Historia de España. Reinado de Isabel II (1843-1868)

Reinado Isabel II. Carlismo. Partido Moderado, Progresista, Demócrata. Unión Liberal. Sexenio Democrático. Estatuto Real (1834), Constitución (1837), (1845), (1868). Amadeo I de Saboya. Primera Repúbica. Desamortización. Madoz

  • Enviado por: Tanekron
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

10.1 -El reinado de Isabel II

10.1.1 -Carlismo:

El movimiento carlista apoyaba las pretensiones al trono del hermano de Fernando VII, Carlos maría Isidro. Este movimiento estaba ligado a las viejas tradiciones del Antiguo Régimen, en oposición a la modernidad de la revolución liberal.

Las principales características del Carlismo son:

  • Tradición política de absolutismo monárquico.

  • Catolicismo excluyente.

  • Defensa de las instituciones y los fueros tradicionales vascos, navarros y catalanes. La cuestión foral ha sido definitoria del movimiento carlista.

  • Los principales apoyos del carlismo eran el clero y el pequeño campesinado de las zonas rurales de las Vascongadas, Navarra y Cataluña.

    La 1ª Guerra Carlista fue la más violenta, con casi 200.000 muertos.

    Este conflicto tuvo también su proyección exterior: las potencias absolutistas, así como el Papa, apoyaron al bando carlista, mientras que Inglaterra, Francia y Portugal apoyaron a los isabelinos.

    A la cabeza del bando carlista estaba el general Cabrera, junto con Maroto. Espartero encabezaba la parte isabelina.

    Las negociaciones entre Maroto y Espartero culminaron con el Convenio de Vergara, con el que acabó la guerra en el norte.

    La 2ª Guerra carlista se extendió desde 1849 hasta 1860, y tuvo lugar principalmente en el campo catalán. En esta ocasión el pretendiente era Carlos IV, hijo de Carlos María Isidro.

    10.1.2 -Consecuencias de las Guerras

  • Inclinación de la monarquía hacia el liberalismo, apoyo de Isabel II.

  • Protagonismo político de los militares, pieza clave del régimen liberal.

  • Enormes gastos de guerra, que provocaron medidas como la desamortización de Mendizábal.

  • 10.2 -Primeros partidos políticos

  • Partido Moderado, con el general Narváez a la cabeza, se apoyaba en los terratenientes, la alta burguesía y la clase media. Defendía la soberanía compartida entre Cortes y Rey, así como dar amplios poderes al monarca y limitar los derechos individuales.

  • Partido Progresista, liderado por Espartero, cuya base social era la pequeña y mediana burguesía, como los empleados y artesanos. Propugnaba la soberanía popular, representada en las Cortes, que debían limitar el poder del Rey.

  • Partido Demócrata, surgido de una escisión del Partido Progresista, era de carácter más radical y su base social eran las clases populares.

  • Unión Liberal, dirigido por O'Donnell, era un partido de centro

  • 10.2.1 -Evolución política

    10.2.1.1 -Minoría de edad: regencias

    Durante la minoría de edad de Isabel II actuaron como regentes primero si madre, María Cristina, y después el general Espartero.

    En el gobierno se alternaron progresistas y moderados, y no sólo en lo político si no también en lo económico.

    10.2.1.2 -Reinado personal de Isabel II

    El reinado de Isabel II estuvo marcado por el predominio absoluto de los moderados, lo que provocó un giro del gobierno hacia posiciones conservadoras, plasmadas en la Constitución de 1851, la cual además reestableció las relaciones con el Vaticano.

    Pero hubo dos períodos en los que los moderados estuvieron fuera del gobierno:

  • Durante el Bieno Progresista, tras el pronunciamiento del general O'Donnell en Vicálvaro.

  • Durante el gobierno centrista de la Unión Liberal.

  • 10.2.2 -Proceso constitucional

    10.2.2.1 -Estatuto Real de 1834 (moderado)

  • Las Cortes serían bicamerales, compuestas por un Estatuto de Próceres, designados por le rey, y un Estatuto de Procuradores, elegibles.

  • Las cámaras tendrían una función más consultiva que legislativa.

  • 10.2.2.2 -Constitución de 1837

    Esta constitución contenía: el principio de soberanía nacional, el reconocimiento de muchos derechos del ciudadano, la división de poderes y la limitación del poder de la monarquía.

    Pero también recuperaba aspectos del Estatuto real: Cortes bicamerales, derecho a veto definitivo y sufragio censitario.

    10.2.2.3 -Constitución moderada de 1845

    Anuló los aspectos más progresistas de la Constitución de 1837 y consolidó el poder de los moderados.

    10.3 -El Sexenio democrático

    10.3.1 -Revolución de 1868

    En 1866, progresistas y demócratas firmaron el pacto de Ostense para derrocar a la reina. Posteriormente se añadió Unión liberal.

    En 1868 se inicia la revolución con la sublevación del almirante Topete, apoyado por Prim y Serrano. Finalmente Isabel II huye a Francia y se constituye un gobierno presidido por Serrano. Aparecen además dos grandes bloques políticos:

  • Progresistas, unionistas y demócratas moderados, que aspiran a un cambio meramente político pero temen la radicalización.

  • Republicanos, que con el apoyo de las clases populares pretendía orientar la revolución hacia la justicia económica y social.

  • 10.3.2 -Constitución de 1869 y regencia de Serrano.

    Las características principales de esta etapa fueron:

  • Implantación del sufragio universal masculino.

  • Declaración de derechos individuales: libertad de imprenta, libertad de culto... etc.

  • Se proclamaba la soberanía nacional, cuya forma de gobierno era la monarquía.

  • Se otorgaba más protagonismo a las Cortes y se limitaba el poder del rey.

  • 10.3.3 -Amadeo I de Saboya

    Este período se caracterizó por la permanente inestabilidad social y política, debido a varias causas:

  • El asesinato de Prim, el más firme apoyo de Amadeo de Saboya.

  • El escaso apoyo político al monarca.

  • LA agitación social ligada al movimiento obrero.

  • La 3ª Guerra Carlista.

  • La Guerra de los Diez Años en Cuba.

  • 10.3.4 -La 1ª República

    Ante la abdicación del rey se proclama la República, en la que se sucedieron hasta 4 presidentes:

    FI-gueras

    PI i Margall

    SA-lmerón

    CA-stelar

    10.3.5 -Dictadura de Serrano

    Fue una etapa de transición que sancionaba el fracaso del proyecto republicano y anunciaba la Restauración borbónica como la mejor solución para una burguesía temerosa de los movimientos obreros.

    10.3.6 -Grandes conflictos del Sexenio

    Guerra de Cuba:

    Sus causas fueron:

    -Insuficiencia de recursos militares en la isla.

    -Apoyo encubierto de EE.UU.

    Tercera Guerra Carlista:

    Se inició con el levantamiento en armas de los partidarios de Carlos VII. Los principales escenarios de la guerra fueron las Vascongadas, Cataluña y Navarra.

    Insurrección cantonalista:

    Fue un movimiento político y social de muy escasa duración, pero de gran intensidad. Sus ingredientes ideológicos eran: republicanismo, socialismo utópico y anarquismo radical.

    10.3.7 -La AIT

    La Asociación Internacional de los Trabajadores se fundó en Londres en 1864 para aunar los esfuerzos de todos los trabajadores del mundo en la lucha contra la explotación. Existían dos corrientes básicas: marxismo y anarquismo.

    10.3.8 -Movimiento obrero español durante el Sexenio

    El reconocimiento de la libertad de asociación permitió a las organizaciones obreras salir de la clandestinidad y expandirse.

    En España se consolidó la corriente anarquista sobre la marxista.

    La dictadura de Serrano decretó la ilegalidad de la AIT y todas las asociaciones obreras, que desaparecieron o pasaron de nuevo a las sombras.

    10.4 Evolución económica y social

    10.4.1 -Liberalización del mercado y desamortizaciones

    En el Antiguo Régimen las tierras eran inalienables, propiedad de los municipios y la Iglesia y estaban vinculadas a mayorazgos. La revolución liberal supuso varios cambios:

  • Supresión de mayorazgos.

  • Abolición del régimen señorial.

  • Desamortización de bienes estancados en manos de la Iglesia.

  • Desamortización de Madoz:

    Se desamortizaron las tierras no vendidas de la Iglesia y las de propiedad municipal, principalmente. El objetivo era reducir la deuda pública.

    Las consecuencias de esta amortización fueron:

  • Puesta en cultivo de grandes extensiones de tierra antes improductivas.

  • Venta de gran cantidad de capital privado.

  • 10.4.2 -La nueva clase dominante

    La media y baja nobleza del Antiguo Régimen tendieron a desaparecer. La alta nobleza, en cambio, se integró en los grupos dirigentes.

    La alta burguesía fue la nueva clase que emergió al beneficiarse con la compra de las tierras desamortizadas. Aparece entonces una oligarquía terrateniente, industrial y financiera.

    10.4.3 -Clases medias

    Se formaban por campesinado y pequeña burguesía. El primero seguía siendo el más numeroso.