Hardware

BIOS (Basic Input Output System). CPU (Central Process Unit). Digitalizador. Almacenamiento. ROM (Read Only Memory). RAM (Random Access Memory). Teclado. TrackBall. Ratón. Impresora

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

HARDWARE:

La informática, queramos o no, ha irrumpido ya de forma irreversible en nuestra sociedad. Palabras como "Windows", "RAM", "WinZip", "Voodoo" y otras, hasta hace poco tiempo sin sentido para la mayoría, están ahora en boca de profesionales, estudiantes, amos/as de casa, chicos y grandes. Todos parecen encontrar en un PC (PC = personal computer = Ordenador personal) su propia utilidad. Lo que para unos es una increíble ventana de ocio, para otros es una forma de potenciar su antiguo hobby con nuevas opciones de otro modo inimaginables. Eso sin olvidar su irrefutable papel en el campo profesional de los más dispares sectores.

Todo eso es verdad, ¿y qué?

Si bien es cierto la gran expansión que están teniendo los cursos, publicaciones, libros e incluso programas televisivos que nos intentan acercar a la arrolladora actualidad informática (siempre hablando con respecto al PC), no lo es menos el hecho de que ésta es una de las áreas de conocimiento que más confusión, falsos conceptos y, en definitiva, desinformación posee. ¿Y a qué puede ser debido?, se preguntará nuestro querido visitante.

A mi modo de ver, y siempre basándome en la experiencia personal, esto ocurre principalmente por una falta de base. Las publicaciones normalmente dan demasiadas cosas por supuestas; los libros no son siempre lo suficientemente consisos y la búsqueda de información concreta parece sólo ser útil para especialidades. Es decir, todo este exceso de información es la mayoría de las veces contraproducente y originan, pese a todo, conceptos confusos o equivocados en los usuarios. Además, esta confusión es algo que se promueve desde sectores interesados. Jergas, tecnicismos y falsas promesas son aprovechados opíparamente por algunos fabricantes y distribuidores de hardware y software que utilizan esa desinformación para crear falsas necesidades y valoraciones a favor o en contra de sus intereses.

Y, aun suponiendo que esté de acuerdo con eso, ¿por qué debería seguir leyendo?

Con este tutorial, y quien sabe si con otros sucesivos publicados en esta Web, tengo la intención de diseñar un manual muy básico, pero sobre todo muy sencillo, tratando lo que creo todos deberían saber con respecto -- en este caso-- al hardware de su PC. No profundizaré mucho en detalles (eso lo podrás encontrar en cualquier sitio), tampoco daré nada por entendido (de eso se trata), ni utilizaré vocabulario técnico (y si ello es necesario intentaré detallar antes suficientemente su significado). Como ves, esto no es un manual para profesionales o para aquellos que les gusta hacer ensayos quirúrgicos con su máquina. Es simplemente una batería de conceptos básicos, compacto y que trata de dotar al usuario medio de los conocimientos suficientes para poder conocer, ampliar y (sólo en algunos casos) reparar su PC.

Veremos un croquis muy básico de cómo funciona un PC. A continuación, descubriremos las características básicas de sus componentes incluyendo: cómo diferenciarlas, cómo hacer una buena compra y cómo solucionar los problemas más frecuentes que presentan. Si después de leer esto es capaz de hacerse una idea por sí mismo de lo que tiene, lo que hay en el mercado, y de reconocer qué es lo más interesante para sus necesidades me daré muy largamente por satisfecho.

Quizás uno de los conceptos que antes perdemos de vista al referirnos a un PC es el que éste no es, en sustancia, más que una máquina de gestión. Fue creado como tal, y pese a las modificaciones posteriores sigue fiel a su origen. En base, todo PC sigue este esquema escrupulosamente:

ENTRADA DE DATOS ------> CÁLCULOS O PROCESOS -------> MOSTRAR LOS RESULTADOS

Ampliando brevemente:

ENTRADA DE DATOS: Está claro que el PC es una máquina, y cualquier resultado (sea en forma de vídeo, audio, texto o cualquier otro) que nos muestre es como respuesta a unas órdenes previamente dadas y para las cuales el PC estaba preparado tanto para recibirlas como para procesarlas y dar una respuesta adecuada. Esto queda claro con el siguiente ejemplo: Si en el escritorio de Windows comenzamos a escribir nuestro nombre y apellidos a través del teclado, veremos que ocurre lo mismo que si se nos hubiera ocurrido silbarle una cancioncilla. Es decir, nada. Esto es así porque en principio el ordenador estaba esperando órdenes realizadas con el ratón, no con el teclado. Y por otro lado, porque tampoco tiene ninguna orden previamente programada (vinculada al programa que estamos ejecutando) que le indique como tiene que actuar en respuesta a que le escribamos nuestro nombre en esas condiciones. Por tanto, cualquier dispositivo preparado para enviar datos al ordenador, de forma que éstos sean reconocibles por él en algún momento (normalmente mediante la utilización de un software específico), son los llamados dispositivos o unidades de entrada. Entrarían, por tanto, entre ellos: el teclado (permite entrar datos en formato de texto), el ratón (posiciones de puntero), el micrófono (sonidos), etc. La entrada de datos también puede provenir de un programa que se está ejecutando, en tal caso, no hay interacción por parte del usuario.

CÁLCULOS O PROCESOS: De esta tarea se encarga lo que se conoce por CPU (CPU = Unidad Central de Procesos). Este elemento es el más importante y significativo de cuantos veremos. Esto es porque del tipo y calidad de la CPU depende la capacidad de nuestro PC y hasta su denominación descriptiva. Veremos esto más detalladamente a continuación. Las partes básicas de las que se compone la CPU son: la memoria, la unidad de control y la unidad aritmético lógica. Haciendo un recorrido por lo visto hasta ahora tendremos que: Introducimos un tipo de información mediante un dispositivo de entrada adecuado (por ejemplo, escribimos un texto con el teclado teniendo abierto el bloc de notas con un documento activo); los datos enviados por el teclado no son en origen letras y signos, sino solamente unos impulsos eléctricos que son enviados hacia la CPU en un formato reconocible por ésta. En su viaje los datos no llegan directamente a la CPU sino que son almacenados en principio en la memoria RAM en espera a ser reclamados por la CPU. Tras el tratamiento adecuado de estos impulsos, la CPU da la orden al programa adecuado (en este caso al bloc de notas y el propio Windows) de que muestre en pantalla los datos escritos; quedando éstos a su vez aguardando en la memoria en espera de nuestra decisión sobre su futuro (¿pasaremos el texto a negrita? ¿guardaremos el documento?, etc). Es decir, la memoria es como el almacén donde se guardan tanto los datos que entran, los que salen, y los que están en uso. Huelga decir la importancia, a la vista de su función, de tener la máxima capacidad de memoria posible y también de mayor velocidad de acceso. La unidad de control + unidad aritmético-lógica es el dispositivo, por tanto, encargado de realizar los cálculos pertinentes en cada momento y de dirigir el tráfico de datos entrantes y salientes. En realidad estamos hablando del microprocesador (486, Pentiums, K6-2, etc)

MOSTRAR DATOS: O sería más exacto decir: obtención de resultados. Dichos resultados proporcionados por la CPU como respuesta a unas órdenes en la entrada son transmitidas al dispositivo de salida correspondiente. Un mismo dato puede tener la opción de mostrarse por varios dispositivos de salida distintos. Como por ejemplo, en el caso anterior, podemos ver lo escrito en el bloc de notas en pantalla o también podemos decidir imprimirlo a papel. Aquí estaríamos redireccionando la salida hacia otro dispositivo de salida: la impresora. Otros ejemplos serían: los altavoces, un plotter (impresora específica para dibujos de gran precisión), etc.

La comunicación entre los dispositivos de entrada, los de salida y la CPU se realiza mediante los puertos. Un puerto tiene siempre la función de servir de via de acceso a y desde la CPU. Las características específicas que diferencian a cada tipo (serie, paralelo, USB, etc) son relativas a: su velocidad, su compatibilidad, su fiabilidad, etc. Evidentemente no todos los dispositivos necesitan acceder de la misma forma a la CPU.

Me estoy perdiendo...

Paso a paso iremos ampliando la información y todo se irá aclarando. No obstante he aquí un pequeño esquema de recapitulación:

FUNCIÓN

EJEMPLO

DISPOSITIVOS INVOLUCRADOS EN EL EJEMPLO

DISPOSITIVOS DE ENTRADA

Enviar datos

Escribimos un texto a través del teclado con un documento de Bloc de notas activo

Teclado

CPU

Recoge dichos datos y los procesa

Recibe los impulsos enviados por el teclado y los transforma a caracteres ASCII (formato entendible por el programa Bloc de notas)

CPU y memoria

DISPOSITIVOS DE SALIDA

Recibe los resultados

El Bloc de notas recibe la información de salida y la transforma en caracteres legibles en el monitor

Monitor

Este esquema está muy simplificado, y no pretende como es lógico, representar la secuencia real de procesos que se dan en un PC. La cual es mucho más compleja y sujeta a diversos condicionantes.

Los dispositivos de entrada, como hemos visto, tienen una función determinada: suministrar datos a la CPU. Veamos los más importantes:

Es quizás el periférico al cual se presta menor atención. Y no hay razón para este desaire ya que es un dispositivo esencial y frente al que se pasan muchas horas.

teclado

Siendo esto así, elegir un teclado de calidad repercutirá también en el rendimiento de nuestro trabajo, sobre todo si éste está basado en el procesador de textos.

Las características principales que describen un teclado son las siguientes:

Sistema de conexión: Esta puede ser mediante AT (o DIM de 5 pines): un conector redondo del tamaño de un pulgar; PS-2(o Mini-DIM): parecido al anterior pero más pequeño de diámetro; o USB, es un nuevo sistema de conectividad que permite instalar y desinstalar periféricos "en caliente" (sin apagar el ordenador). Hay otros, pero estos son los principales. Debemos elegir el sistema adecuado para poder conectar el teclado a nuestra placa. Existen en venta, no obstante, adaptadores entre DIM a Mini-DIM y viceversa.

¿Mecánico o membrana?: El teclado mecánico basa el mecanismo de pulsación de las teclas en unos muelles o resortes. Los de membrana utilizan para este fin un sistema parecido al de los mandos a distancia de las TV. Es decir, una membrana de plástico realiza el contacto y vuelve a la tecla a su posición inicial. Esta característica hace al teclado mecánico más robusto y resistente, pero también de tacto más duro.

Diseño: Los teclados ergonómicos, con hot-keys (teclas de acceso rápido configurables), con mini-joystick, etc; son elecciones disponibles en el mercado las cuales solo hay que valorar si su precio es acorde con nuestras necesidades.

Posibles problemas: Si nuestro teclado no responde debemos verificar que la conexión es firme y que el cable no está deteriorado. Algunos teclados antiguos poseen un interruptor el cual debemos accionar en un sentido u otro dependiendo de si usamos un PC XT (8086 y 8088) o AT (286 y superiores). Si lo que fallan son sólo algunas teclas, el problemas quizás radique en la suciedad acumulada o el vertido de algún fluido sobre el teclado. La teclas pueden quitarse y limpiarse fácilmente. Si el problema persiste quizás el error sea interno, del conector o incluso de la propia placa. Otro caso es cuando el monitor representa letras o caracteres distintos a los que estamos escribiendo: casi con total seguridad el problema es que no tenemos configurado en nuestro Sistema Operativo el idioma del juego de caracteres.

A tener en cuenta:

Sistema de conexión: Vale lo dicho para los teclados. También es frecuente la conexión al puerto serie.

Tecnología utilizada: Aquí podemos diferenciar: ratones mecánicos, son los más comunes, la guía del puntero se realiza mediante una bola que se desliza sobre unos ejes; ópticos, utilizan tecnología óptica, lo que los hace más precisos; opto-mecánicos, un híbrido. Existen otras tecnologías, pero mucho menos utilizadas.

Diseño: También encontramos los que apuestan por la ergonomía, los colores y formas originales, etc. Dentro de este periférico podemos diferenciar los Track-ball: dispositivos de puntero ideales para los que no disponen de mucho espacio de escritorio. En ellos, en vez de desplazar el ratón sobre una alfombrilla, el movimiento se realiza girando una bola o rodillo sobre un eje fijo.

Número de botones: Dos o tres. Con dos normalmente es suficiente. El tercero (central) normalmente es configurable y se utiliza en contadas aplicaciones. También los hay con botones laterales, ruedas, etc. Si esto es útil o un engorro es algo que deberá valorar el usuario.

Posibles problemas: Algunos ratones necesitan la instalación manual por parte del usuario de su software específico para funcionar, sobre todo bajo entornos que no sean Plug and Play. Si se ha utilizado adaptadores para la conexión, por ejemplo DIM a serie, debemos asegurarnos mediante la lectura atenta del manual que el dispositivo soporta dicha posibilidad. La suciedad o los elementos extraños pueden igualmente influir en el rendimiento de este dispositivo.

joystick

Sistema de conexión: Van conectados al puerto juegos de la placa, al de la tarjeta de sonido, al puerto o puertos de una tarjeta de juegos, o eventualmente, al puerto serie o paralelo. Aunque la opción del puerto de la tarjeta de sonido es con mucho la más utilizada por ahorro de recursos.

Tecnología: Aquí dependiendo del tipo de joystick que estemos hablando (palanca, joypad, volante, etc) la tecnología utilizada es variopinta. A pesar de ello es útil optar por mandos robustos y que ofrezcan buen soporte de software. Los basados en tecnología digital son ideales para los que requieran precisión en sus "batallas" particulares :)

Muchos joystick permiten de forma sencilla y simplemente mediante el uso de un cable especial (en forma de Y), la utilización de dos dispositivos simultáneos. Gran cosa para compartir la acción con amigos/as.

Posibles problemas: Lo más frecuente son los provenientes de la mala configuración del software. Estos dispositivos necesitan ser instalados y calibrados mediante los programas incluidos antes de poder ser utilizados.

scaner

Un escaner es un periférico el cual nos permite digitalizar imágenes o texto con el fin de pasar esta información a un fichero, normalmente con el fín de modificarlo o almacenarlo en soportes de alta capacidad.

A tener en cuenta:

Sistema de conexión: Lo más extendido es conectarlos al puerto de impresora y ésta, a su vez, al escáner. Con lo que con el uso de un sólo puerto tendremos dos dispositivos. También existen otras opciones, como la conexión a puerto SCSI o USB.

Sistema de escaneo: Los escáners de sobremesa permiten tratar imágenes provenientes de libros o revistas. Los de rodillo o las impresoras convertidas a escáner (mediante la utilización de un cabezal especial) tienen el inconveniente de limitar nuestro trabajo a documentos que puedan pasar por su torno. Los escáners de mano son muy versátiles pero también poco útiles para trabajos que requieran gran resolución.

Resolución: Hay en el mercado gran oferta en capacidad de resolución. Esto afecta a la calidad con la que podremos obtener el documento resultante. Ésta se mide en dpi (dot per inchs = puntos por pulgada, también ppp). Es frecuente encontrar información sobre la resolución real y la resolución por interpolación (mediante software), las cuales no son comparables y deben tenerse en cuenta a la hora de elegir varias ofertas. No obstante hay que tener en cuenta que para cualquier usuario normal o semi-profesional, un escáner de gama media-baja es más que suficiente, ya que éstos ofrecen resoluciones superiores a las que nuestra memoria RAM puede soportar (y también nuestro disco duro).

Capacidad de escaneo: Los escáners de sobremesa y rodillo normales aceptan tamaños de hasta DIN A4 o folio. Otros tamaños mayores requerirán escáners especiales.

El número de pasadas de foco necesarias o el ruido, puede ser otro factor a tener en cuenta.

Posibles problemas: Una vez más debemos asegurarnos que nuestro escáner está bien conectado al puerto correspondiente, y que dicho puerto es el mostrado en el software de diagnóstico. Los drivers de configuración deben estar correctamente instalados y quizás sea necesario reiniciar el equipo. Un escáner necesita una toma externa de tensión, verificar ésta. Algunos escáners pueden apagarse y encenderse mediante los programas suministrados, verificar esta posibilidad.

Cd-Roms

La unidad de Cd-Rom, así como los DVD, son la única respuesta al aumento de tamaño que en los últimos tiempos han experimentado los programas. Prácticamente toda la información electrónica se distribuye ya en Cd-Roms y la caída de precios de las unidades grabadoras de este soporte lo han hecho aún más popular. Siendo esto así, el lector de Cd-Roms es un dispositivo imprescindible en cualquier PC.

Sistema de conexión: Lo habitual es a puerto IDE (como los discos duros), pero también podemos encontrarlos a puerto SCSI e incluso externos a puerto paralelo. Ver si disponemos de un puerto libre adecuado y, en el caso de los internos, de hueco en la caja para alojarlo, es lo primero que deberemos averiguar.

Tiempo medio de acceso (TMA): Es el tiempo, medido en milisegundos, que tarda como media la cabeza lectora en situarse en un punto concreto del disco. A menor tiempo, lógicamente, más efectividad y velocidad en la lectura de datos.

Velocidad: Medida en kilobytes por segundo (Kb/s), nos indica la velocidad máxima de transferencia de datos. La transferencia de un Cd-Rom x1 es 150Kb/s. Tomando eso como referencia podremos averiguar fácilmente qué nos indica las unidades llamadas x2, x4, ...., x40. Efectivamente hay que multiplicar el número entero por 150 y tendremos la velocidad de transferencia máxima de nuestra unidad. Cuanto más rápida, menos tardará en leer una cierta cantidad de datos. Eso sí, en unidades muy rápidas debemos asegurarnos que el nivel de ruido durante el funcionamiento es aceptable.

Memoria buffer: Indica si la unidad dispone de una cantidad de memoria donde almacena datos que después serán reclamados por el microprocesador, acelerando así su lectura. Mejor si tiene, y cuanta más, mejor.

Compatibilidad de formatos: Pese a lo que pueda parecer a simple vista, no todos los Cd-Roms están grabados en el mismo formato. Un compacto musical, un programa o un DVD pueden tener aspecto parecido pero no contienen lo mismo ni todos los lectores son capaces de reconocerlos y leerlos. Cualquier unidad moderna podrá leer la mayoría de los formatos; no así si disponemos de una con más de 2 o 3 años de antigüedad.

Posibles problemas: Las unidades de Cd-Rom internas, como los discos duros, van conectados al cable IDE que le comunica con la placa base. Dicho cable tiene, por norma general, capacidad para dos dispositivos, con lo que éstos deben ser configurados al instalarse de modo que indiquemos a la placa cual de los dos dispositivos será el maestro y cual el esclavo. Esta denominación no expresa más que la necesidad por parte de la placa de diferenciar ambos dispositivos con el fin de poder referirse a uno u otro. Se denomina maestro al dispositivo situado en el extremo del cable IDE, y esclavo al que quedaría en medio, entre la placa y el extremo. Si ésta configuración no es correcta, la placa no reconocerá adecuadamente los dispositivos. Dicha configuración se lleva a cabo mediante jumpers o interruptores manipulables. La instalación correcta del software y la firmeza del conector de corriente (proveniente de la fuente de alimentación de la caja) son otras medidas a tomar en cuenta.

Aquí tenemos grandes conocidos como:

Monitor

La compra de un monitor nunca debe parecernos una cosa baladí. Resulta curioso ver como, en ocasiones, se ofertan ordenadores montados con magníficas configuraciones basadas en el hardware más actual y sin embargo incluyen (¿con intención de no engordar el ya por sí abultado precio?) un monitor de bajas prestaciones. A pesar de que poco a poco el usuario medio es cada vez más exigente y conocedor de sus intereses, no es extraño conocer a alguien que prefiere disponer de una flamante Voodoo 3 y un monitor "barato". Esto es un grave error.

¿Qué tiene de malo tener una Voodoo 3? ein? (yo la tengo)

:-P. Tener una Voodoo 3 no tiene nada malo, el error está en la desidia mostrada por el monitor. El monitor es, sin duda alguna, el dispositivo que más afecta a nuestra salud. Queramos o no, cada día pasamos un número diferente de horas a un palmo de una pantalla, a una resolución mayor que la de nuestra televisión del salón. ¿Qué piensan nuestros ojos de esto? No piensan nada, los ojos no piensan, pero si lo hicieran estarían bastante preocupados por el tema. La tecnología utilizada para proteger esos dos preciados bienes nunca está de más. Los monitores no entrelazados, sin parpadeos, etc son casi un estándar ya. Pero no siempre fue así, y todavía hay monitores que no cumplen esas exigencias. Por otro lado un monitor que ofrezca buena resolución, el tamaño adecuado y una aceptable pureza de color pueden influir de forma determinante en nuestro rendimiento de trabajo, sobre todo si nos dedicamos al diseño o retoque fotográfico. También en los juegos el papel de monitor es crucial. De nada sirve una buena tarjeta gráfica sin un monitor que acepte la resolución y millones de colores que ésta nos da.

Tras este alegato en favor del subestimado monitor, veamos las características a tener en cuenta para una buena compra:

Tecnología: Tubo de rayos catódicos, lo normal; o cristal líquido, lo normal en portátiles y monitores ultramodernos de pantalla plana. También debemos prestar atención a otras características relacionadas como si el tubo es Trinitron (mas caro pero de mayor pureza de color). En la elección debe primar el estudio de nuestras necesidades y también de nuestra economía.

Resolución máxima: Indica a la máxima resolución (en ppp, puntos por pulgada) que puede trabajar el monitor, lo cual como vemos no depende sólo de la tarjeta gráfica. Cuanta más mejor.

Tamaño: Medido en pulgadas (= 25,4 mm) se refiere a la diagonal, es decir, la distancia entre una esquina y su opuesta. El tamaño es importante sobre todo cuando se trabaja con varias aplicaciones a la vez o cuando utilizamos programas que a su vez abren otras muchas ventanas (programas de diseño). También si por cualquier otra necesidad necesitamos una pantalla que sirva también para presentaciones o reproducción de vídeo. Un monitor de 15 pulgadas es una buena opción para el usuario medio, a partir de ese tamaño los precios se disparan.

Tamaño del punto: Llamado también dot pich. Se refiere al diámetro, medido en mm, de los orificios por los cuales pasan los rayos catódicos. A menor tamaño, más definición tendrán las imágenes vistas en pantalla. Lo normal es 0,25 - 0,28.

Baja radiación: Como su nombre indica define que existe una baja emisión, por parte del tubo, de radiaciones electrostáticas y electromagnéticas. Sin ésta característica la única solución será utilizar un buen filtro de pantalla o un parche para cada ojo.

MultiSync (Multifrecuencia): Si nuestro ordenador es MultiSync podrá adaptarse automáticamente (o manualmente) a diferentes modos de vídeo o resoluciones. Con ello, junto con el control digital de la imagen, podremos utilizar siempre todo el tamaño de pantalla.

Otros aspectos como los monitores multimedia (con micrófono y altavoces incorporados), pantallas planas, el diseño, etc. Deberán tenerse en cuenta dependiendo de las necesidades.

Posibles problemas: Los más frecuentes son los relacionados con configuraciones gráficas no soportadas por nuestro monitor. Si tenemos una tarjeta que nos permita altas resoluciones, por ejemplo 1600x1200 algo normal ya, pero nuestro monitor no lo permite, entonces la pantalla puede quedar totalmente negra o verse de forma distorsionada. La única solución es volver a una resolución aceptada.

Impresora

Un elemento casi obligatorio si se posee un ordenador es una impresora. ¿Quién no tiene que imprimir alguna vez un curriculum, una carta o una foto molona? Claro que también hay quien imprime una carta al mes y quien imprime 1000 al día. Hay quien busca resolución fotográfica y quien nunca imprime en color. Para eso está la variedad. No me gustaría pecar de pesado, pero vuelvo a lo mismo: las necesidades propias de cada uno. Preguntémosnos cuál va a ser el uso que le daremos a este dispositivo. ¿Necesitamos realmente que imprima con calidad fotográfica? ¿Verdaderamente es importante que sea capaz de realizar 15 páginas por minuto? ¿Nos vale la pena pagar más por una láser? Veamos qué hay que tener en cuenta:

Tecnología: Hoy día lo más extendido son las impresoras de inyección o láser. Pero también nos podemos encontrar con más de las que creemos de las de tipo aguja. Las impresoras de aguja imprimen como una máquina de escribir. Es decir, por contacto de unas piezas metálicas (agujas) con una cinta impregnada de tinta y el papel. Sus inconvenientes es que son ruidosas, de baja resolución y no muy limpias. ¿Ventajas? Puedes encontrar alguna de segunda mano casi gratis. Y si total, sólo la quieres para imprimir el borrador de tus apuntes de derecho.... :) Las de inyección, como su nombre indica, funcionan por inyección directa de la tinta al papel (eso sí, a una ínfima distancia). Poseen resoluciones casi fotográficas y son mucho más silenciosas que las anteriores. Los inconvenientes son sobre todo el alto precio de los cartuchos de tinta, en ocasiones de escándalo. Las impresoras láser, pese a ser la opción más cara en principio, es la más recomendada para los usuarios que necesiten imprimir gran cantidad de documentos ya que el precio por una impresión de buena calidad es bastante bajo.

Resolución: Indicada en ppp (puntos por pulgada) o matriz de puntos (puntos ancho x puntos largo). A mayor resolución, más calidad podríamos llegar a obtener en nuestras impresiones.

Admisión de papel: Debemos fijarnos tanto en el tamaño del papel con el que es capaz de trabajar; como si admite modo vertical o apaisado; si posee alimentador de hojas automático y de qué capacidad; y si admite sobres, etiquetas y papeles especiales.

¿Color?: No todas las impresoras pueden imprimir a color. Algunas necesitan la compra adicional de un cartucho de color que no viene incluido en el precio. También no todas ellas poseen la misma calidad de impresión a color. Es algo que deberemos valorar.

Tamaño y diseño: No todas son iguales, pero su formato exterior no es lo único que las diferencia. Una impresora muy pequeña puede ser una magnífica solución a la falta de espacio o como compañera de un equipo portátil. Sin embargo, suelen tener un gran gasto en consumibles debido a que como los cartuchos de tinta también son pequeños se gastan rápidamente y por su peculiar formato reducido normalmente valen más que los otros (que de por sí ya son caros)

Consumibles: Quizás el aspecto que el usuario doméstico más debería mirar con lupa. Los precios de los consumibles: cartuchos, toners, etc, pueden resultar un gran handicap a la hora de decidirnos. Ciertas marcas venden impresoras baratas pero con un gasto en consumibles superior a sus competidores (bien sea porque consumen más o porque el precio es mayor). Si no queremos llevarnos un susto de cuidado debemos elegir impresoras con consumibles baratos y fáciles de encontrar en los comercios. No teniendo esta precaución nos puede salir cuenta comprar una impresora nueva cada vez que se nos gaste la tinta :-P

Velocidad de impresión: Número de páginas por minuto, contando siempre conque la prueba se realiza con un DIN A4 completamente escrito por una cara. Normalmente veremos la velocidad en B/N y color. Cuanto más rápido mejor, pero no deberíamos desembolsar una gran cantidad de dinero sólo por esto.

Posibles problemas: Sirve lo dicho para el escáner. Pero precisamente los usuarios con escáner e impresora conectada a éste deben tener en cuenta que las más de las veces hay que tener el escáner encendido para poder imprimir. Algunas impresoras necesitan necesariamente cables de doble flujo para funcionar. ¿Está el puerto correcto especificado en el software de diagnóstico? ¿Están correctamente instalados los cartuchos? Revise esos puntos.

¿Y los dispositivos que pueden enviar y recibir datos, como por ejemplo un disco duro?

Definiciones:

Hardware: Se refiere a todos los aparatos, tarjetas (circuitos impresos electrónicos), y demás objetos físicos de los que está compuesto un PC. (pe: el monitor, una tarjeta de sonido, el ratón, la disquetera, etc)

Software: Es, por contra, los programas utilizados para sacar el rendimiento a dicha configuración de hardware. Y los cuales tienen una función específica para lo cual fueron creados. Así hay programas de contabilidad, diseño, dibujo, ajedrez, juegos, sistemas operativos, etc.

El hardware y el software están, por tanto, interelacionados entre si. Ya que no todo el hardware funciona con cualquier software; ni todos los programas pueden funcionar bajo cualquier plataforma de software. Es más, lo contrario en ambos casos es lo normal.

Periférico: Dispositivo de hardware externo a la caja que alberga la placa, micro, discos duros, etc. Los periféricos se comunican con la CPU mediante cables de datos conectados a puertos. Los puertos se dividen en diferentes clases en base a características de conectividad, velocidad de acceso y compatibilidad. De este modo diferenciamos los puertos serie, paralelo, SCSI, USB, etc.

SCSI: Sistema de conexión de periféricos, discos duros y cd-roms que utiliza una tecnología de gran solidez y velocidad. El avance de esta tecnología nos permite diferenciar ya entre los progresos: SCSI, SCSI-II y UltraWide SCSI.

USB: Novísimo sistema de conectividad de periféricos con la características de permitir hasta 256 dispositivos conectados simultáneamente y la desconexión e incorporación de nuevos dispositivos "en caliente" (sin necesidad de apagar el ordenador)

Sistema operativo: Programa que sirve de intermediario entre la máquina y el usuario y que permite la ejecución de otros programas bajo su entorno y dirección. Un sistema operativo controla el hardware presente y lo pone a disposición de los programas. También permite realizar tareas rutinarias de mantenimiento y puesta a punto del sistema (formatear, fijar fecha y hora, etc). Algunos sistemas operativos son dependientes del hardware y otros funcionan en diversas configuraciones totalmente distintas. Ejemplos de sistemas operativos son Windows 98, MS-DOS, Linux, Windows NT, Unix...

Plug and Play: (= Conectar y listo). Los dispositivos con tecnología Plug and Play son automáticamente reconocidos por el sistema, el cual se reconfigura para dar alojo al nuevo dispositivo. Si son necesarios drivers (software de control) el sistema informará al usuario de ello y finalizará dotando al nuevo dispositivo de los recursos de sistema necesarios para su funcionamiento.

Driver: (=conductor). Es un programa o controlador que acompaña a un dispositivo de hardware. Suministrado por el fabricante, tiene como función asegurar la compatibilidad, el buen funcionamiento y el uso de las carácterísticas que dicho dispositivo ofrece. Un driver normalmente está desarrollado para un sistema operativo específico y no funcionará bajo otros entornos, con lo cual debemos asegurarnos al instalarlo que disponemos de la versión correcta.

Jumpers: . Instrumentos de metal recubierto de plástico o algún material aislante que tienen como objeto puentear dos contactos para permitir el cierre de un circuito. Jumpear equivaldría a unir las puntas de dos cables, mientras que quitar dicho jumper o puente separaría dichas puntas dejándolas aisladas entre sí.