Habitos nocivos: Alcohol

Adicciones. Alcohol. Jóvenes. Delincuencia. Bebidas alcohólicas

  • Enviado por: Nuria
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 24 páginas
publicidad

ÍNDICE

PÁGINA

HISTORIA 3/4

¿QUÉ ES EL ALCOHOL? 5/6

¿QUÉ ES EL ALCOHOLISMO? 6/7

TRATAMIENTO 7/8

ALCOHOL Y CRIMINALIDAD 8/9

EL ALCOHOL Y LOS JÓVENES 9/10/11/12/13/14

10 COSAS QUE TODO EL MUNDO

DEBE SABER SOBRE EL ALCOHOL 14/15/16

INTOXICACIÓN AGUDA POR

CONSUMO DE ALCOHOL 17/18/19/20

BEBIDAS ALCOHOLICAS 21/22/23/24

HISTORIA

En nuestra sociedad no existe la conciencia de que el alcohol pertenece a un grupo de sustancias que se llaman drogas.

El comienzo del alcohol lo podemos cifrar en el quinto milenio a.J.C. Ya se sabe por pinturas rupestres que se recogía miel y que se almacenaba. Por tanto se puede suponer que en un momento determinado esta miel fermentó y que alguien la probó y le gustó. Suponemos que la miel fermentada resultaría más agradable al paladar si se le añadía agua.

Cuatro mil años a.d.J.C. se cita la cerveza en un texto egipcio, se tomaba con cañas ya que no se filtraba y contenía granos de la fermentación, flotando en su superficie.

En la Biblia, las menciones al alcohol son abundantes.
Tres mil años a.d.J.C, primero los griegos y después los Romanos, ya conocían el cultivo y recolección de la vid.

En el Código Hammurabi, se habla de las bebidas embriagantes, de las tabernas y de lo que ocurre en su interior. Los propietarios y vendedores eran mujeres.
Los árabes en el año 800d.de J.C. descubren la destilación del vino y obtienen bebidas de más alto contenido en alcohol. Recordemos que las palabras alambique y alcohol, son de origen árabe. En España es Ramón Llull (1233-1315) el primero que describe el proceso de la destilación del alcohol. No hay que olvidar que en el siglo VII Mahoma prohibió a sus discípulos el consumo del vino.

En la Edad Media el vino está en poder de la Iglesia y sólo los obispos y los monasterios son los que controlan el vino.
En el siglo XIV el alcohol es una sustancia importante, se usa como disolvente en la preparación de perfumes, es un medicamento, tiene un uso religioso, produce dinero, etc. Desde el momento en que se descubren los destilados y su capacidad de ser trasladados de un lugar a otro, a diferentes temperaturas, con abundantes trasiegos, el alcohol se encuentra en cualquier sitio y es asequible a toda la sociedad, ya que comienza su comercialización.

Cuando Colón llegó a América, en su tercer viaje, en 1498 le fue ofrecido para beber chicha, que es una cerveza de maíz.
En el siglo XVII comienza la comercialización del vino.

Hasta el año1857 no se descubre la fermentación, fue Pasteur quien descubrió los microorganismos.

En 1918 se prohíbe en EEUU el consumo y la venta de alcohol con más de un 0´5% de alcohol. Esta ley fue denegada en 1933.
En el siglo XIX se produce un incremento notable del consumo de alcohol debido fundamentalmente a la mejora en la comercialización del alcohol y a la revolución industrial.

¿QUÉ ES EL ALCOHOL?

Según el Diccionario General de la Lengua Española (Vox) es alcohol es:

m. Galena. 
Polvo negro que para sombrear los ojos usaron las mujeres. 
QUÍM. Compuesto de carbono, hidrógeno y oxígeno que deriva de los hidrocarburos al ser sustituidos uno o varios átomos de hidrógeno por otros tantos hidroxilos (OH). El nombre científico de los alcoholes termina en -ol: metanol, butanol, pentanol, etc.; ~ amílico, líquido incoloro, aceitoso, de olor fuerte y desagradable, que contiene en su molécula cinco átomos de carbono (v. amilo) ~ metílico (metanol), CH;i3OH, el que se obtiene por destilación de la madera a baja temperatura; líquido incoloro, que se emplea para desnaturalizar el ~ etílico. 
Por antonomasia y por tradición se llama alcohol al ~ etílico (etanol o espíritu de vino), C;i5H;2OH, líquido incoloro, de sabor urente y olor fuerte agradable. Se obtiene por destilación de productos de fermentación de sustancias azucaradas o feculentas, como uva, melaza, remolacha, patata. Forma parte de numerosas bebidas (vino, aguardiente, cerveza, etc.) y tiene muchas aplicaciones industriales: ~ absoluto, el que está completamente desprovisto de agua; ~ desnaturalizado, el etílico mezclado con ciertos productos que le comunican sabor desagradable y lo inutilizan para la bebida, pero no para sus aplicaciones industriales; ~ de madera, el que se obtiene por destilación de la madera; ~ neutro, el etílico de 96 a 97 grados, que se emplea para la crianza de vinos y en la fabricación de licores; ~ vínico, el etílico producido por destilación del vino. 
Bebida que contiene este hidrocarburo: el abuso del ~ perjudica a la salud.

¿QUÉ ES EL ALCOHOLISMO?

Alcoholismo: Abuso de bebidas alcohólicas. Conjunto de efectos morbosos debidos al abuso de bebidas alcohólicas.

El alcohol, en dosis pequeñas, estimula el sistema nervioso y produce una euforia anormal. Efectos que han sido utilizados por el hombre desde antigua (parece que ya se conocían bebidas alcohólicas en la época neolítica). Sin embargo, en dosis mayores la acción del alcohol sobre el sistema nervioso es depresora, especialmente de al corteza cerebral, por lo inhibe las funciones superiores y libera las más primitivas que estaban inhibidas por aquéllas; es decir el mecanismo d acción es idéntico al de las sustancias que provocan anestesia. El resultado de la ingestión de dosis elevadas de alcohol es el estado de embriaguez (alcoholismo agudo); ésta se caracteriza por síntomas d e orden neurológico (embotellamiento de las funciones sensitivas, trastornos de habla que llegan a la incoherencia, ataxia o falta de coordinación de los movimientos con la típica “marca del borracho”, etc.) y otros de orden psicológico que se concentran en confusión mental y conducta impulsiva, que puede ser peligrosa.

El abuso crónico del alcohol llega a producir lesiones degenerativas del sistema nervioso y de otros órganos (cirrosis hepática, polineuritis), que son causa de algunos cuadros clínicos con personalidad nosológica propia. El alcoholismo crónico lleva consigo fenómenos de habituación similares a los de las toxicomanías y degrada en conjunto la personalidad del individuo, por lo que constituye un verdadero problema médico y social, que está planteando cada vez con caracteres de mayor gravedad. Los psiquiatras están de acuerdo en que la habituación al alcohol se da en personalidades neuróticas que buscan en al acción estimulante y euforizante del mismo una falsa superación de sus conflictos psicológicos inconscientes y de su sentimiento de inseguridad.

Conviene distinguir entre los bebedores ocasionados, llamados también bebedores sociales porque recurren al alcohol como medio de facilitar las relaciones sociales, porque recurren al alcohol por medio de facilitar las relaciones sociales, y los habituales. En estos últimos, suele desarrollarse cierto grado de tolerancia, que explica que no sufran a veces estados de intoxicación aguda, pero los efectos degenerativos, del tóxico suelen ser en ellos mucho más acentuados, y en los casos crónicos pueden llegar incluso a la demencia alcohólica.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la intoxicación aguda moderada consiste en la cesación total de la ingestión de alcohol y la administración de café muy cargado o fármacos estimulantes. En los casos más graves hay que atender especialmente a la rehidratación del paciente y a la administración de sustancias que protejan contra los efectos tóxicos (vitaminas de la serie B) y, si la agitación es intensa, de sedantes. Para el tratamiento del alcoholismo crónico se recurre frecuentemente a las curas de deshabituación basadas en al creación de un reflejo condicionado consistente en que la ingestión de alcohol quede mentalmente asociada a la imagen de una reacción desagradable. Para ello se utilizan eméticos (apomorfina) u otras sustancias (disulfiram) que, inmediatamente después de ingerir alcohol, provocan enrojecimiento de la cara, nauseas y estado colapsiforme, que puede llegar a ser peligroso. Los resultados obtenidos con esta técnica de condicionamiento suelen ser transitorios. Para conseguir resultados más duraderos hace falta actuar sobre el fondo neurótico del alcohólico, ayudándolo a comprender y superar sus conflictos inconscientes por medio de la psicoterapia o el psicoanálisis. Parecen mostrarse especialmente útiles las psicoterapias de grupo, en las cuales el paciente pueda compartir sus experiencias con otros alcohólicos o con ex alcohólicos. En tal sentido es muy alentadora la experiencia de los Alcohólicos Anónimos.

ALCOHOL Y CRIMINALIDAD

El alcoholismo es una de las causas más frecuentes de la criminalidad. Interesa su estudio, además de al médico, al moralista y al sociólogo, al jurisconsulto, en cuanto ha de determinar la responsabilidad que cabe atribuir a la persona que lo padece. La penalística moderna sintetiza en tres los aspectos de la correlación entre el alcohol y el delito: 1) actuación inmediata del alcohol sobre el sujeto, dando lugar a una criminalidad alcohólica directa; 2) actuación mediata sobre el bebedor y su familia, originando una criminalidad alcohólica indirecta; 3) actuación biopsicologica del alcohol sobre los descendientes del bebedor, que depara una criminalidad por degeneración alcohólica. La moderna psiquiatría considera al alcoholizado como sujeto irresponsable si está en fases avanzadas de la psicopatía, o presa de delirio o de la locura alcohólica. Ante su extraordinaria difusión se intentó durante algún tiempo sancionar este vicio con diversas penas, especialmente con la prisión, pero los perniciosos resultados de este sistema aconsejaron su abandono. En muchos países se opta por un sistema de internamiento temporal decretado por las autoridades judiciales: Gran Bretaña, Noruega, Suiza, Alemania, Italia, Polonia, Uruguay, Perú. En España, durante la II República, se subsumieron dentro de la eximente de locura las situaciones propias del alcoholismo crónico. La ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970 dispone el internamiento de ebrios y toxicómanos habituales en centros de rehabilitación.

EL ALCOHOL Y LOS JOVENES

Con frecuencia leemos en la prensa noticias sobre adolescentes intoxicados por consumir alcohol, fiestas estudiantiles en las que se premia al joven que más copas sea capaz de beber, incidentes y disturbios provocados por las protestas de jóvenes ante el adelanto del horario de cierre de los bares o establecimientos que invitan a copas a los chavales que presenten sus boletines de notas con suspensos.

No cabe duda que la presencia casi constante de estas noticias en los medios de comunicación y la realidad constatable por cualquiera de nosotros una tarde-noche en las zonas de ambiente juvenil de nuestras ciudades, son elementos que crean una gran sensación de alarma social y desconciertan a padres y educadores.

"Los jóvenes beben. Beben mucho y de forma incontrolada. Cada vez son más jóvenes cuando empiecen a ir de bares. Se emborrachan todos los fines de semana y no parece importarles nada más".

Este tipo de afirmaciones se escuchan a menudo en las conversaciones entre adultos, rodeadas de un sentimiento de incomprensión hacia esa manifestación social de rebeldía. Pero, realmente, ¿qué está sucediendo con los jóvenes de nuestro país?.

Los diversos estudios realizados en estos últimos años indican que, efectivamente, los jóvenes beben de un modo diferente al que los hacían sus padres, y que esta forma de beber preocupa por su falta de autocontrol. Por un lado, la edad de inicio en el hábito de beber socialmente ha ido bajando hasta situarse en los 14-16 años. Este dato en sí mismo ya es preocupante porque en nuestro país esta prohibida la venta de alcohol a menores de 16 años.

Estos mismos estudios indican que la cantidad promedio de alcohol consumida semanalmente por nuestros jóvenes está cercana a los límites que se consideran peligrosos para la salud, siendo además que este consumo se centra casi exclusivamente en los fines de semana y se hace de una manera compulsiva, muy rápidamente. Ellos mismos, en sus reflexiones, muestran su desorientación ante la falta de regulación familiar y social que perciben, en la ausencia de referencias externas que les permitan establecer sus propios límites en su conducta personal.

No es de extrañar esta situación en una sociedad como la de este fin de siglo, donde la satisfacción inmediata de todos nuestros deseos, la competitividad y el éxito económico son los valores en alza, convenientemente pregonados por la publicidad y los medios de comunicación.

Por otra parte, la industria de producción y venta de bebidas alcohólicas  ven en esta desorientación de los jóvenes, una ocasión de oro para realizar una política comercial bastante agresiva que podemos comprobar en la profusión de publicidad en prensa y radio juvenil y en las estrategias comerciales de venta.

Además de esto, nuestros jóvenes disfrutan en general de una capacidad económica bastante mayor que la que tenían sus padres a la misma edad, lo que hace posible un mayor consumo y movilidad, en muchas ocasiones en vehículos particulares, con el consiguiente riesgo de accidentes de tráfico. No en vano, uno de cada tres muertos en accidente de tráfico es menor de 25 años, y el consumo de alcohol es la primera causa de muerte por accidente en conductores de 18 a 30 años.

No es de extrañar esta situación en una sociedad como la de este fin de siglo, donde la satisfacción inmediata de todos nuestros deseos, la competitividad y el éxito económico son los valores en alza, convenientemente pregonados por la publicidad y los medios de comunicación.

Por otra parte, la industria de producción y venta de bebidas alcohólicas  ven en esta desorientación de los jóvenes, una ocasión de oro para realizar una política comercial bastante agresiva que podemos comprobar en la profusión de publicidad en prensa y radio juvenil y en las estrategias comerciales de venta.

Además de esto, nuestros jóvenes disfrutan en general de una capacidad económica bastante mayor que la que tenían sus padres a la misma edad, lo que hace posible un mayor consumo y movilidad, en muchas ocasiones en vehículos particulares, con el consiguiente riesgo de accidentes de tráfico. No en vano, uno de cada tres muertos en accidente de tráfico es menor de 25 años, y el consumo de alcohol es la primera causa de muerte por accidente en conductores de 18 a 30 años.

INFLUENCIA DE LAS EDADES Y LOS HORARIOS EN EL CONSUMO DE ALCOHOL EN

JÓVENES DE 14 A 18 AÑOS. ENCUESTA SOBRE DROGAS A POBLACIÓN ESCOLAR 2000.

Jóvenes de 14 años:

18% de los jóvenes de 14 años llega a casa después de las 12h. de la noche. Esto

representa un total de 62.579 en toda España.

Entre éstos se incrementa un 50% el riesgo de consumo habitual de alcohol en comparación

con los jóvenes que regresan antes de media noche.

De igual modo, los que regresan después de las 12h. duplican la posibilidad de

emborracharse alguna vez e incrementan un 90% las borracheras habituales.

Jóvenes de 16 años:

El 35 % de los jóvenes de 16 años regresa a casa después de las 12 h. de la noche, lo que

representa aproximadamente unos 155.141.

Entre éstos el consumo habitual es un 35% más elevado que entre los que regresan antes

de las 12h.

Igualmente el haberse emborrachado alguna vez se incrementa un 58% y las borracheras

habituales lo hacen dos veces y media más.

Jóvenes de 18 años:

Un 50 % de los jóvenes de 18 años regresa a casa después de las 12h. de la noche, lo que

representa una estimación de 250.361.

El consumo habitual se multiplica por dos veces y media entre los jóvenes que regresan

después de las 12h. de la noche. También se multiplica por dos veces y media la

probabilidad de haberse emborrachado alguna vez y crecen un 28% las borracheras

habituales.

CONCLUSIONES:

1- Cabe concluir que la barrera de las 12h. de la noche marca un punto de inflexión en el

que se disparan los riesgos de consumo habitual y las borracheras de los adolescentes.

2- Con el incremento de edad crece lógicamente el número de consumidores y de

borracheras alguna vez en la vida, pero decrece el consumo compulsivo y las borracheras

habituales. Por lo tanto, podemos afirmar que, a mayor madurez, más control. Y, del mismo modo,

a edades más tempranas, mayor probabilidad de consumos problemáticos.

3- En torno a los 15 años se producen los mayores incrementos en el consumo de alcohol:

así, entre los 14 y los 16 años se duplica el consumo habitual de alcohol (del 30% al 65%) y las

borracheras habituales se multiplican por tres (del 8% al 24%).

4- Consecuentemente, se constata que al año y medio del primer contacto con el alcohol

(situado en los 13,6 años) los riegos se han multiplicado por más del doble. De aquí la importancia

de retrasar las edades de inicio al consumo de alcohol.

10 COSAS QUE TODO EL MUNDO DEBE SABER SOBRE EL ALCOHOL

1. El alcohol se extrae de la fermentación de diversos frutos y plantas. Incluye el vino, cerveza, licores,...

2. Es una de las drogas de uso más antiguo y amplia aceptación en la cultura mediterránea. Por sus efectos, está clasificada como droga depresora del Sistema Nervioso Central.

3. El alcohol es una droga con alto poder adictivo, si bien la amplia tolerancia social y su fácil adquisición la convierten en una sustancia 'doméstica', con presencia constante en nuestra cultura occidental. Legalmente no se puede vender bebidas alcohólicas a menores de 18 años.

4. El consumo de alcohol se mide en Unidades de Bebida (UB). Una UB es equivalente a 8-10 gramos de alcohol puro.

  • Caña de cerveza/sidra = 1 UB

  • Copa de vino/cava = 1 UB

  • Copa de coñac/brandy = 2 UB

  • Whisky/Vodka/combinado = 2 UB

  • Vermouth/Jerez = 1 UB

5. Las autoridades sanitarias consideran que el límite de peligro en la ingesta de alcohol está en 30 gramos de alcohol al día (aproximadamente 3 UB) y 210 gramos a la semana (21 UB) para los hombres; y en 20 gramos de alcohol al día (2 UB) y 140 gramos a la semana (14 UB) para las mujeres

6. La tasa de alcohol en sangre puede variar en relación al peso del sujeto, estado de salud, rapidez de las tomas, si van acompañadas de comida, etc. Para conseguir que la tasa de alcohol en sangre sea la menor posible en cada momento se recomienda no hacer una ingesta mayor de 1 UB a la hora (El alcohol se metaboliza, se elimina, a una velocidad de 0,1 gramos de alcohol por cada kilo de peso y hora).

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS Y DAÑOS ASOCIADOS AL USO DE ALCOHOL?

7. Las patologías que pueden tener relación con el abuso de alcohol son:

ð Músculos: miopatía aguda o crónica

ð Sistema Nervioso: poli neuropatía alcohólica, neuritis óptica, encefalopatía de Wernicke, psicosis de Korsakov

ð Estómago/Esófago: gastritis crónica y aguda, reflujo gastroesofágico, pirosis y vómitos, carninoma esofágico

ð Cardiovascular: hipertensión arterial, arteriosclerosis, mío cardiopatía alcohólica

ð Hígado: esteatosis hepática, hepatitis alcohólica, cirrosis alcohólica

ð Páncreas: pancreatitis aguda y crónica

ð Intestino: Deficiencias nutricionales, cuadros diarreicos y de mala absorción

ð Genitales: disminución de la libido, impotencia, atrofia testicular, infertilidad

8. A nivel comportamental el consumo de alcohol se ha comprobado que origina una gran violencia y agresividad que se manifiesta en riñas callejeras o en violencia intrafamiliar.

9. El alcohol actúa 'inhibiendo al inhibidor' de tal forma que cuando se actúa bajo sus efectos es muy probable que no se adopten las medidas preventivas al tener relaciones sexuales (uso de preservativo), con lo cual aumenta el riesgo de infección por el VIH.

10. El consumo de alcohol está asociado a conducción temeraria e imprudente, por lo que muchos accidentes de tráfico se deben a que los conductores habían bebido por encima de los niveles tolerados por las leyes.

INTOXICACIÓN AGUDA POR CONSUMO DE ALCOHOL

El alcohol es, sin duda, la droga que más muertes ocasiona cada año. A las defunciones derivadas de los trastornos y las enfermedades que produce, añadiremos que el alcohol es el responsable del 30% al 50% de los accidentes mortales de tráfico. De hecho, el alcohol constituye la primera causa de mortalidad de los jóvenes entre diecisiete y veinticuatro años.

La intoxicación aguda por la ingesta de alcohol se conoce popularmente como borrachera.

Síntomas:

  • Euforia (desinhibición producida por su efecto depresor sobre el Sistema Nervioso Central, que hace disminuir el nivel de consciencia y de autocontrol).

  • Cambios bruscos de humor.

  • Dificultad de concentración, coordinación y pronunciación.

  • Agitación y trastornos del equilibrio.

  • Confusión.

  • Descoordinación psicomotriz (dificultad para realizar movimientos con precisión).

  • Alteraciones de la marcha (incapacidad de andar en línea recta).

Actuación:

Los efectos inicialmente desinhibidotes hacen que la persona tenga mucha menos percepción del riesgo, cosa que, juntamente con la disminución de los reflejos y la descoordinación psicomotriz, puede dar lugar a accidentes de todo tipo. Si asociamos el consumo de alcohol con drogas estimulantes puede generar conductas violentas en personas previamente predispuestas.

En la tabla siguiente, veremos la evolución de los síntomas que produce el consumo de alcohol, según los índices de alcoholemia*.

  • La actuación de un socorrista ante la intoxicación aguda por alcohol ha de estar encaminada a proporcionar al intoxicado un espacio físico seguro y libre de peligros, y a controlarle las constantes vitales.

  • Se ha de tener en cuenta que ante un grado de alcoholemia de 0'8 g/l. por ejemplo, hay que esperar seis horas para conducir un vehículo, tiempo que dependerá si el intoxicado estaba en ayunas, de su peso corporal y del sexo.

Es totalmente falso que:

  • Un café reduzca los efectos del alcohol.

  • Una ducha mejores los reflejos.

  • Beber agua disminuya los efectos del alcohol.

  • Emitir gran cantidad de orina elimine el alcohol.

  • El vómito elimine el alcohol de la sangre.

  • Se pueda beber más alcohol si se come mucho.

Todas estas acciones dan una sensación de mejora momentánea, pero no eliminan el alcohol de la sangre.

Sobredosis por ingesta de alcohol

Si la alcoholemia pasa de 3g/l, la persona entra en coma y puede morir por colapso y parada respiratoria.

Actuación:

  • Conseguir ayuda médica y el traslado urgente al hospital.

Si la víctima está CONSCIENTE:

Hablar con la persona para evitar que se duerma. Controlar las constantes vitales. Es muy importante estar atento al nivel de consciencia y a la respiración, porque son los dos parámetros que se alteran primero.

Proporcionar al intoxicado un espacio físico seguro y libre de peligros.

Podemos provocar el vómito si no han pasado más de dos horas de la ingesta. Esto no elimina el alcohol ya absorbido.

Si está INCONSCIENTE pero mantiene las constantes vitales, ponerlo en posición lateral de seguridad y estimularlo dolorosamente.

Si está INCONSCIENTE y no mantiene las constantes vitales, realizar el soporte vital básico. Investigaremos qué tipos y cantidad de drogas ha tomado, interrogando a las personas que lo rodean o mirando en el entorno próximo.

*

Alcoholemia

(gramos de alcohol por litro de sangre)

Efectos

Ejemplos para:

Hombre de 88 Kg

Mujer de 55 Kg

0,15

- Disminución de reflejos

- Disminución de reflejos

0,20

- Dificultad para mantener la conducción rectilínea

- Falsa apreciación de las distancias

- Hombre: una consumición en ayuno o dos

- Mujer: una o dos consumiciones en ayuno

0,30

- Subestimación de la velocidad

- Perturbación de los movimientos

- Hombre: una o dos consumiciones en ayuno

- Mujer: una consumición comiendo

0,50

- Euforia

- Disminución de la percepción del riesgo

- Incremento del tiempo de reacción

- Hombre: tres consumiciones comiendo

- Mujer: dos consumiciones comiendo

0,80

- Perturbación general de la conducta

- Hombre: cuatro consumiciones en ayuno

- Mujer: dos consumiciones en ayuno o tres comiendo

1,20

- Fuerte fatiga y pérdida de visión

- Hombre: cuatro consumiciones en ayuno

- Mujer: dos consumiciones en ayuno o tres comiendo

1,50

- Embriaguez notoria

- Hombre: siete consumiciones en ayuno

- Mujer: cuatro consumiciones en ayuno o cinco comiendo

3

- Se presenta un estado de apatía que se convierte en coma a partir de cuatro o cinco gramos por litro de sangre

5,5

- Muerte por afección del sistema nervioso central (cerebro).

Una consumición corresponde a diez gramos de alcohol puro que entra en la sangre.

Algunas equivalencias:

- Un vaso de cerveza de 4 a 6º - Dos vasos de vino de 12º

- Una copa de champaña de 12º - Una copa de coñac de 38º

- Medio cubalibre de 38º - Medio whisky de 43º

Si se quiere calcular la cantidad de alcohol ingerido:

Gramos de alcohol = cm3 de bebida alcohólica x grado x 0,8/100.

BEBIDAS ALCOHOLICAS

El alcohol etílico es el componente psicoactivo fundamental de las bebidas alcohólicas. Los grados representan el porcentaje de este compuesto que está presente en un líquido. De este modo, si un vino tiene 12º quiere decir que contiene un 12% de es sustancia. Aunque son muy variables tanto en el olor como en el sabor, las bebidas pueden clasificarse en tres grupos:

CLASIFICACIÓN DE LAS BEBIDAS ALCOHÓLICAS

MÁS FRECUENTES

Bebidas fermentadas (5º-15º)

Vermús y aperitivos 16º-24º

Cava 12º

Vino 11º-12º

Cerveza 4º-5º

Sidra 3º

Bebidas destiladas (25º-60º)

Ron 40º-80º

Whisky 40º-50º

Coñac 40º

Ginebra 40º

Vodka 40º

Anís 36º

Pacharán 28º

Bebidas alcohólicas sin alcohol (0.5º-1º)

Cerveza sin alcohol 0.8º-1º

Las bebidas fermentadas.

Este proceso químico se produce cuando se dejan reposar determinados vegetales y frutas de gran contenido en glucosa durante un periodo de tiempo largo y a una temperatura apropiada. En estas circunstancias algunos microorganismos que se encuentran en el aire y en la superficie de la fruta transforman la sacarosa en alcohol. Por lo tanto, la fermentación espontánea de cualquier líquido azucarado conduce a la obtención de una bebida fermentada.

Las más consumidas en nuestro país son el vino de la mesa(11º-12º), la cerveza(4º-5º) y la sidra(3º). Los vinos aperitivos, como los vermús, oscilan entre una graduación de 18º a 24º, y se forman a base de añadir al vino, sino que también otras sustancias vegetales amargas o estimulantes.

Las bebidas destiladas.

Se obtiene cuando se hierven las bebidas fermentadas. Al eliminarse por el calor parte de su contenido enagua, se eleva la graduación de alcohol. Así se fabrican los licores, que suelen oscilar entre 25º y 50º, a los que se suelen añadir algunas sustancias acompañantes (aromas, azúcar o agua) para que sean más suaves y agradables al paladar. Son, además, el ingrediente principal de los combinados y cócteles.

Entre las más consumidas se encuentran el whisky(50º), la ginebra(40º), el ron(40º.80º), el coñac(40º), el anís(36) y el pacharán(28º). También hay bebidas más purificantes, como ciertos rones o aguardientes, que sobrepasan una concentración de alcohol del 50%.

Las bebidas alcohólicas sin alcohol.

Se trata de algunas cervezas y, en menor frecuencia, vinos o aperitivos que se anuncian como consumiciones carentes de este compuesto pero que, sin embargo, tienen un contenido alcohólico de 0,8º a 1º. Por ejemplo, tres latas de cerveza sin alcohol equivalen a un vaso de vino o a medio whisky.

El mayor o menor efecto de una bebida sobre el organismo depende de su graduación, de la cantidad tomada, del momento del día en que se consuma (en las comidas o fuera de ellas), de la mayor o menor costumbre que se tenga, así como de las circunstancias físicas (salud, lugar, uso asociado con otras drogas o fármacos) y psicológicas (estado de ánimo, expectativas y compañía) que se posean. Por otra parte, la acción del alcohol varía según sea su forma de consumo. En concreto, la tendencia actual a beber cubalibres o combinados, responde a dos motivos fundamentales: potenciar el efecto el alcohol gracias al CO2 presente en estas bebidas y facilitar su tránsito por el aparato digestivo.

LÍMITES DE RIESGO DEL CONSUMO MÁXIMO DE ALCOHOL

Tipo de consumo

Población

Cantidad

Seguro

Hombres

Mujeres

0-40 gramos/día

0-20 gramos/día

Arriesgado

Hombres

Mujeres

41-60 gramos/día

21-40 gramos/día

Perjudicial

Hombres

Mujeres

Más de 60 gramos/día

Más de 40 gramos/día

2