Historia de la Contabilidad

Contabilidad. Contaduría. Métodos contables. Contabilidad medieval. Desarrollo comercial. Registro de transacciones comerciales

  • Enviado por: AnyColombia
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 20 páginas
publicidad
publicidad

 LA CONTABILIDAD EN EL FEUDALISMO

Viene luego un nuevo auge en el modo de producción. Se trata del modo de producción feudal. Cambian las relaciones sociales de producción, ya que el producto del trabajo empieza a repartirse: una partecita para los siervos y el resto para los señores feudales. Estas relaciones eran más o menos así: una, consistía en que el siervo trabajaba durante dieciocho horas diarias y el producto se repartía: un noventa y cinco por ciento para el señor feudal y un mísero cinco por ciento para los siervos; otra forma era: él siervo trabajaba cuatro a cinco días a la semana para el señor feudal y los otros dos días lo hacían en una parcelita que le prestaban durante algún tiempo para que realizara su cosecha y el producto de esa cosecha le pertenecía al siervo. Cuando eso, no existía aún la moneda como medio de cambio y por tanto el pago del trabajo no se hacia en dinero sino en especie. 

Quienes no se dedicaron al trabajo en la tierra lo hicieron en la producción artesanal, lo cual fue constituyéndolas bases para un nuevo y ulterior modo de producción: él capitalista, ya que esto fue dando base a una nueva forma en la producción de bienes y procurando su intercambio con los productos del campo. Este intercambio fue cada vez mayor.

En el mensaje que la contabilidad produce para esta época, aproximadamente año 1.100 en adelante, incluía información relacionada con la cantidad de tierra de los señores feudales y el producto de ella: cebada, trigo, algodón, etc. No informa a los esclavos y siervos como parte integrante de los recursos de que disponen los señores feudales para la producción. 

Dado que no existía una separación muy clara entre las actividades económicas del feudal y sus actividades personales, la contabilidad informaba también sobre estas. En algunos casos revelaba las pertenencias de uso personal tales como vestidos y atuendos. También se dio el caso de informar sobre el nacimientos de los hijos y familiares.

Algo importante de comentar es que en este momento ya no se escribía en la piedra, ni en el cuero de los animales o el papiro como lo hacían en la época de los romanos, sino que escribían en papel, el cual dio lugar a los libros de contabilidad que no era más que el papel legajado. Esto era un medio mas ágil. No obstante, el mensaje tenia dificultad para su difusión. Era imposible multicopiar un mensaje, razón por la cual hasta ese momento el mensaje contable seguía siendo privado, de uso exclusivo del comerciante o del señor feudal. Los medios de entonces eran muy limitados. Hoy, por ejemplo, se puede reproducir un mensaje en cien, mil, doscientos mil ejemplares, como se logra publicar en un diario de circulación nacional. Para esa época era imposible sacar múltiples copias de un documento grabado en un pergamino, en el cuero de un animal o en una hoja de papel. Era una labor muy dispendiosa. Esto llevó a la idea de que el mensaje era privativo del comerciante. Pero no es cierto que por naturaleza lo sea así, solo las limitaciones en los medios de comunicación propició esas circunstancias.

Con el aumento de la producción de la tierra y artesanal, el comercio empieza a tomar un auge considerable, a diferencia de lo que ocurría en el feudalismo que es una producción de autoconsumo, ya que la producción es tan escasa que no permite el intercambio de producto y por tanto el comercio no tiene lugar significativamente. El trueque es la base del intercambio. El dinero no se necesitaba.


Historia de la contabilidad - historia contabilidad - la historia contabilidad
6. LA CONTABILIDAD EN EL CAPITALISMO MERCANTILISTA

El aumento de la población en demanda de productos fue exigiendo la vinculación de un mayor número de personas a la producción y por tanto ésta fue en aumento cada vez. El surgimiento de nuevos mercados fue exigiendo una mayor producción. Al surgir las necesidades se crean las formas de satisfacerlas. La necesidad crea el ingenio. Si la necesidad era de mayores productos ésta se tenia que satisfacer con una mayor producción, la cual a su vez exigía una mayor cantidad de fuerza de trabajo o un incremento en los instrumentos de trabajo mejor concebidos. Esto va creando nuevas condiciones en la producción.
El trabajo artesanal que no requiere de la tierra para producir si reclama la presencia de una serie de instrumentos que a su vez sólo son adquirible mediante unos recursos que hoy denominamos capital y del pago de los trabajadores y la materia prima que estos transforman. Esto propicia la creación de una clase capitalista en contraposición de una clase terrateniente o feudal. La clase feudal era la clase dominante: era la clase que gobernaba: los artesanos no tenían poder económico, ni poder político, pero poco a poco fueron teniendo presencia en la vida económica y política. Así tiene lugar en la historia las primeras formas capitalistas de producción, la cual se manifiesta a través del comercio.

El comercio se va acrecentando poco a poco y se localiza fundamentalmente en Italia. Estoy ubicado en los años 1.300. El comercio se hace entre el medio oriente y Europa Occidental. Varios países se pelean la dominación de este mercado, entre ellos España. Se crean conflictos con el Medio Oriente y la búsqueda de nuevos mercados da al traste con el descubrimiento de América. Con ello se amplia el comercio, lo cual a su vez va determinando nuevas exigencias a la contabilidad.

Hablemos de aquellas formas particulares del desenvolvimiento del comercio que constituye problemas para la contabilidad. La constitución de la empresa, o sea el llevar y traer mercancías de un puerto a otro. Esa empresa podía demorar uno, dos o tres meses y eran en un principio de un solo comerciante; después, cuando la empresa fue creciendo, el comerciante solo ya no podía financiarla y debía ser financiado por parte de otras personas. Pero hay un impase para este financiamiento: el agio era prohibido por la iglesia y no aceptaba este tipo de financiamiento. Eso obligó a los comerciantes a asociarse. De ahí surge la sociedad como forma de financiamiento de las empresas. 

El segundo factor determinante en el desarrollo de la contabilidad, lo constituye entonces el surgimiento de la sociedad mercantil.

¿Por qué la sociedad mercantil constituye problema para la contabilidad? Muy sencillo: en un principio la empresa, de una sola persona, tenia su contabilidad; luego cuando surgió la sociedad se planteó el siguiente interrogante; ¿A quién hay que llevarle ahora la contabilidad? ¿A la empresa? al socio D, o al socio B? O es una sola contabilidad para todos?

Antes, la contabilidad era por el sistema de partida simple o sea, por el sistema de listados de los recursos, lo que era suficiente para informar al comerciante, respecto de su patrimonio, ya que los recursos (A) eran iguales a su patrimonio o 
capital (C): A = C 

Pero, cuando se asocian los señores D y B y forman la sociedad "X", ya no se le pueden informar con un simple listado, porque una parte de los recursos es del señor D y la otra parte del señor B, de tal manera que los recursos que llamamos activos (A) deben ahora hacerse igual a C, pero en donde (C) es igual a (D + B). Adopta la forma: A = D+B

Posteriormente, cuando la sociedad fue financiadas por recursos externos, es decir distintos del de los socios, los activos (A) ya no eran únicamente igual al capital (C), o sea (D+B), sino que una parte era financiada por los socios y la otras la constituían los pasivos (P) y en consecuencia surge la partida doble. Es decir, el hecho de hacer igual el total de recursos de la empresa a sus fuentes de financiamiento. Eso es la partida doble: el equilibrio existente entre los recursos de una empresa y su fuente de financiamiento.

Antes no era necesario informar de quien eran los bienes, porque se entendían que eran del comerciante solo, ya que él no se los debía a nadie y un simple listado de los mismos era suficiente para ilustrarlo acerca de sus pertenencias. Pero cuando él se asocia, si hay necesidad de decir de quiénes son los bienes. 

Cuánto son suyos, cuántos de sus socios y cuántos son los pasivos, es decir: de los demás. Esto constituye la partida doble, que se expresa matemáticamente así: A = P + C.

Como vemos, los contadores resuelven el problema de la sociedad a través del principio de entidad, el cual da lugar a la partida doble.



Obsérvese que ahí no surge la contabilidad. Lo que ésta sufre es una adaptación, es un cambio cuantitativo, no cualitativo. La contabilidad no deja de ser contabilidad, ni aparece como fenómeno nuevo, lo que hace es adaptarse a las nuevas circunstancias económicas. Allí lo que empieza es a comunicar un 
mensaje diferente, porque hay un modo de producción distinto. El modo de producción capitalista le exige un nuevo tipo de mensaje a la contabilidad y ese mensaje debe darlo sobre la base de partida doble.

Así son resueltos todos los problemas: con el surgimiento de la sociedad aparece lo que la contabilidad se denomina la entidad, o sea el supuesto de que la empresa es independiente de sus bienes y de los socios mismos. Que una cosa es la empresa y otra son sus socios y sus bienes.

El desarrollo del comercio exige un aumento de la producción, lo cual determina excedentes. Cuando no habían excedentes en la producción el contador nunca conoció los inventarios. La aparición de los inventarios constituyen un nuevo factor problemático para la contabilidad, ya que deben buscar formas de valoración de los 
mismos. No es igual diez sacos de trigo a valorar miles de sacos, dado que los inventarios fueron adquiridos a distintos precios y a distinto tipos de monedas.

Para resolver el problema de la valoración de los inventarios, los contadores tienen que pensar en la confección de una nueva teoría. La respuesta a ello es lo que denominamos el conservadurismo, que da lugar al costo histórico como base de registro y de valoración. A la pregunta: ¿Como valorar los inventarios? se responde diciendo: valórelos al costo histórico, o sea al precio de adquisición o al de mercado cual de los dos sea mas bajo.

Pero ¿por qué piensan así los contadores de entonces? Por las circunstancias prevalecientes. Obsérvese. En esa 'época la contabilidad era privada eminentemente. No existía la contabilidad pública. El usuario básico era el comerciante. No existían otros usuarios de la contabilidad. Fuera del comerciante 
nadie más tenia interés por la información contable de los negocios, incluso, ni el Estado. El mensaje de la contabilidad no tenia un significado social como lo tiene hoy.

En consecuencia, la pregunta es: Qué le puede interesar a él respecto de la utilidad?. Le interesa preferiblemente que le subestimen la utilidad antes que la sobrestimen, ya que a la hora de la verdad era más conveniente que resultara una utilidad mayor que una menor. Este interés particular conduce a una actitud conservadora frente a la información contable. Esa actitud conservadora en la contabilidad se traducía en una forma muy concreta en el mensaje: la forma histórica de la información. 

Tener la certeza de que lo informado era menor que lo real producía entonces bienestar al usuario. Eso era el pensamiento predominante entonces.

Pero hoy cuando el interés sobre la información contable y de la utilidad de la empresa no es de una sola persona, sino que existe un sin número de personas interesadas en ello, es decir, en la utilidad real de la empresa y no en una utilidad sobre o sub estimada. O sea, lo que les interesa es saber la utilidad de la empresa tal como es.

Por eso, en la medida que la contabilidad mide una utilidad basada en el costo histórico, ésta no es concordante con el interés de los usuarios de la información contable. En consecuencia, la objetividad debe ser la base sobre la cual la contabilidad debe medir la utilidad y producir sus mensajes hacia la sociedad. Es ésta la única manera para conciliar los diversos intereses que existen sobre la información contable. He ahí el porqué la contabilidad no debe partir de un interés especifico, sino de los intereses generales. El punto de partida de la contabilidad debe ser la realidad misma. Es esta una concepción distinta para la elaboración del mensaje de hoy. Pero, sin embargo seguimos pensando como si estuviéramos en la edad media. Lo que debemos entender es que el capitalismo se encuentra no ya en su fase mercantilista, sino en una fase superior: la financiera y que determina unas condiciones distintas totalmente creando unos intereses sociales completamente diferentes representados en múltiples usuarios de la información contable.

El comercio también hace que la moneda se generalice como medio de cambio, ello determina en la contabilidad problemas de medición (unidad monetaria de medida).

En la solución del problema que la moneda planteó a la contabilidad, ésta se asume como una unidad de medición, es decir, se acuerda que a pesar de comerciar con distintos tipos de monedas, en la preparación del mensaje debería presentar todos 
los recursos a un solo tipo de moneda como si esa unidad de medida monetaria fuera constante, esto es, que no pierde poder adquisitivo.

El intercambio entre los pueblos no se limitaba al comercio, también se da al intercambio cultural. Las costumbres de unos pueblos pasan a otros. Así por ejemplo, los italianos que usaban los números romanos empiezan a escribir con números arábigos. La contabilidad asimila este cambio. Fue una fortuna que los italianos utilizaran los números arábigos, por cuanto: ¿qué tal nosotros hoy llevando la contabilidad con números romanos?.


7. LA CONTABILIDAD EN EL CAPITALISMO INDUSTRIAL

Con el descubrimiento de América surgen nuevos mercados. El comercio y con el capitalismo se desarrolla aún más. Estos cambios económicos y sociales introduce también cambios en las ideas de la gente. Surgen grandes pensadores y se configura lo que la historia reconoce como el renacimiento. Empiezan a expresar de alguna manera cómo estos cambios los impresionan y cómo conciben el desarrollo del mundo. Hay cambios tecnológicos, aparece el papel, la imprenta y esto a su vez facilita la difusión de las ideas más rápidamente. Se da un proceso de culturización en toda Europa.

La contabilidad también es influida por todo este proceso de cambio. Surgen en la contabilidad también grandes pensadores como Lucas Paciolo y Benedetto Cotrugli Rangeo en Italia, país epicentro de las ideas renacentistas. Ellos son los encargados de escribir los primeros libros de textos de contabilidad denominados "La suma de Aritmética" y "De la Mercatura y del Mercante Perffetto", respectivamente. El primero de ellos fue publicado en 1.494 y el segundo, a pesar de haber sido escrito en agosto 25 de 1458, solo fue publicado en 1573. Este último reposa en la biblioteca Marciana de Venecia.

Habrían de pasar doscientos años sin que se produjeran hechos importantes en materia contable que comentar. No obstante, el comercio se siguió desarrollando hasta el punto que dio al traste con una nueva forma de producción: la industria mecanizada, es decir, sobre la base de la máquina.

Hasta ese momento había una industria, pero manufacturera que se basaba en el trabajo humano vivo y en algunos instrumentos de producción muy simples que no determinaba una producción en masa. La aparición de la máquina introduce grandes cambios en el proceso de producción hasta el punto que se le considera como toda una revoluciono industrial.

Desde la aparición de la máquina en 1.750 en Inglaterra y hasta el año 1.800, la máquina no logra generalizarse como instrumento de producción, ya que tropieza con una serie de factores que retrasan su utilización. Uno, la escasez de capital para adquirirla, ya que era muy costosa: dos, los obreros destruyen las máquinas por considerar que eran éstas las causas de su pauperización.

Surge la clase obrera. Los artesanos tenían vinculados a un número determinado de trabajadores que si bien podían llamarse obreros, estos no constituían en si todavía una clase. Con el surgimiento de la máquina, los obreros aumentan y empiezan a tener presencia como clase. Gran parte de los artesanos que fabricaban en pequeña escala no pudieron competir con la producción industrial que eran a gran escala y a costos muy bajos. En consecuencia: quiebran.

Todos estos cambios influyen en la contabilidad y le trasladan una serie de problemas. Los industriales, los capitalistas como clase dominante económicamente requieren de una información distinta. El mercado es un factor determinante. La competencia se hace presente. El comercio ya no es tan local, ni nacional, sino internacional. La producción es a gran escala, lo cual influye en los costos de los productos. Se requiere entonces una información relacionada con el costo de los productos, por un lado, para conocer las formas alternativas de producir los artículos y por el otro lado, para la fijación de los precios con anterioridad y hacer frente a la competencia.

Antes los costos unitarios no eran necesario conocerlos. Bastaba conocer el costo total de la producción en forma histórica. Ahora el mensaje ya no sólo era de carácter comercial, relativo a la actividad de comprar y vender, sino que aparece un nuevo mensaje relacionado con la producción. Surge así lo que se llama la contabilidad de costos. La contabilidad especializa su mensaje.

Más adelante, ya no solo fue necesario el mensaje sobre los costos, sino también el relativo a la forma de utilizar esa misma información para tomar una serie de decisiones sobre los costos.

Hay un proceso importantísimo de mencionar: la aparición de la sociedad anónima. Esta surge como consecuencia de la insuficiencia de capital para financiar las empresas de entonces, ya que las máquinas eran muy costosas. Los medianos y grandes artesanos se asocian y forman grandes empresas integradas por el sinnúmero de socios, ya que a uno solo le era imposible financiar toda la empresa. Por ello se crean empresas muy grandes.

La aparición de la sociedad anónima crea la imposibilidad material y legal a los dueños de las empresas que participen de la administración. En las sociedades comanditas los socios pueden administrar, pero en las sociedades anónimas sus cien o mas socios no pueden todos administrar la empresa. En consecuencia, esa forma de asociación del capital con relación a la administración de la empresa determina la necesidad a los socios no vinculados directamente al proceso administrativo de la empresa de ser informados de la gestión misma. En otras palabras, requiere saber qué uso se está dando a su inversión.

Osea, hay necesidad de producir un mensaje ya no solamente para usos administrativos dentro de la empresa, sino un mensaje dirigido a informar a los accionistas.

Lo anterior coincide con la intervención del Estado en el manejo de la empresa y en sus utilidades, por lo tanto también exige ser informados de la gestión que 'esta realiza. O sea, la información contable empieza a trascender el marco de la empresa y se dirige hacia otros sectores sociales como son los accionistas, futuros accionistas, Estado, etc.

Como vemos, el mensaje de la contabilidad se hace múltiple: comercial, de costos, administrativo y público. Ya no es solo micro, sino también macro. Esto es, la contabilidad responde a las nuevas situaciones imperantes determinadas por el desarrollo de un nuevo modo de producción.

Historia de la contabilidad - historia contabilidad - la historia contabilidad
8. EVOLUCION DEL MENSAJE CONTABLE

Veamos un resumen de cómo ha evolucionado el mensaje. En un principio, existió la partida simple, luego, con el surgimiento del comercio, la partida doble con un mensaje de tipo comercial y financiero; posteriormente, con la aparición de la industria tenemos un mensaje relativo a los costos de producción; con la sociedad anónima y la intervención del Estado en la empresa surge surge el mensaje hacia el público, hacia la sociedad. De más reciente aparición tenemos los mensajes administrativos, el social, relativo al recurso humano en la empresa; el nacional, referente a la actividad macro económica del país, etc. Es decir, el mensaje de la contabilidad es múltiple.

Los contadores han ido denominando a la contabilidad acorde con cada tipo de mensaje y le traslada al contador que es responsable de su confección el nombre de ésta. Así, por ejemplo, cuando el mensaje es comercial, le llaman contabilidad comercial y al contador: Contador comercial o general. Cuando el mensaje es relacionado con los costos, le llaman contabilidad de costos y al contador: Contador de costos. Cuando el mensaje se dirige al público se llama contabilidad pública y al contador: contador público

Con el surgimiento del contador público aparece la contaduría pública. Tenemos aquí entonces un momento importante en el desarrollo de la contabilidad: la aparición de la Contaduría Pública.

El desarrollo de la contabilidad pública, en cuanto a la contabilidad pública y concretamente como Contaduría Pública se traslada de Inglaterra a los Estados Unidos de Norteamérica, país que demarcará el progreso de la contabilidad en lo que tiene ver con el siglo veinte.


9. LA CONTABILIDAD EN EL SIGLO VEINTE

Veamos entonces qué pasa con la contabilidad en el siglo veinte. 
Es este el siglo de mayor desarrollo de la humanidad. El hombre, no obstante, ha sabido responder eficientemente a sus propias necesidades en todos los frentes, tanto en lo político como en lo social, tecnológico, cultural, etc. Este siglo ha deparado al hombre desarrollos sorprendentes jamás logrados, ni siquiera imaginados por los hombres de los siglos anteriores.

Todas las profesiones se han visto exigidas a responder a estos avances, así en el campo de química se ha logrado descubrir nuevas sustancias que la naturaleza no las provee, como son: las fibras poliestéricas y muchos otros derivados del petróleo con los cuales logra mover maquinarias y apoyar todo el desarrollo industrial. La física, por su parte, con el descubrimiento de nuevas leyes del movimiento de la materia tales como la ley de la relatividad, la división del átomo han proporcionado al hombre el uso de la energía atómica para fines médicos, en el avance tecnológico, tal como el movimiento de equipos electrónicos que le permiten al hombre construir aparatos interespaciales y procesar electrónicamente información, transportar mediante satélites imágenes y sonidos a la velocidad de la luz. En biología el hombre ha logrado explicar la estructura de la materia animada, ha dado origen a nuevas formas animales mediante el cruce de una y otra especie, ha producido nuevas especies vegetales mediante los injertos.

Este siglo es el siglo del cine, de la radio, de la televisión, que le permite al hombre apreciar desde la comodidad de sus hogares lo que ocurre en cualquier punto del planeta o bien de lo que ocurre en la luna o en los viajes interplanetarios. Es el siglo del carro, de los submarinos, del avión que le posibilita al hombre viajar fuera de la atracción terrestre, haber ido a la luna y enviar aparatos a Venus, Marte e incluso a otras galaxias. 
Captar mensajes de otros confines del universo y enviar sus propios mensajes.

Es el siglo del capitalismo desarrollado, del imperialismo: de las guerras mundiales, de la bomba atómica. En este siglo hemos visto morir al capitalismo y surgir el socialismo como nuevo modo de producción.

El hombre en este siglo ha logrado curar las enfermedades, descubierto la penicilina, las vacunas, trasplantado corazones, hígados, riñones, todo un sistema de venas, en fin prolongarle la vida a los seres humanos. Es el siglo de la ciencia, la tecnología, la informática.

La contabilidad como parte integrante de una gran totalidad se ha visto afectada también por todos estos avances y la sociedad la ha ido exigiendo nuevas respuestas como parte del conocimiento que el hombre posee para expresar una parte de su actividad en lo económico, financiero y social. Es entonces la contabilidad unos de estos lenguajes, unos de estos medios, uno de esos sistemas de comunicación que le permiten al hombre expresarse respecto de qué hace en estas áreas en que se desenvuelve.

Algunos de tantos problemas que la contabilidad enfrenta hoy en día son: los cambios de precios de los productos en el mercado, determinado por varios factores uno de ellos la inflación; otro problema a mencionar es qué tanta información debe suministrar la contabilidad en sus mensajes; falta de una fundamentación científica contable, es decir la falta de una teoría y metodología contables científicas que le permitan transformar la mera información contable en conocimiento contable.

Hoy reivindicamos para la contabilidad la necesidad de producir mensajes en los cuales revelen los cambios de precios y la pérdida del poder adquisitivo de la moneda dado que esto es característico del modo de producción actual. También reclamamos la producción de un mensaje de tipo social por ser conscientes de que la participación del talento humano en la empresa es definitivo en la producción de utilidades.

Lo que reclamamos hoy en día para la contabilidad es pensar científicamente. Estamos en un 'época en donde el conocimiento científico es importante. Quien no piense científicamente se queda rezagado. La ciencia es la mejor respuesta a las situaciones cambiantes del mundo, de la sociedad y de la economía.

Al no pensar científicamente, la contabilidad se ha quedado frente a otras disciplinas. Mientras las otras disciplinas va acorde con los cambios del mundo exterior, la contabilidad se ha quedado con las formas de pensamiento de la edad media y las del siglo pasado. Por eso la contabilidad debe apropiarse de una nueva metodología científica para comprender las formas cambiantes de los fenómenos y lograr preparar un mensaje de mejor calidad acordes con las exigencias sociales actuales y no responder con mensajes elaborados igual como se elaboraban hace cincuenta y cien años atrás.

Etapa Precolombina(6)

En la América precolombina, donde predominaban tres culturas relativamente desarrolladas (Azteca en México, Inca en Perú y Chibcha en Colombia), no se conocía la escritura alfabética. A pesar de esto, la actividad contable era práctica común entre los aborígenes; por ejemplo, los aztecas llevabancuentas de los tributos que recaudaban a las tribus sometidas; los incas llevaban sus cuentas en lazos con nudos que representaban cifras, y los chibchas, cuyo comercio se realizaba por medio del trueque de mercancías, registraban sus transacciones con colores pintados sobre sus trajes.

Etapa de la Conquista(7)

Con la llegada de los españoles a territorio americano se inició en esta región una actividad económica sin precedentes. Los conquistadores obtuvieron de la corona múltiples concesiones, lo que dio comienzo a la explotación no sólo de los recursos naturales sino también de los aborígenes. Así, elespañol logra imponer en estas tierras, además de su cultura y costumbres mercantilistas, sus prácticas contables. Al conocer la consolidación de laconquista americana, en 1522, Carlos V, mediante cédula real nombra a Rodrigo de Albornoz como contador real de estas tierras, y le proporciona junto con su acreditación instrucciones muy precisas sobre el registro de las operaciones mercantiles.

Etapa de la Colonia "La partida doble en América"

Posteriormente, en 1591, el rey Felipe II ordena Ilevar la contabilidad del reino por partida doble, resaltándose de esta manera la influencia italiana en la contabilidad española. Los colones establecieron en el territorio americano una serie de instituciones de carácter socio-económico con el propósito de explotar al aborigen;

Por ejemplo, la Encomienda (obligación representada en servicios personales y productos naturales a cargo del colono), el Tributo para el encomendero, las Pensiones para particulares, el Quinto del rey, el Sueldo para los corregidores y la Mita se constituyeron en importantes fuentes de ingresos para la corona.

Durante la Colonia, la Iglesia sin lugar a dudas fue la institución más poderosa en el Nuevo Reino; se apropió de grandes extensiones territoriales tanto rurales como urbanas, al cambiar el método de la fuerza usada por los colonos, por la enseñanza y la evangelización.

(6)Franco Ruiz Rafael. Desarrollo de la educación contable en Colombia, En: Reflexiones contables, 1985, pp. 131.

(7)Franco Ruiz Rafael. Desarrollo de la educación contable en Colombia, En: Reflexiones contables, 1985, pp. 137.

En 1605 se establecieron en América tres tribunales de cuentas (Santa Fe, Lima y México), se nombraron contadores especiales en La Habana y Caracas y se dictaron normas de manejo contable. En 1678, Felipe IV determinó que los contadores reales debían presentar cada dos años cuentas en términos de "cargo" y "data" (debe y haber) al Real Tribunal de Cuentas. De esta forma se logró el control y registro de los impuestos recaudados y administrados por la corona.

El mayor aporte para el desarrollo de la contabilidad en América lo proporcionó la comunidad religiosa de la Compañía de Jesús, la cual introdujo por primera vez en estas tierras libros de contabilidad, el concepto de inventarios, la noción de presupuestos y demás elementos desarrollados en la Europa de ese entonces. La contabilidad no era ejercida como profesión liberal, sino por los clérigos como parte de sus actividades administrativas en las comunidades religiosas.

Etapa de La República "El contador profesional"

En Colombia, después de la independencia, se continuaron usando por mucho tiempo las técnicas contables traídas por los españoles, de acuerdo con las ordenanzas de Bilbao. El surgimiento de la República no trajo consigo modificaciones profundas en las estructuras socio-económicas; la influencia francesa se extendió más allá del campo cultural, quedando atrás la universidad colonial, lo que dio paso al modelo francés de énfasis en laprofesionalización.

Esta tendencia dio origen a la reforma de 1826, inspirada por el general Santander, y orientadora de la creación de la Universidad de la Gran Colombia con sedes en Bogotá, Quito y Caracas.

Etapa actual "Legislación contable"

En 1821, mediante la ley del 6 de octubre, se organiza la Contaduría General, con el fin de reglamentar el funcionamiento de la Oficina de Contaduría de Hacienda con cinco contadores bajo nombramiento oficial. Treinta años más tarde se sustituye la Corte de Cuentas por la Oficina General de Cuentas, en la cual se establece como jefe un funcionario denominado Contador Mayor Presidente. En el año de 1873 se elabora el Código Fiscal. De acuerdo con el Código de Comercio de 1887 se exige a todos los comerciantes llevar al menos cuatro libros de contabilidad: Diario, Mayor, Inventarios y Balances, junto con el libro copiador de cartas; en los años siguientes se establecen las normas y procedimientos para el manejo de estos libros. A comienzos del presente siglo y como resultado del desarrollo de la actividad comercial, financiera e industrial del país, se reglamentó, la revisoría fiscal y se decretaron algunas normas tributarias con el fin de incentivar la inversión privada. Por esa época surgieron empresas como la Compañía Colombiana de Tejidos y la Compañía Colombiana de Cerveza de Medellín; Hilados y Tejidos Obregón de Barranquilla; Cervecerías Bavaria y Germania y Cementos Samper en Bogotá. Paralelo a este desarrollo surgió la necesidad de capacitación comercial y contable, y se creó la Escuela de Comercio de la Universidad de Antioquia en 1901 y la Escuela Nacional de Comercio de Bogotá en 1905. Años más tarde, estos ejemplos fueron seguidos por otras ciudades del país, que a la postre dieron origen a la organización definitiva de gremios de contadores. En 1923 se expidió la Ley 17 mediante la cual se amplió la Escuela Nacional de Comercio y sus enseñanzas se orientaron de acuerdo con los modelos europeos. La actividad industrial continuó su desarrollo para fomentar la creación de sociedades anónimas, para lo cual el Gobierno expidió la Ley 58 de 1931, mediante la cual se creó la figura del Revisor Fiscal. En el articulo 46 de esta ley se dio reconocimiento a la profesión de contador juramentado.

Con el paso de los años se dictaron algunas leyes adicionales encaminadas a la reglamentación de la profesión contable; por ejemplo, la Ley 73 de 1935, relacionada con el manejo contable de las empresas públicas y privadas y el ejercicio de la profesión, fijó normas reglamentarias para el ejercicio de la profesión en el país. En 1951 se creó el Instituto Nacional de Contadores Públicos (INCP), conformado por contadores de gran trayectoria. Cuatro años más tarde se organizó la Academia Colombiana de Contadores Públicos Titulados (Adeconti). La Ley 145 de 1960 reglamentó definitivamente el ejercicio de la profesión y fijó los requisitos necesarios para su práctica. En 1961 se expidió el Decreto 1651, en el que se determinaron normas y procedimientos requeridos para ejercer la profesión, llevar contabilidades, autorizar estados financieros y elaborar declaraciones de renta. Hoy en día los principios y normas de la contabilidad están descritos en el decreto 2649 de 1993, a la espera de una posible adopción de estándares internacionales que derogarían no solo ley sino también historia.

La historia de la contabilidad no enseñará posiblemente como atacar un problema financiero de la actualidad, pero si puede demostrar cómo se ha venido subsanando y los vacíos que posiblemente el contador, en la solución del problema, no tiene en cuenta y que son susceptibles de escudriñar; seguramente adicionará problemas al que se quiere estudiar y ello definitivamente es lo que contribuye a ampliar el accionar contable.

Contabilidad en Colombia

La contabilidad es tan antigua como las organizaciones sociales dueñas de algunos excedentes de producción y de ciertas actividades de intercambio; los individuos responsables de las funciones de registro y control de ingresos y gastos, hasta hace pocos años, se capacitaron exclusivamente a la luz de la experiencia acumulada y de la práctica personal.

En Colombia, desde cuando se inició la legislación mercantil se impulso al comerciante la obligación de organizar su contabilidad y se le prescribieron pautas sobre el contenido y forma de llevar los libros de contabilidad con los cuales se pretendía que se cumplieran con los objetivos básicos de esa época

Pues la contabilidad es la fuente primordial de información, la cual facilita la planificación macro y micro económica, promueve la creación y colocación eficiente de capitales, genera la confianza entre inversores y ahorradores, hace posible el correcto funcionamiento de las instituciones y unidades económicas, impulsa el desarrollo de los mercados capitales y constituye el motor de la actividad económica, fomentando el empleo racional de los recursos existentes en un país.

En Colombia, sólo en la década de los años cincuenta, la contaduría logra el rango de profesión universitaria y en los años sesenta se consolida su presencia en la Universidad.

La contaduría pública en Colombia ha seguido las mismas etapas de desarrollo que otras profesiones, sólo que lo ha hecho en una forma acelerada.

Desde mediados del siglo la contabilidad parece haber perdido entidad propia, saturada como está hasta la médula de conceptos tomados del análisis económico.
Ante las crecientes limitaciones de la Partida Doble se ha emprendido la búsqueda de un nuevo algoritmo matemático más capaz. Resultado de esos esfuerzos es la adopción de la matriz como soporte matemático de la nueva contabilidad.
La aparición del ordenador electrónico ha reforzado el papel de la contabilidad matricial, desarrollada rápidamente en los años transcurridos desde mediada la década de los cincuenta.


Hasta hace pocos años, la contabilidad entendida en su sentido tradicional constituía la única fuente de datos de que se disponía en la empresa; fuente, por otra parte, muy limitada, a causa de la imposibilidad de llevar a cabo manualmente un número muy elevado de operaciones aritméticas. El empleo del ordenador electrónico abre nuevos horizontes a la ciencia y a la técnica contable que, en pocos años, van a transformarse radicalmente, tanto en sus objetivos como en sus procedimientos.


En un principio el hombre simplemente cambia sus excedentes por aquellos que no tenía, es decir, cambio de un bien por otro llamado "trueque" donde hay ausencia absoluta de dinero, siendo esto un control de sus bienes, haberes y actividades o hechos ocurridos en el ámbito familiar y social.


Luego aparece la moneda, permite el tránsito de la economía de trueque a la economía monetaria y para estos eventos empleaba como medio de registro su memoria, pero al multiplicarse las operaciones decompra y venta de bienes en un medio organizado (la empresa), le fue imposible manejar la variedad de funciones, actividades sociales y económicas, opta por la búsqueda de un mecanismo viable y funcional (contabilidad).

HISTORIA DE LA CONTABILIDAD EN COLOMBIA

Publicado el 9 noviembre, 2011 por :) Sindy Mugno xo

HISTORIA DE LA CONTABILIDAD EN COLOMBIA

La contabilidad es tan antigua como las organizaciones sociales dueñas de algunos excedentes de producción y de ciertas actividades de intercambio; los individuos responsables de las funciones de registro y control de ingresos y gastos, hasta hace pocos años, se capacitaron exclusivamente a la luz de la experiencia acumulada y de la práctica persoEn Colombia, desde cuando se inició la legislación mercantil se impulso al comerciante la obligación de organizar su contabilidad y se le prescribieron pautas sobre el contenido y forma de llevar los libros de contabilidad con los cuales se pretendía que se cumplieran con los objetivos básicos de esa épocanal. Pues la contabilidad es la fuente primordial de información, la cual facilita la planificación macro y micro económica, sólo en la década de los años cincuenta, la contaduría logra el rango de profesión universitaria y en los años sesenta se consolida su presencia en la Universidad. Desde mediados del siglo la contabilidad parece haber perdido entidad propia, saturada como está hasta la médula de conceptos tomados del análisis económico

BREVE HISTORIA DE LA PROFESIÓN CONTABLE

La disciplina que fundamenta nuestra profesión es la contabilidad, la cual tiene relación íntima con el desarrollo de cualquier país, pues la contabilidad es la fuente primordial de información, la cual facilita la planificación macro y micro económica, promueve la creación y colocación eficiente de capitales, genera la confianza entre inversores y ahorradores, hace posible el correcto funcionamiento de las instituciones y unidades económicas, impulsa el desarrollo de los mercados capitales y constituye el motor de la actividad económica, fomentando el empleo racional de los recursos existentes en un país.

Lo anterior demuestra el contenido social de nuestra disciplina. De ahí que la expresión “responsabilidad social” tenga el siguiente significado: La información contable actúa en y para la colectividad, su validez y perfección se alcanzan en función de su concordancia con los valores, pautas y requerimientos de la comunidad en su conjunto; en la medida en que uno de estos requerimientos es el desarrollo, y dado que contribuye decididamente al mismo, queda claramente puesta de manifiesta la dimensión altamente social de la contabilidad.

Lo anterior obliga a que el experto contable no sólo conozca las técnicas de representación que utiliza en su tarea, sino que también deba poseer capacidad para interpretar no sólo los fenómenos económicos sino todos aquellos que se desarrollan en el entorno en el que se desenvuelve su actuación; conocer las obligaciones que se le imponen a la información financiera, a la empresa y a la actividad económica; tener amplios conocimientos de legislación; ser conciente del papel de la información en la economía y en la sociedad actuales, para que pueda anticiparse a los requerimientos de información; dominar técnicas cuantitativas de áreas como la econometría, la informática, el pronóstico y de apoyo empresarial.

La profesión de la contaduría, como muchas otras, tiene un origen empírico. La contabilidad es tan antigua como las organizaciones sociales dueñas de algunos excedentes de producción y de ciertas actividades de intercambio; los individuos responsables de las funciones de registro y control de ingresos y gastos, hasta hace pocos años, se capacitaron exclusivamente a la luz de la experiencia acumulada y de la práctica personal. Estas condiciones de formación, con el paso de los años permanecieron ancladas, por lo que la sociedad y la misma universidad le han atribuido a la contaduría un carácter eminentemente técnico y la utilización de herramientas desarrolladas por otras disciplinas, en especial la economía.

En Colombia, sólo en la década de los años cincuenta, la contaduría logra el rango de profesión universitaria y en los años sesenta se consolida su presencia en la Universidad.

La contaduría pública en Colombia ha seguido las mismas etapas de desarrollo que otras profesiones, sólo que lo ha hecho en una forma acelerada. Ellas son:

1. Reconocimiento legal del ejercicio profesional.
2. Búsqueda del estatus universitario para la profesión.
3. Reglamentación profesional, etapa en la cual se propende por la existencia del Código de Ética que propicie condiciones de ejercicio.
4. Incursión en el mundo de la investigación con el fin de lograr el avance de los conocimientos en la ciencia que fundamenta la práctica profesional.

En estas etapas jugaron un papel fundamental las asociaciones gremiales de contadores, quienes procedieron como “grupos de interés” para lograr la convergencia de normas legales que reconocieran y reglamentaran el ejercicio de la profesión.

Es importante tener en cuenta que la importancia de la contaduría pública en la actividad económica se evidenció con la promulgación de la Ley 43 de 1990. Esta ley estuvo precedida de más de quince años donde hubo luchas permanentes, proyectos de ley fallidos y enfrentamientos de los diversos actores de la profesión.

Con esta Ley se proclama el Código de Ética, el cual le ha permitido a la Junta Central de Contadores ejercer su papel de tribunal disciplinario de la profesión, porque con este Código se hace posible que el ejercicio individual no ético de los contadores públicos sea sancionado y así se pueda sanear nuestra profesión.

Con la Ley 43 de 1990 se creó el Consejo Técnico de la Contaduría Pública como organismo permanente encargado de la orientación técnico-científica de la profesión y de la investigación de los principios de contabilidad y normas de auditoría de aceptación general en el país. Se le asignan funciones como adelantar investigaciones; estudiar los trabajos técnicos que se le presenten para decidir su divulgación y presentación en eventos de diversas naturaleza; servir de órgano asesor y consultor del Estado y de los particulares en todos los aspectos técnicos referidos al desarrollo y ejercicio de la profesión; pronunciarse frente a la legislación relacionada con la aplicación de los principios y el ejercicio de la profesión; funciones que le dan una gran importancia a este organismo.

Si analizamos los miembros del Consejo Técnico de la Contaduría Pública, nos damos cuenta que es un espacio realmente interesado por el avance de la ciencia a través de la investigación y la divulgación de los conocimientos.

Igualmente con esta ley, se le concedió a la Junta Central de Contadores la función de expedir la tarjeta profesional, la cual además de ser una herramienta de control, permite tener un censo actualizado de los contadores en ejercicio profesional.

OJO

La historia de la contabilidad y de su técnica está ligada al desarrollo del comercio, la agricultura y la industria. Desde que comenzó el comercio de bienes, se buscó la manera de conservar el registro de las transacciones y de los resultados obtenidos en la actividad comercial. Los arqueólogos han encontrados en las civilizaciones del imperio inca, del antiguo Egipto y de Roma varias manifestaciones de registros contables, que de una manera básica constituyen un registro de las entradas y salidas de productos comercializados y del dinero. La utilización de la moneda fue importante para el desarrollo de la contabilidad, ya que no cabía una evolución semejante en una economía de trueque.