Herencia biológica

Caracteres transmisibles. Factores hereditarios. Genes. Hibridación. Determinismo sexual. Leyes de Mendel

  • Enviado por: Almudena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica es el curso donde resolverás preguntas como...
Ver más información

¡Ejercicios resueltos de Derivadas de Funciones!
¡Ejercicios resueltos de Derivadas de Funciones!
En este curso de 7 horas, el profesor Willians Medina explica de manera impecable el tema de Derivadas de funciones,...
Ver más información


La herencia.

Todos los seres vivos, animales y vegetales, tienen la propiedad de transmitir a sus descendientes una serie de carcteres biológicos que les hacen semejantes a ellos.

A este conjunto de caracteres transmisibles a los descendientes es lo que se llama herencia biológica.

La genética es la ciencia que estudia los fenómenos de la herencia biológica y las leyes que los regulan.

Caracteres transmisibles por herencia.

Pueden ser de tres clases:

1° Caracteres específicos, es decir, propios de la especie biológica a la que

pertenece el individuo. Lo que hace que los hijos sean de la misma

especie que los padres.

2° Caracteres particulares, ya sea raciales, ya sea de un grupo más

restringuido de individuos, o bien exclusivos de los progenitores.

Son los más interesantes en genética.

3° Caracteres nuevos, es decir, caracteres que han aparecido

espontáneamente por primera vez en un individuo y que se transmiten

por herencia. A estas modificaciones se les llaman mutaciones.

Artificialmente se obtienen mutaciones que que pueden originar razas

nuevas.

Los factores hereditarios: Genes.

El único lazo material entre padres e hijos está constituido por los gametos. Son, por tanto, los gametos los portadores de la herencia.

Pero la célula-huevo que de ellos resulta es una célula ordinaria. Los caracteres que transporta están sólo en potencia o esbozo, y se llaman factores hereditarios o factores genéticos.

Los factores hereditarios se encuentran en los cromosomas y son unas partículas especiales submicroscópicas llamadas genes.

El conjunto de genes recibidos por un ser de sus progenitores se llama genotipo.

Y el conjunto de los caracteres que de ellos resultan y que se manifiestan en un individuo,fenotipo. Éste está muy influido por las circunstancias ambientales y de alimentación.

Especie y raza.

Cuando designamos a los seres vivos, designamos una especie, esto es, a un grupo de animales o plantas muy semejantes entre sí.

Una especie es un conjunto de seres parecidos entre sí, que provienen de un tronco común y que son capaces de reproducirse entre ellos indefinidamente.

En cambio, una raza es un conjunto de individuos de la misma especie pero que se diferencian por algunos caracteres poco importantes y que son transmisibles por herencia.

La hibridación.

La hibridación es la reproducción entre individuos de razas distintas. Los descendientes que resultan se llaman híbridos.

Se conocen las leyes que regulan la transmisión de los caracteres a los híbridos desde que Méndel enunció sus famosas leyes, completadas y ampliadas por los biólogos.

El procedimiento de hibridación, juntamente con el de selección (utilizar como reproductores tan solo los individuos que más se destacan por una cualidad),permiten mejorar los animales y las plantas.

Idea sobre el determinismo sexual.

Si los cromosomas de los gametos son los portadores de los caracteres biológicos que se transmiten a los descendientes, cabe pensar que tambien serán los causantes de uno de los caracteres más esenciales: el sexo.

En efecto, se ha comprobado con multitud de observaciones realizadas en muchos animales.

Además de los pares de cromosomas ordinarios (siempre tienen como número básico n y como número normal 2n), existen en las células un par de cromosomas especiales llamados heterocromosomas, distintos en las células masculinas y femeninas.

En el proceso de maduración de los gametos, hay una fase en que el número de cromosomas se reduce a la mitad (mitosis reductora). Entonces los dos heterocromosomas se van uno a cada célula. Por tanto, todos los óvulos tendrán un heterocromosoma X. En cambio las células masculinas llevarán el heterocromosoma X y otras el Y.

Al verificarse la fecundación podrán darse las combinaciones :

Óvulo con X + espermatozoide con X = XX (hembra)

Óvulo con X + espermatozoide con Y = XY (macho)

Hay las mismas posibilidades de que se produsca una pareja u otra. Por tanto habrá en las generaciones, aproximadamente, el mismo número de hembras que de machos.

LEYES DE MENDEL.

Son las leyes que regulan la transmisión de los caracteres biológicos por herencia. Fueron descubiertas por el agustino moravo Gregorio Méndel hacia 1.869. No se les dio importancia hasta principios del siglo XX, en que los botánicos Vries, Correns, etc, las pusieron de relieve.

Para estudiar las leyes de Méndel se cruzan individuos de dos razas que difieren en uno o en varios pares de caracteres. Cuando se cruzan forman la generación parental.

Los hijos se llaman híbridos y forman la primera generación filial: F1. Los hijos de estos forman la segunda generación filial: F2.

Si los padres solo difieren en un carácter, los hijos se denominan monohíbridos, si difieren en dos dihíbridos, etc.

P- PADRES aa AA razas puras u

homocigótico

2n

GAMETOS a a A A n

heterocigóticos

F1 Aa Aa Aa Aa o híbridos 2n

Ley de la uniformidad.

Si se cruzan razas puras, los híbridos de la primera generación filial son idénticos (tienen igual genotipo y fenotipo).

Carácter dominante es el que prevalece sobre el otro llamado recesivo.

Cuando los caracteres tienen la misma potencia presentan un fenotipo intermedio.

Ley de la disyunción de los genes antagónicos o alelomorfos.

Los genes o factores hereditarios antagónicos no se transmiten nunca juntos, sino separados.

Ley de la independencia de los

genes y su combinación al azar.

Cuando hay varios pares de caracteres, cada gen es independiente, y se disocia de su compañero al transmitirse por herencia, combinándose con los demás de todas las maneras posibles.