Historia de la Edad Media

Historia Universal. La guerra de los cien años. Reinos Ibéricos. Imperio Bizantino. Europa Carolingia. Organización eclesiástica. Iglesia. Cruzadas. Herejías. Expansión musulmana. España islámica y cristiana. Economía. Sociedad. Gobierno. Ejército

  • Enviado por: Beita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 31 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

HISTORIA DE LA EDAD MEDIA - TEMARIO

  • TRANSICIÓN AL MEDIEVO, LA CRISIS DEL SIGLO III

El Imperio Romano es la fundación más importante de la humanidad por su inicio de política de organización interna y expansión, formándose un gran imperio en tres etapas:

  • Unidad de la península Italiana

  • Mediterráneo occidental, parte de la P. Ibérica y norte de África.

  • Roma se ha anexionado a la P. Ibérica, parte de Francia y Mediterráneo oriental.

  • Límites geográficos: océano atlántico hasta el golfo Pérsico, desde el río Rhin hasta el desierto africano y el mar Rojo.

    Roma va a ser la gran asimiladora de culturas: Griega, egipcia, Siria, mesopotámica… trató de llevar su organización a todo el imperio: romanización. Existió una dicotomía entre el Este (zona rica) y el Oeste (población numerosa que vivía de materias primas). Roma extendió su Pax Romana por el imperio a través de una extensa red de comunicaciones.

    En el s III d. C arrancan las decadencias en la sociedad clásica con sus correspondientes reformas:

    • Crisis política:

    Se producen levantamientos de ejércitos que minimizan el poder central. En algún caso un general llega a proclamarse emperador (mal militar) por lo que los grupos militares pierden poder político, con ello el senado va perdiendo fuerza.

    Reforma de Diocleciano: impondrá la Tetrarquía (división del poder en 4 personas, 2 augustos y 2 césares) se reconoce la dualidad del imperio. Es un reparto de competencias que anuncia la separación definitiva que ocurrirá a la muerte de Teodosio. A Diocleciano también se le debe el énfasis que va a dar a la autoridad imperial con carácter divino, que iba en contra de las creencias cristianas, por lo que inicia una política de depuración persiguiéndoles: destrucción de iglesias, libros…

    • Crisis religiosa:

    La religión romana estaba enfrentada a otras doctrinas filosóficas o religiosas que toman fuerza. Ruptura de la unidad religiosa, será el cristianismo quien se beneficie de esta ruptura, sobre todo con la llegada del Edicto de Milán en el 313 d.C, con Constantino para conseguir una unidad religiosa: Cristianismo

    Reforma: se lleva a cabo una política más tolerante, se divide el Imperio en 13 diócesis o provincias, se debían controlar mediante funcionarios públicos, se separaron las funciones civiles y militares con el fin de evitar sublevaciones.

    Constantino se impone a los tetrarcas, vuelve la autoridad imperial única. En el 313 con el Edicto de Milán se confirma la implantación del Cristianismo, como religión oficial, Constantino se convierte al Cristianismo sin perseguir otras religiones. El Edicto de Milán fue un estatuto de libertad religiosa y otorga un nuevo carácter al emperador: persona divina o sustituta de Dios en la Tierra, imperio Teocrático.

    • Crisis económica:

    Desfase entre campo - ciudad

    Problemas de tipo mercantil porque el mundo iba resultando menos favorable por las transacciones económicas impedidas por los bárbaros.

    Problemas de esclavos y agrícolas; los colonos terminan viviendo en un estado de semi libertad.

    Gente de la ciudad se marcha a los campos para autoabastecerse, esto a la larga hace que las ciudades vayan perdiendo esplendor.

    • Crisis cultural:

    Fase de agotamiento, desde el s I aC hay un cierto Renacimiento que en el s III empieza a decaer por las crisis económicas, el arte en estos momentos es poco original y uniforme, no florece hasta la llegada del cristianismo.

    • Crisis social:

    La capa aristocrática va a ir perdiendo fuerza, cogen fuerza los personajes del mundo militar de los estratos inferiores de la sociedad, algunos de ellos eran bárbaros.

    En estos momentos se van a fijar a las personas con sus oficios para poder llevar un fuerte control tributario, esto trae un gran descontento, la mayor parte de la población realiza trabajos secundarios.

    • Crisis militar:

    El ejército contaba con un grupo de casta que llegaba a ejercer directamente el poder, el resto del ejército lo componían campesinos, bárbaros… por ello una de sus características va a ser la indisciplina, que va a producir ineficacia. En el s III la descentralización y los ejércitos provinciales van a adquirir un gran poder, la suma de todo crea una gran crisis.

    Reforma: Diocleciano duplica el número de hombres por leyes de reclutamiento, el campesinado y la creación de legiones que defendían la tierra que cultivaban.

    Aumenta la calidad del sistema defensivo y ofensivo.

    La crisis va a ser superada, los bárbaros que presionaban van a ser rechazados, la salida de la crisis la van a llevar a cabo los emperadores Diocleciano y Constantino, mediante las reformas anteriores. Trataron de convertir el Estado en Centralizado con un severo sistema fiscal.

    Diocleciano --- Roma

    Constantino --- Constantinopla

    Teodosio --- divide el Estado: Honorio - occidente / Arcadio - oriente.

    El imperio de occidente llegará hasta el 476, sin embargo el de oriente durará hasta 1453, cuando los turcos toman Constantinopla.

    Para muchos historiadores las reformas del s III contra los bárbaros fueron parches que no solucionaron los problemas de fondo que traen consigo la caída del Imperio. Sobre esto se ha escrito mucho: época de sequías, régimen fiscal fuerte, mucha distancia social, crisis religiosa. En política exterior, penetraron el imperio pueblos acrecentados, más allá de sus fronteras, Roma fue asediada por los bárbaros, quedó arrasada.

    • LOS GERMANOS Y SU ASENTAMIENTO EN OCCIDENTE

    Las invasiones de los ss IV y V no han sido las únicas a lo largo de la historia. En época romana hubo una estabilidad entre invasiones, anteriormente hubo migraciones en Europa de pueblos celtas y escandinavos que permanecieron en las fronteras del imperio hasta el s IV. Presionados por los hunos, estos pueblos fueron entrando en el Imperio y se asentaron, tras la caída de Roma hay un recrudecimiento de invasiones a finales del s VI. Los Lombardos atacan Italia, los Ávaros ocupan Panonia.

    A lo largo de los ss VII y VIII serán los musulmanes los que conquisten Persia hasta India, se apoderan del Oriente Mediterráneo, no logran Constantinopla, a cambio conquistan la Península Ibérica, y el norte de África.

    Los normandos o vikingos atacaron el Imperio durante los ss IX y X, llegando hasta el oriente mongol.

    Durante algunos siglos Europa se vio agitada por las invasiones de diversos pueblos:

  • Invasión terrestre (IV-V) 1º oleada

  • Oriental ------ Hunos

    Alanos

    Godos -------- Visigodos

    Ostrogodos

    Occidental --- Vándalos

    Suevos

    Burgundios

  • Invasión terrestre (V- VII) 2º y 3º oleada

  • (V - VI) ------ Francos (VI -VII) ------ Lombardos

    Alamanes Ávaros

    Bávaros

  • Invasiones marítimas (V -VI)

  • Previkingos, anglos, sajones, jutos

    Pictos, escotos

    Emigraciones de bretones a Europa continental

    De todas estas olas migratorias, sólo la primera tiene repercusiones en todo el continente, desde el 375 el pueblo huno arrasa con el pueblo godo que se encuetra en la zona del mar Negro, Roma aún mantenía su imperio unido, pero poco después una serie de acontecimientos harán que comience a tambalearse.

    • 378 --- Batalla Adrianápolis, el emperador romano Valente es derrotado por pueblos germánicos o bárbaros.

    • 406 --- Paso del Rhin por los suevos, vándalos y alanos, se van a extender por la Galia y por la P. Ibérica.

    • 476 --- Odoacro va a deponer al último emperador Rómulo Augustulo. Se da por finalizado el Imperio romano occidental.

    La parte oriental resistirá y conservará el poder como último reducto de la civilización romana.

    ORGANIZACIÓN ECLESIÁSTICA

    La geografía eclesiástica se configura a partir de la división provincial:

    Diócesis: las iglesias diocesanas dependían del obispo, exceptuando las iglesias o monasterios propios, que eran las que hacían los señores en sus tierras para las familias campesinas que vivían en sus dominios; los señores ejercían el derecho de Patronato, por el que vigilaban la administración del patrimonio y las iglesias y presentan el candidato para que la rigiese. Los monarcas visigodos influían en la elección del obispo.

    Los concilios no son regulares, sino que eran convocatorias hechas por el monarca, que las inauguraba entregando el tomo regio. El personaje principal de los concilios es el obispo; pronto se convierten en asambleas eclesiástico-políticas, con gran poder gubernamental.

    El monacato era pactuario (abad y comunidad)

    Federaciones de monasterios

    Se recibían familias en los monasterios

    Monacato dúplice: mujeres y hombres

    CULTURA

    San Isidoro de Sevilla, junto a otros va a convertirse en un foco cultural de primer orden en el s VII; Era Isidoriana. Sus principales focos son Toledo, Sevilla y Zaragoza. Nace hacia 560/70, tuvo un papel importante en temas legislativos de concilios.

    La cultura en época visigoda fue eclesiástica con escuelas episcopales, monacales, donde se instruía el clero visigodo. En la escuela palatina se educaban los hijos de los principales personajes del reino.

    El arte mayor era de tradición hispano-romana. El arte menor de influencia germánica. Al mismo tiempo se va cristalizando un arte visigodo de influencias bizantinas y del norte de África.

    • COMIENZOS DEL IMPERIO BIZANTINO

    Durante mucho tiempo la cultura bizantina se ha considerado como la decadencia de la cultura antigua: Bizancio fue solamente una degradación lenta del mundo clásico en la parte del Mediterráneo Este.

    Pero Bizancio fue algo más que la supervivencia de la civilización clásica, fue un gran estado medieval situado a caballo entre Europa y Asia.

    Para algunos historiadores fue la civilización más brillante de la Edad Media. Bizancio está considerada como un fenómeno histórico independiente, con carácter propio en el que se fundieron tradiciones romanas con otras fuerzas: es decir, la clásica con la cristiana y con las influencias orientales de Persia, y más tarde con las influencias del mundo musulmán.

    El final de Bizancio está determinado por la caída de Constantinopla en 1453, en manos musulmanas, pero sus inicios son más problemáticos:

  • Se cree que arranca con Constantino el Grande, cuando funda Constantinopla en el 330.

  • Comienza aproximadamente en el 717, como respuesta a la amenaza islámica.

  • Sitúan el punto de partida a finales del s IV, después de reconocer el Cristianismo como única religión oficial, Teodosio lleva a cabo la división del Imperio.

  • Con el reinado de Justiniano, s VI, manteniendo que en esta fase histórica se van a ver con claridad las bases de Bizancio.

  • La civilización romana y la bizantina perviven en el imperio y en las estructuras. A partir del s VI se puede hablar de Bizancio con carácter propio, o lo que es lo mismo, el Imperio Romano de Oriente, que subsiste ante la presión de los bárbaros. Aquí la estabilidad fue grande, y la población vivió en cierto modo despreocupada, tan sólo hay tres momentos de peligro, determinados por las presiones de Visigodos, Hunos y Ostrogodos, a lo largo del s V.

    Las fronteras del imperio Bizantino abarcan desde el Danubio hasta Egipto y desde Dalmacia hasta Arabia. Gozaba de un ejército bien preparado para oponerse a los bárbaros, la situación geográfica del imperio era clave y su capital, Constantinopla, inexpugnable. Ésta se había fundado sobre la antigua Bizancio a principios del s IV.

    • BASES CONSTITUTIVAS

    Pronto se convirtió en el centro del Imperio, dominó la zona de las principales comunicaciones entre persas y germanos, la ciudad controlaba una importante ruta comercial fluvial, y podía comunicarse directamente con las ciudades costeras del mar Negro, y el Mediterráneo.

    Las instalaciones defensivas de Constantinopla eran revisadas y modernizadas constantemente. Es la razón de que resistiese hasta 1453. Fue enriquecida con magníficas obras y tenía cuatro centros importantes: el palacio Imperial, Santa Sofía, el Puerto y el Hipódromo. En Constantinopla residía el emperador, como representante de Dios sobre la tierra, en un gran palacio imperial que era en realidad toda una ciudad. Constantinopla era la sede del más poderoso patriarca y la cabeza de la Cristiandad oriental, mientras que Santa Sofía era el símbolo de Constantinopla en el imperio.

    En el centro de gravedad del comercio internacional estaba Constantinopla que tenía un puerto seguro y bien construído con almacenes, mercados y todas las dependencias necesarias para el comercio. El Hipódromo era el lugar de luchas de animales, carreras y teatro, entre otras actividades, siendo de vital importancia para las clases inferiores.

    Constantinopla, y más aún el Imperio Bizantino, ha sido llamada a triple misión en la historia;

  • La defensa del Cristianismo

  • la transmisión de la cultura griega

  • La mediación espiritual entre el E y el O

  • Las influencias del Imperio Bizantino fueron múltiples en el Arte y en el Mundo Espiritual de la Edad media, traspasando el mundo medieval y adentrándose en la Europa Moderna e influyendo en los pueblos eslavos y rusos. Lo que Roma supuso para los pueblos germanos, Bizancio lo representó para el mundo eslavo.

  • Zona de Grecia y Asia Menor con centro en Constantinopla. Era una zona muy helenizada y se convirtió en el centro político del imperio.

  • Zona de Siria Occidental con su centro en Antioquia. Era una región helenizada pero al mismo tiempo orientalizada: Siria, en especial la zona O, había vivido entre la influencia de Roma y la de Persia.

  • Zona de Egipto con centro en Alejandría, en su cristianismo tenía una gran influencia del substrato egipcio con ideas, entre otras, de espíritus y demonios. Tuvo aquí gran importancia el monacato.

        • JUSTINIANO

    Reinó desde 527 al 565

    • Política exterior: se dirigió de forma fundamental a tres zonas del Mediterráneo; el norte de África, los enfrentamientos se prolongaron y los vándalos fueron derrotados en el año 533 en la batalla de Tricameron en Túnez. También se tuvieron que enfrentar a los beréberes y consiguieron el dominio de zonas costeras del N de África. En Italia, la resistencia de los ostrogodos fue considerable, tras muchos enfrentamientos, en el año 552, Italia es de nuevo una provincia imperial. El dominio en esta península duró poco puesto que en el año 568, con la llegada de los lombardos, los bizantinos pierden estos dominios. En la P. Ibérica lograron el dominio de una franja costera en Levante y en el sur que se mantuvo durante un cierto tiempo, pero luego los visigodos recuperaron estos terrenos. En estas campañas fueron vitales los generales Belisario y Nalges.

    Las zonas que habían conquistado se encontraban en una precaria situación económica, pero los bizantinos no contaban con un número elevado de tropas como para poder mantener bajo su mando sin problemas los territorios conquistados. Ésta era la situación en Occidente; en oriente se contentaron con tratar de frenar a los persas que querían penetrar por Siria y a los suevos y los hunos que pretendían hacerlo por la zona del río Danubio.

    • Política interior: tuvo más éxito que la exterior. La legislación está contenida en el Corpus Iuris Civiles del que una parte es el Código Justinianeo que se publicó en el 529 y completa el anterior Código Teodosiano, en el que se recogían las constituciones imperiales desde el s II, para facilitar la labor de los jueces. También estaba compuesto por el Diges Pandectas, en el que se recogen los escritos de los jurisconsultos más eminentes. El Instituta es la parte del Corpus en la que se resumen las dos partes anteriores. La Novelae contiene todas las leyes que se habían ido promulgando con posterioridad. Este código fue fundamental como elemento legislativo para el mundo bizantino.

    Justiniano pretendió la reforma de la Administración y resolver los problemas de la burocracia y poner freno a los deseos de los latifundistas pero no tuvo mucho éxito. La economía tenía como base la agricultura y el grave problema de la propiedad de la tierra, que era de los más importantes porque existían grandes latifundios tanto laicos como religiosos. Aunque había también pequeñas propiedades, con el paso del tiempo y los impuestos, estas pasaron a depender de los terratenientes. El comercio se vio frenado por los problemas con los persas sasánidas. La cultura llega a cotas elevadas: Constantinopla es embellecida con palacios, iglesias, fuentes, etc. Sobresaliendo la iglesia de los Santos Apóstoles, y Santa Sofía. La primera fue arrasada en 1453 cuando los turcos toman la ciudad pero Santa Sofía se conservó, aunque ha sido transformada. También debemos mencionar la ciudad de Rávena que fue enriquecida por Justiniano que pretendía que fuese un centro artístico de primer orden, con centros como San Vital y San Apolinar.

    • LA IGLESIA EN LOS PRIMEROS TIEMPOS DE LA EDAD MEDIA

    Si en Bizancio el Cristianismo fue clave en su civilización, que Justiniano basaba en recuperar territorios en manos de los no cristianos, para Occidente el Cristianismo también es fundamental ya que la Iglesia se convierte en un elemento aglutinante del mundo occidental que se hallaba dividido en distintas unidades políticas.

    Desde la llegada de los bárbaros hasta la invasión musulmana transcurren tres siglos V-VI-VII y

    principios VIII. En ese tiempo la Iglesia contribuye a crear una comunidad de intereses que traerá como consecuencia una personalidad propia de la sociedad europea.

    En el 313 se publica el Edicto de Milán por el emperador Constantino, mediante el cual se concede la libertad religiosa para los cristianos. Más tarde Teodosio declara el Cristianismo como religión oficial del Estado. De esta forma a lo largo del s V la Iglesia juega el papel de rectora en occidente y cuando cae el imperio en el 476, será la heredera del mundo antiguo y luchará por conservar esa herencia. El año 313 separa dos periodos muy definidos que contrastan entre sí. Anteriormente, el cristianismo luchaba por su existencia frente a las persecuciones de algunos emperadores, siendo un grupo minoritario. Después del 313 el cambio es radical; la religión cristiana no es perseguida sino protegida y se convierte en mayoría, es el triunfo del Cristianismo y la Iglesia cada vez acapara más poder.

    Como religión oficial será protegida por el Estado, abriéndose un largo paréntesis en que la intervención del Estado en asuntos eclesiásticos es continua. Esta intervención estatal proporciona a la Iglesia ventajas e inconvenientes.

    Ventajas: - La Iglesia podrá extender su doctrina sin problemas

    - Podrá edificar templos sin ocultarse

    - Podrá celebrar grandes concilios ecuménicos

    - Verá resurgir su vida interna a través de escuelas teológicas, los santos padres y dogmas

    Inconvenientes: - La protección oficial es a veces pagada a un alto precio, puesto que el Estado pretende influir en la Iglesia y sus actividades.

    - Surgen herejías que van a estar basadas en los restos del paganismo o en las doctrinas filosóficas.

    - La masificación, que es el mayor problema, ya que al convertirse Constantino, muchos súbditos le siguen y con ello la Iglesia admite en su seno a una muchedumbre sin preparación previa y sin garantía de sus creencias. Así el Cristianismo se desvirtúa y pierde la esencia de su misión. Muchos de los nuevos cristianos sustituyen a sus antiguos dioses por el Dios del Cristianismo, pero sólo cambian el nombre.

    • POSTURA DE LA IGLESIA EN RELACIÓN CON LA CULTURA PAGANA

  • abierta hostilidad

  • compromiso de ajuste y conciliación

  • receptora y conservadora de la cultura clásica

  • En la última etapa se reajustan los nuevos estados germánicos y surgen en estos nuevos países una serie de figuras, vinculadas a la Iglesia, que tratan de mantener restos de las figuras de la antigüedad: Casiodoro y Beocio (ostrogodos), San Gregorio Magno (lombarda), Gregorio de Tours (Dalia), Veda el venerable (bretaña), S. Isidoro, San Leandro y Juan Viclaro (Ibérica).

    • EL MONACATO

    El florecimiento de la Iglesia se manifestó en varios aspectos, se debe en gran parte al apoyo del poder secular el que se pudiesen celebrar concilios ecuménicos. Fue de gran importancia la vida monástica que desde un principio fue uno de los elementos que más contribuyeron a mantener el fervor religioso y el espíritu cristiano. Las órdenes religiosas y los monasterios jugaron en la Edad Media un papel esencial tanto en el orden religioso como en el campo cultural, tanto en occidente como en oriente.

    En la parte oriental el monacato se desarrolla enormemente y en esa zona los monjes intervinieron con fuerza en las decisiones conciliares y hasta en las políticas. Sin embargo en occidente los monjes estuvieron ligados más estrechamente al Papado y serán decisivos para la evangelización de los pueblos germánicos y serán el instrumento eficaz para la conservación de la cultura clásica.

    La voz “monje”, viene del griego “monos” que significa solo o solitario, por lo tanto es una persona que vive apartada de los demás. Al principio se aplica a los anacoretas y eremitas pero después se empieza a aplicar a todos los que abandonan el mundo tanto si viven solos como si lo hacen en comunidad. La vida monástica era la respuesta de las personas que deseaban dedicarse con profundidad y observación más completas a las enseñanzas evangélicas. La vida monástica aparece en la Iglesia con la figura de San Antonio en el Bajo Egipto. Se pudo tomar como modelo alguna secta judía o algún modelo oriental. Los Esenios practicaban una vida similar en el s I aC. San Antonio fue el primer eremita cristiano 281-356, su ejemplo fue seguido por mucha gente. Este movimiento surge en Egipto por varios motivos geográficos y de carácter socio-económico. En el Bajo Egipto existía una gran población cristiana y unas condiciones geográficas favorables para este tipo de vida (anacoreta). Había extensos territorios despoblados y con buen clima, donde se podía mantener todo el año viviendo desnudos y con poca alimentación. Junto a estas condiciones naturales, muy pronto los monjes están exentos del servicio militar y del pago de impuestos.

    El periodo de esplendor de la vida eremítica va del año 330-440, los primeros padres del desierto, como se les llama, vivían solos o en grupo con un máximo de dos o tres, habitaban en cuevas, chozas o cabañas y se alimentaban de los productos que ellos mismos cultivaban de forma que o trabajaban o estaban en oración o estudiando las escrituras. Algunos se reunían a diario, pero lo más común era que lo hicieran una vez a la semana para celebrar la misa. San Antonio durante los últimos años de su vida se hizo maestro de los eremitas que le seguían, representa la vida cenobítica, o sea, en grupo.

    Otra figura del monacato es San Pacomio que vivió a finales del s III, fue el creador de la primera congregación monástica, sus seguidores fueron muchos, y les dio una regla basada en la castidad, pobreza y obediencia, por primera vez aparece una disciplina. San Basilio, s IV, añade a los votos anteriores el trabajo. Su regla se convierte en el Código oriental para el monacato, sus monjes se extienden por todo el imperio bizantino. Paralelamente se sigue dando la vida eremítica.

    Los Laura eran un grupo de ermitaños que vivían en cuevas distanciadas pero bajo la dirección de un anciano que se distinguía por su santidad. Celebraban la eucaristía y se repartían el trabajo y las provisiones. San Simeón el Estilita pasó más de 30 años encima de una columna y daba consejos espirituales a los que se acercaban.

    En Occidente el monacato fue un fenómeno extraordinario para la vida eclesiástica. Los padres de la Iglesia son San Jerónimo y San Agustín, San Martín de Tours, Casiodoro, S. Saturio, S. Fructuoso, S. Isidoro, S. Patricio.

    La figura más destacada es SAN BENITO, estableció una regla que llega hasta nuestros días, se basa en tratados clásicos anteriores, es un código preciso, ordenado y práctico en la que la vida del monje se regula de forma sencilla. Reduce las penitencias y fortalece la vida en comunidad. Al principio no consigue arraigar, pero con el tiempo consigue extenderse grandemente, su éxito se debe a tres características:

  • Es práctica, corte y muy útil para la actividad doméstica

  • Espiritualmente es inflexible pero es moderna y tolerante

  • Es la única regla monástica que posee una densa doctrina tanto espiritual como humana

  • La regla de San Benito se convirtió en un Código para Europa, los monasterios se convierten poco a poco en centros de luz, centros culturales de primer orden. Serán los defensores y difusores de la cultura antigua. Los pequeños edificios del principio, se transforman en grandes monasterios con Iglesia y edificaciones anexas, algunos con escuela, hospital y un pequeño poblado. Tras las invasiones, las ciudades se habían ruralizado y la vida de los cristianos se limitó a las parroquias, de modo que la única forma de devoción organizada e instituida era la monástica.

    • EL PODER PONTIFICIO

    Desde que el cristianismo es religión oficial se confunden con frecuencia las competencias entre el Estado y la Iglesia, por esta razón la Iglesia trata de sentar unas bases claras y fija dos metas:

  • Asegurar la primacía del obispo de Roma sobre el resto de obispos. Se defendía la idea de Roma como ciudad apostólica tomando como base el Evangelio: “tú eres Pedro y sobre esa piedra edificaré mi Iglesia”. Argumentaron que los Papas tendrían el máximo poder y ellos lo concederían a los obispos, y como consecuencia Roma tendrá supremacía sobre el resto de los obispados.

  • Definir claramente sus relaciones con los poderes estatales. Se habla de dos sociedades:

    • La de los hombres

    • La divina

    • Para San Agustín la divina absorbe a la humana por la superioridad de sus objetivos y cree que para ello debe colaborar el Estado. Así que para el Papa el Emperador era hijo de la Iglesia y debía protegerla y defenderla. En 590 San Gregorio Magno, sentó las bases de la futura actuación de la Iglesia. Su obra abarca tres aspectos.

    • La contribución al oficio papal, escribió la Regula Pastorales en la que se inculcan al episcopado sus deberes y obligaciones como pastores de la Iglesia para que abandonaran la vida de principales y nobles de algunos de ellos.

    • El establecimiento de la jefatura papal en occidente; Gregorio Magno la lleva a la práctica reforzando el prestigio del Papado no solo en Italia sino también en el resto de los Estados.

    • La labor misionera, Gregorio Magno supo dar al monacato el impulso misionero que le había faltado hasta entonces, con la idea de un cristiano bajo la tutela de Roma.

    • Con ello San Gregorio inaugura la Era del Pontificado Medieval y sienta las bases de la futura actuación de la Iglesia. Sus sucesores se encontrarán con que, al difundirse el Cristianismo por occidente no sólo habían dado a Europa una religión sino también una unidad de pueblos que con esta cohesión se harán fuertes y estarán capacitados para el enfrentamiento que se va a producir entre el Islam y el cristianismo en la Europa occidental.

      • LA EXPANSIÓN MUSULMANA

        • MAHOMA Y LOS INICIOS DEL ISLAM

      En Arabia antes de Mahoma no había unidad política, vivía un conjunto de tribus nómadas y sedentarias bajo el mando de varios jefes. Había dos grupos fundamentales:

      • Yemeníes, árabes del sur

      • Nazaríes, árabes del norte

      No había unidad y, por otra parte, toda la península arábiga era geográficamente hablando muy heterogénea. La zona del sur, Yemen, era una zona de las más ricas, a causa de las lluvias monzónicas, con una agricultura muy importante. En cambio las zonas del centro y el norte tenían muy pocas lluvias, y por tanto, con agricultura muy pobre. En ellas la vida se hacía en los oasis; caso de Medina y La Meca.

      En el plano religioso, además de judíos y cristianos, las diferentes tribus tenían sus creencias en espíritus que creían que moraban en árboles, fuentes y piedras (la kaaba) y también creían en algunos dioses personificados en animales. En Arabia, la Meca era una gran ciudad, muy importante económicamente, su actividad primordial era el comercio con zonas africanas y asiáticas. En la Meca entraban y salían numerosas caravanas para diferentes lugares. La Meca era además centro de peregrinación, en la Kaaba estaba la piedra negra, adorada por los peregrinos. En el interior de la ciudad existían clanes y en las afueras se situaban los artesanos y los nómadas.

      • MAHOMA

      Fundador del Islam, nació en La Meca en el 570 de la era cristiana y murió en el 632 en la ciudad de Medina. Se quedó huérfano, ocupándose de él su tío Abú Talir, con el que viajó como comerciante sobre todo por Siria. Antes de dedicarse al comercio entró al servicio de la rica viuda Jadicha, con la que después se casó hacia el año 595, Jadicha fue de gran ayuda espiritual y económica para Mahoma. Se retiraba con frecuencia a una colina cercana a La Meca y empezó a tener visiones y a considerarse el enviado de Dios.

      En esta época, según la tradición islámica, tiene apariciones del arcángel Gabriel, apariciones que continuaron hasta su muerte. De las revelaciones realizadas por el arcángel durante estas apariciones sale el cuerpo doctrinal que forma el Corán. Gran parte de los capítulos del Corán los hizo Mahoma, pero otros fueron realizados hacia el año 650, unos veinte años después de su muerte. Las primeras revelaciones datan de hacia el año 610 y sobre el año 613 comienza a predicar en La Meca y a llamarse Profeta. Su mujer, Jadicha fue la primera que creyó en Mahoma y a partir de aquí, comienza a tener seguidores.

      La influencia del cristianismo y del judaísmo en el Corán es muy importante, precisamente los conceptos del juicio Final y Resurrección aparecen ya en el Corán. Mahoma se enfrentó en La Meca con el grupo dirigente de esta ciudad y tomó contacto con varias tribus y con los habitantes de Yatrib, que después cambiará su nombre por el de Medina, nombre que significa ciudad del Profeta.

      Después de esos problemas, en el año 622, se marcha de La Meca empezando la Hégira (expatriación) que marca el comienzo del calendario musulmán. Ya en Medina con sus seguidores, su doctrina toma forma y edifica la primera mezquita para que sus seguidores tuvieran un lugar de reunión y de oración. En esta época las revelaciones continúan y durante un tiempo los judíos, que al principio le apoyaron, tuvieron gran influencia en él. Posteriormente tuvo problemas con ellos y con gentes de Medina y reconoce a La Meca como centro religioso principal, con primacía sobre Jerusalén. A la meca se debía peregrinar y dirigir las oraciones.

      A la muerte de Mahoma, ocurrida en 632, su sucesión se presenta incierta porque no nombró ningún sucesor por lo que los siguientes a él fueron elegidos entre sus familiares que son llamados Califas Ortodoxos que continúan en la ciudad de Medina. Esta situación se mantiene así hasta el año 660 aproximadamente.

      • EL CALIFATO OMEYA

      La situación de la Península arábiga a la muerte de Mahoma era compleja por el gran número de tribus que no aceptaban su doctrina. Uno de estos califas, Omar, fue el que vio la mejor manera de que acatasen el islamismo mediante el sometimiento por la fuerza, y ello con los consiguientes botines. Se inician así una serie de conquistas que no se limitan solo al territorio de Arabia sino que se extienden a Persia, Palestina y Egipto. En cambio se resistió el imperio Bizantino y su capital no se rindió. Con la dinastía Omeya, que se extiende desde el año 660 hasta el 750, la capital se traslada de Medina a Damasco. Esta dinastía consiguió para el mundo musulmán grandes progresos en el plano artístico, social, administrativo y sobre todo, en el territorial.

      El imperio musulmán se extiende ocupando los territorios del norte de África llegando a la Península Ibérica en el año 711 y pasando a territorios franceses, donde son frenados en el 732 por Carlos Martel. Por la parte oriental llegan hasta Afganistán y Turquistán por lo que su imperio se extiende desde China al Atlántico.

      • EL CALIFATO ABBASÍ

      Tras una serie de acontecimientos, la familia Omeya será aniquilada, pero uno de sus miembros, Abd - el- Rahman, se salva y sobre él se sabe que finalmente llegará a la península Ibérica y en ella se iniciará un emirato independiente. En el año 750 aparece llegando al poder una nueva dinastía, la Abbasí, que se enfrentan con sublevaciones en Oriente y van perdiendo poder con el paso del tiempo. Al final, ya en el s IX, se dividen en tres califatos:

      • El de Bagdad

      • El Fatimí

      • El de los Omeya, (P. Ibérica)

        • RELIGIÓN

      Para los musulmanes el Corán es un conjunto de normas reveladas tanto religiosas como sociales. Contiene una serie de dogmas, entre los que está la creencia en un Único Dios, en los profetas y en la existencia de un Juicio Final. En el Corán Dios aparece como un ser omnipotente, creador y único, en clara oposición al cristianismo que con el dogma de la Trinidad hacía tambalearse su idea del dios único. Dios único que había creado al hombre, al mundo y todo lo existente en él.

      En relación con los profetas, el Corán dice que hay que creer no sólo en Mahoma sino también en los profetas Abraham, Moisés y Jesús. Para ellos el principal es Mahoma, al que Dios le hizo la revelación auténtica y no la de los otros profetas anteriores.

      El Corán se divide en 114 Azoras o Suras que constan de un número variable de versículos, en estas suras están las normas que todo musulmán debe cumplir, además del Corán, está la Sunna que está considerada como una fuente de ley. Sunna significa “conducta o manera de comportarse”, para dar respuesta a la norma de conducta se acudió a recopilar todo lo que el profeta Mahoma había dicho o hecho en su vida.

      La vida religiosa de los creyentes musulmanes se mantenía sobre cinco pilares:

    • Oración; de tres a cinco veces al día, oraban mirando a la Meca en cualquier lugar, debían realizar abluciones.

    • Ayuno; durante el Ramadán era obligatorio para todos, al término de éste realizan una fiesta con comidas y festejos.

    • Limosna; era obligada, se daba a los necesitados y a los viajeros para la peregrinación, incluso a los que iban a Guerra Santa.

    • Peregrinación; se debe hacer a la Meca al menos una vez en la vida, debían dar unas vueltas alrededor de la Kaaba.

    • Guerra Santa; se preparaba a una parte de la población para enfrentarse a los infieles.

        • LA ESPAÑA ISLÁMICA

      La península Ibérica pasó a manos de los musulmanes en un corto espacio de tiempo; desde su llegada en el año 711 hasta el 716, la mayoría de la península quedó bajo el dominio musulmán. Para ellos no significó nada más que un nuevo paso en su expansión territorial que se inició en el año 630. Para los hispanos, por el contrario, supuso un cambio significativo ya que en un espacio muy corto de tiempo pasaron del dominio visigodo al dominio musulmán que era muy diferente en todos los sentidos.

      Para comprender la rápida conquista musulmana conviene analizar la situación en que estaba el reino visigodo en sus últimos tiempos. En el Estado visigodo existían fuertes enfrentamientos entre los grupos más elevados, incluso dentro de los mismos obispos, que tenían mucho poder. Los últimos reyes visigodos no fueron tan fuertes como sus predecesores, siendo habituales las intrigas. Además tenían problemas de reclutamiento para sus ejércitos. Los grupos menos privilegiados, los libres y los siervos, vivían en unas condiciones difíciles. Es posible que vieran a los musulmanes más como amigos o al menos como menos malos, que como invasores enemigos. Las ciudades estaban en mala situación, con pérdida de privilegios.

      Otro problema lo constituían los judíos, se dedicaban a actividades comerciales y eran mal vistos por los obispos e incluso por los reyes. Estos, en el año 694, decretaron que todo judío que no se bautizara sería hecho esclavo, aunque esto no se llegó a aplicar. Pero los judíos sintieron aversión hacia un gobierno que pretendía esclavizarlos; de forma que no es extraño que esos judíos, al llegar los musulmanes, los apoyaran e incluso, facilitaran en parte su llegada.

      Pero lo que dio lugar a la primera invasión de los musulmanes fue un problema sucesorio. El rey Witiza quería que al morir le sucediese su hijo Akila, pero al morir, en el 710 el elegido fue Rodrigo. Al mando de la provincia tarraconense, llega a acuñar moneda y a comportarse como si fuera el rey. A Rodrigo se le planteó otro problema: levantamientos e insurrecciones por el norte, zona a la que se dirige Rodrigo para poner freno a los mismos. Y precisamente este es el momento en que tiene lugar la llegada de los musulmanes. Conocida la noticia de su llegada, Rodrigo se fue hacia el sur y se enfrentó con las tropas de Tarik, siendo derrotado en la batalla de Guadalete en el año 711. En esta batalla parte de las tropas de Rodrigo desertaron, consumándose la derrota. Después no se vuelve a saber nada de Rodrigo, dándose por finalizado el reino visigodo de Toledo. Tarik y sus gentes marchan hacia Córdoba y llegan a Toledo, al año siguiente llegan nuevos musulmanes con Muza a la cabeza, tomando una serie de lugares. Continúan avanzando de forma que en el año 716 toda la península, excepto la zona del N-O está en manos musulmanas.

      • ETAPAS POLÍTICAS

    • El Valiato: se extiende desde el 711 hasta 756. En esta época Al- Andalus nombre con el que los musulmanes conocen a España, era una provincia del califato de los Omeya en Damasco. A su frente se encontraba un Valí (gobernador de una provincia), que se ocupaba tanto de los aspectos militares como de los administrativos. Los diferentes califas de esta época tratan de ampliar el territorio musulmán no solo por la península sino más allá de los Pirineos. El freno a esta expansión por Europa fue la derrota que sufrieron en el año 732 en Poitiers, tras enfrentarse con las tropas de Carlos Martel.

    • El Emirato: se extiende desde 756 - 912. En la parte oriental murieron los miembros de la dinastía Omeya y sólo se salvó Abd- Al- Rahman que marchó hacia España, donde había enfrentamientos con vascos, astures y entre los propios clanes árabes, además de problemas con los beréberes por las tierras. Ante esta situación, cuando llega Abd-al-Rahman varios grupos de gentes importantes le apoyan para que tome y desempeñe el poder. Con Abd-al-Rahman I, Al- Andalus se independiza de Oriente y se convierte en Emirato. Pero este emir, en el plano religioso, considera al califa oriental como el príncipe de los creyentes. Le sucede Abd- al- Rahman II

    • El Califato: comprende desde 912 - 1031. Con Abd-al-Rahman III el emirato se desvincula de Oriente no solo en el plano político sino también en el religioso, naciendo de esta forma el Califato de Córdoba con personajes tales como Al-Hakam, y Hixem. Durante este periodo hubo muchas victorias musulmanas con personajes tales como Almanzor el Victorioso que ocupa y ejerce el poder, como Visir a finales del s X. Almanzor llevó a cabo las Razzias (expediciones en busca de botines) por los territorios cristianos hasta Santiago y Barcelona.

    • Reinos de Taifas: comprende desde 1031 en adelante. Hixem III es depuesto y en ese momento el califato se divide en una serie de estados, surgiendo a partir de 1031 los primeros Reinos de Taifas. Esta desmembración hace que los cristianos recuperen territorios a estos reinos más pequeños. Como consecuencia los reinos de Taifas piden ayuda a los Almorávides, que llegan a la Península Ibérica y sustituyen a los Taifas. Pero a su vez se vuelven a disgregar constituyendo los Segundos Reinos de Taifas, que tienen los mismos problemas que los primeros. Entonces piden ayuda a los Almohades que estaban situados en el N de África y que llegan a España a mediados del s XII y forman de nuevo otro imperio, que se vuelve a disgregar dando lugar a los Terceros Reinos de Taifas. De estos últimos reinos de Taifas el único que sobrevive a la larga es el Reino de Granada, hasta que es conquistado por los Reyes Católicos en el año 1492.

        • LA VIDA EN LA ESPAÑA MUSULMANA

      La vida económica de los musulmanes que habitaban en España se diferenciaba mucho de la de los cristianos que les hacían la resistencia y que se aposentaban sobre territorios del N, como Asturias. El gran auge de todos los campos llega en tiempos del Califato de Córdoba con los Omeya.

      La ciudad: las relaciones de los musulmanes de Al- Andalus con el N de África fueron continuas, y como el Mediterráneo estaba en sus manos las ciudades musulmanas se convirtieron en centros florecientes para el comercio agrícola y ganadero, en que se basaba la economía musulmana. Durante los siglos IX y X el mundo urbano musulmán ofrece un claro contraste con el resto de los territorios europeos, cuyas ciudades no tenían ni el tamaño ni el poderío de las musulmanas. En la época del Califato la ciudad más importante fue Córdoba que estaba muy poblada: algunos hablan de 500.000 habitantes, aunque quizás la cifra sea exagerada. En Córdoba la cultura se desarrolló al igual que la actividad comercial, convirtiéndose de hecho en una segunda Bagdad. En ella se encontraba la corte de los Omeya y a su alrededor se congregaron hombres de ciencia y literatos. Se edificaron grandes palacios y edificios suntuosos. Fue básica e importante en el comercio de libros y pergaminos, convirtiéndose en el primer centro de este mercado en el occidente musulmán. Hubo muchos hombres y mujeres dedicados a la copia de manuscritos. Córdoba era una importante plaza militar y a su antiguo recinto, donde estaba el Alcázar, se añadieron suburbios tras sus murallas. Fuera de córdoba se edificaron segundas residencias denominadas Almunias. Otros núcleos de población importantes fueron Sevilla y Granada.

      Agricultura: en los primeros momentos de la conquista musulmana, durante el Valiato, se tiende a subsistir en especial mediante la agricultura, repartiéndose las tierras. Este trabajo agrícola se complementa con actividades ganaderas y trabajos artesanales. Las explotaciones agrícolas continuaron funcionando como en la época visigoda. Numerosos visigodos abrazaron el islamismo y cultivaron sus tierras; a ellos se unieron los árabes que recibieron tierras tras la conquista. El trabajo agrícola se realizaba en régimen de aparcería o arrendamiento, o una mezcla de estos dos conceptos. Los cultivos principales fueron:

      • Cereales, trigo y cebada.

      • Leguminosas, garbanzos, judías…

      • La vid

      • Olivos

      • Árboles frutales

      • Plantas textiles

      • Condimentos como el azafrán

      Las tierras se dejaban en barbecho cada dos años para su recuperación, destinándose a la producción de pasto para el ganado. Pusieron en marcha complejos sistemas de riego con acequias y norias.

      Ganadería: tuvo mucha importancia la ganadería caballa en especial por las actividades guerreras. Se importaron caballos de raza y se sometieron a cruces que dieron origen a una excelente raza andaluza de caballos. Además criaron:

      • El ganado lanar

      • El ganado vacuno

      • Las volátiles

      • Las palomas

      • La apicultura

      La actividad pesquera tuvo importancia y a su sombra se desarrollaron de forma notable las salinas, ya que la sal jugó un papel muy importante en la conservación del pescado.

      La minería no debió ser en Al- Andalus un monopolio estatal. Se extrajeron oro, cobre, plata y mercurio entre otros, pero no fueron grandes extracciones. También se obtuvieron piedras preciosas; onix, lapislázuli, coral.

      Las actividades industriales que se desarrollaron fueron:

      • Textil con mucho auge en las ciudades, con lino, pana, seda…

      • La orfebrería

      • Cerámica

      • Vidrio

      • Armas en Toledo

      • Fabricación de vino y aceite

      • Industria de madera

      En cuanto al comercio conviene distinguir entre el comercio interior y el exterior:

      Comercio interior: alcanza un gran desarrollo en la España musulmana porque las ciudades son centros comerciales de primer orden. En ellas estaban las Alhóndigas que eran centros de almacenaje de mercancías y hospedaje de viajeros. El mercado permanente de la ciudad era el Zoco. En centros urbanos de menor densidad de población el mercado no era permanente: sólo unos días acordados. En las ciudades había, además, calles especializadas en los distintos comercios. También existían gremios de artesanos y comerciantes, a cuyo frente habrá un Síndico que se ocupaba de que el gremio se ajustara a las normas legales. El Almotacén era el encargado de ocuparse de vigilar los mercados.

      Comercio exterior: toman gran auge desde el siglo IX tanto los movimientos de importación como los de exportación, que fueron menores. Se importaban joyas esclavos y tejidos, y se exportaban aceite, cereales, tejidos y armas. El comercio marítimo se vio favorecido desde que se empezaron a fabricar embarcaciones en las Atarazanas o astilleros andaluces.

      Moneda: la economía de Al- Andalus fue principalmente monetaria, situación que contrasta de forma clara con los núcleos cristianos de la resistencia. Fue Abd-al-Rahman II en el s IX el que monopolizó la acuñación de moneda, creando en Córdoba una Ceca estatal. Las monedas usadas fueron:

      • El dinar, de oro

      • El dirham, de plata

      • El Felus, de bronce

      También usaron las monedas visigodas ya existentes.

      La sociedad en Al- Andalus: no es fácil dar una cifra de la población de las ciudades ni al principio ni después, porque los historiadores no se han ocupado mucho de ello; a los hispano-visigodos se sumaron los contingentes de Tarik, Muza y los demás, que sumaban unos 35.000. En algunos casos, hay datos urbanos, sabemos por ejemplo que la población de Toledo era de 37.000 y la de Almería 25.000. si se sabe que con la llegada de los musulmanes aumento la población de las ciudades. El número de estas aumentó entre los ss IX y XI.

      Grupos religiosos: hay que reseñar tres grupos claramente diferenciados:

      • Musulmanes

      • Mozárabes

      • Judíos

      Los grupos de árabes y beréberes aparecen desde los primeros momentos de la conquista y se asientan en la Península. Entre ellos surgen problemas por las tierras ya que los dirigentes de los árabes se quedan con las mejores y los beréberes se quedan como proletarios rural y si estaban en ciudades se quedaron con los peores oficios. Los sirios, que a veces son llamados Chundís, llegan a España a partir de 741. Los Muladíes también llamados renegados, por los cristianos, eran descendientes de los hispano-godos convertidos al islamismo. La conversión era voluntaria y les permitía disfrutar de los mismos derechos que los musulmanes librándose del pago de impuestos. Además de su religión, adoptaron su lengua y vestimenta.

      Los mozárabes son cristianos que viven bajo los musulmanes en los territorios por ellos conquistados y que conservan su fe cristiana. El número de ellos fue elevado en Toledo, Córdoba, Sevilla. Habitaban en barrios propios y tenían autoridades: un conde, recaudadores de impuestos, magistrados y se regían por el Liber Iudiciorum, o Libro de los Jueces. Los mozárabes podían practicar su religión en sus propios templos, aunque algunas iglesias cristianas fueron transformadas en mezquitas o destruidas. Pudieron llevar una vida más o menos normal hasta los Reinos de Taifas y las invasiones de Almorávides y Almohades.

      Los judíos habitaban en barrios apartados y se dedicaban al comercio y la artesanía. Al igual que los cristianos, abonaban tributos a los musulmanes; por ello, a estos no les interesaban las conversiones masivas, ya que tenían una pérdida de ingresos por tributos.

      Clases sociales:

      Libres:

      • Jassa, es el estamento superior y se dividen en:

        • Nobleza de sangre: eran descendientes de los árabes más relevantes

        • Nobleza palatina: o nobleza burocrática, que estaba formada por personajes destacados de la corte y la Administración, descendientes de los primeros árabes y sirios llegados a la península. Algunos libertos llegaban a formar parte de esta nobleza y también en ciertas ocasiones algunos muladíes se integraban en este grupo.

      • Los Amma o pueblo

      • Clase media: era muy numerosa en los centros urbanos y está compuesta por gentes acomodadas, pequeños comerciantes y literatos entre otros. Se puede considerar como escalón intermedio entre la aristocracia y el pueblo bajo.

      • Pueblo bajo: habitaban en las ciudades o en el campo. En las ciudades trabajaban como pequeños artesanos y en el campo eran pequeños labradores o trabajaban tierras pertenecientes a otros. Casi todos eran beréberes o muladíes.

      Los no libres o esclavos: eran muy numerosos en los territorios ocupados, siendo su origen en general, por guerras o por ser hijos de esclavos. Los había de la zona oriental y del N de África y su dueño no podía darles muerte. Gran parte de los esclavos estaban dedicados al servicio doméstico o eran empleados en tareas agrícolas. A veces se les daba la libertad y pasaban a ser los llamados libertos, que en ocasiones, cuando eran de dueños importantes, podían llegar a ocupar puestos importantes en la administración musulmana.

      • ESPAÑA CRISTIANA

      Parte occidental: el núcleo de resistencia es la zona astur; enfrentamiento de Rodrigo (visigodo) con los musulmanes en el norte, se dirige al sur al enterarse del desembarco de Tarik; Rodrigo reúne un ejército de 100 mil hombres, con esto se enfrenta al invasor. Hubo desertores, que fueron partidarios de Witiza, por lo que los musulmanes pudieron vencer fácilmente, en la batalla de Guadalete 711, esto constituirá el final del reino Visigodo.

      Tras una rápida invasión la zona norte acoge a los visigodos del sur. La mayor parte de la población de esta zona es autóctona. En el 722 tiene lugar la Batalla de Covadonga en el monte Auseba, donde se enfrentan contra los musulmanes y consiguen derrotarlos, pero no le dieron mucha importancia, aunque será el origen de la resistencia astur, los Cristianos tomaron esperanzas.

      • Pelayo protagoniza el enfrentamiento, era hijo de un duque al que Witiza había asesinado. Él mismo fue espadario de Rodrigo, y gobernador de Gijón. Muza quiso casarse con su hermana, pero al no consentirlo, toma como rehén a Pelayo, éste huye y se refugia en los Picos de Europa. Se instaura la capital astur en Cangas de Onis, un territorio pequeño, pero donde alcanza gran prestigio hasta convertirse en la familia reinante de la pequeña comunidad. Su figura se acrecienta con el tiempo y las crónicas pastorales verán en él un hombre con clara idea de restaurar el Reino Godo y sus instituciones. Muere en el 737, su hijo Favila es el heredero, pero muere por el ataque de un oso.

      • Alfonso I, se le considera el auténtico fundador de la monarquía astur (739-757).

      Hijo de un duque de Cantabria, casado con la hija de Pelayo, su reinado estuvo favorecido por un acontecimiento externo, hubo un alzamiento beréber que marcha al sur y se quedan vacíos los territorios de la Cordillera Cantábrica y el Sistema Central, a ello se sumó un año de hambre. Todo esto provocó la desertización de la zona y permitió a Alfonso I extender el pequeño reino astur hacia el sur donde quedan pocos musulmanes. Se encuentra con el mismo problema que Pelayo, falta de hombres y de medios. Los mozárabes le acompañaron en la expedición, irán repoblando la parte norte de la Cordillera Cantábrica. Van a acabar con los musulmanes de la parte alta del Ebro, descendiendo hacia Álava y la Rioja. En los extremos de estos territorios, se van a levantar una serie de fortalezas para frenar los ataques musulmanes.

      • Alfonso II, (791-842), establece la capital en Oviedo, lo que provoca el posterior saqueo de la ciudad por los musulmanes. Tuvo la idea de restaurar el orden godo, oficio palatino, con cargos destacados. Se escribió una crónica precedente de lo que luego escribió Alfonso III.

      • Ramiro I, (842-850), fue un admirador del arte y promovió obras como Santa María del Naranco, además rechazó el ataque de normandos que intentaban desembarcar en Gijón, atravesaron la península por occidente hasta ser expulsados por los musulmanes.

      • Ordoño I, (866-910) rechazó varios ataques musulmanes, los derrota y atraviesa el Tajo hasta Sierra Morena hacia el 881, continúa las tareas de repoblación en tres líneas:

        • Parte Occidental: avance sencillo, la población es escasa, y se van colonizando los territorios del Miño y el Duero.

        • Parte Central; el proceso fue más lento, en Toro, Zamora… cobran gran importancia la labor repobladora de los monasterios (Sahagún).

        • Castilla: el gran problema era la falta de repobladores. Se levantaron fortalezas y se dividió la zona en circunscripciones al mando de diferentes condes. Se escribió una crónica fundamental para conocer toda la historia del reino astur. En los últimos momentos, se establece la Corte en León --- Reino Astur Leonés.

          • Reino de Castilla

      En la zona del Alto Ebro oriental, habitaban distintos pueblos a los que se unieron los visigodos, cuando los musulmanes se hacen dueños de estos territorios, empieza la resistencia, se emprenden campañas contra los astures, uno de los caminos más frecuentes fue el Valle del Ebro. Esta zona va a vivir pendiente de ataques musulmanes. Con la reconquista se levantaron fortalezas y castillos defensivos, cuando cesaron los ataques musulmanes los cristianos continuaron las tareas repobladoras. Los territorios van concibiendo una fisonomía propia, denominada por los musulmanes Al- Qila --- la de los castillos, de ahí Castilla.

      Por su situación de alerta constante, vivían en unas condiciones muy precarias, y por su situación geográfica alejados de la Corte Astur, la zona estuvo gobernada por condes que por este alejamiento van a ir disfrutando de mayor autonomía y van a hacer labores de reconquista y repoblación. La mayoría de la sociedad eran pequeños propietarios, no existían grandes dominios. En el s IX serán acosados por los musulmanes.

      • Tareas de repoblación

      Hay que destacar la importancia de los monasterios en este ámbito.

      A lo largo del tiempo entre los condes se va a imponer Fernán González, hábil político que va a vencer en ocasiones diferentes a los musulmanes. Con él, el Condado se va a transmitir hereditariamente, un paso más en la conquista de la independencia.

      A finales del s X, nos encontramos con la figura de Almanzor, impone las razzias en los territorios cristianos.

      Fernando I, primero fue conde y luego rey, en el 1038, hace la primera unión de Castilla y León, la unión definitiva llega con Fernando III.

      • VALLE DEL DUERO

      Hubo un despoblamiento, pero quedaron pequeños núcleos de agricultura y ganadería, refugiados en bosques, montañas, cuando tenían lugar las razzias. Debieron de existir guarniciones musulmanas pero no se habla de islamización. En épocas anteriores la densidad fue baja, en el s VIII sufrió efectos de invasión musulmana. Se puede considerar una tierra de nadie entre cristianos y musulmanes.

      Los cristianos hacia el sur llevan a cabo la repoblación de ese territorio:

        • Oficial: repoblación hecha por el monarca o bien la relegada en una persona de su confianza, se hacía en nombre del rey. Este delegado regio marchaba a la zona con la familia, colonos, siervos e incluso otros nobles. Su tarea era restaurar lugares arrasados o edificar nuevas aldeas tomando posesión de tierras yermas mediante ceremonias que aparecen recogidas en la documentación de la época: tocan el cuerno real, enarbolan el estandarte del monarca…

        • Privada: hecha por condes, monasterios o por simples particulares, así a veces un conde se va a asentar en una zona abandonada y va a comenzar a cultivar tierras. Reciben una carta de población donde figuraban normas a las que atenerse y privilegios o exenciones.

      Los monasterios e iglesias tuvieron una importante función repobladora en esta zona, van a surgir numerosos monasterios que cuentan con la protección de monarcas y personajes relevantes, que entregan a los monasterios donaciones importantes: tierras, viñas…

      Además fueron muchos los particulares que van a ir ocupando tierras yermas, los monarcas lo permitieron porque les resultaba beneficioso para repoblar territorios, esto es conocido como presura o aprisco: adquisición de la tierra. Su posterior roturación se conoce como scalio, aquí la tierra se hace propia al trabajarla.

      • ECONOMÍA

      La península Ibérica presenta unas características económicas diferentes a las de otros estados europeos a lo largo de la E. Media. La tierra ocupada por musulmanes, su explotación ocupa un lugar primordial, al mismo tiempo que el desarrollo industrial y mercantil sigue creciendo, siendo primordial el tráfico por el Mediterráneo. Sin embargo las zonas del norte peninsular se encuentran bastante aisladas y su economía se basaba en la ganadería y la agricultura. No había grandes ciudades.

      En las zonas del sur surgió una clase de pequeños propietarios, estas gentes habitan en poblados o vicos, formando comunidades no muy numerosas. Tardaron en formar grandes dominios al concentrarse las tierras en manos de unos recios o monasterios. Su actividad económica se desarrollaba en ámbitos estrechos, era una economía familiar y vecinal. En este vico, el Concilium reunía a los habitantes para resolver los problemas que surgieran. En el s IX y X la economía familiar se queda escasa, y aparecen mercados locales, lugares de intercambio y venta de excedentes. La principal producción son cereales, trigo, cebada, mijo, hortalizas y vides. La zona de olivos se encuentra en manos musulmanas. También cultivaron frutales, plantas, textiles…

      Se desarrolló la ganadería lanar, la vacuna y la caballar.

      La producción artesanal era en los primeros momentos de ámbito familiar, aunque pronto existieron artesanos que iban de un lugar a otro trabajando y haciendo pequeños talleres.

      La circulación monetaria no desapareció aunque a veces, combinaban el pago en moneda con el pago en especie.

      • SOCIEDAD

      Las últimas circunstancias históricas, y económicas dieron lugar a formas sociales distintas a las de Europa occidental. El feudalismo no adquiere el desarrollo de otras ramas europeas. En el s X todavía la sociedad cristiana de la Península, se hallaba en un proceso de formación y luego se formarán los grupos sociales característicos de siglos medievales posteriores. La organización visigoda en plano social quedó deshecha con la invasión musulmana. Los grupos de nobles visigodos, se marchan al norte formando núcleos de resistencia, esto trajo consigo que la mayoría de sus siervos consiguieran su libertad, y terminarían cortando con la dependencia de sus señores. Así en la zona astur la mayoría de los habitantes serán libres. Entorno al rey se irá formando un grupo de personajes importantes que se denominarán fideles. A mediados del s XI la situación va a ir variando, se va a organizar la vida administrativa y se va extendiendo la población, formando grupos de magnates seglares y eclesiásticos y comienza a aparecer una nobleza que interviene con el monarca en tareas de gobierno. El estatuto jurídico para estas gentes era el de los libres, incluso se podía acceder a la nobleza por actos guerreros o concesiones regias. Aparte de libres, existieron siervos que eran considerados como cosas, podían donarse, venderse, sin derecho a comparecer a juicios. La Iglesia fue tratando de suavizar esta penosa situación, lo siervos podían ser rurales para cultivos de tierras, de dueños, pastores o guerreros… también los había personales, habitaban en la casa de los señores. Podían alcanzar la libertad por manumisión testamentaria o por una carta de libertad concedida por el dueño. Fueron más numerosas en la zona gallega, su número fue mucho menor en lugares de nueva repoblación.

      • GOBIERNO

      Los reinos formados frente al islam no tenían características propias de los llamados estados feudales europeos, sólo los Condados Catalanes son los que contemplan un desarrollo más pleno del feudalismo.

      Debido a la falta de feudalismo el poder del monarca será muy fuerte porque no se verá minado por poderes señoriales, era necesario que el rey fuera fuerte para enfrentarse al poder musulmán, se creía que el poder emanaba de Dios, pero no era absoluto, tenía que respetar las costumbres y el derecho. El monarca tenía poder legislativo, judicial, era administrador del Estado e intervenía en asuntos eclesiásticos donde nombraba a obispos, convocaba concilios… al monarca le ayudan unas asambleas, la más importante, el Palatium o corte, se encuentra en un lugar destacado, como Oviedo o León. Posteriormente se llamará Curia Regia. El reino Astur-Leonés según se va extendiendo se va a dividir en circunscripciones que reciben distintos nombres: commitatas o Condados, fueron numerosos, el monarca definía sus límites según las necesidades del momento. En ellas había un Conde vitalicio pero podía ser depuesto, al morir se nombraba como gobernador al hijo del conde pero se intentaba evitar que el cargo fuera hereditario. El Conde representaba el poder público y sus atribuciones eran políticas, financieras y militares; jefe de tropas del condado, con ellas acudía a la llamada regia. Hay que dar importancia a las tareas repobladoras que hicieron diferentes condes, a veces denominados como jueces o potestades. Eran ayudados por los Merinos, encargados de la administración de asuntos económicos; y por los Sayones, agentes ejecutivos en la justicia. A nivel local, las ciudades no existían en un primer momento, sólo vicos y aldeas regidos por concilium.

      • ADMINISTRACIÓN

      • Hacienda: la mayor parte de los ingresos se quedaban en manos de los Condes para la administración de los condados, tampoco llegaban rentas enajenadas, algunos habitantes estaban exentos del pago de tributos. Éstos eran abonados por los libres, no por la nobleza y el clero.

      • Impuestos Ordinarios: eran regalías del monarca sobre los montes, prados, también lo pagaban por la venta de productos en mercados: portazgo oteloneum.

      • Impuesto extraordinario: parias, lo que pagaba a un monarca otro rey, príncipe o vasallo. A veces los monarcas solicitaban el pago de ciertas cantidades para llevar a cabo actividades guerreras. Confiscaciones de bienes por delito, como pago.

      • EJÉRCITO

      Los servicios militares que cumplían los súbditos cristianos fueron de diferentes tipos:

      Hueste: expedición de cierta duración

      Cabalgada: expedición breve y devastadora

      Arrobda: guardia de castillos y puertas fronterizas

      Fansado: reclutación del ejército para una campaña ofensiva

      Apellido: llamada, reclutan para acudir a la defensión.

      En la Alta E. Media el ejército no tenía un carácter permanente, sí la milicia palatina, guerreros de magnates y grupos que vigilan los puntos clave fronterizos. El resto se reclutaba cuando el monarca lo requería siendo él mismo el que de acuerdo con la Curia regia decidía la convocatoria y mandaba a los Sayones que proclamaran por el reino la noticia, se iban reuniendo las gentes y acudían al lugar en el día que el monarca hubiera decidido.

      • IGLESIA

      Al comienzo fue muy dependiente de la monarquía porque al tener lugar la invasión, el poder de las instituciones eclesiásticas visigodas se vino abajo. La Iglesia va a necesitar el apoyo del rey para sobrevivir y poco a poco irse engrandeciendo. Una de las labores de los monarcas fue la de ir restaurando diócesis en Oviedo, Orense, Zamora, Jaca, Gerona… los monarcas astures solían convocar a los obispos con condes y figuras importantes para asistir a las reuniones en palacio, donde se trataban asuntos variados del reino. Los monarcas favorecieron con su apoyo y donaciones a las sedes episcopales. Los obispos eran consagrados con ritos y en su obispado eran la máxima autoridad, llevaban a cabo funciones religiosas e incluso eran administradores de las tierras que pertenecían a la Iglesia en su obispado, acudían al palatium.

      • Clero secular: no se conserva de ellos muchos datos. Debieron formarse en defensa de las escuelas en las ciudades con sede episcopal, se intentó que llevaran una vida ejemplar y que respetasen el celibato.

      • Clero regular/monjes: desde mediados del s VIII la vida monacal comienza a renacer en diferentes territorios cristianos peninsulares, así surgen los eremitas o ermitaños y cenobitas, que siguen la Regla de San Benito y de San Isidoro aunque en algunos monasterios se sigue la Regla de San Fructuoso. Según avanzó la reconquista y se ganaron territorios al sur, el número de monasterios crece notablemente, los monarcas y particulares van a favorecer estas fundaciones y van a donar gran cantidad de bienes: S. Millán de la Cogolla, Sto Domingo de Silos… van a adquirir un enorme poder. La labor que van a llevar a cabo va a tener diferentes vertientes; mantener la cultura por medio de bibliotecas, escriptorium… hicieron tareas repobladoras y algunos llegaron a ser centros de explotaciones agrarias llegando a poseer amplios dominios territoriales para cuya administración crearon los llamados prioratos. En los monasterios medievales los mayores oraban y trabajaban la tierra y además algunos monasterios tuvieron junto a ellos una hospedería a la que acudían peregrinos por las reliquias que custodiaban.

      • PEREGRINACIONES A SANTIAGO DE COMPOSTELA

      En el s IX se descubre un sepulcro en Compostela y se empieza a extender la noticia de que pertenece al apóstol Santiago, esto va a suponer el que a partir de entonces Compostela se va a convertir en un centro de peregrinación universal de primer orden. Los milagros y la fama del apóstol van a ir creciendo y los peregrinos acuden sin cesar. Antes hubo otros centros de peregrinación: Mérida, Barcelona… pero ninguno había alcanzado el prestigio y la importancia de Santiago de tal forma que Roma, Jerusalén y Compostela van a ser centros claves de peregrinación del mundo cristiano. La Iglesia Compostelana va adquiriendo gracias a la peregrinación, un enorme poder. Los peregrinos de todos los grupos sociales, acudían por vía marítima pero fundamentalmente por vía terrestre. Durante los ss X y XI va a aumentar su número y llega al máximo apogeo en el s XII. A la llamada ruta general se sumaban otras peninsulares; la más popular fue la procedente de territorios franceses. Dos vías se unían en Puente la Reina, desde aquí llegaban hasta Santiago. Los diferentes monarcas promovieron y acondicionaron la ruta jacobea, crearon hospederías, hospitales, levantaron puentes… este movimiento de peregrinación favoreció el desarrollo de intercambios económicos y la difusión de aspectos culturales y artísticos. En este sentido, algunos elementos árabes van a llegar por estas rutas a Europa. Los peregrinos se encontraban por el camino con numerosos obstáculos y peligros, para ello se promulgó una extensa legislación. Emprendían la peregrinación de manera voluntaria pero en ocasiones lo hacían por cumplimiento de una sanción eclesiástica o civil, que debía cumplirse. Cuando partían debían llevar consigo certificados de peregrinación que les daban los alcaldes, párrocos e incluso si eran personajes destacados llevaban salvoconductos y cartas de recomendación. Marchaban en grupos, y al partir acudían a un templo, oían una misa y rezaban oraciones relacionadas con el camino, se les podía entregar un báculo y un morral como atributos, les acompañan hasta la salida del pueblo para iniciar el camino. A la vuelta podían guardar las vestimentas o entregarlas al templo como un exvoto.

      Junto a los auténticos peregrinos coexistieron los llamados falsos peregrinos que amparándose en vestimentas especiales conseguían limosnas, alimentos, robaban a otros peregrinos, a campesinos… La situación llegó a ser problemática y en Compostela se dictaron ordenanzas contra ellos, e incluso en parte las peregrinaciones se van a ver ensombrecidas por los falsos peregrinos, se les considera como vagos, truhanes, maleantes. Es espíritu de las peregrinaciones fue desapareciendo a finales de la Edad Media.

      • LA EUROPA CAROLINGIA

      FRANCOS --- MEROVINGIOS --- CAROLINGIOS

      --- CARLOS MARTEL (+741)

      --- PIPINO EL BREVE (+768) --- CARLOMAN

      --- CARLOMAN --- CARLOMAGNO (+814)

      --- CARLOS --- LUIS EL PIADOSO (+840) ---PIPINO

      --- REPARTO DE VERDÚM (843)

      --- LOTARIO (+855) --- LUIS EL GERMÁNICO (+865) ---PIPINO (+838) ---CARLOS EL CALVO

      La figura básica es la de Carlos Martel, pertenecía a los Mayordomos de palacio, oficiales de la corte encargados de diferentes funciones de la administración. Desde el 717 trata de unificar los territorios francos, en el 732 vence en Poitiers a los musulmanes y se convierte en un auténtico caudillo de los francos; a partir de este momento va a desempeñar el papel de un auténtico rey y cuando muere en el 741 va a repartir sus estados entre sus hijos Pepino el Breve y Carloman, que ostentan el cargo de mayordomos de palacio. Todavía existía una deteriorada realeza merovingia que estaba representada en la persona de Childerico III. Carloman va a abdicar en el 747 y Pipino el Breve con apoyo de la Iglesia y demás personajes destacados, va a deponer a Childerico, siendo elegido como único rey.

      La nueva dinastía carolingia ocupa el poder desde mediados del s VIII. A la muerte de Pipino en el 768 sus hijos Carlos y Carloman se tienen que dividir sus territorios, pero Carloman muere y será Carlos el único heredero.

      • CARLOMAGNO: 768/814

      Había heredado un territorio muy amplio, en el 773 se anexiona el reino de los Lombardos, y hacia el 784 se anexiona a Sajonia. Baviera y Benevento, se unen al reino mediante lazos de dependencia. A fines del s VIII el pueblo de los ávaros son derrotados. Trató de anexionarse a territorios de la P. Ibérica, pero en el 778 sufre una derrota en Roncesvalles, más suerte tuvieron en la zona de los Pirineos, y conquistan los condados Catalanes.

      El Reino franco va a aparecer rodeado por una serie de marcas fronterizas, que eran fundamentales para su defensa; oriental - Friul y Elba, oeste - Bretaña, sur - marca hispánica.

      Su prestigio fue creciendo con el paso de los años, llega a su culminación en el 800, cuando entra en Roma y es coronado como Emperador de los romanos por el pontífice, supuso la restauración imperial.

      A su muerte se disputan el poder entre Carlos, Luis y Pipino, lo hereda Luis el Piadoso. Reforzó la idea imperial, decidió que su hijo Lotario heredara entero el imperio, y esto plantea una serie de enfrentamientos. A su muerte la solución llega con la firma del Reparto de Verdúm en el 843. Lotario conserva el título imperial y la parte central, Carlos hereda la parte occidental y Luis la parte oriental.

      Así se disgrega en reinos y pierde fuerza.

      • INSTITUCIONES CAROLINGIAS

      Pipino y Carlomagno, emprendieron reformas encaminadas al restablecimiento del poder real, que hasta entonces había sido ejercido por los mayordomos y los condes. Una de las medidas que toman es el nombramiento de Condes francos, que debían pertenecer a la aristocracia, impidiendo que el cargo sea hereditario. Reciben el poder del monarca, le representan en sus circunscripciones, tienen funciones militares, administrativas, judiciales y fiscales. Para ello necesitaron colaboradores como los vizcondes.

      Además estaban los Missi Comitis, agentes encargados de cumplir mandatos del conde. Su poder era sobre circunscripciones, las marcas estaban en manos de duques o marqueses, dedicados a tareas militares. En la labor de gobierno destacaron los Missi Dominici, que eran los encargados de comunicar las decisiones del monarca y a la vez cumplían la función de vigilar a los condes

      Eran elegidos entre los personajes más cercanos al monarca y desempeñaban funciones de abades, obispos y condes.

      Los carolingios se encuentran con un problema para gobernar; sus territorios eran muy extensos, con problemas de comunicación por falta de vías de acceso, por lo que tienen una ligera tendencia a la autonomía de gobierno; además la administración se encontraba en una situación rudimentaria. Se trató de revitalizar la tradición germánica de la fidelidad o lazos de dependencia entre un señor y sus vasallos. Aunque el poder del monarca era muy grande no era absolutista. Le asesoraba el consejo de fieles y basándose en las normas de sus antepasados. Con sus colaboradores, elaboró leyes que se fueron recopilando junto a derechos locales, el resultado son los llamados capitularios.

      • LA IGLESIA Y LA CULTURA

      La Iglesia desempeñó un papel fundamental, al principio los religiosos eran los únicos que poseían una instrucción y por ello los monarcas los tomaron como colaboradores, de ellos salieron los pensadores más destacados. Los obispos en época franca, fueron electivos y los monarcas participaron de ello, eran señores en sus diócesis y colaboraban con los monarcas en las tareas de gobierno. En la época de Carlos Martel, y Pipino, se trató de llevar a cabo algunas reformas en el seno de la Iglesia, de tal manera que se trató de evitar la frecuencia de nombrar a personas laicas, con el cargo de Obispo. Los monjes también fueron de gran importancia, los monasterios se convirtieron en centros de cultura y economía y surgen por toda Europa; se impone la regla de San Benito y la vida monástica se encauza al estudio y al trabajo de tipo manual, van surgiendo escuelas monásticas y el propio Carlo Magno llega a proponer que sea la única existente; posteriormente se encargaron de extenderla a todo el imperio, llevando a cabo una profunda reforma del monacato. Benito de Aniano, estableció cerca de Marsella, una comunidad en la que se vivía de un modo austero y que se convirtió en el centro de una serie de filiales. Luis el Piadoso fundó para San Benito la Abadía de Inda, cerca de Aquisgrán para que sirviera de modelo a la reforma que se quería conseguir pero este gran proyecto reformador no llegó a término por la muerte de San Benito, que vuelve a provocar un problema en el Imperio.

      En la época de Carlo Magno se habla de un renacimiento carolingio en las letras y las artes, antes la cultura estaba reducida a los monasterios y será la Iglesia la que mantenga el legado cultural, el latín era la lengua oficial. Aparece un desarrollo de la literatura, la teología, el derecho, y las ciencias. El pergamino será la materia más utilizada, se pasa de la letra merovingia a la minúscula carolina. Los monasterios van a ir reconstruyendo fondos y aumentando sus bibliotecas, también se traían intelectuales, sabios y personajes destacados a la corte.

      Enseñanza Elemental; para aprender a leer y escribir en parroquias o casas particulares.

      Ciclo de artes Liberales: llamado mas adelante Trivium y Cuadrivium.

      En tiempos de Carlomagno se formaron intelectuales que alcanzaron su madurez a la muerte del monarca. El movimiento literario buscó llevar la lengua latina a su esplendor basándose en fuentes clásicas y cristianas, tomaron como modelo a San Isidoro y a Beda el Venerable. Alcuino de York se ocupó de diferentes abadías, se va a convertir en un auténtico ministro en el terreno cultural. En el campo de las artes se produjo un renacimiento, pero también se puede considerar un arte original, nacido de la conjunción de elementos germánicos con otros orientales, bizantinos y nórdicos.

      Tanto el arte otoniano como el románico tuvieron en él sus raíces. No nos han llegado muchos testimonios pero lo conservado es de gran belleza: arquitectura, orfebrería, manuscritos… hubo arquitectura en madera y piedra.

      El renacimiento artístico y cultural del periodo Carolingio se vio truncado por las invasiones de normandos y por el estado de anarquía que imperó a lo largo del s X, habrá que esperar para salir del estancamiento hasta mediados del s XI en Alemania con estilo otoniano y Francia con estilo románico, la influencia carolingia fue decisiva en campo de letras y artes.

      • LA CONTRAOFENSIVA OCCIDENTAL ANTE EL ISLAM

      Sabemos que existió una gran atracción en los lugares en los que Cristo había habitado, desde el s III la peregrinación a estos lugares fue cada vez un hecho más evidente, crecieron desde el momento en que el cristianismo fue convertido por Constantino con el Edicto de Milán (313), en religión oficial. Se cree que las peregrinaciones llegaron a su momento auge a mediados del s V.

      El Islam trajo consigo una interrupción parcial de estas peregrinaciones. Los Santos lugares pasan a manos musulmanas y a los cristianos no se les va a permitir levantar nuevas iglesias, aunque sí les permiten practicar su culto.

      El Mediterráneo se convierte en un mar muy peligroso por la presencia de Normandos y musulmanes, de modo que la comunicación con Tierra Santa era muy arriesgada. La presencia musulmana en estas zonas, hizo variar su aspecto, las comunidades de cristianos no se desarrollaron, o incluso en los siglos siguientes, parte de la población cristiana se islamizó, en especial la que habitaba en las zonas rurales. Las ciudades continuaron teniendo una numerosa población cristiana.

      En el s XI, la marcha a estos lugares podía hacerse sin muchos problemas; los peregrinos europeos eran numerosos, pero esta situación no iba a durar mucho tiempo, porque motivos políticos y religiosos hacen cambiar el curso de los acontecimientos. Tuvieron gran importancia en las peregrinaciones, los monjes cluniacenses, que consideraban las peregrinaciones como un pilar de la vida cristiana.

      A mediados del s XI las potencias fundamentales en el Mediterráneo eran Bizancio y el Califato Fatiníta. Van a aparecer entonces los turcos Seldyúcidas / seleúcidas, como un peligro inminente por sus ansias expansionistas en la frontera asiática de Bizancio. Eran tribus de turcos nómadas islamizadas que habitaban la zona de Asia Central. La Ciudad de Edesa que era un punto clave en Asia menor, va a ser asediada por estos turcos, y el Emperador Bizantino, se enfrenta con ellos, siendo derrotado en la batalla de Manzikert (M. Negro).

      Ahora los turcos comienzan a conquistar la zona de Asia menor. El Imperio Bizantino atraviesa una grave crisis, y esta derrota sirve a los cruzados para poder tener una justificación en su posterior acción armada. La Invasión turca, trae consigo un periodo inestable en el Próximo Oriente y Bizancio no era lo suficientemente fuerte para detener este avance. En 1081, llega al poder el Emperador Alejo, pero en esos momentos ya los turcos habían tomado Nicea, y en ella habían fijado su capital. Alejo fue un hábil político, pero tuvo que pedir ayuda a Occidente para frenar a los turcos.

      • CRUZADAS

      La cruzada fue un movimiento de gran cantidad de gente, algunos se van asentando en los nuevos lugares.

      • Exceso de población

      • Deseos de los caballeros de conseguir fama y poder.

      • Intereses comerciales en la zona del Mediterráneo Oriental.

      • Deseos de salvación mística colectiva.

      • El Papa conseguía más fuerza con la organización de la Cruzada; para el Papa predicar la cruzada suponía afianzar su prestigio frente a los Reyes y al Emperador.

      Los intereses para organizar estas Cruzadas vinieron por parte del papa, los señores y las propias ciudades comerciales.

      • LA PRIMERA CRUZADA

      Sabemos que el pontífice Urbano II en 1095, va a celebrar un concilio en Piacenza, y uno de los temas a tratar era emprender una cruzada a Oriente. El emperador Alejo había solicitado ayuda a Urbano, y el Papa vio una buena ocasión para fortalecerse frente a las monarquías europeas organizar esa cruzada. Después se reúnen en Clermont - Ferrant y deciden emprender un viaje a los Santos Lugares. No irá ningún monarca, sino que participan nobles importantes como Godofredo de Bouillon, o Bohemundo de Torento.

      En la primera cruzada tenemos que diferenciar entre la cruzada popular y nobiliaria. Se organizó una primera cruzada a cuya cabeza iban Pedro el ermitaño y Gualterio, con una masa muy numerosa de hombres. El emperador bizantino que pensaba encontrarse con un grupo organizado, se quedó estupefacto al ver a estas gentes. Lo que hizo fue pasarlos al otro lado del estrecho y que se enfrentaran con los turcos. Al final no consiguen rescatar ningún lugar.

      Cruzada nobiliaria; estos nobles tienen también problemas con el emperador porque quería que le presentaran vasallaje; a lo que se negaron. El emperador quería que se comprometieran a devolver a Bizancio aquellos lugares que rescatasen. El emperador les facilita la marcha hacia el otro lado del estrecho, con el avance de la cruzada, pasan a sus manos puntos clave y se van formando unos estados latinos en Oriente:

      • El principado de Antioquia

      • El principado de Edesa

      • El reino de Jerusalén

      • El condado de Trípoli

      Estos cuatro estados van a atravesar por momentos críticos y en 1144 la caída de Edesa para los musulmanes, fue el detonante de una nueva cruzada. A finales del s XIII, las posesiones cristianas en Tierra Santa habían ido pasando a manos musulmanas, de modo que los Europeos sólo conservan la isla de Chipre, de todas las conquistas.

      En total fueron ocho cruzadas.

      • LAS ÓRDENES MILITARES

      Aparecen como una consecuencia de las cruzadas. En los territorios bajo dominio musulmán habían existido con anterioridad unas organizaciones similares, llamadas Ribat (monasterio/fortaleza); estas órdenes militares también tenían fortalezas, castillos, en los puntos más peligrosos y fronterizos. Las órdenes militares conjugaron religión y milicia y dependían directamente del Papa. De entre las Ordenes nacidas en Tierra Santa, destacan la del Hospital, la del Templo y los Teutónicos.

      • Orden del Hospital: le sirvió como base un albergue que se crea en 1048 en Jerusalén, con el fin de dar cobijo y ayuda a los peregrinos. Al finalizar la primera cruzada van a ampliar sus funciones y se dedica también a la defensa de esos peregrinos por lo que pasa a desempeñar actividades de tipo militar. Raymundo de Puy, será el que entre 1120 y 1160, convierta esta institución en una orden básicamente militar, la va a dar el nombre de Orden de San Juan de Jerusalén, también conocidos como Hospitalarios, o San Juanistas.

      • Orden del Templo; se funda en 1118, por Hugo de Payeus, y desde el primer momento tuvo carácter militar.

      Ambas órdenes, tenían una organización parecida. A su cabeza se encontraba un gran maestre al que asesoraba un consejo de gentes con cargos directivos, y además existían prioratos para gobernar sus posesiones. Dependiendo de los priores estaban los Comendadores en las encomiendas. El número exacto de integrantes de las órdenes es difícil de conocer con precisión. A mediados del s XIII, había unos 20.000 templarios. Lo que sí hay que tener en cuenta es que los miembros de estas ordenes, formaban un ejército permanente.

      De Europa llegaban con frecuencia hombres para integrarse en ellas. Sólo con los ejércitos de los señores y con los cruzados que llegaron en distintos momentos, no hubiera sido posible mantener la presencia Europea/Cristiana en aquellos lugares. La actuación de las órdenes es en ocasiones criticable, porque hubo rivalidades entre ambas negándose a veces a luchar juntos contra los infieles. Además al depender directamente del papa y no de ningún otro poder, si consideraban que la actitud del gobernante de turno no era la adecuada, no la apoyaban.

      Las órdenes llegaron a firmar sus propios tratados y tenían una diplomacia al margen del poder existente. Todas ellas llegaron a poseer enormes fortunas, se les hicieron donaciones cuantiosas en Tierra Santa y en Europa.

      La del Hospital pudo ser la más rica, y conservaba su carácter primitivo más puro, es decir, mantenía numerosos hospitales, daba limosnas… la del Templo mantuvo con más fuerza su esencia militar, eran famosos guerreros. Estos templarios tempranamente comienzan a participar en operaciones de tipo bancario, sobre todo préstamos a cruzados y peregrinos para acudir a Tierra Santa.

      Esto fue creando cierto odio hacia ellos, y en 1312 fueron procesados en Francia por Felipe IV, quien logra del Papa que disuelva la Orden. Las enormes riquezas templarias, pasaron al Estado. Se piensa que fue una jugada del monarca. En otros lugares como en España, los bienes templarios pasaron a las otras órdenes militares; Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa…

      • VIDA ESPIRITUAL Y CULTURAL EN OCCIDENTE

      En cuanto a las órdenes monásticas tenemos que recordar a San benito y la regla que redactó, que pasó a convertirse en la única seguida en los años medievales. Con la llegada y el asentamiento de los pueblos invasores, son los monasterios los que tratan de mantener la cultura antigua y difundirla. Así, a pesar del caos reinante, hubo monasterios autosuficientes que lograron mantenerse a través de los avatares históricos. El tiempo que va desde mediados del s VI a mediados del VIII, verá transformarse por completo a los monasterios. Los primitivos, con un escaso número de monjes y pequeños oratorios, pasan a convertirse en grandes edificios con espaciosas iglesias llenas de reliquias, para atraer a los peregrinos. Crearon hospederías, escuelas… En ocasiones en torno a un monasterio importante se fue formando un burgo, siendo el monasterio el germen de una nueva ciudad. La liturgia fue cada vez más importante, aumenta su solemnidad, la regla de San Benito se había convertido en la fundamental. Carlomagno unificó sus dominios y a sus monasterios bajo esa regla.

      El renacimiento carolingio fue seguido de un siglo nefasto (850/950), el imperio se subdivide y la vida monástica pierde fuerza. Será en el monasterio de Cluny fundado a fines del s X, donde comienza una etapa clave para la vida monástica medieval occidental. Se suceden abades de gran personalidad, qe serán consejeros de monarcas y Papas; Hugo el Grande, o pedro el Venerable.

      Los diferentes monasterios que van a ir dependiendo de Cluny solían perder su estatuto abacial, de tal manera que su Abad lo designaba el de Cluny y los monjes obedecían. Las normas sobre disciplina debían ser aceptadas por estos monasterios. En parte perdían independencia pero por otro lado gozaban de determinados privilegios, como no tener ni obispos ni señores al depender Cluny directamente del papa. El prestigio de estos monjes trajo consigo que numerosos monasterios pasaran a englosar sus filas. En el s XI es la época de mayor expansión de estos monjes.

      Cluny era el mayor monasterio occidental, parece que su iglesia románica fue la más grande existente. Las distintas dependencias del monasterio estaban bellamente decorados. La liturgia llegó a adquirir entre estos monjes un gran esplendor. El trabajo de la tierra era mínimo. La orden cluniaciense fue adquiriendo un enorme poder económico, esto iba en contra de la vida de austeridad que pregonaban. Surgen movimientos reformadores, el de más auge es el que tiene por protagonista a la Órden del Cister. Roberto de Molestes es el fundador del cister en Citeaux. Quería que la regla de San Benito fuera observada estrictamente. A Citaux llega San Bernardo, poco después se funda Clairbaux y el número de monasterios cister crece rápidamente, a finales del s XII hay más de 500. el documento denominado carta de caridad es el que regulaba la vida y relaciones entre monasterios cistercienses. Los abades en el cister eran elegidos por los monjes de su comunidad. Estos abades debían acudir a una reunión anual, en la que trataban cuestiones que atañían a los numerosos integrantes de la comunidad cisterciense. Conjugaron la liturgia con el trabajo y la tierra era cultivada por ellos. En España se extendieron por los diferentes reinos, y sus fundaciones dependen de abadías situadas en la zona sur de Francia (Gascuña y Languedoc).

      Los cistercienses empezaron a poseer tierras que ellos solos no podían trabajar, y aparecen los hermanos Legos, que se ocupan del trabajo en las llamadas grajas, que son propiedades Cistercienses dedicadas a las tareas agrícolas. Estos conversos, los hermanos legos, debieron sobrepasar a los monjes.

      En el s XIV mermaron los cistercienses por los problemas de la Iglesia; con el paso del tiempo la vida aislada de los monjes no será suficiente para lo que va a necesitar la sociedad del momento. Surgen frailes, personas que conviven con el resto de la población en las ciudades. Algunos de ellos tienen una importante participación en la vida universitaria de aquellos siglos.

      • Los Dominicos: su fundador es Domingo de Guzmán, nace en Caleruela 1170, perteneció a una familia noble. Desde pequeño su madre le orientó hacia la Iglesia, estudia, letras y fue enviado a Palencia. Su meta fueron los estudios teológicos para hacerse sacerdote. Marcha a Francia donde estaba en auge la herejía Cátara o Albigense.

      Es allí donde funda un monasterio femenino, el de Prulla, para que en él se albergasen las mujeres convertidas de la herejía cátara. Un discípulo de Domingo, le dona unas casas en Toulouse y allí se dedica a predicar y cada vez aumenta más el número de personas que le siguen. Su atuendo es blanco con capa y capuchón negro. La orden es reconocida y se fundan conventos en diferentes lugares; en París, Roma, Bolonia. Domingo muere en Bolonia, 1221; para los dominicos es fundamentalmente la vida de estudio y predicación .

      • Los Franciscanos: su fundador es San Francisco de Asís, era descendiente de un comerciante adinerado. Nace en 1182, en su juventud llevó una vida disipada. Luego tiene lugar su “conversión”, y pronto surgen discípulos que le acompañen llevando una vida de pobreza y trabajo. Sus discípulos desean que su forma de vida sea aprobada por el pontífice, pero hasta el 1223 no se habla de una regla. Francisco muere en 1226, y al poco tiempo se dan ciertos síntomas de crisis entre los franciscanos. La pobreza primitiva va a ir dejando paso a otro tipo de vida más relajada, debido a los grandes privilegios que reciben. El estudio es cada vez más importante. Esto trajo consigo una escisión dentro de ellos surgiendo un grupo: los espirituales, que llega a tener problemas con el papado. Su importancia intelectual fue muy grande.

        • LAS HEREJÍAS EN LA PLENA EDAD MEDIA

      A partir del s XI van surgiendo movimientos heréticos que tendrán una considerable proyección social y que darán a la Iglesia importantes quebraderos de cabeza. Estas herejías van a tener una serie de puntos en común:

      Interpretación de los sacramentos de la Iglesia

      Oposición a la jerarquía

      Pobreza voluntaria

      Se implantan primero en la ciudad y luego en el campo, donde resisten más. Hay diversas herejías en toda Europa, nos limitaremos al Catarismo o herejía Albigense, porque será en Albí donde tienen el mayor centro.

      A mediados del s XII, el dualismo adquiere un gran poder por la influencia de sectas orientales. Existían para ellos dos principios en el mundo; el bien y el mal, que había creado todo el mal de la tierra. Sus seguidores se agrupaban en dos categorías:

      Perfectos; tenían como compromiso castidad, ayuno y eran vegetarianos.

      Fieles.

      Los sacramentos son abolidos y va a existir el Consolamentum por el que se perdonaban los pecados y que se recibía antes de la muerte. Es la zona del Midi francés donde cuaja esta herejía. Afectó a todos los grupos sociales del Languedoc. Posteriormente tiene auge en el campo donde perdurará más, también surgieron brotes en Italia, Alemania, y en la P. Ibérica la zona catalana-aragonesa.

      La Iglesia ensayó diferentes vías para tratar de acabar con la herejía: predicaciones, coloquios, una cruzada y por último la inquisición.

      • EL NACIMIENTO DE LAS UNIVERSIDADES

      Espontáneas: fueron consecuencia de escuelas que existían previamente: París, Bolonia y Oxford.

      Nacen por la emigración de estudiantes: Cambridge, Orleáns, Padua.

      Creadas en un momento dado bien por los monarcas o por los Papas: Toulouse, Nápoles, o P. Ibérica.

      Las principales Universidades de la Plena edad media son Bolonia, París y Oxford, que destacan por sus estudios de derecho. El método para enseñar se basaba en la llamada lección, se leía un texto de un autor y se comentaba. Había también las disputas, bien sobre temas acordados de antemano o también improvisados. Antes del 1300 parece que ya existían en Europa 44 universidades.

      Las enseñanzas impartidas eran fundamentalmente cristianas, y los profesores eran clérigos. En lugares como Oxford y París, estuvieron los principales intelectuales de aquellos momentos: Pedro Avelardo.

      Las universidades hispánicas aparecen a principios del s XIII, sirvieron como ejemplo la de Paris y Bolonia. Será entonces cuando se produzca un movimiento renovador / generalizado a nivel cultural en los distintos reinos peninsulares. Durante la alta Edad Media, los centros de transmisión cultural fueron las escuelas monacales y las escuelas catedralicias. A partir del s XIII eran las universidades, a las que se les llama estudios generales. Puede ser considerada universidad la de Palencia, creada por Alfonso VIII a principios del s XIII, también la de Salamanca, Valladolid y Sevilla. En la Península serán los monarcas los que creen las universidades. De la de Salamanca es de la que se poseen más datos.

      BAJA EDAD MEDIA

      La etapa bajomedieval es una etapa de crisis al principio y de recuperación al final del s XV. A mediados de éste, viene la peste negra, se produce la ruina de las ciudades y el campo, algunas zonas se vieron terriblemente castigadas. Políticamente junto con la crisis económica se desencadenan luchas por el poder y problemas sociales. En el s XV hay una recuperación económica y florecimiento político y cultural. En el s XIV aparecen turbulencias políticas, la Guerra de los 100 años, que afectó a Francia e Inglaterra y las potencias colindantes. Los estados no han conseguido consolidar su poder, hay cambios de dinastías.

      • VIDA ESPIRITUAL Y CULTURAL

        • LA CRISIS DEL PONTIFICADO - EL CISMA DE OCCIDENTE

      A comienzos del s XIV la Iglesia se halla en una crisis incipiente por los conflictos políticos que hubo entre el Papa y el Imperio. Las ansias del poder papal provocan una crisis política y espiritual en occidente. Se exigían tributos a los fieles por parte de la Iglesia, es un momento de desprestigio de la Institución papal.

      Bonifacio VIII muere en 1309, y el desprestigio lleva a la elección de Clemente V; vivía bajo el amparo del rey de Francia, y en principio se establece en Avignon. Ya no vuelve a Roma, al igual que los seis papas posteriores. La Administración o curia pontifica abandona Roma y se marcha a Avignon. Se inicia el pontificado de Avignon, 1305 - 1376:

      Clemente V --- Juan XXII --- Gregorio XI (éste decide volver a Roma)

      Los problemas se habían agravado, porque Roma había sido la sede de la sucesión de Pedro; a la muerte de Gregorio XI, vuelven de nuevo los problemas, se produce una doble elección:

      ROMA ---Urbano VI

      AVIGNON--- Clemente VII

      La Guerra de los 100 años influye en la Iglesia, Francia apoya al Papa de Avignon, e Inglaterra apoya al de Roma. El conflicto político que se vive en las ciudades italianas, influye en la elección del Papa, éstas eligen al Francés y el Emperador al romano.

      Esto produce una desmoralización en los fieles y se extienden una serie de movimientos laicos, que se organizan en comunidades para regenerar la Iglesia. Interpretan las Sagradas Escrituras, se niegan a pagar tributos. Se extienden por Europa movimientos heterodoxos, que son considerados heréticos, el más fuerte es el movimiento de los Husitas, dirigido por Huss. Se extiende por todo el Imperio, nace en Bohemia y crea una fuerte posibilidad de independencia en ese territorio.

      Se buscan diferentes soluciones para el conflicto, algunas por los intelectuales de la Universidad de París, los reyes incluso retiraron la obediencia de los papas, pero se llega a una solución más drástica, la vía Conciliar. Nadie quería esta solución porque la decisión última la tomaría una asamblea general del clero de las naciones (bastante democrática), esto desquebrajaba la autoridad del Papa.

    • Concilio de Pisa - 1409

    • Se decide deponer a ambos papas:

      Roma: Gregorio XII Avignon: Benedicto XIII (Papa Luna)

      Eligen a Juan XXIII, por lo que hay tres papas.

      Este concilio resultó un fracaso.

    • Concilio de Constanza - 1414

    • Resulta más fructífero. La reforma será apoyada por el Emperador Segismundo para que ayude en su propio poder. También fue apoyada por el Bajo clero y las potencias alemana e inglesa. Consistía en regenerar las situaciones y que se mantuvieran los concilios, para que el poder estuviera compartido:

        • El Papismo: el Papa con las jerarquías institucionales, es una vuelta a lo inicial. Fue apoyada por Francia e Italia.

    • Vía Intermedia: quiere conjugar las dos vías anteriores, la propone la nación hispana. Consistiría en mantener un Papa como cabeza de la Iglesia, pero seguir reuniéndose en concilios cada cierto tiempo. El gobierno de la iglesia sería conjunto de ambos, el Papa y los concilios.

    • Se elige a Martín V como Papa y se convocan periódicamente concilios, después de esta solución, nos encontramos el éxito de la solución conciliar. Al cabo del tiempo se convoca el Concilio de Basilea. Se recortan los poderes del Papa (Eugenio VI), el concilio consigue plena potestad administrativa y ejecutiva. El Papa reacciona ante este avance del concilio. Las distintas naciones se han ido desentendiendo del problema conciliar. La Guerra de los 100 años está en su última fase. El Imperio se ha desentendido del asunto porque ha conseguido aplacar a los Hussitas. El Emperador abandona a la Iglesia a su suerte. El concilio y el Papa luchan solos, y el Papa va recuperando sus poderes.

    • Concilio de Ferrara - Florencia , 1436 - 1439

    • En este concilio el Papa ha conseguido acaparar bastante poder, al mismo tiempo que se ve favorecido por la llegada de una delegación de la Iglesia oriental pidiendo la unificación de las dos iglesias, Oriente y Occidente. El Papa Eugenio VI, negocia el acuerdo. Esta unificación dio mucho prestigio al Papa. El concilio nombra un antipapa, Félix V, viéndose cada vez con menos poder, pero no tuvo éxito, fue más bien una pataleta.

      El Emperador Federico III, firma con el Papa Eugenio, un acuerdo de Paz. En 1448, se firma el Concordato de Viena, y es la ruina de la solución conciliar restaurando la monarquía pontificia. En 1458, se elige a Pío II, que es consejero del Emperador. Declaró herética la doctrina conciliar, por eso ninguna de sus acciones tienen valor. Es el primer Papa del Renacimiento, escribió sus memorias, interesado por las letras, redactó las primeras obras humanísticas. Nació cerca de Siena y edificó una ciudad, Pienza, con los nuevos ideales del urbanismo.

      • EVOLUCIÓN POLÍTICA EN LA BAJA EDAD MEDIA

      LA GUERRA DE LOS 100 AÑOS

      Empieza a raíz de un problema dinástico entre Francia e Inglaterra, es un conflicto de baja intensidad con periodos de paz. La causa aparece en 1327 cuando a la muerte del rey de Francia, Carlos IV, no tiene heredero directo. Los Reyes de Inglaterra eran vasallos de Francia, y tenían dominios territoriales en Francia, como Aquitania y Anjou. La dinastía de Inglaterra es Anjou-Plantagenet, esto provoca una situación de dependencia que con el paso del tiempo origina que el rey de Inglaterra aspire al trono francés.

      Felipe IV, el Hermoso (1285-1314), fue rey francés, ninguno de sus hijos tuvo descendencia directa, además estaba impuesta la ley sálica, con lo que su hija Isabel no podía reinar, y por tanto el único descendiente directo es el hijo de Isabel, Eduardo III, nieto de Felipe el Hermoso, y rey de Inglaterra. Es en este momento cuando se unen las dos coronas, pero Francia no está dispuesta a tener un rey extranjero y por ello buscaron a un descendiente francés de la familia, eligen a Felipe, en este caso Felipe VI, (hijo de Carlos de Valois, y hermano de Felipe IV). A partir de entonces reina la casa de Valois.

      El rey inglés abandona las pretensiones al trono, seguía siendo un vasallo. Felipe VI intenta arrebatarle sus territorios, el Condado de Gascuña. Eduardo III no admite que se los quiten, y como respuesta reclama el trono de nuevo, se presenta militarmente y comienza la guerra. Además hay otras causas económicas que se producen en el condado de Flandes, fundamentalmente por el comercio; el rey trata de controlar la zona que pertenecía a Inglaterra, y provoca la quiebra del comercio de lana que iba a la industria inglesa.

      Comienzan con muchas victorias inglesas como la Batalla de Sluys, en la que Inglaterra consigue el control del Canal de la Mancha, la Batalla de Crecy, con la cual consigue controlar el puerto de Calais, y así van avanzando hasta llegar a Poitiers. Juan I el Bueno, actual rey francés, es hecho prisionero por el rey de Inglaterra, donde estará años. Los ingleses siguen consiguiendo territorios y en 1360 se llega a la Paz de Bretigny. El hijo del rey de Francia, Carlos V (rey de Inglaterra), consigue que los territorios se mantengan, renunciando a la posibilidad de reinar en Francia.

      El ejército inglés es mucho más moderno, disponía de arcos más largos (era una causa técnica), la infantería estaba nutrida de campesinos libres; en Francia no había casi infantería eran más bien caballeros con armaduras pesadas. La caballería feudal implica la cohesión en las tropas. A partir de 1375 comienza la recuperación francesa porque los territorios ingleses son difíciles de mantener por la crisis económica, además en Inglaterra hay conflictos dinásticos. Al morir Eduardo III, el heredero es Eduardo de Gales, (el príncipe negro). El nieto de Eduardo III era Ricardo II y hereda el trono de Inglaterra. Será un rey tirano en un periodo de revueltas populares y crisis económicas; para fortalecer su poder intenta arrebatar posesiones de su tío Juan de Gante (el Duque de Lancaster), provoca que Ricardo sea destronado por su primo Enrique de Lancaster, en 1399 le obliga a abdicar, da un golpe de Estado y el mismo año se corona rey de Inglaterra. La Casa de Anjou- Plantagenet se extingue y comienza la dinastía de los Lancaster con Enrique IV.

      Se vuelve a iniciar la guerra con Francia que empezaba a recuperar territorios, el que la provoca es Enrique V (hijo del anterior), que vuelve a Francia y triunfa en la Batalla de Azincourt, recupera la parte de Normandía y se firma la Paz de Troyes. La paz se sella con el matrimonio entre Carolina (Francia) y Enrique IV.

      Para suceder a Carlos V, muchos miembros de la alta realeza intentan gobernar, Luis de Anjou, el Duque de Berry, Felipe el Atrevido… estalla una guerra civil en Francia por estas disputas y revueltas urbanas. El partido Borgoñon estaba formado por mercenarios que apoyan al Duque de Orleáns = Armagnacs.

      Carlos VI de Francia y Enrique V, mueren a la vez, Carlos VII toma el trono francés. Aparece la figura de Juana de Arco, en defensa del delfín Carlos VII. Es un momento de recuperación de territorios por parte de Francia. El sitio de Orleáns contribuyó a levantar el asedio de los ingleses, Juana es apresada por los borgoñones y entregada a los ingleses y fue quemada. Carlos VII entra en París, recupera su poder y firma una paz con Inglaterra.

      En 1453 se termina la Guerra de los 100 años, enrique VI de Inglaterra renuncia al trono de Francia y solo mantienen el Puerto de Calais. En Inglaterra a la muerte del rey, se produce una guerra civil: la guerra de las Rosas, hay un nuevo cambio de dinastía, la Casa de York que procedía de Edmundo, Hijo de Eduardo III. La guerra entre la Rosa Roja (Lancaster) y la Rosa Blanca, (York).

      Ricardo III de Inglaterra, extiende el terror entre la población y reaccionan buscando otro pretendiente, que será Enrique VII, combaten, y éste funda la Dinastía Tudor. Se produce un fortalecimiento en Francia e Inglaterra de los parlamentos, aumenta el poder de las asambleas y se extiende el sentimiento nacionalista en ambos reinos. Se adopta el uso del inglés en la aristocracia y la corte inglesa, y en el arte aparece un estilo puramente inglés.

      • REINOS IBÉRICOS

      Durante el s XIV Castilla está gobernada por Alfonso XI y su hijo Pedro I. En la Batalla de Tarifa en 1340, le quitan al reino taifa de Granada los territorios de Tarifa y Gibraltar. El rey muere por la peste negra, y le sucede Pedro I. En este momento en Castilla se producen luchas por el poder entre la nobleza propietaria y el soberano. El conde de Trastámara, (hijo bastardo de Pedro) da un golpe de Estado y provoca una guerra.

      Se corona rey en 1369, y será asesinado por su hermano Enrique de Trastámara que sube al poder. Francia e Inglaterra aprovechan campos castellanos para enfrentarse. La dinastía Trastámara se establece con Juan I, se produce un intento de conseguir el trono de Portugal porque estaba casado con la hija del rey de Portugal que acababa de fallecer. Juan se embarca en guerra contra Portugal y allí no querían un rey extranjero, por lo que proponen a Juan de Abís, este dirige la batalla de Aljubaruta de 1385, contra Juan I de Castilla, la victoria será para el Maestre Juan de Abis; aparece la Dinastía Abís en Portugal.

      En la corona de Aragón hay otro cambio de dinastía porque de 1346 a 1410 reinó Martín I, no tuvo hijos; entretanto se desencadena un periodo de Luchas por el poder, no consiguen candidato y hacen el compromiso de Caspe en 1412, compadecen candidatos y finalmente se decide que será Fernando de Antequera, hermano de Enrique III de Castilla. Se introduce la Dinastía Trastámara, será importante porque inicia una política expansionista por el Mediterráneo. Su sucesor será Alfonso V el magnánimo, conquistador de Nápoles. El siguiente es Juan II que conquistó Navarra, su hijo es Fernando el Católico que conquista Castilla al casarse con la hija de Juan II, Isabel la Católica.

    Vídeos relacionados