Hiperactividad

Niños hiperactivos. Autocontrol. Concentración. Relajación. Actividades. Formación de padres

  • Enviado por: Darkbagheera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Executive MBA (Sevilla)
EOI
Alcanzar hoy ciertos niveles profesionales exige un conocimiento más profundo y completo de las organizaciones, así...
Solicita InformaciÓn

Técnico Superior en Administración y Finanzas
CCC
CCC te prepara con este Curso a distancia para que puedas presentarte a las pruebas libres para obtener tu título de...
Solicita InformaciÓn

publicidad

PROGRAMACIÓN HIPERACTIVIDAD

ÍNDICE

  • ESTUDIO DE LA SITUACIÓN

  • Toma de contacto y descripción general .............. pág. 2

  • Recogida y análisis de la información ................... pág. 2

  • Detección de necesidades .................................... pág. 3

  • Establecimiento de prioridades ............................. pág. 4

  • Conclusión ............................................................ pág. 4

  • Fundamentación ................................................... pág. 4

  • PROCESO. PLANIFICACIÓN

  • Objetivos .................................................................... pág. 6

  • Descripción de actividades. Metodología .................. pág. 6

  • Temporalización ......................................................... pág. 9

  • Recursos .................................................................. pág. 10

  • 1. ESTUDIO DE LA SITUACIÓN

  • Toma de contacto y descripción general

  • Inés es mi prima pequeña. Ahora tiene ocho años. Su hermano, Gabriel, tiene el mismo problema que ella; son los dos hiperactivos. Pero me voy a centrar en Inés puesto que es la que tiene más problemas y se nota mucho más la hiperactividad en ella.

    Desde muy pequeñita, Inés siempre ha sido una niña que no estaba nunca quieta, era muy nerviosa y siempre estaba de un lado para otro. En un principio, no parecía nada fuera de lo normal y sus padres, a menudo decían: “Esque la niña es muy nerviosa”.

    En el colegio no tenía ningún problema, incluso sacaba buenas notas y era muy aplicada: todas las tardes, después de comer, hacía los deberes que sus profesores le habían mandado.

    El año pasado, cuando Inés tenía siete años, empezó a flojear en las notas y constantemente enviaban a casa notas de los profesores diciéndoles a los padres que habían notado un cambio en la niña: no se concentraba en clase, no hacía los deberes, no atendía a los profesores...

  • Recogida y análisis de la información

  • La información que he recogido la he encontrado por tres vías:

    • Entrevistas con los padres de Inés.

    • Informes remitidos por la maestra de Inés y el psicólogo del colegio.

    • Entrevistas con Inés.

    Los padres de Inés sabían que su hija era muy inquieta, y que, al contrario que otros años, este curso Inés no prestaba atención en el colegio ni a sus tareas para casa; cuando llega la hora de hacer los deberes, su padre o su madre se sienta con ella para ayudarle, pero Inés no parece prestarle demasiada atención a las explicaciones que le da su padre/madre para realizar los ejercicios.

    Por otro lado, cuando se iba toda la familia un domingo por la mañana de paseo, la niña siempre estaba corriendo de un lado para otro, se ponía nerviosa en los columpios porque quería subir a todos a la vez, no solía jugar con otros niños en el parque... Todas estas acciones, sus padres las atribuían a que Inés era muy nerviosa y tenía mucha energía.

    Debido al notable cambio de actitud en clase de la niña, su tutora realizó un seguimiento exhaustivo de las actuaciones y actitudes de Inés. El resultado fue que la profesora se dio cuenta de que la niña era hiperactiva. Fue entonces cuando el profesorado de Inés decidió comunicarle a los padres sus sospechas.

    Los signos que su profesora observó para determinar que era hiperactiva fueron:

    • Se mueve constantemente y más de lo “normal” en clase. No puede estar mas de media hora sentada sin levantarse, y cuando no se levanta está moviéndose constantemente en la silla.

    • Importante dificultad para poner atención a las cosas: lo que ve y lo que escucha. Atiende con interés durante unos periodos de tiempo muy breves, insuficientes para analizar las cosas con detenimiento y eficacia.

    • Falta de reflexibidad, que se pone de manifiesto cada vez que tiene que responder a preguntas que se le hace en clase. Casi siempre contesta sin pararse a pensar en lo que va a decir.

    • Suele abandonar las actividades de clase sin haberlas terminado; empieza actividades, juegos... y no las acaba.

    • Movimientos bruscos y rápidos; rompe cosas sin querer, tropieza. Sobre este punto quería apuntar que Inés, constantemente se hace esguinces, tanto en tobillos como muñecas; sus padres lo atribuyen a que es “una cabra loca”.

    • Suele distraerse hablando con sus compañeros de clase durante las explicaciones.

    El psicólogo del colegio tuvo varias entrevistas tanto con la niña como con los padres, y determinó que Inés era hiperactiva, así que les recomendó a sus padres que la llevaran a un psiquiatra para que éste empezara a tratarla en cuanto antes.

    El psiquiatra empezó a medicar a Inés, al mismo tiempo que el el Hospital La Fe le realizaban diversas pruebas (Tacks, Encefalogramas...) para asegurarse de que no había ningún daño físico.

    Al principio de que Inés tomara la medicación, apreciaron que estaba más tranquila; no se movía tanto, conseguía permanecer sentada durante una hora... pero actualmente, no se observan mejoras de ningún tipo, ya que sigue igual de nervios que siempre, moviéndose mucho y sin concentrarse apenas en las actividades que realiza. (Sigue tomando la medicación)

  • Detectar necesidades.

  • Las principales necesidades que detecto en Inés son:

    • Aprender a mantener la atención durante periodos de tiempo cada vez mayores (focalización y regulación de la atención)

    • Aprender a controlar su comportamiento en el aula (no hablar con los compañeros durante explicaciones de la profesora, intentar no moverse de su sitio mientas la profesora esté explicando...) Esto repercutirá en una mejor relación con sus compañeros, mejores resultados académicos y como resultado de estos dos factores, una mejora de su autoestima.

    • Aprender a controlar su comportamiento en casa, lo que repercutirá en unas mejores relaciones familiares.

    • Aprender el autocontrol de sus emociones (ira, tristeza...)

    • Aprender a controlar su cuerpo: evitar movimientos bruscos.

  • Establecer prioridades.

    • Aprender a mantener la atención durante periodos de tiempo cada vez mayores.

    • Aprender a controlar su comportamiento en el aula.

    • Aprender a controlar su comportamiento en casa.

    • Aprender el autocontrol de sus emociones (ira, tristeza...)

    • Aprender a controlar su cuerpo: evitar movimientos bruscos y controlar su nerviosismo.

  • Conclusión.

  • Una vez recogida, analizada y organizada toda la información sobre las conductas y actitudes de Inés, creo necesario intervenir en el caso.

    La intervención será enfocada a enseñarle a Inés a controlar todas sus respuestas corporales, a controlar su nerviosismo y falta de concentración, el autocontrol de sus emociones y su comportamiento, tanto el colegio como en casa. Si todos estos aspectos no se controlan, puede haber posibilidades de fracaso escolar, problemas graves de conducta social e inadaptación.

    Paralelamente a mi intervención hay que remarcar que Inés está en tratamiento médico, supervisado por un psiquiatra.

  • Fundamentación.

  • El objetivo general de esta programación para Inés, una niña hiperactiva, es que sea capaz de adquirir una concentración adecuada a su edad.

    2. PROCESO. PLANIFICACIÓN

    Planificación

  • Objetivos

  • GENERAL:

      • Que Inés sea capaz de adquirir una concentración adecuada a su edad.

    ESPECÍFICOS:

      • Que Inés sea capaz de controlar la actividad motriz, que en su caso, es excesiva.

      • Que Inés sea capaz de prestar mayor atención a las cosas: tanto lo que ve como lo que escucha.

      • Que Inés sea capaz de controlar su gran impulsividad o falta de reflexividad.

      • Que Inés sea capaz de acabar las tareas, juegos, actividades... que empieza, sin dejarlas a medias.

      • Que Inés sea capaz de controlar sus movimientos para reducir su brusquedad.

  • Metodología

  • Las actividades que propongo para realizar con Inés están enfocadas al tiempo que pasa con su familia. Paralelamente, Inés lleva un tratamiento farmatológico y en el colegio los profesores llevan también un programa paralelo.

    Estos tres programas deben complementarse los unos a los otros, por lo que hay que mantener un contacto fluido entre profesores (o psicólogo del colegio), padres y psiquiatra.

    ORIENTACIÓN PARA LOS PADRES

    Los padres de la niña necesitarán seguir unas pautas orientativas para la mejor comunicación entre ellos y su hija:

    • Si los padres establecen normas de disciplina es muy importante que las hagan explícitas, es decir, que la niña sepa exactamente qué es lo que se espera de ella.

    • Las instrucciones y respuestas verbales de los adultos han de ser breves, precisas y concretas.

    • La respuesta de los padres ante la violación de las normas ha de ser proporcional a la importancia de la infracción. Es aconsejable que, antes de responder, los adultos se detengan unos instantes a pensar y valorar desapasionadamente lo ocurrido.

    • Es conveniente que los padres respondan a los actos de indisciplina con comportamientos concretos y previstos. No es aconsejable que lo hagan con castigos físicos. Por el contrario, es muy efectivo en los casos de incumplimiento de responsabilidades, como, por ejemplo, no acabar una determinada tarea comprometida de antemano, que la niña pierdan algunos privilegios ya adquiridos.

    • Los castigos deben tener una duración limitada, no es útil prolongarlos sistemáticamente, pues son difíciles de cumplir, pueden originar en la niña ansiedad y sentimientos negativos.

    • Tratándose de una niña hiperactiva, no es aconsejable que los padres limiten las salidas de casa y los contactos con amigos.

    • Conviene establecer hábitos regulares, es decir, horarios estables de comida, sueño, para ver la televisión, hacer los deberes, etc.

    • Los adultos deben estar atentos y discriminar las señales que prevén la proximidad de un episodio de rabietas, desobediencia, rebeldía, etc.; de este modo, les será fácil controlarlo alejando a la niña de la situación conflictiva, facilitándole juguetes que le puedan distraer, etc.

    • Cuando la niña tiene que realizar tareas nuevas, es útil ensayar con ella para guiar su actuación.

    • Es esencial que los adultos adopten un enfoque positivo en sus relaciones con ella.

    • Conviene no olvidar los efectos del aprendizaje social. Los niños observan lo que ocurre a su alrededor y después reproducen los comportamientos aprendidos.

    ACTIVIDADES PARA REALIZAR CON INÉS

    La mayoría de las actividades propuestas están destinadas a que se realicen en familia, puesto que son actividades que cualquier niño puede realizar, sin ser hiperactivo.

    Creo importante que, asimismo, todas las actividades, talleres, juegos de desfogue... sean del agrado de la niña, ya que de esta forma, las realizará con más gusto y habrán más posibilidades de que se cumplan los objetivos.

    Actividades en casa: actividades para que logre concentrarse y estar tranquila. Estas actividades tienen que gustarle a la niña, para así conseguir nuestro objetivo:

      • Pasta de sal. Realización de figuras con la pasta de sal, con su consiguiente pintado con acuarelas.

      • Confección de collares de bolitas. Realización de “joyas” para sus muñecas, disfraces...

      • Maquetas sencillas de coches, aviones, barcos...

      • Practicar aeróbic en casa con su madre. Poniendo un vídeo en la televisión y siguiendo las instrucciones. Es conveniente que esta actividad la realice con su madre, y en su defecto, con alguien más para que no esté sola.

      • Puzzles. Una vez acabados los puzzles, se enmarcan y nos sirven de divertidos cuadros para adornar las habitaciones.

      • Taller de maquillaje, con la ayuda de su madre, aprender a pintarse para posteriores disfraces.

      • Taller de disfraces. Con retales de telas, cartones... confeccionar disfraces.

    Los talleres caseros serán cambiados cada cierto tiempo, puesto que si se repiten muy a menudo, la niña se aburrirá de ellos y volverá a perder la concentración durante la realización de éstos.

    Actividades al aire libre: estas actividades nos servirán para que, sobre todo los fines de semana y vacaciones que no va al colegio ni a las actividades extraescolares, se canse y de esta forma libere toda la energía:

    • Llevarla a un parque a que juegue: jugar con pelotas, hacer carreras de relevos... Esta actividad sería importante hacerla toda la familia junta, de este modo se conseguirá, además de que la niña libere una gran cantidad de energía, una mejor relación entre los miembros de la familia.

    • Llevarla a instalaciones para patinar, ya que le gusta mucho.

    • En verano, llevarla a menudo a la playa y a la piscina.

    Actividades extraescolares: estas actividades son del agrado de Inés, y están distribuidas de forma que la niña no se ve agobiada por ellas:

    • Gimnasia deportiva. En el colegio.

    • Clases de inglés. Academia de inglés.

    • Grupo Scout o grupo Excursionista.

    Ejercicios de relajación-autocontrol

    Voy a proponer varios ejercicios de relajación-autocontrol. Hay que tener claro que el niño hiperactivo no suele centrarse durante mucho tiempo en una misma tarea, debiendo ser ésta clara y fácil de ejecutar si queremos obtener un relativo éxito. Con estos ejercicios físicos y actividades busco incrementar la inhibición muscular, la relajación y aumentar el control corporal y la atención.

    Ejercicios de relajación

    La niña se tumba en una colchoneta y debe seguir las instrucciones que se le de, relajando los diferentes músculos del cuerpo. Se puede practicar el ejercicio en diferentes superficies (manta, césped...).

    Una variante del ejercicio anterior puede ser escuchar música, tendido sobre la colchoneta, sin moverse, combinando diferentes composiciones musicales (clásica, infantil, pop, reggae...)

    Ejercicios de control muscular

    La niña estará de pie, con las manos por encima de la cabeza, y moverá el cuerpo de un lado a otro. Se puede ensayar con los brazos por separado.

    Otro puede ser rodar el cuerpo sobre una superficie, ya sea colchonetas o césped. Se tumbará con los pies juntos y los brazos extendidos hacia arriba, desplazándose lentamente, en un sentido y otro.

    La técnica de la tortuga

    Esta es una técnica que puede ayudar la niña a autocontrolarse y reflexionar antes de actuar.

    La niña cierra los ojos, pega sus brazos al cuerpo, baja la cabeza y se repliega tal como una tortuga en su caparazón. Podemos motivarle a realizar el ejercicio contando una historia. Debemos enseñarle que, aunque no se dé cuenta ni ella lo haga intencionadamente, hay veces en las que su comportamiento molesta a los demás e, incluso, le perjudican a él mismo; ante esto hemos de reflexionar, de autocontrolarnos, y para ello deberemos convertirnos en tortuga.

  • Temporalización

  • Talleres en casa:

      • Pasta de sal. Varias sesiones de 30 minutos cada una.

      • Confección de collares de bolitas. Cada sesión puede durar 60 minutos.

      • Maquetas sencillas. Dividiendo la actividad en varios días, cada sesión durará 45 minutos.

      • Practicar aeróbic en casa con su madre. Fines de semana, festivos y vacaciones.

      • Puzzles. Varias sesiones de 30 minutos.

      • Taller de maquillaje. Sesiones de 45 minutos.

      • Taller de disfraces. Sesiones de 90 minutos muy espaciadas en el tiempo.

    Actividades extraescolares

    • Gimnasia deportiva. Lunes, Miércoles y Viernes, 90 minutos cada día.

    • Clases de inglés. Academia de inglés. Martes y Jueves, 60 minutos al día.

    • Grupo Scout o grupo Excursionista para los fines de semana. Actividades lúdicas en la Naturaleza.

    Actividades al aire libre: estas actividades nos servirán para que, sobre todo los fines de semana y vacaciones que no va al colegio ni a las actividades extraescolares, se canse y de esta forma libere toda la energía:

    • Salir a jugar al parque. Dos veces por semana, mínimo 30 minutos.

    • Patinar. Fines de semana, vacaciones y festivos. No menos de 45 minutos.

    • Ir a la playa y a la piscina. En verano. Esta actividad puede ocupar toda una mañana.

    Ejercicios de relajación-autocontrol. Sesiones de no más de 30 minutos cada una, tres veces por semana (La frecuencia se podrá ir reduciendo a medida que se noten las mejorías)

    - Ejercicios de relajación.

    - Ejercicios de control muscular.

    - La técnica de la tortuga.

    Las actividades que lo permitan, sobre todo las más orientadas a la atención, se irán incrementando en duración, hasta que la niña sea capaz de aguantar por lo menos una hora sentada atendiendo a las explicaciones de clase o realizando sus tareas para casa.

  • Recursos

      • HUMANOS:

    Familia:

    Deben tratar de fomentar la comunicación entre ellos y la niña. La familia, coordinada con el médico y los profesores, debe adoptar técnicas que le permitan mantener una posición flexible aunque no permisiva, sobre todo en épocas de exámenes.

    Profesores:

    • Para hacerse cargo de los posibles retrasos en su aprendizaje.

    • Los profesores han de estar informados del manejo de estos niños para así facilitar su aprendizaje y su integración con el resto de los alumnos. Entre las medidas que se suelen adoptar se encuentran éstas: ayudar al niño para que consiga acabar las tareas, hacerle escribir las consecuencias de una mala conducta antes de recriminarle, permitir que muestre sus habilidades delante de sus compañeros, proporcionarle un ambiente tranquilo y, si existiera en una misma aula más de un niño con hipertensión, separarlos.

    Psiquiatra: para el controlde la medicación que se le administra a Inés.

    Psicólogo o pedagogo: para orientar a los padres y profesores de Inés; cómo hay que tratarla.

    Especialistas en Entrenamientos Específicos: para llevar a cabo la enseñanza de habilidades atencionales y autocontrol del comportamiento.

    • MATERIALES:

    Talleres en casa:

    • Pasta de sal: pasta de sal, pinturas, pinceles y agua.

    • Collares de bolitas: bolitas de plástico e hilo de pescar.

    • Maquetas.

    • Aeróbic: vídeo de aeróbic.

    • Puzzles: puzzles, marcos de cristal para cuadros.

    • Taller de maquillaje: pinturas cosméticas.

    • Taller de disfraces: retales de ropa, ropa vieja, cartón, cuerdas...

    Actividades extraescolares

    Ante todo, la familia debe tener una situación económica con la que puedan permitirse apuntar a su hija a las actividades extraescolares. En este caso, la familia se lo puede permitir, ya que Inés acude a estas actividades desde que muy temprana edad. A pesar de esto, hay que tener en cuenta que las actividades que se realizan en el colegio suelen tener una cuota muy baja.

    • Gimnasia deportiva. Cuota de 6 euros al mes.

    • Academia de inglés. Cuota de 24 euros al mes.

    • Grupo Scout. Cuota anual de 125 euros.

    Actividades al aire libre

    • Salir a jugar al parque. Balones, cuerdas para saltar a la comba...

    • Patinar. Patines.

    • Ir a la playa y a la piscina.

    Ejercicios de relajación-autocontrol.

    • Toallas, mantas, esterillas de acampada.

    • Cintas de música.