Heidegger

Filosofía contemporánea. Conocimiento. Arte. Realidad. Verdad. Existencialismo. Creación

  • Enviado por: Loro
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Antes de comenzar, me gustaría precisar algunos términos que son de gran relevancia para comprender el trasfondo de la lectura. En principio lo que Heidegger intenta hacer una filosofía del arte, lo que implica ya lógicamente un punto de vista filosófico, es decir, que no se inclina tanto por lo estético del arte, dejando de lado la parte de o bello, lo sublime y otros tantos valores atribuidos a la obra de arte. Heidegger lo que intenta es darle un sentido esencial, una definición utilitaria que, a través de un texto refinado, de gran valor lingüístico, no logra ser totalmente conciso, es decir, todo el tiempo está dando un poco de rodeos sobre el mismo principio, para después hacerlo más complejo de manera tal que no se puede llegar a concluir la idea de forma clara. Posiblemente parte de la riqueza de este texto radique en la cuestión formal, puesto que la parte teórica, lejos de ser comprensible, llega a ser en su mayor parte refutable o al menos en nuestro días , que el tiempo no permite tener la misma percepción del arte y mucho menos del mundo a través de ésta. Sobre esto hablaré más adelante.

Desde la definición o atributo que le da al arte mismo, se pueden encontrar algunas corrientes que van en contra. Es decir, para Heidegger a través del arte se conoce la verdad, el acontecer del mundo. O sea que, la obra de arte es parte del mundo al igual que los seres; ésta representa al mundo tangible y no solo a través de ella se le conoce, sino que también es parte se su ser, de su creación , que al mismo tiempo es su propia revelación de existencia. Por lo que la manera en que las cosas adquieren su ritmo , su lejanía , su creación, estrechez, es como el hombre adquiere su existencia como ser, como ente vivo. En contra de esto algunos autores han declarado que el arte no proporciona verdad alguna, como lo hacen la filosofía o la ciencia que consagran el conocimiento. A pesar de que el arte no sea estrictamente hablando una fuente de conocimiento, si puede a llegar a revelar cierta imagen del mundo. Con lo que ambas teorías tienen algo de refutable y de certero.

“la obra hace a la tierra ser una tierra” dice Heidegger, con lo que entendemos que la obra es el vehículo por el cual tendremos el brote de la verdad. Pero entonces surge la cuestión ¿qué es la verdad? Antes de contestar esto, creo que este es y ha sido un tema que seguirá siempre, pues es tan cambiante como lo marca el tiempo. Lo que me parece extraño es que si es este un término crucial en el texto de Heidegger es de pensar el por qué no hace una definición de éste. Lo que me hace reflexionar es que siendo un termino variable en cada época, el mismo autor cambia su propia percepción con respecto a esta. Pues si somos un poco analíticos, es evidente en su forma de abordar los temas. Veamos; de las primeras cosas que afirma es que la obra de arte existe de una manera tan natural como existe cualquier cosa en este mundo. Es decir, es parte de. ¿cómo si algo es parte de otro puede ser al mismo tiempo el revelador del segundo para después de nuevo conformar una totalidad ahora verdadera? Posiblemente sea solamente una cuestión de dialéctica. Pero veamos lo que es la verdad. En su definición se encuentra que la verdad es para referirse a una realidad, por lo cual, es más comprensible el rebuscamiento de Heidegger respecto a esto, pues algo verdadero se refiere a una realidad y consecuentemente de una realidad se dice que es verdadera. En propias palabras suyas, “En cuanto a tal es para nosotros lo existente en verdad. Es verdadero lo que corresponde a lo real, y real es lo que es en verdad. El circulo se ha cerrado nuevamente”. Comprendemos entonces cuando afirma que la obra de arte no es completa por si misma, no es real sino que lo será hasta relacionarse con el mundo que lo rodea:

OBRA MUNDO SERES

Queda entendido entonces que la obra es parte de un mundo conformado por cosas y seres que entienden la verdad de su realidad a partir de la obra que forma parte de su propio mundo, pues su función es revelar la entidad propia de la materia al mismo tiempo que trata de expresar un sentido espiritual. Lo que no queda claro es que la obra de arte es el producto de una creación y entonces, ¿cómo puede este determinarla (la creación) que es su propia causa? Es decir, que es parte de lago que no existe y lo crea para ser parte de este. Con esto es evidente el conocimiento de la filosofía Hegeliana. Pues recordemos que la suya es una filosofía de movimiento y de acción en la lógica , en la naturaleza y en el desarrollo del espíritu ; es una filosofía de identidad que piensa encontrar en un principio superior la unión de los opuestos y la estabilidad última de todo lo que se mueve, se altera y cambia. Como ya lo vimos antes, la esencia está en constante movimiento, la razón de la obra es tan cambiante como la creación de ser y como ser en creación. Es decir, la dialéctica Hegeliana es evidente.

Ahora, este movimiento está presenta también en la obra de arte, pues pone en operación la verdad del ente a través de su contemplación, llegando a un circulo vicioso.

Creación

Obra de Arte Verdad

Poesía

Lo que se tiene que lograr con esto es la desocultación del ente, que se revelará en la obra de arte, pero esto replantea un nuevo problema, ¿el ente es quien se revela ante la obra de arte o bien es el ente quien representa la obra de arte? Es algo que no podremos saber, pues al tratar éste de expresar un sentido espiritual, deja como consecuencia diversas posibles interpretaciones. Igualmente el ente tal cual , no es accesible a la razón, es decir su comprensión va más allá de nuestro propio entendimiento, y esto nos deja el trabajo de su propia esencia que es quien valida la obra.

Otro de los aspectos manejados por Heidegger respecto al tema es el de la cosidad. De importancia es saber que para el autor, el término de cosa es para denominar las cosas tangibles y las intangibles, es decir que con cosa también nombramos la nada, la muerte y el juicio final, que son las últimas. Así que “la obra de arte es una cosa en tanto que es un ente”. Pero esto no nos aclara la cosidad de la cosa. Pues cosa en el sentido amplio creemos que son las cosas de la naturaleza que tiene uso, obviando la cosa en esencia, como ente. Para dar el término de cosa son necesarias ciertas características, en donde se encuentran las propiedades que la cosa tiene, que convergen en la segunda característica que es la unidad de estas propiedades que forman el núcleo de la cosa, y como sustancia tendrá accidentes y tendremos la visión de las cosas en la naturaleza. Una vez más, Heidegger nos recuerda otros pensamientos, en este caso se puede hacer una analogía con el pensamiento Aristotélico en el que podemos decir que el ente se encuentra en potencia de ser una cosa para llegar

al acto de ser. Es decir, que la cosidad de la cosa en tanto que es ente, se puede definir según la filosofía de Aristóteles que está en movimiento pues está en acto de un ser en potencia en tanto que está en potencia. Me parece que solo así se podría comprender el constante movimiento de la cosa, de sus accidentes y de cómo regresa a su origen.

Para esclarecer un poco esta filosofía, es necesario que se conozca lo que Heidegger entiende y define por ente. Ha insistido que existe una diferenciación entre ser y ente. Antes que nada la lingüística juega un papel determinante, pues al cambiar artículos introductorios cambian totalmente el sentido de la palabra.

Sin tener en cuenta esto, parecería que Heidegger es demasiado redundante que habla sobre lo mismo sin llegar a absolutamente nada aclaro o bien que a lo que llega fue a lo mismo planteado en el principio. Pero no, con lo que se explica aquí se anulan sus múltiples rodeos. Podría parecer esto totalmente contrario a lo expuesto en un principio, pero no. Me explico, el hecho de que ahora se comprenda como puede utilizar tantas veces un mismo termino dándole vueltas y cambiando su percepción, no implica que la idea quede totalmente clara, además de que ésta de todos modos pudo ser abordada de una manera más breve y concisa sin tener que sondear tanto en aspectos que desconcentran al lector en minuciosidades.

Bibliografía

HEIDEGGER, Martín

Arte y Poesía

Ed. Fondo de Cultura Económica

México 1958

FERRATER, Mora Fernando

Diccionario de Filosofía Abreviado

Ed. Hermes

México, 1993

XIRAU, Ramón

Introducción a la historia de la Filosofía

ED. UNAM

México,1995

Ferrater, Mora Fernando. Diccionario de Filosofía abreviado. Pp.41

Ibidem. Pp. 61

Ibidem Pp. 65

Xirau, Ramón. Introducción al estudio de la filosofía.

Para Hegel la Dialéctica expresa y constituye la Naturaleza y la estructura de lo real y por ello , también constituye el modo de proceder del conocimiento y de acceder a la captación y expresión de lo real. Se cumple a través de tres pasos o momentos: 1. Tesis. Es una afirmación de algo, 2. Antitesis. Es la negación de la afirmación. 3. Síntesis. Es la superación de la Tesis y la Antitesis y es al mismo tiempo abolición y conservación de lo afirmado. ES la negación de la negación.

El traductor Samuel Ramos hace una nota aquí en donde aclara que el termino alemán utilizado por Heidegger es Dinheit, que es un sustantivo abstracto, y el lo traduce como cosidad para evitar expresiones redundantes.

Heidegger. Pp. 35

No es lo mismo decir “un ente” que “el ente”, el contenido cambia radicalmente y por tanto la misma palabra puede tener diversas acepciones dependiendo de la forma en que se encuentre dentro del texto.