Hiperescolarización de los niños

Educación infantil. Pedagogía. Función educativa familiar. Dinámica de grupos. Actividades extraescolares. Hiperpaternidad

  • Enviado por: Georgina Espallargas Amaya
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

RESUMEN

La Hiperescolarización de los niños: Las actividades extraescolares, una presión añadida para tus hijos, es un libro dedicado a aquellas personas que están criando a sus hijos, personas que por el afán de que sus hijos sean los mejores en todo, no piensan más que en una educación múltiple. Este libro es una estupenda guía para padres. Aquellos padres con necesidad de asesoramiento y con la convicción que hacen lo mejor para sus hijos, eso les lleva a una hiperpaternidad, convirtiéndose en personas que tal vez no querían ser.

Con esta obra, se pretende ayudar a aquellos padres ya sean primerizos o no, que someten a sus hijos a gran cantidad de actividades extraescolares para su mejor desarrollo cognitivo, motriz, etc. Y no solamente a actividades extraescolares sino también a gran cantidad de tareas y ocupaciones que invaden la vida i la infancia del niño, esto conlleva a que la mayoría de los padres sacrifiquen sus propios intereses para dar la máxima prioridad a sus hijos. Es decir, poner la felicidad y las necesidades de los hijos por delante de la de los padres.

Los autores de este libro pretenden que esta hiperpaternidad que nace de las mejores intenciones de los padres por criar y educar a sus hijos, no llegue a destruir la familia. Todos quieren ser unos buenos padres y estar informados y saber qué es lo mejor para los hijos, pero como no están seguros de poseer los recursos ni experiencia para que la educación sea la correcta, es necesario tener un apoyo, un camino a seguir y qué mejor que una guía para padres en lo que se refiere a la educación de los hijos.

La Hiperescolarización de los niños, es una obra donde se refleja la idea principal de los autores: “Hay que dejar que nuestros hijos tengan su oportunidad para que puedan crecer y aprender de las experiencias buenas y no tan buenas de su propia vida, y así dispongan de tiempo libre para desarrollar su propia vida interior, para imaginar y crear ellos solos mundos nuevos.” A medida que leemos el libro podemos observar que esta idea va reapareciendo de manera más o menos sutil, en todo momento.

El libro está compuesto por 10 temas fundamentales, en los ocho primeros podemos leer gran cantidad de casos de hiperescolarización y también en segundo término pero no por ello menos relevante el tema de la Hiperpaternidad. En cada uno de los 10 apartados podemos observar diferentes experiencias ocurridas entre diversos padres y sus respectivos hijos. Después de cada caso los autores han escrito una pequeña crítica donde ponen en duda la forma de actuar y las intenciones de los padres y aconsejan cómo educar de otro modo a sus hijos en cada una de las situaciones, aportando ejemplos para solucionar cada vivencia.

En los dos últimos apartados no habla sólo de acontecimientos en familias, y sus consejos para mejorarlos. Sino que habla de lo que importa realmente, y de la hiperpaternidad.

Concretamente en el penúltimo punto los autores nos muestran su visión sobre qué es lo que verdaderamente importa en la educación de los hijos; la ética, los valores, las prioridades…. Aportándonos así un gran apoyo para los padres en las diferentes etapas de la vida de nuestros hijos.

Y en el último apartado del libro, trata de cómo superar la hiperpaternidad, un apartado añadido al libro inicial debido a la gran demanda de los padres para saber “Qué podrían hacer para superar esa hiperpaternidad.” Para ello los autores redactaron unos principios fundamentales para ayudar al lector a decidir qué es lo mejor para su familia, siempre teniendo en cuenta que no existe una forma única de criar una familia, cada una ha de encontrar el mejor camino para ello. En este apartado los creadores de esta obra quieren ofrecer a las familias un recurso sobre la paternidad.

En fin, La Hiperescolarización de los niños, es un libro y una gran guía para padres donde queda reflejada que la paternidad es un trabajo a tiempo completo, pero sin llegar a un estado exhausto por parte de los padres. Las actividades fuera del horario escolar no son malas para el desarrollo del niño siempre y cuando eso no sea contraproducente para su desarrollo y su vida en familia.

VALORACIÓN PERSONAL

Una vez leído el libro y realizado el resumen, me gustaría ofrecer mi punto de vista, no solamente del libro sino del problema de la hiperescolarización que a mi parecer existen dos puntos importantes.

El primer punto que quiero destacar es la necesidad que tienen muchos padres es ver reflejados en sus hijos, sus sueños infantiles, es decir, que sus hijos se conviertan en aquello que ellos mismos soñaban convertirse. Y no solamente eso, sino que quieren que sus hijos sean los mejores ya que ellos no pudieron serlo, y esto conlleva a una hiperescolarización, debido a una frustración paterna sin tener en cuenta los deseos de sus propios hijos y el exceso de tareas que les lleva a un distanciamiento familiar.

El segundo punto sería un problema de horario laboral y no de afán personal. Los padres necesitan tener escolarizados a sus hijos durante todos los días de la semana hasta cierta hora y qué mejor manera que apuntarlos a unas actividades extraescolares, no importando en muchos casos cuales sean, sino que les quede cubierta la semana hasta la hora de poder recogerlos, con lo cual, el niño debe permanecer realizando actividades fuera del horario lectivo, esto crea un distanciamiento, pues los niños llegan mucho más cansados a casa y los padres por no discutir ni oírlos, les consienten prácticamente todo lo que quieren. El niño cansado y agobiado de todo el día se convierte en un problema y la mejor manera de evitar el problema, es darle aquello que pide para sacárselo de encima.

Estoy convencida de que el aumento de problemas psicológicos de estos niños es debido a este estrés al que los sometemos, les obligamos a hacer actividades una tras otra, una vez ha concluido su jornada lectiva sin tener en cuenta que cuando los adultos acaban la jornada laboral estan cansados y desean hacer aquello que les apetece o ir a casa y descansar, en cambio a los hijos se les obliga a hacer un sin número de actividades que la mayoría de las veces han elegido exclusivamente los padres, sin pensar que a los niños les puede apetecer hacer cualquier otra cosa o simplemente jugar.

¿Les estamos ayudando a labrar su futuro o les estamos robando su bien más preciado, la infancia?

Estoy de acuerdo con los autores del libro en que hay que dejar a nuestros hijos jugar, crecer y aprender de sus propios errores, es por ello que no es fundamental una actividad extraescolar para su desarrollo sino que una tarde en el parque jugando con sus amigos desarrolla más habilidades cognitivas, motrices.... que una tarde haciendo danza, por ejemplo.

Para terminar quisiera comentar que no solamente como futura maestra sino como madre que seré algún día, me ha resultado muy interesante la lectura del libro, ya que como dicen los autores es una guía para padres y espero que sea una buena guía para mi.