. 4º, Título I de la Ley 115 de 1994.

Almanaque mundial 2001 México DF: Editorial Televisa.2001. pág.92