Historia de América Latina; Leslie Bethell

Historia latinoamericana. Colonización. Esclavitud. Política. Economía. Sociedad

  • Enviado por: Amaranta I De Esparta
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 55 páginas
publicidad
publicidad

RESUMEN de: Leslie Bethell, Historia de América Latina. (Tomo 6)

Capitulo I

América latina

Economía y sociedad

Si bien el viejo sistema comercial colonial se venia desintegrando desde fínales del siglo XVII, después de 1808, España deja de ser el intermediario entre América y Europa.

Venezuela, su guerra de independencia dura 20 años al igual que en nueva granda, México se independiza en 1821, tenían el principal puerto del caribe, Veracruz.

Si bien puerto rico y cuba aun eran colonias españolas, a estas se les permitió comerciar con otros países (1817).

Poco después de 1812 Valparaíso se convirtió en el principal puerto del pacifico sudamericano; fue el punto desde donde los productos ingleses eran transportados a otros puertos desde la serena hasta guayaquil.

La pacifica inversión británica en Hispanoamérica se vio facilitada por el largo periodo de inestabilidad política, social y militar de las guerras de independencia, en las que sus rivales locales quedaron en notoria desventaja, esto abría las puertas a comerciante que quisieran probar suerte, en total desmedro de los comerciantes locales.

A finales del siglo XIX gran bretaña fue perdiendo el casi monopolio comercial que había establecido en las guerras de independencia; esto debido a el aumento del comercio estado unidence debido a su notable flota que tenía controlados algunos comercios en África, Asia y parte de Europa.

Las grandes exportaciones agrícolas de Latinoamérica iban dirigidas hacia Francia, Cerdeña, España, Portugal y estado unidos; en su mayoría se trataba de la triada de vino aceite y harina.

1808 después de esta fecha las exportaciones británicas tuvieron un alto impacto en la balaza comercial de Latinoamérica, las importaciones eran mas caras que las exportaciones, (se exportaba mas de lo que se importaba). Esto se estabilizaba en parte con la exportación de metales preciosos, aun que en un principio (segunda y tercera década del siglo XIX) se consideraba fuga de capital dichas exportaciones, por diferías razones la primera de ellas era un resentimiento contra el español, los hábitos ingleses que incentivaban las exportaciones y la mas importante por el estancamiento de las exportaciones en América latina.

El nuevo sistema comercial desfavoreció a los latinoamericanos, ya que en vez de invertir la acumulación de metales preciosos se lo gastaban comprando artículos que sobrepasaban con creces la demanda local.

La independencia americana logro separar los vínculos comerciales de los de dominación política.

Boom de 1823 - 1825.

Se asignaron inversiones metropolitanas para extender y moderniza la técnica de productos americanos exportables.

El ferrocarril no solo facilito la comunicación entre las zonas azucareras y los puertos si no que además logro extender la plantación de azúcar que antes era imposible por el alto costo del transporte.

Para los criollos la obtención de una plaza de funcionario era una necesidad no un honor.

Durante la primera mitad del siglo XVIII las necesidades financieras de la corona dio pasa a la venta de cargos a los criollos.

Las consecuencias de las guerras de independencia:

  • fragmentación del poder político

  • militarización de la sociedad

  • movilización a causa de la guerra (recueros y hombres)

A principios del siglo XVIII la esclavitud en ningún lugar de Latinoamérica eran tan importantes como en cuba y Brasil.

Rasgos de la sociedad hispanoamericana que se oponían al pensamiento liberal de principios del XIX.

Esclavitud negra

Las discriminaciones legales (públicas y privadas)

División de la sociedad.

Chile fue el primer país hispanoamericano en abolir la esclavitud (1823)

Centro América el 24, México el 29.

En los países donde su mano de obra era, mas necesaria no fue así hasta la década de los ochenta.

-Los mestizos y los pardos no fueron admitidos en las universidades hasta 1850.

-El sistema de castas quedo herido de muerte cuando en los primeros años de independencia local, ya no fue necesario inscribir el orden racial de los niños.

-La guerra favoreció a los criollos a ascender a puestos altos militares y menos frecuentemente políticos.

-una consecuencia de la expansión del comercio fue la aparición de los comercios al detalle, muestra de una complejizacion de la sociedad.

-apertura de mas fondas producto de la movilidad social

-aumento de la prosperidad de la clases baja con oficio propio, las elites estaban preocupadas por la posible desorganización del orden social imperante.

- el mercado interno no sufrió muchos cambios, aun mantenía rasgos de herencia colonial.

- evolución demográfica, no fue un factor decisivo en la evolución de la sociedad sin embargo, se advierte que hubo un crecimiento mas grande allí donde se mostraba un aumento de las formas primarias de comercio.

Tercer cuarto del siglo XIX transición de la historia económica de América latina, periodo de estancamiento económico, excepto cuba, crecimiento de las exportaciones entre las décadas del 70 y 80, la crisis del 48 fue mas que nada producto de la revolución industrial, fue el exceso de productos manufacturados que superaba la demanda del mercado mundial.

La demanda europea y norteamericana aumento, chile principal exportador de cobre en el mundo.

1860 se establecieron los primeros bancos especialista se créditos ultramarinos.

Desde 18741, el fin del boom del guano comporto algunos reajustes penosos pero necesarios y así Perú no estuvo bien preparado para afrontar la prueba realmente dura que seria la guerra del pacifico, 1879-1883,

Resumen cap. II.

POLÍTICA, IDEOLOGÍA Y SOCIEDAD.

  • Los Países no tenían una composición étnica igual

  • Casi toda la población estaba culturalmente integrada en la sociedad hispánica.

  • Todos compartían la lengua y las instituciones españolas y todos habían sido gobernados bajo el mismo sistema colonial

  • La iglesia se convirtió en un elemento importante de la economía colonial, pues varias generaciones de españoles y criollos ricos habían dotado a conventos y fundaciones piadosas con recursos económicos.

  • La política de los militares, como grupo corporativo, también pesó en la política general de la nación

  • Es difícil generalizar sobre el papel que los militares jugaron en la vida política, por la ausencia de investigaciones sistemática sobre la política de los años que siguieron a la independencia.

  • La mayoría de los trabajos se ocupan de la vida política nacional a través principalmente de describir las actividades desarrolladas por los políticos en la capital de la nación.

  • Sólo se cuenta con una visión distorsionada del proceso político, ya que básicamente se le percibe a través de unos pocos miembros de la elite política que lucharon para apoderarse del estado nacional.

  • La mayoría de los que participaban en política pertenecían a los sectores altos de la sociedad, pero no todos los miembros de la clase más alta participaban en la política nacional.

  • El aspecto más importante de la política hispanoamericana en este periodo quizá sea lo difícil que fue establecer nuevos estados una vez conseguida su separación de España.

  • Se crearon sistemas constitucionales formales, la mayoría de los cuales fueron constituidos para transferir el poder a través de elecciones y garantizar las libertades individuales. Pero estas disposiciones constitucionales formales frecuentemente se convirtieron en letra muerta, ya que ningún grupo político creía que sus adversarios fueran a cumplirlas. Además, los que estaban en el gobierno, controlaban las elecciones, por tener el poder, mayormente, en sus manos.

  • Las elites políticas sólo estuvieron contadas veces lo suficientemente unidas para poder evitar que sus países cayeran frecuentemente en golpes de estado, rebeliones, o guerras civiles.

  • En términos políticos, el cambio no consistió sólo en el paso de monarquía a república, si no en el paso de unas estructuras de control centralizadas al colapso, o aflojamiento, de estas estructuras.

  • Se asociaron las ideas sociales y económicas liberales con los países occidentales más poderosos y más avanzados económicamente.

  • Además la revolución Francesa, a pesar de la violencia que alcanzó, sirvió, al menos en parte, para legitimar la idea liberal de igualdad jurídica.

  • En las primeras décadas de independencia se tomaron las primeras medidas para abolir la esclavitud, proceso que quedó concluido por lo general a mediados del decenio de 1850.

  • Aunque los primeros pasos hacia la destrucción de las comunidades indias se dieron a principios de este periodo, el proceso no culminó hasta después de 1850 cuando las economías hispanoamericanas se integraron más en la economía internacional.

  • La iglesia y el ejército - las dos mayores corporaciones que han existido durante el periodo colonial- continuaron siendo importantes, aunque no dominantes, si bien sus estructuras fueron también sacudidas durante los años de la independencia. Sin embargo, tanto iglesia como cuerpo militar, continuando siendo instituciones de gran peso a las que los nuevos estados tuvieron que enfrentarse. Muchos políticos advirtieron que el poder y los privilegios de la iglesia constituían una importante traba al crecimiento económico. Finalmente, también consideraban que el atrincherado poder de la iglesia y del ejército ponía en peligro el control de los civiles sobre el estado secular.

  • Urgía implantar escuelas primarias en todos los municipios, de modo que la gente pudiera prepararse para ejercer sus funciones de ciudadano.

  • En casi todos lados, la ola reformista fue seguida de un periodo de pesimismo y de conservadurismo debido a las crisis económicas, los rebrotes de inestabilidad política y, en algunos lugares, las reacciones sociales, contra las reformas. (reformismo v/s criollismo)

  • Mientras se mantenía la dicción de una sociedad individualista de miembros considerados iguales, la elite, así como otros sectores sociales, de hecho vivía de acuerdo con las normas establecidas por las relaciones de patrón-cliente propias de las sociedades en las que había una gran diferenciación social y económica. Sin embargo se creyó en las nuevas formas, las cuales algo influyeron en las actitudes y en los comportamientos.

  • Pero inevitablemente, fueron muy influenciados por los ejemplos políticos francés e inglés, tanto directamente como por medio del liberalismo español, así como por el modelo de los Estados unidos. Con esto, uno de los problemas con que se enfrentó la elite, fue el cómo reconciliar la cultura política español, con los modelos políticos, inglés, francés y estadounidense.

  • Los primeros gobiernos (1810-1813) apelaron al principio de la soberanía popular, pero también reconocieron la autoridad del cautivo Fernando VII. Sólo se tuvo que afrontar el problema de representar adecuadamente el principio de autoridad cuando finalmente se rompió con Fdo. VII.

  • La milicia jugó un papel importante en la caída del poder español, sobre todo en Buenos Aires y Caracas.

  • En este periodo, la cuestión fundamental era controlar a los militares de modo directo, la cuestión de los fueron militares aún no se había planteado.

  • Los gobiernos nuevos en parte consiguieron controlar a la iglesia y usar su influencia para sostener al estado. Mientras que gran parte del clero bajose sentía inclinado por los nuevos gobiernos autónomos.

  • Las ideas de los nuevos gobiernos representaban una ruptura con el pasado. Y la mayoría de los gobiernos se construyeron sobre los modelos republicanos de los Estados Unidos y de la revolución Francesa, donde implícita o explícitamente estos ideales debían basarse en la noción de contrato social. Y casi todas estas primeras constituciones reconocieron la existencia de derechos naturales inalienables. La mayoría quiso proteger estos derechos mediante la división de los poderes y haciendo que el ejecutivo fuera más débil que el legislativo.

  • Por otro lado, muchos líderes criollos también creyeron que necesitaban tener un gobierno más fuerte, más centralizado, para ganarse la confianza de las potencias europeas, para poder obtener préstamos, así como lograr el reconocimiento diplomático.

  • Durante el periodo 1820-1848 los líderes políticos frecuentemente expresaron su temor por la inminencia (o la existencia) de la anarquía. Por ello, en estas décadas la gran preocupación fue mantener el orden político. El monarquismo de 1814-1819 también reflejaba la convicción, de algunos líderes, de que la monarquía constitucional podría ser la base para lograr la estabilidad interna. Pero la idea de establecer una monarquía constitucional nunca tuvo verdadero éxito en Hispanoamérica.

  • Quizá la causa más importante del fracaso monárquico fuera que la idea de monarquía perdió mucho de su atractivo después de las revoluciones norteamericana y francesa. Mientas que en Hispanoamérica se admiraba la solides de la monarquía constitucional inglesa, como sistema la monarquía significaba un resto del pasado.

  • La mayoría de las constituciones crearon consejos de estado para aconsejar al presidente; la mayoría establecieron un ejecutivo que sólo tenía veto suspensivo; la mayoría implantaron el principio de responsabilidad ministerial exigiendo al menor a los ministros que firmaran conjuntamente todos los decretos.

  • Los argumentos centralistas sostenían que el dominio español, al mantener a la gente en la ignorancia y al no haberle permitido adquirir experiencia política, no le había preparado para adoptar un tipo de gobierno democrático y republicano tan extremo. La desconfianza en la capacidad política de la gente se refleja en el hecho de que casi todas las constituciones centralistas de los años 1820-1830 establecieron el derecho a participar en la vida política en base a la propiedad.

  • Bolívar y otros jefes militares trataban de establecer una república más paternalista, en realidad una monarquía constitucional con apariencia de república. Para Bolívar y otros, los modelos constitucionales más atrayentes eran la monarquía constitucional británica y las constituciones consulares napoleónicas de 1799 y 1802.

  • Las constituciones basadas en el modelo napoleónico-bolivariano tuvieron una vida corta. Y cuando dicho prócer intentó imponer sus ideas en la república de Colombia entre 1826-1830, encontró tal oposición en la elite de civiles que pensó en la necesidad de establecer un poder dictatorial; la dictadura dio lugar a que los miembros más jóvenes de la elite civil de Bogotá atentaran contra su vida (sept. de 1828), y Bolívar pronto debió admitir su fracaso el

  • El modelo Bolivariano fracasó en todos lados (se los dije!) porque para muchos componentes de la elite civil se parecía demasiado a la monarquía. Además, el sistema de Bolívar, al establecer un presidente y un senado vitalicios, violaba uno de los principios más apreciados por los liberales que habían estudiado en la universidad; la alteración en los cargos como medio de evitar la tiranía.

  • Por un lado, las influencias de los intelectuales eran: Montesquieu, Constant y Bentham; y por parte de la elite eran: Maquiavelo, Constant (mirado desde otro punto que los intelectuales no tomaban, es el “curso de política” de Constant) y Cottu.

  • Las constituciones y las leyes fueron redactadas por hombres que tenían estudios universitarios, que ocupaban la mayoría de los asientos en las cámaras y que detentaban cargos en los ministerios.

  • Los caudillos regionales debían satisfacer a las oligarquías locales de propietarios que a menudo eran la base de su poder. El interés principal de los grandes propietarios era contar con el apoyo o la benevolente neutralidad de los funcionarios locales en sus disputas sobre la propiedad de la tierra.

  • Mientras que la ideología política y las instituciones que la representaban eran esenciales para los políticos con estudios superiores, para muchos otros podían tener poca importancia. Esta falta de interés por los principios constitucionales fue picantemente expresada por Diego Portales, figura importante en Chile de los años treinta.

  • La autoridad estuvo en manos de de líderes fuertes que tendían a ponerse por encima de las leyes y las constituciones. Estos líderes eran considerados como caudillos. Este término se refiere a cualquier líder preeminente, donde la mayoría eran líderes militares que habían alcanzado renombre en las guerras de independencia. Entre caudillo y sus seguidores existían lazos de lealtad personal. Este, debía ser de gran personalidad, tratándose de un hombre con gran magnetismo personal que dominaba a sus inferiores por el peso de su voluntad. La clásica descripción hecha por Faustino Sarmiento en su Facundo dice: << ¡Si yo fuera a la calle y dijera al primer hombre que encontrara “Sígueme!” me seguiría sin ninguna clase de duda>>. Era un hombre de coraje, y aunque perteneciera a la clase alta, cultivaba un estilo popular a fin de que sus seguidores se identificaran con él. Tiene personalidad autoritaria, donde atemorizaba tanto a sus seguidores como a sus enemigos. Entonces, el caudillo se contempla como un sistema social estructurado sobre bases de dependencia mutua entre jefe y su grupo.

  • La interpretación más sofisticada, decía que el caudillo mismo era cliente de ricos patrones que lo creaban y controlaban como un instrumento de sus propios deseos políticos y/o económicos. Aquí, los lazos caudillistas de patrón-cliente, a menudo formaban elaboradas pirámides en las que los caciques locales, con sus seguidores personales, prometían lealtad a los jefes regionales, quienes a cambio concedían al menos un apoyo temporal y condicional a los caudillos. En término de clases sociales, se contempla al caudillo como alguien que asciende socialmente, un hombre de orígenes relativamente modestos, cuya ansia de poder en parte es impulsada por el deseo de riqueza y de status social. Pero hay otros que nacieron en la clase alta, como Bolívar, y estos atemorizaban mucho más a las clases altas. Muchas veces tenían que gobernar por medio de la violencia, era frecuente ver actos arbitrarios. Pero en definitiva, para un caudillo, la cuestión fundamental era la lealtad personal.

  • La emergencia del caudillismo puede verse así como consecuencia de una <<militarización>> de la política entre 1810-1825. Las guerras de independencia sin duda afectaron las formas que los líderes personalistas tomaron, pero el caudillismo tiene raíces más profundas, fue el resultado de fuerzas más arraigadas. Ahora, con la independencia, los criollos multiplicaron sus oportunidades de hacer una carrera en la administración y en la política.

  • La tendencia de converger todo el mundo político en las capitales, dio lugar a una consecuencia inesperada: al drenar sus elites profesionales minó el desarrollo de las provincias.

  • La elite tuvo que afrontar la cuestión más problemática de distribuir el poder entre los criollos civiles y los militares.

  • La posición de la iglesia también se debilitó a causa de la oposición papal a la independencia hispanoamericana, lo cual comprometió políticamente la jerarquía eclesiástica, y por el conflicto planteado por la cuestión de si la elección de los obispos pertenecía a las respectivas naciones o bien al papa.

  • Los líderes militares también fueron importantes para imponer orden allí donde el estado era tan débil que el poder político estaba fragmentado y era descentralizado. Así pues la militarización de la política presentó dos formas básicas. En México y Perú los caudillos tenían su base de apoyo en las unidades del ejército regular. En el segundo modelo, donde las provincias de la plata son el mejor ejemplo, lo característico era el caudillo que como punto de apoyo tenía a la milicia local y el respaldo de los propietarios y los comerciantes de la región, en este último, la función del caudillo fue conservar el orden en la región y defender a la provincia de la desorganización.

  • Así, los caudillos y los políticos se vinculaban en una relación simbólica caracterizada por la sospecha y una dependencia mutua. Si bien los caudillos en muchos lugares decidían quien ejercería el poder, sería un error considerar que monopolizaban el poder o que las elites urbanas no contaban nada para ellos. También sería erróneo dar a entender que los grandes propietarios dominaban completamente la política de entonces.

  • Los conflictos políticos que se generaron en Hispanoamérica surgen, principalmente, por el control del Estado y sus recursos.

  • En lo que se refiere al federalismo, por lo menos en Chile y México, son motivaciones que apelan a deseos regionales de autonomía política y proteger libertades individuales del poder del Estado. Hasta 1845, es el centralismo el que triunfa en la mayoría de los países, luego de este año hay una segunda ola de federalismos pero impulsada por los conservadores que apoyan esta idea ante la perdida del control del Estado, es un oportunismo para conservar su poder en las regiones donde eran superiores. El conflicto por el centralismo y federalismo tendió a ser mas retórico y táctico, que de fondo.

  • La conflictividad política subyacente a esto radicaba en el deseo de algunos políticos de modernizar Hispanoamérica, sobretodo políticos intelectuales que creían que las instituciones y valores españoles eran los responsables del atraso del continente y querían remodelar la sociedad en su conjunto. Propiciaron la implantación del individualismo liberal ingles y francés en las instituciones y en el comportamiento social, económico y político. Las raíces de este proceso de modernización se encuentran en las reformas borbónicas, principalmente al poner la supremacía en el poder secular antes que en el eclesiástico.

  • La creación de una sociedad liberal individualista significaba, en términos políticos, establecer igualdad jurídica y la supremacía del Estado secular y, a la vez, también implicaba garantizar la libertad de pensamiento. Todos estos objetivos exigían liquidar las organizaciones corporativas que habían dominado la sociedad colonial: la iglesia y el ejército. Estos últimos obstruían la supremacía del Estado, sus privilegios impedían el ejercicio de la igualdad ante la ley y el control que ejercían sobre sus miembros impedía la libertad de pensamiento.

  • La creación de esta sociedad liberal individualista implicaba, en economía, el establecimiento del mercado libre. Para esto era necesario romper con los privilegios monopólicos creados durante el periodo colonial, desaparecer las tierras de las comunidades indias para obligar a los indios a actuar como propietarios individuales bajo las leyes del libre mercado y liquidar la propiedad de manos muerta de la iglesia para que los recursos de la nación fueran totalmente productivos.

  • El consenso en materia económica se dio desde 1845, con las salvedades de la Región del Río de la Plata y Venezuela. Al incorporarse Latinoamérica al sistema comercial atlántico y con la creciente demanda europea y norteamericana de materias primas de la región, permitió que la mayoría de los países pudieran equilibrar su comercio con el exterior, por lo que parecía justificado la fe económica liberal en el libre comercio. En Venezuela no hubo acuerdos en torno a la economía por los altos intereses por las deudas contraídas en la época de crisis, en los años 30 y por el destrozo de la agricultura al no contar con protecciones.

  • Con el estallido revolucionario, en el aspecto a política social, hubo unanimidad hacia legislar para el termino de la esclavitud, pero en los años 30 y 40 todos los partidos prefirieron echar pie atrás, siendo los conservadores los que querían mantenerla, mientras que por parte de los liberales tampoco había una critica seria ante esta situación. Fue a finales de los 40, con la nueva generación de políticos, que atacaron a la esclavitud por considerarla que atentaban contra la igualdad social.

  • En el tema de las comunidades indias, se las desarmo y se las convirtió en individuales, ya que la propiedad comunal estaba en contradicción con los principios económicos liberales, porque se suponía que la propiedad colectiva no podía activar los intereses individuales. A la vez se pensaba que de esta manera los indios se podrían integrar de una forma más efectiva a la sociedad, que estando apartados y regidos por principios distintos a los del resto del país, sin embargo la elite reconocía implícitamente la improbabilidad de que esta integración se diera en términos de igualdad. Solo en los años 60, tanto liberales como conservadores, reconocieron los nefastos resultados de esta práctica, ya que privo a los indios de sus tierras y los redujo a una miseria mayor.

  • Las reformas liberales dividieron a la elite solo cuando esta se refirió al poder y los privilegios de la Iglesia, ya que para los liberales doctrinarios era principal obstáculo a vencer para lograr la modernización económica, social y política de Hispanoamérica. Atacaban sus privilegios jurídicos, ya que minaban la autoridad del Estado; la disciplina religiosa, ya que negaba al clero pensar libremente y a la vez, controlaba la forma de pensar de la población; y la oposición de la iglesia a la tolerancia religiosa que impedía la inmigración de los europeos no católicos, cuya habilidad y capital se necesitaba urgentemente para levantar una economía moderna.

  • La iglesia, para mantener su poder, movilizaba a las clases populares urbanas en contra de la tolerancia religiosa y la inmigración extranjera, también al verse sus privilegios jurídicos amenazados contaban con el apoyo de militares de carrera que también se les querían quitar ciertos privilegios. La arremetida contra la iglesia tuvo su ritmo en cada uno de los países, no fue uniforme. Mientras en Buenos Aires y Montevideo en los años treinta socavaron el poder de esta, en Perú y Chile se pospuso hasta los 50.

  • Después de 1845 el consenso de la elite comienza a fracturarse, con la aparición de la nueva generación de políticos que no pertenecían a la generación que había logrado la independencia. Fuera por la razón que fuera, en los años 40 la joven generación comenzó a oponerse al sistema político existente que en algunos sitios había perdido su voluntad o habilidad de dominar. Este enfrentamiento se explica, en algunos lugares, como la presión de una nueva generación dentro de la clase alta, pero también tuvo un carácter de lucha de clases en otros lugares. En México, la nueva generación estaba formada por hombres ambiciosos de provincia que se pudieron promover socialmente gracias a la expansión de la educación secundaria a partir de los primeros años de la independencia. Los jóvenes de clase alta, de Perú y de Chile, buscaban destruir las que quedaba de las instituciones coloniales que tendían a bloquear la movilidad social.

  • Los artesanos urbanos también se movilizo y se alió, en ciertos casos, con los nuevos liberales, pero buscaban objetivos diferentes. La creciente demanda europea de productos y materias primas tropicales de América creo un nuevo ambiente de optimismo entre la clase alta, impulsando una voluntad de regeneración política y de cambios institucionales, en cambio, para los artesanos significo la llegada masiva de productos de consumo que amenazo con hundirlos.

  • Esta nueva generación liberal fue receptiva de las nuevas influencias europeas, el impacto de estas, junto con las tensiones intergeneracionales ayudaron a polarizar las ideas políticas en el periodo que transcurrió de mediados de 1840 a 1870. El gran problema seguía siendo los poderes y la influencia de la Iglesia. La influencia de Lamennais con su critica a la Iglesia como organismo político enfocado en el dinero, el poder y las dignidades, así como su invocación al cristianismo primitivo, popular y extra-eclesiástico, influyeron en muchos hombres de la nueva generación. Tenían un espíritu fuertemente democrático -apoyando la ampliación del sufragio- , insistiendo en la separación de la Iglesia del Estado. La imagen de la revolución europea de 1848 los impulso a interesarse en las clases bajas urbanas y su potencial movilización como clase trabajadora de las ciudades. La nueva generación, a pesar de tener estas características, era más individualista y liberal, que socialista. Surgió en Perú, la Sociedad del Progreso, en Chile, la Sociedad de la Igualdad, buscando esfuerzos por ilustrar a las masas trabajadoras a fin de movilizarlas.

  • Lamentablemente estos jóvenes nunca pudieron pasar de la retórica importada a una comprensión efectiva de los intereses de la clase trabajadora. Les interesaba constituir un ambiente político que favoreciera su propio ascenso dentro de la clase dirigente.

  • Estos políticos perseguían los mismos objetivos que sus predecesores, pero con nuevo espíritu e intensidad, creyendo que se había fracasado al intentar liberalizar la sociedad hispanoamericana. Reclamaban también la libertad de conciencia, prensa, educación y comercio, insistiendo en el individualismo liberal, en el ideal de igualdad ante la ley, abolir impuestos que constreñían las actividades como la alcabala, el diezmo y los monopolios gubernamentales. En los 50 se opusieron a la intervención estatal en economía, otorgar privilegios monopolísticos a empresas privadas o publicas y eliminar los privilegios jurídicos del ejército y de la Iglesia. Buscaban la abolición total de la esclavitud y la incorporación total de las comunidades indias en la sociedad dominante y capitalista.

  • Se concebían a si mismos llevando adelante una revolución política, económica y social que traería la culminación del movimiento que se había iniciado en 1810, pero que había sido traicionado en los años 30.

  • Las diferencias con los reformadores de los años de la independencia, radican en que el tema de la Iglesia era un tema crucial, también el individualismo liberal fue acompañado de una retórica del socialismo asociativo francés y gracias a las influencias del socialismo francés y a la revolución de 1848 se insiste mucho mas en el ideal de la democracia social.

  • Con todo esto el conservadurismo también se desarrollo de forma mas articulada, ya que en 1830, las fuerzas políticas de este conglomerado habían actuado sin una doctrina marcada, ya que al contar con el apoyo del orden social establecido y al no existir una oposición político importante, no necesitaron de una doctrina.

  • En el caso mexicano, Lucas Alaman, en los años 20 residía su lucha en la defensa de su clase, como una batalla entre “los hombres de propiedad y respetabilidad” - cuya situación garantizaba un uso responsable del poder- y un grupo de ambiciosos hombres de clase baja que se querían beneficiar “a costa de la nación”. En los 40 su visión cambia al decir que criticaba la tendencia liberal al basar el pensamiento y la acción política sobre principios abstractos, subrayando que las instituciones políticas debían ser el resultado de la larga experiencia histórica de un pueblo concreto, es decir, la autoridad debía basarse en la tradición. Las teorías liberales, al destruir las bases tradicionales del respeto a la autoridad, no dejaron a las autoridades gubernamentales “otro medio que la fuerza para hacerse obedecer”.

  • Bartolomé Herrera, peruano, eclesiástico, negaba la teoría liberal de la soberanía popular basada en el contexto social, manteniendo que el origen de la soberanía se encontraba en la “razón divina”, actuando a través de la ley natural, la soberanía tenia q emanar de los principios eternos y por lo tanto no se podía basar sobre la voluntad popular, que era variable y por ellos a menudo errónea. La gente no tenía ni la capacidad ni el derecho de hacer las leyes. Estos 2 ejemplos son de un conservadurismo extremo, luego de ellos se les sumaron aquellos políticos que en un principio se hicieron llamar liberales moderados. En la medida que en Francia empezó a desarrollarse la revolución socialista, los moderados hispanoamericanos hicieron marcha atrás, temiendo el impacto de una insurrección europea pudiera tener en trastornar los sectores mas bajos de la sociedad en sus respectivos países. Por ejemplo en Nueva Granada los conservadores no temían la revuelta de los campesinos sino la movilización de los artesanos de Bogotá y de los sectores populares de Cali, en Perú y Chile, la insurrección urbana también era una amenaza más real que la de los campesinos. Todos estos hombres, que antes se definieron como moderados, reaccionaron con horror no solo ante los sucesos de París sino todavía más ante la vociferante retórica socialista de los jóvenes de sus respectivos países.

  • Ante el tema de la Iglesia, los conservadores, concebían a esta como una institución central tanto para dar estabilidad a la sociedad como para conferir autoridad al Estado, según Herrera, la Iglesia era parte integral del Estado y de la sociedad. Otra visión era más instrumental, al verla como una institución que era útil como elemento cohesivo de la sociedad o como un medio de movilización política. Mariano Ospina Rodríguez, conservador de Nueva Granada consideraba que la religión era una fuerza de movilización política, ya que la libertad política, por un lado, era una cuestión en la que los conservadores inteligentes creían, pero, pero que no servía para cohesionar porque las masas conservadoras no la entendían, por otro lado, la seguridad personal y de la propiedad también eran principios importantes para los conservadores pero, desafortunadamente, solo movían a la gente a actuar prudentemente y no a luchar, y por ultimo la única bandera conservadora que tiene vida y muestra resolución y vigor es la que obra por sentimientos religiosos.

  • La utilización de la religión como fuente de soporte político, si no de arma política, los conservadores pusieron a la Iglesia en el centro de la discusión política al mismo grado que los liberales, que querían reducir su poder y privilegios. En algunas ocasiones los líderes eclesiásticos intentaron inútilmente deshacerse de los conservadores debido a que esta vinculación política a veces infligía a la Iglesia ataques políticos que de otro modo hubiera podido evitar.

  • Las elites políticas se dividieron en facciones con una identidad más o menos claras, antes de 1870, el grado en que los grupos se podían llamar partidos variaba de una región a otra. En los países en los que dominaban violentos caudillos políticos, como ocurría en las Provincias Unidas del Río de la Plata, Bolivia o Perú, no había lugar para que se desarrollaran los partidos cuya finalidad era ganar las elecciones. En ningún país, antes de la década de 1850, hubo organizaciones que movieran a las masas, salvo en Chile, que en 1820 ya se habían configurado los sectores conservadores y liberales. Las elecciones eran importantes, dado que la mayoría de los cargos políticos eran ocupados mediante elecciones indirectas, era importante lograr apoyo de ciertos electores previamente elegidos.

  • Los grupos políticos se formaban bajo una base de individuos que se adherían a los lideres o grupos políticos que con mas probabilidades les iban a recompensar, de esta manera, existen muchos grupos políticos que parecen tener como eje de su existencia este tipo de vinculación personal, mas que una consistencia ideológica, se encuentra esto particularmente en los grupos formados en torno a los caudillos o de otros lideres políticos dominantes. En la formulación más común se agrupa a propietarios, militares y clero en la coalición conservadora, mientras que se engloba a profesionales y comerciantes en el bloque liberal. Estas afirmaciones pueden ser falsas en la medida que comportan que en cada uno de estos grupos sociales había unanimidad. Por ejemplo un solo individuo podía ser a la vez un gran propietario, un comerciante y, posiblemente, también un abogado o un oficial militar. Es artificial diferenciar políticamente a la gente según su ocupación.

  • Incluso si se pudiera dividir netamente a los miembros de la clase alta en grupos según su función económica, resultaría aun imposible verlos separados en grupos de intereses económicos enfrentados. Los últimos estudios indican que los propietarios, los comerciantes y los profesionales figuraban de forma prominente en la mayoría de los grupos políticos. A saber un individuo se inclinaba por ser conservador si, en términos sociales, ocupaba una ubicación central, y a menudo había nacido y crecido en ciudades que habían sido importantes centros administrativos o bien ciudades universitarias durante el proceso colonial. En estas poblaciones se caracterizaban por tener un ethos más aristocrático, una jerarquía social más rígida que las ciudades provinciales de menos importancia. Estos jóvenes tenían mayor acceso a la universidad y luego estar dentro de la elite, los llevaban al poder. La ubicación central podía ser por el poderío económico.

  • Los liberales solían ocupar una ubicación social más periférica, procediendo de ciudades provinciales, en donde la estratificación social era menos pronunciada, tenían menos posibilidades de acceder a la educación superior, que constituía una vía para entrar a formar parte de la elite política, tanto a través del aprendizaje formal como a través de los contactos sociales que proporcionaba. Ante el traslado a las grandes ciudades, y enfrentarse a ese escenario, les hacia pensar en la igualdad ante la ley y la capacidad individual y que no tuvieran ningún interés en proteger las estructuras coloniales del poder, el privilegio y el prestigio.

  • En el bando liberal había también comerciantes y propietarios de posición social secundaria, aunque generalmente se les notaba menos que a los individuos de las profesiones liberales debido a que una identidad política muy acentuada podía poner en peligro a sus actividades económicas. Estos últimos se deberían ver a si mismos luchando para acabar con la estructura comercial oligopolista, sin embargo su liberalismo podía ser motivado tanto por su perspectiva de oportunidad social como por su papel económico. Los comerciantes pequeños también eran individuos a quienes la situación económica de sus familias no les permitía el lujo de mandar a sus hijos a estudiar a centros culturales, así pues, aclamaban el ideal de la igualdad de oportunidades.

  • El liberalismo era más fuerte en aquellas provincias que, habiendo sido centros coloniales de poca categoría, habían llegado a ser mas importantes en la política o la economía de la república. Provincias que aspiraban a luchar por el poder y la influencia política.

  • Tuvieran la preferencia que fuera, sorprende ver la poca confianza que tenían en sus propios países. Pensaban que la mayoría de su población era atrasada e ignorante, la elite creía que sería difícil formar una nación con tal tipo de gente. Se consideraba que los inmigrantes no solo contribuirían con sus conocimientos y capitales sino que también europeizarían la sociedad. La confianza en si mismo se vio minada por la crónica inestabilidad política que hubo en todo este periodo con la correspondiente inseguridad de la propiedad durante los años de la guerra civil. A su vez perdían confianzas al tener que soportar la presión de las potencias extranjeras, así las facciones de la elite a menudo sentían la tentación a comprometer la independencia nacional a cambio de obtener la ayuda de una potencia extranjera. Surgía así un frágil sentido de nacionalidad, solo en Chile existía es sentimiento luego de el orgullo nacional de vencer ala confederación Perú-Boliviana en 1839 y la prosperidad económica y el orden político de 1830 a 1850.

  • La inestabilidad política de Hispanoamérica se puede explicar por los modelos culturales e institucionales fuertemente enraizados, por otro lado también si se observa de forma mas detenida los sucesos en el transcurso del tiempo, subraya las consecuencias de las variables sociales y económicas.

  • La explicación cultural se fija más en elementos psicoculturales más que en las instituciones. Atribuyendo la inestabilidad al individualismo anárquico, intolerante, y exclusivista que invadía a la cultura española. A su vez, García Calderón, peruano, señala el peso de la tradición monárquica que en la era republicana conducía a la dictadura presidencial o que a su vez provocaba la rebelión.

  • El escritor ingles Cecil Jane explica que vio a los españoles y a los hispanoamericanos como idealistas extremos que buscaban combinar el orden y la libertad individual de formas tan perfectas que la política hispanoamericana se hundió primero en un extremo (el despotismo) y después en el otro (la anarquía), en vez de buscar la estabilidad en el compromiso constitucional de los dos principios confrontados. En el siglo XIX cuando los conservadores, que personificaban el principio del orden, estaban en el poder se dedicaban a implantar el orden hasta tal punto que inevitablemente provocaban una reacción violenta en defensa de la libertad. La falta de barreras dictatoriales traía el caos individual, que a su vez provocaba el retorno a la dictadura.

  • Esto es posible explicarlo desde España, ya que a diferencia de otros países de Europa, las instituciones feudales fueron débiles, los diferentes grupos de interés (nobleza, iglesia, comerciantes, etc.) mas que formar grupos de poder relativamente autónomos, dependieron fuertemente del Estado. Este estaba corporizado en el poder patrimonial del rey, que no solo era fuente de todo patronazgo, sino también el arbitrio definitivo de todas las disputas. Gobierna de una manera personalista potencialmente arbitraria más que conforme a la ley. La organización del poder dentro del sistema dependía en definitiva del rey, sin la presencia del rey, el sistema se deshizo.

  • Los líderes políticos americanos intentaron constantemente reconstruir la autoridad patrimonial de la corona española. Los caudillos, fueron incapaces de institucionalizar su poder en una “legitimidad supra personal” que fuera aceptada por la mayoría. La excepción es Chile con Diego Portales, una elite de propietarios y comerciantes fue capaz de legitimar un sistema bajo un fuerte centralismo ejecutivo que tuvo éxito, teniendo un poder patrimonial parecido al que ejercía el monarca.

  • La intromisión de ideas constitucionales occidentales durante el periodo de independencia fue un factor importante que estorbo la reconstrucción de la autoridad patrimonial sobre las líneas españolas tradicionales. El constitucionalismo liberal anglo-francés, con su énfasis sobre el poder de la ley, la división y separación de poderes, los controles constitucionales sobre la autoridad y la eficacia de las elecciones, se levanto como una contradicción a los valores y formas de vida tradicionales que se encontraban en la esencia de los hispanoamericanos. La estabilidad solo se podría conseguir cuando se lograra una síntesis de los dos modelos, de manera que el modelo tradicional dominara y los principios constitucionalistas quedaran como una fachada. Eso ocurrió en el modelo chileno.

  • Los puntos flojos de esta afirmación radican en que se considera a la cultura española como algo estático y que no evoluciona y se hubiese cristalizado en el tiempo. La legitimidad de los gobiernos también es cuestionada, ya que en el caso chileno la prosperidad económica ayudo para que el gobierno aplastara a su oposición, o intentos de rebelión, a diferencia de los otros países latinoamericanos que no tenían la bonanza económica experimentada por Chile.

  • La inestabilidad se podría explicar también porque en estas economías disgregadas había una falta de intereses económicos, mas que la existencia de intereses económicos enfrentados. En diferentes países las regiones que mas frecuentemente iniciaron rebeliones en contra del gobierno nacional fueron aquellas cuya localización les hacía difícil o imposible participar efectivamente en el comercio de exportación. En estas regiones, las elites locales, por falta de oportunidades económicas en donde invertir sus energías, se dedicaron a la tarea político-militar. En cambio las regiones que estaban integradas de forma más efectiva en la economía de exportación tendían a ser políticamente más estables.

  • Varias interpretaciones sustentan que, antes de 1870, la escasa integración en la economía mundial y la falta de una economía nacional integrada retrasaron la aparición de una burguesía dominante que pudiera, aliada con los intereses extranjeros, actuar efectivamente para garantizar el orden y la estabilidad política en Hispanoamérica. Debido al carácter de la economía estancada de la hacienda, los terratenientes no eran suficientemente cohesivos para formar alianzas políticas que pudieran controlar la política de su país. Por lo tanto, los ambiciosos y socialmente emergentes caudillos ocuparon el vacío de poder.

  • Las interpretaciones de la inestabilidad que subrayan la falta de una clase fuerte y unida dedicada a sostener al Estado se completan subrayando también la debilidad financiera de los nuevos gobiernos. La falta de fondos les hizo difícil conseguir la fidelidad del ejército, así como captar las elites civiles potencialmente disidentes a través del patronazgo. Tulio Halperin atribuye la debilidad financiera de los nuevos estados en parte a las consecuencias de la relación de Hispanoamérica con una economía atlántica. Los agudos desequilibrios mercantiles crearon una escasez de circulante y una contracción económica, debilitando las bases económicas de los gobiernos. Al mismo tiempo, su base social, sobre todo la burguesía urbana, quedo debilitada por la invasión de comerciantes extranjeros que se produjo y por la incapacidad del Estado de pagar a sus funcionarios. Exagera el grado en que los comerciantes hispanoamericanos se vieron zarandeados, ya que en muchos lugares el control ejercido por los comerciantes extranjeros solo fue temporal.

  • Las décadas que transcurrieron de 1870 a 1910 fueron años de consolidación y centralización política generalmente bajo gobiernos de tipo secular y modernizador, pero más o menos autoritarios y no democráticos. Desde le punto de vista de la historia intelectual y cultural, el Porfiriato en México y los otros regimenes liberales autoritarios son notorios por haberse desvestido de toda ideología liberal menos los atavíos externos y por haber adoptado un estilo político mas practico y autoritario.

  • La creciente demanda europea y norteamericana de materias primas latinoamericanas conllevó una afluencia de préstamos e inversiones extranjeras en ferrocarriles, minas y en el sector agrícola de exportación; en el caso de Argentina y Uruguay, también significo la llegada de inmigrantes europeos. Estas inversiones extranjeras, así como los beneficios de las exportaciones que habían aumentado considerablemente y también los ingresos aduaneros proporcionados por las importaciones, en el periodo 1870-1910 suministraron a algunos regimenes los recursos necesarios para cooptar a los posibles opositores en los puestos del gobierno y contentarlos con concesiones o contratos. También les permitió mantener un ejército nacional moderno con el que reprimir a los opositores que no podían ser comprados.

  • Para los sectores superiores de la sociedad, la nueva era se caracterizaría más bien por la posibilidad de hacer dinero que por la conflictividad política, por el predominio de un serio sentido practico más que de una cruzada ideológica.

CAPITULO 3: MÉXICO

Independencia: 24 de febrero de 1821. Fue proclamada por el brigadier realista Agustín de Iturbide.

Su manifiesto: “El plan de Iguala”:

1.- llamamiento a favor de la independencia

2.-Unión de los mexicanos y los españoles

3.- respeto a la iglesia católica romana

Sistema de gobierno: monarquía constitucional emperador elegido entre los miembros de la familia real europea. Aquí el congreso elaboraría una constitución especialmente española.

Por medio de las tres garantías, defendidas por el ejército:

El gano apoyo de los viejos guerreros de la independencia. Gral. Vicente Guerrero, por ejemplo.

Seguridad a los españoles nacidos en la península pero que residían en México

Busco atraer al sector eclesiástico: por medio de la mantención de sus privilegios, que se veían amenazados en España por el régimen liberal revolucionario.

30 de junio de 1821: desembarco en Veracruz el capitán general Juan O´Donojú, el cual debía introducir las reformas liberales. Sin embargo, también debía mantener la colonia en el centro del imperio español. O´Donojú, al llegar a México, vio que la independencia era una realidad y, literalmente, quería retornar a su patria lo antes posible.

24 de Agosto de 1821, en Córdoba, al pie nevado del volcán Ctlaltepelt, firmaron un tratado que reconocía al Imperio mexicano como una nación soberana e independiente, no obstante, difería del tratado de Iguala, puesto que ofrecía el trono a Fernando VII, o a un príncipe de alguna casa reinante. Sin embargo, ninguno de los cuatro príncipes que se pretendían (todos españoles, x cierto) En eses caso, el congreso elegiría.

O´Donojú, a pesar de que firmo el acuerdo con su titulo constitucional de Capitán general y jefe político superior, hasta hoy, a pesar de ello, se le reconoce como el último virrey español.

Iturbide entró a la ciudad de México el 27 de septiembre de 1821:

Junta de Gobierno, compuesta por 38 miembros.

O´Donojú murió e Iturbide no envió emisarios a Madrid para que enviaran otro representante.

13 de Febrero de 1822 las cortes españolas rechazaron el tratado de Córdoba.

La independencia de 1821 no trajo cambios inmediatos a la estructura político social .Sin embargo, algunos de sus efectos posteriores fueron que el poder político que antes ejercía la burocracia real fuera traspasado al ejército

Realista: Iturbide

Republicano: Guerrero

Ahora bien, a España no le gusto para nada la proclamación de independencia de su colonia, y lo demostró de diversas maneras. Una de ellas fue, efectivamente el rechazó al tratado de Córdoba. Y México, sin entender y mucho menos aceptarla negativa de la madre patria, tomo sus decisiones.

“La noche del 18 de Mayo de 1822, la guarnición militar local le proclamó emperador con el nombre de Agustín I y la mañana siguiente , bajo una considerable presión militar y popular, el congreso aceptó la situación y reconoció la nueva monarquía” (Pág. 108).

Fue coronado por el presidente del congreso, porque el arzobispo declino ungir al nuevo dirigente, el 21 de julio en la catedral de la capital.

El imperio de Iturbide no perduraría. En un afán de afianzarse en Pro de los intereses de su gente, solo obtuvo que lo miraran no como a un emperador, sino como a uno más de ellos, pero por efecto de su poder, lo encasillaron en la categoría de tirano.

Si bien desde el principio esto contó con poco apoyo (la nobleza mexicana anhelaba un príncipe europeo), debido a que era hijo de un comerciante. Muchos otros, burgueses y comerciantes incluidos- de origen español- no veían con buenos ojos que un igual estuviera por sobre ellos, y empezaron a preferir las ideas republicanas. Ya que de esa forma, cualquiera podía optar a la presidencia.

Iturbide tampoco demostró mucho tacto, puesto que el 31 de Octubre encarceló a miembros del congreso y, posteriormente, lo cerró. Violando así puntos fundamentales del plan de Iguala y del tratado de Córdoba. (También violo el tratado al no ofrecer el puesto a un príncipe europeo). Además, tampoco manejo con mucha maestría el tesoro nacional, por lo que la nación tenía serios problemas económicos.

También se desperfilo al querer implementar medios confiscatorios, ya que los comerciantes que se vieron afectados buscaron apoyo en los borbonistas. Fue el comandante militar de Santacruz, Santa Ana, quien el 2 de diciembre de 1822 proclamó la republica y apeló a la reinstauración del congreso. Posteriormente, unos días más tarde, se arrepintió porque en eses contexto, el termino república era demasiado revolucionario.

El manifiesto de Santa Ana pedía “la verdadera libertad de la patria”, lo que para los republicanos conllevaba a la república y para los borbonistas y españoles implicaba una monarquía constitucional.

Por tanto, a ambos bandos se los impulsaba contra Iturbide.

“Garantías de Iguala”

Independencia: esencial para los mexicanos

6 de diciembre de 1822: Santa Ana recibió el apoyó de Guadalupe Victoria, que no solo firmo el manifiesto, sino que además era de tendencia republicana. Ahora bien, a pesar de ello, Santa Ana se unió a esta vertiente política pesar de que en las guerras de independencia el no solo había sido realista, sino que también había apoyado a Iturbide. Muchos generales se les unieron,

“No estamos en contra del sistema de gobierno establecido -dijeron- , no intentamos hacernos republicanos, nosotros solo buscamos nuestra libertad”. Pero a pesar de ello dio la ilusión de que eran republicanos.

Las cosas se precipitaron de tal manera contra Iturbide (incluso que lo abandonaran muchos oficiales que antes lo habían apoyado) que abdico como emperador el 19 de marzo de 1823. Y el congreso eligió un nuevo triunvirato, conformado por los generales Victoria, Bravo y Negrete. (Los dos primeros considerados republicanos).

8 de Abril de 1823: se anula el manifiesto de Iguala, el tratado de Córdoba. El congreso decretó que México desde ese entonces era libre de adoptar el sistema constitucional que quisiera, es decir, fue la manera diplomática de declarar, y consolidar, el surgimiento de la republica como nuevo sistema de gobierno.

Ahora bien, la república Mexicana llego a conformarse por el movimiento que realizó Santa Ana, pero fue pensada por intelectuales y hecha posible- y hecha suya- por el ejercito.

Si bien el congreso, en mención al aporte que Iturbide realizó a la independencia, le hizo entrega de una generosa pensión para que viviese en Italia, el no estaba satisfecho y volvió a México por la errónea idea de que había adeptos a su política aun. No sabía que el congreso lo había declarado traidor y, a los pocos días de llegar, fue apresado y ejecutado.

El triunvirato trabajo para recuperar la confianza pública, y así obtener 2 empresitos con Londres:

1.- 1824, con la casa Glodschmitt and company

2.- meses más tarde con la compañía Barclay and company.

“de este modo México asumió una carga de 32 millones de pesos en deuda extranjera, pero debido al bajo precio y a las deducciones…solo recibió 10 millones”. Con este dinero se pretendía hacer mejoras a largo plazo. Sin embargo, se les fue en pagar a los funcionarios públicos, en especial al ejército.

Ingleses:

Sus préstamos estabilizaron los primeros años de la república.

Interés evidente por los yacimientos minerales de México.

En total se inyectaron más de 20 millones a la deficiente economía

Lucas Alamán (Márquez de San Clemente):

- ministro del interior y de asuntos extranjero desde 1823. Fue la persona que más contribuyo a llevar capital extranjero a la reciente republica.

Los antiguos sostenedores del Imperio mexicano, dirigido por un príncipe europeo, pasaron a ser republicanos centralistas.

Y los que estaban contra Iturbide se convirtieron en federalistas y anhelaban una organización federalista como la de Estados Unidos.

En 1823 reapareció la vieja batalla entre borbonistas y republicanos. Los primeros fueron acusados de haber derrocado a Iturbide pese a que era lo que todos deseaban; y a los segundos se les unieron los antiguos seguidores de Iturbide y, en el congreso, ganaron los federalistas.

Noviembre de 1823: se reúne el congreso y aprueba una constitución federal muy similar a la de Estados Unidos., de hecho, adopto la costumbre de elegir presidente y vicepresidente, aunque no fueran del mismo “partido político”, aunque entrañase cierto riesgo.

Constitución de 1824: divide al país en 19 estados.

Se estableció también la división de los poderes del estado en ejecutivo, legislativo y judicial.

Estableció como religión oficial la católica Apostólica y Romana

No mencionaba igualdad ante la ley, a diferencia del “plan de Iguala”. De hecho, con este comparte solamente dos de lo tres puntos, puesto que en vez de un príncipe europeo mantiene un régimen federalista. Ahora bien, el hecho de la no igualdad civil era solo en beneficio de la casta militar y de los religiosos, pues no mostraban ningún interés en salvaguardar la insignificante nobleza mexicana, que había tenido su minuto de gloria en desmedro de privilegios para ellos. (“ya fuera federal o centralista, sería un militar el presidente de la republica”)

Guadalupe Victoria fue el primer presidente federalista liberal, y el vicepresidente, Nicolás Bravo, un centralista conservador. Ambos habían luchado por la independencia.

El presidente Victoria trato de mantener un equilibrio entre centralistas y federalistas, pero a pesar de ello, en 1825, Alamán (ministro por centralista) fue obligado a dejar su cargo debido a los ataques federalistas.

España estaba intentando, mediante los cargos burocráticos que ocupaban algunos hispanos, recuperara el poder de México, porque fuero los únicos que no aceptaban la evolución que esta nación había tenido. Los federalistas utilizaron el nacionalismo como un arma contra los centralistas, que estaban dando su apoyo a los españoles.

Bravo, el vicepresidente y líder centralista, fue derrotado por un antiguo compañero de armas, Guerrero, y mandado al exilio. La diferencia yacía en que Guerrero abrazó la causa federalista.

Por causa de la revuelta de Bravo, los centralistas ni siquiera pudieron presentar candidato a las elecciones presidenciales de 1828.

Los federalistas se dividieron en moderados y radicales

General Manuel Gómez Pedraza: candidato moderado, apoyado por centralistas o conservadores, era el ministro de guerra del gabinete de Victoria. Por los radicales iba el líder de los federalistas, el General Guerrero (aunque muchos creían que era el títere de Zavala, periodista liberal).

Pedraza salio presidente, Guerrero no lo acepto y Zavala organizó una revolución en su nombre, y triunfo en la capital en diciembre de 1828. Recibió el poder de manos de Victoria el 1 de abril de 1829.

Guerrero era un símbolo de resistencia mexicana frente a todo lo español. Y por tanto, inicio echando a los españoles que aun vivían en la república, y Zavala, su ministro de hacienda, encontró el tesoro casi vacío,

Medidas que tomo Zavala para aumentar los ingresos de la república:

Vender parte de las propiedades de la iglesia

Impuestos

Por lo ya ante mencionado se gano el desprecio de los comerciantes y propietarios.

1829 la temida invasión, aunque Santa Anna fue a Tampico, donde habían desembarcado, y los aplasto. Sin embargo, tras esta breve unión en Pro de un enemigo en común, al retornar la tranquilidad de su autonomía, volvieron los conflictos internos.

Guerrero no fue atacado directamente por los conservadores, no obstante Zavala y Poissent si (este último era un protestante norteamericano y, por tanto, rechazado por los católicos). Ahora bien, el primero renuncio a su cargo y el segundo se fue poco después, por lo que Guerrero quedo sin el apoyo de sus más fieles hombres, perdió al poco tiempo el cargo. El vicepresidente Bustamante y Bravo tomaron el control. Guerrero se retiro tranquilamente.

Bustamante asumió como presidente el 1 de enero de 1830, con un gabinete eminentemente conservador. Y Alamán fue nuevamente, en su calidad de ministro del interior y de relaciones exteriores, el líder del gabinete.

Obras de su régimen:

Reprimió a la oposición

El gobierno central intento concentrar a los estados

Se confirmaron los privilegios de la iglesia.

La economía y las finanzas del país mejoraron

Crearon un banco gubernamental la introducción de maquinas de hilar y tejer algodón y prohibió la exportación de este a Inglaterra.

Alamán había puesto las bases de la revolución industrial en el sector textil.

A Guerrero no le gustaron estas medidas e intento un levantamiento, pero fue detenido y ejecutado. Ahora bien, porque no se le permitió simplemente exiliarse, pues porque el nuevo gobierno quería dejar de manifiesto que los criollos y mestizos (como lo era Guerrero) no debían tan siquiera soñar con el cargo de la presidencia.

Se realizó un concurso acerca de los derechos respectivos de la iglesia y el estado sobre la propiedad privada, gano José María Luis Mora, que inserto las bases del liberalismo y anticlericalismo.

Desde esas bases, los términos generales de lo que se quería estaban ya implantados, y fue Gómez Farías quien organizó a oposición al ahora ya débil gobierno de Bustamante.

A finales de 1822 Bustamante, sin sus partidarios más fieles- a los que se creía causantes de la muerte del héroe nacional el general Guerrero- simplemente dimitió.

1833, Santa Anna fue elegido presidente y Gómez Farias vicepresidente. Este último llevo a cabo importantes reformas a la Iglesia, derogo la ley civil de los diezmos, pasando a ser voluntario. Se declaro ilegal la venta de los bienes monásticos.

También intento reducir el tamaño del ejercito, pero los militares pidieron la intervención de Santa Anna, por lo que el comenzó a asumir su nuevo cargo en la capital.

Gómez Farias fue echado de su cargo y se comenzaron reformas en la constitución de 1824, para que la republica fuera centralista.

Santa Anna, conciente de que el centro del federalismo era Zacatecas, los invadió, y gano. Sin embargo, con Texas fue otra cosa y, al final, esta quedo como limite entre México y Estados Unidos.

A finales de 1836 España y la Santa Sede reconocieron la independencia de México.

Por una mala gestión y represión con variadas provincias, volvía a haber un ambiente de revolución. El general de Guadalajara Mariano Paredes Arrillaga exigió la destitución de Bustamante, y que se modificara la constitución de 1836. Santa Anna actúo como intermediario, convirtiéndose en presidente provisional en 1841.

Santa Anna busco el apoyo de la iglesia para recuperar Texas y Yucatán. A pesar de ello, se reformulo la constitución y, en el segundo borrador, se especificaba la igualdad de todos ante la ley. A pesar de ello, y como concesión a Santa Anna, no se hablaba de estados, si no de departamentos. Cabe también destacar que la educación, a este período, sería gratuita.

También, dentro de estas reformas, el presidente tenía un poder suficiente para ejercer un gobierno centralizado, sin embargo, no un poder ilimitado, pues no deseaban déspotas.

Paredes se rebelo en Guadalajara debido a las extorsiones fiscales, francamente descaradas, que estaba llevando a cabo Santa Anna. La cámara de diputados y algunas unidades del ejercito se mostraron a favor de este descontento, por lo que él fue destituido a finales de 1844, y se le mando al exilio hasta su muerte. El congreso eligió al general José Joaquín Herrera, moderado, como presidente.

A partir de aquí las batallas fueron por la soberanía de Texas ya que, México y Estados Unidos la reconocían como parte de su territorio. El congreso norteamericano acepto la anexión de Texas y de aquí comenzó la revuelta. México entero estaba furioso por este hecho. Sin embargo, Herrera noto que esta furia, sin el respaldo europeo y sin los medios económicos era en realidad una guerra perdida de ante mano. Intento negociar y sus compatriotas lo vieron como alta traición y fue destituido, y Paredes asumió el cargo, que nuevamente estaba bacante. Él, como católico conservador, no quería, precisamente, una republica liberal.

Bajo este tipo de pensador fue que Alazán resucito el Plan de Iguala. Sin embargo, la idea a esas alturas no tenía ni pies ni cabezas, y fue desechada. Las hostilidades con el país fronterizo estallaron en abril de 1846 y en tres meses derrotaron a los mexicanos.

Por increíble que parezca, Herrera se vio desprestigiado por el suceso y por sus ideales y fue reemplazado por el exiliado Santa Anna y por Gómez Farías - recordar que hace ni dos años atrás estaban paleándose- se propusieron trabajar juntos. De esto se entendió tácitamente que el primero sería presidente y el segundo sería el vicepresidente. Esto, más tarde, fue ratificado por el congreso.

Santa Anna se fue a la guerra y Gómez Farías se quedo a buscar los fondos para solventarla. La más afectada fue la iglesia, y nuevamente comenzó el resentimiento. El 1 de abril se abolió la vicepresidencia.

29 de marzo el puerto de Veracruz cae bajo las manos del general estadounidense Scott. El 15 de septiembre cae puebla. Santa Anna (dando una vez más pruebas de su altruismo y lealtad al estado) dimitió como presidente.

La resistencia mexicana se rindió y los norteamericanos dejaron de avanzar. En la capital se estableció una junta municipal. Los norteamericanos hicieron lo posible por ahorrar humillación a los mexicanos. Así que acordaron un tratado de paz, el 2 de febrero de 1848. México perdió lo que ya no tenía, Texas, nuevo México y California.

La situación económica no vario mucho, los indios seguían en tierras comunales y los terratenientes continuaban manteniendo sus haciendas. Y, en las haciendas, los trabajadores estaban ligados a la propiedad por el peonaje. En este sentido, la deuda era lo que los retenía en la mayoría de los casos. Cabe destacar que para el peón era conveniente pedir prestado y endeudarse con su patrón, para así no ser echado de la propiedad. Una ventaja que tenían los peones de este país era que podían tomar prestado maíz de la propiedad, algo bastante útil en época de hambruna.

Yucatán era una excepción en muchos aspectos. Era federalista, por ejemplo, y su economía estaba bastante desligada del centro, ellos cultivaban el henequén con bastante éxito.

No obstante esto, los blancos no cumplieron las promesas hechas de abolir, o al menos reducir los impuestos parroquiales, o el derecho a usar las tierras publicas, por lo que los mallase revelaron en 1847, a principio solo fue una revuelta, pero luego se convirtió en una verdadera guerra. Se conoció como la guerra de castas. México no estaba para suprimir esta clase de sublevaciones y llegaron a ofrecer este territorio a Inglaterra, incluso a EE.UU., CON TAL DE QUE LOS CONTROLASEN Y A ELLOS, LOS PROTEGIERAN.

En Querétaro y San Luis de Potosí se desarrollo un movimiento agrario revolucionario. La llamada rebelión de Sierra Gorda quería dar tierra libre a los arrendatarios y a los peones de las haciendas, pero los rebeldes no fueron lo suficientemente fuertes para atacar las ciudades y solo se contentaron con quemar las haciendas.

Herrera, con una pequeña fortuna, compro material militar a EE.UU. y normalizó un poco la situación en México central. Luego, en cuanto a Yucatán, la guerra se prolongo por varios años, hasta que, con ayuda de mercenarios inclusive, los mayas fueron apaciguados. De esto solo obtuvo, esta ciudad, la imposibilidad de independizarse de México, pues no tenían nada las clases terratenientes con lo cual solventarse.

A partir de 1854 México, finalmente, comenzó a poner orden la deuda extranjera y a pagar puntualmente.

El gobierno del general Mariano Arista (liberal moderado) duro poco, por la no aceptación de los conservadores, liberales radicales y seguidores de Santa Anna. Por lo que podemos ver, todo se venía en contra de los liberales moderados, porque se creía que había traicionado a la nación al haber firmado el tratado de paz y, por vender la mitad del territorio.

Luego de una nueva serie d presidentes “Express”, volvieron a nombrar a Santa Anna, el 17 de marzo de 1853, pero, a diferencia de su anterior mandato, ahora los conservadores y los liberales se inclinaban por su cargo. Lerdo de Tejada, secretario del nuevo ministerio de fomento, hizo mucho para que se construyeran líneas telegráficas, que serviría mucho dadas las condiciones del terreno mexicano.

Con el tiempo, el régimen de este hombre se fue volviendo cada vez más reaccionario y autocrático, le encantaba vanagloriarse pero no gustaba del trabajo administrativo. Y, en cierta medida, esto lo podemos ver a lo largo de su trabajo en el gobierno, siempre se quedo con el campo de la guerra, y así obtenía la gloria. En cambio siempre delego lo administrativo al presidente civil (yo deduzco que al vicepresidente).

Sin embargo, esta actitud beneficio notablemente a la iglesia, porque, entre otras cosas, permitió el regreso de los jesuitas. Sin embargo, se extralimito, puesto que envío a varios liberales al exilio o a prisión. Así que, como es ya recurrente, hubo otra sublevación.

Esta vez de mano del coronel Villareal, el 1 de marzo. Sus principales puntos eran la destitución de Santa Anna, la elección de un presidente nombrado por el ejército revolucionario y la conformación de un congreso extraordinario para la redacción de una nueva constitución.

1855. Santa Anna abandona la presidencia y se embarco al exilio. Volvió en 1874, cuando se lo permitió el presidente Sebastian Lerdo. Y me alegra notificarles que murió dos años después, en la ciudad de México.

Asumió la presidencia Álvarez, y se rodeo de una corte de ministros jóvenes, que no venían con la carga de odios de las guerras anteriores, se los llamaba los puros. Eran, casi todos, liberales radicales.

Los liberales terminaron con el “permiso de la iglesia a tener propiedades. Asimismo, los liberales también buscaron terminar con las propiedades de las instituciones civiles. Y, a pesar de las protestas de los campesinos se vendieron parte de estos ejidos (pastos comunales).

Se reconocía que, ahora que había un gobierno liberal en el poder, había que afianzarlo ahí, sobre todo por la debilidad mexicana en la frontera con el estado norteamericano. También reconocieron que, ahora que el federalismo había perdido su significado, la iglesia y su oposición era el problema que debían de enfrentar.

Guerra de los tres años:

La pelea se dio ahora entre dos presidentes del Estado. Por un lado el liberal de Guanajuato y, por el otro, el conservador. Y ambos, como ya hemos visto, miraron a la iglesia a la hora de buscar financiamiento.

Las cosas llegaron a su punto máximo. Por un lado los conservadores prometían retractar la ley de Lerdo, por el otro, los liberales, pese a sus problemas internos, no cejaban en su afán de victoria.

En su desesperación, el gobierno constitucional permitió a los estados unidos, a cambio de dos millones de dólares, el libre transito por el istmo de Tehuantepec y del río grande de Arizona hasta el golfo de California. Sin sospecharlo siquiera, fueron salvados del escarnio publico al rechazar, el congreso norteamericano, esta proposición.

A principios de diciembre de 1860, la victoria era tan clara que el gobierno liberal de Veracruz finalmente decreto tolerancia religiosa total.

1836-1864 algunos mexicanos vieron al imperio como una respuesta para finalizar los casi 50 años de anarquía y guerra civil, puesto que habían perdido la fe en su país para gobernarse a si mismos.

Restaurada por Juárez, la república liberal duro hasta 1876, cuando el general Día destituyo al presidente civil Lerdo. Este se conformo como el nuevo líder, y le dio a México una estabilidad, un desarrollo económico sin precedentes al país. Sin embargo, en su afán de centra el poder político, los jóvenes mexicanos lo consideraban una tiranía y, en 1911 fue su caída, y el principio del primer episodio de la revolución mexicana.

Capitulo 4

LAS REPÚBLICAS CENTROAMÉRICANAS

  • Reino de Guatemala: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica. (Chiapas, una provincia del reino de Guatemala, se unió a México llegada la independencia. Panamá, era una provincia del Reino de Nueva Granada que se convirtió en parte de la república de la Gran Colombia)

  • El estancamiento económico entre las clases sociales, el desconcierto político y la anarquía sustituyeron a la relativa tranquilidad y estabilidad de la era hispánica.

  • Los criollos centroamericanos, a diferencia de otras colonias Americanas, no obtuvieron el control del gobierno, con la llegada de Napoleón a España en 1808. El control siguió en Guatemala hasta 1821. y la independencia fue resultado de una ley en la asamblea de notables que el 15 de septiembre de 1821.

  • En el Salvador, Nicaragua y Honduras ya desde 1811 - 1812 y a fines de 1813, existieron movimientos que fueron atajados por el gobierno de José Bustamante.

  • En la constitución de 1812, establecía la libertad de prensa, elecciones no sólo para los ayuntamientos, sino también para las nuevas diputaciones provinciales y la representación de las colonias en España; se abría el camino hacia un gobierno más representativo y procedimientos más democráticos; alentaba el libre comercio y amenazaba los tradicionales fueron y monopolios.

  • Bustamante, no reconoció la constitución de Cádiz e hizo todo lo posible para retrasar su aplicación.

  • El objetivo en general de las provincias y regiones Centroamericanas, era separarse y lograr autonomía de España, Guatemala o México. Existía un gran resentimiento regional.

  • Siguieron demandas religiosas, pues los salvadoreños requerían su propio obispo, y la separación de diócesis con Guatemala. Las reformas de Cádiz ofrecieron a los criollos Salvadoreños una posibilidad de autogobernarse y como es de esperarse, esto le dio a San Salvador la posibilidad de ser semillero de pensamientos y de actividades liberales.

  • Existía un gran resentimiento hacia la aristocracia Guatemalteca, puesto se mostraba reacia a las reformas liberales y en general era de un pensamiento más conservador (dígase que apoyaba la monarquía Española), y aunque con la constitución de Cádiz de 1812 la política se torno más dinámica, este odio y resentimiento hacia la alta aristocracia Guatemalteca era general dentro de los criollos Centroamericanos.

  • En febrero de 1821 Iturbide inicio su rebelión en México y la noticia del plan de Iguala a favor de la monarquía independiente se extendió hacia el sur.

  • En Chiapas, los ayuntaie3ntos del Comitán ciudad Real y Tuxtla se declararon separadamente a favor del plan el 28 de agosto y el 3 y 5 de septiembre respectivamente uniéndose al México independiente. (afuera de la asamblea una multitud clamaba por la independencia)

  • No cambio nada, la aristocracia española encabezada por Gaínza, permaneció. Se dejo en manos de la aristocracia Guatemalteca el control del gobierno y de la economía. Con esto nacía el partido conservador.

  • A pesar de que muchos sub-entendieron de que todas las provincias también apoyarían la independencia, estas decidieron votar por municipalidad. Todos resolvieron la independencia de España.

  • En general todas las regiones tenían opiniones divergentes con respecto a seguir dependientes de Guatemala o juntarse con México.

  • Centroamérica se fragmentaba políticamente y se enredaba en una ola de secesiones regionales y locales.

  • En general todos los conservadores de Centroamérica respaldaron la anexión, mientras que los liberales pedían una federación republicana e independiente.

  • A finales de 1821, 115 ayuntamientos (104 incondicionales, y 11 con ciertas estipulaciones) habían acordado su incorporación al imperio mexicano. Otros 32 dejaron la cuestión en manos del gobierno provisional mientras 21 declaraban que sólo un congreso general podía decidir sobre el tema. Sólo 2 ayuntamientos se opusieron completamente a la unión, mientras 67 permanecían a la expectativa.

  • A finales del mes, Vicente Fisiola (quien había tomado posesión del cargo de capitán general, el 22 de junio de 1822) invadió El Salvador con una fuerza de 2.000 hombres. San Salvador busco frenético una salida a su causa, incluyendo una declaración de anexión a los EE.UU, todo falló y la ciudad capitulaba el 10 de febrero de 1823.

  • Bajo la presidencia del padre Delgado de El Salvador, el 1 de junio de 1823 el congreso declaro a Centroamérica libre e independiente adoptando el nombre de Provincias Unidas de Centro América. Al día siguiente se convirtió en Asamblea General Constituyente y comenzó a trabajar en una constitución republicana. México reconoció a las Provincias Unidas de Centro América en agosto, mientras Fisiola y su ejército se retiraban.

  • Alrededor de un 65% de la población de Centroamérica eran indios, el 31% ladinos (mestizos y mulatos) y sólo un 4% eran blancos

Población estimada de Centroamérica, 1820 - 1870

En miles de habitantes

País

1820

1830

1840

1850

1860

1870

Costa Rica

63

72

86

101

115

137

El Salvador

248

271

315

366

424

493

Guatemala

595

670

751

847

951

1.080

Honduras

135

152

178

203

230

265

Nicaragua

186

220

242

274

278

337

Centroamérica

1.227

1.385

1.572

1.791

1.998

2.312

  • En el siglo XVIII el reino de Guatemala se había convertido en un importante exportador de añil Salvadoreño y Guatemalteco. Honduras y Nicaragua, y en menor grado Costa Rica, eran importantes suministradoras de ganado y alimentos para las regiones productoras de añil y para el centro administrativo del reino. Una creciente evidencia sugiere que la economía tardo colonial estaba, por tanto, muy unida a la economía internacional y que había una significativa integración en la economía del reino.

  • Tras la independencia el conservadurismo de la clase dominante llegó a ser manifiesto, opuesto a ello especialmente en las provincias estaban los representantes de las profesiones y sectores medios y los burócratas del gobierno que veían en el liberalismo la oportunidad de mayores avances y oportunidades económicas. Pero la dura coyuntura económica no afecta sólo a las elites. Ciertamente la extensión de la miseria entre los pobres urbanos incrementó las tensiones sociales en la época y ayudo a proporcionar soldados para los ejércitos de ambas partes en los conflictos que siguieron.

  • Las familias, en tanto conservadoras como liberales, a pesar de estar muchas veces unidas por lazos económicos y matrimoniales, se desvincularos, dado las problemáticas políticas.

  • Centroamérica tras la independencia eliminaron la mayor parte del espacio intermedio y cristalizaron en el abierto enfrentamiento de 2 partidos que caracterizaría la política en Centroamérica el resto de la centuria.

  • El 23 de julio, todos los titulo de distinción, realeza o nobleza, incluyendo el uso del “don”, fueron abolidos. El mismo decreto incluía reformas anticlericales; los obispos y arzobispos, fueron privados de cualquier titulo excepto “padre”.

  • El documento que finalmente emergió en noviembre de 1824 era un compromiso entre radicales y conservadores. Combinaba elementos de la constitución de 1812 y de la constitución de los EE. UU de 1789. Dedicada a la protección de la “Libertad, igualdad, seguridad y propiedad”, la constitución de 1824 garantizaba al catolicismo el carácter de religión oficial “con exclusión del ejercicio público de cualquier otra”, prohibía la esclavitud y proporcionaba grandes garantías de las libertades individuales.

  • El presidente no tenía Dº a veto (antes era muy usado por los políticos el “veto” a ciertas leyes) y debía hacer correr la ley apenas ésta fuese aprobada por el senado (también era de usanza común el no aplicar las leyes aprobadas por el senado). El presidente, era también jefe de las fuerzas armadas.

  • Cuando en febrero de 1825 se reunió el nuevo congreso presidio por el doctor Mariano Gálvez, los liberales parecían haber triunfado, y sin embargo la elección a la presidencia de abril, favoreció al más moderado José del Valle. A pesar de haber obtenido 41 de 79 votos válidamente emitidos, le falto 1 para la mayoría de 82 votos posibles, y de este modo la votación quedo en manos del congreso.

  • El congreso eligió a Arce, por mayoría de 22 votos contra 5.

  • El gobierno del presidente Arce, nunca consiguió verdaderamente un control efectivo de ninguno de los 5 estados que formaban la federación.

  • La elección presidencial de 1834, la gano José del Valle. Sin embargo, murió sin poder tomar posesión del cargo y Mozarán permaneció constitucionalmente como presidente por haber obtenido la 2º mayoría.

  • En la práctica mientras Gálvez obtenía una sustancial aceptación en su programa entre la elite, no consiguió superar la extendida oposición entre las clases más bajas del país.

  • La influencia extranjera era evidente en muchos puntos del programa de Gálvez, pero las concesiones hechas a los madereros de caoba y los proyectos de repoblar el norte y el este con colonos ingleses hicieron que los habitantes consideraran a los liberales más favorables a los intereses extranjeros que a los nacionales. Entre marzo y agosto de 1834 el gobierno guatemalteco cedió casi toda la tierra pública a compañías extranjeras.

  • Entre 1829 y 1831 Guatemala censuró la correspondencia eclesiástica, embargo los fondos de la iglesia y confisco las propiedades de los conventos. En 1832 Gálvez suprimió la recaudación del diezmo, elimino muchas fiestas religiosas, confisco más propiedades eclesiásticas, estableció el Dº de las eclesiásticos a hacer testamento según su propia voluntad y legitimo el derecho de los hijos de los clérigos a heredar la propiedad de sus padres. Más tarde la legislatura de Guatemala autorizo el matrimonio civil, legalizo el divorcio y acabo con la supervisión eclesiástica de la educación. En los pueblos indios y ladinos, en donde la política de Gálvez irritaba a las aldeas, los curas despotricaban contra el gobierno que desafiaba su autoridad, atacaban sus sagradas instituciones, trían al país extranjeros protestantes y amenazaban los fundamentos de la sociedad. Estos curas rurales estuvieron en la vanguardia de los alzamientos que sacudieron Guatemala en 1837.

  • Emergió un líder natural José Rafael Carrera, nacido en la capital en 1814, carrera un ladino, había servido como tambor en el ejército conservador durante la guerra civil en1826 - 1829 y más tarde se trasladó a la montaña. Se volvió contra el gobierno y dirigió sus tropas en ayuda de los campesinos que estaban resistiendo las fuerzas gubernamentales de anta Rosa. El liderazgo de carrera convirtió allí su fracaso en victoria y pronto comandó una banda guerrillera que controlaba la mayor parte del este de Guatemala.

  • A finales de junio dio a conocer sus demandas:

  • abolición de los códigos de Livingston

  • protección de la vida y de la propiedad

  • retorno del arzobispo y restauración de las órdenes religiosas

  • supresión del impuesto por cabeza

  • amnistía para todos los exiliados desde 1829

  • respeto a las órdenes de Carrera bajo pena de muerte a los que no obedecieran.

    • El poder económico de la aristocracia criolla -grandes terratenientes y comerciantes- había sido erosionado pero no destruido durante el dominio liberal. Habían ampliado sus posesiones entre los años treintas.

    • Entre las fuertes batallas entre Mozarán y Carrera se dio una suerte de empate, en la cuales los conservadores se dieron por ganadores.

    • En otros estados los conservadores consolidaron su fuerza y organización al aliarse con los caudillos populares emergentes. De este modo el conservadurismo vino a relacionarse estrechamente con la autonomía local y con la ruptura de la federación centroamericana. Con Mozarán El Salvador, los conservadores recuperaron rápidamente el poder en Guatemala, y el 22 de julio Valenzuela entrego el poder ejecutivo a Rivera Paz. El nuevo gobierno emprendió el desmantelamiento del programa liberal.

    • El marzo de 1840 llegó la inevitable confrontación entre Carrera y Mozarán, cuando las fuerzas de Carrera hicieron huir desordenadamente al ejército liberal en la ciudad de Guatemala.

    • Los sueños de Mozarán de revitalizar la federación se esfumaron poco antes de que la insurrección popular se levantara contra él. Después de un juicio muy rápido, fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento el 15 de septiembre de 1842.

    • La xenofobia prehispánica, se había masificado hasta el punto de posicionarse en cada uno de los 5 estados, esta tendencia se hizo más obvia en Guatemala, cede tradicional de la autoridad y las tradiciones españolas.

    • La iglesia era la principal beneficiaria del gobierno de Carrera y su principal soporte institucional; los jesuitas y otras órdenes religiosas regresaron a Centroamérica. Sin embargo, los liberales encontraron que Carrera era un aliado potencial contra los conservadores, y en buena medida fueron responsables de su acceso a la presidencia la 1º ve, en 1844.

    • En 1848 se produjeron nuevas sublevaciones en el este de Guatemala. Los liberales controlaban el congreso, y el fracaso de Carrera al no poder acabar con los levantamientos en las montañas le llevó a presentar su dimensión en enero.

    • Carrera se auto exilio en México, iniciándose al mismo tiempo la crisis que llevaría a su triunfante retoro.

    • El 1 de enero 1849 el coronel Mariano Paredes tomó el poder. Paredes permaneció como presidente pero Carrera, nombrando nuevamente comandante general, se convirtió en el comandante en jefe de las fuerzas armadas.

    • Carrera, se convirtió nuevamente en el presidente de Guatemala (6 de noviembre 1851) y, a partir de 1854, fue presidente vitalicio, prácticamente un monarca con autoridad para designar a su sucesor. Muy unido a la iglesia y a la aristocracia conservadora fue, hasta su muerte en 1865, uno de los caudillos más poderoso del hemisferio.

    • Ferrera, gran enemigo de los Morazanistas y que había gobernado este Estado entre 1833 y 1835, se convirtió en su 1º “presidente” en enero de 1841. aunque fue el caudillo que mandó en el país hasta su muerte en 1848, los liberales tuvieron en Honduras en estado de guerra gran parte del tiempo. Ferrera y Malespín controlaban regularmente a los liberales.

    • Lindo había sido el 1º presidente de El Salvador (1841 - 1842) bajo la protección de Malespín y allí se había opuesto a la restauración de la federación de Morazán.

    • En 1848 convocó una asamblea constituyente que estableció una constitución más conservadora. El conservadurismo ilustrado de Lindo proporciono a Honduras el 1º periodo de paz autentica desde la independencia.

    • Guardiola tomo posesión del cargo en febrero de 1856 y lo mantuvo hasta 1862. Su escasamente culto gobierno conservador proporciono algo de orden pero muy poco progreso a Honduras.

    • En Costa Rica, tras la ejecución de Morazán en 1842, prevalecieron en general los intereses conservadores, a pesar de que el Estado permaneció sin definir hasta que J. Rafael Mora, conservador de mano dura aunque ilustrado, tomó poder en 1849 y lo retuvo durante una década.

    • Nicaragua sufrirá muchas guerras civiles a mediados del siglo XIX entre conservadores y liberales. Llevando a un conflicto sangriento y costoso.

    • Los conservadores nicaragüenses incluso mostraron la buena voluntad de considerar la reunificación como solución al constante desorden que habían experimentado desde la independencia.

    • En 1847 el obispo Viteri se trasladó a Nicaragua, donde el clima político le era mucho más favorable que el liberal San Salvador, y poco después Nicaragua consiguió un nuevo concordato con el papa.

    • En 1854 Nicaragua fue considerada “república” se le dio el nombre de “presidente” al máximo dirigente y se cambió simbólicamente, la franja superior de la bandera tricolor (azul - blanca - azul) por una franja amarilla. Su nuevo lema sería “libertad, orden, trabajo”. Una constitución conservadora emplazaría a la carta liberal de 1838.

    • Desde la independencia de Centroamérica los intereses comerciales den Norteamérica y había contemplado el istmo en términos de una ruta de tránsito transoceánica.

    • Durante los 1º años de independencia en Belice se convirtió en el principal almacén del comercio centroamericano, mientras que las casa financieras de Londres concedían créditos y préstamos para el desarrollo tanto al gobierno federal como a los estatales.

    • En general los comerciantes británicos no se establecieron en Centroamérica en la misma medida que lo habían hecho en varios países latinoamericanos, pero hubo unas cuantas excepciones notables. Casas mercantiles que han continuado siendo importantes hasta nuestros días.

    • 1852, exportaciones más importantes en Centroamérica: cochinilla, añil, maderas de tinte, caoba y otras maderas preciosas, cueros y caparazones de tortuga. En 1846 todos los productos centroamericanos, excepto el café, entraron en el mercado libre británico.

    • Belice quedo como el único puerto británico de alguna importancia, a pesar de los esfuerzos centroamericanos para desarrollar sus propias estaciones.

    • Sólo después de haberse construido el ferrocarril de Panamá, en 1865, el comerció de Centroamérica se traslado al Pacifico.

    • La compañía Inglesa de vapores, La Vera Paz, comunico el golfo dulce con Belice, por lo que aumentó la dependencia comercial de Guatemala con el puerto Británico. Más tarde la compañía belga estableció relaciones con Bélgica, si bien de forma irregular. Hacia 1850 había un servicio de vapores regular, a veces poco fiable, entre Europa y la costa del Caribe.

      • El descubrimiento del oro en 1848 hizo aumentar mucho el interés de los EE. UU por el istmo. Cuando los norteamericanos navegaban por Nicaragua siguiendo la ruta trazada por Cornelius Vanderbilt, descubrieron que los británicos habían tomado el control del territorio a ambos lados del istmo, el San Juan del Norte (Greytown)

      Importaciones a Centroamérica desde Gran Bretaña y Jamaica, 1821 - 1850

      (En miles de libras esterlinas)

      AÑOS

      Exportaciones británicas directas a Centroamérica

      Exportaciones británicas a Belice

      Exportaciones Jamaicanas a Centroamérica

      TOTALES

      1821 - 1825

      6,7

      1.455,9

      0,0

      1.462,6

      1826 - 1830

      12,6

      2.805,6

      0,0

      2.818,2

      2831 - 1835

      112,3

      2.937,6

      74,0

      3.123,9

      1836 - 1840

      40,3

      6,328,9

      61,2

      6.430,4

      1841 - 1845

      76,0

      4.578,1

      56,4

      4.710,5

      1846 - 1850

      2.376,4

      3.961,5

      85,5

      6.423,3

      • Walter, en 1º instancia estudiante de medicina y más tarde de leyes, terminará ejerciendo como periodista (editor) del liberal y controvertido periódico de Nueva Orleans Crescent. A través de relaciones diversas, 1º se puso en contacto con una expedición filibustera en contra de México que fracaso y después aceptó organizar una expedición para apoyar a los liberales nicaragüenses que se encontraban en dificultades. El grupo de Walter compuesto de 58 hombres desembarcó cerca del relajo el 16 de junio 1855 y tuvo un notable éxito al ayudar a los liberales también sufrieron reveses en la campaña, y la muerte -en el campo de batalla o a causa de enfermedades- de varios lideres liberales imposibilito que Walker pudiera convertirse rápidamente en el militar liberal dominante de Nicaragua. Granada cayó en sus manos después de una feroz batalla, tras lo cual Walker intento hacer la paz mediante una coalición con los conservadores colaboracionistas.

      • El episodio con Walker tuvo largas consecuencias para Centroamérica. El sentimiento antinorteamericano y antibritánico se mantuvo hasta mucho después originando sospechas y desconfianzas en las relaciones internacionales.

      • Centroamérica que si bien ahora estaba definitivamente dividida en 5 Estados soberanos, en todas partes estaba sólidamente gobernada por los conservadores. Por descontado los conservadores tenían mejor relación con los españoles y los británicos que con los franceses y norteamericanos. El reconocimiento Español de los estados centroamericanos y el nuevo concordato con Roma fueron unos logros notables de la política exterior de los conservadores.

      • Hacia 1845, el éxito del café en Costa Rica empezó a estimular su producción en otros puntos de Centroamérica. La tendencia se volvió aún más fuerte después de que en 1856 el descubrimiento de los tintes artificiales pusiera en peligro la elaboración del añil y la cochinilla hasta que finalmente condujo a su ruina.

      Principales exportaciones guatemaltecas, en %

      Del total de las exportaciones, 1851 - 1870

      AÑOS

      Valor de las exportaciones (el millones de dólares)

      Cochinilla

      %

      Algodón

      %

      Café

      %

      1851 - 1855

      6, 2

      78, 4

      0, 0

      O, 0

      1856 - 1860

      7, 8

      81, 1

      0, 0

      0, 3

      1861 - 1865

      7, 4

      56, 4

      8, 3

      11, 3

      1866 - 1870

      10, 8

      46, 6

      2,0

      32, 4

      Principales exportaciones nicaragüenses, en %

      Del total de las exportaciones, 1841 - 1871

      AÑOS

      Valor de las exportaciones (en miles de dólares)

      Añil

      %

      Metales

      Preciosos

      %

      Cueros

      %

      Algodón

      %

      Caucho

      %

      Maderas

      %

      Café

      %

      1841

      167, 8

      83, 1

      0, 0

      14, 8

      0, 0

      0, 0

      1, 5

      0, 4

      1851

      1.010, 0

      7, 9

      39, 6

      1, 2

      0, 0

      0, 0

      15, 8

      3, 0

      1864

      1.112, 4

      8, 6

      9,1

      17, 2

      47, 9

      8, 8

      2, 0

      1, 2

      1865

      1.155, 0

      16, 9

      12, 3

      8, 9

      47, 1

      4, 6

      2, 5

      2, 6

      1867

      893, 9

      44, 8

      11, 4

      9, 5

      9, 4

      12, 6

      2, 7

      4, 9

      1870

      930, 3

      27, 0

      17, 9

      18, 0

      1, 7

      15, 7

      9, 7

      5, 4

      1871

      1.424, 7

      26, 6

      13, 0

      7, 1

      5, 0

      18, 3

      8, 1

      8, 7

      Principales exportaciones salvadoreñas, 1864 - 1874

      (En millones de dólares)

      AÑIL

      CAFÉ

      AÑOS

      Valor del total de las exportaciones

      Valor

      % del total de las exportaciones

      Valor

      % del total de las exportaciones

      1864

      1, 7

      1, 13

      67, 4

      0, 08

      4, 8

      1866

      2, 4

      1, 59

      65, 1

      0, 20

      8, 1

      1870

      ?

      1, 62

      ?

      0, 66

      ?

      1874

      3, 8

      1, 70

      44, 8

      1, 33

      35, 0

      • LOS DIFERENTES ESTADOS SE SEPARAN CADA VEZ MÁS ENTRE SÍ.

      • La restauración del orden lograda hacia 1860 en la mayor parte de Centroamérica y la aparición del café como el principal producto de importación coincidieron con el resurgimiento de los liberales para controlar la mayor parte de los estados centroamericanos.

      • La muerte de Carrera en 1865 abrió nuevas esperanzas a los liberales en toda la región.

      • Las reformas liberales de los años '60 en Centroamérica fue un reto para las elites criollas que habían establecido regimenes neohipánicos. Después de las destructivas guerras civiles y de la experiencia política, las familias más importantes del ultimo periodo colonial logrando restaurar su hegemonía económica y social. La elite blanca ya no monopolizaba los altos cargos del gobierno. A pesar de que se restauro ran parte de la estructura institucional de la era colonial, en este periodo se desarrollaron 2 nuevas instituciones características: el caudillismo y la soberanía de la gran propiedad, que sobrevivirían en Centroamérica hasta mucho después de que el partido conservador dejara de ser una fuerza.

      Capitulo 5

      Venezuela, Colombia y Ecuador

      Pág. 175

      • En el momento de la independencia, las necesidades militares y diplomáticas hicieron que el virreinato de Nueva Granada, la Capitanía general de Venezuela y la Audiencia de Quito formaran una república, la Republica de la Gran Colombia. Esas necesidades no duraron, y la transitoriedad de esta republica ya se hizo evidente antes la muerte de Bolívar ocurrida en diciembre de 1830.

      • Para el gobierno de Bogotá las distancias eran demasiado grandes y la identidad provincial resultó demasiado fuerte para que la gran republica pudiera durar una vez conseguida la victoria final sobre las fuerzas españolas. No existía lazos económicos entre las tres provincias.

      Pág. 176

      • El colapso de esta construcción política fue acompañado de una crisis financiera y económica, situación que a menudo se repetiría en la historia posterior de los nuevos estados que se crearon tras estas rupturas. En 1826 no sólo cayó el crédito de la Gran Colombia. Para los extranjeros y también para los naturales de este territorio -muchos de ellos se creyeron también los malos cálculos de los primeros momentos republicanos, y quizás con más razón- se hizo cada vez más evidente que se habían sobreestimado con exceso los recursos económicos y fiscales.

      • Las tres republicas que se crearon tenían algunas características en común. Estaban poco pobladas:

      - Gran Colombia: menos de tres millones de habitantes.

      - Nueva Granada: 1.100.000

      - Venezuela: 900.000

      - Ecuador: 500.000

      - Población principalmente rural (menos de 40.000 habitantes por ciudad).

      - Las comunicaciones, tanto ere ellas como dentro de ellas eran muy difíciles y caras. Por ejemplo, la población de Ecuador y Nueva granada, que se concentraba en las tierras altas, vivía en un gran aislamiento.

      - Las economías nacionales había quedado dislocadas y descapitalizadas por las guerras.

      - Pocos hombres tenían los medios, el incentivo o la libertad para trasladarse de un sitio a otro, y a menudo cambiar de lugar resultaba poco saludable.

      Pág. 178

      • Las fortunas eran modestas. Para los niveles coloniales, los mantuanos de Caracas quizá fueran ricos, y Bolívar fue uno de los más ricos entre ellos. Ningún otro grupo en Gran Colombia había alcanzado tal grado de riqueza y la mayoría de las fortunas sufrieron merma en las guerras.

      • La vida republicana empezó en una atmosfera de austeridad republicana. En ello no había nada de consciente ni puritano, aunque algunos convirtieron la pobreza y el provincianismo en una virtud, y trataron de presentarla como un logro político. Simplemente eran así porque aquellas economías se podían permitir.

      • Los metales preciosos fueron el producto de exportación más constante y confiable de la republica hasta que fue superado por el café en el último cuarto de siglo; por otro lado, su control sobre una parte sustancial de su producción es un componente que explica el liderazgo comercial de la provincia de Antioquia. La minería colombiana no fue muy afectada por la guerra, aunque naturalmente su actividad quedo interrumpida.

      • No se produjeron nuevos descubrimientos que modificaran sustancialmente la participación del oro y de la plata en las exportaciones de la republica, participación que en este periodo continuó siendo importante, manteniéndose en un nivel más constante que el de las nuevas exportaciones, pero que a la vez siempre fue desalentador.

      • La situación de Venezuela, que había sido la colonia española de más éxito agrícola, era distinta. El cacao venezolano era el mejor del mundo y era el principal producto de exportación de la provincia hacia Europa y México. A finales del siglo XVIII empezaron a producirse cambios en el cultivo de café, que (Pág. 179) ofrecía mejores beneficios a cambio de una inversión menor. Este cambio se intensificó durante las dos décadas de guerra que siguieron a 1810, aunque la esclavitud no desapareció y se continuo cultivando cacao, entonces ya predominaban el cultivo de café, la aparcería y la utilización de mano de obra libre.

      • Al principio las provincias andinas occidentales estaban aisladas y su aislamiento no desapareció hasta las décadas de 1870 y 1880 cuando el cultivo de café se recuperó de la caída sufrida a mediados de siglo.

      • El agente sueco Carl August Gosselman ofreció datos de su viaje de 1837-1838 que permiten comprar brevemente el valor de las exportaciones de las tres republicas.

      año

      país

      producto

      valor

      1837

      Venezuela

      café

      1.660

       

       

      cacao

      875

       

       

      algodón

      616

       

       

       

       

       

       

      total

      4.944

      1836

      Nueva Granda

      algodón

      199

       

       

      tabaco

      191

       

       

      monedas de oro

      1.579

       

       

       

      (+ 1,000 exportadas clandestinamente)

       

       

      total

      2828

      1836

      ecuador

      cacao

      690

       

       

      sombreros

      100

       

       

       

       

       

       

      total

      1000

      • Estas cifras se refieren, desde luego, solamente a un sector de la economía, pero este sector era el agente del crecimiento y del cambio, y el gobierno, para mantener el orden y la estabilidad, dependía cada vez más de los ingresos de las aduanas.

      (Pág. 180)

      • Ni Colombia, ni Venezuela ni Ecuador llegaron a tener una economía exportadora estable en el siglo XIX. Por otro lado, tampoco atrajeron mucho a los inversores extranjeros.

      • Durante el resto del siglo el café continuo siendo el principal producto de exportación, lo cual hizo que Venezuela se colocara como tercer exportador de este producto tras Brasil y Java. El precio de los demás productos de exportación también estaba sujeto a variaciones bruscas, particularmente agudas en los últimos años de la década de 1850. El segundo ciclo de la exportación de café, que se basó en su cultivo en el territorio andino, dobló el volumen de producción, pero ésta aun estaba sujeta a este tipo de fluctuaciones.

      • El tabaco era el primer producto agrario de exportación Colombiana. Durante el periodo colonial fue un monopolio de la corona y después estuvo bajo el control del gobierno hasta fines de la década de 1840; el gobierno estimulo tanto el aumento de la participación del sector privado -el monopolio resultaba caro de mantener- como el incremento de su exportación. Durante un cuarto de siglo fue el elemento clave de las exportaciones colombianas.

      • Durante un tiempo, Colombia sólo pudo vender el producto de sus minas. Entonces el país se dedico al cultivo del café, que había empezado a plantearse bastante en los años de 1860, pero a finales de siglo la recuperación aún parecía incierta.

      • La fortuna del Ecuador siguió dependiendo del caco, que representaba de la mitad a las tres cuartas partes del total de exportaciones. A lo largo del (Pág. 181) siglo Ecuador fue el principal exportador mundial de este producto, y las fluctuaciones de su comercio exterior fueron mucho menos graves que las sufridas por sus antiguos socios gran-colombianos.

      • Gran parte de la producción artesanal se mostró capaz de resistir la intensa competencia de los productos importados que hubo tras la independencia. Este tipo de importaciones no eran nuevas después de todo. Ni en Ecuador ni en Colombia la producción de tejidos se arruino tan deprisa o tan completamente como los proteccionistas de los años treinta predijeron.

      • Los artesanos desde luego protestaron por las tarifas aduaneras más bajas que había a mediados de siglo, pero no todos se vieron igualmente o muy afectados por ellas.

      • Aquí sólo se puede poner de manifiesto que había una gran variedad de economías locales interactuando, pero el solo hecho de tener conciencia de esta variedad ya tiene consecuencias importantes, porque ayuda a entender cómo la política, o la crisis, tenia un impacto distinto según los sitios; también pone en evidencia que existía oportunidad y actividad empresarial en zonas de las que los informes consulares no daban noticias, actividad que quizás era pequeña en escala pero que a menudo resultó fundamental para el desarrollo posterior.

      • Para la gran masa de la población rural de estas tres republicas la vida no era uniforme y de ninguna manera era estática.

      • En Venezuela el café tuvo los efectos liberalizadores que mas tarde tuvo también Colombia.

      • Los trabajadores se sentían atraídos por las nuevas áreas y escapaban de los viejos controles a cambio de las oportunidades e incertezas que ofrecía el mercado de mano de obra libre.

      (Pág. 182)

      • Si bien en Ecuador la esclavitud no fue importante, su peso en ciertas tareas en Venezuela y Colombia fue mayor de los que número de esclavos sugiere (42.000 y 45.000 en cada uno de estos países hacia 1830). Pero en ninguna de estas repúblicas se empezó una nueva actividad basada en la esclavitud y en varias zonas la vieja autoridad nunca se pudo volver a restablecer.

      • Ante las interferencias del gobierno, los indios quizás eran ahora menos dóciles que antes y también estaban menos sujetos al control eclesiástico de lo que lo habían estado a finales del periodo colonial. El poder de la iglesia, que nunca había sido total, se debilitó.

      • La mayor parte de Venezuela rural no llegó a ser controlada por esta institución. En Nueva Granada su poder también fue reducido: la Colombia mestiza ofreció diferentes muestras de su hostilidad en contra de la Iglesia durante la época colonial. Sólo una pequeña parte de la zona tropical había sido catequizada.

      • Se puede establecer diferencias parecidas en ecuador, donde el autoritarismo teocrático de García Moreno no llagó a ser aceptado por todo el mundo.

      • La esclavitud, como ya se ha dicho, estaba en decadencia. Ahora se empieza a percibir que la estructura rural, aparte del sistema esclavista, era demasiado compleja y variada como para poder resumirse en una palabra tan simple como peonaje.

      (Pág. 183)

      • En el siglo XIX las tres republicas o se veían como políticamente inestables, o -desde un punto de vista optimista- como recién salidas de la inestabilidad. Los tres países padecieron frecuentes guerras civiles y los tres terminaron el siglo en guerra.

      • El poder estatal aun en tiempos de prosperidad era limitado.

      • Los nuevos gobiernos fueron republicanos y se sometieron al principio republicanos de gobernarse por medio de un sistema representativo. Nueva Granada proclamó el sufragio universal masculino en 1853, Venezuela en 1853 y Ecuador en 1861, a pesar de que en cada caso se exigía saber leer y escribir para poder (Pág. 184) votar. Sin embargo, estas disposiciones de mediados de siglo no fueron en todas partes ni efectivas ni irreversibles.

      • Las elecciones tenían que ser “hechas” por los gobiernos, y cada una de las tres repúblicas empezó si vida independiente bajo el dominio de algún grupo restringido.

      • Las tres repúblicas continuaron siendo católicas y solicitaron heredar el patronato de la Corona española, pero dificultades diplomáticas hicieron que Roma no reconociera a los nuevos estados hasta la década de 1842. además, el catolicismo republicano era un catolicismo algo distinto.

      • Estas repúblicas habían sido territorios del imperio español en los que la burocracia colonial no había sido muy fuerte. Los sustitutos republicanos que les siguieron también fueron moderados. Sólo se crearon tres o cuatros ministerios -Hacienda, Guerra y Marina, Interior y Relaciones Exteriores- y a menudo una misma persona presidía un par de ellos.

      (Pág. 185)

      • En los primeros años de vida de estas repúblicas, el número de individuos empleados directamente por el gobierno, o bien directa o inmediatamente influidos por su actuación, continuó siendo muy pequeño, si se incluye al ejército.

      • Al principio los patriotas pensaron que la introducción de un sistema de impuestos más avanzado, la apertura de sus puertos y la implantación de tarifas fiscales sabiamente calculadas les proporcionaría unos recursos mucho mayores que la vieja rutina de las retrogradas y opresivas contribuciones coloniales.

      • Sin embargo, hacia finales de la década de 1820 la naturaleza del sistema fiscal existente y las demandas sin fin de la guerra les forzó a volver a un sistema muy parecido al viejo y que sólo pudo ser abandonado paulatinamente por los estados que sucedieron a la Gran Colombia.

      (Pág. 186)

      • Cada gobierno tuvo su grupo de financieros, los agiotistas; eran expertos en préstamos a corto plazo y en el manejo de la alucinante variedad de la deuda interna que estos gobiernos pronto emitieron. El mercado financiero interior, sin embargo. Era rudimentario; sólo se podía disponer de pequeñas sumas para cortos periodos de tiempo y a un interés elevado.

      • Sólo los ingresos obtenidos en las aduanas eran capaces de crecer rápidamente y las tres repúblicas cada vez dependieron más y más de ellos. En la década de 1860, por ejemplo, constituían más de dos tercios de los ingresos de Colombia.

      • Un gasto importante que seriamente se intento recortar fue el de las fuerzas armadas. Estos países dejaron virtualmente de tener marina de guerra. Las fortalezas, que se consideraban un símbolo antirrepublicano, fueron cayendo en ruinas y algunas incluso fueron demolidas.

      (Pág. 187)

      • En todas partes, a mediados de la década de 1830, el número de soldados era escaso y, como sólo unas pocas unidades conservaron todo sus efectivos, incluso había menos de lo que se decía oficialmente.

      • La antigua Gran Colombia, sumando las fuerzas de todo su territorio, no llegaba a tener 5.000 hombres armados. Pero incluso siendo pocos se llevaban una parte importante del presupuesto de cada república. Gosselman calculó que en ecuador la partida ascendía a 510.000 pesos, mientras que estimaba los ingresos en 580.000; en Nueva Granada el ejército absorbía 818.000 pesos de un presupuesto de 2.517.000 y en Venezuela 481.000de otro de 1.599.00.

      • La participación en las elecciones estaba restringida. Se limito el sufragio, y algunas elecciones fueron indirectas. Sin embargo, hay muchas pruebas que ponen en evidencia que la participación informal era más amplia que aquéllas y estaba tan limitada a los ciudadanos que disfrutaban del derecho constitucional de votar, o a los que se preocupaban por votar.

      • Los electores de la clase superior que a menudo eran miedosos seguían por prudencia la opinión popular de su localidad. La opinión publica colombiana, dividida desde los primeros días de la nueva republica, nunca fue fácil de controlar desde Bogotá.

      • Los intereses de los comerciantes y de los propietarios de (Pág. 189) Caracas fueron distintos desde el periodo colonial, lo cual hizo que hubiera divisiones más fáciles de explotar que en ningún otro lugar de la Gran Colombia. La caída de los precios de los productos de exportación acentuó este conflicto latente y provocó que en estos años surgiera una oposición de propietarios (que se identificaba con la causa liberal y que parecía dispuesta a llevar sus doctrinas hasta el extremo) en contra de los comerciantes que apoyaban al gobierno.

      • Las revoluciones y las revolucioncitas deben observarse en este contexto. En un breve examen como el que se hace aquí es imposible hacer un recuento detallado de todas sus causas y cursos. En 1835, en Venezuela hubo la revuelta de las “reformas”, que fue un intento de los bolivarianos excluidos en contra del gobierno prematuramente civil del doctor José María Vargas que se puso bajo la protección de Páez; en 1846 se produjeron extensas revueltas y en 1848 el mismo Páez luchó sin éxito para no ser sustituido por José Tadeo Monagas, el candidato (Pág. 190) que él mismo había nominado. La década siguiente, en la que gobernó la familia Monagas, no fue pacífica y culminó en la guerra federal de 1859-1863. Guzmán Blanco no consolidó su poder hasta después de otras luchas acaecidas en 1868-1870.

      • La existencia en Ecuador de una numerosa población india en la sierra -que constituía un mundo aparte que solo a veces se interesaba en la política de los blancos y de los cholos- puede llevar a uno a pensar que la vida política estaba marcada por la pasividad. Flores aplastó varias revueltas antes de su destrucción en 1845. la oposición de las provincias era fuerte, con lo cual cualquier hegemonía tenía una duración y unas posibilidades limitadas.

      • Las guerras compartían ciertas características en común (en las tres republicas), lo cual no quiere decir que todas fueran iguales. Tendían a coincidir con momentos de dificultad (Pág. 191) económica -que a veces respondían a crisis que zarandeaban (sacudían) la economía mundial, pero otras veces se trataba sólo de coyunturas particularmente desafortunadas a nivel local-, siendo entonces más graves. Los problemas económicos coyunturales debilitaban los ingresos del gobierno, y los gobiernos pobres fueron menos capaces de satisfacer y de entusiasmar a quienes les apoyaban y de oponerse a sus enemigos.

      • Otros aspectos económicos incidieron de modo general en la tendencia al malestar. Los cultivos nuevos, o las nuevas actividades orientadas hacia las exportación (tales como el boom del cuerote la década de 1850 en los llanos venezolanos, o la recolección de quina en la de 1870 en Santander, Colombia), llevaron a mucha gente hasta estas áreas e hizo que dependieran de un mercado fluctuante. “Volver a la economía de subsistencia” no era tan fácil como parece indicar esta corta frase.

      • La angustia, el malestar y la miseria de esta clase, y no la pobreza secular que había en las oprimidas tierras altas de Boyacá y Pichincha, crearon un clima en que podía prender una revolución. De hecho, en estas zonas no habían fuerzas de orden

      • En estas guerras, la relación existente entre recursos y territorio es otra característica común entre ellas. Era difícil terminar rápidamente con las revueltas, incluso cuando empezaban siendo de pequeña dimensión. Los gobiernos se volvían aun más impopulares cuando reclutaban hombres. Las tres republicas tenían un sistema de milicia, pero no se podía confiar en ellas para organizar un ejército que sirviera fuera o lejos; en zonas de rebelión de ninguna manera se podía confiar en ellas. El reclutamiento era un procedimiento violento e impopular. La gente más pacífica huía y se escondía, pero otros se resistían peligrosamente, y así la revolución podía extenderse. La deserción era tan corriente que el viajero francés Holinsky señalo que en Ecuador parecía que los comandantes de uno y otro bando lanzaban con prisa las tropas a la batalla por miedo a quedarse sin soldados.

      • Los rebeldes confiaban más en los voluntarios, en el élan de la causa y de la perspectiva de botín, y en la guerrilla local. Los líderes tenían que entender las peculiaridades de la guerra local tanto a nivel político como a nivel psicológico; tenían que saber lo que cada región podía producir o proporcionar en cuanto a recursos y hombres; tenían que saber como provocar el entusiasmo de cada población.

      Capitulo 6.

      Perú y Bolivia.

      El 28 de Julio de 1821 el Gral. Argentino José de San Martín proclamo la ruptura formal de los lazos coloniales del Perú respecto a España y dio paso a la organización política de esta nueva republica. La campaña militar de 1824 de Bolívar, que destruyo al ejército imperial del Perú, completo el proceso de la independencia peruana. Sin embargo, a pesar de las guerras de independencia, el orden político, social y económico del Perú colonial continúo en muchos aspectos intacto. El proceso de independencia traduce el comportamiento de una minoría, profundamente débil, de españoles y criollos que intentaron mantener sus viejos privilegios bajo el nuevo manto liberal; había una ausencia total de representación popular en cualquiera de las decisiones tomadas respecto a la organización política y económica del Perú independiente. La vulnerabilidad real de la clase dominante- que no era hegemónica (incapaz como fue de agrupar detrás suyo, a nivel nacional, a la masa de indios y negros)- hizo posible que sucesivos caudillos militares ascendieran al poder en el medio siglo que siguió a la independencia.

      La economía peruana de exportación había empezado a declinar durante los últimos años del periodo colonial, situación que se agravo durante los múltiples conflictos militares que acompañaron las campañas por la independencia, los esclavos, que había constituido la fuerza de trabajo fundamental en la zona costera, fueron coercidamente reclutado tanto en las filas del ejercito patriota como las del ejercito realista, con lo que las plantaciones costeras de azúcar y algodón perdieron uno de sus principales factores de producción.

      La producción nacional de plata nunca alcanzo el nivel del periodo colonial y ahora se exportaba en forma de monedas, lo cual hizo disminuir enormente la existencia de metálico en el mismo Perú. Durante las dos primeras décadas que siguieron a la independencia, la economía peruana, por lo tanto, estaba básicamente organizada en torno a las haciendas -en gran medida autosuficientes- y as comunidades indias. Los excedentes eran insignificantes y servían para abastecer de modo irregular los mercados locales. Se mantenían una relación muy débil con el mercado internacional -principalmente con Gran Bretaña, Francia, los Estados Unidos y Chile.

      En la segunda mitad de la década de 1830, respondiendo a la creciente demanda de la industria textil inglesa, empezaron a exportarse significativamente cantidades de lana, primero de alpaca y después oveja. En 1825, las monedas de plata representaron el 90 % del total de las exportaciones peruanas, y en 1840 cerca del 82 %. Si bien las relaciones comerciales entre Europa y el Perú se habían emprendido en los últimos 30 años del siglo XVIII a trabes del puerto de Buenos Aires, ahora la introducción de las mercancías británicas en el Perú seguía fundamente la ruta del estrecho de Magallanes, lo que convirtió al puerto chileno de Valparaíso en el nexo estratégico de este comercio. En este sentido los puertos peruanos fueron comercialmente dependiente de Valparaíso, hasta que Santa Cruz en 1836 trato de corregir esta situación, premiando a las embarcaciones que arribasen directamente a El Callao. La caída de Sta. Cruz y la derrota de la confederación Peruano-Boliviana pusieron término a esta experiencia.

      La reducción de los costos del transporte hizo económicamente más ventajoso el aprovisionamiento de los mercados urbanos del litoral costeño con productos agrícolas, principalmente cereales y frutos, provinentes de Chile. De este modo la sierra quedo desarticulada de la economía del litoral peruano.

      De hecho, la inundación masiva de puntos y mercados con telas inglesas no hacia mas que continuar de manera mucho mas profunda un proceso que se había iniciado con la apertura del punto de B. Aires. Es decir, ahora, los débiles y segmentados mercado del Perú fueron capotados en una escala mucho mayor para la producción inglesa, quebrando la producción de artesanía y obrajes nativos cuya obsolencia tecnológica les impedía competir con éxito con las telas importadas desde Inglaterra. El mercado peruana era muy restringido, a consecuencia del carácter fundamentalmente autosuficiente de la economía familiar, particularmente en el caso de la población indígena.

      Los gastos militares eran considerables, en 1827 constituía el 48 % del total del gasto; y en 1831 su peso había ascendido al 59 %

      Sin embargo, a medio plazo, fueron los recursos derivados del tributo de los indios, de las rentas de las aduanas y de los empréstitos extranjeros lo que permitió al gobierno financiar estos gastos.

      El 27 de agosto de 1821, San Martín, después de declara peruanos a los indios, procedió a abolir el tributo colonial, pero la insolvencia del Eº no permitió mantener esta generosidad por mucho tiempo.

      La recaudación de la contribución hizo necesario dividir a la población indígena en 3 categorías fiscales: a9 indios originarios, que tenían acceso a la tierra; b) indios originarios, que tenían acceso a la tierra. Los primeros pagaban entre 5 y 9 pesos anuales, mientras que los dos últimos pagaban un impuesto que oscilaba entre 5 y 2.5 pesos anuales. A la contribución indígena, finalmente, se agrego hasta su desaparición de 1840 la de castas.

      La imposición del tributo indígena había ido ligada históricamente a la propiedad de la tierra. La ideología liberal que animo la independencia, en efecto, era opuesta al mantenimiento de instituciones que trabasen la irrestricta circulación de los bienes y las personas en el mercado, la existencia misma de la comunidad de indígenas quedo amenazada por el decreto de bolívar del 8 de abril de 1824 al declarar que los indios tenían el derecho de propiedad sobre sus tierras y por consiguientemente derecho de alienar las tierras a terceros. El propósito implícito de esta decisión era crear una clase de prósperos pequeños propietarios independientes. Sin embargo, los resultados fueron diferentes. Muy pronto las autoridades percibieron las amenazas que se crecían sobre la población indígena como resultado de esta decisión.

      En lo concerniente a la política aduanera, existía la presión de los intereses británicos para establecer el libre comercio. Por otro lado, había la presión de las necesidades financieras del propio gobierno, para el cual las rentas de las aduanas representaban una importante fuente de ingresos.

      La derrota de Sta. Cruz de 1839 y el colapso de la Confederación fueron sentidos como un duro golpe a los intereses comerciales de Europa y de los EE.UU... el proceso que acelero la expansión comercial británica, vía la masiva importación de textiles, al mismo tiempo hizo que por un lado la renta de las aduanas fuera uno de los sustentos del gasto publico, y por otro que complementara la ruina de la producción nativa.

      Hasta la guerra con Chile en 1879 la exportación del capital normalmente se realizo bajo prestamos a largo plazo al gobierno peruano, estos empréstitos se gastaron básicamente en el mantenimiento del ejercito extranjero que colaboro en las campañas de independencia.

      Las fuentes externas pronto se desvanecieron y el gobierno peruano pasó a depender de los préstamos internos para financiar su gasto que no quedaba cubierto con la contribución indígena y las rentas de las aduanas.

      La estructura social del Perú en el periodo inmediato a la independencia

      Reflejaba la segmentación de la economía peruana. Más que hablar de una sociedad nacional es más correcto hablar de sociedades regionales.

      Después de que Bolívar se fuera de Perú, este callo en un periodo de confusión y anarquía política

      Además del guano Perú exporto cobre, lana, alpaca, etc. Sin embargo, aunque el guano en ciertos momentos tuvo impacto sobre ciertos sectores de la economía, el balance definitivo resulto negativo.

      Cuando en 1821 se produjo la independencia de Perú, no había una clase dirigente con la autoridad y la legitimidad necesarias para ejercer el control político del naciente Eº Peruano.

      La emergencia de esta oligarquía de comerciantes, financieros y terratenientes muy pronto se expreso a interpretar políticamente sus intereses.

      A diferencia del guano el salitre era propiedad privada de peruanos, chilenos y otros, para implantar su política se estableció el monopolio del salitre en 1873 y las expropiaron. Estos salitreros transfirieron sus operaciones a Chile, contribuyendo activamente a la propaganda bélica que se desato desde 1878 entre Chile, Perú y Bolivia; el monopolio no dio los resultados esperados.

      En 1879 Chile ocupo el puerto boliviano de Antofagasta y dos meses desees declaro la guerra a Bolivia y Perú, aliado de Bolivia por el tratado secreto de defensa mutua de1873. Después de ocupar todo el litoral boliviano, Chile invadió la provincia peruana de Tarapacá a fines de 1879, las provincias de Tacna y Arica a principios de 1880 y la costa norteña en septiembre de 1880.

      La actual republica de Bolivia se constituyo como país independiente el 8 de agosto de 1825 sobre el territorio de la colonial Audiencia de Charcas. Ninguno de los nuevos estados de America latina excepto Paraguay bajo, Francia mostró tal grado de aislamiento.

      La fusión de Perú y Bolivia rompía con el equilibrio existente entre los países que emergieron del colapso del sistema colonia, lo que inevitablemente se percibió como una amenaza a sus intereses, así lo entendió Chile y Argentina.

      Valparaíso había adquirido ya una superioridad económica muy grande al convertirse en el principal nexo comercial entre el Pacifico Sur y Europa; para contrarrestar este desarrollo, Sta. Cruz declaro puertos libres a Arica, Cobija, Callao y Paita. Esta era una medida orientada absolutamente contra los intereses comerciales chilenos

      En la 1ra mitad del siglo que siguió a la independencia, la economía boliviana se baso en el agro, estas mantuvieron su carácter colonial.

      La 2da mitad esta asociada al renacimiento de la actividad minera. Como en la época colonial, este fue el sector que permitió a la economía de Bolivia una inserción mas profunda en el mercado internacional.

      La penetración inglesa en Bolivia, al igual que en Latinoamérica fue de dos maneras, la 1º se dio en la coyuntura de independencia y la 2º más tardía, mediante la exportación de capitales, préstamos, etc.

      La explotación del salitre por el capital extranjero hizo que extensas zonas del desierto de Atacama se incorporaran al comercio internacional. Después de recibir presiones por parte de a Compañía de Antofagasta, chile ocupa esta zona y le declara la guerra, luego se extiende a Perú (aliado de Bolivia). A finales de año, el al ejército boliviano había sido derrotado. Bolivia perdió para siempre todo su territorio costero. Sin embargo Chile no tenia intenciones de invadir el altiplano, su enemigo era Perú y Bolivia fue un simple espectador políticamente la derrota de Bolivia produjo importantes cambios; sobre todo, puso punto final al dominio del caudillo militar y dio paso al establecimiento de n gobierno oligárquico civil, con la participación directa de la elite minera.

      La reorganización del conjunto de la economía boliviana bajo el impulso del sector minero después de 1850 transformo la estructura de clases. La nueva elite económica no logro hacerse con el control político directo del Eº.

      Perú y Bolivia, que desde el lejano pasado y hasta la crisis del sistema colonial habían compartido una historia única, tras su independencia de España siguieron caminos distintos. Las continuas revueltas internas y as querellas entre sus ejércitos disiparon cualquier intento de reunificación, y al mismo tiempo alimentaron un nacionalismo bastante estrecho, pero no por ello monos poderoso.

      En ambos países los gobiernos fueron inestables, descansaron sobre los intereses de un reducido grupo de criollos que dependía de extorsionar fiscalmente a la masa indígena, a la que al miso tiempo le negaba cualquier tipo de participación política.

      El infortunio común que Bolivia y Perú compartieron en 1879 fue el precio que la clase dirigente de cada uno de estos países tuvo que pagar por no haber sido capaz de fortalecer la economía y de dar una mayor cohesión interna a la sociedad durante el primer medio siglo que siguió a la independencia.

      Resumen Capitulo 6

      Perú y Bolivia

      El texto expresa la dificultad de la instauración de las dos nuevas repúblicas, debido principalmente a la ausencia de una clase política dirigente fuerte y la necesidad de solventar un estado que cada vez se hacia más costoso, sumado a la declinación de las exportaciones que se venían arrastrando desde el fin de la colonia y que se vio agravada con:

      -La guerra de la independencia que aglutino la fuerza de trabajo, tanto esclava como indígena, en los ejércitos lo que produjo un daño demográfico que se vio reflejado en la producción de los campos de azúcar, algodón y otros.

      -El espíritu liberal de esta época introdujo la eliminación de la mita y la compra de esclavos para su liberación, lo que provocaría la perdida de importantes recursos para la manutención del estado que a la larga tendió a restablecer nuevas formas de tributo; sobre el indígena (“contribución indígena” A-indios originarios que tienen acceso a tierra. B-indios forasteros con acceso menor cantidad de tierra. C) indios sin tierra), la tierra y su posterior enajenación que preparo el camino para los grandes latifundios, además de la inmigración de esclavos chinos para suplir esa fatídica contradicción.

      -Se produce una discontinuidad en el abastecimiento de mercurio (elemento esencial para la producción de plata), lo que provoca la perdida de importantes recursos y la decadencia de la industria, aunque hay que aclarar que la exportación de plata en forma de monedas fue el principal sustento, aunque no alcanzo los altos niveles de la colonia.

      -Se suma a esto la lucha de intereses externos de Ingleses, franceses y holandeses quienes liberados del proteccionismo español, aunque desde los borbones contaron con más facilidades para establecer su mercancía, lograron establecer una relación de dependencia; primero a través del establecimiento de un libre comercio con aranceles aduaneros que se fueron haciendo cada vez más débiles y que terminaron por derrotar a la industria milenaria de textiles indígenas. Segundo una larga serie de prestamos usureros que dejaron a Perú con una deuda externa inapagable que llevo al estado a la quiebra innumerables veces (ineficacia económica que en parte estaba dada por la integración al sistema mundo como exportador de materias primas y metales preciosos). Tercero, relacionada con la dos anteriores la creación de corporaciones de carácter financiera que estimularon el endeudamiento de un estado peruano que comenzó a vivir del dinero ajeno pidiendo a los grandes dentro del país o exteriormente a las bancas inglesas, dinero que utilizaba en cubrir sus deudas sin producir una estimulación de crecimiento real de la economía.

      -La nueva republica política y económicamente débil no fue capaz de trazar un camino fijo, por lo que no pudo sobreponerse a todos los intereses que saquearon de una u otra forma los recursos de la surgente nación y la sometieron a un crecimiento esporádico sin desarrollo, de modo que cuando las riquezas de la aduana, la plata, el guano dejaron de aportar el país ya había sido confinado a una posición irrefutable. Perú quedo desde la independencia segmentada en sociedades regionales articuladas en torno a la gran hacienda (unidad productiva fundamental para la sustentación local), por lo que podrá entenderse de manera más fácil que el poder político era una red de alianzas, en la que el surgimiento de un caudillo local era el resultado de los intereses de un sector que generaba rápidamente el conflicto con otras redes de alianzas y otro caudillo. Es esta debilidad nacional la que se ve expresada en la gran cantidad de gobiernos sean militares, que plantean soluciones diferentes, que se vuelven a endeudar, que genera corrupción etc… en fin que hunden la prospera zona colonial.

      -Dentro del mar de dificultades aparecen esporádicamente gobiernos militarmente fuertes pero que luego sucumben en este choque de intereses, demostrando cierta visión política y financiera. Aquí nos referimos a la Confederación Peruano- Boliviana (1836-1839) en donde aparece el general Andrés Santa cruz, estableciendo alianzas con los caudillos del sur del Perú, intentando unir una zona dividida por la independencia pero unida por lazos comerciales históricos. Esta unión, como todos saben presento una amenaza directa para el futuro de chile, argentina y para el norte peruano por lo que debió de enfrentarse en una lucha interna y externa que termino por disolverla. Su principal objetivo era desplazar a Valparaíso como principal enlace con Europa, para esto impuso gravámenes a los barcos que desembarcaban primero en aquel puerto favoreciendo a los que lo hacían en El Callao, además comenzó una red ferroviaria para llevar más fácilmente las exportaciones a puerto pero esta lo único que hizo fue aumentar la deuda del estado y no cambiar en nada la economía de la zona.

      - “Desde la década de 1840 hasta los inicios con la guerra con Chile 1879, la vida política y económica del Perú descansó, de una forma u otra, sobre la explotación del guano de las islas”. Cito este pequeño fragmento para que sigan leyendo desde ahí jajajajaj- no mentira lo hago para hacer notar la base económica que trajo más consecuencias desastrosas que una posibilidad de cambio de la situación como se podría pensar, ya que con la creciente rentabilidad del guano en los ingresos Públicos se realizaron una serie de medidas:

      -La fuerte supresión de la “contribución indígena” que produjo un alivio que relajo a la población en la producción de excedente con el cual pagaban el tributo, por lo que la escasez de alimentos fue notoria y evidente estimulando las exportaciones extranjeras (recuérdese Chile y sus cereales) con la nueva y creciente demanda. Pa más recacha el estado no tuvo incentivo alguno para defender la propiedad indígena por lo que la hacienda absorbió gran parte de las tierras de las comunidades.

      - La abolición de la esclavitud por medio de la compra, que quito importantes recursos y produjo escasez de la mano de obra con lo que hizo necesaria la masiva importación de coolies chinos (esclavitud encubierta y un triple costo)

      -El más importante de todos fue la contratación del os prestamos, que serian pagados con la producción guanera, pero que a mediano plazo siguió con la estrategia de endeudamiento enorme y una amortización de la deuda muy baja. Los datos son categóricos en 1872, el Perú tenía una deuda extranjera de 35.000.000 de libras esterlinas que producían una carga de amortización de 2.500.000 de la misma moneda

      -El guano estimulo la expansión de la hacienda, derivando los recursos del guano al fomento agrario debido a la consolidación de la deuda interna o los acreedores internos. De esta manera comenzó en 1860 a consolidarse una poderosa oligarquía( riquezas de las finanzas, el comercio y en la tierra que se consolido en el partido civil que lleva a Manuel Pardo a la presidencia en un gobierno fuerte que dio estabilidad política.

      - En fin el mercado interno ni se profundizo ni se expandió por lo que la oportunidad que trajo el guano fue desperdiciada y en 1876 el estado peruano hizo bancarrota. Apareció entonces el salitre para salvar la situación, enfrentándose a intereses principalmente chilenos e ingleses que se vieron enfrentados en la guerra del pacifico.

      Bolivia se vio enfrentada a los mismos dificultades que se encuentran en el Perú; abandono de las minas durante las guerras, la falta de inversiones, cierta escasez de mano de obra después de la abolición, la destrucción de la industria textil entre otras, pero presento otras posibilidades de financiamiento que igualmente fueron insuficientes para sostener el gasto publico. Ni el ingreso de las aduanas, ni los impuestos y la producción minera, ni la confiscación de bienes de las órdenes eclesiásticas por lo que se restableció el tributo indígena hasta 1882.

      Aquí la hacienda fue fundamental pero la expropiación de las comunidades tardo mucho más en llegar, pues fue una unidad de producción esencial hasta que las creciente necesidades fiscales de un gobierno constantemente involucrado en la actividad militar para mantenerse en el poder, junto con la necesidad de recompensar el apoyo familiar y clientes, fueron los principales motivos de la decisión de Melmarejo de vender las tierras de los indios (1866)

      En la segunda mitad del siglo XIX Bolivia vive el resurgimiento de la economía minera, la que permitió una inserción más profunda en el mercado internacional, convirtiéndose en 1870 en uno de los mayores exportadores de plata a nivel mundial, pero este impulso produjo lo mismo que el guano en Perú minando su producción interna al disminuir el tributo indígena, además de generar una elite minera que inicio desde 1960 un ataque a la propiedad y cultura de la población indigna en nombre del progreso pero esto no significo mayor autonomía, ya que su producción dependía del capital extranjero.

      La penetración inglesa se hizo de dos maneras la primera y ya nombrada fue la mediante la exportación de mercancías y el control de sus mercados. La segunda más tardía mediante la exportación de capitales en forma de inversiones o préstamo pero lo cierto es que Bolivia nunca fue un mercado muy apetitoso por lo que se explica los valores poco elevados de deuda externa. La situación cambio en el ultimo tercio del siglo con la expansión del comercio y la aparición de nuevos recursos (volvemos a lo del salitre) en las cuales se centraron sus esfuerzos para sanear la situación de precariedad del estado boliviano. La historia ya conocida y la derrota pusieron punto final al dominio del caudillo militar y dio paso al establecimiento de un gobierno oligárquico con la participación de la elite minera.

      Decía sucre: “Estoy persuadido que el terreno sobre el que trabajamos es fango y arena; que sobre tal base ningún edificio puede subsistir”

      CAPITULO 7 “CHILE”

      (Aclaración, quizás innecesaria, todo lo que vaya en comillas es citado textual, a pesar que muchas veces pueden creer que es mi opinión, les cuento que la autora hace apología del Chile del periodo 1820-1875. Algo aparte es lo que ocurre con la narración de los sucesos en Chile, Bethell nos cuenta toda nuestra historia, quizás el resumen se vea chico pero hay muchas cosas que voy a obviar, creyendo que todos conocemos nuestros periodos gubernamentales y a sus respectivos presidentes)

      • “la historia del chile del siglo XIX fue, realmente, una excepción notable respecto al modelo mas común en Hispanoamérica. En los quince años siguientes a la independencia los políticos chilenos forjaron un sistema de gobierno constitucional cuyo resultado fue admirable…por su duración y por su adaptabilidad”.

      • La cualidad principal de la afirmación anterior, es que chile a ojos de Bethell es un país chico y donde cantidad de población generaba una gran factibilidad de gobernar. La autora plantea que Chile se dividía en tres: Norte chico, zona de enriquecimientos para la aristocracia; Zona central, donde se concentraba toda la administración y donde se generaban todas las grandiosas cualidades políticas de la época; y zona sur, la cual era una zona de “insignificantes dependencias de la República”

      • Otro factor de distinción entre Chile y las otras nacientes repúblicas de América es que “El corazón del país” es pequeñísimo en comparación a la zona céntrica de Perú, Argentina y México.

      • En cuanto a la década de 1820, se plantea que “la nueva república se dejo llevar de un improvisado experimento político a otro. La compleja e ingeniosa constitución de Egaña a finales de 1823 cayó en 6 meses porque su conservadurismo moral fue rechazado por los liberales”. El resto de lo planteado en esta idea es la eterna lucha entre liberales y conservadores.

      • Con la batalla de Lircay se rompe con esta lucha y “una coalición tripartita conservadora- los tradicionales y proclericales “pelucones”, los seguidores del exiliado O'Higgins y…los estanqueros” hicieron caer el régimen liberal de Freire y generaron el régimen Conservador.

      • Según Bethell, la estabilidad política de la década del 30' fue una de las mas espectaculares del siglo XIX y todos los avances políticos se deben a “Diego Portales, el comerciante de Valparaíso que más que ningún otro fue el genio organizador de la reacción conservadora. Bethell plantea a PORTALES como un hombre que insistió en proteger la dignidad nacional, fijando el tono de la política chilena durante todo el siglo.

      • Con la constitución de 1833, presidencialista autoritaria y obsesivamente conservadora, se rompen “los débiles restos institucionales del federalismo de los años veinte” y la principal arma de dominio presidencial son los intendentes, los cuales fueron el principal factor del alzamiento de Santiago como la provincia hegemónica de Chile.

      • “ninguna constitución, especialmente en Hispanoamérica, es eficaz en si misma. El buen funcionamiento del nuevo sistema político dependía de una serie de técnicas bien probadas utilizadas con persistencia metódica por los gobiernos de este periodo”. Yo considero que Bethell no busca alabar la constitución de Chile, sino que busca alabar a los políticos de Chile.

      • El factor que predomina para la permanencia de los conservadores, como ya todos lo debiéramos saber, es la intervención electoral, es decir, lo que plantea Bethell es algo que los estudiantes de historia ya deberíamos saber desde el curriculum técnico…

      • la estabilidad política vino de la mano con la estabilidad económica, los factores de esta son: presencia de capitales británicos en el puerto de Valparaíso y de manera fundamental la presencia de Manuel Rengifo, ministro de hacienda desde 1830 a 1835 y de nuevo de 1841 a 1844. fomento las leyes arancelarias, la consolidación de la deuda publica y lo principal es la creación de almacenes fiscales, en los cuales se mantenían las mercancías que no serian utilizada, esperando falta de stock.

      • Para la imposición de un sistema económico prospero, se necesito una base económica, esta se logró con la minería, no obstante en lo social la actividad mas importante era la agricultura, debido a que esta organizaba la vida en torno a la hacienda, factor, mencionado por la autora, como la herencia colonial por antonomasia.

      • El auge económico lleva a Bethell a afirmar que en Chile se habría producido una revolución tecnológica, esto lo sustenta en torno a la especialización de la producción de metales y en torno al aumento de trayecto ferroviario, lo cual significo que se crearan más de 2000 km. De vías en 30 años, de los cuales la mitad eran propiedad del estado.

      • lo que más destaca Bethell en Chile es que no fue igual al resto de América, en Chile había apertura económica, social y política, a Chile llego mucho capital cultural el cual encajaba rápidamente en la alta sociedad chilena. La alta sociedad chilena demuestra su apertura cultural en los apellidos, la política chilena luego de la década del 30' se llena de apellidos extranjeros y la política, al igual que en la actualidad, se basaba en lazos familiares, los cuales ejemplifican en la familia Errázuriz, esta familia aportó con un arzobispo (dos ahora), tres presidentes y 50 congresistas.

      • Destacan aspecto culturales como: El mercurio (diario mas antiguo en habla hispana), La Universidad de Chile (obviamente en esa época no existía el equipillo de futbol) y el instituto Nacional.

      • En cuanto a las tradiciones, Bethell plantea que Chile es uno de los países con mayor tradición historiadora: Barros Arana, Amunátegui, Sotomayor Valdés y Vicuña Mackenna.

      • “los chilenos cultos se inclinaban a ver a su país como superiora otros de Hispanoamérica- y es duro resistirse a la conclusión de que en ciertos aspectos tenían razón- . “nosotros nos hemos salvado del naufragio común” (Walker Martínez)”

      • Chile caería producto de la elevada especulación que realizaron los exportadores de plata, lo cual llevo a una inflación sin precedentes.

      • El resurgimiento se lograría luego de la Guerra del pacifico, Chile gana excelentes territorios y recupera el prestigio internacional y Vicuña Mackenna diría “en el alma del chileno, bajo la burda túnica del soldado oculta bajo el rudo poncho de telar indígena, suele latir el heroísmo sublime de los héroes de la antigüedad”

      Como aporte extra yo diría que la importancia de este texto está en lo ya mencionado, Chile fue la excepción de América en su formación, por diversos factores, los cuales trate de mencionar sin ser muy opinólogo. Cualquier duda, leí el texto dos veces así que me preguntan no más.

      Resumen capítulo VIII: “Las Repúblicas del Río de la Plata”.

      A diferencia de muchas otras colonias de España, como Chile, que su economía se centraba en la exportación de materias primas (preferentemente agraria y minera) y de una abundante mano de obra indígena y mestiza, Buenos Aires, a partir de las reformas Borbónicas, emerge como un centro exportador, donde el comercio y la futura banca inglesa serán los sustentos de su economía. Es decir, su rol de productora fue mínimo en comparación al rol mercantil que posee, por lo que su posición estratégica hace que el monopolio del virreinato del Perú se opaque en comparación a este eje bonaerense que es un punto intermedio ente el atlántico y los márgenes andinos del occidente de Sudamérica.

      Esta forma de economía primitiva o colonial, se comenzó a opacar, pues el capital extranjero, a través del comercio con Europa, hace que el capital inglés se adentre a esta zona platense, marcando así el futuro del proceso independentista y del nacimiento republicano. La zona bonaerense comienza a sacar provecho de zonas tales como Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, pues estas, al ser devastadas por las guerras independentistas, quedaron desamparadas en una solvencia económica y sus tierras devastadas, por lo cual, Buenos Aires sacando partido de este contexto, comienza a poseer buenos dividendos en estas zonas, y así acrecentar un agricultura incipiente de zonas tan vastas como las del oeste de la Argentina. Por lo mismo, comienza a establecerse lo que en Chile se conoce como la hacienda, que en Argentina se denomina “estancia” y es la responsable de que a partir de 1815 se convirtiera en una tragedia para los indios, sobre todo en los límites del río salado, río colorado y río negro. Por ende, los estancieros querían ley y orden en las pampas, y la paz en la frontera; y obviamente, querían asegurar su propiedad.

      A partir de 1822, Bernardino Rivadavia, ministro progresista del gobierno provincial de Martín Rodríguez, introdujo el sistema enfitéutico. Este sistema contribuyó al latifundio y a la concentración de tierras, posibilitando así el nacimiento de una oligarquía terrateniente que reemplaza a la aristocracia y que cada vez se hace más fuerte en la Argentina, sacando en limpio un símil con Chile, pues la oligarquía es quién nace con fuerza a partir de los procesos independentistas. La manera de explotación de la tierra era de forma extensiva, por lo cual la expansión debía de ser fundamental , algo que el gobierno cumple una función trascendental en la expansión hacia las tierras de los indios para expandir las estancias agrícolas y sobre todo ganaderas, pero ojo, siempre de una forma incipiente, concentrada en capitales privados, individuales, pues no beneficiaba en sí este sistema al gobierno, solo ayudaba a expandir y mantener amancebados a posibles actores conflictivos. Es así que la tierra se convierte en moneda de cambio y a veces sirvió para pagar pensiones y salarios.

      El principal mercado de las estancias eran los saladeros, unos grandes establecimientos donde se sacrificaba el ganado. Este sistema tuvo su auge y caída, pues el proceso de la Argentina en la economía fue variando, sobre todo después del gobierno de Rosas, y la intromisión de capital extranjero, ingresando innovaciones al mercado y así variando la preferencia estanciero de comercio. La política de económica de Rivadavia se centró en subvencionar la inmigración y en confiar en la fertilidad del suelo y en las fuerzas del mercado. Pero los planes de colonización agraria de los años veinte fracasaron por falta de capital, organización y seguridad, lo que contrastaba con la gran expansión y dinamismo interno de las estancias, esto porque siempre se tenía que competir con el grano extranjero, así pues, la agricultura necesitaba capital y protección. Como se dijo anteriormente, las provincias excepción de Buenos Aires, después del proceso de independencia quedaron arruinadas, y cuando comenzaron a estabilizarse se encontraron con un Buenos Aires dominante y dispuesta a monopolizar el comercio, la navegación y las aduanas con el extranjero, opacando y poniendo en entredicho a las demás provincias, que comenzaron a estar condicionadas por Buenos Aires, la salida oficial de Argentina al comercio exterior.

      Es así como nace la figura de un estanciero fuerte, con influencias de todo orden, tanto con indígenas, “blancos”, “colorines”, gauchos y demáses en las provincias del interior, me refiero pues a Juan Manuel de Rosas. Su gobierno estuvo centrado en un régimen apoyado firmemente por los estancieros que continuaban siendo el grupo dominante de las provincias, sobre todo Buenos Aires, y a su vez, los aliados más fuertes del gobierno, esto porque, si bien Rivadavia poseía la añoranza de sacar a flote la minería nacional, que se podría desarrollar con capital británico, las manufacturas y la industria en sí tuvo su posible nacimiento a través de las políticas proteccionistas de Rosas, pues este introdujo a través de la ley de aduanas de 1835 impuestos fuertes a la importación, pujando y sacando a flote una naciente industria, solventada sobre todo en la ganadería y su acumulación, es decir, poseer un excedente que no se convierta en perdida, pues la lana también será un sostén en las nuevas exportaciones; este contexto comenzó a variar cuando Rosas deja a un lado el proteccionismo y así, sobre todo en respuesta a los bonaerenses, liberarla de las barreras arancelarias, pues esta zona dependía del comercio exterior y sus estancias en expansión dependían de los mercados exteriores, por lo anteriormente mencionado, es decir, el potencial que se puede extraer de las estancias, sobre todo las ganaderas. La causa principal del crecimiento de las exportaciones, dándole la razón a Rosas, fue la incorporación de más tierras en el sistema, especialmente la expansión de la frontera sur a partir de la Campaña del Desierto de 1835, este proceso está retratado tanto en el Martín Fierro, como posteriormente, en el proceso de expansión post Rosas, es decir, los gobiernos de Bartolomé Mitre y de Domingo F. Sarmiento, haciendo así una conexión de civilización y barbarie en su Facundo.

      En Argentina la propiedad agraria era la base de la sociedad. Las grandes estancias concedían su status e imponían subordinación. El comercio era importante y respetado socialmente, pero el trabajo agrario fue poniéndose en la balanza entre comercio y exportación, afirmando así el proceso de reorientación de la economía argentina y así saliendo a flote. Hay que recalcar que en Argentina a través de una estratificación de la sociedad de una forma seudo estamental, no existía un termino medio entre dominadores y dominados, es decir, no había una clase media que fuese llenada por algún sector de la sociedad argentina. La función empresarial fue ejercida por extranjeros; los empresarios británicos dominaron las actividades comerciales, mientras que los inmigrantes europeos emprendían ocupaciones artesanales complementando el papel de los artesanos locales. Por ende, la actividad autóctona tanto del comercio como de la actividad artesanal, comenzó a ser relegada por estos inmigrantes, dejando superpuestos a la inserción de la actividad económica por parte del argentino de baja clase. Es decir, olvidado en el interior, sólo en post de usarlo en el trabajo de las estancias. Es así como se comienza a ver un contexto de vagancia y de saqueo, que fue duramente controlada por el sistema rígido de Rosas, pues a este gobernante argentino, se le puede hacer el símil con Diego Portales, pues la única forma de salir de un estado anárquico es con la mano dura. Por lo cual, se combatió duramente estos vicios de la sociedad argentina relegada sobre todo con la dictación de la ley antivagancia que tenía por objeto imponer el orden y disciplina en el campo, de facilitar una reserva de mano de obra para los hacendados y para proporcionar reclutas al ejército. De esta forma, el gaucho pasó de ser un nómada libre a ser un peón de estancia.

      La estancia dominaba la vida social y económica del país erigiéndose como modelo de gobierno. Los estancieros gobernaban sus dominios con autoridad personal, exigiendo obediencia incondicional. Configuraban una clase poderosa y cohesionada que no tenía rival. La subordinación de los sectores más bajos de la sociedad, sus parcas expectativas y su aislamiento en las inmensas llanuras impidieron conjuntamente que apareciera un movimiento político autónomo desde abajo. Por otra parte, eran los elementos ideales para las movilizaciones militares y les era fácil convertirse en montoneros (los grupos guerrilleros de las llanuras). No luchaban por conflictos de clase, sino por conflictos sociales e internos de los grupos dominantes. Acá hay que poner énfasis en la disgregación de los poderes, haciendo resaltar la imagen del caudillo, que es un hombre de influencia social que se erige en defensa de su tierra, mas que conflictos raciales y/o políticos, mientras no afecte sus fines. En el caudillo se conjugaban el poder militar y la autoridad personal. Esto hace posible que proliferen repúblicas independientes por todo el país y cuando Buenos Aires trató de someterles estas zonas se resistieron. Acá comenzamos a ver la contraposición existente entre centralismo y federalismo, la política en un principio de Rosas era propensa a un federalismo moderado, pero como comenzó a sacar cuentas alegres a partir del poder de Buenos Aires, cambio por una orientación mas centralista del poder, haciendo con la mano dura que Argentina fuera una gran estancia, manteniendo a sus seguidores en un estado de peonaje político, todo esto a través de la perduración del sistema de enfiteusis.

      Bajo este sistema rígido impuesto por Rosas, no se hicieron esperar los índices de resistencia de las otras provincias o republicas de Argentina, que comandadas por Rivadavia derrotaron a los bonaerenses. Pero también Rivadavia creía en una unidad, haciéndose participe de la idea unitaria de gobierno, proyecto que alarmaba a los más conservadores como Rosas que creían en un sistema primitivo de economía, es decir, el crecimiento de las tierras en pos de las estancias. La política de Rivadavia perjudicaba a demasiados grupos de interés para poder tener éxito. Por eso emerge la figura de Rosas como la solución para todos los grupos, como una forma de mantenerlos contentos en el poder de influencia. Por lo tanto, las condiciones existentes crearon a Rosas, pues éste dividía a la sociedad entre los que mandaban y los que obedecían. El orden le obsesionaba, y la virtud que más admiraba en las personas era la subordinación. Si había algo que Rosas aborreciera más que la democracia, era el liberalismo. La razón de que Rosas detestaran a los unitarios no se debía a que éstos deseaban una Argentina unida, sino más bien a que eran liberales que creían en los valores seculares del humanismo y el progreso.

      Rosas defendieron una política de doblamiento y expansión territorial. La campaña del desierto de 1833 añadió a la provincia de Buenos Aires miles de Kilómetros cuadrados al sur del río negro, además de nuevas riquezas y l seguridad y confianza derivados de la gran victoria sobre los indios. Rosas era el gran patrón y los estancieros sus clientes. En este sentido, el rosismo fue menos una ideología que un interés de grupo, un grupo por cierto bastante exclusivo. Fuera de los estancieros no existía un sector preparado para explotar dichas concesiones de tierras. Por lo tanto, el régimen de Rosas tendía a favorecer la gran concentración de la propiedad en manos de unos pocos. La estancia dio a Rosas el dinero para la guerra, la alianza de sus colegas estancieros y los medios para reclutar un ejército de peones, gauchos y vagabundos. Rosas sabían como manipular el descontento de las masas y ponerlas en contra de sus enemigos de manera que no provocaran ningún cambio básico en la estructura social. Si bien Rosas se identificaban culturalmente con los gauchos, no formaba parte de estos socialmente y tampoco les representaba políticamente.

      La provincia era gobernada por una alianza informal de estancieros, comandantes de la milicia y de jueces de paz. La dureza del régimen rural reflejaba el vació de las pampas, la gran escasez de población y la búsqueda constante de mano de obra en una época de expansión de la estancia, hacia a su vez, justificar la existencia de la esclavitud en este sistema, pues la supervivencia de la esclavitud en Argentina es otra prueba de la escasez de mano de obra. Rosas fue el responsable del resurgimiento de la trata negrera.

      La hegemonía de los terratenientes, la degradación de los gauchos, la dependencia de los peones: todo esto constituyó la herencia de Rosas. Durante varias generaciones Argentina arrastró el estigma de una estratificación extrema. La sociedad se formó en un rígido molde al que la modernización económica y el cambio político se tuvieron que adaptar más tarde. El Estado de Rosas era la estancia en mayúsculas. Todo el sistema social se basaba en la relación patrón-peón. Parecía que era la única alternativa a la anarquía.

      Rosas gobernaron con su poder absoluto de 1829-1832. Después de un interregno durante el cual la inestabilidad de Buenos Aires y la insubordinación de las provincias amenazaron con instaurar la anarquía, Rosas volvió a ocupar el cargo con sus propias condiciones en mayo de 1835, gobernando durante los siguientes 17 años con poder ilimitado y total.

      El simbolismo era una forma de coerción y de conformidad. La opción de un aspecto y de un lenguaje federal sustituyo a las pruebas de ortodoxia y a las pruebas de lealtad. La uniformidad federal constituía una medida de presión casi totalitaria mediante la cual se forzaba a la gente a abandonar una actitud pasiva y apolítica y a aceptar un compromiso específico para demostrar cual era su posición. LA iglesia era una aliada dispuesta, exceptuando a los jesuitas que fueron readmitidos y expulsados. El clero se convirtió en una fuerza auxiliar al régimen y predicaba que oponerse a Rosas era un pecado.

      Estrictamente hablando, el régimen no era una dictadura militar: era un régimen civil que empleaba militares sumisos. El mercado militar favoreció sobre todo a unos cuantos terratenientes. En cualquier caso las consecuencias de esto se tradujeron en un retraso en los aspectos sociales. Por último, existía una oposición exterior al régimen, en parte de otras provincias en parte de otras potencias extranjeras. Si esta oposición externa se sumaba a la interna, Rosas correría un gran peligro. Por ello, Rosas se reservaba otro medio de coacción: el terror. Rosas recurrieron al terror como instrumento de gobierno para eliminar a los enemigos, para castigar a los disidentes, para mantener en alerta a los que dudaban y para controlar a sus seguidores. El mismo Rosas era autor del terror, pero la agente especial del terrorismo era la Sociedad Popular Restauradora, un club político y una asociación para policial. La sociedad disponía de un brazo armado, que se conocía comúnmente como mazorca.

      Como consecuencia, Rosas ejercía sobre las provincias un control de facto que él consideraba necesario por diversas razones: en parte para evitar la subversión e impedir que se infiltrara la anarquía, en parte para asegurar una buena base para la política económica y exterior, y en parte también para con seguir una dimensión nacional para su régimen. En consecuencia, la unificación de Argentina significó la conquista de Argentina por Buenos Aires. Esta política y forma de actuar, acentuó las disensiones internas y el aprovechamiento de amenazas externas, corporizadas en una alianza entre Brasil, Uruguay y Francia, y en un principio de manera floja Inglaterra pero después tomando protagonismo, sobre todo en el proceso de formación de Uruguay.

      Por consiguiente, diferentes sectores de la oposición se unieron en la persona de Urquiza que quedó a la cabeza de los intereses regionales, de los exiliados liberales, y de los patriotas uruguayos, todos aliados, que contaban con un suficiente dinero y las fuerzas navales brasileñas para inclinar la balanza en contra de Rosas. Así el dictador encontró oposición tanto en el interior como en el exterior, en este caso la triple alianza formada por Entre Ríos, Brasil y Montevideo que entro en acción en mayo de 1851.

      Buenos Aires era beneficiaria del rarismo, pero ahora el entusiasmo había desaparecido.

      Rosas fueron aniquiladas por una derrota militar pero por otro lado la estructura económica y los vínculos internacionales en los que se apoyaba su sistema estaban empezando a transformarse. La economía durante la época de Rosas se enfrentó a un estancamiento real y a su futura decadencia.

      La cría de ovejas ya empezaba a amenazar el predominio de la estancia de reses. Fue sobre la exportación de lana que Argentina iba a desarrollar sus vínculos con el mercado mundial y su capacidad productora interna y a acumular capital. Por ello, Rosas se habían convertido en un anacronismo, en un legado de otra era.

      El gaucho fue gradualmente reemplazado por los pastores. Llegaron inmigrantes, ya como asalariados, como asociados que participaron en los beneficios o como granjeros arrendatarios.

      La derrota de Rosas no destruyó las estructuras existentes. La hegemonía de la oligarquía agraria sobrevivió. El dominio de Buenos Aires prosiguió y los conflictos interprovinciales simplemente entraron en una nueva fase. Pero quizá la influencia más fuerte la constituyó el pensamiento político de Juan Bautista Alberdi, que aconsejó mantener el equilibrio el poder central y los derechos provinciales y emprender un programa de inmigración, educación, y modernización.

      Argentina estaba ahora dividida en dos estados, uno en manos de la ciudad y la provincia de Buenos Aires dirigido por su gobernador (desde 1860, Bartolomé Mitre) y el partido liberal, y el otro el de la confederación Argentina formada por trece provincias gobernada por Urquiza y el partido federal. Mientras en el pasado las provincias habían rehusado aceptar la dominación de Buenos Aires, ahora Buenos Aires se negaba a cooperar a las provincias o a obedecer una constitución que consideraba que era la fachada del caudillismo.

      El resultado final fue un compromiso entre el unitarismo y el federalismo. Mitre aceptó la constitución de 1853 con su tendencia al centralismo y al poder presidencial, y fue proclamado líder tanto nacional como provincial. Así pues, en 1861 se aceptó el concepto de una federación que si bien representaba el interior, en Buenos Aires estaba su centro. Por ello, en octubre de 1862, Mitre, un porteño héroe del sitio de Montevideo, fue elegido primer presidente constitucional de toda la nación. Ahora se había logrado la unión de las provincias y por primera vez Argentina fue llamada Argentina y no por una torpe circunlocución.

      La oportunidad de reorganizar la nación depuse de 1862 se hubiera podido malograr si el poder no hubiera estado en manos de dos distinguidos presidentes, Bartolomé Mitre (1862-1868) y Domingo F. Sarmiento (1868-1874), ambos intelectuales y hombres de letras y así como también políticos y hombres de estado. Los dos habían dedicado gran parte de su vida al ideal de una Argentina más grande; ahora ambos persiguieron tres objetivos: la unidad nacional, las instituciones liberales y la modernización. Entre tanto, Sarmiento, que se definía porteño en las provincias y provinciano en Buenos Aires, como presidente y continuando la obra de Mitre, defendió la unidad nacional con la espada y la pluma y fue más despiadado si cabe con los rebeldes.

      Los principios políticos que animaron las presidencias de Mitre y Sarmiento fueron los del liberalismo clásico.

      Modernización quería decir crecimiento a través de las exportaciones del sector agrario, inversiones en nueva infraestructura e inmigración. Algo de capital local se invirtió en el sector primario, en estancias ganaderas, granjas ovinas y fincas azucareras. Pero las inversiones dependían de la llegada de capital extranjero, sobre todo Gran Betraña.

      Resumen capitulo 10:

      • El rápido incremento de la producción de café, junto a la relativa caída de la producción de azúcar, explican el avance de la población regional que tuvo lugar entre 1850 y 1870. los comerciantes de río de Janeiro prosperaron y el comercio del café vinculó a los plantadores a la economía internacional. Sin embargo los trabajadores (ya fueran esclavos o asalariados, tanto del campo como de la ciudad), no se beneficiaron mucho de la expansión.(página 378)

      • El Café permitió que se afirmara como grupo dominante tanto en lo social como en lo político y que estaba formado por los grandes magnates productores de café.

      • La producción de azúcar también tenía gran importancia en el brasil de 1850 pero nunca tanto como el auge del café.

      • (aquí hay una larga explicación de cómo se producía el azúcar en brasil y en el por que no se introdujo tecnología para aumentar la producción que no son muy relevantes.)

      • Nueve familias interrelacionadas entre sí poseían casi todas las propiedades. Enrique Marques Lins, sus hijos y sus yernos poseían treinta plantaciones y no sorprende que él y su clan ocuparan los cargos políticos más importante de la localidad (semejante a lo ocurrido en chile)

      • El algodón es otro producto que se producía en brasil y que ayudaba a mantener la economía de dicho país. De esta manera y debido a la guerra civil de estados unidos brasil disfruto de un repentino y efímero aumento de las exportaciones de algodón. De los 21 millones de libras de algodón exportados en 1860-1861, se pasó a 92 millones cinco años más tarde y a niveles un poco más altos a principios de la década de 1870.

      • Eran los pequeños propietarios los que se ocupaban de la producción de algodón al contrario del café y el azúcar.

      • Eran la producción de azúcar y de café -las principales actividades mercantiles- las que en mayor medida creaban la fuerte dependencia de Brasil respecto a los esclavos negros. El principal problema de los propietarios de esclavos, en todas partes, era cómo conseguir de la mejor manera posible que el esclavo hiciera lo que el amo quería.

      • Las relaciones entre los esclavos y sus amos fueron muy conflictivas, esto se ve reflejado en que en algunos casos hubieron esclavos que mataron a sus amos o se escapaban.

      • Los esclavos también consiguieron crear sus propias familias y forjar otros vínculos sociales entre esclavo y libre, elaborando un sistema de entendimiento compartido que pasaría a la siguiente generación.

      • Hay evidencias de que la manumisión disminuyo una vez que ya no se pudieron obtener más esclavos africanos

      • Entre 1830 a 1840 se dio el bum de la importación de esclavos hacia el brasil, aunque de manera ilegal. En 1850 a 1851 finalizó la comercialización de esclavos con Portugal y solamente se hacían transacciones de esclavos entre los mismos magnates brasileños.

      • Los plantadores de azúcar del noroeste, que cada vez tenían menos influencia en el mercado mundial, empezaron a vender esclavos al sur, a las florecientes regiones cafetaleras.

      • Con posterioridad a 1850 empieza a haber una escasez de esclavos que no lograba satisfacer la inmensa necesidad de mano de obra en la producción de café. Esta escasez se explica por el término del comercio de esclavos con Portugal y por otro lado muchas veces por la alta mortandad de los esclavos debido a las condiciones de vida extrema y la explotación laboral.

      • El auge de la producción de café produjo el inicio de la construcción de ferrocarril para facilitar el traslado de la mercancía. (como ocurre tbn en chile.

      • Gran influencia de comerciantes ingleses en toda la zona de brasil.

      • Por encima de todo, la concentración de la riqueza en manos de unos pocos impedía el desarrollo económico: la existencia de la esclavitud y la gran desigualdad en la distribución de la riqueza que se daba entre los libres restringían considerablemente el mercado de bienes de consumo.

      • Los esclavos continuaron formando parte del escenario urbano hasta que se abolió la esclavitud en 1888

      • En 1870 los terratenientes aún ejercían un fuerte control en la mayoría de las decisiones políticas. Se puede decir que los terratenientes y los comerciantes conjuntamente jugaron el papel dominante en el sistema político.

      Capítulo 9: Brasil (1822 - 1850)

      • La importancia de Brasil radica en la excepción que genera esta nación a la norma latinoamericana de transformarse en repúblicas luego de las distintas emancipaciones que ocurren a lo largo de las primeras décadas del siglo XIX. Es decir, mientras que el resto de colonias emancipadas se convierten en repúblicas, en Brasil se provoca un cambio de colonia a Imperio o, si se quiere, Monarquía Constitucional.

      • En 1822 (momento en que esta colonia se independiza de su metrópoli, Portugal) Brasil contaba con la suma aproximada entre 4 y 5 millones de habitantes (sin contar a la población indígena brasileña, que sumaría alrededor de 800.000 individuos). El territorio por donde se extendía esta cantidad de habitantes relativamente pequeña era de unos cinco millones de Km², aunque se concentraba en una franja de 320 Km de ancho desde la costa atlántica, con una longitud que comprendía desde las provincias del noreste (que tenían el 40% de la población total) hasta Río de Janeiro, Sâo Paulo, y el sur de Minas de Gerais (única provincia del interior del país que tenía una población importante, ya que contaba con el 20% de la población brasileña, la mayoría al sur de la provincia, interactuando con la de Río de Janeiro.

      • Las provincias del interior (ejemplo: Mato Grosso) eran básicamente rurales. La ciudad más grande era Río de Janeiro, la capital que contaba con 100.000 hab. Le seguía la antigua capital: Salvador con 60.000. Teniendo en cuenta que el 50% de las capitales no tenían más de 10.000 hab.

      • En cuanto a las condiciones de salubridad y la educación eran bastante precarias. La tasa de mortalidad era alta y la educación no era interés prioritario en las políticas coloniales portuguesas. Incluso en 1872 sólo 1/5 de la población era alfabeta.

      • En cuanto al tema racial, en 1822 menos de 1/3 era blanco, siendo la mayoría racial negra o mulata y de ellos al menos el 30% era esclavo. En 1823 se contabilizaron 1.147.515 esclavos. ¾ partes de los esclavos se concentraban en 5 de las 8 provincias existentes (Maranhâo, Pernambuco, Bahía, Minas Gerais y Río de Janeiro), donde la masa esclava incluso llegaba a ser la mayoría poblacional.

      • El comercio transatlántico, además de proporcionar la mano de obra adicional (necesarios en expansión económica) con la vida esclava, era esencial para reponer la población ya existente en Brasil de esclavos, por la sencilla razón de que estos no se reproducían a sí mismos. Es por esto que si la importación anual de esclavos era de 15 mil a 20 mil en la primera década del siglo XIX, en 1820 creció un 50%, aumentando a 30 mil.

      • Los esclavos se encontraban en todas las zonas rurales de Brasil, empleados en: ganadería, producción de cereales, cultivo de productos alimenticios (consumo local) y agricultura de subsistencia. Minas Gerais (economía ganadera, de pequeña lavoura) era la provincia con mayor masa esclava (170.000 en 1819).

      • En las ciudades de Río, Salvador, Recife, y también en las zonas de Sâo Luis hasta Porto Alegre, los esclavos eran empleados como sirvientes domésticos. Los esclavos de ganho urbanos trabajaban como cargadores en los muelles, aguadores, basureros, transportadores de personas, albañiles, carpinteros, prostitutas, además de mendigos. También había esclavos en los hospitales y las casa de religiosos. Incluso el gobierno alquilaba y tenía esclavos para construir y mantener las obras públicas.

      • Los esclavos fueron abundantes y baratos hasta 1830, cuando el comercio de esclavos de África a Brasil fue declarado ilegal, generando los primeros esfuerzos por terminal con él.

      • La esclavitud era un elemento tan esencial y característico de la vida económica y social, rural y urbana de Brasil, en gran parte por la existencia de una “frontera abierta”, lo que proporcionaba mucha tierra gratuita o barata, además de la falta de masa trabajadora, de brazos. Sin embargo, la mayoría de los esclavos en Brasil se concentraban en la plantación agrícola de monocultivo orientada a la exportación (grande lavoura).

      • Azúcar= principal producto agrícola comerciable durante período colonial (luego de siglo XVII pierde su monopolio). Gracias a la revolución francesa y las guerras napoleónicas se da un nuevo impulso al cultivo de caña de azúcar en Brasil, no sólo en noreste (Pernambuco, Bahía), sino también en la región de Campos en Río, luego en Sâo Paulo.

      • Cuando Brasil se independiza el azúcar constituía el 40% del valor de las exportaciones brasileñas. Luego venía el algodón con un 20% (aunque había disminuido la participación de Brasil en las importaciones británicas). Las exportaciones de café también constituían el 20%. El reto consistía en cuero, tabaco y cacao.

      • Desde la llegada de la corte Portuguesa y la apertura de los puertos de Brasil al comercio extranjero en 1808, tanto las exportaciones como las importaciones estaban en manos de comerciantes extranjeros (británicos esencialmente, también franceses, alemanes, norteamericanos y portugueses). Gran Bretaña era entonces la principal aliada económica de Brasil. Así, la mayor parte de los portugueses quedaron relegados al comercio al por menor de productos extranjeros y al comercio doméstico de productos brasileños y, mientras que el sector productivo de la economía brasileña estaba casi completamente en manos de los brasileños, los extranjeros controlaban el sector comercial.

      • Desarrollo de oligarquías rurales (plantación y mano de obra esclava) en las áreas de agricultura de exportación, sucediendo particularmente en las zonas donde se encontraba la clásica sociedad de amos y esclavos. En otros puntos, la sociedad era más compleja. Por supuesto en las ciudades la estratificación social era más compleja incluso. Un gran número de pequeños comerciantes, oficiales de bajo rango, artesanos, empleados, jornaleros, que llenaban el espacio entre “amos” y esclavos, es decir, la forma básica de la sociedad.

      • En 1822, en Brasil no existía unidad económica y tampoco ningún sentimiento profundo de identidad nacional. La unidad mantenida durante la transición de colonia portuguesa a imperio independiente fue política y precaria, no económica ni social. Una década más tarde, esta unidad se vio seriamente amenazada cuando finalmente la alianza de fuerzas que había conducido a Brasil a la independencia de Portugal se desintegró.

      • Es por esto que se afirma que la independencia de Brasil fue incompleta, pues existía la presencia de un príncipe portugués dispuesto a asumir la dirección del movimiento de independencia de Portugal, para hacer la transición tranquila y estable política y socialmente, asegurando la unidad nacional. Evidentemente, había algunos líderes políticos (tanto de la elite brasileña como de las clases populares) que dudaban de la autenticidad del compromiso del emperador con el constitucionalismo y de su voluntad de querer romper todos los lazos familiares y dinásticos con el anterior gobierno colonial. Es decir, las dos preocupaciones estaban interconectadas y se potenciaban en contra de Pedro I, pues consideraban que sus convicciones absolutistas se relacionaban estrechamente con la protección por los intereses portugueses que aún existían en Brasil, temiendo una recolonización.

      • El reinado de Pedro I fue un período de constantes conflictos y tensiones que terminaron con su dimisión en abril de 1831.

      • Es importante mencionar la Asamblea Constituyente, ya que fue esta el lugar de los primeros enfrentamientos entre la elite brasileña y Pedro I (por tanto, la elite y burocracia portuguesa), en menos de un año luego de la declaración de Independencia. La Asamblea fue convocada por primera vez por el príncipe regente el 3 de junio de 1822, pero se inauguro oficialmente el 3 de mayo de 1823. fue en este lugar donde se discutió vigorosa y, a veces, violentamente, la futura organización estatal de Brasil.

      • Aunque muchos de los que criticaron los acuerdos fueron excluidos, los liberales (moderados y extremos) intentaron limitar siempre los poderes del joven emperador, especialmente sus poderes de vetar leyes y disolver la legislatura.

      • José Bonifacio de Andrada e Silva: patriarca de la Independencia de Brasil. Consejero y primer ministro de Emperador. Plantea, al igual que el emperador, que se debía implantar un gobierno fuerte. Trata de evitar que emperador sólo tenga en cuenta la facción portuguesa a la hora de gobernar. La dimisión de José Bonifacio el 16 de julio de 1823 es, por tanto, un episodio importante en la polarización política que se produjo en Brasil inmediatamente después de la independencia.

      • En 1823 (segunda mitad) la oposición se vuelve más encarnizada contra el emperador (asamblea constituyente, prensa). Finalmente (12 de noviembre de 182), la Asamblea Constituyente fue disuelta por la fuerza y José Bonifacio y sus jóvenes colegas más liberales Antonio Carlos Ribeiro de Andrada Machado e Silva y Martín Francisco Riveiro de Andrada fueron arrestados y deportados a Francia. Luego de eso el emperador estableció un Consejo de Estado que rápidamente redactó una constitución. Incluía un Senado (50 miembros) y una Cámara de Diputados (100 miembros). El emperador elegía a los senadores de una lista de tres candidatos escogidos en provincias y el cargo era vitalicio. Los diputados eran elegidos por cuatro años mediante un sistema indirecto, primero por los votantes y después por los electores, en un sufragio restringido.

      • Para ser votante era necesario tener ingresos netos anuales de 100 milréis (en 1830 eran equivalentes a 10 libras esterlinas), procedentes de rentas de propiedades como de su trabajo.

      • Para ser candidato se debían tener como ingresos mínimos: 200 milréis.

      • Para ser diputado, ingresos mínimos de 400 milréis

      • Para ser senador, ingresos mínimos de 800 milréis

      • La constitución confirmó el Consejo de Estado, cuyos diez integrantes elegidos por el emperador también eran vitalicios. El emperador disfrutaba del derecho de veto sobre la promulgación de leyes. Poseía poder moderador, que servía para resolver conflictos entre el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial, y le permitía sobre todo disolver la Cámara y convocar elecciones. Es decir, había centralización política: el emperador nombraba a los presidentes provinciales y, si bien los conselhos Gerais de Provincia y las câmaras municipais eran elegidos, sólo tenían poderes limitados, ya que todas sus decisiones pasaban por la Cámara de Diputados. La religión católica fue declarada la religión del Estado, pero el Emperador nombraba a los obispos y repartía los beneficios eclesiásticos.

      • La arbitraria disolución de la Asamblea Constituyente en noviembre de 1823, más una nueva constitución en 1824 marcó más la distancia y tensión entre Dom Pedro y una fracción importante de la clase dominante brasileña.

      • En marzo de 1824 hubo una revuelta armada de Pernambuco encabezada por el sacerdote radical Frei Caneca y por Carvalho Paes de Andrade. Según Caneca la constitución de Dom Pedro I no definía con claridad cuál era el territorio del imperio, dejando abierta la posibilidad de una próxima unión con Portugal. Tampoco era un imperio liberal, sino todo lo contrario a la libertad, la independencia y a los derechos de Brasil. Por otra parte Caneco no creía que el emperador tuviera la autoridad para otorgar o dictar leyes. Veía al senado como nueva aristocracia y opresión para el pueblo. Tampoco estaba a favor del centralismo constitucional, ya que perjudicaba la libertad de Brasil al despojar a las provincias de su autonomía.

      • La rebelión de 1824 fue derrotada por las tropas imperiales después de 6 meses, tratando a los rebeldes con gran brutalidad y crudeza, por lo que en enero de 1825 Caneca fue fusilado por un pelotón de ejecución en Recife.

      • Pedro I era cuestionado tanto por sus métodos autocráticos de gobierno y su escandalosa vida privada (al parecer le ponía los cuernos a su esposa Leopoldina antes y después de su muerte), como por su asociación con la comunidad portuguesa de Río (burócratas y comerciantes portugueses) y ahora sus “gabinetes” portugueses eran fuente de gran preocupación. Existencia de resentimiento por la gran influencia ejercida por tal gabinete compuesto por sus grandes amigos portugueses (como Francisco Gomes de Silva). En números el 50% de sus ministros eran burócratas portugueses, muchos de los cuales estaban vinculados con las actividades comerciales.

      • En cuanto a las negociaciones para el reconocimiento de la independencia brasileña por parte de Portugal demostraron aun más que el emperador anteponía las consideraciones dinásticas, antes que los intereses nacionales. De hecho Brasil (por un tratado de agosto de 1825) se comprometió a pagar a Portugal 2 millones de libras (1,4 millones destinados a pagar el préstamo británico a los portugueses que cubría el costo de las campañas para restaurar su poder en Brasil), con tal de ser declarados completamente ajenos al estado portugués. Sin embargo este tratad no dejaba en claro el tema de la sucesión, pues si moría Dom João, Dom Pedro asaba a ser el rey de Portugal uniendo así nuevamente a Brasil a este reino, siendo nuevamente sólo una colonia, es decir, retrocediendo.

      • Además de este pago, Brasil tenía que pagar un precio por la ayuda británica para obtener tanto el reconocimiento internacional de su independencia como el de Portugal. El precio fue alto y se le criticó este hecho a Dom Pedro; este era llegar a un acuerdo con Gran Bretaña sobre el tema del comercio de esclavos. Es decir, la abolición a cambio del reconocimiento. De todas formas, una vez que Brasil se “independizó” de Portugal, gran parte del comercio de esclavos pasó a ser ilegal. De hecho se le prohibió a Portugal exportar esclavos a algún lugar de América que no fuera Angola, situación que Inglaterra haría cumplir incluso a la fuerza.

      • El 23 de noviembre de 1826 se firmó un tratado por el cual todo el comercio de esclavos se declararía ilegal tres años después de su ratificación. A pesar de que Canning (secretario de asuntos exteriores de Gran Bretaña) hizo ver el cumplimiento del trato como el precio necesario para la independencia, los brasileños en su mayoría lo consideraron un gran sacrificio de los intereses nacionales de Brasil ante la insistencia de una poderosa nación extranjera. Pero aún así el emperador cedió ante esto, agrandando su impopularidad, sin escuchar ninguna propuesta, como la de José Clemente Pereira, que apoyaba una abolición progresiva y no radical de la esclavitud, para no generar un desajuste ni una crisis tan grande en la economía (comercial, agricultura, ganadera, de navegación, etc.), pues ésta estaba sustentada básicamente por el trabajo esclavo. Y hasta que no hubiese inmigración europea abundante la agricultura -sobre todo la de plantación- no encontraría una solución válida para la mano de obra esclava. Además, los intentos de promocionar la inmigración fueron un asco, siendo las consideraciones militares y estratégicas más importantes que las económicas.

      • Con todo, hay que sumar que lo que rebalsó el vaso con respecto al odio contra el emperador fue el desastre con respecto al Río de la Plata. La Banda oriental, fuente de conflicto entre Portugal y España, estaba en manos de los brasileños, pero el gobierno Argentino estaba determinado a ocupar tal territorio. Así, el 25 de octubre de 1825 la incorporación de la Banda Oriental fue anunciada por el Congreso de Buenos Aires. Eso fue declarar la guerra a Brasil, lo que el emperador se vio obligado a asumir. Tal guerra fue un desastre para Brasil y como ambas flotas marítimas estaban dirigidas por británicos, cayó en manos de ellos sumir la diplomacia y mediar, haciendo que Argentina ganara las tierras que quería.

      • La guerra trajo consigo un gasto adicional que el emperador no contaba y u gran reclutamiento militar que trajo consigo mercenarios europeos, lo que fue desastroso, pues ellos encabezaron un motín en Río. Lo que provocó un gran desajuste económico en las tres provincias más importantes de Brasil.

      • En síntesis, el odio hacia los portugueses más el descontento militar llevaron a derribar al emperador (aun cuando ciertos sectores no portugueses, de elite lo apoyaban por su amor a la monarquía), además de la cagada que existía en la parte económica, pues aunque el café y el azúcar o triplicaron su exportación o aumentaron sus precios, nada fue suficiente para compensar las pérdidas sufridas en otros productos.

      • Gran bretaña en todo momento se está beneficiando de la miseria brasileña, pues hace que Brasil se endeude cada vez más con ellos y su banca, para mermar la crisis y por la deuda existente por concepto de ayuda a la independencia.

      • El momento crucial es cuando el emperador, luego de la noche de los botellazos (lucha entre quienes le apoyaban y quienes lo detestaban), decide hacer un gabinete más brasileño, pero luego (de golpe y porrazo) decide cambiarlo y hacerlo más portugués, lo que generó la crisis final del imperio.

      • La abdicación de Dom Pedro en 1831 (en abril) sacudió a todo el imperio, pero dejó al mando a su hijo Pedro II, quien había nacido en Brasil. Esto generó la nacionalización del trono, significando esto el fin del proceso independentista, sin portugueses, sólo brasileños.

      Definición: Cesión perpetua o por largo tiempo del dominio útil de un inmueble, mediante el pago anual de un canon y de laudemio por cada enajenación de dicho dominio. Ojo con esto, el profesor lo mencionó en clases, y es para entender que el proceso de post independencia, sobre todo en el gobierno de Rosas, las cesiones de tierras fueron un aval muy utilizado por el gobierno, como incluso medida de soborno y para mantener a agentes posiblemente conflictivos amancebados con estas entregas de tierra, sobre todo a los integrantes del ejercito, pero más en detalle, era utilizado en periodos de recesión económica como forma de pago, pues en las pampas abundan las tierras.

      1

    Vídeos relacionados