Historia Contemporánea del País Valenciano

Problemas demográficos. Señorío. Reforma Agraria. Industrialización. Economía. Guerra contra Francia. Carlismo. Nacionalismo. Guerra Civil

  • Enviado por: DarK GoDDesS
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 29 páginas
publicidad
publicidad

CONTEMPÓRANEA P.V

HISTORIA CONTEPÓRANEA DEL PAÍS VALENCIANO

19-2-08

PROBLEMAS DEMOGRÁFICOS

En Valencia se plantean unos problemas demográficos complejos, y permiten que se observe una transición demográfica desde el siglo XIX al siglo XX. Distinguimos dos modelos demográficos. Podemos distinguir dos modelos demográficos:

  1. Modelo demográfico del Antiguo Régimen; se trata de una sociedad retardada y pre-burguesa. Algunos, erróneamente, la designa como pre-industrial. En esta podemos observar peculiaridades (alta fecundidad, alta mortalidad –malaltias crónicas que afectan a mujeres y niños como la cólera-) que supone un crecimiento lastrado.
  2. Modelo demográfico tras la revolución burguesa; el hijo deja de ser una riqueza debido al cambio de mentalidad que implica la perspectiva de futuro.

Algunos demógrafos explican los cambios en base a una evolución, no revolución del siglo XIX. Desciende la mortalidad puesto que desciende la natalidad; aunque vuelve a subir en las décadas de los 60 y 90.

  • En los años 60 el número de hijos por pareja se da entre 3-4 hijos por pareja; se trata de un descenso irregular.
  • En los años 90 el número de hijos por pareja es de 3, hasta que a principios de los años 20 vuelve a descender.
  • 1902-1911 el número de hijos cambia a 2´5 hijos por pareja. Desciende un 25% el nivel de la fecundidad. Como dato importante la desaparición de la cólera.

Las tendencias europeas en lo que a demografía se refiere implica el contacto entre las sociedades. La sociedad valenciana mantiene contacto con el sur francés, como también influencias de los movimientos migratorios que provocan un cambio importante en la mentalidad. Este cambio se debe a un control natural de la natalidad que va más en función de las esperanzas económicas que del factor económico del territorio. Estas pautas están al margen del control eclesiástico.

En el País Valenciano la natalidad es muy baja, 1´2 hijos por pareja; teniendo en cuenta que en territorios como Asturias, que es importante la industrialización, la natalidad es del 0´9 número de hijos por pareja.

La mentalidad de la sociedad contemporánea cambia debido a influencias externas como también a un proceso de evolución, que derivó en un problema económico: la falta de recursos para un futuro político y social mejor.

CAMBIO MENTALIDAD

FACTOR ECONÓMICO

PERSPECTIVA DE FUTURO

Con la llegada de los inmigrantes la natalidad cambia por completo; 1 de cada 4 hijos que nacen son de origen inmigrante. Así pues, tendrá que cambiar el estudio demográfico, porque territorios que se consideran despoblados van acumulando población inmigrante joven que irá incrementando la población. Las pautas de comportamiento de la zona se verán cambiantes respecto a antiguas tradiciones.

En Alemania, por ejemplo, está mal visto tener más de 4 hijos; hay un espíritu antinatalista, al igual que en Francia. La integración inmigrante es a la vez que un problema, una solución para la sociedad europea.

A la hora de las previsiones de futuro, hay que tener en cuenta la nueva natalidad. El problema para analizar estos cambios es que hay que tener en cuenta que los índices de natalidad no son igual en todas las comarcas del País Valenciano en nuestro caso. El análisis global no sirve, hay que centrarse en los microanálisis –de la comarca a la región, etc-.

Tras la 1ª Guerra Mundial, se da un descenso importante de población, que migra al sur de Francia. Se consideraba una zona española con un numeroso grupo de catalanes, valencianos y murcianos. Los cambios en el control de la natalidad son vertiginosos en el 1936, año el que el número de hijos por pareja no llega a 2 (descenso de un 25%) en el País Valenciano. Se puede observar que las mujeres están controladas por la Iglesia y por el Estado en lo que al control natal supone. Además, se da un control durante la Cuaresma, época en la cual no se pueden mantener relaciones sexuales; 9 meses después se notaba el vacio de que en esta festividad no se procreara. Se evitaba tener hijos en verano porque son los meses más peligrosos para la mortalidad infantil (cólera, deshidratación..y muerte durante el parto de la madre). Esto también mostraba un número amplio de segundas nupcias de los viudos. La falta de higiene también es una causa importante en lo que a mortandad refiere. Otro problema es la conservación del neonato por su madre.

Estos descensos no se dan paralelamente en todo el territorio. En Valencia, Alcoy, la Ribera alta, la Vall d´Uixo y el Baix Maestrat, son lugares donde se dan mas rápidosa causa de las grandes concentraciones de población.

Podemos hablar de un reemplazamientosocial al referirnos a que la sociedad se regenera. Cuantos más hijos se tiene más se asegura un reemplazamiento de las generaciones más envejecidas que no trabajan. Comparándolo con Europa; en Alemania, hay un descenso de la natalidad paralelo pero parecido al del País Valenciano (3-4 hijos en 1870; 3 hijos en el siglo XX). La natalidad alemana es importante pero el problema es la extensión de su territorio que implica grandes zonas poco pobladas y otras con una gran concentración. En Rusia la media es de 5 hijos por pareja, bajando a 4 niños en el siglo XX. Rusia es equiparable en la actualidad a la natalidad que se conoce del País Valenciano de finales del siglo XVIII.

La mortalidaddel País Valenciano cambia radicalmente con un descenso rápido a finales de la década de los 60 del siglo XIX, momento en el que desaparecen las cíclicas “cóleras”; pasando de una mortalidad del 40x1000 a un 25x1000. Esta última se mantendrá durante la década de los 90.

Hay que tener en cuenta que esto se explica en función de las cóleras, que había sido importantes en 1834, afectando especialmente a las zonas con ríos, pozos…en las ciudades donde hay concentración de población la mortalidad será más elevada. Un caso importante en lo que a esto se refiere se trata de la muerte de las mujeres por lavar la ropa en los ríos, o usar los pozos comunes sobre todo entre el mes de mayo y septiembre. No es el factor económico, sino la contaminación lo que provoca el riesgo.

21-2-08

La población del País Valenciano está marcada por las epidemias que repercutieron en el siglo XX; por ello, la instalación de aguas potables tuvo gran incidencia en la mortalidad. La posguerra y el hambre han repercutido en enfermedades de pulmón, tuberculosis.

Todos los factores que influyen en la mortandad de la población descienden a partir del 1890 de una manera rápida en comparación con el resto, un 10%. En 1916 baja un 18x1000. La epidemia de la cucaracha se da en toda Europa, aunque solo se reconoce como tal aquí durante la 1ª Guerra Mundial. El uso abusivo de la penicilina para malatías crónicas también repercutió en la mortalidad.

El agua es un problema importante puesto que el índice de nitrato es excesivo debido a un abonamiento excesivo. En la década de los 30 la mortalidad desciende a un 15x1000, mientras que en los 60 se da entre 9-11x1000.

PROBLEMA DEL SEÑORIO EN EL P.VAL.

El problema de las estadísticas es que en general, sirven para la situación sobre el Antiguo Régimen, pero son imágenes distorsionadas ya que es necesario una crítica sistemática para ver si son utilizables o no para establecer un análisis crítico en profundidad.

Los 1º censos de población oficiales son del siglo XVIII pero están adulterados, ya que se refleja un 10% más de la población real. Son censos con finalidad fiscal y hay ocultaciones. Todas las estadísticas en base a los análisis de funcionarios analfabetos que los falsificaban. Todas aquellas que acababan en uno o dos 0 son sospechosas por ser cálculos aproximados.

Según las estadísticas, en el P.Val el 72% del territorio era señorío nobiliario; el 13% era eclesiástico, y el 14% del territorio era de realengo. En total más del 85% era real.

La productividad del territorio

Los mejores territorios eran los pertenecientes a la Iglesia, seguidos por el 72% de los territorios de los señoríos nobiliarios.

Aunque las tierras del rey también eran productivas, la Corona de Aragón, por ejemplo, se reserva la parte más productiva del territorio que es el más poblado. La tierra de realengo concentraba el 39% de la población del P.Val. Los señoríos eclesiásticos y las órdenes militares son el 13%, y los señoríos nobiliarios representan menos del 48%

26-2-08

El 40% de realengo da la posibilidad del desarrollo de la burguesía para analizar los señoríos, el monopolio de la obligación de moler trigo, trabajo de las olivas, de hacer el vino, etc, no existe ya que existe la posibilidad mas factible de trabajar los productos en las tierras de realengo. Permitía entender que las tierras de realengo fueran mas importante que los señoríos. El desarrollo económico de la burguesía hace que tienda hacia el capitalismo la sociedad; disminuyendo la idea de que todo eran señoríos que va reduciéndose a consecuencia de las tierras de realengo, y su dinámica de cobro de impuestos también es distinta de la de los señoríos. La consecuencia es que la primera imagen que tenemos del señorío acaparador disminuya a raíz de la revolución de 1835 y la disolución del sistema feudal es total. Muchos dejan de pagar la renta feudal.

Es importante tener en cuenta que la evolución es diferente en las tierras de realengo que en los señoríos. Hay que tener en cuenta que la expulsión de los moriscos provocó un vacio que era necesario suplir, con lo que se produce el traspaso de personas al País Val, desde la primera mitad del siglo XVII, entre 300.000 y 400.000 fueron expulsados. Así pues se produce una migración interna que favoreció la existencia de contratos entre particulares y con la revolución burguesa se podrán conservar como capitalistas los propios bienes.

La Iglesia asesinó a todos los moriscos debido a la intransigencia de la misma en el país valenciano. Este cambio supone una nueva situación que favorecía el desarrollo económico de las zonas más retrasadas que son los señoríos. Hay menor presión fiscal que con los moriscos.

La forma de pago de los impuestos cambia indicando una modernización del sistema:

Partición de cosechas que graban la producción se produzcan o no productos. Es pues un impuesto más fuerte y aleatorio.

Censos en dinero efectivo que graban lo que se produce



Si no se produce el censo sigue penalizando los bienes no producidos. Este sistema impositivo graba a aquellos que tienen bienes aunque no sean nobles ni eclesiásticos.

En la partición de frutos, el impuesto se da en proporción a lo que se produce; fluctuando este según convenios desde 1609 entre un 20 y 30% de la producción. Normalmente cuando se produce el conflicto, como el del maíz o de la patata, la roturación de las tierras también se ha de señalar.

Un ejemplo lo encontramos a partir de las rentas de los ducados de Gandía. A lo largo del siglo XVIII el factor de la producción de frutos, la re captación de impuestos es mayor, llegando a un 70%; en cambio otros impuestos descienden llegando a un 20-10%. La partición se realizaba en la era y en el granero del señor.

Los monopolios arrendados pierden en importancia debido al lluisme (trasmisión de bienes), de todos modos hay que tener en cuenta que en lo que refiere a cantidades, la repartición de los frutos a finales del siglo XIX en Gandía no se cobran impuestos, y el 80% son ingresos de la repartición de los mismos. Era necesario hacer que el campesino produjera para obtener más productos.

Existen problemas a la hora de la transición hacia el capitalismo:

FEUDALISMO





CAPITALISMO

El señor feudal tenía el “dominio” teórico de su señorío a consecuencia del proceso de desvinculación producido a partir de 1820, y que se queda con el 50% de sus tierras ya que el 50% restante pasa a la siguiente generación.

De propiedad feudal pasa a capitalista en la 2ª generación; el problema reside en distinguir la parte de la propiedad que pasa a este capitalismo.

Había tierras alodiales que eran propiedad del señor que son las que se desvinculan en esta 2ª generación; pero también había tierras que habían sido concedidas de forma enfitéutica. A partir de 1820 se desvincula en Valencia, puesto que no estaba todo el señorío vinculado, solo los monopolios de almazora, molinos de trigo, cup..

Ningún vínculo coincidía en todo el territorio salvo las tierras colonizadas que son generalmente tierras de interior. En la transición todo el territorio será propiedad privada capitalista del antiguo señor feudal.

El censo enfitéutico es inamovible y se convierte, prácticamente, si no hay redención en el pago de arrendamientos de la libreta. El único problema es el paso de los rustico a la calificación urbana, en la cual pierden sus derechos como en el caso de El Puig.

Podemos distinguir 2 modelos en lo que refiere a la transición:

-Modelo de Aragón; se produce en todo el territorio y consiste en una propiedad privada y capitalista.

-Modelo de Tortosa/Cataluña; se produce la desvinculación en los monopolios y en algunas pocas tierras más.

28-2-08

Con la disolución del régimen señorial tras las leyes de 1812 se imita el modelo de la revolución burguesa de Francia, delimitando el señorío jurisdiccional del territorial. Un problema importante en lo que concierne a este nuevo modelo es que no se puede ir contra la nobleza ni la Iglesia pero se intenta convertir los señoríos en una propiedad privada capitalista de estos antiguos señores feudales. La intención es suprimir los derechos e impuestos que cobraba el antiguo señor para que a la hora de cualificar los intereses de estos individuos haya una gran diversidad de denominaciones de estos derechos.

Los diputados no distinguen entre la importancia de dichos derechos y no se sabe diferenciar aquellos que desaparecen de los que permanecen en la propiedad privada capitalista. Los derechos que provienen del señorío jurisdiccional quedan totalmente abolidos. El problema reside en cómo distinguir tales derechos.

En 1811 no hay una idea clara sobre esto que estamos comentando; como tampoco está claro quién debe demostrar que tipo de señorío es jurisdiccional y cual territorial, ya que todos decían que eran territoriales para poder convertirse en propiedad privada capitalista; y sin encontrar una solución factible a este problema ni en las Cortes de 1833.

En cada territorio los derechos reciben diversas denominaciones. Por ejemplo nos referimos a la “pleita” en el País Valenciano como un impuesto feudal de carácter personal que se cargaba sobre los bienes muebles e inmuebles; en cambio en Castilla a este mismo impuesto se le denomina “pecha”. Por este motivo los tribunales no sabían cuales suprimir y cuáles no.

El derecho de peaje se cobraba en muchos territorios como también el puentazgo. En Castilla y otros territorios recibían nombres distintos como censo enfitéutico en Cataluña, en la Viña, Rabasa morta, etc, cuando ¾ partes de la viña habían muerto. Con la filoxera desaparece la viña. En Cataluña aparece el rabasaire en el siglo XIX, que consiste en un tribunal especial para este tema. El problema que se plantea tras las Cortes de 1812 de Cádiz es el mismo que el de las de Francia en 1781, diferenciando entre la propiedad privada y suprimir la propiedad feudal.

En Francia, teóricamente, había que indemnizar a los señores con la desaparición del señorío feudal convirtiendo todo en propiedad del estado, salvo que la indemnización nunca se dio. En nuestro País nunca se indemnizó a la nobleza (1812, 1833, 1837). En esta ley se conserva los arrendamientos en censos enfitéuticos, lo importante es la supervivencia del campesino favoreciendo el desarrollo de estos.

En el siglo XVI-XVII se expulsa a muchos arrendatarios acabando con gran parte de la burguesía. Hay que tener presente que estas leyes regulan la transición del feudalismo al capitalismo sin llegar a una estatalización de los bienes nobles. Aunque aquí se lleva a cabo la venta de bienes eclesiásticos.

La disolución del régimen señorial trae el problema del vinculo Cataluña-Aragón-Valencia-Baleares, como también en Castilla. Estas leyes de vinculación afectan al capitalismo. Los efectos de estas leyes de 1820 y las posteriores del 33, 35 y 41 marcan una etapa que es la misma de Francia de 1781:

-No se estabilizan bienes nobles.

-Podrán convertir los vínculos en 2 generaciones en propiedad privada capitalista. No se obliga a vender; solo que con la revolución burguesa la Iglesia y nobles con endeudamiento pueden vender los bienes vinculados en dos partes.

Repercusiones en Andalucía, Castilla, La Rioja.., los señores feudales se convierten en latifundistas por tanto a partir de las leyes de 1841, los grandes feudales se convierten en grandes terratenientes. Por ejemplo, en la baronía de Alcaçer por el mismo vínculo tiene bienes a disposición en medio del País Valenciano.

4-3-08

País Valenciano

En lo que concierne a la transición del feudalismo al capitalismo en el país solo una mínima parte del territorio se convierte en propiedad privada capitalista. El resto de terrenos son de libre disposición o censos enfitéuticos. Así pues podemos observar como la transición en nuestro país es distinta al del resto del territorio peninsular.

Especialmente, en la zona costera los territorios son monopolios ocupados por la pequeña burguesía estableciéndose en la periferia, zona más marginal teniendo como referencia los grandes latifundios de los aristócratas que se establecen por el centro. El modelo que corresponde al País Valenciano en referencia al modelo de transición que presenta es el ya comentado de Tortosa.

La mayoría de los señoríos tienen como renta fundamental la repartición de los frutos; así pues si desaparece los señoríos, desaparecen los frutos, con lo que hay hambre y escasez económica. Aquellas propiedades con bienes enfitéuticos podrían llegar a convertirse en una propiedad completa capitalistas.

En algunos casos, algunos campesinos no quieren estar vinculados a la nobleza después de la revolución burguesa cuando se suprime el feudalismo; así pues los campesinos libres se convierten en trabajadores propietarios de sus tierras, pero los tribunales les obligan a pagar las rentas ya que se supone un contrato con los nobles a los que les tienen que pagar. Los grandes se extiendes por Extremadura, La Rioja y Andalucía.

En 1609 la Iglesia católica expulsó a todos los moriscos estableciéndose las “cartas pueblas” que son denominación del documento por el cual los reyes cristianos y señores laicos y eclesiásticos de la Península Ibérica otorgaban una serie de privilegios a grupos poblacionales, con el fin de obtener la repoblación de ciertas zonas de interés económico o estratégico durante la Reconquista. Constituyó la primera manifestación de derecho local aparecida durante aquel proceso. Así pues estar cartas deben respetar los condicionantes que puso Jaume I en Valencia. En teoría es un convenio entre 2 personas.

Las tierras francas que existían en todo el País Valenciano se intenta convertir en tierras bajo la jurisdicción del señor feudal. Para pagar un dote, por ejemplo, se puede vender un vínculo.

Hay un gran desarrollo de la burguesía en nuestra zona. A partir de 1841 y hasta el 1845 se habían vendido más de 6.003 fincas vinculadas; el valor de estas era más de 100 millones de reales, que implicaban una gran inversión. Esta se incrementa 9 años después cuando se calcula que se han vendido más de 200.000 fincas con un precio de mil millones de reales.

Esto hace que la nobleza endeuda reciba una cantidad importante de dinero que después la usara para bienes no productivos, que se basan en demostrar su grandeza, como también pueden conservar sus grandes latifundios aquellos más afortunados.

La pequeña nobleza es la más afectada, por eso se alía con la Iglesia organizándose en el Carlismo. Que surge en sur de Francia puesto que es una oposición a nivel europeo a favor del Antiguo Régimen.

6-3-08

LA REFORMA AGRARIA DEL XIX. LA DESAMORTIZACIÓN

Definición de Deuda Pública: conjunto de deudas que mantiene un estado frente a los particulares u otro país. Constituye una forma de obtener recursos financieros por el estado o cualquier poder público materializados normalmente mediante emisiones de títulos de valores. Es además un instrumento que usan los estados para resolver el problema de la falta puntual de dinero, por ejemplo:

  • -Cuando se necesita un mínimo de tesorería (dinero en caja) para afrontar los pagos más inmediatos.
  • -Cuando se necesita financiar operaciones a medio y largo plazo, fundamentalmente inversiones.

La desamortización compone, con la abolición del régimen señorial (supresión de los derechos jurisdiccionales y señoriales) y la desvinculación (liquidación de las limitaciones jurídicas a la libre disposición sobre los corderos, en especial, de la nobleza), la trilogía de la reforma agraria del siglo XIX. Por eso, la desamortización pretendió la formación de una propiedad coherente con el sistema liberal, se a decir, la instauración de la propiedad libre, llena e individual que permitirá maximizar los rendimientos y el desarrollo del capitalismo en el campo. El patrimonio de los mansos muertos no era ni libre (se trataba de una propiedad amortizada), ni pleno (en ocasiones, había cesión del dominio útil de la propiedad al censatario), ni individual (la titularidad correspondía colectivamente a una institución).

La entrada de esta masa de corderos en el mercado se efectuó, en general, a través de dos procedimientos: la subasta al mejor postor como fórmula preferente y más extensa en el caso de propiedades llenas, y la redención para el censatario cuando se trataba de derechos.
Etapas

La legislación desamortizadora reproduce los avatares de la revolución liberal, dado que su vigencia y derogación están mediatizadas para la coyuntura política (avances liberales y reacciones absolutistas). Una primera etapa (1766-1798) comprende la venta de corderos de los jesuitas y la denominada desamortización de Manuel Godoy (corderos raíces pertenecientes a hospitales, hospicios, casas de misericordia, cofradías). La segunda fase (1808-1823) corresponde a la desamortización impulsada durante la guerra de la Independencia por la administración bonapartista y por los legisladores reunidos en Cádiz (corderos de la Inquisición y reducción a un tercio del número de monasterios y conventos), así como en la efímera obra del Trienio Liberal (prohibición de nuevas amortizaciones y supresión de los monasterios de órdenes monacales, conventos de órdenes militares). En la tercera etapa (1834-1854), conocida como desamortización de Mendizábal i Espartero, se procede al sistemático despojo patrimonial de la Iglesia, y a la desaparición de monasterios y conventos. La cuarta fase (1855-1924) se inaugura con la Ley General del 1 de mayo de 1855 o Ley Pascual Madoz y es por duración y volumen de ventas la más importante. Se completa la enajenación de los corderos de regulares y seculares y, sobre todo, se declara la venta de los patrimonios de todas las manos muertas (corderos municipales, instrucción pública, beneficencia).

Consecuencias

La privatización de fincas rústicas afectó a una extensión equivalente al 25% del territorio español y, en general, ratificó la estructura de la propiedad preexistente. La acomesa financiera fue cubierta satisfactoriamente, basándose en las cantidades que Hacienda percibió en títulos y en metálico por la venta de los corderos desamortizaos (14.435 millones de reales). En cuanto al objetivo político de consolidar la causa liberal, la extracción social de los compradores, restringida inicialmente a los círculos más acaudalaos, se diversificó a medida que se cubrían las etapas del proceso. En conjunto, no obstante, fueron los miembros de la burguesía (comerciantes, hombres de negocios, profesiones liberales y campesinos acomodados) quienes capitalizaron las fincas más preciadas y de mayor extensión. Por el contrario, tanto el campesino pobre como el colonizador dispusieron de menores posibilitados de acceso a la propiedad. La desamortización de fincas urbanas (casas, edificios conventuales) contribuyó a la transformación del modelo de ciudad del siglo XIX: de la ciudad conventual, marcada por el predominio del caserío amortizado y el tono hegemónico de los edificios religiosos, en la ciudad burguesa, caracterizada por la desaparición del viejo caserío, su crecimiento en altura, la apertura de nuevas vías, la presencia de los edificios públicos y los ensanchamientos. Asimismo, la desamortización ejercitó una decisiva -y, en general, lastimosa- influencia en la valoración y conservación del patrimonio artístico y cultural que atesoraban las entidades eclesiásticas (edificios conventuales, archivos y bibliotecas, pinturas y esculturas, ornamentos y vasijas sagrados). La legislación previó para los edificios conventuales destinos tan diversos como la conservación para os parroquial o público (conversión en museos, cuarteles, hospitales), la demolición para la apertura de nuevas calles o el ensanchamiento de las existentes, o la su mera inclusión entre los corderos nacionales sujetos a la privatización. El patrimonio mueble corrió la misma suerte: fue reservado como parte de la memoria histórica nacional (creación de museos) o sirvió preferentemente de remedio a la crítica situación financiera.

11-3-08

¿Por qué si y por qué no de la reforma agraria? ¿Por qué se hace?

La deuda pública aparece de manera considerable en la guerra francesa; derivando en diversos tipos de desamortización. Lo que marca las desamortizaciones del trienio de Mendizábal es la búsqueda de acrecentar los bienes propios antes que pagar la deuda pública.

La diferencia es el contenido mas social, aunque sea demagógico, en las Cortes de Cádiz (fracaso total); ya que los bienes desamortizados no eran rentables para articular una reforma agraria. La Reforma del Trienio busca ser equilibrada pero con una notable equivocación: la deuda pública es desbordada y re capta los bienes eclesiásticos. La Guerra Civil incipiente es apoyada por la pequeña nobleza con vínculos de menos rendimiento ya que todos luchaban contra los reformistas-liberales. Entre 1820-1823 la desamortización es normal desde el punto de vista económico ya que se dan cuenta de que hay que amortizar los bienes públicos para que mejore el Estado.

Mendizábal establece un sistema de venta en 8 años. Tras la muerte de Fernando VII y la revolución burguesa se incorporan los compradores del Trienio y que moverán las desamortizaciones, y aun más con Mendizábal y la legalización de las Juntas. Esta mal dicho el término “desamortización de Mendizábal” ya que el solo aprueba las desamortizaciones del 1835 en el 1836, y antes ya se daba este fenómeno. En los 8 años restantes se acabara de pagar la deuda pública con interés; aunque también se podrá hacer con el pago de dinero en 16 años; esto supone una ampliación de la deuda pública. Si se paga en 8 años y sin intereses la deuda pública aumenta en un 20%.

Esto comportaba un problema psicológico porque la gente no comprendía lo que era la deuda pública. La solución que favorece al campesino es que pueden apoyarse en la deuda pública de los terratenientes para la compra de los bienes eclesiásticos. Tanto las subastas francesas como las de aquí, y con la presencia de un notario, se facilitaba el problema de la excomunión ante la compra de un bien de carácter sacro; pero muchos los compraban pese a las perjudiciones que pudieran haber.

En Andalucía una gran parte de la nobleza compra los bienes ampliando sus latifundios, al igual que en Extremadura. Estaba prohibido devolver los bienes a la Iglesia. Estas difieren en Valencia ya que quien posee muchos bienes y señoríos es la Iglesia. La desamortización impide reconstruir patrimonios, y los bienes comunales pasan a manos del Estado.

La desamortización del clero secular; a partir del 1847 se había vendido alrededor del 80% de todos los bienes de los conventos y monasterios. Los bienes vendidos en 1820 son muy interesantes pero no se valoran lo suficiente, por ello hablamos de fraude. La cantidad que se paga en este momento es menor que la de 1836. La forma de pago será más reducida cuando se paga con dinero. Intervienen un 10% de eclesiásticos en el Pais Valenciano, a diferencia de otras zonas donde los eclesiásticos no intervienen. Este eclesiástico pasaba a comprar bienes a favor de su patrimonio, otros con bonos reales a finales del siglo XVIII. Estos hombres de fe pensaban devolverlo después de salvar su situación económica, y unos terceros que se identificaban con la Revolución Francesa y simplemente quieren comprar más y más bienes.

En la Reforma de Mendizábal el clero no interviene ya que los carlistas quieren volver al Antiguo Régimen; tanto es así que algunos eclesiásticos deben exiliarse. Los bienes ya no tienen el mismo valor pero se produce la venta de conventos y monasterios con una política basada en dos efectos que denotan a no-industrialización:

1-Desvinculación de las tierras

2-Desasociación del régimen

Es muy importante comentar que la inversión a lo largo de casi un siglo que supuso la desamortización (que estaba en marcha desde la primera mitad del siglo XVIII) implica una deuda pública en base a los 8 años q supone el pago del bien adquirido. Es menor la cantidad de dinero aplicada a la desamortización que la aplicada a la desvinculación. Los monasterios y conventos vendidos a censos enfitéuticos solo se pagaban el interés; ya que hay que tener en cuenta que se podrá alegar la construcción de una industria, lo cual reducía el interés al 1-2%. Los burgueses liberales querían con esta desamortización fomentar la industria. Así pues favorece la transición y los ingresos del campesinado convirtiendo los monasterios en centros fabriles que dan un gran rendimiento.

Por lo que hace referencia al clero regular, la desamortización se da en 1841 dependiendo directamente del obispo, aunque en la Guerra Civil muchos monasterios se convierten en cuarteles. El problema que plantea fue que la desamortización del clero regular fue más interesante porque intentaba hacer compatible los intereses del Estado con las del comprador evitando un agravamiento de la deuda pública.

En el País Valenciano el pago clásico eran 5 años de deuda pública; 20 si el pago se efectuaba con dinero. El problema se presenta porque tanto los conventos como los monasterios eran instituciones en las cuales el clero secular tenía un patrimonio modesto, sus tierras eran de gran calidad y la mayoría de ellas provenían de donativos. Esto provoco un aumento en el número de pobres que se vieron desamparados por una de sus fuentes de supervivencia.

13-3-08

Las desamortizaciones del clero regular y secular se interrumpen en 1844 pero será irreversible este proceso distinguiendo:

-Grandes poseedores con propiedades de excelente calidad

-Clero secular, desamortización de bienes poco rentable.

La venta de casas con un patrimonio considerable es gracias a los grandes propietarios. En el caso de las parroquias con el carlismo se hacen más fuertes, siendo vigente hasta 1870. El carlismo afecto a trabajadores y arrendatarios en la inestabilidad. En el País Valenciano son las gentes de la comarca las que adquieren las diversas tierras. El rendimiento del Estado de la venta de estas tierras y fincas era bajo en relación al clero regular.

Lo que es el efecto más negativo es el abandono de las tierras. A partir del concordato de 1851 se dice que Isabel II es reconocida como regente por el Papa en contra del defensor del Antiguo Régimen Carlos María Isidro. Así pues se garantiza el liberalismo y la estabilidad del trono. Este concordato se firma después de los movimientos revolucionarios europeos. Por eso Roma estabiliza España a cambio de las desamortizaciones aceptadas.

Hay momentos importantes en el proceso de la desamortización:

  1. En 1831 el “abrazo de Vergara”
  2. Con el fin de la Guerra sube el valor de los bienes eclesiásticos
  3. Concordato como consolidación y aceptación por parte de la Iglesia de estas ventas.

A partir de 1839 el tratado de Espartero y Maroto comenzó a importar a los compradores. En 1854 Madoz inicia un proceso de desamortización general; los motivos son: el déficit crónico que arrastra la deuda pública, y el déficit presupuestario general a los largo del XIX. Esto conduce a una inflación más importante cada vez. De todos modos no solo procura que con la desamortización de los bienes no vendidos, mas lo incluidos después, pretenden pagar el déficit publico e insistir en que Madoz promete utilizar parte de los ingresos de las ventas en pagar subvenciones para la construcción de infraestructuras del ferrocarril, lo que fomenta el comercio y la circulación de objetos y personas (bienes de manos muertas eclesiásticos y civiles, de las escuelas y de los municipios) excluyendo los bienes comunales.

Se establece la forma de pago en dinero al contado pero en 15 plazos, teniendo que insistir en que solo con dinero se admite la deuda pública, cuyo interés era del 3% en escuelas públicas y en las beneficencias; esto implica un problema ya que estas instituciones se alimentan de las rentas, y si desaparecen, se desmonta toda la estructura sin ningún tipo de apoyo paralelo para hacerse cargo como por ejemplo el antiguo Hospital General de Valencia, aunque en otros casos sus bienes no son desamortizados porque las instituciones no cubrían las necesidades.

El analfabetismo estaba muy extendido ya que las escuelas funcionaban muy mal, e incluso a los largo del XIX era la Iglesia la que se hacía cargo de la enseñanza, y en los pueblos los que educaban eran maestros u otros oficiales. Las escuelas están abandonadas, sin higiene y la asistencia de los alumnos es casi nula ya que los niños comenzaban pronto a trabajar y las chicas pronto pasaban a ocuparse de la casa. Los sistemas pedagógicos están anticuados predominando la violencia. La escuela en Valencia ha estado en manos de los católicos con los inconvenientes correspondientes. Las instituciones municipales cayeron en manos de los caciques hasta la 2ª República.

Las desamortizaciones fueron precisamente dejar en manos de los caciques toda la red de intereses locales dirigiendo los de todo el País Valenciano, destacando José Campo y el virrey Teodoro Llorente. Esta situación se paro en 1856 pero en el 59 se puso en marcha, y especialmente en el 68, llevándose a cabo la magna desamortización de los bienes comunales. Estas tierras comunales en los señoríos tanto nobiliarios como eclesiásticos fueron objeto de grandes conflictos. Los ayuntamientos pretendían que al ser un bien explotado por campesinos debía de pagar el patrimonio de la corporación local. En el caso de comunales eclesiásticos pasa a manos del Estado, que los desamortiza en una subasta pública.

Problema: comunales señoríos laicos y nobiliarios. Hay un conflicto entre el municipio que reclama los bienes, y el señor feudal que insiste en su dominio sobre las tierras comunales ante las cuales el municipio no puede decir nada.

La desamortización ha sido muy atacada por todos porque los precios fueron poco importantes, y además la Iglesia concede un robatorio. Se ha insistido que además de pagar al territorio sirvió para crear latifundios; por lo que respecta al País Valenciano se puede decir a excepción de los fallos, la corrupción… Los precios sí que fueron importantes. Unos se aprovechan de la situación y construyen grandes propiedades= redistribución de la propiedad.

1-4-08

Con la desamortización la forma de pago a los eclesiásticos se hizo de un modo equilibrado; dando importancia al erario público. Por lo que respecta al clero secular de los pueblos, su situación era penosa a causa de esta desamortización. Aunque afectaba al poder de los obispos y a los miembros más poderosos, los bienes (casas generalmente) disminuían el rendimiento de la alta jerarquía eclesiástica porque tenían una forma de salvaguardar sus bienes convirtiéndolos en Sociedades Anónimas custodiadas por seglares. Los bienes seculares eran poco interesantes desde el punto de vista económico. Algunos señoríos eclesiásticos convertían al arzobispo en señor feudal ya que la alta jerarquía solía estar emparentada con la aristocracia. Así es el caso de que las hijas de estos aristócratas solían ir a los conventos para no tener que pagarles una dote. Lo más importante es para la Iglesia, tanto en el 35 como en el 41, es la venta de los señoríos eclesiásticos.

Las Ordenes Militares de la Edad Media que habían sido creadas por la nobleza, estaban formadas por nobles eclesiásticos que, a consecuencia de la desamortización, sus bienes son vendidos como Mantesa; en cambio ordenes como la Orden Militar del Temple no son vendidos, como es el caso de Calatrava. Desaparecen las meses maestrals (especie de administración) a consecuencia de estas Órdenes Militares, pasando a convertirse zonas como Extremadura o Castilla en grandes latifundios.

Como consecuencia de la transición del feudalismo al capitalismo, las Órdenes sufren una desamortización, aunque se les indemniza y así pueden comprar bienes eclesiásticos.

SEÑORIO

IGLESIA

SEÑORIO

NOBILIARIO

ORDENES

MILITARES



-Señorío Eclesiástico: se venden en subastas todas. Desaparece el señorío.

-Señorío Nobiliario: propiedad privada capitalista en dos generaciones

-Órdenes Militares: se divide en los bienes que administra directamente que se ponen en subastan y las meses también.

Uno de los efectos es que evidentemente las que trabajaban las pequeñas parcelas subastadas no podían acceder a ellas, aunque fueran personas de la comarca y no grandes adinerados. La estabilidad de los campesinos no se ha podido comprobar aunque es evidente que muchas tierras fueron a los especuladores o comerciantes, que en algunos casos se hicieron propietarios.

Los desamortizados se vieron favorecidos por el fin de la Guerra Carlista; aunque al final de 1851 se llega a un acuerdo entre el Papa y el Estado Español como consecuencia de la necesidad de Isabel II de ser reconocida por el Papa. Como conclusión, el Estado Español paga a la Iglesia para su mantenimiento a partir de las Cortes, el clero podrá adquirir bienes desamortizados y los compradores de bienes eclesiásticos se verían libres de la condena y de ir al infierno. A los eclesiásticos se les compensaría con deuda pública por los bienes desamortizados. El problema es que al no pagar los intereses era el “papel mojado”.

Esta primera etapa tiene una gran trascendencia por la desaparición de todo el feudalismo en manos de la Iglesia y las Ordenes Militares. Mentalidad capitalista como triunfo de la burguesía.

3-4-08

Hay que tener presente que parte de estos bienes quedan rebajados en una segunda subasta, pero en 1848 el 80% de los bienes al clero (regular) se habían vendido.

La venta de bienes civiles –con la transición- respecto a los bienes de beneficencias que estaban en manos del clero (hospitales, casas de acogida) excepto los que pertenecían a algunas instituciones. Así pues, el problema es que el Estado no está preparado para trabajador los bienes de la Universidad de Valencia y del Corpus Christi.

Las escuelas son las que tienen más problemas en la desamortización, y los ayuntamientos caen en manos de los mayores caciques, que falsifican esa consecuencia de la desamortización y de la ausencia de un sistema demográfico. Significó una gran dependencia por parte de la población de los eclesiásticos que están al servicio de los poderosos. Otro problema es el negocio de la especulación por malos planes, con el ferrocarril y la construcción rentable. Las carreteras provienen de la época romana, potencializando la conexión desde Roses hasta Cádiz.

Los efectos negativos de la desamortización son discutibles. Entre 1859-1868 el Estado recaptó 5.000 millones de reales. La desamortización había sido más rentable si el pago hubiera sido en una deuda pública real. Es un problema de seguridad para el Estado. Afectó a municipios y a la Iglesia, que quedaron dependientes de otras autoridades. Los caciques revendieron bienes a pequeñas y medianas propietarios que accedieron a estas nuevas propiedades=Desvinculación.

En conclusión, la desamortización afectó a los propios que trabajaban en el ayuntamiento y a los comunales; la malversación y venta de absurdo de estos comunales y las nuevas construcciones en el País Valenciano.

También en general, la desamortización fue una reforma agraria liberal que afecto a la pequeña y mediana burguesía y a los jornaleros, que algunos pudieron convertirse en propietarios. Había problemas para poner de nuevo en explotación las tierras a causa de si se debía pagar en deuda pública o el pago en papel de los intereses. Frente a los intereses no pagados, se debe a una mala administración.

8-4-08

LA INDUSTRIALIZACIÓN EN EL PAIS VALENCIANO

En la industria se inicia con un desconocimiento de la temática por los historiadores y agravado por una situación dogmatica basada en la existencia o no de una burguesía. La información la proporcionó Paco Burguera, que le aportó a Joan Fuster una información errónea. Primero se creyó que la máquina de la industria había sido la burguesía nacionalista (=industrial). Es un tema discutible porque los nacionalistas burgueses no son grandes industriales, son burgueses terratenientes.

La burguesía no tiene porque ser nacionalista; dándose el único caso de la burguesía nacionalista en el País Vasco. La existencia o no de una burguesía industrial esta ligada a una burguesía nacionalista es una falacia.

Otro tema es que a principios de los 60 se lanzó una hipótesis en el planteamiento de Fuster, que se pensaba que la no-industria se debía a la compra de bienes desamortizados y de la desviación de capital de la nobleza en Madrid. El proceso de desvinculación no tuvo unos efectos tan negativos porque algunos nobles, como el barón de Beniparrell que tenía una fabrica. Así que la nobleza valenciana desvió capital a Castilla, y otros a la nobleza catalana que tenía un concepto restringido del cargo de industria en la nobleza, (no tiene porque vivir la nobleza solo de rentas).

Estas dos hipótesis de los años 60 quedan devaluadas por las nuevas investigaciones. Hay una burguesía industrial, pero no sigue el modelo catalán ni el de Gran Bretaña, ni el vasco. Cada lugar tiene un sistema y una revolución industrial pero con unas características y un espacio peculiar.

Partimos de una situación a finales del siglo XVIII en el que el panorama con los artesanos y las fábricas (textiles) están poco mecanizadas, distribuyéndose de una manera diferente a la de los siglos XIX-XX.

La comarca que presenta una estructura más industrializada es la del Canal de Navarres (Enguera). Ocupa el 33% de la industria textil de la lana de la Comunidad.

El proceso de industrialización es de crecimiento, pero no lineal ya que se puede estancar. (Proceso de desindustrialización). Los problemas son la decadencia de la materia prima (lana merina) que desaparece en la guerra contra Francia. A partir de 1830 se ha de importar de Francia e Inglaterra; como captadores de agua. El principal factor de decadencia es la falta de comunicaciones. Estos problemas tienen como resultado la emigración de empresarios a otros territorios. En las primeras elecciones democráticas en 1979, la población, ante la decadencia, se acercó a la extrema izquierda para salvar la situación.

De todos modos hay una ruralización de las comarcas con importantes efectos a la hora del cambio de una comarca industrial a una desindustrializada. Así que, aunque todos los factores sean óptimos para que se desarrolle la industria, no significa que tenga que producirse. El problema irreversible de los 80 es la desinversión.

La segunda comarca importante en el sector textil es la de L´Alcoyà. Una comarca de las primeras valencianas en la industria en nuestro país, es “Manchester del P.V”; sus problemas en esta decadencia hacen que parte de la industria haya emigrado a la comarca vecina de la Vall d´Albaida, porque tiene una comunicación mejor. El único medio de comunicación era el ferrocarril, que quedo en proyecto. Estos factores, junto con una falta de visión de futuro y la crisis textil europea hace que de l´Alcoyà este en plena decadencia y una situación irreversible.

Afortunadamente los mercados del siglo XIX no exigían grandes cualidades de la industria textil. En Alcoy no se han creado polígonos industriales como en el resto debido a que su desarrollo no es factible.

La tercera comarca en importancia es L´Horta; no hay una cronología exacta, pero se fija a finales del siglo XVIII de acuerdo con la industria textil. No cabe duda de que tenía grandes fabricas de seda movidas por fuerzas hidráulicas. En un momento en que la seda es un producto de lujo diferente del consumo generalizado, hace que sea el sector con un trato diferente al sector algodonero. La industria artesanal de calidad y buen diseño ha de convivir con una industria mecanizada. Esto hace que el factor importante fuera la calidad y el diseño; un objeto de lujo es el artesanal para la aristocracia y burguesía. Destacan Paris y Lyon porque eran los centros que marcaron las pautas del diseño de la seda como producto de venta internacional.

Lyon era el centro más importante del siglo XIX, pero esto comporta el hecho de que se prohíben movimientos cíclicos de la economía (expansión y recensión) buscando una solución a los problemas de stock. Por esto nace el banco internacional, para salvar la producción en época depresiva.

En L´Horta había representantes para comercializar la seda; aunque no es la única industria a destacar, también es importante la industria de la peletería. Requena tenía también un importante centro de producción sedera.

La industria artesanal, manual y familiar consiste en un trabajo durante periodos de invierno, cuando no se podían trabajar los huertos.

Los problemas para la rápida desinstauración de la industria son:

1) Malas comunicaciones

2) Uso del agua como fuerza hidráulica

3) Competencia catalana y los alrededores de Tarragona

La competencia de las comarcas que poseen puertos es muy importante, ya que por ejemplo en el caso de Alcoy que no posee puerto se ve privada de comercializar por el mar y ha de hacerlo con Castilla.

10-4-08

En menor medida también es relevante la industria del Maestrazgo, que hoy en día aun se distingue como en el caso de Morvedre en el Baix Vinalopó. Estos datos sobre la industria textil algodonera y lanera son los más dificultosos de analizar. La industria textil es importante, pero no lo es todo. Hay que tener en cuenta que los historiadores, a veces, se han fijado en el modelo británico para analizarla. El carbón, el mineral y el hierro caracterizan una industria siderometalúrgica potente, así que si escasea una de estos en nuestra zona ya se puede definir como una industria más débil en comparación con Gran Bretaña. El modelo anglo-sajón tiene resultados óptimos en Cataluña.

Hay que tener en cuenta que dentro de Cataluña destacamos 3 grandes comarcas: Barcelona, el alt camp de la ciudad de Reus, y L´Empordà (más pionero hoy en día e importante por su dinamismo). La industria tradicional del barcelonés hace que a día de hoy la industria catalana ya no sea la textil; destaca en importancia la industria química de Reus. Es una visión un tanto imparcial porque solo se da importancia al barcelonés.

En el País Valenciano se elige la vía agrarista. La que J. Fuster sitúa en uno de sus libros en circulación destacando que la desviación de capitales a favor de la agricultura dificulta el desarrollo de la industria. En el Alcoyà, con una agricultura pobre, los capitales se invierten en la industria y no en la agricultura a diferencia del resto de las comarcas.

El modelo del fracaso de la industria valenciana se analiza en el libro de J. Nadal (1986); comenta una vía exclusivista agraria en el siglo XIX. Establece un cambio en el índice de la industria, y lo estudia en dos etapas: 1856 y 1900.

Coloca el porcentaje de cada región en el cual divide la producción de 1856 por la población total de la región en porcentaje, siendo el coeficiente el resultado del nivel de la industria

Nivel de la industria

Producción 1856

Población total

La situación de 1856 es clara para Cataluña con un 2,2% de nivel de la industria; en el País Valenciano es de 0,7%. Destaca una importante industria en Andalucía con un alto nivel de la industria en 1,2%.

El problema de las estadísticas de Hacienda es que al poder comparar distintas regiones se neutralizan porque se supone que todos tienen el mismo defecto. En el caso de Alejandro Mon, que realizó la primera reforma de la Hacienda Pública española en 1854, intentó que se efectuase un censo de todos las industrias habidas y por haber salvo en Euskadi y Navarra que eran forales. Debía haber una ocultación general del 10%; de todos modos el problema de ocultación es mayor por el centro con lo que los niveles de la industria son mayores por eso.

Partimos de una base en la cual el tiempo de la industria, tal como comentan Fuster y Nadal, plantean la industria como el modelo británico es un error. La industria no tiene porque darse en el mismo tiempo y con los mismos condicionantes para todos. El tema de una energía barata, avanzada, productiva, etc, es importante para la industrialización; pero en Gran Bretaña proceden a la Revolución Industrial la revolución agraria. No es un inconveniente si no una ventaja. Es necesario un mercado interno potente para tener los excedentes de la industria.

Las bases en este momento no son las óptimas pero hay que tener en cuenta los cambios entre 1856-1900. En el caso de Cataluña el nivel pasa de un 2,2% a un 3,7%, por tanto la concentración de industria es indudable y superior al resto de los demás españoles. En el País Valenciano, que era inferior a muchas otras, incluso Extremadura, se convierte en la segunda después de Cataluña en lo que concierne a la industrialización. Se produce un cambio fundamental; en primer lugar porque en el País Valenciano se han instalado muchas maquinas de vapor catalanas e incluso valencianas. Determinadas industrias son capaces de producir una maquina de ferrocarril antes que la marítima.

Gran avance siderometalúrgica; la sedera es relevante pero con una enfermedad del gusano decae. Bamau en 1856 trabajó el filamento de seda de forma manual; y a partir de un invento suyo se pudo multiplicar x12 la producción gracias a la mecanización. Vendió la patente a Gran Bretaña.

El problema de la industria sedera es que con la mecanización hay más rendimiento pero menos precio. Es distinto del trabajo artesanal que es más caro. El País Valenciano convive con la no mecanización a diferencia de la industria algodonera y de la lana. Esta multiplicación, gracias a este invento hace que de los 80 cm sean el 12% más. Continúa la pervivencia a lo largo del siglo XIX.

15-4-08

Un momento de crisis para la industria algodonera se debe a la Guerra de Secesiónamericana, ya que no llega materia prima de americana durante 1861/62-1871. La solución era buscar otras materias primas, traerlas desde otro lugar, o realizar mezclas. Se ideó una industria mixta y más mecanizada para sustituir la materia que no llega desde América.

Es interesante destacar donde sitúa Nadal el despegue o take off durante el 1841-1843 en el caso catalán. Se trata pues de un momento en el que aumentó la producción tras la Guerra contra la Francia de Napoleón. Podemos comentar también el caso del problema Malagueño, que es muy parecido al caso del Maestrat y de la Canal de Navarres, con un cierto crecimiento pese a que la producción no funciona, no hay medios de transporte importantes ni gran energía, crece gracias a la sustitución de la maquinariade vapor por la eléctrica con energía hidráulicaque no puede con la maquinaria eléctrica tal y como debiera, así pues se produce un estancamiento. Málaga es una isla industrial con un desierto de una agricultura pobre y un campesinado con un bajo nivel de producción y una gran competencia que entra a través de Gibraltar y Portugal.

Gibraltar es una conquista británica en la Guerra de Sucesión; es importante por ser un punto estratégico por el cual entran los productos británicos. Estos suponen una dura competenciasobre todo para la siderometalúrgica.

Hay factores importantes para entra en la crisis como la falta de comunicación entre la península, o la competencia de productos de Gran Bretaña o Portugal, que eran más caros por ser “mejores”; por eso las zonas del sur del País Valenciano, Andalucía o Extremadura seguían vendiendo sus productos.

El hecho de que comentemos especialmente el sector textil deriva del problema de que los estudios de nuestro País se han centrado en Alcoy y en l´Horta ha hecho que no se hayan tenido presentes los inventos del siglo XIX que comportan una visión diferente a la decadencia del sector sedero. Pero hay más sectores que destacan en el País Valenciano.

-Industria alimenticia: cada vez más importante y que entre 1856-1900 pasa de ocupar un 7º lugar a un 5º, aumentando un 2,2%.

-Sector metalúrgico: crece de forma desmesurada, casi un triple, que entre 1856-1900 pasa de un 2,5% a un 7,9%.

-Industria química: se desarrollo de una manera extraordinaria pasando de un 7º lugar en 1856, al 4º lugar casi triplicando su porcentaje durante ese periodo. Es clave para la industria del País Valenciano.

-Sector papelero y grafico: se mantiene estable, pero tiende a desaparecer en beneficio de las industrias más fuertes del Norte de España.

-Sector cerámico: se desarrolla con un crecimiento importante pero no excesivo.

-Sector de la madera y el corcho: tiene una gran demanda ya que la población tiene poder adquisitivo para esto. Casi llegó a duplicarse entre 1856-1900 su producción pasando del 4º puesto al 3º.

-Sector del cuero y las pieles: el gran desarrollo de las blanquerías se dará después de la Guerra Civil destacando el calzado. Hoy en día el calzado europeo agoniza a favor del mercado de Extremo Oriente por la llegada masiva de sus productos.

17-4-08

ECONOMIA VALENCIANA

El único sector que había triunfado era la industria textil en Alcoy, y la industria química destacó a nivel general en el siglo XIX en el País Valenciano, así como la industria petroquímica de Castellón.

Uno de los principales problemas que se ha planteado es que solo se veían los problemas de Alcoy sin investigar otros casos. Hay que distinguir:

a) Química orgánica: productos de la cera y del guanoproveniente de sur América (Chile sobre todo) y de sur África. Este adobe orgánico, en vez de importarlo directamente, se importaba a través de Gran Bretañalo que lo encarecía. Es un factor importante para la salida de divisas por gente de la pequeña nobleza valenciana. Si este adobe orgánico se utiliza con agua, la productividad de la agricultura se incrementa produciéndose un relanzamiento de la industria química; así pues surge una lucha de intereses por la purificación de este adobe.

Josep Monserrat (rector de la U.V) se puso a favor de la Industria Química Orgánica tradicional por intereses; en oposición a aquellos que consideraban que la Industria Química Inorgánica era más beneficiosa. Se instalaron cámaras planas para utilizar la pirita sulfurosa de Huelva (acido sulfúrico), es la cámara más importante después de la de Barcelona.

También es importante el jabón; en el siglo XIX la exportación de la barrilla era importante en las comarcas valencianas destacando el Baix Vinalopó en lo que a la creación de jabón se refiere junto con aceite. Por tanto, la industria química orgánica de 1856 representaba el 71% en adobe animal o en esencia de los ingresos del estado Español en base a la Industria. En 1900, en lo que a industria química (orgánica e inorgánica) se refiere el sector más destacado es el del refinado del aceite mineral –petróleo- en el País Valenciano con un 11%, y los adobes minerales mecánicos eran de un 14%, a diferencia del Estado Español que era de un 2,7%.

En referencia a la pólvora y a los explosivos, según Nadal, se usaba especialmente en la agricultura para diversas actividades como, por ejemplo, el triturado de piedras. El consumo de este producto exige la construcción de empresas importantes en el País Valenciano dentro del estado español. Otro caso lo vemos en el sector farmacéutico, en el estado español representaba un 5,5% y en el P.Val. se trataba de un 6,6%.

La maquinariaque venía a España provenía, sobre todo, de Alemania; por lo que se imita a este país que iba por delante del resto en esta materia. Según Nadal, el sector más importante es el de la pólvora en nuestro país además de tener el gárbelo mecánico único en España y 10 maquinas.

Siempre se ha considerado que la desviación de capitales supuso un problema para la agricultura, pero no es un impedimento; la desviación de capitales de la industria provocó un aumento de la demanda de la agricultura y el sector industrial pasó a ser a finales del siglo XIX el primero. Así pues, esta desviación de capital supuso una mejora para la mecanización de la industria; pero también es necesario un mercado interior fuerte para esta industria, cosa que Málaga no tiene.

El último proceso de industrialización fue por el PSOE en 1986, año en el cual una industria muy destacada fue vendida por muy poco a Italia que la liquidó. Esto se comenta para resaltar el hecho de que el proteccionismo es necesario para el despegue de un mercado interior potente.

b) Química inorgánica: sufrió un complejo proceso de instalación destacando el gas natural, que es más barato de importar y por el cual hubo una dura lucha contra el monopolio y los intereses.

Respecto al sector mecánico se ha ocultado su importancia, pero entre 1856-1900 se triplicó su existencia. Este crecimiento se produjo por la compra de máquinas de vapor en Cataluña, pero también hay que tener en cuenta que en el País Valenciano había empresas muy importantes en el sector de la construcción de máquinas de vapor y de ferrocarril. La información de Nadal era incompleta y no es exacto todo lo que dice.

La primera empresa que juega un papel importante es la Fundición Primitiva Valencianafundada por Isidro Bofill en 1863, es una industria muy importante en el Palacio del Conde de Carlet. Valero Cases era un valenciano autodidacta que desde los 8 años se puso a trabajar en la serrería y después marcho a Barcelona para regresar unos años más tarde convertido en uno de los directores de la fábrica de la cual Bofill era accionista a partir de 1870. En 1869 fue promotor de uno de los centros de enseñanza gratuito para el proletariado “Escuela de artesanos”. De ahí surgieron grandes inventores y de la industria valenciana, como es el caso de Nicolás Primitivo López Serrano que murió en 1879. Esta empresa juega un papel muy importante porque consiguió en 1876 obtener 2 medallas de plata en la Universidad de Philadelphia, según parece gracias a Francisco Climente y a su invento, pero que se le asoció a Valero Cases.

22-4-08

GUERRA CONTRA FRANCIA

En el País Valenciano la guerra del Francés con el general Schuchet supuso la dominación durante el 1812-1813, salvo en el sur, que no tuvo dominación. Casi toda la aristocracia valenciana colaboró con el ejército napoleónico, aunque más tarde lo negaron. La desaparición de la nobleza esta sentenciada por José I en 1808; este quería aplicar la revolución burguesa como en Francia suprimiendo órdenes religiosas y feudalismos junto con desamortizaciones. Encuentra una oposición con la ayuda inglesa del general Wellington, que entra por Alicante (que era el puerto inglés más importante de todo el Mediterráneo).

El Duque del Infantado, que era el presidente del Consejo de Castilla, apoyaba a José I; esto quiere decir que había un apoyo de convivencia y de legalidad. La aristocracia no le apoyaba, como tampoco los ilustrados, a excepción del barón de la Pobla de Tornesa. La nobleza le apoyaba por intereses para legalizarla, pero José I suprimió el feudalismo.

Algunos aristócratas como el Conde de Buñol o Malferit, como también algunas personas con importantes cargos como son Manuel María Cambranero, Sixto Espinosa, García la Padra, entre otros se pusieron del lado de Napoleón por intereses económicos, por querer incrementar sus negocios, en definitiva, no es solo por ideología. La situación está sobrevalorada ya que José I representa la Revolución Burguesa, la Constitución de Cádiz no es tan importante, y ni los invasores invaden, entran tras la abdicación de Fernando VII. Todas las magistraturas colaboraron con José I pudiéndose decir que gran parte de la población apoyaba al nuevo poder. Solo la Iglesia Católica se opone a la invasión napoleónica. Tenia mucho que perder si se estatalizaban sus bienes, pero dentro había un sector que era partidario de una Iglesia más espiritual y menos temporal. El arzobispo de Valencia se puso de lado de José I.

Con la Ley de agosto de 1811 se introduce el inicio de la desaparición del feudalismo. José I había hecho la revolución burguesa total. Se trata pues de un movimiento reivindicativo anti-señorial.

Hay que desmitificar las consecuencias revolucionarias de las Cortes de Cádiz, siendo la Constitución de Bayona más revolucionaria; hay que tener en cuenta que toda la política revolucionaria burguesa a partir de 1813 retrocede y se parte hacia el exilio. La visión peyorativa de los que colaboraron con José I hace referencia a los mitos de la guerrilla y el ejercito que lucharon contra el invasor se produce una intervención de Gran Bretaña con Wellington no se habría hecho nada. Las guerrillas españolas solo molestaban y atacaban por la retaguardia. Se convocó las Cortes en lugares controlados por los ingleses que imponían un sistema constitucional monárquico.

El problema de esta guerra es que es internacional y civil en la que el ejército apoyó a las tropas francesas. La guerra la ganó Gran Bretaña. Las consecuencias: heridos, muertos. Aunque en el Pais Valenciano la derrota de José I no repercutió mucho en el comercio ya que este era con Gran Bretaña y países nórdicos. Hasta la muerte de Fernando VII, los franceses no volvieron del exilio hasta la amnistía.

24-4-08

CARLISMO

La pequeña nobleza es defensora del Antiguo Régimen, primero en 1814 y después durante el trienio. Eran perjudicados por la ley desvincularizadora, así pues crean el movimiento realista, que tras la muerte de Fernando VII pasó a denominarse carlismo. El componente básico y único era la defensa de los privilegios de la clase privilegiada afectada por la desamortización.

En el País Valenciano hay muchos carlistas, como por ejemplo de la Sala; son nobles que lucharon contra el constitucionalismo a partir de 1833, la dirección política y el apoyo económico de la Iglesia fueron factores claves para la continuidad del carlismo, además del apoyo de los estados absolutistas y de los Estados Pontificios. Se trata de una larga y dura Guerra Civil.

*LA GUERRA

A partir del 2 de octubre se producen manifiestos a favor de Carlos, ya con el nombre de Carlos V, en Talavera de la Reina, Vitoria, Salvatierra, Bilbao, Orduña, Logroño que no tienen resultados positivos hasta que partidas de voluntarios navarros sublevados celebran una junta en Estella en la que nombran como jefe a Tomás de Zumalacárregui el 14 de noviembre. A partir de este momento comienza a desarrollarse la Primera Guerra Carlista, que duraría siete años. Las acciones bélicas se centraron principalmente en el País Vasco, Navarra, las regiones interiores de Aragón, Cataluña y Valencia. Los carlistas consiguen dominar amplias zonas rurales, pero no consiguen la conquista de ninguna ciudad importante, puerto o zona industrial ni ninguna zona triguera. Ante los fracasos militares y la división del movimiento entre apostólicos (radicales) y transaccionistas (moderados), la guerra finaliza en el norte el 29 de agosto de 1839 con el Convenio de Oñate (el célebre «Abrazo de Vergara»).

En 1840 las últimas tropas que aún resistían en Aragón y Cataluña al mando del general Cabrerase rinden definitivamente, aunque quedan bandas dispersas (Balmaseda o Matías el Ventero) en algunas zonas que continúan la lucha, pero más como bandoleros que como un auténtico ejército.

En 1845el Infante don Carlos abdica en favor de su hijo Carlos Luis de Borbón, conde de Montemolín, que toma el nombre de Carlos VI, e inicia la Segunda Guerra Carlista o Guerra dels Matiners, desarrollada principalmente en Cataluña, Aragón, Navarra y Guipúzcoaentre 1846y 1849. Al mando del general Cabrera, la contienda se caracteriza por acciones guerrilleras que no consiguen resultado, haciendo que Cabrera tenga que cruzar la frontera, si bien algunos focos resistieron hasta 1856 en acciones más propias del bandolerismo.

Derrotado y hecho prisionero al desembarcar en España en 1860 en San Carlos de la Rápita(Tarragona), Carlos Luis de Borbón es forzado a renunciar a sus derechos, proclamándose sucesor legítimo su hermano Juan, segundo hijo de Carlos María Isidro y Juan III en la línea de pretendientes carlistas. Con escasos partidarios, se mantuvo hasta 1868 cuándo abdicó en favor de su hijo Carlos María, que adoptó el nombre de Carlos VII y que consiguió revitalizar el carlismo. En 1868 el pretendiente publicó un manifiesto en el que exponía sus ideas, entre ellas la de constituir unas Cortes de estructura tradicional y promulgar una Constitución o carta otorgada, así como realizar una política económica proteccionista.

Tras el destronamiento de Isabel II en 1868, se alía con figuras prominentes del pensamiento católico, de forma que, desde folletos o periódicos (entre 1869 y 1872 aparecieron más de 160 publicaciones periódicas carlistas) el carlismo se organizó como una fuerza política legal en el nuevo régimen. Después de un período de regencia del general Serranoen 1870, el Parlamento designó como rey a Amadeo I de la dinastía de Saboya.

En las elecciones de 1871, el partido carlista, la Comunión Católica-Monárquica, consiguió alrededor de 50 diputados y 30 senadores. Presidía la minoría carlista el conde de Orgaz y emergen las figuras de Cándido Nocedal y Antonio Aparisi y Guijarro. Carlos María, que veía peligrar la posibilidad de una restauración borbónica en cualquiera de las dos ramas y alarmado por la pérdida de diputados en las elecciones de 1872, optó por la vía bélica y el 21 abril de 1872 dio comienzo a la Tercera Guerra Carlista, primero contra Amadeo y, tras su abdicación, contra la Repúblicay finalmente contra Alfonso XII, hijo de Isabel II, proclamado rey por el general Martínez Campos en Sagunto.

La guerra finalizó en 1876 con la conquista de Estella, la capital carlista y la huida a Franciadel pretendiente. Hubo algunos intentos posteriores de sublevación, aprovechando el descontento por la pérdida de las posesiones ultramarinas en 1898, pero no tuvieron éxito.*

El problema que se plantea a la hora de calibrar esto es que así como en el País Valenciano son, teóricamente, los campesinos los que se levantan para luchas contra el régimen liberal con el ejército regular al lado de los realistas; ya que de este modo poseen un sueldo considerable y la posibilidad de continuar trabajando las tierras.

En cambio el ejército liberal tenía dificultades porque primero se creó un ejército con 1/5 de la población de cada pueblo de forma obligatoria, y se veían obligados a desplazarse de su territorio. Estaban mal alimentados y mal vestidos. Son frecuentes los desertores, convirtiéndose en fugitivos. Uno de los dirigentes más importantes de la pequeña nobleza era el general Cabrera.

El problema que plantean la Iglesia y los estados absolutos junto con la pequeña nobleza es luchar contra el liberalismo y la revolución burguesa. En el caso catalán intervino Segarra. Los Pirineos se convierten en un centro de mercado de armas. En Galicia son los campesinos los que luchan a favor de la revolución burguesa.

Otra cuestión interesante es acerca de la foralidad de los carlistas. El carlismo en Euskadi es muy poderoso; y hay que partir de la base que es la única zona no romanizada es lo que hace que sean neófidos y se conviertan tarde al catolicismo siendo su adscripción total. Por esto son grandes defensores del Antiguo Régimen. El único reducto es Bilbao; aquí el carlismo podría haber sido una importante capital. Fracasó por los intereses británicos ya que Bilbao se había convertido en un punto importante para el comercio industrial ingles.

El Carlismo pasa a ser una guerra europea, defendiendo Inglaterra el A.R en este lugar controlando los carlistas la foralidad. Es un movimiento contrarrevolucionario, tras el cual, con el abrazo de Vergara y su consolidación a mitad de siglo implica un problema de defensa del A.R y el empobrecimiento de muchos campesinos.

29-4-08

1820-1823; se da la sublevación de Riego en Andalucía hasta que Fernando VII aceptó el liberalismo. Es un intento de acabar con el Antiguo Régimen, por ello hubo un intervencionismo europeo con los 100.000 hijos de San Luis.

En el aspecto económico se dan reformas intentando adecuar el valor intrínseco de la moneda con el valor del mercado internacional. Se creó una depresión porque hay que buscar oro y plata en otros países en los cuales la moneda sube. Así pues con la muerte de Fernando VII se sucede el problema dinástico que se divide en los carlistas: que quieren conservar el A.R, y los isabelinos que son liberales.

La reforma electoral británica de 1832 mostraba un sistema burgués, una votación secreta, distritos electorales,…ya que los británicos presionaron para un sistema democrático y censitario. Cuando Fernando VII muere tras esto, los liberales buscan una similitud con esta reforma británica, al contrario que los carlistas. En definitiva, se da una lucha entre las 2 formas de gobierno: carlismo y burguesía. Se pone de nuevo en marcha la Constitución de 1812, pero era inviable debido a la influencia de estar ligada a la Iglesia.

La situación internacional es compleja: en Francia triunfó en el 30 la burguesía así que no envían tropas contra los burgueses. La pequeña nobleza se encuentra a favor del carlismo. En 1835 la legión británica consiguió Bilbao, que estaba en manos de Zumalacarregui. En Valencia luchan por la reforma del sistema electoral, en donde las revoluciones locales, pasaron después a ser regionales, llegando después al poder del Estado. En el caso británico, en el 35 hay un acceso al poder de los Ayuntamientos de la burguesía. En la Península Ibérica, además del asedio de Bilbao, lucha contra los nobles y sobretodo en Murcia y Zaragoza, con el objetivo fundamental de acabar con el poder de la Iglesia, quema de conventos, asesinatos contra carlistas, etc. Se generaliza en la primavera-verano del 35, acusados de ser los religiosos los subvencionalistas de la guerra carlista, predicando una Guerra Civil.

En Barcelona esta revolución de 1835 en julio tiene unas características especiales. Es más industrial que el resto del país, lo que afecta en mayor medida a la destrucción de maquinas como un componente político para asaltar el poder local y regional, luchando contra los industriales que controlaban el poder político (los gobernantes) porque son los responsables del encarecimiento de los productos básicos y de los derechos de portes. Son conocidos como bullanges(lo pagaban todos, el clero y la nobleza incluidos).

En Castilla no existía el derecho de Portes; se pagaba a la ciudad por entrar productos de la huerta. En la Corona de Aragón hay un sistema de donativos a la corona.

El Derecho de Pasti es el derecho de hacer pan; la cantidad de elementos que lo integran.

Hay toda una revolución que afecta a casi todas las ciudades. Es un movimiento revolucionario que se da en la primavera de 1835 y en Valencia en los meses de julio-agosto. Se da como una consecuencia de una confrontación entre los carlistas y los guerrilleros, y hace que los burgueses crean que deben iniciar la revolución. El problema es que los militares controlan la situación y no se fían de las milicias burguesas de la ciudad de Valencia, integrada por la gran burguesía con milicias particulares. Se inicia un proceso alrededor de la Catedral de Valencia luchando por la libertad.

Los objetivos: libertad y propiedad (recuperar bienes desamortizados durante el trienio). Muchos carlinos están presos en las torres de Quart, donde se realizan ejecuciones para asustar a los defensores del Antiguo Régimen. Es una masacre contra los carlistas, que es inadmisible y los mandan a los Baleares. Los burgueses no se conforman y organizan un ejército de 4000 personas a las puertas de la ciudad. Se concentran en la puerta de Zaidia y en diversos caminos obligando a las autoridades a sustituir al Capitán General, que los derechos reales y municipales de Cortes se realizan en 1808, que el pago del Delma y la primicia se haga en dinero y no en especies, y que se abolan los señoríos. Se dan cuenta de que al comercializar el producto se obtiene un dinero mayor que si lo pagan en especies que no se puede hacer negocios.

Hay que tener en cuenta que la supresión de las órdenes religiosas y la estatalización de los bienes así como la desamortización de los que faltaban, conllevan a la muerte del feudalismo en el País Valenciano; situación que no pasa en el resto.

6-5-07

NACIONALISMO EN EL P.V.

Son los ilustrados los que inician un proceso de recuperación del idioma materno, estando algunos al servicio de las tropas napoleónicas consolidadas en la guerra del Francesc en Cataluña. Al ganar el bando contrario a Napoleon muchos se ven obligados al exilio. (Napoleón quería anexionarse desde el Ebro hasta la frontera).

Hay que distinguir todo el registro religioso que se castellaniza y el catalán se hablara pero no se escribirá, al igual que ocurre con el alemán, siendo el castellano y el francés los idiomas cultos. El problema lo comenta Cisneros en lo que concierne al dilema de un castellano y un francés “la espada y la pluma”. Los ilustrados quieren una educación en castellano siendo la lengua materna relegada al 2º lugar.

Se defiende la recuperación del idioma. Cuando nos referimos al P.V se habla de un 80%-90% de analfabetos. La organización de la enseñanza no se produjo hasta 1845 con la reforma de Jovellanos; los patrones de la Universidad de Valencia eran el Estudi General, pero en el siglo XVII se creó una barrera en los Pirineos para que no entraran las ideas de la reforma humanista, como también se prohibió a los estudiantes irse a otros lugares como a la Sorbona o a Montpellier a estudiar.

La recuperación intelectual y culturas de dio en la 2º ½ del XIX (1859), 4º centenario del nacimiento de Ausias March. Lo importante es que se establece un principio en las 1as semillas de una nueva corriente cultural con el nombre de Renaixença. La lengua se recobra a si misma (recuperación nacionalista).

Hay que destacar la figura Teodoro Llorente. Teodoro Llorente fue el político valenciano que más se opuso a la existencia de cuneros en las provincias valencianas. Y he aquí su simbolismo en el periódico que fundó: LAS PROVINCIAS, como expresión de reivindicación ante un poder central que juzgaba excesivo, siempre fiel a la idea de España.


Regeneracionista y leal. Pues este político de fuste que fue Teodoro Llorente, también fue un hombre de lealtades, hasta el punto de que la retirada de Silvela como jefe de su partido, le llevó a él mismo a retirarse de la política, en 1903. Fue Llorente uno de los pilares fundamentales del silvelismo en tierras valencianas. Como silvelista fue elegido diputado provincial, diputado en el congreso y senador. En 1895, con la muerte del Marqués de Montortal, Llorente inicia la etapa de mayor dedicación a la política al hacerse cargo de la dirección del partido conservador en la provincia de Valencia.

A raíz de la pérdida de las colonias de 1898, se inicia un amplio movimiento que se ha denominado “regeneracionismo” del que Silvela es su máximo representante en el campo conservador. El regeneracionismo de Silvela surge frente a otros “regeneracionismos” claramente fuera del sistema político de la Restauración que precisamente cobran fuerza en las zonas más prósperas económicamente: el nacionalismo vasco en Vizcaya, la Lliga Regionalista en Barcelona y el republicanismo blasquista en Valencia; Blasco Ibáñez será el gran oponente político de Llorente.



Como escritor fue verdaderamente precoz. A los 17 años escribió un drama titulado Delirios de amor (1853), a los 21 años escribía poemas en valenciano y, a los 23 años, en los primeros Juegos Florales celebrados en Valencia en 1859, antes de que los organizara Lo Rat Penat, ya fue premiado por una poesía titulada ‘‘La nova era’’.

Desde el punto de vista literario fue la expresión valenciana de la Renaixença que también surgía en Langue d’Oc donde Federico Mistral, con su regionalismo cultural romántico y añorante, influía profundamente en él. De ahí que mientras en Cataluña, sobre todo después de 1898, la actividad cultural en catalán cada vez más se confundía con la política, en Valencia tanto por la personalidad de Llorente como por el pacto con Constantí Llombart, la Renaixença se mantuvo al margen de ella. De ahí que el uso de la lengua valenciana no se identificara con posturas políticas concretas. El mismo Llorente loexplicabaasí:

“La diferència de criteris entre els trovadors valencians, que al lloar les glories de nostre antic Reine, no aspiren a restablir-lo, en dany de la unitat espanyola, i els trovadors catalans –molts d’ells, si no tots– que treballen per l’autonomía de Catalunya”.

De esta idea no sólo participaban los monárquicos dinásticos como era Llorente, sino también los republicanos como Félix Pizcueta que como presidente de Lo Rat Penat acabó un discurso de esta manera: ‘‘¿Manca algo de hermós, de sabor y de grau en aquesta concurrencia?, de segur que no, lo que prova qu’han conseguit los fonaments d’aquell principi, que servi per a la creació d’aquesta societat: tot per a Valencia y tot lo de Valencia per a la gloria d’Espanya”.

De la obra literaria de Teodoro Llorente podemos destacar su Llibret de versos, publicado en 1885; Cartes de Soldat, de 1896; Pro Patria, de 1897; Nou llibret de versos, de 1903 y Poesíes Triades, de 1906. Es decir, una obra constante con una poesía muy trabajada. Obtuvo la Flor Natural dels Jocs Florals de la Ciutat y Regne de Valencia en tres ocasiones. En 1879, 1887 y en 1907. Fue mantenedor en 1905.

Pero si Llorente fue un gran poeta, también fue un gran organizador y promotor de actividades culturales. Por ejemplo, en 1876, año en que se cumplía el sexto centenario de la muerte del rey Jaime I, Teodoro Llorente convocó a poetas provenzales –Jaime I había nacido en Montpellier– y creó el estado de opinión que condujo a la erección de la estatua ecuestre del rey conquistador, obra de Agapito Valmitjana y forjada en los talleres de la “Maquinista Valenciana”


En 1903, cuando Teodoro Llorente publicó su obra Valencia, sus Monumentos y Artes, su Naturaleza é Historia se organizó un acto al que se adhirieron personalidades tan relevantes como Joaquín Sorolla, Vicente Blasco Ibáñez, Mariano Benlliure, Menéndez y Pelayo, Emilia Pardo Bazán, José Echegaray, además de políticos como Dato, Moret y Silvela. Este acto fue el preludio de lo que sería su coronación como poeta en 1909.


Todo lo irónico que queramos, pero era el reconocimiento de una realidad: Llorente era a la literatura valenciana lo que Sorolla a la pintura. De ahí que hubo un sorollismo y un llorentinismo. Teodoro Llorente, respetado y venerado en numerosos actos y homenajes por la sociedad valenciana de la época, sobre todo después de dejar la política y la dirección del diario LAS PROVINCIAS, influyó enormemente hasta el punto de que las manifestaciones culturales llevaban la impronta del llorentinismo.

El hecho de que viviera hasta los 75 años (nació en 1836 y murió en 1911) contribuyó a que se le realizaran tantos reconocimientos en vida que culminaron con su coronación como poeta en la Exposición Regional de 1909.

8-5-08

El Renacimiento de Teodoro Llorente y sus seguidores intenta reconstruir una situación de relaciones cordiales, como Constant Llombart, pero Llorente no quiere ningún partido político.

15-5-08

Al hablar de Reinaxença hablamos de un dualismo valenciano, pero hay que hacer referencia a un dualismo catalán que capitaliza la reinaxença de los cargos como en el caso de Valentí Almirall. El problema de que esto no se haya estudiado se debe a la masonería. Todos los republicanos federales y centralistas eran masones. Al haber varias concepciones políticas surgen diferencias: políticas y religiosas; que además se ven incrementadas por el problema que supone el anarquismo, a excepción del Partido Comunista.

MASONERIA

Es un movimiento religioso de tipo filantrópico y filosófico creado en Gran Bretaña en el siglo XVIII y que funcionó a partir de las logias y de los talleres. En la Península Ibérica, las primeras apariciones se dan en torno al 1808, importadas por los ejércitos napoleónicos, pero sin verificarse hasta la muerte de Fernando VII.

En la I República aparecen en Castellón 7 logias, y en torno al 1844 en las comarcas centrales aparecen las logias de los masones; destacando la figura de Blasco Ibáñez.

Introducción de la masonería en el País Valenciano:

1- 1808

2-1844

3-1895-1920

4-1920-1930

5-1931-1939: represión muy dura y hasta el 1979 no se facilita la restauración de la masonería.

Son profesionales, funcionarios, miembros del ejército…(profesiones liberales). Gracias a los medios de comunicación y a personalidades como Blasco Ibáñez, Gonzalez Germà, Gasset la Cazaña. Juaquin Reig e Ignaci Villalonga (líder).

  • Ignacio Villalonga: estudió en los jesuitas y con la dictadura de Primo de Ribera hizo que la unión valenciana desapareciera. Es del sector católico nacionalista que intenta una capitalización a su favor.

En las tierras del sur valencianas, la masonería tiene una gran importancia. Desde 1860 la masonería estaba en contacto con los comerciantes británicos.

  • Blasco Ibáñez junto con Pi i Margall tenían en común que dentro de la masonería la idea principal era el anticlericalismo, ser ciudadanos del mundo y la filantropía. Consideraban que la Reinaxença era propia de una extrema derecha como Teodoro Llorente. Bajo las escusas del tema religioso había un acuerdo en el cual el idioma de prestigio era el castellano. Era una figura importante dentro de la masonería, pero tenía diferencias notables con Gonzalez Germà (regidor del ayuntamiento de Castellón, diputado, batle) que intervino en todos los movimientos de sublevaciones contra la restauración.

B. Ibáñez era hijo de comerciantes aragoneses y en Valencia jugó una primera etapa revolucionaria; pero a finales del siglo XIX paso a depender de Madrid, de Alejandro Lerroux, que practicaba la misma política anticlericalista en Cataluña.

20-5-08

Blasco Ibáñez (republicano y masón) era el hombre de Lerroux (aniclerical) en el P.V. En 1908 dejó la política, que la llevaba ejerciendo desde el 1848-1907. Él era un gran cacique y nombró sucesor a Teodoro, que era una de las figuras más destacadas del centralismo castellano (extrema derecha-conservador), y que también era cacique.

También hay que destacar dentro del Blasquismo a Rodrigo Soriano, que procedía de Logroño. Blasco Ibáñez lo apadrinó como sucesor, pero el tenia aspiraciones a ser líder del movimiento radical; y para ello aprovecho su periódico para crear una escisión radical. Fue expulsado por el partido pero consiguió convertirse en líder del movimiento aglutinando todos los partidos menos el de Blasco Ibáñez y el conservador; con lo que logró un éxito muy grande.

A partir de este momento, Blasco Ibáñez dejó la política. En Barcelona continuaba la Lliga como único partido, hasta que en 1928 nació un partido similar que le hizo competencia.

Soriano marchó a Madrid y en 1931, con las segundas elecciones de la República regresó, pero fracasó y no volvió a ser elegido como diputado.

22-5-08

El poder del blasquismo no se debe al pensamiento de Blasco Ibáñez, sino al anarquismo. El anarquismo era el aliado principal del PSOE, de los republicanos, de los marxistas y de los lerrouxistas, sin su apoyo no se podía hacer nada. El problema que se plantea en 1933 con respecto al bloque anarquista es que queda marginado. Ángel Pestanya y M. Cibera (teórico anarquista valenciano) pensaron que estaban votaban a partidos burgueses que no tenían gran polémica en ese partido sindicalista.

En las primeras elecciones generales es importante el voto femenino para que ganen los derechos. Desde 1934 las consecuencias del partido anarquista es que a veces votan a si partido o al PSOE pero no a los radicales y las mujeres votan al mismo que su marido; pero hay un cambio de mentalidad ya que ni la influencia de la Iglesia ni del voto femenino es libre. Lo importante es que este partido sindicalista actúa de forma independiente y como propio en el frente popular. Claramente el anarquismo vota masivamente a su partido en el 36. El PS, el Partido Sindicalista. El frente popular ganó gracias a los anarquistas.

En alicante el P. Anarquista perdió a favor del PSOE, y en el 36 los Blasquistas y Lerrouxistas desaparecieron por el Frente Popular; con lo que se reafirma que no es un triunfo del PSOE.

El problema de 1936 es una revolución comunista libertaria en la cual distinguimos 2 actitudes: una es de no quedarse el PSOE detrás ya que son socialistas anarquistas y han de demostrar su sentimiento revolucionario. En Cataluña apoyaron al Frente Popular, al cual llamaron Frente Nacional, en el cual se exigen cosas a las Generaliat porque depende del anarquismo.

No se trata de una revolución bolchevique si no de una revolución capitalista, que era inadmisible y que derivó en la Guerra Civil. En el Frente Popular hubo discusiones, lo que debilitó la República y la imposibilidad de afrontar la G.C., en la que participaron grandes potencias como Italia, Alemania, Gran Bretaña Y EEUU a través de J. March; el cual acabó con la República siendo calificado como “el ultimo pirata del Mediterráneo”, comenzando su fortuna robando a su padre 1000 pesetas.

Es pues un ciclo economista gracias al anarquismo; el cual era inviable a nivel internacional. Con la G.C., todos los fracasos se asocian a los anarquistas, aunque no está claro. La revolución de 1934 en Asturias se comenta que los más correctos eran los anarquistas.

Por tanto hay que desmitificar el triunfo del F.P con el gran éxito del anarquismo.

27-5-08

GUERRA CIVIL

Con el triunfo popular del anarquismo, en julio se llegó a la Guerra Civil con una gran cantidad de muertos (cerca del millón), siendo el País Valenciano uno de los más afectados. El Gobierno de la República se había trasladado a Valencia y en Alicante estaba el gran puerto de la República.

Gran parte de los republicanos se exiliaron o fueron reprimidos, regresando así a la dinámica del siglo XIX. La mayor parte de los intelectuales del País valenciano fueron asesinados por ser miembros de la institución de la libre enseñanza (compuesta por republicanos masones y algunos nacionalistas). Además hay que destacar que la Iglesia proclamó la Guerra Civil como una “cruzada” contra los republicanos.

A partir de la Guerra Civil y de la 2ª Guerra Mundial, el doctor Trueta se hizo un gran inventor ya que propuso la escayola para curar fracturas, lo que salvo a muchos soldados de las gangrenas. También hay que decir que el triunfo de Franco solo lo fue hasta esta guerra del mundo porque a partir de 1942 se dio cuenta de que la guerra la iban a ganar los aliados evitándose pues un gran poder nazi. Esto favoreció el futuro del régimen consolidándose la banca con el triangulo formado por Franco, March y Villalonga (petróleo).

El País Valenciano iba contra el franquismo, destacando la oposición del Partido Comunista y de los nacionalistas, de estos últimos destaca la figura de Joan Fuster que entró en contacto con un grupo de nacionalistas-republicanos-socialistas con Riera. Intentaron crear un movimiento nacionalista que nació al final de los años 50 como el Partido Socialista Valenciano (PSV), compuesto por Ventura (ya muerto), Benlloch, E. Climent., Álvarez, Márquez…Lo importante es que es un grupo homogéneo entre 2 bloques: Democracia Cristiana y Frente Obrero.

A partir de 1962 hay una división ya que estos se reúnen en el Contubernio de Múnich con Carillo, Prieto (socialistas), Gil Robles (democracia cristiana) y los seguidores de R. Ridruejo (sector crítico de la falange) que intervinieron como representantes del País valenciano con Ventura. Ante el contubernio, Franco reaccionó ante el peligro de la unión de toda esa oposición; mientras él estaba educando al rey Juan Carlos.

Franco y el alcalde R. Llano actuaron contra el Contubernio; Ventura se vio obligado al exilio, primero en Alemania y después en Paris, convirtiéndose en un seguidor de Carrido y de sus ideas marxistas-leninistas desde la falange. El virrey en el País valenciano era A. Palomares, y Ventura se puso en sus manos regresando a su tierra y fundando las comisiones obreras en lo Rat Penat, sede de Teodoro Llorente.

En 1966 hay una crisis en el PSV y Álvarez y compañía expulsaron a Climent y los suyos por ser burgueses. Ventura creó en PSPV y será el partido que después se presentó en las primeras elecciones de 1977. El problema venia de 1976 cuando e. Lluch fue expulsado de la Universidad de Barcelona y aquí expulsó a Ventura de la dirección del PSPV. Lluch proclamó que era defensor de los países catalanes.

En julio del 77, Lluch pasó de independentista a defensor del PSOE; una nueva escisión con los hermanos Garcés repercutió en la imposibilidad de ganar las elecciones por culpa del dinero, y finalmente despareció el PSPV. Surge de nuevo la Unión Democrática del País Valenciano con resultados escasos para sus posibilidades.

Los partidos que tuvieron representación fueron: PSOE, UCD, PC y PSP (Partido socialista Popular, Tierno Galván)

  • UCD: apoyo de Arabia Saudí- 200 millones de dólares). Suarez.
  • PSOE: apoyo Internacional Socialista
  • PC: apoyo de la Unión Soviética. Carillo
  • PSP: apoyo de Gadafi de Livia. Galván
  • Alianza Popular: apoyo de Alemania. Fraga.

Con la subida al poder de los socialistas en el 1982 época de robos y corrupción de manos de las multinacionales europeas y apoyado por el rey. No nace ningún partido nacionalista salvo Convergència Democràtica de Cataluña y el Partido Nacionalista Vasco; ambos con apoyo internacional y una organización poderosa.

En nuestro País, durante la década de los 70-80, los PS y PC eran partidarios de facilitar la autodeterminación y un referéndum monarquía-república, pero cambia a partir de 1980 al triunfar el PNV y CD de Cataluña; instalándose los partidos separatistas rompiendo con la propuesta del rey siendo estos los culpables del fin de la alternancia de partidos.

Se corrompe el sistema porque el ejército, aliado del rey, interviene según dice R. Ivarra. Deriva en la crisis del 23 de febrero de 1981 por el rey, el ejército y Suarez, que proponen un golpe blando de estado con la armada, Golpe de estado de Tejero. Se crea una necesidad de intervención del Conde de Barcelona porque la CIA había desmantelado el escándalo americano que aprobó lo de Tejero. Tras el mitting que anuló el golpe de estado, reunió a todos los partidos salvo a los separatistas para realizar un acuerdo a favor del estado. Hay una persecución de los partidos que no entran en el juego caciquil del Borbón: se buscan partidos corruptos, dominados, que acepten la alternancia; y lo peor es que esta situación deplorable el ejército no la puede solucionar porque responde ante la OTAN.