Hepatitis

Enfermedades infecciosas víricas. Prevención. Vacunación. Síntomas. Clases

  • Enviado por: Fonchi
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

Hepatitis B

EL PADECIMIENTO

La hepatitis B es una enfermedad engañosa. El virus que la produce es muy peligroso ataca al hígado, puede producir cirrosis y es responsable de la producción de cáncer hepático.

Hasta hace poco se creía que la hepatitis B se transmitía solo por la sangre, suero o plasma contaminados que penetran en el organismo. Sin embargo, actualmente se sabe que el virus puede también transmitirse por medio de otros líquidos orgánicos como la saliva, moco, semen y secreción vaginal. No obstante, la sangre infectada es todavía el medio más común de transmisión.

La enfermedad puede contraerse de diferentes maneras. Por ejemplo, las madres pueden transmitírsela a sus hijos en cuestión de horas o días, aunque el contagio es más frecuente de un niño a otro, contribuyendo a la elevada frecuencia del padecimiento en muchos países.

Sin embargo, en países industrializados la infección ocurre en épocas mas tardías de la vida. Toda persona en contacto regular con sangre u otros líquidos orgánicos o con portadores del virus están potencialmente en riesgo.

Los ataques de hepatitis B suelen dividirse en dos categorías, siendo las dos graves: Aguda y Crónica.

AGUDA Y DE LARGA DURACION

En el ataque agudo, el virus se multiplica en el hígado en aproximadamente uno a seis meses (promedio de tres meses). Los estados tempranos de la enfermedad suelen semejar influenza y la fase aguda se desarrolla en etapas que pueden variara de muy leves a graves. En algunos casos es mortal.

Los afectados por hepatitis B habitualmente se recuperan. Se requieren sin embargo de varias semanas antes de lograr la recuperación y de reiniciar las actividades normales.

En general, el pronostico de recuperación total (suponiendo que el padecimiento no tome un curso mortal fulminante); Está en relación al sistema inmunitario del paciente que entra en acción, produciendo anticuerpos para combatir el virus.

Esta respuesta inmunitaria desempeña un papel critico en el curso de la enfermedad. Cuando es la adecuada se elimina el virus y proporciona al individuo una inmunidad prolongada (quizá de por vida). Pero, una respuesta inadecuada inmunitaria, permite la multiplicación persistente del virus del hígado. Así, el sujeto se convierte en portador del virus, capaz de infectar a otros y corre el riesgo de desarrollar hepatitis B crónica, cirrosis y más tarde cáncer hepático.

CRONICA DE POR VIDA

La hepatitis B crónica tiene un rango de expresión clínica muy amplio. Suele ser sintomática, de modo que el paciente no siente dolor ni molestias. La mayoría ni siquiera sabe que alberga el virus hasta que la enfermedad progresa a la etapa terminal de cirrosis o cáncer hepático. Los afectados por hepatitis B crónica sintomática tienen 270 veces más probabilidad de desarrollar cáncer hepático que los no portadores.

La naturaleza variable de la enfermedad implica que los médicos se enfrenten a mas casos de hepatitis de los que diagnostican y su exposición a la infección es mas elevada de lo que se percatan.

ALGUNOS HECHOS

Aún cuando pocas personas de los países occidentales fallecen debido a la infección, cerca del 80% de casos de cáncer de hígado (hepático) se atribuye a la infección. Los recién nacidos expuestos al virus a través de sus madres al momento de nacer, suelen más tarde (a los 20 o 30 años de edad) presentar lesión hepática crónica y muchos mueren debido a cáncer hepático.

Una de cada diez personas expuestas al virus de la hepatitis B se convierte en portador de la infección. Algunos son más infecciosos que otros, lo que significa que sus líquidos orgánicos (sangre, orina, semen o saliva) contienen el virus y pueden transmitirlo a otras personas.

Aunque la hepatitis B, como el virus de SIDA, es más común entre homosexuales y drogadictos, también puede transmitirse entre personas heterosexuales. Esto significa que, durante el coito, varones y mujeres pueden infectarse con el virus, si la pareja es portadora del virus. Siendo infecciosos, pueden transmitir el virus a otras personas. De modo que en viajes, los encuentros sexuales ocasionales, no solo conllevan el riesgo de gonorrea u otras infecciones venéreas establecidas; pueden también llevar el peligro de hepatitis B o SIDA. Por lo menos, las personas que consienten aventuras sexuales durante sus viajes deben utilizar métodos anticonceptivos de barrera y considerar vacunarse contra la hepatitis B.

Aún cuando lo más común es que el virus se transmita por contacto directo con sangre o relaciones sexuales, existe la posibilidad de que ocurra entre miembros de una familia y niños que conviven durante largos periodos.

HECHOS Y CIFRAS

La hepatitis B se ha convertido rápidamente en uno de los principales problemas de salud publica en el mundo. Cálculos conservadores muestran que: Más de mil millones de personas han sido afectadas por el virus. Más de 200 millones de personas son portadores crónicos del virus. Cada año se registran 50 millones de casos nuevos.

Más de dos millones de personas mueren, anualmente debido al virus. En regiones de endemia intermedia, como Europa oriental, la región mediterránea, Unión Soviética, Oriente Medio y Latinoamérica, entre 20 y 55% de la población adulta ha estado expuesta a la enfermedad y de 0.5 a 7% son portadores. La infección en niños es más común en regiones de endemia intermedia que en las de endemia reducida, pero los ataques son leves y con menos frecuencia causa las molestias que presenta el paciente adulto.

Sin embargo, los niños afectados con hepatitis B tienen más probabilidad de convertirse en portadores y corren mayor riesgo de presentar, más adelante, cirrosis o cáncer hepático.

Hay otros grupos en riesgo que muestran, por su estilo de vida, una frecuencia elevada de infección. Es el caso de los recién nacidos con madre portadora y los familiares de pacientes que sufren o son portadores de hepatitis B.

PREVENCION Y VACUNAS DISPONIBLES

Se dispone ya de la primera vacuna humana a base de ingeniería genética, que ofrece una esperanza para controlar la hepatitis B.

La promesa de controlar este grave problema mundial se convierte hoy día en una realidad, gracias a la disponibilidad de esta nueva vacuna que representa un logro primordial en el desarrollo de la ciencia medica.

Esta vacuna a base de ingeniería genética ofrece una verdadera esperanza. Si bien no existe un tratamiento eficaz en contra de la enfermedad, el arribo de la vacuna a base de

ingeniería genética es la primera oportunidad real disponible para la prevención de la hepatitis B.

En contraste, a las vacunas derivadas de plasma que solo pueden producirse en cantidades reducidas, ya que el suministro potencial de ella esta limitado a la presencia de donadores que portan el virus infeccioso de hepatitis B en su sangre.

Esta vacuna posee ventajas importantes entre las que destaca que puede producirse en grandes cantidades, lo que aumenta en forma importante su existencia y disponibilidad, además de permitir que el producto se venda a menor precio.

Aunado a ello, la ingeniería genética proporciona además una vacuna segura; pura y eficaz, sin riesgo de otros contaminantes plasmáticos.

INTRODUCCIÓN:

La hepatitis es una infección viral que produce la inflamación del hígado, como

consecuencia de ésta se bloquea el paso de la bilis que produce el hígado al

descomponer la grasa, y se altera la función del Hígado de eliminar las toxinas de la

sangre, de producir diversas sustancias importantes y de almacenar

y distribuir la glucosa, vitaminas y minerales.

La infección está producida por varios tipos de virus y por ello se caracterizan la

hepatitis A, B y C.

Según el tipo de virus causante en cada caso.

En este tarbajo quize explicar lo que es la hepatitis con mucha más profundidad, los

tipos de hepatitis que existen, y cada una con sus caracteristicas específicas, y también

explicar lo grave que puede llegar a ser esta enfermedad, ya que hasta puede llegar a

ser mortal para el ser humano. En el mundo miles de personas han padecido esta

enfermedad ya que es altamente contagiosa, y también ha muerto mucha gente por

causa de ésta, ya que el virus puede atacar con mucha fuerza y ningún tratamiento

podría llegar a ser efectivo. A continuación está toda la información necesaria para

estar informados respecto a esta enfermedad, en algunos casos, gravísima

enfermedad.

Hepatitis A

La hepatitis A es una enfermedad del hígado.

La hepatitis hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente.

El cuerpo necesita que el hígado esté sano. Este órgano desempeña muchas funciones para mantener vivo al cuerpo. El hígado combate las infecciones y detiene las hemorragias. Elimina medicamentos, drogas y otras sustancias tóxicas del torrente sanguíneo. También almacena energía que puede usarse en caso necesario.

LA CAUSA

La hepatitis A es causada por un virus.

Un virus es un germen que causa enfermedad. (Por ejemplo, la influenza es causada por un virus.) La gente puede transmitir los virus a otras personas. El que causa la hepatitis A se llama virus de la hepatitis A.

COMO SE CONTRAE

La hepatitis A se propaga por medio de contacto personal con una persona que tiene la infección.

Se puede contraer la hepatitis A por medio de

  • comer alimentos preparados por alguien con la hepatitis A

  • beber agua contaminado por la hepatitis A (en los áreas del mundo donde el higiene o las condiciones sanitarias están malas)


QUIENES CONTRAEN LA ENFERMEDAD

Cualquier persona puede contraer la hepatitis A. Pero algunas personas son más propensas que otras:

  • las personas que viven con alguien que tiene hepatitis A

  • los niños que asisten a guarderías

  • las personas que trabajan en una guardería de niños

  • hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres

  • las personas que viajan a otros países donde la hepatitis A es común

SÍNTOMAS

La hepatitis A puede hacer sentir como si se tuviera la influenza.

Podría ser que:

  • sentirse cansado

  • tener náuseas

  • puede dar fiebre

  • pérdida del apetito

  • tener dolor de estómago

  • tener diarrea

Algunas personas presentan

  • oscurecimiento de la orina

  • excremento de color claro

  • color amarillento de los ojos y la piel

Algunas personas no presentan ningún síntoma.

TRATAMIENTO

La mayoría de las personas que contraen la hepatitis A se recuperan por sí solas en pocas semanas.

Puede ser que usted necesite reposar en cama durante varios días o semanas, y no deberá ingerir bebidas alcohólicas hasta que se recupere. El médico le puede recetar medicamentos para aliviar los síntomas.

COMO PROTEGERSE

Vacuna contra la hepatitis A

Una vacuna es una droga que se puede recibir cuando está sano que impide que una persona se enferme. Las vacunas le enseñan al organismo a atacar ciertos virus, como el virus de la hepatitis A.

La vacuna de la hepatitis A se aplica en inyecciones. Los niños pueden recibir la vacuna después de haber cumplido los dos años de edad. Los niños de entre 2 y 18 años de edad deben recibir tres inyecciones en el plazo de un año. Los adultos deben recibir dos o tres inyecciones en el plazo de 6 a 12 meses.

Es necesario que se apliquen todas las inyecciones para quedar protegido.

Hepatitis C

COMO SE CONTRAE

La hepatitis C se propaga por medio del contacto con la sangre de una persona infectada.

Se puede contraer hepatitis C por medio de:

  • compartir agujas para inyectarse drogas

  • pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada (el personal de hospitales puede contraer la hepatitis C de esta forma)

  • ser nacido de una madre que tiene la hepatitis C

  • hacerse un tatuaje o una perforación en alguna parte del cuerpo con instrumentos desesterilizados o sucios.

Raramente, una persona puede contraer hepatitis C por medio de

  • tener relaciones sexuales con una persona infectada, especialmente si usted o su pareja tiene otras enfermedades transmitidas sexualmente

NO puede contraerse la hepatitis C por medio de

  • darle la mano a una persona infectada

  • abrazar a una persona infectada

  • besar a una persona infectada

  • sentarse junto a una persona infectada


LOS SÍNTOMAS

Muchas personas con hepatitis C no presentan ningún síntoma.

Sin embargo, algunas personas con hepatitis C pueden sentirse como si tuvieran la influenza.

Así, podría ser que:

  • se sienta cansado

  • tenga náuseas

  • le dé fiebre

  • pierda el apetito

  • tenga dolor de estómago

  • le dé diarrea

Algunas personas presentan

  • oscurecimiento de la orina

  • excremento de color claro

  • color amarillento de los ojos y la piel

PRUEBAS PARA DIAGNOSTICAR LA HEPATITIS C

Para comprobar si se padece de hepatitis C, el médico hará pruebas de sangre.

Estas pruebas demuestran si se padece de hepatitis C y cuán grave es la enfermedad.

El médico puede hacer también una biopsia hepática.

La biopsia es una prueba sencilla. El médico extrae un pedazo muy pequeño del hígado por medio de una aguja. Ese fragmento de hígado se estudia en busca de signos de hepatitis C y daño del hígado.

TRATAMIENTO

La hepatitis C se trata con un medicamento llamado interferón solo o en combinación con la droga ribavirin.

Si se padece de hepatitis C durante muchos años, se podría necesitar cirugía. Con el transcurso del tiempo, la hepatitis C puede hacer que su hígado deje de funcionar. Si eso sucede, se necesitará un hígado nuevo. La operación se llama trasplante de hígado. Consiste en quitar el hígado propio lesionado y sustituirlo con otro hígado sano de un donante.

COMO PREVENIR

Se puede protegerse a sí mismo y proteger a los demás de la hepatitis C:

  • No compartir con nadie agujas para inyectarse drogas.

  • Usar guantes si tiene que tocar la sangre de otra persona.

  • No usar el cepillo de dientes o la máquina de afeitar de una persona infectada, o cualquier otra cosa que pudiera tener su sangre.

  • Si se hace un tatuaje o perforación en alguna parte del cuerpo, asegurarse de que ello se haga con instrumentos limpios.

  • Si se tiene sexo con varias personas, usar condón durante las relaciones sexuales.

  • Si tiene hepatitis C, no donar sangre o plasma, ya que la persona que la reciba podría infectarse con el virus.

Colegio

Juan Ignacio Molina

CONCLUSIÓN:

Podemos sacar por conclusiín que esta enfermedad denominada hepatitis es totalmente

tratable, pero en agunos caso puede llegar a ser mortal para el ser humano, dependiendo

del grado de avance y fuerza del virus.

La hepatitis A, B Y C son muy diferente ya que todas tienen una manera de contagio

Diferente.

La hepatitis A es la más común, que se contagia por medio de alimentos, estar en contacto con una persona infectada, beber agua infectada,etc.

La hepatitis B se contagia por medio de la sangre y también por medio sexual, puede producir cáncer al hígado.

La hepatitis C es la que se contagia por medio sexual, uso de agujas, tatuajes, etc.

Todos los tipos de esta enfermedad tienen un tratamiento especial, el método más

frecuente de prevenir la hapatitis es la vacunación. Son 3 vacunas: La primera dosis es el

día 1, luego viene la segunda que es un mes después, y por último la tercera dosis que es 6

meses despúes de la segunda.

Unas de mis fuentes de información fue la clínica del maule, en donde me dieron toda esta

información acerca de las vacunas y también me dijeron la importancia de estar vacunado,

por lo tanto es importante saber que los niños sobre todo menores de 18 años deben ser

vacunados, ya que estos son aún más débiles al virus que cualquier adulto.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Microsoft Encarta 2003®

  • Clínica del maule, Talca.

INDICE:

  • Introducción

  • Hepatitis A

  • Hepatitis B

  • Hepatitis C

  • Conclusión

  • Bibliografía